El presidente tomó el toro por las astas

Tomar el toro por las astas es una popular frase que se utiliza para describir la decisión de afrontar una situación sin miedo, con valor y decisión. Pues bien, eso es precisamente lo que hizo Alberto Fernández en la noche del jueves 19 de marzo en Olivos. Flanqueado a la derecha por Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la CABA, y Omar Perotti, gobernador de Santa Fe, y la izquierda por Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, y Gerardo morales, gobernador de Jujuy, el presidente anunció una cuarentena total obligatoria que comenzó a regir a la 0 hora de este viernes y culminará a la 0 hora del miércoles 1 de abril. Con voz firme, pausada y respetuosa, Alberto Fernández explicó los motivos que lo llevaron a tomar tan drástica medida, inédita en nuestra historia. Explicó que es fundamental la reclusión en los hogares para hacer frente a un virus que por ahora se presenta indomable. Remarcó la necesidad de que todos nosotros actuemos con responsabilidad, seamos solidarios en esta hora tan difícil. Su pedido no cayó en saco roto. Al menos en mi ciudad, Rosario, es muy poca la gente que circula por las calles y el servicio de transporte brilla por su ausencia.

Como bien señalaron recientemente el escritor Jorge Asís y el columnista político de La Nación Carlos Pagni, recién ahora Alberto Fernández puso el pie en el acelerador. En otros términos: recién ahora comenzó a gobernar. Desde el 10 de diciembre pasado hasta la aparición del coronavirus el presidente había apostado todo su capital político al arduo proceso de reestructuración de la deuda externa. Partía del supuesto de que hasta tanto no se despejara el camino de semejante obstáculo no estaban dadas las condiciones para poner en marcha su gobierno. Todo marchaba sobre rieles hasta que entró en escena el coronavirus. Sorprendido y azorado, Alberto Fernández, aconsejado por su círculo íntimo y los expertos en epidemiología consultados, tomó el toro por las astas. Era la única opción válida. Ello no significa que por la cuarentena no habrá más infectados y, lamentablemente, fallecidos, sino que, gracias a esta drástica medida, enfatizan los expertos en epidemiología, se evitará que los contagios se multipliquen geométricamente. El objetivo del presidente es que Argentina no termine como Italia, en suma.

Así está hoy la Argentina. Cerrada, controlada y protegida por las fueras de seguridad y las fuerzas armadas de la nación. Tenemos miedo. Estamos angustiados. Pero por primera vez en mucho tiempo brotó de buena parte del cuerpo social un sentido de la solidaridad muy profundo que ayudará muchísimo a derrotar al durísimo enemigo que tenemos enfrente. También por primera vez se vio a una clase política unida y cohesionada. En buena hora. La situación no permite actitudes egoístas y mezquinas. Ahora sólo cabe esperar. Según el ministro de Salud, Ginés González García, el éxito o fracaso de esta excepcional medida comenzará a perfilarse dentro de dos semanas. Quiera Dios que a partir de ese momento la pandemia comience a ser un mal recuerdo.

Anexo

Carta abierta de Alberto Fernández al pueblo argentino

Querido pueblo argentino: El mundo atraviesa una amenaza. Y la Argentina también está en riesgo. La pandemia del Coronavirus se expande a gran velocidad en muchos países. Es el problema de salud más grave que hemos tenido en toda nuestra vida democrática.

Acabo de decretar el aislamiento social, preventivo y obligatorio para toda la población.

Una decisión excepcional en un momento excepcional.

Nuestra máxima responsabilidad es proteger a la sociedad argentina. Por eso, después de escuchar a los expertos, las fuerzas políticas, a los gobernadores he decidido: Restringir la circulación. Cada uno y cada una se quedará en su propia casa. Nadie tiene que entrar en pánico. Necesitamos serenidad. Pero todos deben asumir la responsabilidad de cumplir con la obligación de aislarse. Todos podrán proveerse en los comercios de cercanía de la alimentación, de los medicamentos y de los artículos de higiene y limpieza. Quienes concurran a esos establecimientos deben recordar guardar las distancias mínimas.

He decidido adelantar el feriado del 2 de abril, un día tan importante para nuestro país, al 31 de marzo. Ese día culminará un aislamiento temporario que comenzará a las 12 de la noche de hoy.

La circulación estará restringida tanto en las rutas nacionales como dentro de las ciudades de todo el país. Sólo se permitirán traslados por cuestiones excepcionales, además de toda la circulación que continuará para garantizar la producción imprescindible, el abastecimiento, los servicios de salud y todos los servicios esenciales. Se mantendrá el transporte público de pasajeros sólo para uso de quienes están exceptuados de cumplir el aislamiento. Se mantendrá el sistema de cajeros electrónicos y el traslado de caudales.

Desalentaremos que la gente se suba a automóviles y circule por la vía pública. Se harán verificaciones y constataciones sobre los motivos por los que cualquier persona o automóvil está transitando. Quien no pueda justificarlo será sancionado.

La evolución de la situación será evaluada por expertos, sociedades científicas y el gobierno de modo constante. Nos manejamos con la sabiduría de ese dicho popular que dice: “más vale prevenir que curar”.

Todas las medidas más temprano que tarde.

En los últimos diez días nos hemos anticipado tomando unas 30 medidas y acciones clave para abordar esta crisis, reducir la velocidad de los contagios, para reforzar el sistema de salud, atender a los trabajadores, jubilados y grupos más vulnerables, proteger a las Pequeñas y Medianas Empresas.

Todas estas medidas también han sido complementadas por disposiciones de intendentes, gobernadores, empresas privadas, organizaciones sindicales, organizaciones no gubernamentales y voluntariado en general, que apuntan a dos frentes prioritarios: garantizar al máximo posible la salud pública de la población. Y mitigar los efectos sociales y económicos adversos sobre la producción.

La lucha contra la expansión del Coronavirus tiene en todo el mundo a dos protagonistas: al Estado y a las poblaciones. El compromiso de los ciudadanos y ciudadanas es decisivo, ya que está científicamente comprobado que el seguimiento de las recomendaciones de higiene y aislamiento impactan significativamente en el crecimiento o no de la cantidad de contagios.

En esta pandemia cuidarnos es aislarnos. Reducir al máximo el contacto social y la circulación.

Es una lucha contra un enemigo invisible, para salvar vidas.

Si la sociedad fuera indiferente ante esta amenaza, según los científicos la mayoría de los argentinos se contagiaría de coronavirus.

Ante esta crisis no hay lugar para actitudes individualistas, necesitamos mantener el distanciamiento social evitando salir de nuestras casas. Ninguna medida logrará el impacto que deseamos si no se comprende la necesidad de cumplir las recomendaciones y esta nueva normativa. Ante esta amenaza somos co-responsables. Nuestro destino depende de cada uno. Y de todos.

Los estoy convocado a todos a extremar su propia responsabilidad. Mi propia responsabilidad es garantizar que el Estado cuide la salud y la vida de los argentinos.

Por eso, las fuerzas de seguridad harán cumplir estrictamente toda la normativa vigente para proteger a toda la población argentina. Con aquellos que pongan en riesgo la salud de los argentinos, el Estado será implacable. Haré cumplir la ley con rigor para salvar vidas. Seremos muy estrictos en asegurar que cuidamos a nuestra gente

En Argentina todavía estamos a tiempo de evitar que esta pandemia sea incontrolable. Para eso necesitamos el compromiso de todos. El mensaje es claro: menos traslados, menos contagios. Menos contacto, menos contagio. Cuidémonos entre todos y todas. Vamos a ser extremadamente responsables.

El aislamiento implicará un cambio enorme en nuestra vida cotidiana. Desafiará nuestra capacidad de convivencia y permanencia en el hogar. Tenemos un desafío casos detectados suban en los próximos días. Los expertos ya nos informaron que subirán. Pero debemos tener presente que las medidas que tomamos hoy tendrán efectos positivos más adelante. El objetivo es que la pandemia sea gobernable, que el incremento de los contagios sea compatible con nuestro sistema de salud.

En ciertos momentos, las batallas parecerán difíciles de ganar. Pueden estar seguros que hoy el Estado argentino asume un compromiso: nada podrá debilitar nuestra lucha colectiva. Nada.

Esta emergencia sanitaria nos exige a los argentinos reconocernos y valorarnos como comunidad. Valorar a los enfermeros, los médicos y todo el personal sanitario que ya está abordando la pandemia. Valorar a quienes con su trabajo construyen nuestros hospitales. Valorar a quienes producen alimentos y quienes trabajan para que haya viandas suficientes para los niños y las familias más necesitadas.

Valorar a los miembros de las fuerzas militares y de seguridad que hacen cumplir la ley y cooperan con las tareas logísticas. Valorar a las organizaciones gremiales y empresarias que brindan soporte para incrementar la atención en el sistema de salud de emergencia. Valorar a los comunicadores sociales y a los emprendedores tecnológicos y científicos que están buscando maneras creativas de hacer frente a esta situación inesperada.

Valorar a cada uno y a cada una. Cada uno de nosotros depende del otro, del vecino, del comerciante, de los trabajadores del transporte, de quienes hacen trabajos domésticos remunerados y no remunerados.

Somos una sola comunidad.

Y vamos a dar esta lucha, vamos a movilizar todas nuestras fuerzas como comunidad argentina. Será una lucha que nos exija esfuerzos, templanza, tolerancia, solidaridad y cooperación. Y mucha responsabilidad.

Esta será la prueba más exigente que la Argentina haya tenido en lo que va del siglo. En esta lucha necesitamos producir cambios culturales. Tenemos que cambiar hábitos. Muchas cosas que disfrutamos, como el mate o el abrazo, las suspenderemos por un tiempo. Y otras cosas que en realidad sufrimos, quizás podemos cambiarlas para siempre. Ahora nos ponemos todas las fuerzas sociales, religiosas y políticas a trabajar juntos para el mismo lado.

Sólo la unidad permitirá vencer en este momento.

Somos una comunidad. El coronavirus nos ataca a todos, sin distinciones. Responderemos sin distinciones. Una Argentina unida para enfrentar este desafío.

Responsabilidad, solidaridad y comunidad son las consignas. Esta es la palabra de comunicación y encuentro.

Esta decisión es fuertemente democrática. Es una democracia que apela a medidas de excepción en base a su propia legislación para estos casos. Es una democracia que une a fuerzas políticas, sociales, gremiales, productivas y religiosas. Es una democracia que une a las autoridades de todas las jurisdicciones. Es la Democracia que busca reducir el daño en el pueblo y salvar la mayor cantidad de vidas posibles.

Esta decisión no es una vacuna, ni una solución milagrosa. Quizás algunos esperan un milagro del estado de emergencia y que todo se resuelva en un minuto, un día, una semana, un mes.

Yo no vengo a hacer ninguna promesa imposible ante la emergencia. Nosotros nos apoyamos en el conocimiento de nuestros científicos, los expertos de todo el mundo, la Organización Mundial de la Salud, la información que nos brindan todos los países.

Sabemos, como dije, que en las próximas semanas los casos aumentarán. Pero también sabemos que nuestro objetivo es que el contagio no se dispare de modo exponencial. Nuestro objetivo es que el daño sea el menor posible. Salvar la mayor cantidad de vidas. Y movilizaremos toda nuestra energía y nuestras capacidades para lograrlo.

Esta decisión no reemplaza a nuestra lucha diaria, al Sistema Nacional de Salud, a las capacidades de las familias para tratar de limitar el contagio.

Será una lucha de meses y estaremos evaluando permanentemente.

En el próximo mes hay mucho en juego respecto de cómo va a evolucionar el contagio en el país. Es una lucha desigual contra este enemigo invisible.

Hay un desafío logístico inmenso: tenemos que lograr la mayor cantidad de camas, respiradores, personal médico y paramédico, alimentación, higiene y lugares de albergue para tener los instrumentos que nos permitan combatir esta pandemia global.

Las vidas y la salud exigen también atender la economía. Por eso, hemos tomado medidas para apoyar a las empresas más afectadas, para proteger a los trabajadores y a las personas más vulnerables.

Vamos a seguir produciendo. Nadie debe entrar en pánico. Las medidas para reducir el contagio son compatibles con el mantener nuestro abastecimiento y nuestra economía.

Además del coronavirus, hay otros enemigos invisibles.

El desánimo social frente a una lucha larga. Puede haber desánimo cuando los casos detectados suban en los próximos días. Los expertos ya nos informaron que subirán. Pero debemos tener presente que las medidas que tomamos hoy tendrán efectos positivos más adelante. El objetivo es que la pandemia sea gobernable, que el incremento de los contagios sea compatible con nuestro sistema de salud.

En ciertos momentos, las batallas parecerán difíciles de ganar. Pueden estar seguros que hoy el Estado argentino asume un compromiso: nada podrá debilitar nuestra lucha colectiva. Nada.

Esta emergencia sanitaria nos exige a los argentinos reconocernos y valorarnos como comunidad. Valorar a los enfermeros, los médicos y todo el personal sanitario que ya está abordando la pandemia. Valorar a quienes con su trabajo construyen nuestros hospitales. Valorar a quienes producen alimentos y quienes trabajan para que haya viandas suficientes para los niños y las familias más necesitadas.

Valorar a los miembros de las fuerzas militares y de seguridad que hacen cumplir la ley y cooperan con las tareas logísticas. Valorar a las organizaciones gremiales y empresarias que brindan soporte para incrementar la atención en el sistema de salud de emergencia. Valorar a los comunicadores sociales y a los emprendedores tecnológicos y científicos que están buscando maneras creativas de hacer frente a esta situación inesperada.

Valorar a cada uno y a cada una. Cada uno de nosotros depende del otro, del vecino, del comerciante, de los trabajadores del transporte, de quienes hacen trabajos domésticos remunerados y no remunerados.

Somos una sola comunidad.

Y vamos a dar esta lucha, vamos a movilizar todas nuestras fuerzas como comunidad argentina. Será una lucha que nos exija esfuerzos, templanza, tolerancia, solidaridad y cooperación. Y mucha responsabilidad.

Esta será la prueba más exigente que la Argentina haya tenido en lo que va del siglo. En esta lucha necesitamos producir cambios culturales. Tenemos que cambiar hábitos. Muchas cosas que disfrutamos, como el mate o el abrazo, las suspenderemos por un tiempo. Y otras cosas que en realidad sufrimos, quizás podemos cambiarlas para siempre. Ahora nos ponemos todas las fuerzas sociales, religiosas y políticas a trabajar juntos para el mismo lado.

Sólo la unidad permitirá vencer en este momento.

Somos una comunidad. El coronavirus nos ataca a todos, sin distinciones. Responderemos sin distinciones. Una Argentina unida para enfrentar este desafío.

Responsabilidad, solidaridad y comunidad son las consignas. Esta es la palabra del Presidente de todos los argentinos. Me eligieron para ser el primer responsable, en los momentos buenos y malos, de todos los argentinos.

Nos aislamos por un tiempo para salvar a cada uno, para salvar a nuestros hijos, a nuestros abuelos. Para salvar a otros.

Quiero confesarles algo. Cuando veo médicos, enfermeros, obreros, trabajadores, profesionales, personal administrativo haciendo esfuerzos para enfrentar esta situación, innumerables veces en estos días he sentido muchas ganas de abrazarlos. No sólo no pude hacerlo, tampoco podré hacerlo pronto. Enfrentemos esto como una sociedad responsable. Sabemos que nos va a golpear. Trabajemos para amortiguar y reducir los daños. Si lo logramos, podremos mirarnos a los ojos, estar orgullosos de nosotros como sociedad y entonces sí, darnos ese abrazo.

Somos la Argentina. Y superaremos este enorme desafío que nos impone la Historia.

Muchas gracias.

Hernán Andrés Kruse

Share

17 comments for “El presidente tomó el toro por las astas

  1. Maria O'Connor
    23/03/2020 at 7:05 AM

    Hoy en un programa televisivo escuche que ademas del gran % de personas mayores, y ademas de la negativa de los itaianos a aislarse, otra de las causas del gran numero de fallecidos fue que no hicieron hospitals temporales. Los pacientes de los hospitals no infectados por el corona virus, se infectaban en los hospitals aumentando considerablemente el numero de enfermos.

    China y otros paises construyeron hospitals temporales. Creo que los militares en Argentina estan construyendo hospitals temporales para los pacientes con sintomas severos y convertir hotels de sindicatos en hospitals para aquellos con sintomas leves. Creo, que es una gran idea.

    Yo nunca vote peronista, ni vote a A. Fernandez pero reconozco cuando se hace algo bien.

  2. HERNÁN DE ROSARIO
    23/03/2020 at 8:47 AM

    Estimada María: el problema del coronavirus es muy delicado. Está causando estragos en Italia y España. Gran -Bretaña está en problemas y Estados Unidos también. Sí, el ejército está construyendo, ignoro el número, de hospitales sólo para enfermos del coronavirus. Estamos en cuarentena desde el viernes hasta el martes de la semana que viene, con posibilidades de prolongarla una semana más. Saludos, Hernán

    • Maria O'Connor
      23/03/2020 at 6:31 PM

      Yo lei que el ejercito argentino esta construyendo hospitals de campana como hizo China para los enfermos severos (al menos Buenos Aires) y pidio hotels del sindicatos para los enfermos leves.

      Si, se lo que sucede en Europa. Aqui en EEUU se transmite 24 horas sobre esta pandemia tanto dentro del pais como en el extranjero.

      Hay un problema nuevo y es que en EEUU los casos se dan entre personas jovenes.

      En EEUU se esta dando un nuevo fenemeno con el corona virus, los casos son de gente joven.

      Quizas porque muchos ancianos viven en barrios y pueblos de jubilados y estan alejados de las grandes ciudades.

      Hay casos severos de ninos infectados de corona virus, con antecedents de problemas de alergias o astma. Tambien, de adolescents y personas menores de 40 anos, y la mayoria no son poblaciones de antecedente de consumo de drogas o que fuman.

      El corona virus esta afectando otros grupos poblacionales. No hay que descuidar a nadie.

      https://www.msn.com/en-us/health/health-news/a-12-year-old-coronavirus-patient-fighting-for-her-life-had-no-preexisting-conditions-her-family-said/ar-BB11AgSW?ocid=spartanntp
      paciente de corona virus de 12 anos luchando por su vida

    • Maria O'Connor
      23/03/2020 at 7:32 PM

      El hosp desmontable sera construido en Campo de Mayo. Se realizaran test de infeccion del coronavirus y hasta la fecha tiene lugar para 28 camas, lo cual es muy poco pero pueden ir ampliando

  3. Agustín
    23/03/2020 at 2:00 PM

    Era lo que tenía que hacer (no es ningún signo de estadista), pero es incompleta a la vez porque todas las autoridades y funcionarios designados recientemente deberían “ser solidarios” como pide el presidente Fernandez y renunciar a su sueldos,dietas, veaticos etc que perciben del presupuesto nacional para disminuir el gasto público y no esquilmarnos a los pobres jubilados que percibimos algo más que la mínima por que hicimos aportes durante 45 años (como es mi caso) y muy buenos aportes (yo en tres cajas) y tengo una sola jubilación, esto como se llama : esquilmar a los pobres viejos. El autor de este artículo debería investigar y publicar defendiendo los derechos de los jubilados, se animará a ser objetivo? También espero que el inefable Sr. Cherasny haga un comentario agudo y filoso como sabe hacerlo del tema de jubilaciones

    • ......................................
      25/03/2020 at 1:14 AM

      EL CUALES 3 CAJAS APORTO. SEA MAS EXPLICITO.
      Y POR AHI, SE LO PUEDE COMPRENDER.
      MAS ALLA QUE DEBE COMPRENDER, QUE ESTAMOS EN UNA SITUACION DE EXCEPCION.

      • ......................................
        25/03/2020 at 1:16 AM

        Y UN SIGNO DEL ESTADISTA. ES HACER LO QUE TIENE QUE HACER.

      • ¡
        25/03/2020 at 1:20 AM

        EN CUALES TRES CAJAS Y CUANTO COBRA.

  4. Ruperto
    23/03/2020 at 10:44 PM

    Es muy dificil la situacion, aun sin coronavirus, es un Estado fundido y sin credito posible. Al igual que Cuba y Venezuela existe control de cambios, un dolar preferencial para funcionarios de 62 pesos por dolar y un dolar de mercado de 92 pesos por dolar para publico general. La economia se rige por el mas caro; es decir, No hay Moneda. Con alta inflacion, si le das a la emision, alimentas mas inflacion. Altos impuestos a los alimentos, puede haber hambre en serio. La experiencia hasta ahora, lo obvio, los paises de economias de mercado sin desequilibrios cronicos, tuvieron la capacidad de movilizar masivamente recursos para enfrentar la situacion; Alemania, Corea del Sur, Japon, Taiwan. Alto PBI per capita, economia privada rica, Estado con mayor capacidad economica.

    • .
      25/03/2020 at 12:51 AM

      LASTIMA RUPERTO, QUE NO FUISTE ASESOR DE MARTINEZ DE HOZ O ALEMAN.
      PERO LLAMALO AL PRESI. TU EXPERIENCIA, NO PUEDE DILAPIDARSE EN VANO.

  5. Tirso
    24/03/2020 at 1:08 PM

    EN LOS AÑOS 1970/1982, LAS FFAA Y DE SEGURIDAD TUVIERON QUE COMBATIR EL MONTO-VIRUS Y EL PRT-ERP-VIRUS; POR SUERTE EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL DE ISABEL, DECRETÓ SU ANIQUILAMIENTO, CON LA FIRMA DE TODOS SUS MINISTROS, ESE ERA UN VIRUS- CASTRO GUEVARISTA, QUE PRETENDÍA TOMAR EL ´PODER POR LAS ARMAS.
    HOY LAS FFAA. Y DE SEGURIDAD AYUDAN A COMBATIR EL CORONA -VIRUS.

    • ......................................
      25/03/2020 at 1:04 AM

      LAS FFAA SON DEL PUEBLO. Y PARA EL PUEBLO.
      SE NUTREN CON LOS FONDOS DE LOS IMPUESTOS DE LOS CONTRIBUYENTES,
      LAS ACTUALES FFAA, SON NUEVAS. Y ES UN NUEVO PERIODO.
      HAY ETAPAS DEL PASADO, QUE MEJOR LEERLOS EN LOS LIBROS DE HISTORIA.
      O COMENTARLOS EN EL SENO DE ALGUN CIRCULO.
      CON TODO RESPETO.
      CADA UNO SABE EN SU ANDAR. CUANDO CAMINABA, DONDE LE APRETO EL ZAPATO.
      AISLAMIENTO, ALCOHOL EN GEL, BARBIJO Y JABON PARA TODOS
      QUIZAS CUANDO TODOS LOS VIEJOS DE NUESTRA GENERACION DESAPAREZCAN.
      NUESTROS HIJOS TENGAN LA POSIBILADAD DE DARSE UNA MANANA MEJOR.

  6. ¡¡¡Oléee!!!
    24/03/2020 at 7:12 PM

    “El presidente tomó el toro por las astas”
    y el toro reaccionó mal
    Olé!!

    • ¡
      25/03/2020 at 12:55 AM

      EN LAS CORRIDAS, A MAS DE UNO, EL TORO SE LOS LLEVO PUESTO.
      ESPEREMOS QUE NUESTRO PRESIDENTE PUEDA DOMAR EL POTRO.
      QUE POR LO VISTO.
      A MUCHOS NO LES DIO EL CUERO.
      TAN FACIL, NO HA DE SER.

  7. 24/03/2020 at 8:07 PM

    Para: AGUSTIN-RUPERTO y TIRSO:
    Cuanto lamento tener que coincidir con Uds.
    Lo que sí me complace es que cada uno ayuda a dejar en el foro, mensajes que ayudan a reflexionar. Eso es valorable.
    Gracias IP.

  8. Tirso
    25/03/2020 at 9:38 AM

    PUNTITOS, LAS GUERRILLAS ERAN FEROCES ASESINOS, ENTRENADOS EN CUBA, NICARAGUA Y EL LIBANO, LA PATRIA EN SU GOBIERNO CONSTITUCIONAL SE DEFENDIÓ.
    PREVIO AL 24/3/976, LOS LEGISLADORES PERONISTAS Y DE LA OPOSICIÓN (COMANDADOS POR BALBIN), PEDÍAN LA INTERVENCIÓN DE LAS FFAA, LA LEY SE PODÍA APLICAR PORQUE LOS JUECES ESTBAN AMENAZADOS, HABÍA CARCELES DEL PUEBLO, NO HABÍA JUSTICIA, LA GUERRILLA MARXISTA PONÍA EN JAQUE AL GOBIERNO DE PERON, CAOS Y DESGOBIERNO, ANOMIA, LOS LEGISLADORES LO DECÍAN FIGURA EN ACTAS DEL CONGRESO. NO HUBO GOLPE DE ESTADO.
    HUBO VACIO DE PODER Y ANOMIA. PUNTITOS VAYA A ESTUDIAR Y DIGA ALGO NUEVO DESPUÉS.

    • Tirso
      25/03/2020 at 9:40 AM

      LA LEY NO SE PODÍA APLICAR….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *