La visita de Angela Merkel

El Presidente de la Nación recibió la visita de la poderosa e influyente Angela Merkel, canciller de Alemania. Como era de esperar la importante visitante elogió a su anfitrión al destacar que desde que Cambiemos está en el poder “las condiciones macro en la Argentina se han vuelto más fiables”. “Alemania puede ser un buen socio”, remarcó Merkel mientras Macri esbozaba una sonrisa. Tanto fue su entusiasmo que en un momento habló de coincidencias como “la lucha contra el cambio climático” y expresó que “los dos queremos defender el libre comercio”. “Ahora hay transparencia en las licitaciones”, remarcó la jefa del país donde reside la sede de Siemens. Diez directivos de esa multinacional fueron procesados por la justicia de nuestro país y deberán ir a juicio oral por el supuesto pago de sobornos en 1998 en medio de una transa con el grupo Socma, en aquel entonces liderados por Macri padre y el actual presidente de la nación. Macri le planteó a Merkel durante la cena de gala cerrar lo antes posible el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. La Canciller germana prometió negociar y advirtió que “hay buenos motivos para llegar a un acuerdo” pero que “no se verán colmados todos los deseos de la Argentina sino que habrá que hacer concesiones”. Alemania, remarcó Merkel, “no siempre es un socio fácil”. Macri aprovechó la oportunidad de estar cara a cara con la mujer, políticamente hablando, más poderosa del mundo, para remarcar sus diferencias con Donald Trump, quien acaba de pulverizar el compromiso de Barack Obama con las metas de combate al calentamiento global. La decisión del magnate de abandonar el Acuerdo de París repercutió en el mundo entero. También es su decisión renegociar o anular los acuerdos de libre comercio impulsados desde la época de Bill Clinton, como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. Hace unos días Trump planteó una suspensión de cuatro años para reconstruir la industria norteamericana, mereciendo la crítica conjunta de Alemania, Francia e Italia. Hasta el día anterior a su encuentro con Merkel, el presidente de la nación había guardado silencio sobre el retiro norteamericano del Acuerdo de París. Es probable que al diferenciarse de Trump frente a Merkel, Macri haya decidido dar comienzo a un giro en la política exterior de Argentina. También puede obedecer a su decisión de hacerle saber a Merkel que apoya su postura, pese a que gobierna un país que pertenece al área de influencia de Estados Unidos. Siguiendo el ejemplo de Barack Obama, durante su breve estadía en nuestro país la Canciller alemana visitó el Parque de la Memoria, que recuerda a las víctimas del terrorismo de Estado. También visitó el templo judío de Libertad y Córdoba, en el centro porteño. “Quiero agradecerles que hayan acogido a muchos alemanes aquí en su país, porque muchos vinieron huyendo de los nazis”, expresó Merkel en su discurso, flanqueada por Rodríguez Larreta, el embajador alemán Bernhard Graf von Waldersee y el embajador de Israel IIlán Sztulman. “Hay que luchar contra el antisemitismo donde se presente”, sentenció (fuente: Martín Granovsky, “Merkel avisa que Alemania no es socio fácil”, Página/12, 9/6/017).

Respecto de la visita de Merkel opinaron Adriana Meyer (“La lección de Vera”, Página/12, 9/6)017) y Raúl Dellatorre (“Un acuerdo de conveniencia”, Página/12, 9/6/017). Escribió Meyer: “Vera Jarach saludó en inglés a Angela Merkel y le dijo “le voy a comentar algo”. La madre de Plaza de Mayo (Línea fundadora), cuya hija Franca permanece desaparecida tras estar cautiva en la ESMA, y por testimonios su cuerpo habría sido arrojado en los vuelos de la muerte, abordó a la Canciller alemana en su vista al Parque de la Memoria para contarle que no tiene una tumba donde visitar ni a su abuelo ni a su hija. Y le señaló la importancia de luchar contra el negacionismo. “Que nunca más haya silencio” sobre el genocidio, requirió. “Soy una judía italiana, mi familia se salvó viniendo a la Argentina pero mi abuelo se quedó y terminó en Auschwitz, no hay tumba. Muchos años después le tocó a mi hija, de 18 años, secuestrada y torturada en un campo de concentración, por testimonios sabemos que fue arrojada en los vuelos de la muerte, tampoco hay tumba. “Son analogías donde la historia se repite, las tragedias se repiten”, expresó Jarach a la jefa del estado alemán” (…) “El que fue ministro de Cultura de acá, que ahora está en Alemania, fue uno de los que empezó a negar, a decir que no son 30 mil desaparecidos”, dijo Jarach sobre Darío Lopérfido, agregado cultural en Alemania” (…) “Nosotras queremos saber, entonces, cuántos son, los militares saben, que lo digan, dónde están, qué ha pasado con los nietos entregados y robados a otras familias, son ellos los que deben hablar. Pero no se puede negar. Además de Memoria, Verdad y Justicia, yo tengo un cuarto pedido a la humanidad, y es nunca más el silencio, se lo pido a usted también”, dijo la Madre de Plaza de Mayo con una ancha sonrisa”. Escribió Dellatorre: “La jefa de gobierno de Alemania, Angela Merkel, destacó el interés del presidente anfitrión, Mauricio Macri, en el acuerdo de integración Mercosur-Unión Europea y su “respeto al libre comercio”, así como su predisposición a la cooperación internacional en el marco del Grupo de los 20. No es para menos. Si el acuerdo interbloques se firma a fin de año, en coincidencia con la realización del encuentro de la Organización Mundial de Comercio en Buenos Aires, será por la predisposición de los actuales gobiernos de Argentina y Brasil para aceptar las pretensiones impuestas por el viejo Continente, que la visita de Merkel no hizo otra cosa que ratificar. Los cambios de gobierno en Brasilia y Buenos Aires en el último año y medio… representaron un vuelco sustancial en las negociaciones. Tanto los gobiernos de Lula y Dilma, como los de Néstor y Cristina, tuvieron como característica distintiva la dura posición negociadora buscando equilibrar una relación que es absolutamente desigual. No lograron avances, pero impidieron que se consolide la posición dominante de la Unión Europea” (…) “El gobierno de Cambiemos ubicó el acuerdo con la Unión Europea como uno de los ejes centrales de su estrategia externa” (…) “Paralelamente, el golpe en escena que significó el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos trajo, entre otras consecuencias, que la Unión Europea volviera a prestarle interés a un acuerdo que ya tenía pronto a pasar al olvido” (…) “En un reciente artículo, el economista e investigador de CLACSO Jorge Marchini reconoce “la enorme importancia estratégica de la negociación entre las dos regiones, ya que no hay duda que mejorar y ampliar las relaciones entre ambas debe ser un objetivo prioritario”. Pero al mismo tiempo señala que la propia trascendencia del asunto “requeriría que las negociaciones fueran conocidas en forma amplia y puestas en debate público, pero no es así”. Al respecto, Marchini advierte en el mismo artículo que “en forma engañosa, suele afirmarse que las negociaciones Mercosur-UE en marcha son, sobre todo, de tipo comercial. No es así, la mayor parte de los temas en discusión son de carácter estructural y comprometen el conjunto de la economía en ámbitos críticos tales como servicios, patentes, propiedad intelectual, compras públicas, inversiones y políticas sanitarias y fitosanitarias”. El mismo autor sostiene, al respecto, que “la eventual provisión de igualdad en el tratamiento nacional a los países de la UE, aun si se incluyeran algunas salvaguardas de excepción, impediría defender y priorizar la diversificación de matrices productivas, que hoy resulta imprescindible encarar ante los cambios de la economía mundial”. Es decir, resignaría armas defensivas en un mercado de competencia salvaje” (…) “¿Qué beneficios pueden esperarse de esta sociedad con las potencias dominantes? Si no fuera por lo devaluado del argumento, seguramente se insistiría en la “lluvia de dólares” (o euros)” a partir del mejoramiento de las condiciones para el capital extranjero. En cuanto a la mejora en el intercambio comercial, de acuerdo a lo que se conoce de los términos del acuerdo (que no es mucho), los principales beneficios quedarían en manos de los mismos grupos económicos que ya se encuentran en condición privilegiada. En el rubro agrícola, uno de los principales escollos era, hasta el año pasado, que Europa no aceptaba el ingreso de productos transgénicos. El obstáculo se salvó no por una disminución de riesgos medioambientales, sino por cambio de titularidad de patentes: la decisión de la alemana Bayer de comprar la norteamericana Monsanto en septiembre pasado flexibilizó la vocación ecológica de Alemania y la Unión Europea. Para Europa, el Mercosur representa un mercado de 250 millones de consumidores, aunque hoy con capacidad adquisitiva disminuida. El Mercosur, en cambio, coloca escasos volúmenes de producción manufacturada en la UE, situación que difícilmente cambie con este tipo de acuerdos, en los que prevalecen las desigualdades económicas pero también de capacidad y decisión política para defender un modelo propio de desarrollo”.

En su edición del 9 de junio, el portal Infobae publicó un artículo de Jorge Asís titulado “Radicales desencantados del tercer gobierno radical”. Los párrafos salientes son los siguientes: “El desencanto de los radicales crece sobre todo por los dramatismos distritales que se les presenta en Córdoba y Santa Fe. En el tercer gobierno radical abundan radicales que se sienten paradójicamente desencantados” (…) “Por las medialunas mojadas en los cargos no deberían quejarse, pero se compadecen injustamente por no gravitar en los mecanismos de toma de decisiones, de las que suelen enterarse, en general, por los diarios, cuando el pescado está cocinado y listo para consumir” (…) “Severos síntomas de ingratitud impiden percibir el beneficioso efecto comparativo, presente en la pregunta contrafáctica: “¿Qué hubiera sido del radicalismo si no colaba en Cambiemos?”. Era real el riesgo de profundizar la paulatina decadencia, casi próxima a la práctica disolución. Como también fue real que la candidatura de Mauricio Macri, el presidente del TGR, sólo adquirió cierta relevancia cuando la línea Sanz, mal llamada Todo por Dos Pesos, se impuso en aquel carnaval de Gualeguaychú” (…) “En Gualeguaychú los radicales le brindaron a Macri lo que ansiosamente necesitaba. El esqueleto territorial. Para sumarlo al cóctel de la ética, de la transparencia imbatible por el agua bendita que emanaba desde la tercera pata del trípode. La señora Elisa Carrió, La Demoledora” (…) “Pese a las medialunas mojadas y mordidas, a los radicales que hoy comen caliente les cuesta aceptar la llamativa parábola política de Macri. Nuestro héroe, Macri, se inició con Compromiso para el Cambio, la mutual macricaputista que derivaría en Propuesta Republicana, el PRO, aún imbuido de la filosofía macricaputista” (…) “Ocho años después, gracias al trípode Cambiemos, Macri encara exitosamente en el desierto la conquista de la nación. Junto a los coalicionistas de Carrió y los radicales de Sanz, transferidos luego de José Rafael Correa, intendente de Santa Fe. Pero para gobernar, en adelante, como si no hubiera pasado nada, con los incondicionales mutualistas de Compromiso para el Cambio, en un retroceso que demuestra, en efecto, fortalecimiento. Ya sin Nicolás Caputo…Pero sí con Marcos Peña” (…) “Y sostenido por los pilares jónicos de la dupla Mario Quintana-Gustavo Lopetegui, Luz de Mis Ojos, I y II. Son los que cargan con un tablero de control con rueditas para auditar a los ministros despersonalizados, apenas convertidos en encargados de área de la Argentina Socma. Cuenta Macri también con María Eugenia…Una dulce Heidi artificialmente coucheada como leona feroz. Y cuenta con Rodríguez Larreta, el entusiasta a cargo de las golosinas del maxiquiosco. Completa el circuito Carlos Grosso, Il Consigliere… Y con el oportunismo conceptual del pensador Jaime Durán Barba, El Equeco, que es “caro pero el mejor” (…) “El triunfo de Corrientes sirvió para que los radicales desencantados tomaran un poco de aire. Vitaminas saborizadas. Menos que avanzar casilleros, los radicales desencantados procuran no retroceder. Se impone mantener, para la boina, los lugares que tienen conquistados” (…) “El desencanto de los radicales crece sobre todo por los dramatismos distritales que se les presenta en Córdoba y Santa Fe. Aunque según nuestras fuentes diste de ser cierto, los macristas envolventes les facturan falsamente que, en virtud del clásico entendimiento de Macri con el gobernador Schiaretti, fue que cayó la candidatura de José De la Sota, Cordobecista Profesional. Era el único que podía golearlos. Este desplazamiento le permite al macrismo imponer, en el primer plano, a Héctor Baldassi, una persona de bien al que apodan La Coneja. O El Soplapito, en alusión a su pasado de réferi” (…) “A cada Doctora le llega su Florencio Randazzo, El loco. Y a cada Rodríguez Larreta le llega su Martín Lousteau, El Personaje de Wilde. Sir Lousteau es impulsado por el radicalismo de Enrique Nosiglia, El Cardenal Coti, y Christian Colombo, El Banquero que no se resigna. Lleva prendida la vacuna de la política. Pero los radicales que ya mojaron, los que se aferran a las crocantes medialunas del TGR, le niegan a Lousteau la legitimidad radical. Prefieren entonces ir como adherencias de Carrió, aunque íntimamente les cuesta soportarla. Pero Carrió mantiene sus propios sermoneros para colocar. Y se reserva la autorización final para figurar en su lista”.

En su edición del 9 de junio, La Nación publicó un artículo de Fernando Laborda titulado “Ante la insolencia del súbdito y su consabida intolerancia”. Los párrafos salientes son los siguientes: “Muchos se preguntan por qué el kirchnerismo se empecina en cerrarle a Florencio Randazzo el camino a una competencia interna con la ex presidenta de la Nación cuando, según todas las encuestas, no hay figura del peronismo bonaerense con mayor intención de voto que Cristina Fernández de Kirchner. La respuesta no es que le tengan miedo al ex ministro del Interior y Transporte, sino que Cristina no tolera que la desafíen; mucho menos si quien la insolenta fue durante ocho años uno de sus colaboradores inmediatos, algo que en la lógica de los Kirchner equivale a un súbdito” (…) “En la cosmovisión de la ex presidenta sólo hay subordinados o enemigos. Y quien intente discutirle una parcela de poder pasa a estar entre estos últimos. La hipocresía de la ex jefa del estado se torna evidente. En la entrevista que concedió a C5N, cuestionó duramente al macrismo porteño por haber dejado fuera de las primarias abiertas de Cambiemos “al pobre de (Martín) Lousteau”. Ahora pretende hacer lo mismo con Randazzo, con el agravante de que éste pertenece a su mismo partido. En el fondo, la intención del cristinismo de impedir la competencia en las PASO es una reminiscencia del “vamos por todo” (…) “El aval que tiene hoy de la mayoría de los intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires no se explica tanto por el amor como por la conveniencia” (…) “Pero en el orden nacional la declinación de Cristina es marcada. Sólo dos gobernadores proclaman el liderazgo de la multiprocesada ex presidente (Alicia Kirchner y Rodríguez Saá)” (…) “Y pese a que Cristina ostenta una intención de voto superior al 30% en el Gran Buenos Aires, su imagen negativa, que ronda el 60%, pone un límite a mayores aspiraciones” (…) “¿Le convendrá a Cristina dejar fuera de las PASO a Randazzo y arriesgarse a que éste forme otro frente y atomice más la oposición en las elecciones generales de octubre? A quien seguramente beneficiará es al macrismo, que siempre apostó a la profundización de la división peronista”.

En su edición del 10 de junio, La Nación publicó un artículo de Eduardo Fidanza titulado “Líderes políticos, entre la ética y la eficacia”. Sus párrafos salientes son los siguientes: “El focus group transcurre calmo, con desacuerdos que no llegan al enfrentamiento. Más allá de la divergencia, los participantes, que viven en la provincia de Buenos Aires…y fueron convocados para opinar sobre las elecciones, comparten un sentimiento ambiguo: el país no arranca, los cambios no se perciben, pero poco a poco las cosas mejorarán. Hay que aguantar, mantener la esperanza a pesar de que no se vean resultados. Otros se resignan; algunos, en cambio, protestan y se preguntan si no habrán equivocado el voto. En general, saben poco de las próximas elecciones (cuándo son, qué se elige) y los eventuales postulantes, con escasas excepciones, no los entusiasman” (…) “Como es esperable, la gente está en otra cosa, preocupada por llegar a fin de mes, con presupuestos que se estrechan cada vez más debido a la inflación y la disminución de ingresos” (…) “En ese clima, discuten y evalúan candidatos. El coordinador les propone mirar fotografías de ellos y elegir dos, una para el cargo de senador, otra para el de diputado” (…) “El votante, que tiene poca información, utiliza atributos morales y psicológicos de la vida privada para decidir sus opiniones públicas. Más que la ideología y la pertenencia a partidos, importan la honestidad, la empatía, el liderazgo, la eficacia, los gestos que indican familiaridad o extrañeza. Eso quizá explique por qué un hombre de mediana edad, preocupado por la inseguridad y la falta de trabajo, alza dos fotos y proclama convencido: esta es mi opinión. Eligió a Cristina Kirchner para senadora y a Elisa Carrió para diputada. En la conciencia borrosa de este individuo no las separa el espanto ni las une el amor, sino la fortaleza de carácter. Son enérgicas y decididas, entonces a la urna. Este ejemplo…patentiza un tópico de las democracias modernas: el elector medio es apático y está desinformado; sus decisiones surgen de la emotividad difusa más que de un cálculo racional” (…) “Pero, por más teorías y modelos matemáticos, la consistencia de su conducta no resiste análisis: son las impresiones y los sentimientos quienes determinarán qué boleta elegirá. Un amplísimo collage cultural donde se superponen imágenes, consumos, espectáculos, tecnologías… Lo condiciona y lo prefigura. Eso lo saben los consultores de campaña, cuyas estrategias consisten en modular y adecuar la comunicación política a ese mundo caleidoscópico” (…) “Mientras la clase política, febril y absorta, cierra listas, la gente recién empieza a despertar del letargo, construyendo a tientas una primera selección de políticos, no necesariamente candidatos, en torno a los atributos que le interesan” (…) “La honestidad es uno de los rasgos clave para el elector. Ante él desaparecen los varones y la antiheroína, cercada por imputaciones y denuncias” (…) “La cercanía, la empatía con la gente común, también es valorada” (…) “Resta un atributo controvertido: la eficacia material, la capacidad de lograr condiciones favorables de ingreso, empleo y consumo, aunque no sean sustentables” (…) “Los planetas tan lejanos de electores y elegidos finalmente se superpondrán el 22 de octubre” (…) “Entonces se sabrá qué atributo predomina sobre otros, qué personalidad seduce más, qué proyección imaginaria prevalece. La opción de fondo, según las evidencias, será entre ética y eficacia material. Y la campaña la protagonizarán mujeres, cuyo liderazgo es un rasgo distintivo de la política actual”.

En su edición del 10 de junio, el portal Infobae publicó un artículo de Alberto Benegas Lynch (h.) titulado “Paradojas del empresariado”. Sus párrafos salientes son los siguientes: “El empresariado que tiene éxito es, en los hechos, un benefactor de la humanidad, aunque sus operaciones no tienen el móvil de la beneficencia sino de incrementar su patrimonio, pero, para ello, en un mercado libre, está obligado a servir a sus semejantes” (…) “Sin embargo, ese mismo personaje, cuando se alía con el poder, produce desastres monumentales. Al recibir privilegios a través de mercados cautivos no sólo explota miserablemente a su prójimo, sino que termina entregando su empresa a las fauces del Leviatán” (…) “En el segundo caso, el premio Nobel en economía George Stigler se refiere a la responsabilidad empresarial en el intervencionismo estatal al enfatizar: “Han sido ellos (los empresarios) quienes han convencido a la administración federal y la administración de los estados (en Norteamérica) que se inicien los controles sobre las instituciones financieras, los sistemas de transporte y las comunicaciones y las industrias extractivas, etc. Es que desde Adam Smith los liberales han destacado los peligros de que el empresario se vincule con el gobierno. El célebre escocés del siglo XVIII hasta ha escrito que no deberían existir las cámaras empresariales “puesto que se reúnen a conspirar contra el público”. En otros términos, todo bien mientras que el empresario no se acerque a la casa de gobierno, puesto que allí comienza el derrumbe y el apartamiento de la función propia del empresariado para, en vez, lucrar con la desgracia ajena al convertirse ellos en ladrones de guante blanco en lugar de competir en el mercado abierto. Es entonces muy paradójico el accionar del empresariado. Por un lado, hace mucho bien y, por otro, es temible cuando se sale de su misión específica. Esto último sólo se remedia con estrictos límites institucionales al efecto de evitar la cúpula hedionda entre el poder político y los que la juegan de empresarios” (…) “En este contexto estimo que es del todo pertinente abordar un tema de gran relevancia y es acerca de dos aspectos vinculados con la necesaria racionalización administrativa en la burocracia gubernamental y, finalmente, el complejo de culpa de algunos empresarios que hacen que se conduzcan de modo contraproducente” (…) “En lo que se refiere al primer plano, como queda dicho, hay dos andariveles a contemplar. En primer lugar, y sobre todo, debe repararse el mensaje no siempre claro desde el costado liberal, lo cual explica una parte importante del malentendido. Se trata de trasmitir que cuando se destacan los perjuicios de transferir compulsivamente recursos a través de los mal llamados “planes sociales”, son los más pobres los que los transfieren del fruto de su trabajo” (…) “Entonces, ¿cuál es la justicia de esta transferencia entre pobres? Téngase en cuenta que no se trata de un proceso de suma cero o proceso neutro…se trata de un severo proceso de suma negativa, ya que no es indiferente al mercado que tenga los recursos uno u otro, puesto que necesariamente se traduce en desperdicio de capital, lo que reduce el nivel de vida de todos, pero especialmente de los pobres que deben sufragar el dislate” (…) “Todo en la vida tiene un costo” (…) “Absolutamente nada puede hacerse sin costo, el asunto es percatarse cuál es el beneficio neto y la sociedad libre, cuyo eje central es el respeto recíproco, provee el mayor bienestar para las partes, especialmente para los más débiles económicamente, puesto que sacan la mayor partida al incentivar la tasa mayor de capitalización. El segundo plano consiste en el uso equívoco de los términos “ajuste”, “shock” y “gradualismo”. El orden en las finanzas públicas es para evitar el ajuste diario en los bolsillos de la gente y para evitar el constante shock diario que deben soportar, en el mejor de los casos debido a gradualismos que desgastan y no corrigen los males en las causas por el desgano y la lentitud que compromete los resultados finales que se dice que se quieren lograr cuando, en realidad, preparan el terreno para que se reviertan las metas y los objetivos si es que estos se anunciaron con claridad y con propósitos de saneamiento y no como un malabar transitorio”.

Hernán Andrés Kruse

Share

3 comments for “La visita de Angela Merkel

  1. Tomás Waibel
    11/06/2017 at 4:14 PM

    La idea de Macri que la economía alemana va investir en un país devastado como Argentina no es otra cosa que una ilusión surgida de un deseo.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      12/06/2017 at 12:09 PM

      Has sido muy delicado y fino en tu apreciación, estimado Compatriota Tomás..; yo, más enojado por la pavada, digo que que el propietario del perrito “Balcarce”, ha expresado un infantilismo, o, directamente, una boludez.

      Guille

  2. Mengueche
    11/06/2017 at 6:21 PM

    Al maximo los alemanes, que son alemanes, pero no del almacigo. van a establecer lazos comerciales con Argentina y van a acelerar la quiebra de las pocas pymes que existan argentinas. Es decir, emplearan el mismo metodo que utilizan en la UE con el resto de los paieses, salvo los franceses con los cuales han pactado y se reparten los beneficios. Los alemanes muy adelantados con industrias y los franchutes con la parte agricola ganadera, entre otras, el resto recibe migajas. Bue, lastima que el estadista no analice siquiera lo que se viene, a el le basta firmar cuarlquier cosa y sacarse la foto correspondiente. El estadista ya se puede considerar el Pato rengo, porque minga se va a volver a presentar en el 2019. Por el momento trata de hacer mas negocios….propios y de amigos y….arreglar, Angelici y Arribas mediante los quilombos que existen y lo salpican. En tanto a la gorda la utilizan para que les marque el boleto de idoneidad. Y KRETINA….bien gracias, vivita y coleando y sin CONFISCARRRRRR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *