La economía colaborativa y la competencia

bada624ce92ccdab6c9848d08825d5d6_M

El comercio siempre es un intercambio de saber-hacer y de saber-vivir. Sería, resumiendo, un modo o forma de relación social fructífera.

Cada día parece ser más intensa la reacción contra el “P2P”, al punto que según Hosteltur, Aurelio Vázquez, CEO de Iberostar Hotels & Resorts, declaró que “estamos alimentando a un monstruito al que se le están empezando a ver las fauces…”, y una vez más insiste que se trataría la economía colaborativa de “una fórmula ilegal y dañina para uno de los principales sectores de la economía española y la principal industria exportadora del país”.

Lo cierto es que la competencia va creando nuevos modos de vida o de cambio de usos y costumbres que genera ganadores y perdedores.

Días pasados leía una nota en la que un CEO de Sky Airline había resuelto pasar de ser una línea legacy a otra del tipo low cost, y LATAM parecería seguir el mismo camino para los vuelos de cabotaje y regionales.

Diría que el negocio del turismo cada día se “comoditiza” más por una simple razón, cuanto más homogénea y de menos costo es la oferta, más gente podrá viajar.

Es obvio que se incrementará la cantidad de turistas y bajará su promedio de gasto, y que ello saturará los destinos más buscados, y estos tendrán que adaptarse para responder a un mayor nivel de demanda.

Algunos destinos que llamamos sofisticados tendrán que bajar su nivel de precios, y otros intentarán mantener su exclusividad.

Hace años, digamos más de 50 o 60, París, Roma y Londres, por mencionar los destinos más conocidos a nivel mundial, como podrían ser San Carlos de Bariloche, Iguazú o Salta para los argentinos o Punta del Este para los uruguayos, eran destinos “exclusivos” que solo estaban al alcance del llamado público ABC1.

Hoy las cosas cambiaron y hay oferta para todos los gustos y posibilidades económicas.

Eso es la competencia.

Me parece muy ruin generalizar y decir que el “P2P” es una fórmula ilegal y dañina, puede ser que dentro de esa modalidad operativa algunos aprovechen para eludir o evadir el cumplimiento de sus obligaciones, como también lo hay dentro de lo que sería el sector formal.

Es interesante y creo que es válido relacionarlo lo que fue el low cost para el transporte aéreo, y hoy día se está generalizando porque los operadores han comprendido que gastaban ingentes sumas de dinero en servicios o beneficios que el cliente utilizaba pero que poco le importaban.

Podríamos decir que “a caballo regalado no se le miran los dientes”.

Por ejemplo, las sobreventas se generalizaron porque las llamadas líneas aéreas legacy no penalizaban al “pax no show” (pasajero que no se presenta).

Si se lo sancionara como está previsto en las condiciones de contratación, no sería necesario recurrir a la sobreventa.

Días pasados me comentaba un tripulante que trabaja en una “low cost” europea que ellos no recurren nunca a la sobreventa, ya que el “pax no show” o pierde su billete, o debería pagar una multa de un monto tal que no tendría justificación solicitar el reembolso. El “no show” no les origina perjuicio alguno.

También me decía que en los casos de venta a bordo, la gente gasta muy poco en comidas o meriendas en los casos que se ofrecen. El calculaba a ojo de buen cubero en un 20% quienes optan por esos servicios. Contrariamente, una mayoría gasta en la compra de productos o servicios que se ofrecen desde que el avión cierra sus puertas hasta que llega a destino. Le pregunté cuáles y me dio una lista interminable, juegos de azar, bebidas, perfumes, alquileres de autos, excursiones, prendas de vestir que en algunos casos se compran por catálogo y se retiran en el aeropuerto, en fin, un verdadero shopping.

El P2P es imparable y el turismo en general irá adoptando nuevas formas y modos, y este “monstruito” del que habló Aurelio Vázquez, mañana se verá amenazado por otro y por otro y por otro hasta el fin de los siglos…

Le diría al Señor Vázquez y a quienes comparten sus “principios”, defiéndalos hasta donde puedan, pero no generalicen, eso no es de personas inteligentes… (Portal de América)

Luis Alejandro Rizzi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *