“Fayando y fayando”*

“Nos envejece más la cobardía que el tiempo. El tiempo sólo arruga la piel. El miedo arruga el alma”, Facundo Cabral.

Hoy la Justicia ocupa el lugar central de la vidriera donde se exhibe lo peor de la Argentina, tanto por el enorme desprestigio que la rodea, cuanto por la discusión acerca de las reformas necesarias. Las responsabilidades alcanzan a los tres poderes del Estado, y su buen desempeño, con independencia, seriedad y celeridad, resulta esencial para nuestra propia convivencia como sociedad y para la inserción de nuestro país en el mundo, con la consecuente llegada de indispensables inversiones: para que la incidencia de la deuda pública en el PBI descienda, éste debe crecer y, por otra parte, el millón de empleados públicos que sobran sólo podrán ser despedidos cuando la actividad privada pueda absorberlos.

El inventario de los males que la aquejan incluye la modificación kirchnerista del Consejo de la Magistratura, la nefasta aceptación de la renuncia de los magistrados cuestionados, el inicuo comportamiento de los jueces federales, el enriquecimiento inexplicado de algunos, la falta de preparación de otros, la colonización del fuero penal por la escuela garantista (herencia de Zaffaroni), la industria de los juicios laborales, la enorme duración de los procesos, el colapso edilicio y la falta de equipamiento informático, el nepo/amiguismo en el ingreso del personal a la carrera judicial y varios etcéteras.

Una vez más, y por razones cada vez más repugnantes, ha vuelto a ser cuestionada. Regresó a la picota por obra del Juez Ariel Lijo y su orden de detención del ex Vicepresidente, Amado Boudou. En la nota anterior, “Punteros, malandras y porongas”, ya expresé mi opinión sobre el tema, pero la difusión de las imágenes y filmaciones captadas durante el procedimiento ha suscitado una discusión que amerita otro análisis, ya que una parte de la ciudadanía y del periodismo se rasgó las vestiduras frente a la presunta e humillación a la que habría sido sometido el reo -se trata de un delincuente común, cómplice y testaferro del régimen saqueador que acaba de pasar a la historia- cuando se lo vio en piyama, descalzo y despeinado, mientras se le leía la orden de prisión.

Comenzó una polémica, amplificada en las redes sociales, acerca de la eventual violación de los derechos humanos del imputado, y otra vez se reveló nuestro costado más hipócrita. Nada se dijo de los perjuicios directos que este incansable ladrón causó a los más humildes y desprotegidos de nuestros conciudadanos, muchos de los cuales siguen descalzos -hace poco tiempo se viralizó la fotografía de un chico en un colegio rural, sin zapatos, mientras portaba la bandera- sino que se olvidaron las situaciones, mil veces más graves, que afectan a los militares y civiles presos, muchos sin condena firme, desde hace tantos años.

Los recientes presos por corrupción, mucho más jóvenes, son trasladados al Hospital Penitenciario de Ezeiza, donde pueden comprobar en carne propia la precariedad de las instalaciones y de los servicios que allí se brindan; pero los antiguos huéspedes son ancianos cuya edad promedio supera los 76 años y presentan patologías de toda índole, incluyendo numerosos de casos de cáncer terminal, están casi ciegos o paralizados.

Entre los muchos casos que fueron llevados en penosas condiciones a los tribunales que los juzgan en los procesos mal llamados de “lesa humanidad”, hombres de edad muy avanzada, algunos de los cuales se encuentran afectados por males de Alzheimer y Parkinson, los más emblemáticos fueron los del General Antonio Bussi y del Comisario Luis Patti. Además de recordar que fueron elegidos por sus vecinos varias veces como Gobernador de Tucumán e Intendente de Escobar, respectivamente, fueron obligados a comparecer estando cuadripléjicos; sus penosas fotografías en camilla recorrieron el mundo y, sin embargo, no hubo queja alguna de parte de los organismos de pseudo derechos humanos, ni se levantó una sola voz desde la política que se refiriera a ellos. Ahora, muerto el primero y cuando los jueces decretaron la prisión domiciliaria del segundo, se organizan escraches para repudiarlo; ¿se necesita alguna muestra más de la tuerta mirada de esas organizaciones? Pero no fueron los únicos episodios aberrantes de este largo período de venganza caníbal que se desatara a partir de la llegada del kirchnerismo al poder y que el gobierno de Cambiemos no ha hecho nada por interrumpir.

El mes pasado, desde el penal de Ezeiza fueron llevados a un tribunal de Bahía Blanca un grupo de detenidos; el traslado se efectuó en un camión celular, destartalado y sucio, a pesar de la avanzada edad -superaban los 82 años- y de las enfermedades de los imputados. Por la noche y durante doce horas, con las luces interiores encendidas permanentemente y las ventanillas cegadas, se los trató como ganado; entre otros comportamientos humillantes, el vehículo no se detuvo ni para que pudieran ir al baño -el existente en el interior estaba clausurado- y debieron utilizar en su reemplazo botellas provistas por los agentes penitenciarios. Tampoco hubo entonces queja alguna, ni reacción de la Secretaría de Derechos Humanos. El contraste con el trato brindado a los presos por corrupción, que incluyen traslados en avión y vehículos de alta gama, no puede resultar más repulsivo.

El otro aspecto de la cuestión Boudou se centró en la orden de prisión preventiva del ex funcionario. La ley establece que esa medida de privación de la libertad se debe decretar cuando existe peligro de fuga o se puede poner el riesgo la investigación; dada la edad de los militares y su falta de medios económicos, pensar que puedan escaparse sería una estupidez, y nadie podría alterar las pruebas en hechos ocurridos hace cuarenta años.

No puede exceder de los dos años, prorrogable por un año más si hubiera fundamentos. En el caso de los presos políticos, amén de otras aberraciones violatorias de todos los principios del derecho que sustentan el edificio de la civilización occidental -irretroactividad de la ley penal, juez natural, legalidad, principio de inocencia, etc.- esos límites han sido superados exageradamente. Para poner números concretos, hay que decir que el 76% no tiene condena firme, y el promedio de extensión de sus prisiones preventivas llega a los 6 años, aunque en algunos casos alcanzan a los 15; peor aún, 287 detenidos en esas circunstancias ni siquiera han llegado a juicio, o sea, nunca han sido declarados culpables de los crímenes que se le imputan.

Tengo esperanzas en que la reciente renuncia de la Procuradora General de la Nación, la inefable Alejandra ¡Giles! Carbó, que tendrá efecto a partir del 31 de diciembre próximo, y la reforma de la ley del Ministerio Público, en tratamiento hoy en el Congreso, permita el rápido desplazamiento de los innumerables impresentables disfrazados de fiscales con los que colonizó los tribunales, con la obvia complicidad de esos otros canallas, los jueces -verdaderos asesinos togados- que llevaron adelante los juicios de la venganza.

¡Teléfono para Germán Garavano, Ministro de Justicia, y para Claudio Avruj, Secretario de Derechos Humanos! No se puede ser acomplejado ni timorato, en especial cuando enfrente están los mismos que pretenden destituir al Gobierno y convocan a organizar comandos de resistencia sin que a nadie se le mueva un pelo.

* De “Yira, yira”, tango de Enrique Santos Discépolo.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
Email: ega1@avogadro.com.ar
Email: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro

Share

12 comments for ““Fayando y fayando”*

  1. 12/11/2017 at 5:57 PM

    Como amigo de Enrique, me comprenden las generales de la ley, por lo que la única palabra que me sale, en forma espontánea será: EXCELENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Un impacto contra las sanguinarias organizaciones pseudo garantistas del respeto a los derechos humanos.

    En un fallo que constituye una suerte de leading case el Tribunal Europeo de los Derechos humanos, falló a favor de una etarra, condenada a mas de 30 años de prisión. Por supuesto, no como acá, con un juicio legal y aplicando la sanción que no se vio morigerada por nada ni por nadie. El Estado español, mediante una reforma penal, intentó alargar el primitivo plazo que permitía a la condenada acceder a ciertos beneficios. El argumento es el que, acá, en la Argentina de Zaffarorini, no se aplica sino a los churros, criminales menos a los militares encarcelados. Es dable, para el Estado Español aplicar una sanción en contra el penado. El Tribunal Europeo de lso DD.HH. se pronunció contra esta norma, y a favor de la terrorista. Acá si hubiera que reconocer tal tipo de yerro, la Corte Interamericana de lso Derechos Humanos, con mayoría de jueces zurdos, no titubearía un segundo en aplicar la norma mas gravoso contra los militares. Esta justicia es a la que adhiere el fanático Zaffaroni.

  2. roberto
    12/11/2017 at 7:36 PM

    Sr. Avogrado, que dificil seria no darle la razón. Ojala que las cosas cambien, y que cambien enseguida. Debe primar nuestra constitucion nacional, y si nuestros representantes no actuan, habria que denunciarlos en tribunales y ante las comisiones de derechos humanos que no han servido para nada. No se si deberiamos hacer como USA que se fué de la UNESCO, nosotros retirarnos de todos los Pactos absurdos que quieren subordinar nuestra constitucional nacional a los que piensan 5 zurdos internacionales, o la paqueteria zurda de Bs.As.y el partidito que convoca a sus marchas ” militantes ” que saben romper vidrieras y veredas o tirar alguna bomba molotov en el camino.
    Primero como decia el Dr. FAYT esta la CN, despues la Lesa humanidad, y la verguenza que nuestra CSJN avalo con el derecho de gentes, y hasta con la comlicidad, porque no decirlo, de la Dra. Carrio, que gracias a sus impulsos en la camara ANULO, las leyes de obediencia debida y punto final, que fueron a su vez avaladas por la CSJN. Y cuando no Zaffaroni el rey de los trolos, y la ex guerrillera Argibay Molina, que ni siquiera devolvio los usd 250.000 que recibio por ” desaparecida ” en la gloria. Los Montoneros y toda la orga contenta por demas.
    Todos teniamos entendido que las leyes se promulgan o se derogan, pero al ANULARLAS, DIO PIE A QUE SEAN ” JUZGADOS” NUEVAMENTE las personas que habian sido sobreseidas oportunamente. .Fué tal el golpe institucional, por la Dió. Carrio, que hasta el tuerto le ofrecio se alie al gobierno con algun puesto oficial, por la ayuda prestada. Menos mal que no acepto.
    El tuerto y la corrupta mayor encantados. Los malos jueces tuvieron que fallar consecuentemente. convirtiendo la Republica en un tacho de basura ejemplar. Y todavia remolcamos esos males, que MUY POCOS MENCIONAN SIQUIERA.
    Por lo que le envio mis respetos.

  3. Alberdi y Roca de nuevo
    13/11/2017 at 2:05 AM

    Avogadro: las organizaciones de derechos humanos son organizaciones criminales, y probar sus delitos y su naturaleza esencialmente homicida es demasiado simple como para seguir dando vueltas. No son tuertas: ven con los dos ojos, muy bien, y apuntan sin piedad a los que terminan matando. Toda esa ralea de criminales que se identifican con la izquierda, siguen sueltos y como dicen ahora “empoderados”. Nadie se atreve a bajarlos de su pedestal de sembradores de muerte y venganza, y ponerlos en el lugar que corresponde, que es una cárcel sana y limpia, a la espera del juicio transparente que los deposite condenados en esos mismos lugares, para los que parecen mandados a hacer desde la cuna. La maquinaria homicida montada en los tribunales a partir de los Kirchner y los Zaffaroni, coronó una tendencia verdaderamente totalitaria, nacida con el decreto inconstitucional del defensor senior n° 1 de Santucho y de integrantes del ERP, me refiero a Raúl Alfonsín, por si no quedó claro; el recitador serial del preámbulo constitucional. El mismo que en la campaña de los años 70 por la precandidatura presidencial pronunciaba discursos flamígeros que lo situaban demasiado seguido a la izquierda de la pretensión homicida de sus defendidos en los tribunales y hablaban de sus verdaderas intenciones. Las que pudo materializar a partir de 1983. Estuvo entre los fundadores de más de una de esas organizaciones criminales, que necesitan falsear la historia y violar todos los principios garantizados por la Constitución Nacional para dar sentido a su existencia y a su percepción de fondos públicos que nada justifica que reciban. Solamente alguien que quiere acabar con un régimen de libertades civiles puede violar principios constitucionales elementales como los que usted menciona y considerar tolerables regímenes totalitarios como el cubano, al punto de ser recibido con bombo y platillo por el impresentable tirano y homicida. Claro que habiéndose entrenado en los campos de instrucción de la isla muchos de su defendidos, es difícil pensar que no se conocían muy bien desde mucho antes, y que coincidían en cuanto a la implantación de dictaduras basadas en el terror, como las de Fidel o la de Pol Pot. Pero no son objeto de memoria esas cuestiones, que como los muertos por el marxismo en Rusia y en todo lugar donde llegaron al poder, se cuentan por millones. La inmensidad de sus aberraciones los hace impunes; verdaderos ángeles perseguidos. El miedo manda, parece. Es hora de dejar de lado el miedo si queremos hacernos y hacer a otros el bien alguna vez en la vida. También lo de Carrió fue criminal en esta cuestión. Todos ellos, como los “jueces” a la usanza de los Rozanski, sujeto inolvidable por su naturaleza criminal indiscutible, no pueden ser olvidados. La injusticia con quienes lucharon y preservaron un concepto de Estado de Derecho que podemos todavía esperar restituir en su plenitud, no sólo no puede ser olvidada, sino que debe ser zanjada en los tribunales, con juicios justos, sin el más mínimo atisbo de venganza. Deberá ser así si queremos cimentar la cordura como objetivo en nuestro proceder y la defensa de la libertad y los derechos de cada uno a lo largo de nuestra vida y de la de los que nos sucedan.-

  4. MARIA
    13/11/2017 at 8:15 AM

    FELICITACIONES SR AVOGADRO!!
    COMO SIEMPRE LA PALABRA JUSTA Y LA VERDAD ENTERA.
    MI ADMIRACIÓN Y MIS RESPETOS

  5. POCHO
    13/11/2017 at 8:20 AM

    Una pregunta, al viejo avogardo, alguna vez escribistes algo del bombardeo genocida a la Plaza de Mayo?….
    hablando de derechos humanos,injusticias y otras yerbas………o acaso ese infame genocidio no te merece ningún comentario?

    • roberto
      13/11/2017 at 9:40 AM

      Para POCHO, Es interesante su pregunta, pero llamar genocida a una respuesta armada es demasiado. Yo era bachiller, en el 1955. Y recuerdo perfectamente, porque nadie me lo conto.
      La Flota de Mar, se rebelo contra el dictador Peron, y sus camaradas le exigieron la renuncia del Tirano, como se lo llamaba en ese entonces. La Flota Zarpo al mando del Almirante Rojas de Puerto Belgrano, y amenazo con hacer volar la Destileria de La Plata si Peron no renunciaba. Peron, que habia mandado retirar las espoletas de cada bomba o torpedo, y pensando que no habria respuesta, pensando que todo era una brabuconada, les respondio con un ataque artero, de una escuadra de aviones portando la celeste y blanca ametrallando a sus connacionales, provocando la caida de 18 marinos en la flota, que entre muertos y heridos Rojas ordenó ingresar a Montevideo a dejar muertos y heridos. Desde Montevideo por radio Carbe, Rojas aviso que destruiria la Casa Rosada y al dictador para limpiar el ultraje cometido por Peron con su artero ataque contra la Flota Argentina.
      Ante esta circunstancia, las radio nacionales desmintieron a Rojas, y decian …la flota de mar se encuentra fondeada en Puerto Belgrano, reina total tranquilidad en todo el Pais…Desmentimos los rumores … y ponian marchas….
      Pero Peron se fue a refugiar al edificio Atlas, que tenia un sotano a prueba de bambas..Y no comunico a la ciudadania lo que estaba pasando. Es decir mintio a toda la ciudadania, no dijo lo que pasaba. No evacuo personal. Los porteños confiados hicieron vida normal. Fue y es lamentable la perdida de tantas vidas humanas. Pero el que empezo la guerra con uso de armas contra sus compatriotas fue Peron, quien cuando se dio cuenta que la cosa venia en serio, y que sus camaradas lo habian abandonado, se escapo a bordo de una cañonera Paraguaya. Y quedo en la nada la respuesta de que por cada uno de los nuestros que caiga, caeran 5 de los de ellos, y al enemigo ni justica. RAJO, ESA ES LA VERDAD.
      Todo lo que le estoy contando esta escrito y publicado. Solamente hay muchos peronistas que ni habian nacido en esa epoca, cuentan y relatan distinto. Es un acto fallido como hablar de los 30.000 desaparecIdos. O recordar a la ” juventud maravillosa ” O recordar que Peron nombro a un comunista como su ” representante ” el famoso J.W.Cooke, y desde el exterior mando misivas para que los militares leales se sublevaran, que los peones tomen las estancias de sus dueños, que serian reconocidos en su regreso, etc etc etc.Luego este Jhon William Coocke, se rebelo, y conto que Pero era un cagón y lo unico que existia es el Movimiento, Peron lo destituyo de inmediato. Luego vinieron otros como Paladino etc etc El verdadero genocida, y doble revolucionario, con Uriburu, y luego en el 43 fue el que tomo las ramas primero contra el Pais, y contra la constitucion. Hasta puso en comision a la CSJN, y dicto una nueva “constitucion peronista “. Luego en Puerta de Hierro, se lamento de no haber tenido apoyo en sus camaradas, porque ” hubiera sido el primer Fidel de america ” Ese era Peron. Y si tiene alguna duda podra encontrar cartas, y libros del hecho. O podra si quiere entrar en YOUTUBE, y ver y escuchar ” Peronismo, fascismo argentino “. Suficiente por hoy.

      • Alberdi y Roca de nuevo
        13/11/2017 at 11:20 AM

        Extraordinario su recuerdo Roberto. No se trata de un detalle menor. Es un dato clave, que todos los que llevan a conocer la verdad, son ocultados sistematicamente por todos los enamorados de la mala fe y el extravio conceptual de muchedumbres que durante 7 decadas se suicidaron sosteniendolos en el poder para que saqueen y condenen a la miseria a un pais con evidentes aptitudes para todo lo contrario. Gracias por leccion de historia.

      • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
        13/11/2017 at 12:27 PM

        ¡¡¡ Un abrazo…, Señor Roberto!!!

        Guille

      • POCHO
        13/11/2017 at 3:01 PM

        hace falta decir que son todas inmundas e infames mentiras? suficiente por hoy y por mañana.

  6. noca
    13/11/2017 at 11:41 AM

    BUENISIMO SENOR AVOGADRO!!!
    QUE SE PUEDE ESPERAR DE LA MAL LLAMADA ORGANIZACION PARA LOS DERECHOS HUMANOS???

  7. Tirso
    13/11/2017 at 1:52 PM

    las SRAS. CARLOTTO Y BONAFINI, DICEN QUE ELLAS “… NO TIENEN QUE DAR EXPLICACIONES A NADIE DE LOS ACTOS Y HECHOS COMETIDOS POR SUS HIJOS…”, UN VERDADERO DISPARATE OCULTADO POR LOS POLITICOS, LOS PERIODISTAS Y LA ORGANIZACIONES DE DDHH.
    LAS ORGANIZACIONES ARMADAS, COMETIERON MAS DE 1.000 ASESINATOS Y MUTILARON E HIRIERON A MAS DE 2.000 PERSONAS, MUCHAS DE ESAS VICTIMAS INOCENTES HAN SIDO OLVIDADAS POR LA SOCIEDAD ARGENTINA EGOISTA Y NO TIENEN ESPACIOS EN LA T.V. Y LAS RADIOS.EL PERIODISMO COBARDE Y TENDENCIOSO IMPIDE SU VISUALIZACION

  8. MARITO
    14/11/2017 at 9:55 AM

    ROBERTO, te la sabés lunga, papá !. No la pifiaste ni en una coma. Da gusto encontrarse
    cada tanto con alguien que la juega de taquito porque la vivió. O sea que como decía el
    gran alcagüete Discépolo : “A mí no me la van a contar Mordisquito, porque yo la viví”.

    Pero te aclaro que te comiste lo más jugoso de esa epopeya. La mano vino así. Cuando
    tuvieron que sacarlo al General de los sótanos del ATLAS para llevarlo hasta la cañonera
    paraguaya, lo vistieron de linyera, con una barba postiza, un gastado sombrero y un raído
    saco muy holgado, más un bastón y la clásica bolsa de los crotos. Así transitó una cuadra
    hasta la esquina donde lo esperaba uno de los Cevrolet – 52 -negro de la policía que lo
    llevó hasta el puerto. Y aquí viene lo desopilante : tras su ascenso presuroso a la cañonera,
    apenas despojado de su disfraz . . . pidió para ir al baño. Es un clásico que a nueve de
    cada diez chabones que enfrentan una situación crítica que provoca miedo se le aflojen los
    esfínteres. O sea que el brioso General que se comía a los chicos crudos, estaba cagándose
    encima. Y algunos hasta aventuran que ya al entrar al barquito tenía los garrones salpicados.

    Es la triste constante de los guapos que lo son de cartón, apenas. Recordemos al bravísimo
    Che Guevara que se jactaba de haber fusilado dos mil pobres giles que se le oponían y los tenía
    agendados en su famosa libreta con tapas de hule negro : cuando el cabo boliviano le apuntó
    para liquidarlo porque la orden del ejército era boletearlo donde lo hallasen se hincó de rodillas
    el gran cagón suplicando “NO ME MATES, YO VALGO MÁS VIVO QUE MUERTO !!” .
    Segundos después sus sesos se estrellaban en el tronco de un árbol contiguo.
    Diría Julio Sosa con el bandoneón de Federico detrás :
    ” YA NO HABEMO MA’ GUAPO, LEOPOLDO . . .” Chan – Chán “.
    Si los boludos volaran, estaría siempre nublado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *