El postrealismo del cristinismo

CFK20061506

Para el cristinismo “duro” o para el “blando” lo que importa “no es la realidad” sino confirmar una narrativa “relato-discurso” determinada sobre la realidad; sin embargo la democracia moderna fue imaginada por todos los pensadores y hasta por los políticos como la plasmación de la “política realista” basada en la acumulación, el análisis, y la discusión de datos. ¡Todo lo contrario a lo que vivimos durante la etapa K, y que los candidatos del FpV prometen “continuar y/o profundizar”!

La presidente Cristina Fernández encabezó este jueves un acto en la provincia de La Pampa, que fue transmitido por cadena nacional, la Nº 26 en lo que va del año. Allí hizo una defensa de su gestión y para avalarla leyó cifras vinculadas con el crecimiento de la producción, por ejemplo, la bovina. A la hora de respaldarse con esos números, la Presidente advirtió que “sin los números, no vamos a ninguna parte”. “No se puede gobernar con chamuyo y globitos (en alusión a Mauricio Macri, por los globos que utiliza en sus actos). Se gobierna con números y gestión, y de eso algo podemos decir”, manifestó la mandataria. La defensa de “los números” resultó curiosa en boca de la Presidente, ya que uno de los puntos oscuros de sus 2 gobiernos es, justamente, la falsificación de estadísticas, como los de la inflación y la pobreza. Desde la intervención del INDEC, en 2007, las estadísticas oficiales han sido fuertemente cuestionadas. Incluso el FMI votó una moción de censura contra el país y lo instó a “sanear” sus números. Si bien el organismo multilateral reconoció “avances” en ese sentido, en su último dictamen advirtió que aún no se ha concluido con el trabajo y le dio un año más de plazo para sanear las estadísticas. El FMI hizo hincapié en los números de inflación y crecimiento del PBI. Pero en los últimos meses se ha abierto una fuerte controversia por las estadísticas de la pobreza y la indigencia, que el Gobierno mantiene ocultas desde 2013.

La democracia moderna -¡no el cristinismo envuelto en “su relato”!- fue imaginada como la “plasmación de la política realista”, estas tareas han sido consideradas fundamentales para fomentar una ciudadanía informada, nutrir debates públicos, y definir prioridades de acción pública; o sea todo lo contrario a lo realizado durante estos 12 años donde se buscó deliberadamente “desinformar al pueblo, impedir los debates y las críticas y tener como única meta la korrupción tapada por una sensación de opulencia ficticia” para que no se notase la “realidad” y muy por el contrario aquella fuere reemplazada por el “relato de la realidad cristinista”, o sea el relato de Cristinolandia, que asentado en aquella falsa opulencia popular, hoy bastante destartalada más allá de los Planes Trabajar, la AUH, el Pro.Cre.Ar. el Pro.Fe, etc., la estanflación que le impuso la realidad nacional (déficit fiscal y comercial, falta de verdaderas reservas del BCRA, inflación descontrolada -aún por encima del 25% anual ese “que haría imposible existir como país” según CFK- y una recesión económica sumada a un atraso cambiario que termina de complicar a exportadores y a las economías regionales) y un “blue” que ya vuelve a cotizar arriba de $ 13,70 y claras maniobras de que las “carteras” de empresarios y ahorristas se “están dolarizando apresuradamente” vía la compra del BONAR 15 que vence en septiembre próximo, distan en mucho del postrealismo cristinista.

Se asume en las democracias serias que si el pueblo y la política tienen acceso a datos serían imposibles la mentira y la manipulación o tomar decisiones equivocadas sobre información parcial o errónea; sin datos “Se gobierna con números y gestión” explica hoy Cristina Fernández, se terminan debatiendo aspiraciones e imaginaciones y se toman decisiones según “visiones blindadas”, para Silvio Waisbord “La información es el antídoto contra las burbujas ideológicas que filtran la realidad por un ojo de cerradura. Para la política post-realista, en cambio, la única realidad es la “narrativa”. Si un dato de la realidad no encaja en la narrativa, es desconocido o tergiversado. La realidad es una enorme tela en blanco a ser pintada según la subjetividad”. ¿Nos es conocido esto a los argentinos de ésta última dékada ganada? El INDEC vuelve a superarse en el relato, después de haber afirmado que se podía comer con $ 6 y que la pobreza era del 5% (según la última medición, ya que hace más de un año que el INDEC no informa la pobreza) superando los índices de Alemania ahora considera a una persona que gana desde los $ 13.000 como parte del 10% de la población más rica del país. Los datos surgen del último reporte de Distribución Funcional del Ingreso que publicó el organismo y analiza tanto población ocupada (con empleos formales o en negro) y hogares. La información allí volcada corresponde a las respuestas obtenidas a partir de la Encuesta Permanente de Hogares. Dentro de este segmento de los que ganan más de $ 13.000, la media de ingresos es de $ 17.857 mensuales, y según los cálculos de la Instituto, son parte del 10% que se considera “rico”.

En tanto, sobre los que menos ingresos perciben, el INDEC asegura que el 10% de los ocupados más pobres, obtiene ingresos mensuales de hasta $ 2000 en su ocupación principal, aunque la media es de $ 1176. Por otro lado, al menos la mitad de la población ocupada percibe ingresos que son inferiores a los $ 6000. Las cifras sobre ingresos se conocen cuando el INDEC ha dejado de informar los valores de la Canasta Básica Total (CBT). Por eso, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) ha mantenido su medición tomando como base sus propias estimaciones de inflación. Según FIEL, un hogar tipo (varón de 35 años, mujer de 31, hijo de 5 e hija de 8) necesitó en marzo pasado al menos $ 5984,7 para adquirir una canasta básica y no caer en la pobreza. Según afirma el diario La Nación, al cierre del primer trimestre el INDEC estimó al menos el 20% de los hogares de la Argentina no lograba ingresos mensuales superiores $ 5500. Si se contrasta con los datos de FIEL, la pobreza estaría alcanzando a 2 de cada 10 familias, muy superior al 5% de la población como afirmó Cristina en la FAO. ¡Esto es una muestra clara del postrealismo cristinista y contradice todas las realidades nacionales marcadas hasta por algunos aliados o cristinistas “actualizados e informados!”

El vicegobernador de Misiones y precandidato a suceder al gobernador Maurice Closs, un aliado fiel del FpV, reconoció la existencia de un “atraso cambiario” que afecta la competitividad de la producción local, y pidió una “devaluación”, entre otras medidas, para enfrentar el problema. En una entrevista con Radio Provincia de Misiones el martes, Hugo Passalacqua, reconoció que el tipo de cambio actual “no es conveniente”, lo que afecta de manera negativa a las economías regionales, entre ellas la misionera. “Una de las opciones para mejorar la situación de las economías regionales en general y de algunos sectores como ser el de la forestoinduistria, es la concreción de minidevaluaciones”, dijo. Passalacqua aseguró que “se debe reconocer que el tipo de cambio actual no es conveniente”, pero aclaró que “tampoco somos de la visión liberal de efectuar un cimbronazo con el dólar, porque eso impacta en el bolsillo de la gente. Y, para nosotros primero está la gente”. Para el vicegobernador “a este retraso cambiario se lo debe llevar muy suavemente porque, insisto, impacta en el bolsillo de la gente y, para nosotros la gente es la prioridad. Se debe ser equilibrado y sensato”. “Se necesita una devaluación porque el peso fuerte nos hace poco competitivos para afuera. Esa medida no es la única porque hay otras medidas proactivas como las exenciones o los retornos a las exportaciones”, dijo. Passalacqua no obstante aclaró que “si bien hay inconvenientes, no estamos en situación de crisis, pero deberíamos retornar a los buenos momentos de 2007”. “Pero deseo afirmar que esta provincia está produciendo cada vez más gracias al trabajo de todos los misioneros”, afirmó. “Reitero, estamos quejosos, en este sentido con el tema del dólar porque no nos permite competir, por ejemplo con la producción de té y la forestoindustria. Son dos sectores que están sufriendo; por fortuna tenemos un mercado interno en crecimiento porque tanto los gobiernos nacional como provincial fomentan el consumo y, eso nos permite superarnos, pero estamos perdiendo mucho dinero porque no es rentable exportar. Esto no depende de la provincia porque no manejamos lo macro”, dijo el vice de Maurice Closs.

El candidato a gobernador también se quejó por la falta de federalismo. “Somos una provincia, al igual que las demás que tiene su dependencia en un país que nunca terminó de ser federal, así lo demuestra, por ejemplo los puertos de Buenos Aires y Rosario que siempre tuvieron el comando y, eso se nota en las políticas cotidianas. Se debe avanzar sobre eso, pero es un proceso muy largo que tuvo sus avances, pero que no son suficientes. Esta es una pelea que debemos darla todos los misioneros por encima de las banderías políticas”,concluye el vice misionero. Aquí vale la reflexión de Waisbord “¿Para qué perder el tiempo con los datos si la realidad puede ser construida rápidamente con retazos de impresiones subjetivas y conviccciones colectivas? Articular argumentos sobre datos tangibles, fehacientes y concretos es poco más que una ingenuidad”, algo que permanentemente se visualiza dentro del régimen cristinista especialmente, aunque todo comenzó con Néstor y su designación de Guillermo Moreno para comenzar con la destrucción del INDEC en diciembre de 2006. Pese a las amenazas de Aníbal Fernández, y las promesas de Alejandro Vanoli, el dólar “libre” continúa este jueves 25 con su tendencia alcista, marchando a paso firme hacia los $ 14. Este mediodía, el dólar que opera en el mercado paralelo, registraba una nueva suba y cotizaba a $ 13,72 centavos por encima de la apertura.

En tanto, el dólar oficial se mantenía en los $ 9,07. Así, la brecha entre ambas cotizaciones volvía a subir y se colocaba en un 51,18%, mientras que apenas semanas atrás se colocaba debajo de un 40%. Por otra parte, el dólar ahorro se colocaba en los $ 10,89 y el dólar turista o tarjeta $ 12,25. El contado con liquidación operaba a $ 12,42 luego de mostrar una tendencia en alza ayer y el dólar MEP o bolsa a $ 12,42. Recordemos que anoche, el presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, intentó llevar “tranquilidad” a la población, frente a una nueva suba de la cotización del dólar “libre”. “Los argentinos tienen que estar tranquilos. Tomaremos todas las medidas necesarias para preservar la estabilidad sin sacrificar crecimiento”, dijo Vanoli en su cuenta de Twitter. Más adelante, el presidente del BCRA aseguró “han crecido las reservas y los depósitos esta semana. El Banco Central regula la liquidez y ayer absorbimos sin modificar las tasas de interés”. Y enfatizó que “el comportamiento de los mercados legales refleja que hay razones para que los argentinos estén tranquilos”. Por su parte, ayer, y aunque intentó minimizar la situación, el jefe de Gabinete y precandidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, había amenazado con aplicar más “mano dura”. “Los responsables de manejar el dólar ilegal sepan que en cualquier momento se comen una allanamiento”, dijo. Pero sus amenazas no han tenido el efecto deseado, ya que el dólar libre continúa subiendo.

Recordemos que a mediados de junio, cuando comenzó a recalentarse el precio del “contado con liqui”, el Gobierno volvió a lanzar a la calle su batallón de inspectores, embistió contra bancos, casas de cambio, financieras y sociedades de bolsa, que ya acumulan multas por un total de $ 45 millones. Si bien esa estrategia represiva dio resultado a corto plazo, no está tan claro que pueda seguir siendo efectiva de ahora en más. De hecho, hay operadores que creen que la presencia intimidante de Gendarmería, CNV, Banco Central y AFIP puede traer efectos opuestos a los buscados. El razonamiento es que la represión asusta a los compradores, pero también -y quizás en mayor medida- a los vendedores. De manera que las clausuras pueden traer como consecuencia una retracción de la oferta. Entonces, cualquier incremento de la demanda, por pequeño que sea, trae inevitablemente una suba del blue. El oficial, en tanto suma otro centavo y se vende a $ 9,07, con lo que la brecha entre ambas cotizaciones ya se coloca en un 48%. Cuando una persona vive con una realidad inventada se le aconseja tratamiento terapéutico; vivir en consistencia con la realidad es un estadio recomendable, no obstante las enormes dificultades. En cambio, la política postrealista premia la narrativa que, sin mesura ni tapujos, expresa su divorcio de la realidad

“Venimos a buscar acá a los predicadores del modelo”. Así sintetizó anoche Carlos “Chino” Zannini -que se lo nombra así por su postura maoísta, postura que si Mao viviese lo correría a patadas en el trasero pues él dijo “si fuera argentino sería peronista”- en su primer discurso como candidato a vicepresidente, la intención de la Casa Rosada de sembrar cristikirchnerismo en Córdoba. La palabra de Zannini fue esperada a causa de los pocos discursos que se le conocen, ya que según dijo “no le resultaba fácil”; y porque según él también señaló “no soy el candidato al que los medios van a proteger”. Él dijo: “Hay dos “Córdobas (?)”, la que señalaba (Domingo) Sarmiento como símbolo de la barbarie y que después educó a los neoliberales (?)que destruyeron el país -tan convencido del “relato postrealista” que se vuelve ahistórico, ya que los neoliberales no son producto de la educación sarmientina, sino de los traidores de derechas e izquierdas que gobernaron la argentina- ; y la otra, la de la Reforma Universitaria (esta no tuvo ningún otro fin que la “universalización de la educación universitaria” y por lo tanto no es antítesis de nada), la de (Amadeo) Sabattini, la del brigadier (mayor Juan Ignacio) San Martín y la industrialización, la del “Cordobazo”…” Zannini recordó que fue detenido por “defender el gobierno de (Ricardo) Obregón Cano. Me trasladaron a la D2 y me torturaron; y junto a mi compañero de celda, “el Chicato” Mozé, que también había sido torturado, nos juramentamos nunca torturar a nadie. Por eso, en el gobierno, dejamos que el Congreso y la Justicia se encargaran de juzgar a los culpables”. Él no contó que es el “padrino” de su amigo Ferreyra de Electroingeniería, y pidió un aplauso a la memoria de Néstor Kirchner y, ambicioso, comentó que llegó a la política “para pensar en los otros. Y voy a seguir hasta que haya igualdad en el mundo (?)”, ni el relato lo puede sostener.

En estas condiciones de irrealidad, demandar datos y respeto por la evidencia sigue siendo “revolucionario” para que la razón pública predomine sobre la sinrazón de cualquier narrativa. Problemas crónicos continúan hoy cuando el país está envuelto en polvaredas retóricas: “pobreza, indigencia y exclusión social, descalabros financieros, deplorables servicios de salud y educación, inseguridad pública.” ¡Esta es la realidad subyacente que sacude, a veces con enojo y violencia, la narrativa triunfante de la política postrealista. Como bien aclara Waisbord “dejemos el post-realismo para el arte y la literatura y sigámosle pidiendo que respete a la realidad. Mantengamos la esperanza aunque sea difícil el optimismo”. ¿Se podrá en la argentina del cristinismo duro o blando de Scioli?

Arq. José M. García Rozado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *