La plata es nuestra

El 22/6/2019, el Frente de Todos presentó ante la justicia electoral un documento de 30 páginas (que incluía los “Diez compromisos por la Argentina” de Sergio Massa), equivalente al programa de gobierno que implementaría de llegar al poder. El 2º ítem es en particular, interesante.

Quizás la base más importante del PJ fue siempre la justicia social que incluye el bienestar de los más desvalidos. En el documento (2º ítem) se refiere a […]“la marcada caída del poder de compra salarial en un contexto de aceleramiento inflacionario[…]”. Preocupación indiscutiblemente cierta.

Luego de la derrota electoral de las PASO, sufrida por el gobierno, éste decidió tomar medidas populistas, que aunque tardías, ayudan a los que las necesitan. Se bajó el IVA de 14 productos alimentarios básicos. Tomando en cuenta la devaluación debida a la suba del dólar. Medida razonable.

No hubo tiempo para consultar al congreso ni a los gobernadores, la gente necesita comer y no conoce formalidades jurídicas. Se supone que el PJ de esas cosas entiende, ha sido su adalid desde los tiempos de Perón. 19 Gobernados peronistas no lo entendieron, se opusieron.

Es llamativo viniendo del partido político que dice defender a los pobres. Abroquelados en: ”no me toquen la plata que me corresponde”, “no puedo pagar sueldos”, “si no dan marcha atrás recurrimos a la justicia(¿?)”, hicieron un triste papel ante sus propios votantes. Lamentable.

Es el mundo del revés de María Elena Walsh, Macri preocupado por los pobres y el peronismo preocupado por la coparticipación, que les retaceaba Cristina y les cumplió este gobierno. Hay que aclararles a los gobernadores que la plata no es de ellos ni del presidente, es nuestra.

La plata por la que discuten, no es ni de los partidos ni de los gobernantes, la plata es de los ciudadanos que pagamos impuestos. La plata es nuestra. La Nación la coparticipa, grave error, habría que volver al tiempo en que las provincias y la Nación coparticipaban, como se hizo hasta 1935.

Mientras Macri se preocupa por los precios de los alimentos básicos, Alberto Fernández se indigna con la decisión del Presidente porque “des capitaliza” a las provincias. De la misma manera que con racionabilidad se preocupa por las reservas del Banco Central, que necesitaría con dólares.

Macri keynesiano, Fernández capitalista. ¿Cómo era eso de “combatiendo al capital”? Todo Cambia, Todo Cambia, cantaba Mercedes Sosa. ¿Alberto F sostiene que Cristina F cambió. Que no es la misma que implantó el cepo, que firmó el Memorándum con Irán, la gran amiga de Maduro. ¿No es?

El libro “Sinceramente”, escrito entre mediados de 2018 y comienzos de 2019, demuestran que es la misma. Que piensa igual, que siente igual y que, de poder, actuaría igual. Su amigo Chávez diría “¡¡¡danger, danger!!!” El peligro es para los argentinos y en particular para Alberto Fernández.

En el seminario de Clarín Democracia & Desarrollo, en un gesto de civilización que los honra, Macri y Alberto F. contestaron preguntas. Alberto aseguró que: “si soy presidente conmigo no hay default”. Pregunta para economistas, ¿defaultean los presidentes o los países no pueden pagar?

Alberto F también dijo: “voy a ser el presidente”. ¿Una reiteración del resultado de las PASO, la certeza de ganar en 27/10 o estaba tratando de repetir una vez más que de ganar el presidente va a ser él y no Cristina? Lo dice tanto que no se sabe si es para convencer al electorado o para convencerse el. Es cierto, Alberto no es Cámpora ni Cristina es Perón.

Pero Cristina es Cristina, no cambió y su hijo dirige la Cámpora y esta va a dominar la provincia de Buenos Aires con Axel Kicillof. Por algo antes de partir hacia Cuba les ordenó: “hacer campaña en puntas de pie”. Como los felinos con patas acolchadas cuando se preparan para atacar.

Alberto Fernández es un hombre inteligente y conoce a los actores con los que trabaja. Wado de Pedro lo acompaña a todas las reuniones que no son con personajes K. ¿No le tienen confianza al candidato? ¿El candidato le tiene confianza a su vice y a la Cámpora? ¿Podemos tenerles confianza? “¡Ay, Patria mía!”*

* Frase de Manuel Belgrano al morir, 20/6/1820.

Malú Kikuchi

Share

12 comments for “La plata es nuestra

  1. Javierferrero
    25/08/2019 at 11:13 AM

    En la Reforma constitucional de 1994, cuyos 25 años se celebraron esta semana, se dispuso, en la Clausula Transitoria Sexta, que antes de finalizar 1996, se dictaría un nuevo régimen de coparticipación.
    Todavía no se hizo a pesar de que todos los políticos hablan de “respetar la Constitución”
    ¿Por que no se modificó? Porque todos quieren MAS y ninguno está dispuesto a ceder absolutamente NADA

    El régimen actual ha perjudicado a la provincia de Buenos Aires en beneficio de las provincias “más pobres”. El único resultado fue que las provincias siguieron siendo pobres pero los políticos de esas provincias se enriquecieron.

    Es necesario cambiar el sistema y que cada provincia se sostenga con los recursos que genera. Eso obligará a sus gobernantes a preocuparse por el crecimiento y desarrollo económico de sus provincias.

    Un dato de color: Cuando se incrementó el IVA de 18% al 21%, en un acuerdo con las provincias, se hizo para suprimir el impuesto a los Ingresos Brutos. Hoy tenemos el IVA a 21% pero también tenemos los Ingresos Brutos que no se suprimieron sino que, por el contrario, se incrementaron.

  2. AQUILES MEO DELATORRE
    25/08/2019 at 11:47 AM

    Estimada Sra. Melo Tilinguchi, sus escritos son cada vez màs estùpidos e infumables, siga asì, la felicito¡

  3. DR. DARIO FERNANDO QUEIROLO
    25/08/2019 at 2:57 PM

    FELICITACIONES SRA. KIKUCHI .- EXCELENTE ANÁLISIS .-

  4. MCARTHUR
    25/08/2019 at 2:58 PM

    SR. JAVIERFERRERO , COMPARTO PLENAMENTE SU PENSAMIENTO .-

  5. 25/08/2019 at 3:43 PM

    Abramos nuestra mente emocional para dar paso a la mente racional de base científica,
    No a la de los sofistas sino a la de los auténticos filo-sofos.
    El Estado somos el Consorcio de Ciudadanos, los que producimos riqueza (aunque hay muchos que no lo hacen) y pagamos las expensas. La Administración del Consorcio Estado (mal denominada gobierno) la delegamos, con atribuciones limitadas (pero siempre impúdicamente rebasadas por los que torpemente elegimos como empleados públicos), a mandatarios con mandatos específicos (que rápidamente mutan a la condición de representantes para forzarnos hacer autoritariamente lo que a ellos les viene en ganas o conveniencia, por su naturaleza de ignorantes inescrupulosos -la mayoría de las veces- o de especuladores fanáticos y corruptos).
    El dinero (la plata) no se come y es tan solo un referente para el intercambio de la riqueza producida, bienes y servicios que los ciudadanos intercambiaríamos pacífica y respetuosamente en armónica convivencia si no fuera por la interferencia de las tres marabuntas oligarquías encaramados en la fraudulenta toma del poder, la de la casta política, la de los empresarios prebendados (vulgares mercaderes de baja estofa) y la corrupta oligarquía sindical, la más nefasta corporación explotadora, desvergonzadamente enriquecida quitando autoritariamente a todos los trabajadores útiles (aquellos que verdaderamente producen riqueza, esto es, emprendedores y empleados) parte de lo que producen (plusvalía) para llenar sus bolsillos impúdicamente, como se comprueba cada vez que se investiga a fondo a cualquiera de ellos, convertidos en una de las más destructivas mafias.
    Analicen a fondo la famosa frase de Sarmiento (contemporáneo de Karl Marx) “Hay que educar al soberano”, que la generalidad reduce a pensar que hay que educar al pueblo cuando en verdad Sarmiento-con su enorme poder de síntesis- estaba señalando que el soberano –Autoridad Suprema- es el pueblo que debe ser formado para ejercer esa autoridad suprema -por ser el integrante del Supremo Consorcio de Ciudadanos- para saber elegir y exigir a sus empleados públicos (Administración Pública, mal denominada Gobierno que significa “comando, conducción”).
    Y lo de Sarmiento -como contemporáneo de Karl Marx- viene al hecho de que en paralelo un libertario como Karl Marx (equivocado con su teoría del valor como se lo demostró en vida su vecino Jevons en Londres y Carl Menger en Austria, paralizándolo en su intención de continuar con su segundo tomo de El Capital), escribió -a sus jóvenes 30 años, en 1848- el Manifiesto Comunista en el que incluyó “Solo el libre desenvolvimiento de cada uno permitirá el libre desenvolvimiento de todos”.
    Pero los torpes iletrados del marxismo actual, que no han leído con claridad mental el manifiesto comunista y posteriores escritos de Karl Marx, creen que Marx era un partidario de la dictadura del proletariado como condición última de gobierno. Sigan leyendo a Marx y notarán que él le respondía al partido obrero alemán diciéndoles que “el tamaño del gobierno del Estado” debía de ser muy pequeño y dedicado al servicio exclusivo del Estado Consorcio” y que superada – “por sus propias contradicciones”- la etapa de la última de las dictaduras, esto es, la dictadura del proletariado, llegaría la humanidad a su condición suprema, la convivencia libre y armónica, la anarquía, o sea, la extinción definitiva de una dictadura que planificara y determinara la vida de los ciudadanos. Más libertario imposible.
    Es hora que los remanentes socialistas tomen conciencia de que el socialismo es sinónimo de fracaso, que no hay ni un sistema socialista que haya sido exitoso, que le es inherente el fracaso y que solo han sembrado daño , destrucción y servidumbre social.
    Aprovechen este próximo noviembre cuando se cumple el treinta aniversario de la caída del Muro de Berlín para despojarse -en una catarsis freudiana- de su intoxicación mental socialista. Recuerden lo que Marx pensaba a sus treinta años “Solo el libre desenvolvimiento de cada uno permitirá el libre desenvolvimiento de todos” (hoy los confundidos lo tildarían de neoliberal).
    El mundo exitoso de hoy responde a esa consigna libertaria, la de las comunidades que conviven armónicamente, en plena libertad de sus miembros, interactuando respetuosa y pacíficamente, sin ningún tipo de paternalismo centralizado, intercambiando, cada vez más, mayor cantidad de bienes y servicios, además de ciencia, arte y afectos.
    En vez de reclamar como pusilánimes, anímense socialistas a proveer y, en vez de salir anestesiados a gastar sus energías en combates delirantes para obtener lo que no son capaces de gestar, úsenlas para producir y así empezar a contribuir por un mayor bienestar social, con pleno respeto por las libertades de vuestros conciudadanos.

    • .....................................
      25/08/2019 at 9:39 PM

      EL ESTADO DEBÍA SER MUY PEQUEÑO…… JAJA
      POR SUPUESTO….

      EL ESTADO MARXISTA TAMBIEN ESTABA EN MANOS DE UN PEQUEÑO GRUPO DE ELITE QUE SE LLAMABA SOVIET NOMENKLATURA ….A ESO SE HABRA REFERIDO EL GENOCIDA MARX.

      JAJAJ

      ANDA BLANCO ANDÁ A PASEAR CON TU PSEUDO CONSORCIO

      ESO ES UNA ESTUPIDEZ COLOSAL.

      • .....................................
        25/08/2019 at 9:41 PM

        MARX UN CÍNICO….

      • .....................................
        25/08/2019 at 9:47 PM

        ¿¿¿PRETENDES USAR TU INTREPRETACIÓN BUENISTA DEL COMUNISMO COMO UNA ESPECIE DE VASELINA ??

        ¿¿¿TE GUSTA EL TE??? BLANCO TOMÁTELAS::::JAJAJA

        • .....................................
          25/08/2019 at 9:47 PM

          NOS QUIEREN COMUNISTAR A COMO DÉ LUGAR QUE SOFISTAS HIJODEMIPUTAS…

  6. .....................................
    25/08/2019 at 9:32 PM

    LA CAIDA DEL PODER SALARIAL ES POR LA INFLACIÓN QUE CREAN ELLOS…. CÍNICOS

  7. .....................................
    27/08/2019 at 4:43 PM

  8. .....................................
    28/08/2019 at 8:06 AM

    Existe una deformación de mercado grave que habría que estudiar y corregir.

    Medio kilo de polenta Quacker por “Precios Cuidados” cuesta $ 31,99. Esto es $ 64 el kilo ó U$S 1,45 el kilo. Parece subido de tono para los bolsillos populares. De igual forma suena un tanto descabellado que tres choclos pequeños salgan un dólar en un país que exporta 33 millones de toneladas de maíz.

    Tenemos varios problemas. Uno de ellos es la enorme carga impositiva sobre los alimentos, que succionan el 50% del precio. Cada vez que una persona va al almacén, la mitad de la erogación va para el almacenero y la otra mitad al estado en forma de impuestos. El otro cargo son los fletes. Y el tercer problema es el pésimo sistema de comercialización de alimentos. El sistema de supermercados es obsoleto y sobrecarga los precios. Todo ello explicado en detalle en FALACIAS REPETIDAS POR EL SR. PIUMATO..
    https://restaurarg.blogspot.com/2019/07/el-maiz-la-pachamama-y-el-presidente.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *