El Muro de Berlín

Se cumple este año el 30 aniversario del acto de defunción del socialismo. Su cuerpo yace en avanzado estado de putrefacción bajo una de las placas de cemento del ominoso Muro de Berlín derribado el 9 de Noviembre de 1989 por pueblos en busca de su libertad, asqueados del sometimiento y el empobrecimiento del sistema socialista. Ha sido la caída de este muro la confirmación evidente del colapso socialista, del fracaso absoluto de su tiránico sistema y la más clara e irrefutable demostración de su fracaso productivo, gestor de la inevitable miseria de todos y de cada uno de los pueblos donde se instaló y de los pocos lugares donde aún apenas persiste.

Absolutamente todos los intentos socialistas condujeron y conducen al mismo resultado final, destrucción, pobreza, hambrunas, servidumbre, terror, muerte, violaciones de los más elementales derechos humanos. El fracaso es inherente a la naturaleza del socialismo, demostrado científicamente en vida de Karl Marx por la escuela austríaca que paralizó a Marx en su tentativa de continuar con el segundo tomo de El Capital. Los hechos, la realidad, son evidencias científicas irrefutables y contundentes.

No hay un solo lugar donde el socialismo no haya significado represión y pobreza.

El socialismo murió con el colapso de la URSS, treinta años atrás, con el derribe del Muro de Berlín. Para entonces ya eran cenizas los socialismos alemán (nazismo) de Hitler y el fascista de Mussolini. Y en menos de un año, en Octubre 3 de 1990, la Alemania Oriental soviética socialista se derrumbó siendo rescatada por la Alemania Occidental liberal.

También en 1989 el despótico y momificado socialismo de la familia Castro cumplía treinta años de socialismo, censura, represión y pobreza, que persiste hasta el presente preservando su tiranía en su paupérrimo islote, sostenido por la asistencia económica de la dupla Chávez-Maduro a costa de la caída de bienestar del pueblo venezolano y alimentado por la persistente naturaleza imperialista de los resabios comunistas de la Rusia actual, económicamente bastante liberalizada y únicamente socialista en lo político para garantizar la perpetuidad en el poder de los inevitables megalómanos que el socialismo atrae como la miel a las moscas. El brote socialista venezolano y su actual condición socio-económica, es la más viva demostración de las trágicas consecuencias que implica un vuelco hacia la implantación de esta destructiva doctrina.

Es también una clara demostración de la anacrónica condición pensante de los socialistas la devoción que sienten y tienen por su símbolo, esa cruz formada por un martillo y una hoz, herramienta propia de tiempos medievales.

En un mundo como el actual, donde la nueva juventud ama y preserva su libertad individual, que disfruta de un inalienable derecho a pensar, decidir y actuar en comunidades libres donde no se acepta ni tolera la censura ni la agresión ideológica, una sociedad en la que se goza de la libertad que los medios de comunicación, de movilidad y de producción desarrollados por el pujante capitalismo liberal (internet, celulares, medios informáticos de todo tipo, cosechadoras robotizadas, etc.), resulta asombroso y ridículo que alguien pueda reverenciar como símbolo una cruz con una herramienta anacrónica, de épocas feudales, que les es desconocida.

Nadie reniega ya -ni siquiera los aturdidos socialistas- de los logros del capitalismo liberal, el de las libertades individuales, el del respeto al fruto creado y/o producido por el trabajo personal (léase propiedad personal), el de la libertad de cada uno de intercambiar espontáneamente con sus congéneres el fruto de sus logros personales sin el control policíaco del sistema socialista, sean esos frutos o logros de tipo material, científico, intelectual, artístico y/o afectivo.

Es triste y un verdadero absurdo ver en la Argentina mentes sojuzgadas, poseídas, entumecidas, sometidas a ese plagio del fracasado socialismo bautizado por Juan Perón como justicialismo, mentes dogmatizadas y fundamentalistas en personas preñadas de impotencia, desposeídas de voluntad productiva, que traducen sus incapacidades en una envidia destructiva tratando de convertirse en víctimas de otros cuando son en realidad víctimas de su propia lasitud mental, de sus incapacidades creativas y productivas, dejándose arrastrar como ganado para convertirse en masas mendicantes extorsivas reclamando o pretendiendo apoderarse de los frutos del trabajo productivo de aquellos a quienes deberían emular, en lugar de buscar -por la vía de la destrucción- una igualdad que son incapaces de lograr con su propio esfuerzo, paralizados, en estado de servidumbre, sujetos al manipuleo perverso de conductores corruptamente enriquecidos que los explotan salvajemente manteniéndolos en un estado de permanente pobreza y servil esclavitud.

El 9 de noviembre de 1989 los pueblos sojuzgados por el socialismo derribaron el Muro de Berlín, el ominoso dique que les impedía acceder al mundo del progreso liberal, produciéndose esa multitudinaria huida hacia la libertad que sabiamente Julián Marías denominó “la votación de los pies”.

Los argentinos aún seguimos expuestos al riesgo socialista a través del plagio justicialista de Juan Perón que persiste sostenido por las corruptas oligarquías sindicales y políticas del partido peronista y sus derivados, a quienes solemos ver entonando la marcha peronista, esa de “combatiendo el capital”, cuando tras sus disfraces de falsa humildad esconden las fortunas saqueadas al pueblo argentino.

Ha llegado el momento en que los argentinos debemos reaccionar, purgar nuestras mentes de la colonización y del subliminal adoctrinamiento del dogma socialista/justicialista para integrarnos al mundo de la libertad.

La vida humana sólo tiene valor y sentido en estado de libertad.

Roberto Fernández Blanco

Share

4 comments for “El Muro de Berlín

  1. MCARTHUR
    17/03/2019 at 2:06 PM

    SIMPLE MUERTE A LOS SOCIALISTA POR TRAIDORES A LA PATRIA .-

  2. Maria OConnor
    17/03/2019 at 11:05 PM

    Sr. Roberto Fernandez Blanco:

    No me interesa el marxismo. Sin embargo, me molesta que solo se hable de los crimenes comunistas.

    Inglaterra el pais que hizo publico el derecho de propiedad privada, considera que su sistema es libre construyo un muro en el Norte de Irlanda. Ademas, como Stalin en Rusia hambreo al pueblo irlandes. Sin embargo, “de eso no se habla” y me pregunto por que ?

    Hoy se celebra el Dia de San Patricio y tambien se conmemora el genocidio irlandes.

    Cuando Inglaterra invade Irlanda el trato a los nativos fue horrendo. Se crearon las llamadas penalty laws que le prohibian a los nativos catolicos el derecho a propiedad a educacion de sus hijos y a voto. yourirish.com/history/17th-century/introduction-of-anti-catholic-penal-laws

    Se llamaba catolico a los nativos aunque no fueran religiosos. Los protestantes eran los hijos y nietos de los invasores.

    Los catolicos quedaron desprovistos de sus propiedades y personas que antes tenian un campo chico, mediano, grande o muy grande quedaron en condicion de semi esclavitud, perdiendo su propiedad y obligados a convertirse en peones de campo. Solo se les permitia cultivar papa para consumo familiar.

    Irlanda exportaba alimentos al mundo desde los campos que habian sido expropiados y usurpado por los invasores.

    A Europa a mediados de los 1800s llega la peste de la papa. Un hongo que destroza los cultivos de papa en toda Europa, pero en todos esos paises se alimenta a la poblacion excepto en Irlanda.

    El gobierno colonial decide que alimentar a los pobres “les produciria dependencia” y que no se podia obligar a los terratenientes a darle alimento a los hambrientos porque eso iria contra la libertad de mercado.

    Si los irlandeses accedian a convertirse al protestantismo le daban de comer sopa; y se lo hacia porque de esa manera se aceptaba el control ingles, ya que la cabeza de la religion anglicana es el rey.

    Mueren millones. Irlanda perdio la mitad de la poblacion nativa (catolica), se calcula que la poblacion antes de la gran hambruna era de 6 a 8 millones. Un genocidio del cual no se habla… y por que ?

    En EEUU donde vivo algunos estados han reconocido genocidio, entre estos el estado de Massachussetts, pero se trata de todos los modos posible de nombrar al genocidio irlandes, y si se habla de la hambruna ucraniana, y de otros genocidios abiertamente.

    yourirish.com/history/17th-century/introduction-of-anti-catholic-penal-laws

    innisfree1916.wordpress.com/2010/05/16/la-gran-hambruna-el-genocidio-irlandes/

    gaceta.es/opinion/la-gran-hambruna-irlandesa-fue-genocidio-se-trata-disimular-20170917-1750/

    elintransigente.com/cultura/2015/8/10/hambruna-1845-genocidio-ingles-inmigracion-irlandesa-335229.html

    religionenlibertad.com/blog/21834/el-genocidio-liberal-de-los-britanicos-contra-el-pueblo-catolico-irlandes.html

  3. 19/03/2019 at 7:52 PM

    Estimada Sra Maria O Connor. Se ha dirigido a mí para mencionarme que le molesta que solo se hable de los crímenes comunistas, tema al que no me he referido en mi reflexión. Condeno con Ud. todo tipo de crimen, pero respecto de mi artículo me he limitado a señalar dos aspectos, (1)- el fracaso de la doctrina socialista como inherente a su naturaleza, científicamente demostrado por los filósofos de la escuela austriaca y convalidado por las evidencias históricas y actuales sin excepción y (2)- el lamentable grado de colonización e intoxicación mental que el socialismo -pese a su cuerpo en avanzado estado de descomposición- aún permanece enquistado en la parte rígida emocional de personas cuya parte racional no consigue el nivel de libertad filosófica necesario como para poder despojarse de tanto adoctrinamiento sin sustento. Le saludo cordialmente.

  4. Ricardo E. Frías
    20/03/2019 at 3:33 PM

    Excelente análisis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *