Justicia salomónica

ernestina-herrera-de-noble-e-hijos

Felipe y Marcela Noble Herrera son hijos adoptivos de la señora Ernestina Noble Herrera y, según se sospecha, ambos serían hijos biológicos de combatientes terroristas desaparecidos en la última dictadura militar. Las “Abuelas de Plaza de Mayo”, con la conducción de la Sra. Estela de Carlotto, buscan a aquellos hijos (de sus hijos muertos) que no fueron devueltos a sus respectivas familias. Notable gesto de amor, si lo que se persigue es terminar con la angustia y la impotencia de los que no conocen la suerte de aquel nieto, hermano o sobrino, intangible para los cinco sentidos mas, no así para el corazón. Mas, en el caso de los hijos de Ernestina Herrera de Noble (también, en otros) no parece ser ésa, precisamente, la intención; porque, en los argumentos y en las acciones de las abuelas, si algo falta, es amor; y, si algo sobra, es rencor.

La dictadura militar, que continuó la guerra sucia que instauraron los facciosos de derecha e izquierda durante el gobierno constitucional peronista, se apropió de niños recién nacidos en el cautiverio de sus progenitoras. Esperaban a que parieran las madres capturadas para recién matarlas y no entregaban a esos niños a sus abuelos o familiares directos. La razón es simple: ello habría significado delatarse a sí mismos por la suerte corrida por la madre. Una versión ridícula de los hechos pretende instalar en la opinión pública la idea de que los militares hicieron nacer a esos niños con el propósito de lucrar o apoderarse de ellos. Mucho más admisible y natural es pensar que el esperar a que las madres dieran a luz tenía que ver con la convicción de que el niño, todavía en el vientre materno, no tenía por qué compartir la responsabilidad ni la suerte de su progenitora. Eran inocentes y, por lo tanto, preservaron sus vidas (Los nazis y los estalinistas no se complicaban tanto). Ello no justifica ni la desaparición ni la tortura de las madres; mas, la selectividad para matar sólo al combatiente no es lo común en las guerras. No la tuvieron los aliados en la Segunda Guerra Mundial. El bombardeo de Hiroshima, Dresde, Hamburgo, etc., eximen de mayores comentarios. Tampoco, los Montoneros y el ERP exhibieron un alto grado de selectividad al matar. Las hijas asesinadas del Capitán Viola y del Almirante Lambruschini son pruebas de ello. Por cierto, ellas también tenían abuelas, madres y hermanos.

Felipe y Marcela Noble Herrera, si es que se comprueba que, efectivamente, son hijos de desaparecidos y, por este hecho, se manda a la cárcel a su madre adoptiva, Ernestina Herrera de Noble, habrán pasado por la cruel e insólita situación, siguiente: a) que el Estado argentino les haya matado a sus padres; b) que ese mismo Estado les haya dado otros padres y, a su vez estos, otra identidad; y c) que el Estado argentino a esa madre, que antes les dio y a la que ellos consideran su verdadera su madre, la encierre en una cárcel. Todo esto en nombre de la verdad, la justicia y los derechos humanos. ¿Se puede ser más cruel?

Cuenta la Biblia que el rey Salomón, en cierto día, debía decidir entre dos mujeres que reclamaban a un recién nacido como suyo. Ante la intransigencia de ambas, Salomón solicitó que a espada partieran en dos al niño y se lo repartieran. Entonces, una de ellas, airadamente, desistió en su demanda y pidió que entregaran el niño a la otra. Entonces el rey sentenció: “Entregad a aquella el niño vivo, y no lo matéis; ella es su madre”. Ahora bien, es imposible saber si Salomón obró de tal manera porque tenía la íntima convicción de quién era la verdadera madre o, más bien, porque tenía la íntima convicción de quién, de las dos, merecía serlo. Ni tenía a su disposición, ni necesitó de un análisis de ADN para hacer justicia. En el caso de Felipe y Marcela Noble Herrera, si el análisis en cuestión deriva en la devastación de sus vidas por su madre presa, la prueba de ADN está de más. En el supuesto de que Felipe y Marcela fueran hijos de desaparecidos en la dictadura, debe quedar claro que Ernestina Herrera de Noble no mató a los padres de aquellos niños. Lo que ella hizo fue brindarles el afecto y la contención de un hogar. Hay que forzar de manera extrema el orden del cosmos para confundir ese acto de amor con un crimen de “lesa humanidad”.

Por eso, aunque con usted no la hayan tenido, ¡tenga piedad por esos chicos, señora Estela de Carlotto!

Mauricio Ortín

Share
Subscribe
Notify of
guest
13 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Eduardo Lualdi
4 years ago

Les dejo un librito, para valorar las conductas referidas en la nota…

Gregory Fremont-Barnes (2015), A History of Counterinsurgency [2 volumes]
Series: Praeger – Security International
Publisher: Praeger
Language: English
Pages: 798
Size: 4 MB (4652830 bytes) Extension: pdf

Bajada gratis:
http://libgen.io/get_new.php?md5=740aeb9b8ce5b2529194d0840ce404c3

This two-volume history of counterinsurgency covers all the major and many of the lesser known examples of this widespread and enduring form of conflict, addressing the various measures employed in the attempt to overcome the insurgency and examining the individuals and organizations responsible for everything from counterterrorism to infrastructure building.

mari
mari
4 years ago

Ya les hicieron los estudios y dieron negativos,incluso llegaron a sacarles su ropa interior de una forma muy vilenta por orden de la jueza salgado
Lo que mueve a muchas de las dulces abuelitas es el negocio
Hasta cuando van a seguir molestando a esos chicos ?
La carlotto es tan buenita que uno de los jóvenes rescatados quiere seguir usando su nombre y apellido que tenía antes de enterarse que era hijo de unos guerrilleros y no se lo permiten

Ana
Ana
4 years ago

a que viene esta nota ahora???? la causa la tiene/tenía la arroyo salgado, ya le hicieron los estudiso, que dieron negativo….. y si no me equivoco el varón supo de quien era hijo… creo que una paraguaya. que nada tuvo que ver con el terrorismo ni la represión al terrorismo.

AntiKK
AntiKK
4 years ago

Las abuelitas solamente están detrás de la guita de la familia Herrera de Noble. las prueba de ADN dieron negativas. La persistencia en esto solamente es explicable asumiendo que Derechos Humanos S.A. solamente está buscando facturar.

Pedro
Pedro
4 years ago

Un poco extemporánea la nota… Creo que ya fue saldado en la justicia y no son hijos de desaparecidos.

Jorge de San Miguel
Jorge de San Miguel
4 years ago

Una opinión de afuera, y no tanto:
Creo que se debería publicar y difundir la declaración de los verdaderamente interesados: los hijos adoptivos de la Sra. Noble Herrera.
Todos los de afuera somos de palo, o deberíamos serlo.

STELLA
4 years ago

LA CAUSA LA TIENE ARROYO SALGADO, LA VIUDA DE NISMAN, Y NO LA CIERRA, ES CRISTINISTA COMO LA QUE MAS, TAMBIEN MANEJA CAUSAS DE NARCOS QUE ESTAN ESTANCADAS, PERO VAYA PARADOJA, LE MATARON AL PADRE DE SUS HIJAS, Y NADIE LE LLEVA EL APUNTE EN SUS RECLAMOS. HAY TRAICION POR TODOS LADOS.

ARNOLDO
ARNOLDO
4 years ago

EXCELENTE CONCLUSIÓN DEL ROL DEL ESTADO, COINCIDO QUE LA NOTA ES TOTALMENTE CONTRAPONEDORA, Y SE LE EFECTUARAN SUS CORRESPONDIENTE ADN Y EL FALLO JUDICIAL FUE A FAVOR DE LOS HIJOS DE NOBLE

el cantaro
el cantaro
4 years ago

LOS HERMANOS NOBLE NO SON HIJOS DE GUERRILLEROS LOS ESTUDIOS DE ADN DIERON NEGATIVOS.
ES UNA EXTORSIÓN DE LA VIEJA CARLOTTA QUE INVESTIGUEN A SU HIJO REMO Y LOS FRAUDES Y LOS FALTANTES DE DINERO QUE HIZO EN LA PCIA DE BS AS

ARNOLDO
ARNOLDO
4 years ago

RECTIIFICO TOTALMENTE EXTEMPORANEA

24/11/2015
24/11/2015
4 years ago

Creo q’ a la Sra. Estela Carloto desde la Provincia de Buenos As. también en su momento le querían entregar la “Fundacion Felices los Niños” del padre Grassi. para q’ adoctrinara a los chicos q’ vivían en ella y para promoverla al premio Nobel de la Paz.
Por suerte no ocurrió!!!

Carlos de Lanús
Carlos de Lanús
4 years ago

YA SE DESTAPARÁN MUCHAS COSAS DE LA MUGRE DE ESTAS ABUELAS.

gustavoadolfo
gustavoadolfo
4 years ago

Es uno de los tantos curros de estas viejas mercaderes.Pero les resultó infructuoso esta vez