La solución del problema de la pobreza

Mario Cadenas MadariagaEl Papa Francisco.

Al adoptar el nombre de Francisco, el Cardenal Bergoglio anticipó la esencia de su pontificado: resolver o atenuar el problema de la pobreza en el mundo.

En su visita a Ecuador, Bolivia y Paraguay, los tres países hispano-sudamericanos más pobres, quedó patente esta preocupación y el grado de su compromiso. Condenó al sistema mundial por su incapacidad de dar solución o al menos no plantearse seriamente como misión ese resultado.

El reclamo papal se entendió dirigido al sistema capitalista, pero lo cierto es que en el mundo, hay muchas regiones y países muy populosos como la China, el África en su mayor parte, o los países musulmanes, donde no predomina el capitalismo y una gran parte de su población sufre la pobreza, a los cuales no excluyó de su crítica, como no podía ser de otra manera.

En esta prédica el Papa está acompañado por la opinión pública mundial y el hecho de haber levantado esa bandera, entre otras, lo ha convertido en el Pontífice más popular en la historia de la Iglesia.

Superar la pobreza requiere, no obstante, mucho más que la voluntad para superarla.

San Francisco, su inspirador, hace mas de 800 años, se propuso el mismo objetivo, y él en su obra en vida y la de la Orden Franciscana, en todo el tiempo transcurrido desde su fundación, aun cuando tuvieron grandes logros -como contribuir al despertar la conciencia de los pueblos a asumir esa responsabilidad como una obligación-, lo cierto es que el flagelo continúa, y por el número de sus víctimas se ha agravado, aunque en términos relativos haya disminuido.

Jean Fourastié dice que en Francia las grandes hambrunas terminaron cuando se difundió la siembra de la papa y el nabo, a principios del siglo XVII, porque a diferencia del trigo que producía 700 kilogramos por hectárea, alcanzaba a 8 toneladas, con los nuevos cultivos, en esa superficie y en esa época. Hoy llegan a producir 60 toneladas.

El ejemplo del mundo desarrollado.

Si consideramos los países del mundo desarrollado -Europa, EEUU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Japón-, con 1.260 millones de población, regido por el régimen capitalista, donde la pobreza esta casi resuelta.

Esta situación no fue siempre así, pues todos esos países, mejoraron notablemente sus ingresos, de tal manera, que la solución de la pobreza, recién la lograron a partir del siglo XX.

El factor fundamental ha sido el mejoramiento de la productividad, es decir:

El rendimiento de todos los factores que intervienen en el proceso de la producción o sea:

  • La capacitación del trabajo humano;
  • El adelanto tecnológico y la invención científica en los equipos, maquinarias y nuevos productos;
  • La captación de grandes capitales a través de las sociedades anónimas y las bolsas, la política cambiaria y de crédito bancario;
  • El perfeccionamiento de la organización de las empresas; y
  • El mejoramiento de las instituciones de gobierno, y su papel en la distribución de los beneficios.

En el resto del mundo con 5700 millones de habitantes, hay sectores que tienen ingresos medios y altos, que están liberados de la pobreza; sin embargo es posible que la mayor parte del resto de sus poblaciones se encuentren afectados por ella, no en su significado mas duro que es la indigencia, sino como insuficiencia en la atención de las necesidades básicas -vestimenta, habitación, atención de la salud, o de educación.

Para superar esta situación, las políticas que deberán seguir es el mejoramiento de la productividad de sus economías, porque si bien la solidaridad mundial se puede desarrollar para paliar o atenuar esa situación, nunca será suficiente para suplir el esfuerzo propio y necesario que deben hacer los pueblos de bajos ingresos para alcanzar un status superior.

El Papa Francisco deberá complementar su apelación.

En el vuelo de regreso a Roma, del reciente viaje a Sudamérica, el Papa Francisco contestó a un periodista que estaba dispuesto a complementar su apelación recordando el papel de las clases medias en sus próximos viajes.

Sin duda nadie mejor que él que tanto valora y jerarquiza el diálogo, deberá escuchar sugerencias como la referida y la presente, que tienen el sincero propósito de ayudarlo en su inmensa tarea.

Es decir la solución del problema de la pobreza está, además del amor al prójimo, determinado por los factores que hemos indicado precedentemente.

Por tanto es indispensable, que como parte de su magisterio, señale a los pueblos afectados, que pongan en práctica las políticas que llevan a la superación del flagelo, al mismo tiempo que reciben la ayuda cristiana.

La Argentina es un caso típico en el sentido que podemos en pocos años liberarnos de la pobreza o reducirla sustancialmente, si modificamos las políticas actuales, por ejemplo como nosotros lo hemos indicado en nuestro Programa de Gobierno 2015/2019, hecho llegar a todos los obispados y arzobispados del país, además de publicarlo por Internet.

Mario Cadenas Madariaga

Share

3 comments for “La solución del problema de la pobreza

  1. BARRACUDA
    18/07/2015 at 7:34 PM
  2. Die Walkyria divizionen
    19/07/2015 at 10:45 AM

    El tema de la pobreza, a veces está mal enfocado.

    Con respecto a los africanos que semanalmente arriban a Europa, el papa cree que son muy pobres, pero no miró las tenis (zapatillas) que calzan, ninguno de mis tres hijos que son universitarios egresados, con trabajo autónomo, familia y gente trabajando para sus empresas tienen calzado como ese que traen los “pobres” desde áfrica.
    Tampoco se enteró las que calzan los mangueros de los subtes de Buenos Aires.

    En realidad quieren estos pobres, en poco tiempo tener un Mercedes Benz o equivalente, pero don Bergoglio prefiere hacer demagogia y parlotear estupideces remanidas como caballito de batalla.
    En América pasa lo mismo, los que llegaron tarde al reparto no tienen conformidad, no entienden que llegaron tarde y les va a costar un poco más llegar al estatus que ven en las películas.

    O sea…cocinar un poquito más de Coca, apartar las hojas chamuscadas, moler bien el vidrio, y poner mucho talco.

    Eso se logra en la villa con la tranquilidad que dan los hechos consumados y aceptados.
    A no desesperar todo llega, clientes sobran y demanda también.

    La ley los ampara solo por pasar por pobres y ser negritos. O sea…..

  3. CHALA MAN
    19/07/2015 at 11:47 AM

    Ay Walkyria, ud siempre tan mal pensado, cómo puede afirmar ligeramente que los hermanitos latinoamericanos del norte (uno de los mayores productores mundiales de coca) QUE ELLOS NO CON SUMEN, y vienen a venderla acá, so pretexto de Inclusión Inclusión pero todos cierran la boca y miran para otro lado. Cada uno más o menos sabe en su barrio adonde se refugian estas lakras, que tienen la protección de políticos, jueces, fiscales, policías y banqueros que lavan el dinero mal habido y nos quedamos de brazos cruzados.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *