Las mandíbulas de la libélula aplastan a sus presas

La semana santa encuentra a gran parte de la sociedad argentina viajando de un lado a otro, como hormigas buscando su propio hormiguero, con record de viajeros en Aerolíneas Argentinas, las terminales de ómnibus repletas de ciudadanos dispuestos a disfrutar de unos días de descanso en Argentina o países limítrofes, paseando o bien visitando a sus familiares, síntoma inequívoco que, al menos algo está mejorando en la maltrecha economía que nos dejaron los inescrupulosos gobernantes de un pasado reciente. Parte de esa contradictoria política, tuvo como protagonistas desde la otra vereda a dos hermanos cuyos actos, siempre se orientaban por sus formas de ver la realidad del país. Durante la gestión kirchnerista, los hermanos Rodríguez Saá, lanzaban munición gruesa contra el matrimonio presidencial porque no coincidían en lo mas mínimo con sus políticas, reconociendo que se discriminaba a una Provincia que había cambiado su rumbo desde que se hicieron cargo de su administración (1983). A diario criticaban la gestión del gobierno nacional y reclamaban los dineros que correspondían por coparticipación a San Luis. San Luis está en manos de los Hermanos Rodríguez Saá hace más de 30 años y en los últimos tiempos han surgido denuncias de los propios “puntanos” acusándolos de enriquecimiento ilícito y autoritarios. Hace poco, el país se enteró de que en la provincia ya no se aceptaría a los argentinos que no hayan nacido en su suelo pero el “Alberto” como le llaman, recibió a un grupo de refugiados que huían de la guerra en su país para demostrar que tiene un lado humanitario sensible. No está mal que haya ofrecido ayuda a esa gente, pero la balanza debe estar con su aguja en el medio para que “los iguales” sean todos y no un grupo al que, según parece, se recibió para tener prensa que los muestre mas “buenitos” frente a una sociedad que ya desayuna a diario con quejas hacia sus gobernantes provincianos.

Como en muchas películas, a veces nos da ganas de levantarnos de la butaca y salir enojados de la sala por lo monótono de su desarrollo, pero resulta que cuando intentamos hacerlo, aparece la acción y nos atrapa hasta el final. Bien, si de final hablamos, estaremos muy lejos de la realidad porque los protagonistas de esta parte del film, salieron de la pantalla y se mezclaron como el agua y el aceite justo en el momento menos apropiado para hacerlo, cuando las voces de los que fueron sus seguidores, están perdiendo fuerza y buscan otros rumbos políticos que les muestren mas coherencia a la hora de proponer algún proyecto viable y “sustentable”, no traído desde un plato volador al mejor estilo del “Alberto”.

Los medios nacionales nos informan hoy que la ex presidente Cristina Kirchner recibió esta semana en su despacho del Instituto Patria al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, en un encuentro que estuvo marcado por las “coincidencias” en torno al “rechazo a las políticas neoliberales” de la alianza “Cambiemos”. En la última nochebuena, El gobernador Rodríguez Saá, comenzó su acercamiento con el anterior régimen y viajó en el avión oficial hasta Jujuy para visitar a la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala, a quien considera una defensora de los pobres. Claro está que olvidó mencionar los millones de pesos que desvió para sus propios “emprendimientos”, abandonando a la mano de Dios a los miles de mujeres y hombres que vivían de un humilde sueldo, fruto de sus tareas construyendo las casas que, misteriosamente, dejaron de existir. Volviendo al Instituto Patria, una hora estuvieron reunidos Alberto y Cristina, programando sus pasos a seguir de cara a las elecciones legislativas de este año “dando cuenta de la necesidad de sintetizar nuevas mayorías sociales a partir de la construcción de amplios marcos de unidad entre todos aquellos espacios que sostengan que se vienen perdiendo derechos”. Viene a la memoria con esto de “sintetizar nuevas mayorías sociales” la palabra que utilizaban todos los laderos del modelo, cada vez que hacían declaraciones ante los medios por cualquier tema que se les consultara… ¿se acuerda? sí, la palabra era “ARTICULAR”. Según los íntimos, “fue una charla informal entre dos viejos compañeros, más que nada un análisis de la situación actual que experimenta la economía del país y las provincias”. Debería saber la abogada exitosa que ayer, su cuñada denunciaba ante quien quisiera escucharla por haber recibido la provincia de Santa Cruz devastada económicamente, sin obras y con déficit, producto de la mala administración anterior.(?) La verdad es que la idea vacía de sustento que tienen los dos dirigentes frustrados, es unir al “peronismo” que por estos días ya no sabe dónde está la sede del PJ y mucho menos qué es el PJ en la actualidad. El FPV se rompió en mil pedazos y sus aliados buscaron un techo en otros movimientos políticos. Como broche de oro, los dos reafirmaron las “coincidencias de diagnóstico” sobre la coyuntura política y que, sobre esa base, ratifican la “responsabilidad de unirse” para enfrentar las “políticas neoliberales”.

Como decía el General, la única verdad es la realidad y todos recordamos que Rodríguez Saá siempre fue un férreo opositor a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Los verdaderos peronistas, ahora dormirán más tranquilos porque saben que “el Alberto” quiere unir a todo el peronismo y como muestra de ello ha comenzado una ronda de consultas con pesos pesados como el ex secretario de Comercio kirchnerista, el amigo de Su Santidad, Don Guillermo Moreno.

Por suerte, el reloj de arena no está húmedo y nos marca el tiempo que transcurre, inexorablemente, sobre la vida política de esta clase de dirigentes que nos dejaron marcados para toda la vida, a unos para bien y a otros… para siempre. Como muestra de una gestión, basta un botón y los argentinos que tenemos memoria, sabemos de que manera la distorsión política con la ideología como premisa, destruyó las instituciones de enseñanza para tener como resultado final una camada de “Científicos” afines al kirchnerismo, cuyos salarios pagamos todos los argentinos y acaban de homenajear a Cristina, Néstor Kirchner y Milagro Sala, poniendo los nombres de sus “descubrimientos científicos” a insectos alados más antiguos del mundo. Allí está parte de la inversión que Argentina en su conjunto aporta para la ciencia. Pedro Gutiérrez, paleontólogo del CONICET especializado en Paleopalinología y Paleobotánica, Julián Petrulevicius, licenciado en Biología y doctor en Ciencias Naturales describieron “una serie de especies, géneros, familias y órdenes de insectos de 325 millones de años en la provincia de La Rioja. Libélulas” cuya particularidad es tener seis alas. Según la ciencia, es un hecho comprobado que las “libélulas” no tienen “dientes”, pero sí tienen fuertes mandíbulas que utilizan para aplastar a sus presas. Tenga cuidado Don Alberto, hay libélulas que además… piensan.

“Cuando un gobierno dura mucho tiempo, se descompone poco a poco y sin notarlo”. Montesquieu (1689-1755), escritor y político francés.

Ricardo Bustos

Locutor Nacional – Comunicador

Capioví, Misiones

Share

5 comments for “Las mandíbulas de la libélula aplastan a sus presas

  1. Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
    15/04/2017 at 3:50 PM

    Cuando el guiso se quemó demasiado, no hay dilucion con más fideos o agua, no hay condimento ni vinagre que lo vuelva apetecible, y de ese “guiso”, del que nos habla con conocimiento el autor del artículo, solo comen los MUERTOS DE HAMBRE.

    Guille

  2. epicardio
    15/04/2017 at 6:00 PM

    Los drogones se dopan entre ellos y solos terminan drogados. Déjenlos andar que también solos se van a caer cuando ya no tengan ni un poste para sostenerse parados. Las libélulas no asustan a nadie mas es de esperar que no aparezca ninguna especie con las caras de los kirchner, uno vizco y la otra con su larga, bífida y mitómana lengua. ¡Qué horror!

  3. MARIA
    18/04/2017 at 9:59 AM

    A NO PREOCUPARSE
    NO VUELVEN MÁS!!!

  4. 18/04/2017 at 7:02 PM

    Sr. Ricardo: Bien orientado el artículo. Buen análisis. Ahora bien, esa “sociedad” en realidad mueve más a unión para representar un típico sainete argentino; más que a algo serio. Que quieren demostrar los Adolfo y los Alberto a esta altura de la castigada historia argentina? . No se entiende bien. De todos modos para fortalecer la campaña de MM, en la reunión de “Patria” faltaron : Moreno, Parrilli, Diana, Kunkel, Máxino, Boudou, Aníbal, Milagros, Bonafini, Carloto, Cabandié, Kicilof, Scioli, Gioja, Capitanich, alguna adhesión desde el exilio de Lázaro, López, Jaime, D”elia, Shoklender; en fín, un grupo exquisito de la política que tanto contribuyó a la grandeza de este (nuestro) desquiciado país. En la medida que no hagamos un ” reconocimiento “a tremendos aportes cívicos prestados por estos políticos, estaremos en deuda con ellos, por no haber llegado a entender el sentido que le dieron a su forma de gobernar. Somos muy injustos. Sólo cabe esperar que un día la Justicia los interrogue profundamente y saquemos algo en limpio y nos quede en claro que quisieron hacer de este maltratado, injusto, inmoral y prostituido país que nos legaron. Ese país, esa nación, mal que nos pese es el nuestro. Gracias IP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *