¿Es dictatorial el gobierno de Macri?

En su edición del 24 de septiembre, Página/12 publicó artículos de Horacio Verbitsky (“Macri y la dictadura”) y Edgardo Mocca (“La verdad y el antagonismo”).

Escribió Verbitsky: “Es posible que la asociación entre el reclamo por la desaparición forzada de Santiago Maldonado y la caracterización del gobierno como una dictadura se haya originado en la falta de formación jurídica del presidente Maurizio Macri y de los voceros escogidos para responder al reclamo social, como Patricia Bullrich o Jorge Lanata” (…) “Tanto la Convención Internacional como la Interamericana sobre desaparición forzada sólo requieren que el delito lo cometan agentes del Estado o personas que actúen su autorización, apoyo o aquiescencia, “seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona” o de “la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”. Esto es exactamente lo que hizo el gobierno durante el primer mes posterior a la irrupción armada en la comunidad de Chubut. Como dijo el jurista de la Alianza Cambiemos Ricardo Gil Lavedra cuando la Convención Interamericana se incorporó al Código Penal como artículo 142 ter: “Trata de un caso individual que no forma parte de ese ataque sistemático”. Su texto amenaza con pena de hasta 25 años de prisión “al funcionario público o a la persona o miembro de un grupo de personas que, actuando con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, de cualquier forma, privare de la libertad a una o más personas, cuando este accionar fuera seguido de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona”. Igual que el caso de Santiago Maldonado. La ley 26.679 también reformó el Código Procesal Penal: de modo que la investigación recaiga en la justicia federal y el juez deba “apartar a las fuerzas de seguridad que intervengan en la investigación” cuando miembros de las mismas “pudieran estar involucrados como autores o partícipes de los hechos que se investigan, aunque la situación sea de mera sospecha” y no podrá archivar la causa “hasta tanto la persona no sea hallada o restituida su identidad”, que es cuando cesa de cometerse el delito” (…) “Hoy, en cambio, las afirmaciones disparatadas se difunden en los medios más poderosos, en boca de periodistas que asumen ese rol a cara descubierta con un entusiasmo bien remunerado por el gobierno, que al mismo tiempo se encarga de presionar para conseguir el despido o la censura de quienes no se prestan a ese juego. Los informes de Randall López en el programa de televisión Economía Política son la mejor escenificación de ese método perverso. Estas son algunas de las preguntas formuladas por el personaje del actor Martín Rechimuzzi, con un logo parecido al de CNN en su micrófono: -¿Qué opina de la reciente nominación al Premio Nobel de la Paz de Maurizio Macri por su trabajo en cerrar la grieta?” (…)-¿Cómo evalúa la magnífica gestión de Maurizio Macri?” (…) “-¿Qué opina de la última acusación contra Cristina Kirchner por el robo de 400 ballenas en la zona austral, cree que Cristina estaba al tanto de ese faltante?” (…) “Las respuestas del público real interrogado en la calle hacen llorar primero de risa y después de tristeza. Una vez estigmatizado el reclamo por una investigación imparcial de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, durante un operativo de la Gendarmería, sin orden judicial y bajo la supervisión directa del jefe de gabinete del ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, quien lo anunció en dos reportajes antes de que ocurriera, no hay forma de salir de la trampa” (…) “Macri no es la dictadura y no sólo porque haya sido electo según los mecanismos constitucionales y las autoridades se renueven cada dos años en comicios sin proscripciones. También porque funciona el sistema de contrapesos y controles entre poderes. Su coalición está en minoría en ambas cámaras del Congreso y sólo gobierna cinco de las 24 jurisdicciones subnacionales. Tres de los cinco miembros de la Corte Suprema de Justicia ya estaban en funciones cuando asumió, igual que la Procuradora General de la Nación, y los sistemas supranacionales de protección de los Derechos Humanos están atentos a lo que ocurre en la Argentina. El jefe de gabinete de ministros exhibe un cumplimiento superior al de todos sus predecesores de su deber constitucional de concurrir todos los meses al Congreso para informar de la marcha del gobierno y producir los informes y explicaciones que cualquiera de las Cámaras solicite al Poder Ejecutivo. Las Universidades Nacionales se gobiernan por un sistema tripartito en el cual los tres claustros eligen por el voto a sus representantes. Las ONG ejercen su función de protesta y control de políticas públicas. Es posible escribir artículos críticos como este sin que el medio que los publica sea clausurado. El derecho de asociación está garantizado, y las centrales y sindicatos de trabajadores son reconocidos por el Estado. Además la vida cotidiana no está bajo el ojo censor de obispos y cardenales; la policía no decide sobre el largo de las faldas de las mujeres o el pelo de los varones ni hurga entre las sábanas de los hoteles a la caza de adúlteros que son conducidos en patrulleros hasta su hogar, para ser devueltos con escarnio al cónyuge engañado; tampoco está prohibido que los hombres circulen con bermudas y ojotas o que las parejas se besen en las plazas” (…) “No existe censura cinematográfica ni teatral y los programas de televisión recorren la anatomía humana con deleite e insistencia” (…) “Esto no mengua en nada la crítica al modo en que se ejerce ese poder y a las excepciones al estado de derecho que se verifican con alarmante frecuencia, pero que no pueden ser asimiladas al estado de excepción. Este reconocimiento no es a favor de Macri sino de debate fructífero entre quienes se oponen a su gobierno y el resto de la sociedad, porque si las premisas son falsas el edificio que se construya sobre ellas será frágil y en riesgo de derrumbe, como ocurre con el discurso de los psicóticos, cuya lógica impecable no los sostiene, porque sus cimientos están fisurados” (…) “La manipulación electoral quedó en evidencia en la carga de datos de las últimas PASO, que hubiera sido más grave de regir el voto electrónico por el que se desvive el gobierno. La dádiva, el ayuno y la amenaza se ejercen sobre los gobernadores e intendentes de la oposición para que condicionen las posiciones de los legisladores que les responden. El Poder Ejecutivo designó por decreto a los dos nuevos jueces de la Corte Suprema, aunque debió retroceder por la fuerte reacción que ello provocó y cumplir a medias con los procedimientos regulares, y consiguió atraer a otros para contar con una mayoría confiable. Desde que asumió, Macri se entromete en el órgano independiente que la constitución creó en su artículo 120 y reclama a gritos la renuncia de su titular Alejandra Gils Carbó. También sostiene que los jueces laborales que fallan a favor de los trabajadores forman parte de una mafia conducida por el diputado kirchnerista Héctor Recalde y anuncia que deberán irse y ser reemplazados aquellos jueces que no comprendan el cambio de época” (…) “En acuerdo con una fuerza de tareas judicial asentada en Comodoro Py, hostiga con una profusión de causas de dudosa consistencia a la ex presidente, reservándose la carta de una proscripción según sean las previsiones electorales. No sólo se proponen condenarla por decisiones políticas, sino también por traición a la Patria e incluso homicidio. Para ello la gendarmería realizó un nuevo peritaje sobre la muerte del fiscal Natalio A. Nisman. En mayo, antes de que se iniciara, Clarín anunció que sus conclusiones dirían que el ahorrista en dólares fue asesinado” (…) “Ante las decisiones de las Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la detención arbitraria de Milagro Sala y la desaparición forzada de Santiago Maldonado el gobierno reitera los gestos de acatamiento” (…) “Marcos Peña Braun ha tenido la inteligencia de convertir sus informes al Congreso en material de campaña, dada la atención selectiva que brinda a esas sesiones una prensa ávida de la publicidad oficial, que se prodiga según el grado de adhesión a las políticas del gobierno. Este diario es discriminado en forma brutal (el gobierno anterior hizo lo mismo con Perfil). Además las presiones oficiales también se ejercen para censurar notas y suprimir periodistas, en empresas cuyos propietarios son vulnerables por razones ajenas a la libertad de expresión. Presiones similares condicionan las actitudes sindicales” (…) “Y frente a los reclamos de trabajadores ocupados o desocupados, sindicalizados o no, la respuesta estatal se inclina cada día más por la represión y la criminalización, para lo cual ha adquirido abundante parafernalia de seguridad y prepara reformas legislativas de talante autoritario. Y en entrevistas con medios amistosos, desde la presidencia se han dirigido en forma intimidatoria al CELS. Afirman que no quieren confrontar con la familia de la víctima pero “prometen exponer” al CELS, al que mantienen en el centro de su fastidio. “Ya habrá tiempo para eso”, amenaza este gobierno tan distinto a la dictadura”.

Escribió Mocca: “La censura de Roberto Navarro aparece indisolublemente vinculada a la existencia de un límite para el conocimiento de la verdad entre los argentinos. El propio periodista claramente admitió que en el mismo canal sigue trabajando mucha gente que comparte su línea editorial, nombre pudoroso de la opinión pública” (…) “Las causas, dijo Navarro, no son las opiniones sino las investigaciones. Y en ese rubro, hay una entre tantas, que parece ocupar un lugar destacado: la del blanqueo de capitales del club de socios y amigos del Presidente, permitido por un insólito veto parcial de Macri que borró del mapa legal la prohibición del blanqueo para los funcionarios públicos y sus familiares, es decir el fundamento principal del acuerdo logrado por la bancada oficial para su aprobación mayoritaria” (…) “La investigación de Horacio Verbitsky en este diario abrió el episodio” (…) “Frente a esa investigación, no hubo lo que propiamente podría llamarse una “desmentida oficial”. En cambio, hubo despidos en el sector desde donde podrían haberse informado los grandes montos del blanqueo de funcionarios públicos y/o familiares de los mismos. Y hubo un apriete desembozado-no al periodista que difundió la investigación, lo que hubiera sido otro atropello escandaloso, otra clara violación del mismo texto legal-sino hacia el propietario de la empresa que produce el diario Página/12. En el censurado programa televisivo, el mismo Verbitsky aparecía regularmente como columnista. No es entonces un perverso ataque de sospecha política sino el razonamiento más elemental el que lleva a atribuir a la persistencia en la información sobre el blanqueo el despido del periodista. Y la cuestión toca un nervio muy sensible para cualquier régimen político que se considere democrático, el problema de la verdad en los asuntos públicos” (…) “En cambio, la verdad factual es que el hecho realmente se produjo, que es lo que fue informado por el periodista y nunca desmentido por ningún protagonista del hecho. Y que es una verdad que debería ser claramente reconocida como tal y sometida al debate público” (…) “Del mismo orden es lo que bien podría reconocerse como el problema político más urgente en la Argentina, es decir la información sobre el paradero de Santiago Maldonado y las causas y responsables de su desaparición. La diferencia con el caso de la investigación sobre el blanqueo es que todavía no se ha establecido ninguna evidencia sobre lo ocurrido que puede alcanzar la condición de verdad de hecho” (…) “El problema hoy no es que “todavía” no se conoce la verdad (aunque pasaron más de cincuenta días del hecho) sino que no hay indicios de la voluntad de los poderes Ejecutivo y Judicial para alcanzarla” (…) “El vínculo entre negación de las verdades factuales, censura y represión es muy evidente. Se persigue a periodistas y empresarios mediáticos para evitar la difusión de hechos reales (por lo menos no desmentidos)” (…) “El ocultamiento de la verdad, el silenciamiento de la disidencia y la violencia contra la protesta forman parte de la misma trama, constituyen a esta altura las claves de la actual dominación política. El truco argumentativo más utilizado para fundamentar esta trama es el carácter “relativo” de la verdad. No existe la verdad sobre lo que sucedió en Esquel, no existe la verdad sobre el veto presidencial a la ley de blanqueo y el intenso aprovechamiento que de esa decisión hicieron parientes, socios y amigos del Presidente. Para que semejante extremo no conduzca a un estado de locura colectiva, el círculo debe cerrarse con la existencia de una fuerza oscura y demoníaca que está interesada en destruir el tejido de la convivencia social para apoderarse de la plenitud del poder. De esa fuerza forman parte políticos, periodistas, empresarios, comunidades originarias, sindicalistas, feministas, narcotraficantes y terroristas internacionales” (…) “Y sobre todo está la aviesa coordinación que de ese aquelarre universal construye el kirchnerismo, con Cristina a la cabeza” (…) “En nuestra época el pluralismo y el relativismo han devenido paradójicamente en sustentos del autoritarismo, de lo que Sheldon Wolin ha llamado el “totalitarismo invertido”. Pluralismo es el nombre con el que se ha reivindicado en la modernidad el derecho de cada individuo a tener su propia concepción del mundo; el relativismo es su contracara: la creencia en verdades absolutas e indiscutibles sería incompatible con el pluralismo. Pero el neoliberalismo confunde deliberadamente los dos planos de la verdad: el plano del hecho y el plano de la opinión. Se sustrae la verdad del hecho: simplemente quien sostiene la verdad sobre lo que ocurrió con el blanqueo es un kirchnerista desestabilizador, lo mismo que quien cree que el responsable de la desaparición es la conducción que llevó a la Gendarmería a la represión contra los mapuches. La manipulación, la publicidad extendida e intensa, la maquinaria mediática puesta todo el tiempo al servicio de esa operación psicológica constituyen una amenaza gravísima sobre cualquier proyecto democrático; son la base del totalitarismo invertido cuyo vértice ya no está en la cúpula estatal sino que se orquesta desde el poder corporativo y se esparce a amplios sectores sociales que hacen suyo el relato dominante” (…) “En la Argentina el antagonismo no ha dejado de crecer y desarrollarse, lo cual lejos de ser una desgracia es un requisito para el avance de nuestra democracia. Y el antagonismo no es ocasional, no es fruto de una especulación perversa; está inscripto en nuestra historia y corresponde a intereses sociales y proyectos políticos muy definidos, sobre cuya descripción no hace falta profundizar acá. La primera actitud necesaria es reconocer la existencia de ese antagonismo, no confundir su naturaleza apelando a la construcción de un monstruo capaz de representar el mal absoluto. Y sobre esa base construir un modo pacífico y legal de resolverlo o de administrarlo. El camino adoptado es el opuesto. Está signado por un espíritu revanchista en lo social y en lo político. Parece como si un sector político estuviera intentando revisar ese capítulo central de nuestra historia que fue la crisis de diciembre de 2001” (…) “Parece que se quiere insistir en el rumbo neoliberal del menemismo y de la primera alianza y cambiar el final” (…) “Claro que la apuesta principal del poder es la de no llegar a esas instancias críticas, lo que será posible si se va diluyendo el antagonismo político y se alcanza la meta de una democracia estable y previsible. Estable y previsible para el gran capital nacional y global”.

En su edición del 24 de septiembre, La Nación publicó artículos de Morales Solá (“Nisman: ¿un crimen de Estado?”) y Jorge Fernández Díaz. (“La cruzada de los nuevos reaccionarios”).

Escribió Morales Solá: “¿Fue la muerte de Alberto Nisman un crimen de Estado?” (…) “Hubo un enorme grado de chapucería de parte de los supuestos expertos policiales en los momentos posteriores al descubrimiento del cadáver. Fue llamativa la ceguera de los especialistas forenses que actuaron después. Y hubo una obstinada faena para esconder o borrar pistas. Al cabo de todo, la única conclusión posible es que existió una red de complicidades para construir un crimen perfecto” (…) “Nadie incrimina personalmente a Cristina Kirchner (aunque ella reacciona como si fuera culpable), pero la participación de uno o más organismos del Estado en un asesinato lo convierte a éste en un crimen de Estado” (…) “La saga de novedades no ha concluido. En las próximas semanas se conocerán los resultados de un frenético entrecruzamiento de llamadas telefónicas entre los principales exponentes del espionaje de entonces. Esas llamadas se sucedieron entre las 9 de la mañana de ese domingo de 2015, cuando no se conocía la muerte del fiscal, y las 23 del mismo día, justo en el momento en que su madre, Sara Garfunkel, descubrió el cadáver de su hijo” (…) “De todos modos, fuentes judiciales señalaron que los resultados de esos entrecruzamientos y el contenido de las conversaciones serán “impactantes”. En ese grupo de espías hay amigos y enemigos de Nisman. Stiuso y Massino trabajaron con él en sus investigaciones sobre el atentado a la AMIA. Milani y Pocino eran enemigos del fiscal, sobre todo después de la grave denuncia de Nisman contra la entonces presidenta. Pero nadie sabe qué funciones cumplía cada uno de ellos en el instante en que Nisman chocó con el fin de su existencia. El aspecto más significativo del peritaje que especialistas de la Gendarmería presentaron al fiscal Eduardo Taiano es que no analizaron nada nuevo; son los mismos elementos que había cuando encontraron el cuerpo. El cadáver no fue exhumado. Sólo se hicieron nuevos análisis de pequeñas partes de las vísceras que habían sido preservadas. Es donde encontraron rastros importantes de ketamina” (…) “Según los especialistas, nadie con esa carga de ketamina en el cuerpo está en condiciones de suicidarse” (…) “Los golpes en el cuerpo ya habían aparecido en la primera autopsia, aunque se los atribuyó a la caída tras el disparo. El nuevo peritaje indica que fueron golpes precisos en lugares del cuerpo que desarticulan a una persona y que fueron hechos por profesionales. Nisman no murió en el acto. Probablemente murió desangrado, aunque es casi seguro que estuvo inconsciente desde que recibió el disparo en la cabeza” (…) “En rigor, tampoco hay una disidencia muy grande entre el dictamen de la Gendarmería y la primera autopsia. Ésta, hecha por el Cuerpo Médico Forense, concluyó que no estaba en condiciones de afirmar si el fiscal se había suicidado o lo habían matado. Los peritajes no son contradictorios, son complementarios” (…) “La primera autopsia fue hecha sólo por los peritos oficiales. La justicia ordinaria le negó un pedido a la madre de las hijas de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, para que se esperara la designación de peritos de parte. El informe de la Gendarmería está separado por segmentos; cada tramo tiene las firmas de todos los peritos” (…) “Lagomarsino rechazó que la muerte de Nisman fuera un caso federal, como correspondía a la muerte violenta de un fiscal federal. Después de muchos trámites judiciales, terminó siendo un caso federal” (…) “Las distracciones del peritaje inicial; la actuación chambona de los policías que llegaron al departamento de Nisman después de su muerte; la llamativa ausencia de su custodia, y el frenesí de llamadas entre espías en las horas siguientes a la muerte del fiscal describen un operativo perfectamente armado, muy distinto de la decisión personal de poner fin a una vida. No es verdad que no se encontraron huellas digitales en el departamento de Nisman. Es peor: nunca se buscaron” (…) “El fiscal vivía rodeado por 12 custodios que lo seguían a sol y sombras, pero ninguno se preocupó cuando perdió contacto con él durante un día entero” (…) “Su madre y un cerrajero lo encontraron muerto a las 23 de ese día. Es imposible que tantos expertos se hayan equivocado tanto. Las cámaras de seguridad del edificio no funcionaban. No se sabe, por lo tanto, quiénes entraron y salieron de la vivienda. El edificio en el que vivía Nisman y las calles cercanas se parecieron en esa noche de muerte a una zona liberada. Nadie ni nada estaba donde debía estar” (…) “¿Quién pudo haber matado a ese fiscal justo un día antes de que expusiera ante el Congreso las pruebas de la denuncia política más grave que se hizo contra Cristina Kirchner? ¿Quién, justo cuatro días después de que la denunció judicial y mediáticamente por encubrimiento de los autores del más grande atentado terrorista que sufrió el país?” (…) “El fiscal murió por la denuncia que había hecho, sean quienes hayan sido los autores del crimen. ¿Locales? ¿Foráneos? Hubo complicidad local. Eso es lo que pudo establecerse hasta ahora” (…) “Esa denuncia fue lo último que hizo antes de morir abandonado por el Estado o a manos de algún sector del Estado”.

Escribió Fernández Díaz: “Un reaccionario es un sonámbulo que retrocede, decía Roosvelt” (…) “La Argentina, acechada por la robótica y por la revolución de la tecnología, y también por una serie infinita de mutaciones globales, es hoy una vasta llanura de sonambulismo retrógrado” (…) “Adolescentes de colegios secundarios no buscan subirse a las flamantes reformas y aun extremarlas; sólo aspiran a detenerlas para que todo siga igual. Lo hacen con el apoyo de padres presuntamente progres que sostienen el statu quo, resisten con vehemencia la recuperación de la escuela pública e impiden su conexión con el mundo real, algo que constituiría una vacuna contra el futuro desempleo de sus propios vástagos. Padres y alumnos se piensan a sí mismos como rebeldes izquierdosos en una batalla abnegada, pero practican ese triste conservadurismo de facción que lesiona todos y cada uno de los valores que dicen resguardar” (…) “Los nuevos reaccionarios no están únicamente en las escuelas, aunque todos cuentan con la misma cobertura dialéctica: parece que a los argentinos nos fue genial durante estas décadas y ahora los nuevos bárbaros (“los neoliberales”, “los gorilas”) vienen a quitarnos el paraíso. En verdad, como la mayoría sabe o intuye, ésta es una nación en picada donde lo único que se ha fabricado con éxito es el fracaso. Un país que necesita con urgencia y desesperación ser eficiente y competitivo para que no se lo coman los albatros” (…) “La estupidez también es un derecho inalienable” (…) “Burócratas, sindicalistas, empresarios. Todos y cada uno de ellos sienten que la modernidad amenaza sus negocios y su estilo de vida, y en algunos casos, también su libertad ambulatoria. Generan entonces, a modo de contragolpe, una gramática alarmista y emancipadora, aunque nunca se trate ni remotamente de la Patria, sino de mantener a salvo los cargos y los curros” (…) “Estos muchachos forman la poco estudiada “oligarquía estatal”, casta que es producto de años durante los cuales el Estado fue la única industria floreciente de la Argentina y, en consecuencia, el verdadero botín de todos los piratas. Estos filibusteros son profundamente conservadores porque tienen mucho que conservar, y estuvieron midiendo durante estos veinte meses cuánto faltaba para que los intrusos del Excel se tomaran el buque o el helicóptero: cuanto más infieran que octubre prorrogará el tiempo de la nueva gestión, más violentos se pondrán estos conmovedores progresistas de la primera hora” (…) “La administración pública es un escenario donde se patentizan todas nuestras endemias” (…) “Un sondeo amplio y anónimo realizado el año pasado en distintas áreas de la administración central reveló que muchísimos empleados no se consideran “servidores públicos” (les parece un concepto denigrante) y rechazan la idea de que los ciudadanos que les pagamos el sueldo somos sus clientes y nos deben atenciones; consideran además que deben estar exentos de cualquier evaluación de desempeño: más bien piensan que ese concepto es privativo de las corporaciones, una herejía insultante” (…) “La idea de que Cambiemos quiere destruir el Estado es refutada por el historiador Luis Alberto Romero. Macri, un obsesivo de la obra pública, es estatista y viene a construir las capacidades esenciales del aparato estatal y a entrenar su musculatura, afirma Romero, rompiendo la simplificación binaria según la cual si no sos neoliberal sos populista, y viceversa. Ese estado innovador y fortalecido necesita proteger a los que no pueden, convencer a los que no quieren, potenciar a los que saben y premiar a los que intentan. Ser reformistas en este nuevo mundo implica, para una nación atrasada que nunca practicó la democracia republicana ni el capitalismo serio, desoír muchas críticas que los intelectuales europeos se hacen a sí mismos, puestos que ellos descuentan las ventajas del ring y se concentran sólo en sus perjuicios, mientras nosotros estamos arañando para ver si podremos subirnos alguna vez a la lona. “Aquellos que no pueden cambiar su mente no pueden cambiar nada”, decía Shaw. No son progres que reman el progreso, sino sonámbulos que retroceden. Reaccionarios”.

En su edición del 22 de septiembre, Página/12 aludió a una nueva entrevista concedida por la ex presidente Cristina Kirchner a Víctor Hugo Morales y Eduardo Aliverti en el estudio de la AM 750. Escribió el matutino: “Cuatro días después del inicio formal de la campaña de cara a las elecciones legislativas de octubre, Cristina Kirchner volvió a dar una entrevista” (…) “Estamos ante un gobierno que, como en los viejos tiempos de la doctrina de la seguridad nacional, quiere construir la figura del enemigo interno”, aseguró la ex presidenta, quien advirtió sobre las consecuencias del modelo económico, el crecimiento de la deuda externa y el deterioro de la democracia argentina” (…) “Uno se levanta todos los días con algo brutal”, expresó CFK en los primeros tramos de la entrevista, al referirse a la quema de viviendas de la comunidad Vuelta al Río, en Chubut, en el contexto de la avanzada represiva contra los pueblos originarios. “Cuando vi las fotos de las casas incendiadas pensé que todo tiene que ver con todo”, reflexionó la ex mandataria y vinculó este hecho a otros similares en que las fuerzas de seguridad actuaron contra manifestantes. Citó como ejemplo “la cacería de mujeres” durante la última marcha por Ni Una Menos, las detenciones arbitrarias tras los reclamos por la aparición de Santiago Maldonado en Plaza de Mayo y los “incidentes” ocurridos luego del pedido de aparición de Julio López” (…) “Me preocupa que la sociedad comience a naturalizar estas cosas”, agregó” (…) “Ante este contexto, convocó a la sociedad “a abrir los ojos y parar la oreja” para interpretar las señales que dan las políticas aplicadas durante la administración de Cambiemos. “Si la gente no advierte esto, van a pasar cosas peores”, dijo en referencia a las detenciones ocurridas durante las movilizaciones o por expresiones de rechazo al gobierno nacional”. “¿No tienen miedo de pasar por una manifestación y que te lleven preso?”, preguntó al recordar las detenciones durante la marcha por Maldonado” (…) “Que pasen estas cosas en democracia es muy grave”, advirtió y concluyó: “La gente tiene que pensar que lo que le pasó a otros le puede pasar a ellos también. Pensá que cuando más gente pierda el trabajo, más riesgos hay de que pierdas tu trabajo” (…) “En este sentido, Cristina analizó que la estrategia del gobierno “para poner en marcha su modelo económico” neoliberal tiene tres ejes: “La fractura social, el mensaje permanente de la mentira política y la división de la oposición política”. Además, sostuvo que en la actualidad “tenemos un presidente más de spots publicitarios” que de “trabajo diario” por los problemas de los sectores más vulnerables. “El que más trabaja-ironizó-es (el ministro de finanzas Nicolás) Caputo: todo el día emitiendo bonos de deuda”. En medio de este “endeudamiento permanente”, el Gobierno “pivotea sobre la fractura social, la mentira permanente de la propaganda política y la fracción de la oposición”, insistió la ex jefa de estado” (…) “CFK también advirtió sobre el “blindaje mediático” que tiene el gobierno y señaló que la salida de Roberto Navarro de C5N y Radio 10 “no puede entenderse como un hecho aislado”. “Hay que verlo como parte del ahogo financiero y judicial sobre los medios que tienen una voz diferente, que son alternativos”, señaló al respecto” (…) “Respecto a las primarias a senadores en la provincia de Buenos Aires en las que derrotó al candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, resaltó que los resultados “revelan que hay un voto de confianza de la mayoría contra el ajuste” porque de cada tres bonaerenses, dos no están de acuerdo con la política económica actual. También destacó que, en ese marco, Unidad Ciudadana es el espacio que “más confianza” le genera al elector de que ejercerá la oposición” (…) “Lo que a mí me importa es pasar por la vida dejando algo, ideas, testimonio de que se pueden hacer cosas diferentes”, expresó sobre su postulación” (…) “A la hora de analizar su rol como cabeza del Poder Ejecutivo durante ocho años, CFK dijo: “Nunca sentí que tenía el poder”. Y explicó que, en su opinión, un presidente de la nación “podría tener el 20 o 25 por ciento” de la cuota total del poder de un país. “el otro 75 lo tienen las corporaciones económicas nacionales e internacionales, que con un movimiento de capitales te vacían el país de un momento a otro”, fundamentó y concluyó: “Si yo hubiera sido un dispositivo del poder, no hubiese tenido ningún problema”. “Un párrafo aparte le dedicó a las causas judiciales abiertas en el marco de la persecución política en su contra y se refirió al caso de Víctor Manzanares, “el contador de nuestra familia que no tiene nada que ver con la política” y que, sin embargo, está detenido en el marco de la causa “Los Sauces” (…) “Con Jorge Bergoglio, dijo, “tuvimos charlas comunes de nuestro barrio, que es la Argentina”. Con él “hay gestos y conversaciones, más cosas de las que charlar” por el hecho de que ambos “somos el mismo país” y “tenemos una mirada similar sobre los problemas” que generan “el neoliberalismo y la teoría del descarte” (…) “Por otra parte, también habló sobre el debate por la legalización del aborto. Reiteró que su posición “ya es conocida” (contraria a la despenalización), aunque reconoció que seguramente “el Congreso va a receptar el tema cuando la sociedad lo discuta, independientemente de la postura que tengamos” los dirigentes. “Creo que la sociedad aún no lo ha procesado, y siento que el proceso (de debate parlamentario) sería violento y de enfrentamiento”, dijo y reconoció que “por ahí estoy equivocada” (…) Advirtió que “el gobierno tiene la necesidad de que no haya voces que denuncien” y en ese contexto inscribió el despido del periodista Roberto Navarro del canal C5N y de Radio 10. “Lo de Navarro no puede entenderse como un hecho aislado”, dijo CFK, quien se refirió también a Página/12 y atribuyó las presiones de parte de la administración macrista a las denuncias de este diario, como la del blanqueo que realizaron familiares, amigos y socios de Mauricio Macri” (…) “La ex presidenta apuntó que el caso de Navarro se da en el marco del “ahogo financiero y judicial sobre los medios que tienen una voz diferente, que son alternativos”. En ese sentido explicó que para aplicar “un plan económico que todos los días despide gente y precariza el trabajo, que se abre a las importaciones, a la flexibilización laboral, a la estigmatización” se necesita “que no haya voces que ponen en evidencia, por ejemplo, el blanqueo de millones de pesos por parte de familiares y amigos del presidente” (…) “Macri modificó por un decretazo la ley y luego apareció su hermano blanqueando 35 millones de dólares, su hermano del alma, Nicolás Caputo, y su otro amigo, Marcelo Mindlin. Estamos hablando de concesionarios de obra pública porque son además los dueños de Edenor y de Edesur”, manifestó la ex presidenta” (…) “Los medios que no son afines al Gobierno y tienen una postura crítica están sufriendo un acoso judicial, financiero, de características inéditas en democracia”, expresó en el mismo sentido, al enumerar una serie de violaciones “contra la libertad de expresión y la pluralidad de la diversidad” por parte del Gobierno” (…) “Hay un blindaje brutal por parte de los medios hegemónicos. La mentira pública bajo la forma de propaganda sólo se puede mantener con este blindaje”, agregó CFK”.

En la misma edición, Página/12 publicó un artículo de Eduardo Aliverti titulado “Cristina en off y en on”. Escribió el autor: “¿Fue una entrevista tensa la de ayer a Cristina? No. ¿Fue por eso menos profunda, o acaso careció de definiciones contundentes? Menos que menos” (…) “El magnetismo de CFK es de esos en los que se cruzan dos sensaciones aparentemente contradictorias. Por un lado, está el respeto que impone su figura, su oratoria, la firmeza de su carácter aun cuando habla de Néstor y la voz se le quiebra un tanto y los ojos se le humedecen bastante. Pero por otra parte, parece ser una mujer mucho más sencilla y dicharachera que lo que pintan o la pintan. Tengo la impresión, ratificada ayer cuando vino a la radio, de que el primer rasgo le gana al segundo en las consideraciones previas a encontrarse con ella. Y que, por tanto, si es por razones de personalidad, es alguien menos complicado de entrevistar que lo que parece. La verdadera dificultad periodística es otra. Sus respuestas jamás son cortas. Siempre son conceptos extensos y contextualizados, de tal manera que cortar alguno de ellos con una repregunta u observación acertada se hace muy difícil porque-así no se acuerde con lo que dice-asalta la imagen de que más que aportar estará interrumpiéndose una reflexión que merece ser concluida” (…) “Cristina no es persona para una entrevista palo y palo. No es apta para periodistas amantes del vértigo. La tomas o la dejas. En estos tiempos en que casi todo lo mediático audiovisual se reduce al apuro, a los gritos, a la superposición de voces, a las provocaciones, eso es un problema. Y ese problema no es de ella. Es de quienes sólo pueden vivir de prejuicios e intenciones canibalescas” (…) “También estoy seguro, sin necesidad de mucha comprobación encuestológica, de que al cabo de la entrevista de ayer se habrá repetido ese prejuicio del no importa qué conteste Cristina. Yegua o diosa, sin ninguna media tinta de alguien publicado que se anime a juzgar con calma, con disposición a leer y escuchar en lugar de-como mucho-mirar y oír. CFK dijo que nunca creyó haber detentado el poder, el auténtico, el de los resortes de la economía, en más de un escaso porcentaje. Dijo que el poder ése es el de las corporaciones. Dijo que ella nunca será funcional a ese dispositivo. Y dijo que, tarde o temprano, el Congreso deberá abordar la cuestión del aborto. Apenas esas tres apreciaciones, entre tantas que podrían elegirse de todo lo que dijo, deberían ser suficientes para estimular unos debates ajenos a la búsqueda de ferocidad” (…) “Pareciera ser que no se puede. Pero es lo que uno siente que se debe”.

En su edición del 22 de septiembre, La Nación publicó artículos de Fernando Laborda (“Por qué para Macri no hay mejor rival que Cristina Kirchner”) y Luis Majul (“La nueva máscara de Cristina y el desasosiego de sus seguidores”).

Escribió Laborda: “Entre el 11 y el 17 de septiembre, Cristina Kirchner fue la dirigente más citada en las redes sociales, con el 47,4% de menciones, lejos por delante de Mauricio Macri (30,6%), Sergio Massa (4,9%), Florencio Randazzo (3,6%) y María Eugenia Vidal (2,9%), de acuerdo con el Interbarómetro que efectúa la fundación Cigob. A la ex presidenta le bastó una entrevista periodística para llegar a ese sitial. En el mismo período, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ocupó por quinta semana consecutiva el primer puesto del ranking de funcionarios con más menciones en el territorio digital (49,1%)” (…) “A priori, podría pensarse que se trata de dos malas noticias para el oficialismo macrista de cara a las elecciones de octubre. Sin embargo, no es tan así. Un análisis de una muestra representativa de menciones a Cristina Kirchner que hicieron los autores del Interbarómetro indica que el 42,5% de ellas fueron positivas hacia la ex mandataria, mientras que el 57,5% resultaron negativas para ella” (…) “El hecho de que Patricia Bullrich siga en un primer plano, tras los cuestionamientos a su defensa de la Gendarmería en el caso Maldonado, puede ser evaluado como negativo para el macrismo, que hoy preferiría que se hablara más de las mejoras que empezaría a exhibir la economía. El dato rescatable para el Gobierno es que las menciones a la ministra de Seguridad vienen bajando” (…) “De proseguir tal tendencia, a menos que surjan novedades sorprendentes, el caso Maldonado podría dejar de ser un tema candente cuando llegue la hora de las urnas” (…) “La centralidad de Cristina Kirchner no inquieta al macrismo. Quizás el dato más interesante para Cambiemos del relevamiento citado sea el bajo nivel de menciones que recoge Massa. Una señal de que la polarización puede seguir avanzando, que alienta la esperanza del oficialismo de que el espanto por la ex presidenta le suma votantes del massismo” (…) “En términos de la estrategia polarizadora, para Macri sigue sin haber un mejor adversario que su antecesora”.

Escribió Majul: “Desde que la ex presidenta entró en pánico ante la posibilidad cierta de perder las elecciones de octubre, la militancia está desconcertada. También abrumada. Como si sus integrantes más honestos quisieran tirar la toalla antes de tiempo. El responsable de semejante situación tiene nombre y apellido. Se llama Antoni Gutiérrez-Rubí…, experto en redes sociales y considerado uno de los profesionales de comunicación política más importantes del mundo” (…) “Gutiérrez-Rubí asesora a Cristina Fernández desde 2016, pero su palabra ahora tiene el valor de una sentencia casi definitiva. La noche eterna del domingo 13 de agosto en que ella esperaba los números que varios días después la consagrarían ganadora por apenas 20 mil votos, Antoni eligió, uno por uno, a los dirigentes que debían ser mostrados en público para anunciar la buena nueva. Fue muy amable y educado, pero le prohibió a Cristina, de manera terminante, que subieran al escenario Máximo y Florencia Kirchner” (…) “Gutiérrez-Rubi ya se había sentado con Máximo, cara a cara, para decirle, siempre de manera elegante, que “la marca” La Cámpora estaba destruida, que no valía la pena intentar revivirla y que muchas de las prácticas de aparente resistencia eran piantavotos y desaconsejables” (…) “Tanto él como su madre parecen dispuestos a hacer casi cualquier cosa para ganar, aunque sea por un voto. Saben, porque conocen “la carne” de los expedientes, que el fracaso no sólo les hará perder volumen político, sino que los puede llevar a la cárcel más temprano que tarde” (…) “El consultor catalán es igual que Jaime Durán Barba, un creyente absoluto de las encuestas cualitativas” (…) “Gutiérrez, al igual que Durán, entiende que al “imaginario colectivo” no hay con qué darle. Y para ese imaginario La Cámpora es casi lo peor de la política nacional. Es que una inmensa mayoría de los argentinos ve a la agrupación como un conjunto de chicos un tanto extraviados y oportunistas, metidos en todas las segundas líneas del Estado, ambiciosos y radicalizados” (…) “En la mesa chica de Unidad Ciudadana hay río revuelto. Los que no quieren a Antoni explican que el catalán no es ningún iluminado. Sostienen que el consultor le había prometido a Cristina, en las PASO, un claro triunfo, por más de tres puntos de diferencia, y que no cumplió. Sin embargo, está claro que el nuevo asesor de la ex presienta le ganó la pulseada al ala política, porque todos los días convence a la candidata de hacer cosas que jamás habría hecho. La entrevista con Luis Novaresio es una” (…) “Gutiérrez y otra asesora que trabaja para Unidad Ciudadana de manera extraoficial no sólo le aconsejaron a Cristina que dé reportajes a periodistas que no son “del palo”. Le pidieron que también pensara en hacerlo con quienes la critican y denuncian desde hace muchos años” (…) “Que los reportajes se concreten no depende tanto de su humor ni de la insistencia de los productores, sino de la necesidad de votos que ella tenga días antes de las elecciones. El verdadero problema de Cristina no es la nueva máscara que se quiera colocar, sino lo que verdaderamente piensa y cómo influye ese pensamiento en quienes la siguen de manera incondicional” (…) “En ese bar el dirigente de La Cámpora comunicó a la militancia el nuevo “instructivo” para conseguir los votos que no llegan, la reacción inmediata fue de verdadero desasosiego. Los más honestos se preguntaban si la nueva bajada de línea también implicaba, por ejemplo, abandonar la lucha para que aparezca con vida Santiago Maldonado” (…) “Si fuera por Gutiérrez-Rubí, el cristinismo tendría que dejar de insistir en el caso Maldonado, porque “la gente” ya ha dictaminado que se trata de un asunto grave, pero inflado y aprovechado por el cristinismo para arañar los votos que se le escapan” (…) “La verdad es que todas las movidas de Cristina y sus muchachos, inmediatamente después de las PASO, terminaron siendo funcionales a Cambiemos y al gobierno nacional” (…) “Las máscaras no son más que eso: algo que se coloca encima del rostro verdadero. Y la verdadera Cristina no es ésta, sino la que espanta a más del 60 por ciento de los argentinos”.

En la misma edición, La Nación publicó un editorial titulado “La educación está siendo vulnerada por la barbarie”. Escribió el mitrismo: “La toma de un colegio es de por sí un acto violento, aunque se pretenda mostrarlo como una “ocupación pacífica”. Nada puede tener de pacífica la ocupación de un establecimiento educativo, impidiendo el desarrollo normal de las clases y coartando el derecho constitucional de miles de estudiantes secundarios a recibir educación” (…) “La barbarie se ha apoderado de unos 25 colegios porteños que, hasta ayer, seguían tomados por grupos de estudiantes, apoyados por sectores sindicales y grupos políticos vinculados al kirchnerismo y a fuerzas de izquierda, cuya queja pasa por una reforma educativa impulsada desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que contempla la realización de prácticas educativas obligatorias en el último año del nivel secundario, como parte del plan de estudios” (…) “Es tal la prepotencia de quienes llevan a cabo esta medida tan dañina que incursionan en la violencia de hecho, perjudicando a quienes quieren continuar con sus estudios, pero no pueden” (…) “Resulta claro que la modalidad de protesta escogida está vulnerando los derechos de una mayoría de alumnos que quieren estudiar y no pueden hacerlo desde hace demasiados días, con el enorme perjuicio que eso conlleva. También está lesionado el derecho de numerosos docentes a trabajar” (…) “La actitud de estos grupos que obstruyen el dictado de clases es el reflejo de lamentables deformaciones que se han generalizado en los últimos años. Van desde la creciente falta de respeto por la autoridad de maestros y profesores hasta la incapacidad de muchos padres para marcarles indispensables límites a sus hijos” (…) “Resultan deplorables los argumentos empleados por la ex presidenta y candidata a senadora Cristina Kirchner para defender la medida de los estudiantes. “La educación no puede ser censurada, no puede ser obturada, no puede ser amputada”, dijo ayer y eso es exactamente lo que están haciendo los estudiantes que impulsan las tomas de colegios” (…) “La fuerza y la violencia se han extendido a lo largo de tres largas semanas y sorprende que nadie pueda hacer nada frente a este absurdo atropello. Llama la atención e indigna que ninguna autoridad pueda poner las cosas en su lugar, de modo que algunos padres no tengan otra salida que recurrir a la Justicia para que se les garantice a sus hijos su elemental derecho a recibir educación”.

En su edición del 23 de septiembre, Página/12 publicó artículos de Luis Bruschtein (“El poder y la mentira”) y David Cufré (“Empleo”).

Escribió Bruschtein: “¿Usted sintió alguna vez que tenía el ciento por ciento del poder?”, preguntó Eduardo Aliverti a Cristina Kirchner en el programa de Víctor Hugo, haciendo referencia al poder completo que le confería su cargo de presidenta. Cristina Kirchner se tomó un segundo para pensarlo y su respuesta sonó segura, aunque con cierta sorpresa: “No, en ningún momento, y su tuviera que ponerle un porcentaje diría que fue el 25”. O sea que una presidenta elegida por el 54% de los votos tiene acceso sólo al 25% del poder y el 75% restante lo ocupa el uno o dos por ciento de la población que representa al poder económico. Una democracia donde el 54% tiene menos poder que el uno o dos por ciento tiene una falla grave” (…) “Hay una forma de comprobarlo: la ley de medios propuesta por el Poder Ejecutivo durante su mandato fue discutida a lo largo de seis meses en todos los ámbitos de la sociedad, desde las universidades, los gremios y los barrios. Luego fue materia de intensos debates parlamentarios y en cada una de esas instancias recibió aportes y recortes. Al final el parlamento aprobó una ley para impedir la presencia de monopolios y situaciones dominantes en el mundo de los servicios de comunicación audiovisual. La ley nunca se pudo aplicar: ganó el 75 contra el 25 a pesar de que había sumado el respaldo de la mayoría del Parlamento y la mayoría de la sociedad” (…) “Una parte de la sociedad-incluyendo a una parte de ese 54% que la había votado-fue convencida por los mismos medios concentrados que iban a ser afectados por la desmonopolización, que eran neutrales, que la información amañada (periodismo de guerra) que producían era veraz y objetiva, aunque la generaran para defender sus intereses monopólicos amenazados por la ley. Toda la campaña contra la presidenta que había producido esa ley antimonopólica fue asumida como información objetiva y neutral aunque provenía de las grandes empresas de medios que serían afectadas por esa ley antimonopolio. Todas las denuncias de corrupción fueron originadas en esta puja. Mucha gente que les creyó, nunca tuvo el mínimo reflejo de duda, no se animaron a pensar que era una guerra declarada en defensa de privilegios e intereses amenazados. Hubo un efecto rebaño. Un reflejo consciente a creer lo que en cualquier contexto no podía ser creíble. Un rechazo a ver con criterio propio y, en cambio, asumir el criterio que devenía del poder. La verdad, o mejor dicho “el conjunto de reglas por las cuales se discrimina lo verdadero de lo falso y se ligan a los verdaderos efectos políticos del poder” (como señala Michel Foucault), está siempre relacionada con el poder” (…) “La idea de la mentira es como una flor que se abre. Apenas se puede vislumbrar la relación de la mentira con los intereses del poder, va quedando al descubierto. Pero una gran cantidad de personas prefiere todavía aceptar en forma acrítica el producto que le ofrecen los grandes medios de comunicación concentrados. El contraste entre verdad y mentira es a veces tan grande que parece que hubieran elaborado la información para lobotomizados” (…) “Desde la desaparición forzada de Santiago Maldonado, los grandes medios, los mismos que sostienen las acusaciones de corrupción contra el gobierno anterior, trataron de esconder la responsabilidad de este gobierno y de la Gendarmería con una cortina de mentiras que puso a prueba la estupidez blindada de mucha gente. La versión de que Santiago Maldonado había sido herido en un ataque guerrillero contra un puestero de la estancia de Benetton era de por sí absurda. La versión que difundió Jorge Lanata de que los mapuches recibían instrucción militar de los kurdos y de Isis demostraba la ignorancia de los servicios de inteligencia porque los kurdos y las milicias de Isis son enemigos mortales. Esa misma información decía que los mapuches eran financiados por un importante banco desde Londres y cualquiera ve las casas humildes, casi chozas en las que viven. Gendarmería exhibió el armamento que les habían requisado como si se tratara de sofisticadas armas de guerra compradas con los millones que les llegan de Londres y lo que mostró fueron hileras patéticas de hondas y herramientas de labranza” (…) “La sociedad camina por un precipicio llevada por un gobierno sobre un fino hilo de mentiras, desde las corrupciones usadas como artillería de difamación, hasta las que demonizan a los mapuches que reclaman sus territorios y ahora detonan con un caradurismo que asombra el peritaje sobre el caso Nisman de la misma gendarmería defendida a capa y espada por el gobierno en el caso Maldonado. El resultado fue anunciado por Clarín mucho antes de que se llevara a cabo y casualmente coincide con el interés del gobierno macrista, aunque contradice todos los peritajes realizados con anterioridad por la junta médica y los peritos forenses de la Corte en condiciones mucho menos dudosas. Los 28 peritos de Gendarmería que firman el informe comprometen a toda la institución en conclusiones que no se pueden sostener, como la participación de dos asesinos que no explica cómo entraron ni cómo salieron del departamento y del edificio y sin que hubiera huellas ni señales que lo confirmen” (…) “Todos los elementos han sido forzados para llevar a una conclusión que sirva políticamente a este gobierno. El uso que darán al informe fue explicado por Elisa Carrió: “El gobierno de Cristina mató a Alberto Nisman”. Es el titular que buscan, lo único que les interesa” (…) “Nunca podrán probarlo porque no existen pruebas y el peritaje de Gendarmería solamente se limita a forzar elementos para llevarlos a esa conclusión por los pelos. Pero el bombardeo mediático sirve a la estrategia del oficialismo de destruir al kirchnerismo y a la ex presidenta y más ahora en que Cristina Kirchner es candidata en las elecciones legislativas. La función de los medios, su asociación con el gobierno conservador para atacar a sus adversarios y defender a sus miembros ya es abierta y no existe ni siquiera la intención de disimularla” (…) “Las acusaciones de corrupción tendrían que generar por lo menos algunas dudas en cualquier persona razonable, fueron hechas por alguien interesado y no han encontrado ni el dinero K ni la ruta del dinero K. Las mentiras que se dicen sobre los mapuches y la desaparición forzada de Santiago Maldonado fueron tan evidentes como grotescas” (…) “Pero estos procesos de propaganda mediática son capaces de alienar a personas razonables, decentes y sensibles. No importa que, al trabajar con la información, los medios concentrados no duden en usar la mentira para defender sus intereses. No importa que la mentira sea también la herramienta del gobierno para ocultar su responsabilidad en una desaparición forzada. La verdad es un tesoro manipulado por el poder. El 75 contra el 25. La democracia real, la que plantea igualdad ante la ley, igualdad de oportunidades, otra vez quedó muy lejos”.

Escribió Cufré: “La tasa de empleo, que es aquella que mide el porcentaje de personas ocupadas sobre el total de la población, cayó en el segundo trimestre del año tanto a nivel país como en los principales distritos. Para el agregado nacional, la baja fue de 41,7 a 41,5 por ciento respecto del mismo período de 2016, de acuerdo a los datos del Indec” (…) “La información oficial evidencia que la recuperación económica que promociona el Gobierno como si se hubiera ingresado en una fase de fuerte expansión no alcanza siquiera a mantener la proporción de personas con trabajo en la sociedad. Crecimiento del PIB con deterioro del empleo, aumento de la pobreza y agravamiento de la desigualdad social es un escenario que retrotrae a los argentinos a la experiencia de los 90. Finalmente va quedando claro que lo que estaba del otro lado del túnel que hizo célebre Gabriela Michetti era una vuelta a las pesadillas de aquellos años” (…) “La posibilidad de que una aceleración del repunte económico revierta ese proceso de pérdidas materiales y simbólicas para las mayorías se desvanece al conocer los planes del gobierno para 2018, anticipados en el proyecto de Presupuesto, y en las declaraciones públicas de los funcionarios. Los aumentos de tarifas de luz, gas, colectivos y trenes, presumiblemente también del agua y los combustibles, le darán otra vuelta a la rosca a la concentración de la riqueza y reducirán los ingresos disponibles para otros consumos. Ya se ha visto cómo impacta esa dinámica sobre la demanda agregada y en la producción industrial que abastece al mercado interno, que es justamente la que más empleo genera. Por más que el gobierno insista en la teoría del derrame, no hay semana que no se anuncie el cierre de una fábrica o haya un tendal de despidos masivos” (…) “El ajuste de 125 mil millones de pesos reconocido por el gobierno para el año que viene, que según la estimación del diputado Axel Kicillof podría extenderse hasta 350 mil millones en función de que el Estado no contará con los recursos extraordinarios del blanqueo de capitales de los que gozó en 2016 y 2017 y seguirá bajando las retenciones a la soja, no será una medida que pueda calificarse justamente como reactivante. El perfil de los recortes exhibe la orientación de la política económica. El ministerio de Producción, que debería apuntalar a los sectores fabriles en crisis, recibirá un 6% menos de recursos en términos nominales y un 18,5% menos considerando la inflación. Las tres carteras encargadas de la obra pública también sufrirán una reducción de ingresos. Para el ministerio de Interior, Obras Públicas y Viviendas la quita será de 11,6 puntos en términos reales, para Transporte del 19,0 y para Energía del 30,4 (19 por ciento nominal). El gobierno sostiene que logrará reemplazar las menores erogaciones para infraestructura con el mecanismo de asociación público-privado, pero eso entra por ahora en el campo árido de las promesas oficiales. Sobre el total de veinte ministerios, en catorce la Casa Rosada dispone de un achicamiento de gastos en términos reales para 2018. Eso significa menos programas públicos, menos empleo, menos estímulo, menos ciencia y tecnología. El objetivo de bajar el déficit fiscal no se persigue a partir de un crecimiento económico firme que mejore la ecuación de ingresos sino mediante un ajuste generalizado, también como se lo hacía en los noventa. Como se sabe, el esquema se sostiene igual que entonces con un incremento de la deuda desmesurado, de 100 mil millones de dólares netos cuando termine el próximo año” (…) “La combinación de aumento de tarifas, ajuste del gasto público, incremento de las importaciones y debilidad del salario tuvo un impacto directo en el empleo y el nivel de actividad en los primeros dos años de gobierno de Cambiemos. Suponer que después de las elecciones las mismas políticas tendrán resultados distintos parece más bien un acto de fe”.

En su edición del 23 de septiembre, La Nación publicó un artículo de Eduardo Fidanza titulado “Entre la circulación de las elites y la transformación del país”. Escribió el autor: “A medida que pasan los días, una impresión se consolida: Cambiemos pareciera encaminarse a hegemonizar el poder, abriendo un período más o menos extenso en el que regirá el destino del país. Si esto se confirmara, ocurriría un hecho inédito: un gobierno no peronista administrará el estado durante más de un mandato” (…) “Quienes pensaron, con ironía, que el de Macri era “el tercer gobierno radical” ahora están recalculando. A diferencia de aquellas experiencias, se empieza a constatar una transferencia múltiple y acaso duradera del poder. No sólo se trasladan votos, comienzan a mutar voluntades y proyectos, a cambiar la propiedad de medios de comunicación, a alcanzarse cierta unanimidad en la Justicia, a lograrse alineamientos y simpatías sindicales y empresarias. Las corporaciones intuyen la tendencia y modulan sus intereses y demandas ante un gobierno que poco a poco impone, con astucia y resortes administrativos, las nuevas reglas” (…) “Captar esas mutaciones culturales constituye una de las explicaciones del ascenso de Pro. El afianzamiento de su dominio empieza por aprovechar un fenómeno poco novedoso: al votante medio no le interesa la política. Su vida transcurre en la esfera privada, determinada por las alternativas laborales, los lazos familiares y amistosos, la panoplia tecnológica, el entretenimiento, las redes sociales e Internet, el consumo, la fugaz sexualidad. A ese ciudadano apolítico, con déficit de atención y sumido en el “multitasking”, le calzan las herramientas antes que los argumentos. Inadvertidamente, las “apps” se fueron convirtiendo en el paradigma de sus aspiraciones cotidianas: comprar pizza, detectar un síntoma físico, conseguir transporte, concertar una cita, jugar o hacer una broma, deben resolverse rápido para pasar a la siguiente escena donde aguardan Netflix, la consola de juegos, el deporte a toda hora, el dilatado universo de las redes y las compras. En ese mundo de estímulos múltiples y búsqueda de soluciones prácticas, la política exitosa emula la tecnología digital: es una aplicación a gran escala para facilitar la vida. Con lucidez, Pro lo descubrió y lo factura” (…) “El nuevo poder no se sustenta, sin embargo, sólo interpretando tendencias culturales. Necesita al menos dos condiciones más: una economía floreciente y el desprestigio de otras alternativas políticas. Por empezar, el éxito de un gobierno moderno estriba en generar bienestar económico o en hacer creer que lo proveerá en el futuro cercano. Alcanzado ese requisito, se celebra el contrato con el votante apolítico, que consiste en recibir beneficios materiales a cambio de consenso y apatía En términos metafóricos: ir al Shopping a comprar, no a la plaza a protestar. Para inducir esa conducta, se requiere sostener el consumo con inversiones, o con el recurso espurio del endeudamiento o la emisión monetaria. Macri (a su pesar) eligió empeñarse: el populismo abusó de la maquinita. Pero el desafío de ambos es el mismo, más allá de su concepción política: satisfacer las expectativas de bienestar material, porque su frustración suele hundir a los gobiernos” (…) “Los factores del éxito de Pro rematan con el descrédito del kirchnerismo, cuya agonía se acelera al ritmo de las declaraciones desatinadas de su jefa. Una doble pinza está socavando a Cristina: por un lado, su exposición a medios de comunicación indóciles; por el otro, el avance de las causas de corrupción que la involucran” (…) “Se cierra un ciclo, caen los antiguos liderazgos, los poderes fácticos se alinean con la nueva jefatura. Hasta aquí, diría Pareto, asistimos a un episodio más de la circulación de las élites. En lenguaje llano: a un cambio de figuritas en la cima del poder. Resta saber si el hábil Pro y sus socios se conformarán con ese cómodo destino o emprenderán una transformación profunda y arriesgada del país”.

En su edición del 21 de septiembre, Página/12 publicó artículos de Irina Hauser (“La pericia más anunciada”) y Adriana Meyer (“Entre la negación y las pistas falsas”).

Escribió Hauser: “La junta interdisciplinaria a cargo de analizar la muerte de Alberto Nisman terminó ayer sus deliberaciones y presentará un informe ante el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano que afirmará que el fiscal fue asesinado. Esa es la teoría que sostienen 28 peritos de la Gendarmería y cuatro expertos designados por la querella de Sandra Arroyo Salgado (en rigor, de sus hijas) y de la madre de Nisman, Sara Garfunkel. La defensa del informático Diego Lagomarsino impugnará ese resultado, que considera forzado e inválido. La postura mayoritaria del homicidio es diametralmente opuesta a la conclusión a la que habían arribado los peritos nombrados por la Corte Suprema, con vasta trayectoria en autopsias y análisis criminalísticos, que intervinieron en el primer año de investigación y señalaron que no había ningún indicio de participación de otra persona en el hecho” (…) “Con este resultado, todo indicaría que se intentará volver como sospechoso a Lagomarsino, quien declaró desde el inicio que el arma hallada en el lugar era suya, y que Nisman se la había pedido porque temía por la seguridad de sus hijas. Antes le había pedido un arma a un custodio, como consta en la causa, pero no tuvo suerte. Lagomarsino declaró que estuvo dos veces en el departamento de Nisman el sábado 17 de enero de 2015” (…) “Los registros de las cámaras del edificio y de la autopista que tomó para ir a su casa en Martínez dan cuenta de que se fue cerca de las ocho de la noche. La data de muerte que habrían consensuado los peritos es a las 3 de la madrugada del domingo 18. La autopsia original, hecha por expertos y con la opinión de Fernando Trezza, autor de la teoría sobre la data de la muerte, ubicaba la defunción entre las 8 de la mañana y el mediodía. En cualquier caso, el informático ya no estaba allí. ¿Dejó el arma para que la use otro? ¿Y por qué cometería la torpeza de dejar en el lugar un arma supuestamente homicida que le pertenece?” (…) “La aparición de la ketamina en un estudio toxicológico que analizó sustancias metabolizadas en el hígado fue uno de los primeros datos utilizados por los peritos de Gendarmería. Se trata de una droga que tiene efecto anestésico, aunque casi no se usa con esa finalidad en personas porque produce alucinaciones y su efecto dura poco” (…) “La explicación de dos personas manejando a Nisman que da la Gendarmería-uno dispara y el otro sostiene, según dicen-pretende explicar que era la forma de sostenerlo “drogado” y que lo arrodillaron. No hay pisadas de nadie en el baño. La puerta principal del departamento estaba trabada desde adentro. La de la cocina estaba con la llave puesta del lado de adentro, a medio girar. ¿Cómo hicieron paras entrar o salir los asesinos? La cámara del ascensor de servicio funcionaba, pero no captó a ningún asesino, que en todo caso debió irse por la escalera. Además, los videos del momento del hallazgo del cuerpo muestran un espacio de apertura pequeño de la puerta, ya que la cabeza de Nisman la bloqueaba. ¿Cómo salieron dos personas?” (…) “La Gendarmería sostiene que uno de los atacantes disparó. Igual que la querella, se escudan en que los estudios de barrido en la mano de Nisman dieron negativo” (…) “Sin embargo, lo que dieron como resultado es que los elementos del fulminante no estaban presentes en las proporciones que darían positivo, pero estaban. Es decir, había fulminante en la mano” (…) “La mano del fiscal, además, tenía sangre con la forma de una “V”, como si fuera la marca de la empuñadura del arma” (…) “En la línea de sostener un ataque dicen que el fiscal de AMIA fue golpeado. Los peritos de la Corte siempre atribuyeron el golpe en la cabeza a la caída. El golpe en una pierna explicaban que era viejo, un moretón ya verdoso. Los gendarmes introducen un supuesto golpe en la nariz, que según ellos no generó hematoma porque uno de los atacantes era karateca experto. Los peritos de Lagomarsino no se movieron de su postura original y van a cuestionar todo este estudio que llegaría por escrito a tribunales entre hoy y mañana”.

Escribió Meyer: “El Comité de Desaparición Forzada de la ONU fue claro en sus indicaciones cuando dictó la acción urgente, sin embargo el Estado argentino no ha orientado adecuadamente su tiempo y recursos para contribuir genuinamente a su aparición con vida. De hecho, desatendiendo la importancia crítica que tienen los primeros momentos de una desaparición, en los 35 días posteriores a que Santiago desapareciera en el contexto del operativo de la Gendarmería, el actuar del Poder Ejecutivo estuvo principalmente abocado a negar toda participación de esa fuerza federal, a instalar hipótesis falsas que desviaron la investigación, a maltratar a la familia de Santiago y a estigmatizar y desacreditar a la comunidad mapuche Pu Lof”. Así resumió el Centro de Estudios Legales y Sociales la actuación del gobierno que encabeza Mauricio Macri en un informe presentado ayer ante ese comité de Naciones Unidas” (…) “Tampoco aportó en tiempo y forma la totalidad de la información con la que contaba en relación con los hechos del 1 de agosto de 2017”, reza el extenso documento firmado por el abogado Gastón Chillier, director ejecutivo del CELS. Tras realizar consideraciones “sobre el muy preocupante desarrollo de las investigaciones judiciales en relación con la desaparición de Maldonado”, el CELS concluyó que hubo una “falta de efectiva preservación y aporte oportuno de la prueba, además de la presentación de evidencia parcial e incompleta”. Para el organismo, “es claro que el Estado argentino no ha acatado los términos de la acción urgente”, por lo cual consideró que es imprescindible que el Comité contra la Desaparición Forzada los reitere y, en concreto, requiera la adopción inmediata de las medidas esenciales que deben tomarse ante la desaparición de una persona, en particular cuando aquello sucede, como en este caso, en el contexto de un operativo de fuerzas de seguridad” (…) “En el capítulo asignado al incumplimiento de las medidas de protección por parte del gobierno de Cambiemos, el CELS destacó que también “se verifica respecto de los miembros de la comunidad Pu Lof que en todos estos días han sido estigmatizados y desacreditados por diversos funcionarios de gobierno, como informamos oportunamente, en 2015 el gobierno provincial de Chubut comenzó a criminalizar y reprimir a la comunidad mapuche Pu Lof, a partir de la disputa que la comunidad sostiene con el empresario italiano Luciano Benetton por la propiedad de las tierras”. En ese contexto, “se sucedieron varios hechos graves de represión, con heridos, y se denunciaron prácticas de espionaje ilegal; el Poder Judicial de la provincia intentó aplicar la ley antiterrorista contra los mapuches, pero esta estrategia fue entonces desestimada por la Justicia Federal” (…) “El CELS fue lapidario al afirmar que el gobierno nacional que asumió en diciembre de 2015 se sumó a la criminalización de los mapuches e intensificó los mensajes tendientes a presentarlos como una amenaza al Estado” (…) “En tal sentido, recordó que a fines de julio y principios de agosto de 2017, “el jefe de Gabinete de Patricia Bullrich, Pablo Noceti, se desplazó hacia Esquel. En esa ocasión afirmó que los mapuches quieren “generar caos y desorden y temor en la población” y que “tenemos algunas noticias de que se han juntado con extremistas kurdos”. Luego de la desaparición de Santiago Maldonado, y al tiempo que negaba la participación de Gendarmería en el hecho, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, siguió refiriéndose a una supuesta amenaza mapuche, afirmando por ejemplo que “nuestra decisión es total y absoluta de no permitir que en la Argentina se asiente un grupo que utilice la violencia como forma de acción y quiera imponer una república autónoma y mapuche en el medio de la Argentina”.

En su edición del 21 de septiembre, La Nación publicó artículos de Pablo Sirvén (“Navarro, fuera de C5N y la 10, da pasto a versiones bien enfrentadas”) y Emilio cárdenas (“Por qué Merkl juega a favorita”).

Escribió Sirvén: “Cristina Kirchner le pidió a Fabián de Sousa, el CEO de los medios del Grupo Indalo, que revea el despido de Roberto Navarro, pero no tuvo suerte” (…) “El problema básico de Roberto Navarro no es su ultrakirchnerismo militante, sino sus modales groseros, su fama de pendenciero (incluso con sus compañeros), los insultos al Presidente en cámara y sus tiroteos mediáticos constantes mediante una manipulación informativa pocas veces vista” (…) “Desde la Casa Rosada niegan rotundamente que se trate de una avanzada del Gobierno contra esa empresa periodística. En cambio, el candidato a senador por Unidad Ciudadana, Jorge Taiana, piensa lo contrario: “El despido de Navarro de C5N es imposible separarlo de la cuestión electoral. El gobierno busca el control de la opinión y el disciplinamiento para evitar las reflexiones que sean diferentes a su pensamiento” (…) “La empresa emitió un comunicado en el que explicó que la decisión “no tiene origen ninguno en presiones internas ni políticas externas a las compañías y/o gubernamentales”. Y ratificó que sus medios “continuarán con la línea editorial adoptada oportunamente”. En cambio, justificó su drástico apartamiento por las “graves faltas reñidas con la normal convivencia que debe existir en el ambiente de trabajo y agravadas con las actitudes de indisciplina y falta de respeto hacia sus pares y sus superiores jerárquicos” (…) “Una de las versiones que más habían corrido últimamente era que Daniel Hadad estaba interesado en recomprar los medios que se vio obligado a vender por presión de Cristina Kirchner, en 2012” (…) “Cerca del empresario se desmiente categóricamente esa posibilidad” (…) “Los huecos que dejó Navarro en C5N y la 10 son, por ahora, cubiertos por Gustavo Sylvestre”.

Escribió Cárdenas: “Alemania es hoy claramente el país líder de la Unión Europea. En rigor, es bastante más que eso porque, conducida por Angela Merkl, se ha transformado en la nación que sostiene y defiende el actual orden internacional, abierto y esencialmente liberal” (…) “Por eso es previsible que ella se imponga con alguna holgura en las elecciones nacionales del domingo” (…) “No obstante, no es imposible que, después de los comicios, ese partido (el Partido Social Demócrata) pueda terminar siendo socio de la Unión Demócrata Cristina de Merkl, en una coalición de gobierno. Como ha sucedido a lo largo de los últimos doce años” (…) “Merkl personifica la seriedad y la sensatez. En un mundo convulsionado, esa característica adquiere una enorme importancia. Sobre todo cuando, desde Rusia, Vladimir Putin ha estado redefiniendo algunas fronteras europeas en Crimea y Sebastopol. También, ante un Donald Trump que ha decidido alejarse del centro del escenario internacional y una Gran Bretaña que retrocede al impulso del Brexit” (…) “Si, luego de triunfar, la canciller alemana logra coordinar su acción internacional con la del actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, el peso político europeo en el escenario del mundo seguirá en ascenso y ganará en influencia” (…) “Merkl comprende la importancia de las normas y de las instituciones. Sabe también que de su respeto dependen la paz y la seguridad del mundo, razón por la cual se ha transformado en garante central del equilibrio entre las naciones” (…) “En lo doméstico, tendrá que seguir enfrentando la ola de refugiados que-angustiados-llegan a su país procedentes de Siria, en busca de una vida mejor. Esto supone mantener la actitud solidaria de recibirlos con los brazos abiertos, aunque con los filtros necesarios para tratar de evitar que, cabalgando la ola, se infiltre el terrorismo” (…) “Aunque los resultados de las elecciones del domingo pueden deparar sorpresas, todo indica que las urnas confirmarán en el timón de Alemania a la notable Angela Merkl, en el que sería su cuarto mandato”.

Anexo

LAS FUERZAS MORALES de José Ingenieros

Escribió el autor: “La juventud es levadura moral de los pueblos. Cada generación anuncia una aurora nueva, la arranca de la sombra, la enciende en su anhelar inquieto. Si mira alto y lejos, es fuerza creadora. Aunque no alcance a cosechar los frutos de su siembra, tiene segura recompensa en la sanción de la posteridad. La antorcha lucífera no se apaga nunca, cambia de manos. Cada generación abre las alas donde las ha cerrado la anterior, para volar más lejos, siempre más. Cuando una generación las cierra en el presente, no es juventud: sufre de senilidad precoz. Cuando vuela hacia el pasado, está agonizando; peor, ha nacido muerta. Los hombres que no han tenido juventud piensan en el pasado y viven en el presente, persiguiendo las satisfacciones inmediatas que son el premio de la domesticidad. Débiles por pereza o miedosos por ignorancia, medran con paciencia pero sin alegría. Tristes, resignados, escépticos, acatan como una fatalidad el mal que los rodea, aprovechándolo si pueden. De seres sin ideales ninguna grandeza esperan los pueblos. La juventud aduna el entusiasmo por el estudio y la energía para la acción, que se funden en el gozo de vivir. El joven que piensa y trabaja es optimista; acera su corazón a la vez que eleva su entendimiento. No conoce el odio ni le atormenta la envidia. Cosecha las flores de su jardín y admira las del ajeno. Se siente dichoso entre la dicha de los demás. Ríe, canta y juega, ama, sabiendo que el hado es siempre propicio a quien confía en sus propias virtudes generadoras. La juventud es prometeana cuando asocia el ingenio y la voluntad, el saber y la potencia, la inspiración de Apolo y el heroísmo de Hércules. Un brazo vale cien brazos cuando lo mueve un cerebro ilustrado; un cerebro vale cien cerebros cuando lo sostiene un brazo firme. Descifrar los secretos de la Naturaleza, en las cosas que la constituyen, equivale a multiplicarse para vivir entre ellas, gozando sus bellezas, comprendiendo sus armonías, dominando sus fuerzas”.

Hernán Andrés Kruse

Share

8 comments for “¿Es dictatorial el gobierno de Macri?

  1. MACHACO PERDOJIAN
    27/09/2017 at 5:38 AM

    ¿Es dictatorial el gobierno de Macri?
    Con 12.220 palabras y los 48.000 caracteres
    No Boludo !!!! tiene 8 caracterres
    48.000 / 8 = 6.000
    6.000 veces No Boludo
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo, No Boludo,
    … hasta llegar a las 6.000 ……

  2. Diego
    27/09/2017 at 10:48 AM

    Tediosa nota del escriba que solo repite las notas del pasquín P12.
    Es intolerable!!

  3. Dani
    27/09/2017 at 12:05 PM

    Quien garpa este farragoso upload… o les sobra la guita o estan desesperados. Me dan asco

  4. Gustavo
    27/09/2017 at 12:45 PM

    Che ,Kruse. ¿No sabés hacer otra cosa que repetir como un loro lo que dice el ex doble agente Verbitsky?

  5. CLAUDIO
    27/09/2017 at 12:50 PM

    hola buen dia buena gente que habita este bendito pais , el mal que aqueja a nuestra juventud es la CELULARMANIA , adiccion estupida impuesta por el IMPERIALISMO MATERIALISTA Y CAPITALISTA , CREO QUE EN FIN POR LOS YANQUIS SINVERGUENZAS , ….. ASI NUESTRA QUERIDA JUVENTUD NO QUIERE PENSAR EN EL BIEN COMUN … EN LA JUSTICIA SOCIAL VERDADERA … ASI SE ADORMECE SU MENTE , Y PARECEN SOMBIS SIN DESTINO …. QUE VERGUENZA … GRACIAS POR EXISTIR PENSAMIENTO CRITICO … GRACIAS POR PODER PENSAR BIEN LA REALIDAD …. GRACIAS POR APRENDER A ESCUCHAR LA VERDAD Y LA MENTIRA … HAY QUE LIBERARSE …. SINO LOS YANQUIS VAN A QUERER DOMINAR NUESTRAS CABECITAS …. ESO ES LO PELIGROSO … EL BOLSILLO LO PUEDEN …. CLARO QUE SI …. PERO LAS CABECITAS NUNCA …. AGUANTE EL CHE … HASTA SIEMPRE

    • ALEXIS DI CAPADO
      27/09/2017 at 8:19 PM

      ESTIMADO PELOTUDO ROJO

      HASTA LA PALABRA “”AGUANTE”” VENIA HACIENDO EQUILIBRIO…CON LO DEL CHE NO ME DEJA OTRA OPCION QUE MANDARLO A LA RECONCHA BIEN DE SU MAMA

      PREFIERO LOS PIBES ZOMBIS A QUE SEAN ASESINOS COMO SU “”CHE””

  6. jubilado
    27/09/2017 at 5:59 PM

    Lo mejor del texto es el “alivio para el dedo torcido”

  7. ALEXIS DI CAPADO
    27/09/2017 at 8:23 PM

    KRUSE ES UN POBRE TIPO….NI SIQUIERA SE LO PUEDE TILDAR DE CAGATINTA , SINO DE COPIPASTERO DE TERRORISTA INGLES VERWHISKY

    KRUSE , APUESTO TODO LO QUE HICE EN MI VIDA A QUE NO TENES IDEA DE QUIEN MANEJA LOS HILOS DE LA IZQUIERDA Y LA DERECHA , ASI COMO TAMPOCO DEL PACTO MARXISTA LIBERAL

    GIL DE LATEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *