Los culpables del clientelismo

Alberto Medina MendezBuena parte de la sociedad observa el patético espectáculo del clientelismo político con sorpresa, espanto y estupor. Reprueba esas prácticas con vehemencia, incriminando a quienes la implementan y planteando su indignación por la creciente influencia que ejerce en los comicios.

Esta humillante dinámica, que intenta someter la voluntad de los votantes a los designios de los dirigentes políticos tiene muchos responsables. No son solo los corruptos de siempre, ni tampoco los pícaros que han montado una industria a partir de este instrumento, para aprovechar la ocasión.

Amenazar a un empleado estatal con reducir sus ingresos, a un beneficiario de un programa social con quitarle esa ayuda o, simplemente, ofrecer un intercambio de votos por dinero, mercaderías o la promesa de un empleo, es una brutal canallada. Habla muy mal de quien utiliza estas circunstancias de necesidad del ciudadano para coartar su decisión a la hora de sufragar.

No se puede responsabilizar de estas manipulaciones a las víctimas. Una persona condicionada por su situación de pobreza puede ser un blanco fácil de estos pésimos hábitos de la política contemporánea, aunque es clave identificar que no todos son mártires, ya que muchos se han profesionalizado y aprendieron a maximizar el momento electoral.

Los personajes de la política que recurren a esta modalidad como rutina no merecen defensa alguna. Ellos tienen una responsabilidad enorme y es muy evidente que no son capaces de seducir a los ciudadanos con su carisma, sus discursos y, mucho menos, con sus limitadas capacidades intelectuales. Si esos atributos estuvieran presentes ganarían elecciones sin necesidad de apelar a estos métodos tan denigrantes y despreciables.

Pero ellos son solo la punta del iceberg, lo que se ve, lo que aparece en la superficie. Las verdaderas causas de este fenómeno que aumenta de un modo escandaloso radican en otro ámbito menos visible. Sus verdaderos causantes, los que han permitido su nacimiento y luego su desarrollo en una especie de espiral de perfeccionamiento y sofisticación inagotable, son los mismos ciudadanos que hoy se horrorizan frente a cada anécdota.

Cada hecho tiene sus causas y sus efectos. Casi nunca lo perceptible explica realmente lo que ocurre. Para comprender los mecanismos hay que sumergirse un poco, a veces bastante, y encontrar allí las raíces del asunto.

Nada cambiará si no se va hasta el fondo, para entender primero las insondables causas y operar sobre ellas de un modo decidido. Atacar las consecuencias es como pretender curar una enfermedad disminuyendo la fiebre y suponiendo que ella es el problema, cuando en realidad es solo un aviso, de que algo está muy mal y merece una rápida atención.

Ignorar este esquema tan sencillo y frecuente, el mismo que los individuos siguen para resolver sus cuestiones domésticas, personales y profesionales, es también parte del problema y explica, en buena medida, porque estas prácticas perversas no encuentran techo. Es probable que no se haya invertido suficiente tiempo en buscar las causas reales y, mucho menos, en actuar en esa dirección. La queja retórica no modifica nada, si no va acompañada de una actitud consistente que logre alinear discurso y acción.

Los políticos que han hecho del clientelismo una de sus herramientas preferidas no podrían hacerlo sin una doble complicidad ciudadana. La más indisimulable tiene que ver con el funcional silencio de una sociedad que contempla como sus valores se degradan y hace poco al respecto.

El clientelismo forma parte de lo cotidiano, sin embargo las denuncias no abundan y quedan en la nada casi siempre. Ni siquiera existe el esperable castigo moral, un objetivo poco ambicioso pero totalmente necesario.

Es que se han naturalizado estas inadecuadas costumbres. Pareciera que la sociedad sólo las describe como parte del paisaje, y si bien las critica, tampoco convierte esos reclamos en algo superior. Al mismo tiempo se justifica a quien recibe un favor a cambio del apoyo político, validando entonces este presente de un modo muy preocupante.

Tal vez la raíz profunda de la cuestión esté relacionada con la visión ideológica que prevalece entre los ciudadanos, que cree en la idea de un Estado grande, con muchos recursos económicos disponibles y encargado de resolverle a la sociedad la totalidad de sus problemas.

Un Estado omnipresente precisa de gran cantidad de dinero, recauda impuestos, se endeuda y hasta emite moneda para financiar su desbordado gasto, ese que la sociedad avala desde lo argumental aduciendo que debe ocuparse de casi todo para que los ciudadanos sean felices y prósperos.

Esta pérfida mirada es la que permite que los gobiernos, conducidos por los políticos de turno, accedan a abundantes presupuestos que dilapidan arbitrariamente. El combo se completa con la ausente vocación cívica de demandar transparencia en el gasto estatal, y así el clientelismo consigue su principal aliado, su socio más preciado.

Una ciudadanía que hace una apología de ese Estado gigantesco, que debe hacerse cargo de todo, solo promueve la creación de una casta de políticos que sueñan con administrar mucho dinero discrecionalmente y sin rendir cuenta alguna. Sin ese ingrediente vital, el clientelismo estaría absolutamente limitado, su existencia sería marginal y de escasa incidencia electoral, empujando entonces a los políticos a esmerarse un poco más para cautivar a los electores con ideas, programas y proyectos.

La próxima vez que se intente analizar un suceso político que venga de la mano de estas prácticas inmorales, valdrá la pena reflexionar acerca de quiénes son, en realidad, los culpables del clientelismo.

Alberto Medina Méndez

albertomedinamendez@gmail.com

skype: amedinamendez

www.existeotrocamino.com

54 – 379 – 4602694

Facebook: www.facebook.com/albertoemilianomedinamendez

Twitter: @amedinamendez

6 comments for “Los culpables del clientelismo

  1. PUEBLO ASCHEROSO
    14/09/2015 at 8:19 AM

    POLITICI CORROTTI, CHE NON PAGANO I DEBITI, CHE SPESSO TRAFFICANO CON LA DROGA, CHE NON HANNO CAPACITA’.
    DA QUESTI PUO’ ARRIVARE SOLO UN MODELLO
    LA FREGATURA
    I RISPARMIATORI CHE NON OTTERRANNO RISTORO E GLI ARGENTINI CHE NON CONOSCERANNO
    GIUSTIZIA
    E
    BENESSERE

    Torna ‘Puliamo il mondo’, 4000 studenti ‘arruolati’ da Legambiente ed Ecodom

    Stampa Invia Commenta (0)di: | Pubblicato il 14 settembre 2015| Ora 12:05

    .

    Roma, 14 set. – (AdnKronos) – Torna dal 25 al 27 settembre 2015 ‘Puliamo il Mondo’, declinazione italiana di ‘Clean up the World’, la più importante campagna internazionale di volontariato ambientale, che ogni anno coinvolge milioni di volontari di tutto il mondo in azioni concrete ed efficaci a favore dell’ambiente.La XXIII edizione dell’iniziativa promossa da Legambiente anche quest’anno vede la collaborazione di Ecodom, il Consorzio italiano recupero e riciclaggio elettrodomestici che fornirà a quasi 4.000 studenti di 77 scuole distribuite in tutta Italia (dalle primarie alle superiori) un kit per andare a caccia di rifiuti armati di guanti gommati, ramazze, cappellini e pettorine, imparando così a smaltirne correttamente tutte le tipologie e soprattuto quelli derivanti da apparecchiature elettriche ed elettroniche (i cosiddetti Raee).”L’attivismo civico e il volontariato ambientale – dice Rossella Muroni, direttrice generale di Legambiente – sono il punto di forza di Puliamo il Mondo, che ogni anno vede la partecipazione di tantissimi cittadini. Negli ultimi anni è aumentata tra le persone l’attenzione e la sensibilizzazione sui temi ambientali internazionali e nazionali, contemporaneamente – aggiunge Muroni – è cresciuta la consapevolezza che assumere stili di vita più ecosostenibili e contribuire con azioni concrete e con maggior senso civico alla tutela dell’ambiente sia un passaggio fondamentale tanto quanto l’azione delle istituzioni pubbliche”.”Attraverso la collaborazione con Legambiente, attiva ormai da diversi anni – afferma Giorgio Arienti, direttore generale di Ecodom – intendiamo continuare il nostro lavoro di sensibilizzazione con un’iniziativa in grado di coinvolgere direttamente ed attivamente i cittadini nella tutela dell’ambiente. Ogni Raee, infatti, se riciclato correttamente, può rappresentare un ‘serbatoio’ di materie prime davvero preziose (ferro, rame, alluminio e plastica): riciclare significa quindi non solo risparmiare energia ma anche salvaguardare le risorse del pianeta, per garantire alle nuove generazioni un futuro più sostenibile”.Nel primo semestre del 2015, grazie all’attività realizzata da Ecodom, sono state trattate quasi 36.000 tonnellate di Raee: in particolare 15.283 tonnellate di R1 (come frigoriferi, congelatori, condizionatori) e 20.421 tonnellate di R2 (ovvero lavatrici, lavastoviglie, scalda-acqua, forni, cappe).Un risultato discordante rispetto allo stesso periodo del 2014: infatti, mentre per quanto riguarda il Raggruppamento R1 si registra una leggera flessione (– 6 % rispetto al primo semestre del 2014), andamento opposto si riscontra per le quantità di R2, la cui crescita (+ 10 %) è probabilmente legata sia alla diminuzione del valore delle materie prime (che ha reso meno ‘interessanti’ i Raee per il mercato parallelo), sia all’incremento dei premi di efficienza previsti dal nuovo Accordo di Programma sottoscritto tra le Associazioni dei Produttori di Aee, Anci il Centro di coordinamento Raee e le Associazioni delle Aziende di Igiene Urbana.La corretta gestione di questi rifiuti nei primi sei mesi del 2015 ha evitato l’immissione in atmosfera di circa 380.000 tonnellate di CO2 e un risparmio energetico di circa 40 milioni di kWh, rispetto all’energia necessaria per estrarre materie prime “vergini”.

  2. PUEBLO ASCHEROSO
    14/09/2015 at 8:24 AM

    DAL PUNTO DI VISTA DELLE CAPACITA’ FANNO RIDERE IL MONDO E PIANGERE GLI ARGENTINI ( CHE SE LI SON SCELTI)

    DAL PUNTO DI VISTA ECONOMICO
    HANNO PORTATO RECESSIONE E INFLAZIONE (L’INFLAZIONE DOVREBBE ESISTERE SOLO IN PERIODI DI FORTE CRESCITA)
    SI SONO DIVORATI LE RISORSE DI BCRA ED ANSES
    E SE HANNO IL CORAGGIO DI METTERSI IN LISTA
    E’ CHIARO CHE ALI ARGENTINI VA BENE COSI’.

  3. PUEBLO ASCHEROSO
    14/09/2015 at 8:26 AM

    los culpables del clientelismo SON LOS ARGENTINOS CHE LO ALIMENTANO

  4. PUEBLO ASCHEROSO
    14/09/2015 at 9:38 AM

    UN PUEBLO DE LADRONES DA CHI PUO’ ESSERE RAPPRESENTATO?

  5. La suerte esta echada.....
    14/09/2015 at 8:13 PM

    Es cierto que como dice el articulo que “buena parte de la sociedad observa el patetico espectaculo del clientelismo politico……”, pero es solo BUENA PARTE DE LA SOCIEDAD…, QUE NI SIQUIERA SOMOS MAYORITARIOS…, el resto lo apoya y lo defiende y contra ese manejo delincuencial de nuestros ingresos y aportes efectuados por una pandilla delictiva, NO PODEMOS HACER NADA….., PERO NADA… DE NADA…… No existe ninguno de los candidatos politicos presidenciales actuales que haga criticas GENUINAS Y SINCERAS SOBRE ESTA CUESTION y nos permita siquiera ilusionarnos con un cambio de actitud en el clientelismo, con todo lo que este implica y que sabemos, conocemos y lo individualizamos de sobra.
    La falta de educacion en la mayor parte de la poblacion es una necesidad genetica de los politicos actuales. Ellos necesitan de esta situacion dependiente de parte de electorado en lo economico y social, que en nuestro caso como pais, es cada vez mas preocupante y se agrava con el transcurso del tiempo. No tenemos chances de cambiar este estado de cosas, por lo menos en los proximos 10 años, diria yo…, pórque no existe una conciencia colectiva de TERMINAR CON ESTO. Entonces, como conlusion, EL PROBLEMA LO TENEMOS CLARISIMAMENTE INDIVIDUALIZADO, pero no existe solucion…, como tantas cosas en esta Argentina infestada de peronismo.
    Lo mejor cuando se plantean esos temas es…. cambiar de conversacion……

  6. BELGRANO
    14/09/2015 at 8:16 PM

    HOY LOS GOBIERNOS TIENEN EL PUEBLO QUE SE MERECEN Y SE PROCURARON. Si vamos a la historia, cuando los Unitarios,masones, afrancesados y despreciadores del nativo y del criollo, de su tradición hispanocatólica, llegaron a poder NO LO DEJARON MÁS. ¿Como explica 130 años de educación laica, es decir atea, impuesta por una minoría masona al 99% de un pueblo católico?. Y ese ignorar la dimensión moral y religiosa de las personas, ¿cree que no tiene nada que ver en la enorme CRISIS MORAL que afecta al país en todos los órdenes. Y esa oligarquía que, en sus versiones civiles o militares, peronistas, radicales o de cualquier partido, han venido destruyendo a la familia, para aislar al individuo, han tinellizado su cultura, han dejado al hombre sin trabajo y lo han convertido de ciudadano a mendigo, ¿cree que no ha obtenido resultados exitosos para seguir controlando el poder?. ¿Quién elige a los candidatos que vamos a votar?, ¿Usted o yo?. ¿Cuales son los programas que deberían ser obligatoriamente expuesto, conocidos y cumplidos, para que el pueblo verdaderamente pueda OPTAR, ELEGIR?. ¿Y el 30 a 40% de cerebros atrofiados por desnutrición crónica que ya no podrá elegir hagamos lo que hagamos en el futuro?. ¿Y el enorme porcentaje de menores de 18 que ni siquiera saben ser estudiantes?. ¿Y el enorme porcentaje de inmigrantes que chapucean el idioma castellano a duras penas, que son documentado para votar?. En fin, Sr. Mendez el tema es arduo, pero no hay duda que el gobierno ya tiene un pueblo que responda a sus intereses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *