Macri y una nueva ola de incrementos altos

En su edición del 13 de noviembre, Página/12 publicó un artículo de Martín Granovsky titulado “Aumentos tras un período para la caza de votos”. Escribió el autor: “Pasaron las elecciones y llegan los nuevos aumentos de gas y luz. Desde hoy al viernes habrá audiencias públicas” (…) “Página/12 tuvo acceso al documento que emitirá el Observatorio de Tarifas de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (OTA) y habló con sus expertos. Sostiene el OTA que en electricidad habrá incrementos abusivos, sin respeto por la gradualidad y la razonabilidad establecidas por la Corte. Y pronostica que en gas las tarifas seguirán trepando sí o sí porque el ministerio de Energía estableció que el gas debe llegar a un precio de 6,80 dólares en 2019. Actualmente el precio está en 4,50” (…) “El gobierno actúa como si hubiera fabricado una bola de cristal”, comentó Andrés Repar, que junto con Rebasa integra el Instituto de Energía Scalabrini Ortiz, IESO, otro de los entes que fundó el Observatorio de la Umet. “Es así: yo proyecto un mercado futuro. Virtual o lo que sea, pero mercado al fin. Lo impongo por resolución y lo sigo a rajatabla, en nombre de que todo es cierto, con lo cual termina siendo cierto sí o sí. Encima es un mercado sin competencia ni guerra de costos” (…) “De esa forma funciona el PIST, un valor que influye en la cadena completa del gas, desde la producción hasta la distribución domiciliaria, y en la cadena de la electricidad, porque parte de la energía eléctrica se genera con gas. Si el gobierno ya estableció que el millón de BTU debe ser de 6,80 dólares en 2019, y el millón de BTU es la unidad de medida conocida por el mercado, y hoy es de 4,50, está claro que habrá aumento. “Y será doble”, dijo Rebasa” (…) “Agregó que “esta Argentina no es normal porque no imperan la competitividad, la transparencia, la razonabilidad y la responsabilidad y los costos se esconden”. Dijo que “si el mercado no actúa de verdad y no se transparenta la actividad, la regulación es necesaria, pero también esa regulación debe ser transparente para evitar el autismo perpetuo”. Razonó: “La apropiación de renta inapropiada no es compatible con un régimen democrático” (…) “Además de la observación sobre el tipo de audiencias, el documento del OTA que se conocerá hoy incluirá estos puntos: 1) “hasta hoy los aumentos solo fueron usados para servicios de mantenimiento, no para mejoras; 2) controlar si las empresas invierten es un derecho exigible al Estado; 3) a fines de 2015 la producción de gas ya no estaba subsidiada. Pero aumentó igual. Y seguirá aumentando; 4) las facturas de luz y gas no se entienden. En un país normal hay derecho a comprender qué dicen” (…) “Los expertos del Observatorio subrayaron la necesidad de tener en cuenta dos elementos sobre gas y agua. En gas, el dato es que cuando asumió Mauricio Macri el 10 de diciembre de 2015 las tarifas ya no estaban atrasadas. A pesar de eso el aumento registrado desde ese momento alcanzó valores del 600%” (…) “En electricidad los especialistas admitieron el atraso pero no a tal punto que haya requerido, como sucedió, aumentos de hasta el 1700%. “Ningún otro factor de la economía, ni siquiera las mineras y los sojeros, y menos todavía los trabajadores, disfrutaron de un aumento como ése”, dijo Nin (director de la Fundación Excelencia)” (…) “Sobre la oscuridad de las facturas, Andrea Manzi de la Red Nacional de Multisectoriales remarcó que “no dicen cuál es el precio de la energía y cuál es el de la distribución, cuando en gas, por ejemplo, los componentes son el PIST o boca de pozo, el transporte y la distribución”.

En su edición del 12 de noviembre, Página/12 publicó artículos de Raúl Kollmann (“Preocupados y desconfiados”) y José Pablo Feinmann (“Dios, el octavo pasajero”.

Escribió Kollmann: “Pasadas las elecciones, el ciudadano común volvió a la vida “normal” con una enorme preocupación por la situación económica y una gran mayoría-siete de cada diez-manifestando que no se llega a fin de mes y el gobierno beneficia a los más ricos. En ese marco, estallaron las propuestas de reforma jubilatoria, impositiva y laboral. Y lo más llamativo es que pese al buen resultado electoral de Cambiemos la gente reafirma su desconfianza y su rechazo. Seis de cada diez dicen que la reforma impositiva no los beneficiará y la casi totalidad-nueve de cada diez personas-dicen que los que más impuestos pagan son la clase media y los sectores de menos recursos. Una enorme mayoría también opina que la reforma laboral y la reforma impositiva mejorarán las ganancias de las empresas, frente a una nítida minoría que cree que crearán trabajo. Para colmo, está extendido el diagnóstico de que el nuevo cálculo de los aumentos para los jubilados será perjudicial para la llamada clase pasiva. Seis de cada diez personas afirman que los jubilados están hoy peor que hace dos años” (…) “Las conclusiones surgen de una amplia encuesta nacional, realizada en forma exclusiva para Página/12, por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que lidera el sociólogo Roberto Bacman” (…) “Los desasosiegos que surgen como producto de la economía-explica Bacman-vuelven a hacerse presentes. Dos indicadores son más que elocuentes: para siete de cada 10 argentinos cada día hay más gente que le cuesta llegar a fin de mes y la opinión de que este es un gobierno que se preocupa más por la clase alta sigue presente en el imaginario de casi seis de cada diez argentinos. Un valor que se repite de manera constante desde que Cambiemos asumió la presidencia” (…) “No debe esperarse cambio alguno en las expectativas de la sociedad con respecto a esta reforma (laboral)-insiste el titular del CEOP-. Los únicos que se terminarán beneficiando son las grandes empresas se convierte en el principal concepto internalizado. Vuelve a hacerse presente el hilo conductor que relaciona a la totalidad de los datos obtenidos: para cinco de cada diez, las que en definitiva se favorecerán con la reforma son las grandes empresas, que además podrán incrementar de manera notable sus ganancias. Eso opina el 63,6 por ciento. Tan solo uno en diez contesta que los beneficiados pueden ser los trabajadores en relación de dependencia y apenas un 26,8 expresa su esperanza de que la reforma aumente la oferta laboral” (…) “Para Bacman, “todo eso enciende alarmas fuertísimas, en tanto y en cuanto es la memoria colectiva la que se pone en alerta. Lo menos esperado, lo que remite a uno de los efectos indeseados de la convertibilidad de los noventa, vuelve a impactar en el imaginario colectivo. En síntesis, los argentinos se perciben lejos de estas reformas. No creen que los beneficie ni les vaya a cambiar un ápice su vida cotidiana” (…) “Respecto de la reforma impositiva, la base de las opiniones sigue siendo la misma. “En realidad el combo es complejo-señala Bacman-: más de la mitad de los entrevistados (54,7 por ciento) muestra su convencimiento que esta posible reforma impositiva sólo servirá para aumentar las ganancias de las grandes empresas. Razonamiento más que lógico, si se tiene en cuenta que la mayoría sigue pensando que esta gestión favorece a los sectores sociales más acomodados” (…) “Desde el punto de vista ideológico-redondea Bacman-esta reforma, si se aprueba así como ha trascendido, no hará más que seguir tensando la cuerda que divide a los argentinos. La actual gestión se enfrenta a una situación que con el correr de los meses se le puede venir en contra. Es cierto que cuenta con el apoyo incondicional de los argentinos que pertenecen al segmento de los oficialistas. Pero es cierto también que, si la situación que hoy se detecta se mantiene o profundiza, corre el riesgo que en el camino se queden muchos independientes que ya están frunciendo el ceño y lo fruncirán todavía más si ven que, en la economía, los beneficiados son siempre los mismos”.

Escribió Feinmann: “1637: la duda cartesiana mata a dios. Dudar es, ya, matar a Dios. Negar la verdad revelada en nombre de la verdad de la subjetividad. El hombre pasa a ser el subjetum. Incluso, en la “prueba ontológica” que Descartes, concediendo, desarrolla, Dios es deducido de la conciencia: “Dado que existe en mí la idea de la perfección, la perfección debe existir” (…) “1789: Cortarle la cabeza a Luis XVI es matar a Dios, ya que los reyes gobernaban por “derecho divino”. Ya no hay derecho divino. La única divinización que se postula es la de la Razón. Kant: “El intelecto dicta leyes a la naturaleza” (…) “1807, “Fenomenología del Espíritu”: Hegel niega toda trascendencia a la historia humana, proceso inmanente, racional y necesario. Dios ha muerto” (…) “1843: Marx, en su “Introducción a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel”, postula la teoría de la religión como “opio”. Hay que reemplazar la crítica del cielo por la crítica de la tierra. El hombre hace la historia. Y su conciencia crítica es fundamental: “Hay que añadirle a la ignominia la conciencia de la ignominia para hacerla más ignominiosa” (…) “1870, Nietzsche: la unidad alemana reclama la voluntad de poder. Alemania, “nación tardía”, necesita su espacio vital. Luego: la voluntad de poder es conservación y crecimiento. Si quiere “conservarse” tiene que crecer. Para conservarse y crecer la voluntad debe ante todo ser voluntad de voluntad, es decir, quererse a sí misma. Este es el sentido más profundo del eterno retorno: es el eterno retorno de la voluntad de poder sobre sí misma” (…) “Así, Nietzsche abomina del platonismo y del cristianismo, que instalan el reino de lo suprasensible. Dios ha muerto. Lo reemplaza el Superhombre. El hombre es un puente entre la bestia y el superhombre” (…) “1927, “Ser y Tiempo”: el Dasein existe en “estado de arrojo”, estado de eyección. Arrojo temporalizante hacia sus posibles (el posible de todos sus posibles es la muerte, de aquí que el Dasein sea “para la muerte” y asumirlo implique su “autenticidad”). Pero…Heidegger retrocede. Si el “ser ahí” es el “ahí del ser” es porque es por el Dasein que la pregunta ontológica, la pregunta por el Ser, viene al mundo. ¡Esto es neo-kantismo!, se horroriza el maestro de Alemania. Y decide hacer su “viraje”. Ahora el Dasein es el ente que ha “olvidado al Ser” por consagrarse al dominio de los entes a través de la técnica. El Ser se retira. Por fin, en la “Carta sobre el Humanismo” (1946), el Ser encuentra su morada, el lenguaje, y el hombre es meramente su pastor” (…) “1943, Sartre, “El Ser y la Nada”. Si hubiera un dios el hombre tendría una esencia. No hay Dios, ergo no la tiene. Es un existente. La existencia precede a la esencia y el hombre, a partir de sí, debe darse el ser eligiendo y eligiéndose. Nunca logrará saciar la pasión de ser “algo”, ya que es una “nada” que nihiliza el ser en su pro-yecto temporalizante. La conciencia es un agujero en la plenitud del Ser. La conciencia es libre. En suma, la libertad es el fundamento del Ser” (…) “Foucault, “el hombre ha muerto”. Nace la estructura. El antihumanismo” (…) “Althusser declara el “odio al hombre”. Niega al Marx “humanista” de sus escritos juveniles y consagra al Marx “científico” de “El Capital”. Una mezcla entre la “Carta sobre el humanismo” y el modo de producción marxiano” (…) “Derrida, deconstrucción. Giro lingüístico. Crítica de la metafísica de la presencia. “No hay más allá del lenguaje”. Siempre Heidegger: la morada del Ser es el lenguaje. El secreto lo tienen los poetas” (…) “Bien, hasta aquí” (…) “Ahora, ¿ha muerto Dios? No: Dios es el octavo pasajero. Es el “absoluto” del que ninguna filosofía alcanza a prescindir” (…) “O sea, la filosofía no puede existir sin un fundamento, sin un absoluto, sin un punto de partida indubitable. Si a “eso” lo llamamos “Dios”…Dios no ha muerto ni morirá jamás. Estamos condenados a darle otros nombres y a ponerlo en otros lugares. Pero difícil que los hombres puedan vivir sin absolutos. O, al menos, sin motivos esenciales, fundamentales que entreguen un sentido a sus vidas. Dios es el eterno alienígena”.

En su edición del 12 de noviembre La Nación publicó un artículo de Jorge Fernández Díaz titulado “Una Justicia que olvida el sentido común”. Escribió el autor: “(…) El gobierno es acusado de perseguir con los jueces federales a los miembros mas conspicuos de la “década ganada”, que para evitar la verdad desnuda intentan crear la sensación de que Macri repite el mismo modus operandi de los gabinetes peronistas: gobernar desde las sombras Comodoro Py y lastimar con los expedientes a los opositores. Hoy puede haber comedidos de ida y vuelta, e incluso algunos enjuagues de cloaca que deberían ser vigilados, pero lo cierto es que Cambiemos renunció a los oscuros hábitos orquestales del menemismo y de los kirchneristas, y que apenas entrega información cuando se la requieren (los anteriores la retenían) y presenta denuncias nuevas cuando descubre irregularidades” (…) “Sin un proyecto claro, entrampado en su republicanismo y desplegando una no política judicial, Cambiemos deja que los jueces se autorregulen y contempla, no sin preocupación, el espectáculo. Que en realidad es una remake de lo que aconteció cuando el menemismo declinó y perdió la manija. Mientras los presidentes peronistas están en auge, sucede lo que en “El libro negro de la justicia” el periodista Tato Young denomina “La gran simulación”, que consiste en ralentizar trámites, solicitar morosas pruebas, ordenar largos informes periciales, citar con parsimonia a testigos o incluso procesar a sospechosos, pero casi siempre sin llegar a condenas firmes. Ciertos jueces son finos analistas políticos, expertos en estirar el tiempo y genios gastronómicos: un día te meten en el freezer y al otro te sacan y te cocinan vivo en el microondas” (…) “El proceso completo es una rueda. La administración justicialista (neoliberal o populista de izquierda) recauda para la Corona o para el proyecto o para el bolsillo de algún mandarín. El periodismo lo denuncia. Los jueces se ven obligados a abrir una causa. El gobierno desacredita a la prensa. La sociedad duda y se espanta, y con el tiempo va asimilando el horror de los hechos y formándose una certeza. El oficialismo pierde popularidad y finalmente se retira. Para entonces el pueblo ya está convencido de su culpabilidad y muy impaciente por que los impunes paguen. Los jueces que protegían pasan a protegerse a sí mismos, aprietan el acelerador, y el coche que no arrancaba, a veces sale atropellando. Los periodistas son reivindicados. La gente siente alivio. Y los antiguos funcionarios, contra las rejas, denuncian que son “presos políticos”. Cuando en realidad son políticos que están presos” (…) “No hay organicidad en la justicia federal” (…) “Ciertos magistrados fueron incluso capaces de romper valientemente su letargo aun mientras Cristina Kirchner gozaba de su esplendor” (…) “Pero es verdad que en los actuales interregnos históricos algunos jueces remolones y muy cuestionados despiertan de su sugestiva siesta y se consiguen como armadura personal el cadáver político de un corrupto. Actúan en defensa propia: encarcelan a Al Capone para limpiar la imagen de Lucky Luciano” (…) “La Argentina ha iniciado un viaje hacia el sentido común, después de tantas “anomalías”. Y algunos jueces parecen haber perdido su sentido de la realidad. Ya no se trata aquí de los federales, sino de los adoradores y adoratrices de Zaffaroni. Muchos de estos letrados se mueven bajo la filosofía de que los más terribles homicidas son víctimas de una sociedad terrible, y que en consecuencia no deberían sumar injusticia a esa situación injusta. Es por eso que la sanción se ha relativizado. Con frecuencia, cuando una pena se agota, el reo es liberado sin que evalúen su peligrosidad, algo que ocurre en naciones más desarrolladas. Para esos jueces, no importa mucho lo que el delincuente hizo, sino que no lo vuelva a hacer. Es una buena teoría, salvo por un detalle: cualquiera sabe que la reincidencia, bajo las actuales circunstancias, es casi automática y con violencia redoblada” (…) “La cárcel sigue siendo una siniestra fábrica de asesinos y la facultad, una usina caudalosa de indulgentes. Otra combinación explosiva que la Justicia no sabe, no quiere o no puede desactivar”.

En su edición del 11 de noviembre, Página/12 publicó artículos de Sandra Russo (“¿Cómo llegamos hasta acá?”), Luis Bruschtein (“El pico más alto”), David Cufré (“82% móvil”) y Julio Maier (“Cultores del Derecho Penal”).

Escribió Russo: “¿Cómo fue que llegamos hasta acá? ¿Cómo pasamos de los peloteros a la desaparición forzada de Santiago Maldonado? ¿Cómo fue que salimos de las bisicendas y empezamos a ser bajados de los colectivos por la policía, sospechosos por un cartel, una remera, una bandera o cualquier cosa? ¿Cuándo apagaron Arde la ciudad y empezaron a arder dos autos frente a la casa del juez Eugenio Zaffaroni? ¿Cuándo fue que pegamos el salto de lo que pretendía ser divertido y se reveló siniestro?” (…) “Tiene mucho de siniestro lo que nos pasa. En el sentido de que lo que creíamos que nos protegía, nos ataca. Es siniestra la manera en la que se aparenta y en la manera contraria en la que se procede” (…) “Cuando hay persecución política no se puede ser opositor” (…) “Cuando en un país democrático hay oposición, esa oposición alza la voz si encarcelan con causas inventadas a Milagro Sala, aunque Milagro Sala les caiga mal. Pero aquí, y ya desde enero de 2016, con la obviedad de la malformación del tribunal de justicia jujeño, hubo un consentimiento de muchos que se pretenden opositores, no a la gobernabilidad de Macri, sino a que Macri pudiera encarcelar personas “porque casi todo el mundo cree que es culpable”. Ese consentimiento, que continuó, dio el visto bueno a las detenciones preventivas ahora de Julio De Vido y Amado Boudou. La realidad nos está diciendo todos los días y de muchas maneras distintas que en la Argentina de hoy se puede pactar con el gobierno, pero no oponerse, porque si hay persecución no hay libertad de conciencia. Si hay aprietes judiciales coreografiados no hay libertad política. Entonces, para resumir algo complejo: en 2015 creíamos que Cambiemos había ganado las elecciones pero que seguíamos viviendo en el mismo sistema. Y eso no sucedió. Y es obvio. Y los que no lo ven hacen que no lo ven” (…) “Lo que llamamos democracia y lo que identificamos con lo democrático se extingue cada día un poco más, envilecido por el coro de sirenas malformadas que desde los grandes medios ejercen su papel de porristas” (…) “Quieren que C5N sea otro TN y lo harán. Se acallarán muchas voces, por lo menos un puñado. Pero desde hace dos años hay voces que están prohibidas” (…) “Esa franja periodística servil es una de las pocas beneficiarias de este modelo autoritario. El envilecimiento periodístico, que no tiene que ver con los trabajadores de medios que tienen cada día menos oxígeno, tiene mucho que ver con el sentido común desfigurado que altera a gran parte de la población argentina” (…) “Como escribió Luis Bruschtein hace un par de semanas, ahora los únicos que pueden salir del closet son los fachos. ¿Cómo pasamos de lo cool a lo facho?” (…) El envilecimiento periodístico tiene una enorme responsabilidad en este clima hostil de la vida diaria, en este agobio. Esa necesidad-encima rentada-de seguir odiando, de seguir ensuciando, está esparcida en las pantallas y las radios. De ahí baja una corroción que sale al encuentro de la sombra de una sociedad” (…) “Eso es el gobierno de Macri. “Sacame a esta gente de acá”. A Cristina cuando era presidenta la quería “tirar por el balcón”. Empezó su gobierno diciendo “quiero gente presa” (…) “La cirujana de Nordelta no sólo es una mujer blindada en una ilusión, que es ser ella misma más refinada o más privilegiada de lo que es, sino que está blindada con la impronta siniestra del macrismo, que es el desprecio profundo por los que no son ellos mismos y con la manera brutal de comunicarlo. Empiezan hiriendo con el lenguaje” (…) “Como en un espejo invertido, lo que a muchos de nosotros nos espanta del escenario gubernamental, esa aglomeración de ex compañeros de un colegio caro y de Ceos de transnacionales que cualquier niño sano de diez años advierte que jamás tomarán decisiones que beneficien al pueblo, a muchos otros los fascina. No es un tipo de fascinación novedoso. Proviene del fondo oscuro de la historia, cuando tomó forma la idea imperial. Cuando de la tragedia y la comedia griegas como expresión cultural, la humanidad giró de eje y dio paso a multitudes que se divertían viendo morir a esclavos o a cristianos en un circo. El emperador tenía el derecho de subir o bajar el pulgar. Esas multitudes que encontraban fascinante la muerte de alguien a quien consideraban inferior, delegaban a su vez en el pulgar del emperador un poder extraordinario y sórdido” (…) “Como primera observación, se diría que estamos comprobando que para quienes, como la cirujana de Nordelta, ven en “esa gente” a “bestias” que no tolera ni ver, el proyecto de país inclusivo que defendimos y seguiremos defendiendo muchos, es algo absolutamente revulsivo, como lo fue el primer peronismo y como lo han sido todos los gobiernos populares. El argumento despreciativo de la cirujana es el habilitado por el pulgar del poder. Este régimen necesita que mucha gente desprecie, que mucha gente reconvierta la satisfacción que no tiene en la certeza de que hay otros que están siendo castigados. Podrán prohibir muchas cosas, pero jamás prohibirán el odio. Lo fomentarán. El odio ha sido, siempre, la herramienta política de las tiranías”.

Escribió Bruschtein: “Es ahora o nunca. Lo dijo Macri. Tras las elecciones la estrella de Cambiemos alcanzó el zenit. Todo lo que se diga tendrá un efecto a su favor, todo lo que impulse será difícil de frenar. Por el contrario, todo lo que haga la oposición será como escupir al cielo. Es una emanación del triunfo electoral que rodea con un aura al vencedor y oscurece a sus opositores” (…) “Cambiemos se movió con velocidad, con reflejos. Encarceló de manera humillante a los ex ministros Julio De Vido y Amado Boudou, sin medias tintas, sin los mínimos requisitos de práctica democrática. Fue una actuación pública de su poder” (…) “Las humillaciones públicas de De Vido y Boudou son ejemplificadoras, ordenan al rebaño. Muestran quién está arriba y lo que pueden hacerle a sus enemigos. El castigo no viene siquiera de la Justicia. Es claro que vino de ellos que no sólo no lo ocultan sino que le dicen a la sociedad que controlan a la justicia: ellos son el poder económico encaramado en el poder político, las corporaciones de medios son parte de su propia esencia, y la justicia es una prolongación de ese cuerpo blindado” (…) “Las humillaciones aparecen como revanchas contra De Vido, que era el ministro con el que tenían que negociar obras públicas millonarias, y contra Boudou, que era el ministro que les sacó de las manos el multimillonario negocio de las AFJP. Hubo también una condena ridícula que inhabilitó a Guillermo Moreno a ocupar cargos públicos. Con Moreno los CEO`s tenían que negociar los precios. No son causas por hechos de corrupción. Son revanchas contra ministros que tuvieron el tupé de afectar sus negocios. Sentencia de los Ceo`s: “Esto es lo que pasa a los ministros que no nos dan las obras que nosotros queremos”, “esto es lo que les pasa a los ministros que nos sacan negocios”, “esto es lo que les pasa a los funcionarios que quisieron impedir que pongamos los precios que a nosotros nos convengan” (…) “Son tres funcionarios con los que las empresas debían negociar” (…) “Son ventanas que se abren desde el poder para que la sociedad visualice controles y trasfondos e intuya que son situaciones extendidas a legisladores, dirigentes políticos y sindicalistas, para que las naturalice y se resigne, baje los brazos y se deje arrastrar por la marea hegemónica. La prensa oficialista describe este proceso al revés: dice que Mauricio Macri pidió a la magistratura que acelere los juicios contra los jueces que tienen a su cargo causas por supuesta corrupción K. La amenaza a los jueces figura en las dos versiones, sólo que en esta última se la justifica. Y la actitud de los jueces amenazados constituye a su vez una amenaza para los adversarios de este gobierno, para los opositores que no cambien su voto, para los medios que cuestionen” (…) “El martes, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, informó que por lo menos dos ministros de Macri, el de Energía, Juan José Aranguren y el de Finanzas, Luis Caputo, coordinaban empresas offshore, el primero perteneciente a petroleras, y el segundo a fondos de inversión” (…) “Pero el gobierno está en el pico de su ola triunfadora y los Paradise Papers que en todo el mundo provocan olas de indignación, en Argentina no movieron el amperímetro. La oposición denunció por corrupción a los dos ministros y pidió que sean retirados de sus funciones. Cualquiera de las dos imputaciones que se les hacen son mucho más graves que las causas de De Vido y Boudou” (…) “Mientras dos de sus ministros eran denunciados en todo el mundo, ese mismo día, Macri recibió la Gold Insigne de las Americas Society and Council of the Americas por “sus extraordinarios logros y liderazgo transformador en la Argentina y en todo el Hemisferio”” (…) “En sus reuniones con los empresarios norteamericanos no consiguió un solo acuerdo de negocios, pero, en un acto de agresión contra el pueblo venezolano, Macri pidió que Estados Unidos aplique un bloqueo completo a Venezuela” (…) “Con jueces desprestigiados y ministros denunciados, el miércoles se hizo el acto en el Congreso para llamar la atención sobre el “rápido deterioro del Estado de Derecho”. El juez Raúl Zaffaroni sintetizó el cuadro de situación y alertó sobre la autonomía del Ministerio Público. Afirmó que “los corruptores primero corrompen y luego usan a los corrompidos para alardear de impolutos” (…) “En su pico de imagen y respaldo, el gobierno marca agenda: reforma previsional, reforma tributaria, control de la justicia, reforma laboral, disciplinamiento de la oposición y hasta tiene capacidad para diseñar los límites aceptables en el debate de la oposición. En el sistema Cambiemos cualquier debate en la oposición es “cool”, siempre que tome distancia explícita del kirchnerismo y de Cristina Kirchner. El peso simbólico de su victoria electoral está enfocado también sobre ese flanco que trata de delimitar no sólo lo que está bien discutir en la fuerza oficialista, sino también en el campo de la oposición y los marcos de esa discusión. Y en algunos casos, forzando la cada vez más estrecha avenida del medio, consigue que intelectuales y fuerzas políticas asuman como propias de un acto opositor a valores que son instalados por el gobierno. En contrapartida, en el Congreso, los espacios legislativos van conformando un frente de oposición a cada uno de esos temas de la agenda oficial, entre kirchneristas, gobernadores, sindicalistas, evitistas, la izquierda y hasta algunos legisladores del massismo y del centrismo progre. Cambiemos quema rápidamente su “ahora o nunca” y la oposición todavía es un magma que reacciona en forma pragmática, muy infestada por la influencia del oficialismo y sin poder orientarse hacia una propuesta de poder”.

Escribió Cufré: “La madrugada del 20 de agosto de 2010 la Cámara de Diputados aprobó por amplia mayoría la ley que impuso el 82% móvil para los jubilados. Fueron 135 votos a favor, 89 en contra y 17 abstenciones. Los bloques que impusieron el número fueron los que por entonces conformaban el Grupo A: la UCR, el PRO, la Coalición Cívica de Elisa Carrió, el Peronismo Federal con Felipe Solá a la cabeza, el GEN de Margarita Stolbizer y el socialismo. Rechazaron la iniciativa el Frente para la Victoria y aliados provinciales, por considerar que ponía al sistema jubilatorio recuperado por el Estado dos años antes en situación de insolvencia, al no establecer la ley opositora mecanismos de financiamiento para sostener los aumentos” (…) “En la Cámara Alta la votación salió empatada y el que inclinó la balanza a favor de otorgar el 82 por ciento móvil a los jubilados fue el vicepresidente Julio Cobos. Su voto esa vez fue positivo. Amado Boudou, entonces ministro de Economía, había polemizado con Morales y Sanz en los debates previos en el senado porque aseguraba que el camino para ir recuperando el poder adquisitivo de las jubilaciones era la Ley de movilidad previsional, sancionada un año y medio antes con los apoyos invertidos, el Frente para la Victoria casi en soledad a favor y la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el bloque que lideraba Claudio Lozano en contra. Después de la aprobación del 82 por ciento móvil, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner vetó la ley al calificarla como una trampa para hacer trastabillar a la jubilación pública y forzar a su gobierno a una medida impopular” (…) “Hoy ya nadie habla del 82 por ciento móvil. Dejó de ser una obsesión para las fuerzas políticas que lo impulsaron en su momento. Por el contrario, la reforma previsional que plantea el gobierno tenderá a ensanchar la distancia entre los salarios de los trabajadores activos y los haberes jubilatorios, hundiendo cada vez más a estos últimos. Esto es por el reemplazo de la fórmula de movilidad actual por un sistema que ajustará los ingresos previsionales de acuerdo a la evolución de la inflación” (…) “De todas las medidas propuestas por el gobierno, la reforma previsional es la más importante: si no sale eso, lo demás no sirve y yo creo que va a salir”, destacó anteayer el economista Carlos Melconian en referencia al proyecto de Cambiemos. Como queda claro, no es la más importante porque vaya a mejorar la situación de los jubilados ni permita acercar sus ingresos al famoso 82 por ciento móvil. El ex presidente del Banco Nación hasta enero pasado, palabra autorizada para el establishment, lo dijo por el recorte de gastos que implica para el Estado. Eliminar la ley de movilidad actual y reemplazarla por aumentos atados a la inflación significará el año próximo un recorte en las partidas para el pago de haberes previsionales de más de 100 mil millones de pesos” (…) “El recorte de jubilaciones es una pieza clave para facilitar el acuerdo entre la Nación y las provincias que determina un aumento de las partidas para el gobierno de María Eugenia Vidal de 20 mil millones de pesos el próximo año y el resto de la ingeniería que se entrelaza con la reforma tributaria y el blanqueo laboral. Es un esquema que cuenta con el apoyo explícito del Fondo Monetario Internacional, que desde el año pasado venía reclamando la cancelación de la ley de movilidad previsional del kirchnerismo. Lo mismo solicitó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)” (…) “Más allá de esa presión internacional, la expectativa de Melconian respecto a que el gobierno avanzará con el cambio en la forma de determinar los aumentos a jubilados, pensionados y titulares de asignaciones radica en la atribución que consiguió el año pasado para hacerlo por decreto, por la declaración de emergencia previsional que sancionó el congreso con la Ley de Reparación Histórica”.

Escribió Maier: “Me entero en Córdoba…de que han surgido nuevos expertos y genios de la materia del rubro, pertenecientes a variadas ideologías políticas, todos nucleados, al parecer, en el elenco excepcional que, según nuestro presidente actual, junto a él, nos gobierna. No conozco esos nombres en la materia, encabezados por un señor Garavano, a la sazón nuestro ministro de Justicia, a quien apoya un señor Pinedo, otro Rozas, y otro Pichetto, senadores nacionales, autores de una nueva ley del ministerio público fiscal, poco menos que revolucionaria y extrañamente pluralista-en el sentido de partidos políticos que conforman la alianza (al parecer académica)-, oficio estatal previsto y regulado básicamente en nuestra constitución federal. Confieso mi ignorancia, injustificable después de más de medio siglo de pertenencia académica a la materia, y mi total desconocimiento de estos autores en la disciplina” (…) “Este acontecimiento (cumplir con un imperativo de la reforma constitucional de 1994) demuestra, quizás por el error de mi juicio ignorante, varias cosas. En primer lugar, el yerro del fundamento aludido en la renuncia de la Procuradora General de la Nación…En segundo lugar, que el propósito de los genios emprendedores del proyecto no es otro que el designar un Procurador General manejado por el PEN, por adicción o temor, que, en conjunto con la supresión de las llamadas procuradurías especializadas y de cargos de funcionarios y empleados de competencia específica obstaculicen primero y luego supriman la aplicación del Derecho Penal a los delitos de lesa humanidad, a los delitos llamados económicos y a la corrupción estructural del gobierno y de sus funcionarios. En tercer lugar que, pese a las quejas y al vocabulario utilizado, el presidente de la Nación y sus funcionarios no mienten o, al menos, no pueden mentir: según sus medidas, gobiernan sólo para el establishment, suerte de burguesía de origen extranjero siglo XX, que ni siquiera habla bien el castellano, consideran un “curro” a la persecución judicial de los delitos de lesa humanidad y a los derechos humanos internacionalmente reconocidos, que están comprometidos, por pertenencia al menos de clase o ideológica, a eliminar y, casi diría, son apátridas cualquiera que fuere el lugar de su nacimiento y formación” (…) “Con esta breve opinión pretendo adherir y colaborar, si ello es posible y pese a mi ignorancia, con el grupo de personalidades que, según leo, se oponen a proyectos urgentes de reformas del PEN que-coincido-nos conducen atrás históricamente, hacia la primera mitad del siglo XIX. Me pregunto: ¿habrá que revisar la ley de libertad de vientres (1813); ¿la ley de residencia?”

En su edición del 11 de noviembre, La Nación publicó artículos de Eduardo Fidanza (“Corrupción en el palacio de justicia”) y Héctor M. Guyot (“El agujero negro de la muerte de Nissan”).

Escribió Fidanza: “La transferencia efectiva del poder político, como está ocurriendo estos días en la Argentina, es una ocasión propicia para reflexionar sobre el poder. El poder en el plano objetivo y subjetivo. El de las organizaciones y el de las personas que lo experimentan, con la embriaguez de disponer a voluntad de destino propio y ajeno. Para la sociología clásica, el poder es la posibilidad que tienen unos de imponer su voluntad a otros, contra toda resistencia. El poder se convierte en dominación cuando el que lo posee obtiene obediencia. El acatamiento puede derivarse de tres razones: la tradición, los valores naturales, las normas del derecho positivo. Esta última, según Max Weber, era la más corriente en su época: el poder se vuelve autoridad legítima cuando los individuos creen en la legalidad. Esa es la clave teórica del sistema democrático: creer en la ley, más que en los gobiernos” (…) “A contracorriente del optimismo de liberales y marxistas, el realismo político indagó el poder dentro de la estructura social, desarrollando un concepto ingrato, con pocos adeptos: las elites. Demostró que ellas son un escollo insalvable para la democracia capitalista y el socialismo: en ambos sistemas el poder queda en manos de unos pocos, que se lo distribuyen a voluntad, a pesar del voto o de las demandas de justicia e igualdad” (…) “Las elites tienden a ser homogéneas y cohesionadas, contraponiendo su interés al de las mayorías. Para eso necesitan complicidades y ocultamiento” (…) “El sistema judicial constituye un componente crucial de la elite democrática. Si funciona bien, la población confiará en la ley, base teórica de la legitimidad. Pero, si funciona mal, comprobará, con terrible precio, que constituye una estafa. Es lo que sucede en la Argentina: los ciudadanos no creen en la Justicia y sus administradores, los jueces. La consideran parte de un engranaje ajeno a ellos, orientado a proteger a los poderosos, no a los que caminan por la calle” (…) “El fin del kirchnerismo se parece al fin del menemismo: los jueces, antes dóciles, se desatan para acusar a los que protegían. Agilizan los procesos, que dormían en los cajones. Subidos a la ola, sobreactúan el bien, aparentando no pertenecer al mal. Son los mismos de siempre, pasándose de una dimensión a otra. De la oscuridad a la luz, para salvarse” (…) “Un volumen de reciente aparición, titulado “El libro negro de la Justicia”, del periodista Tato Young, desmantela esta hipocresía. Constituye un retrato implacable de los jueces federales argentinos. La explicación de sus abusos es una particular configuración del poder, que Young describe con estas palabras: “Un engranaje invisible donde se dan y reciben favores como parte de una comunidad sin nombre y sin contrato más que el de la autoprotección. Eso era el poder. Funcionarios, legisladores, fiscales, jueces, empresarios, sindicalistas. Influyentes que comparten su influencia y la potencian. Núcleos más o menos cerrados. Círculos más o menos impenetrables”. Esta semblanza es una evidencia exacta de lo que sostienen muchos estudiosos de las elites. Ese es el poder oculto, tras el relato democrático” (…) “Una justicia federal”, expresa Fidanza, “devenida oscura organización, colonizada por espías y opacos agentes para todo servicio, que invita a negociar a cambio de favores” (…) “En 1949, el dramaturgo italiano Ugo Betti estrenó una pieza titulada “Corrupción en el palacio de justicia”. Con metáforas, el texto ilustra un clima opresivo, sórdido. Los jueces no investigan, son investigados. No sospechan, son sospechosos. Como el centinela de Hamlet, un juez reconoce: “Se dice que algo está podrido en este Palacio de Justicia”. Buscan un culpable, pero el recelo involucra al conjunto. Acosado, otro juez admite: “Podríamos estar todos contagiados. Todos podríamos haber vendido nuestras almas al diablo”.

Escribió Guyot: “Estamos más cercanos del agujero negro de la muerte del fiscal Nisman. Y al asomarnos vemos que es un agujero muy oscuro, el más negro de todos. Posiblemente, aquel por el cual los años del kirchnerismo pasarán tristemente a la historia. Resume, en una muerte trágica, la perversión de un sistema enfermo que fue degradado aún más, hasta límites insospechados, por las prácticas que se instalaron en la cima del poder durante los doce años que duró el gobierno anterior. Corrupción, mentira y muerte. Da vértigo asomarse a ese agujero negro de fondo todavía incierto. Y hay una razón: no es parte de un pasado resuelto, sino de un presente con el que hay que convivir a diario, en el que también duelen la multiplicación geométrica de la droga, el fantasma de una generación perdida por la falta de horizontes, la disolución de los lazos sociales y el desmantelamiento de la confianza en la autoridad” (…) “Hay que inscribirlo (el crimen de Nisman) en la saga del atentado a la AMIA, en el que murieron 85 personas, y hay que leerlo junto a la denuncia por encubrimiento contra la entonces presidenta Cristina Kirchner, que el fiscal estaba por hacer en el Congreso” (…) “La muerte de Nisman…cifra una historia donde la ambición y la mentira alcanzan dimensiones de tragedia griega, en las que simples humanos que se creen dioses llaman, con sus transgresiones, a la desgracia y la furia divina” (…) “Tuvieron que pasar casi tres años para que se confirmara lo que la mayoría, en silencio, sospechaba o sabía. Antes hubo que sacarles el expediente a la jueza Palmaghini y sobre todo a la fiscal Fein, que en lugar de deducir desde el primer día lo que decían las pruebas se ocupaban, según parece, de diluirlas, y luego de neutralizar su elocuencia dejando que pasara por ellas la lima del tiempo, que todo lo borra, un recurso que conocen bien en Comodoro Py. Allí, a la justicia federal, debió ir la causa desde el principio. Era la muerte de un fiscal. Que, además, acababa de hacer una denuncia gravísima contra la presidenta” (…) “Hoy se sabe que esa denuncia era sólida. Y a Nisman, dicen los peritos y confirma el fiscal, lo mataron dos personas, después de golpearlo y drogarlo. Con el arma “amiga” que le llevó Diego Lagomarsino” (…) “En el agujero negro del caso también está la Justicia. Y quizá sea esa la zona más negra y profunda. La que permanece en las sombras mientras los gobiernos, incluso el último, pasan. La que distribuye el juego y vende las indulgencias. Los funcionarios roban, compran su absolución a los jueces con lo robado, y al final los jueces pasan a retiro con su propio botín más una jubilación privilegiada”.

Cristina Kirchner denunció una persecución judicial en su indagatoria por la causa Hotesur. Dice Página/12 (“Un plan que se sostiene con la mentira”, 10/11/017): “Buscan encubrir un plan que sólo se sostiene con la mentira”, afirmó Cristina Kirchner en el escrito que presentó ayer el juez federal Julián Ercolini como declaración indagatoria en la causa Hotesur en el marco de lo que define como “una persecución judicial y política” contra ella y su familia” (…) “CFK presentó su escrito y no respondió preguntas. Consideró que en la causa “se ha violado de manera grosera” el debido proceso y citó la existencia de “por lo menos siete decisiones judiciales firmes” similares al supuesto delito que se le imputa y que “concluyeron con el dictado de sendos sobreseimientos” (…) “Aunque cueste creerlo”, puntualizó la ex presidenta, “la mitad de estos pronunciamientos fueron dictados y consentidos por el mismo juez y el fiscal que intervienen en este proceso”, Ercolini y Gabriel Pollicita, respectivamente. Estas circunstancias, agregó, dejan “al descubierto hasta qué punto se encuentra ahora debilitada la independencia del sistema judicial argentino” (…) “Asimismo, acusó al magistrado y al fiscal de “intentar borrar con el codo lo que hace unos pocos años escribieron con la mano” y de “repetir en sede judicial el relato que se machaca hasta el hartazgo en los medios hegemónicos” El descargo indicó, además, que las maniobras de supuesto lavado con el presunto falso alquiler de habitaciones de hoteles se trata en realidad de “operaciones comerciales regulares y lícitas que fueron declaradas ante los organismos competentes”. “Se impulsa una investigación penal sin que se me atribuya un hecho puntual, concreto y específico de carácter delictivo”, remarcó” (…) “CFK calificó a las acusaciones en su contra como “ridículas” y denunció la “doble vara que utilizan ahora los operadores judiciales (no los puedo llamar de otra manera)” que cierran “con una velocidad increíble” las investigaciones que pesan sobre funcionarios del actual gobierno “imputados por manejar fondos en paraísos fiscales (no en bancos nacionales) o mover sumas millonarias a través de la banca offshore” (…) “Nada se imputa ni se cuestiona respecto del hermano del presidente Mauricio Macri, quien acaba de blanquear una suma de casi 40 millones de dólares de procedencia ilícita”, agregó y acusó tanto al juez como al fiscal de “contribuir obedientemente con las maniobras de distracción necesarias para disimular y encubrir un plan de gobierno que solo puede sostenerse mediante la mentira y la construcción de un enemigo interno” (…) “La ex presidenta admitió ser consciente de que sus explicaciones “no serán siquiera mínimamente consideradas” tal como ocurre “en las múltiples causas armadas, iniciadas y promovidas en mi contra desde que el presidente Mauricio Macri asumió la titularidad del Poder Ejecutivo. En ese contexto, calificó a la causa como “un verdadero disparate jurídico y lógico” y denunció que en el avance de la investigación se está derogando “la presunción de inocencia y cualquier ciudadano acusado deberá probar que es inocente. Un verdadero disparate jurídico y lógico”.

En la misma edición, Página/12 publicó un artículo de Felipe Yapur titulado “Un repudio unánime de la CGT a la reforma”. Escribió el autor: “El consejo directivo en pleno de la CGT decidió rechazar de plano el intento del gobierno de modificar la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) que incluye el megaproyecto de reforma laboral que impulsa el gobierno de Cambiemos. Los sindicalistas definieron este punto como “innegociable” por entender que, por un lado, significa la destrucción de la legislación que protege al trabajador de los abusos patronales. Pero también forma parte de una escalada del gobierno que avanza sobre el sindicalismo como objetivo final terminar con el peronismo” (…) “A pesar de que la negativa es rotunda, durante la conferencia de prensa posterior los triunviros Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid reconocieron que no está cerrado el camino de diálogo con el gobierno” (…) “En ese sentido, Daer dio a entender que habían sido, por lo menos, engañados porque nunca se había hablado de la reforma de la LCT. Ante los periodistas, el titular del gremio de Sanidad buscó ser tajante al afirmar que “la CGT no aceptará cambios respecto de la filosofía del trabajo, la política de deslaboralización, el banco de horas por un año, que impedirá el pago de las extras, el cálculo de las indemnizaciones y las pasantías”. De todas formas deslizó la posibilidad de que se pueda discutir algunos otros puntos de los artículos referidos a la ley de Contrato de Trabajo pero no ahondó en ellos” (…) “Ante la partida de Daer, tomó la posta Schmid, quien elaboró una respuesta: “la CGT cuestiona las medidas económicas del gobierno, por lo que en su momento realizó tres movilizaciones y un paro general nacional. El Ejecutivo lanzó tres vectores, es decir, las reformas tributaria, laboral y previsional, pero están entrelazadas”, dijo” (…) “El canillita Omar Plaini fue uno de los que planteó la necesidad de llevar a las regionales la posición del consejo directivo como para que haya una sola voz sindical. El metalúrgico Francisco “Barba” Gutiérrez, a la sazón secretario de Interior de la central obrera y que en el último año recorrió el país normalizando las regionales, dijo que es preciso convocar a un plenario de secretarios generales para luego rehabilitar el Comité Central Confederal que está en cuarto intermedio, “para definir un plan de lucha ante esta coyuntura que todos rechazamos. El referente de la UOM aprovechó y recordó que la LCT “fue producto de una construcción jurídica, social y política del movimiento sindical recopilados y creada por el abogado y compañero Norberto Centeno, detenido-desparecido durante la dictadura” (…) “Schmid hizo su aporte al recordar que fue el movimiento obrero el que desbancó del gobierno a José López Rega, a la alianza de Fernando de la Rúa (por la ley Banelco) “y ahora quieren hacerlo con nosotros pero es la CGT la única que puede defender a los trabajadores”.

En su edición del 10 de noviembre, La Nación publicó artículos de Marcos Novaro (“Macri sobre Nisman: ¿es un problema la espontaneidad del presidente?”) y Roberto Gargarella (“La construcción colectiva de una tragedia”).

Escribió Novaro: “En Nueva York Macri lanzó una frase inesperada, y además injustificada: “a Nisman lo mataron”. Fue en un encuentro en el Consejo de las Américas, con empresarios a quienes intentaba convencer de que invirtieran en el país. Tal vez no fue la mejor manera de lograrlo. Para peor al poco rato se enredó, tal vez quiso corregirse pero terminó repitiendo algo aparecido en una entrevista pública con el periodista Charlie Rose de la cadena PBS: “¿Qué ha pasado con el caso de Alberto Nisman? Le pregunta Rose, “Todavía no lo sabemos… Necesitamos llegar a la verdad…saber qué pasó contesta él; pero cuando Rose presiona, “¿necesitan saber quién lo hizo?”, el presidente vuelve a pisar el palito: “Sí, quién lo hizo”. ¿Estaba diciendo “la verdad”? Y más importante, ¿estaba diciendo lo que el presidente argentino hoy puede y debe decir sobre el caso?” (…) “Claro que lo suyo no podría ni compararse con las recordadas cartas al pueblo que escribió Cristina Kirchner apenas producida la muerte de Nisman, donde primero dijo estar segura de que había sido un suicidio, luego un asesinato, y en ambos casos se lavó las manos alevosamente poniéndose en víctima” (…) “Seguramente pasará mucho tiempo hasta que se resuelva el caso. Y mientras tanto flota en el ambiente la idea de que el poder político, los medios y también la sociedad prejuzgan, dan por culpables a los que sólo son por ahora sospechosos o acusados, en casos de corrupción o en casos como el de Nisman, o el de Maldonado, tal vez crímenes políticos pero tal vez no” (…) “Pero además de los efectos no queridos que puedan tener palabras del presidente en ese debate, hay tal vez una pregunta previa que conviene también hacerse: si Macri no es proclive a arranques de espontaneidad que pueden dañar su liderazgo” (…) “En general se piensa que no, que su espíritu calabrés lo protege de actuar en caliente, de reaccionar sin pensar. Puede que tenga otros defectos: no olvida ni perdona y puede ser en demasía vengativo. Pero no tiene el problema de hablar o actuar a tontas y a locas” (…) “Sin embargo, no es la primera vez. Poco antes de las elecciones circuló una frase suya sobre los “562 argentinos que frenan el cambio en el país”, lo peor del círculo rojo, cabe imaginar. Y que “si los pusiéramos en un cohete a la luna el país cambiaría tanto” (…) “Pero más complicado es aún que se conciban las resistencias al cambio como un problema que puede personalizarse en “incorregibles” a descartar, porque sin ellos todo funcionaría de maravillas” (…) “Más que un enfoque serio del problema la “metáfora” de Macri nos ilustra sobre una tendencia a pensar, y tal vez a actuar, guiados por pasiones y calenturas” (…) “¿Puede por inclinaciones como estas-y su episodios como estos se vuelven tendencia-ponerse en riesgo a sí mismo el liderazgo de Macri, ahora que tiene las manos más libres y el campo más abierto para desplegarse? ¿Están estas inclinaciones detrás de algunas decisiones concretas que se han tomado, o del modo en que se está encarando la fase, por decir así, programática de su gobierno? Hay quienes creen que sí y lo conectan con otras señales de que la moderación y la prudencia pueden estar dando paso a cierto espíritu refundacional y a un tono más soberbio” (…) ¿Y si esta tendencia empieza a reflejarse no sólo en palabras sino en el modo en que se arma la agenda del reformismo permanente, en una tendencia a sobrecargarla de promesas porque “mi voluntad va a hacer la diferencia”? ¿Y si al ponerse una vara tan alta vuelve a alimentarse el entusiasmo y la ansiedad, hasta que se vuelven en contra de sus promotores? Ciclos como ese ya los vivimos suficientes veces. Aprovechar el envión para tomar la iniciativa y moldear la agenda pública de los próximos años es muy razonable. Sobreactuar tal vez no lo sea tanto. Y menos todavía lo es ceder a la espontaneidad del “optimismo de la voluntad”.

Escribió Gargarella: “Un juez de ejecución penal de La Plata, de modo injustificado, concedió el beneficio de la libertad asistida a un recluso, que terminó provocando la muerte de una menor, de 12 años” (…) “Ante todo, es obvio que estamos, como tantas veces, frente a un crimen horrendo, que merece el máximo repudio colectivo. Del mismo modo, resulta claro que el asesino debe ser seriamente reprochado por lo que hizo y que el juez que concedió irresponsablemente privilegios indebidos al reo amerita también nuestra condena” (…) “Aclarado esto, debo decir también que en todo el ejercicio colectivo que ha rodeado este crimen puede advertirse mezcla de desdén, hipocresía y cinismo que arroja dudas sobre la existencia de algún compromiso serio frente a la violencia extendida. Sabemos bien que convirtiendo las cárceles en “escuelas del crimen” sólo obtenemos como resultado un recrudecimiento de los problemas que luego denunciamos. Sabemos que arrojando más gente a la cárcel no reducimos en absoluto la criminalidad, sino que la reproducimos. Sabemos bien que las respuestas extremistas que reclamamos frente al crimen no se correlacionan con menores índices de delincuencia ni con delitos menos graves (más bien lo contrario)” (…) “Son excepcionales los casos en que el crimen es denunciado y el criminal es encontrado, detenido y condenado por su crimen (de las causas penales que se inician, sólo un 5% llega a tener una sentencia) La persona que es detenida, en todo caso puede quedar encerrada, tal vez por años, sin juicio previo (el 60% de los detenidos en la Argentina lo está sin condena previa)” (…) “En la cárcel, separamos al presunto criminal de todos sus afectos mientras lo vinculamos con algunos de los peores delincuentes que hemos encontrado y lo dejamos bajo control de personal poco entrenado y violento. Luego, dejamos a los presos hacinados, en cárceles cada vez más marcadas por la tortura y la muerte” (…) “El resultado de todo este horror no es otro que el esperable. Aumentamos exponencialmente el número de personas presas” (…) “Es decir, fallamos en todo, a pesar de la grandilocuencia, las sobreactuaciones y los gritos: tenemos más presos, más penas, mayores niveles de maltrato en prisión, mayores niveles de reincidencia y, como si fuera poco, más crímenes, más violentos” (…) “No se trata, entonces, de autoflagelarse diciendo simplemente que lo hacemos todo mal: lo preocupante es que, sabiéndolo, sigamos haciendo lo mismo. Al periodismo amarillo le resulta comercialmente atractivo soltar el grito de alarma, entrevistar al dolor, llorar con la víctima y pedir más penas. ¿Le interesa pensar por un instante que el camino por donde avanza contribuye a reproducir y agravar los crímenes que denuncia? Por supuesto que no: su juego es otro. La política advierte también que el discurso sobre el crimen resulta altamente productivo” (…) “La Justicia, mientras tanto, ofrece su espectáculo dantesco. Los jueces “progresistas” socavan, en lugar de honrar, las “garantías” que proclaman cuando irresponsablemente liberan a quien ha cometido un agravio, en lugar de tomarse en serio lo sucedido y ayudar a reparar el daño cometido y a recuperar la dignidad de la víctima. Frente a ellos, otros jueces ejercen la demagogia alterna, que consiste en instrumentalizar, según las demandas del tiempo, tanto a víctimas como a victimarios: lo único que les interesa es preservar los propios privilegios (valgan como ejemplo los modos en que se administra en estos días la prisión preventiva)” (…) “Una parte importante de la ciudadanía indignada también queda sujeta a reproches semejantes: sabe que la mayoría de los presos (comunes y de los otros) pasan años de encierro sin haber sido jamás condenados, pero no dice nada; sabe que en las cárceles se vive en condiciones infrahumanas, pero no dice nada; sabe que en las cárceles se tortura y mata, pero no dice nada. En definitiva, son muchos los que deben asumir su responsabilidad en este proceso de construcción colectiva de la violencia social y el delito”.

En su edición del 10 de noviembre, Clarín publicó un artículo de Fernando González titulado “El progresismo, más que estúpido, conservador”. Escribió el autor: “(…) Desde aquellos días lejanos de 1983, el progresismo ha recorrido un largo camino en el país adolescente. Acompañó el impetuoso comienzo de Raúl Alfonsín y lo abandonó un par de años después, cuando comenzó a dar señales de agotamiento. Se ilusionó con el Partido Intransigente de Oscar Alende; se indignó con Carlos Menem; se involucró en la cruzada antimenemista del Frepaso y volvió a ilusionarse con la frescura de Chacho Alvarez. Gozó y luego sufrió con la Alianza. Y una buena parte del progresismo se enroló en la épica de vuelo corto de Néstor y, sobre todo, de Cristina Kirchner” (…) “La llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, y su éxito en las elecciones legislativas del 22 de octubre que lo ubican con expectativas de reelección, han puesto patas para arriba el universo siempre complejo del progresismo argentino. Y algo de eso se comprobó el miércoles por la noche, cuando todos los legisladores de la oposición se retiraron de la Cámara de Diputados porque Elisa Carrió barrió con su prepotencia habitual el discurso del diputado Federico Masso, un tucumano del bloque Libres del Sur, calificando su exposición de progresismo estúpido” (…) “Claro que la discusión nocturna sobre el “progresismo estúpido” es apenas una punta del iceberg que amenaza desde hace tiempo a todos los dirigentes que pretenden enrolarse bajo el paraguas progresista. Así lo demostraron las miserias que algunos de ellos mostraron en el debate por la muerte de Santiago Maldonado, los criterios polémicos para criticar el arresto de la dirigente Milagro Sala y, más que ningún otro tema, el abordaje intolerante y manipulador que el kirchnerismo le dio en los últimos años al tratamiento de los derechos humanos. En ese escenario traumático, muchos dirigentes del progresismo terminaron encerrados en la trampa de defender el nombramiento que llevó adelante Cristina del represor César Milani al frente del Ejército Argentino. Sin dudas, la mayor afrenta que recibió la memoria de las víctimas de la última dictadura militar en toda la historia” (…) “El progresismo no es una ideología ni un partido político. Es la idea del progreso social, de un país pero también del mundo, cruzando a dirigentes de pensamientos políticos distintos. Nadie puede arrogarse en soledad los atributos intelectuales progresistas pero todos aquellos que se sienten parte de ese espacio sí están obligados a corregir los errores históricos y a repensar los momentos en que ocurrieron las peores claudicaciones. De lo contrario, terminan volviéndose conservadores. Muy conservadores” (…) “El progresismo, más allá de la intemperancia de Carrió, dejará de ser estúpido, cuando pueda encontrar respuestas mucho más exitosas para reducir la pobreza. Las que abundan en los discursos y han brillado por su ausencia durante los fracasos recientes de las décadas perdidas”.

Intelectuales, artistas, sindicalistas y políticos se reunieron en el Congreso para hacer un llamamiento en defensa de las instituciones democráticas. Escribió Página/12 (“Se está deteriorando el Estado de Derecho”, 9-11-017): “No convocamos para reunir once jugadores y hacer un equipo. Convocamos a todos los equipos para defender la cancha, el césped en el que tenemos que discutir y debatir, ese césped democrático que quieren llenar de pozos y lodo”. La metáfora del césped como espacio de la democracia plural y el derecho cerró ayer la intervención del juez Raúl Zaffaroni ante un salón colmado del anexo del Congreso en el que un grupo de personalidades, que incluyó a Estela de Carlotto, Horacio González y Mempo Giardinelli, hizo una reivindicación de las mejores tradiciones políticas y un llamado a enfrentar el miedo y la depresión con participación y organización” (…) “La República cruje, la democracia y el pluralismo están en peligro”, se tituló el documento que se presentó como “una convocatoria plural en defensa de la democracia ante la emergencia de nuestro Estado de Derecho” (…) “Está avanzando rápidamente el deterioro del Estado de Derecho”, arrancó Zaffaroni, que alertó sobre el avance contra la autonomía del Ministerio Público. “Inconstitucionalmente marchamos a contramano de toda América Latina”, dijo. “Los corruptores primero corrompen y luego usan a los corrompidos para alardear de impolutos, cuando tan delincuente por cohecho es el que ofrece como el que recibe”, se ganó el primer aplauso. “Los corruptos activos quieren manejar a los fiscales para garantizar su impunidad y seguir adelante con su campaña de antipolítica y sus negocios poco claros en refugios fiscales”, agregó” (…) “Se quiere desbaratar el derecho laboral”, señaló. “Se desprestigia y se estigmatiza al sindicalismo. Se lo amenaza en todas las formas imaginables para desbaratar a la fuerza de trabajo”, destacó. Luego repasó formas y destinatarios del miedo: científicos, universidades, artistas y periodistas “cuando pretenden apartarse del discurso único de los medios monopólicos y más aún cuando destapan manejos no claros de funcionarios y parientes”. “Van quedando menos lugares donde puedan decir estas cosas, vamos llegando al discurso único, a la construcción única de la realidad propia de todo totalitarismo”, alertó” (…) “Zaffaroni advirtió que el gobierno busca nombrar “los jueces propios que reclama el presidente con una sinceridad antirrepublicana digna del mejor objetivo”. Repudió la exposición de ex funcionarios humillados y disfrazados para la TV y dijo que ni aunque ocurriera con Macri debe aceptarse. “Sería el triunfo de ellos, del no-derecho”. “Tampoco podemos tolerar que un juez se disculpe diciendo que lo coaccionan. Si es así tiene que resistir, y si no puede que lo denuncie y que se vaya diciéndolo”, afirmó sin nombrar a Ariel Lijo” (…) “Carlotto advirtió sobre “el retroceso de la justicia”, las ofensas “para desprestigiarnos” y los riesgos de disfrazar a los genocidas como “pobres viejitos”. “No gustó nada cuando dije “si pudimos con Videla vamos a poder con Macri” pero es cierto. No es que hablemos de dictadura, pero cuántas cosas nos hacen acordar tiempos donde exhibíamos carteles de “aparición con vida”. Lo hemos tenido que hacer con Santiago Maldonado”, recordó. “Invito en nombre de mis compañeras de lucha a unirnos y que se haga realidad conseguir justicia, tener memoria, saber la verdad y hacer realidad el Nunca Más” (…) “La democracia que permitía la vibración de palabras contrapuestas pero constructivas ha sido reemplazada por un sistema silencioso, coercitivo y contundente de acciones que prometen felicidad y traman la venganza”, explicó González. “Una suma de sospechosos peritajes sustituyen la palabra constitucional”, advirtió. “Se consulta la historia argentina para demolerla, sustituirla, olvidarla, regocijarse de que es un mundo de desplazados, muertos, olvidados o masacrados. ¿Cómo nos vamos a olvidar nosotros? Si una república o una nación no es más que un cimiento donde está estable, aunque a veces susurrando, la gran operación de la memoria”, razonó. Estamos ante un caso único en la historia política del país donde se marcha con cara de felicidad hacia un modo novedoso de totalitarismo” (…) “La cuestión en la Argentina de hoy no es peronistas, radicales o más o menos izquierda, es pueblo vs. oligarquía y esa oligarquía es mafiosa”, arengó Giardinelli. Propuso “recuperar un sueño, volver a creer en la utopía”. “Frente a las mafias y al triunfo de la antipolítica tenemos una tarea enorme y apasionante por delante”, dijo” (…) “Las pelotas con el pesimismo, compañeros. Los vamos a sacar a estos tipos, les vamos a ganar, con paz, porque la paz es nuestra”.

En la misma edición, Página/12 publicó artículos de Tomás Lukin (“Deuda o ajuste, la trampa del modelo oficialista”) y Raúl Kollmann (“Un guión que ya está escrito”).

Escribió Lukin: “El acelerado endeudamiento externo provocado por el gobierno de Cambiemos en estos dos años revivió uno de los vectores históricos de las crisis periódicas de la economía argentina. El país es hoy uno de los cinco más vulnerables del mundo a los cambios en las condiciones financieras internacionales, según la evaluación de la calificadora de riesgo Standard and Poor`s. La firma ubica en el mismo grupo a Turquía, Paquistán, Egipto y Qatar. La fragilidad de esas economías emergentes, consideran los analistas de la compañía, responde a la alta dependencia del financiamiento externo” (…) “Los directivos para la región del Fondo Monetario Internacional realizaron el mes pasado un cuestionamiento similar. Ni el organismo multilateral ni la calificadora de riesgo cuestionan la orientación de la política económica elegida por el gobierno de Mauricio Macri, sino que proponen como alternativa una profundización del ajuste fiscal a través del recorte de subsidios, la reducción del empleo público o la venta de empresas estatales” (…) “A comienzos de año, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, desestimó los cuestionamientos sobre el ritmo de endeudamiento y consideró que “si alguien quiere pegarnos pasa a ser un tema político”. No todos los economistas comparten su visión. “La fragilidad que señala S and P no es novedosa desde que la Argentina se convirtió en el país que más deuda toma del mundo. La calificadora advierte que se vienen tasas de interés más altas en países como Estados Unidos. Cuando esos procesos comienzan, las consecuencias para Argentina no son un incremento en el costo del financiamiento sino en la interrupción en el flujo de fondos”, consideró el director de la consultora PxQ, Emmanuel Agis” (…) “Un informe publicado el mes pasado por el diario BAE, a partir de la base de datos del sitio especializado en finanzas CBonds, reveló que uno de cada cinco dólares emitidos en el mercado internacional de deuda correspondía al Estado argentino. O sea, el endeudamiento argentino representa el 20 por ciento del total de la nueva deuda externa emitida por los estados soberanos. La exitosa reinserción del país en los mercados no solo no ofreció los resultados prometidos en materia de reducción de tasas de interés y reactivación macroeconómica, sino que una porción significativa de los fondos obtenidos fue destinada a financiar la fuga de capitales en el marco de una asfaltada y bien señalizada bicisenda financiera. “Es cierto que Argentina recuperó el acceso al financiamiento externo, pero el país exhibe un déficit comercial inédito con exportaciones que no despegan e importaciones que crecen; la política monetaria y cambiaria aprecian el tipo de cambio; y las reformas propuestas no mejorarán la competitividad del país. Está claro que existe una fragilidad creciente”, indicó Kulfas (economista, de Idear Desarrollo). “El camino que el gobierno plantea es mentiroso. Vos mañana tenés déficit fiscal cero y necesitás seguir tomando deuda para financiar el déficit externo. Es una lógica falsa”, apuntó Agis”.

Escribió Kollmann: “El aparato judicial de Comodoro Py siguió tocando ayer la música que le piden desde el oficialismo. En un extenso dictamen, el fiscal Eduardo Taiano dictaminó que a Alberto Nisman lo asesinaron y que el informático Diego Lagomarsino fue parte de una banda de sicarios que no se sabe quiénes integraron” (…) “Unas horas después, en una especie de ballet sincronizado, el juez Julián Ercolini citó a Lagomarsino a prestar declaración indagatoria el martes que viene, aunque ayer mismo ordenó que le pongan una tobillera electrónica. También anoche se produjo un allanamiento de la vivienda del informático. La base de la acusación de Taiano es la pericia multidisciplinaria realizada por la Gendarmería, que afirma, por ejemplo, que a Nisman lo molieron a golpes, le fracturaron la nariz y luego le suministraron ketamina para dormirlo. El Cuerpo Médico Forense (CMF), que depende de la Corte Suprema, dijo que no había lesión en el tabique nasal y que no se detectó ketamina. Taiano, en lugar de convocar a los científicos que dieron diagnósticos opuestos y concretar un debate entre ellos, convalidó lo hecho por Gendarmería, tal como le pedía la Casa Rosada y sus medios aliados” (…) El fiscal firmó su dictamen, se lo entregó al juez y distribuyó un resumen en el que no aporta ni un solo elemento de relevancia. Dice que Gendarmería realizó un estudio interdisciplinario y que concluyó que lo más probable es que a Nisman lo hayan asesinado” (…) “Cundo se esperaba conocer los fundamentos, expuestos en unas mil páginas, el juez informó a las partes que decretaba el secreto de sumario” (…) “Al fiscal le alcanzó con oficializar las conclusiones de Gendarmería. Si a Nisman lo asesinaron, el que proveyó el arma fue parte del plan. Pero minimizó la lógica: 1) nadie aporta una pistola inscripta a su propio nombre en el Registro Nacional de Armas para que se cometa un homicidio; 2) Nisman no sólo le pidió el arma a Lagomarsino sino que también lo intentó con el custodio Rubén Benítez, el mismo día sábado en que le hizo el pedido a Lagomarsino” (…); 3) “el único argumento es que Lagomarsino tenía la facilidad de entrar al edificio y no ser revisado por la custodia de Nisman” (…) “Taiano no pudo describir el supuesto tandem de sicarios. En las pericias anteriores los criminalistas concluyeron: “no se percibe la presencia de ninguna otra persona dentro del baño en el momento del disparo”. Los forenses del Cuerpo Médico dictaminaron: “no se observa, desde el punto de vista pericial, un accionar homicida en la muerte de Nisman” (…) “Para justificar el pedido de indagatoria, Taiano se apoyó en el dictamen de la Gendarmería. Y ese trabajo interdisciplinario, a su vez, se basa en la siguiente secuencia: 1) dos personas agredieron al fiscal y le pegaron una paliza, fracturándole la nariz, golpeándolo en el hígado, en la parte de debajo de la boca y en una pierna. Pese a semejante golpiza, no había el menor desorden en el departamento. No hay rastros de pelea ni lesión defensiva, por ejemplo, en los nudillos de Nisman”; 2) una vez dominado a los golpes, la Gendarmería dice que le dieron ketamina, una sustancia que hace años se usaba como anestésico pero en la actualidad dejó de utilizarse porque produce alucinaciones y hay pacientes que no reaccionan dócilmente. Aún así, la Gendarmería concluyó que eso le permitió a los dos sicarios llevar a Nisman tranquilamente al baño y dispararle un único tiro. Quisieron simular un suicidio. Taiano pasa por alto que la pistola quedó, por la caída, bajo el hombro del fiscal. Cualquiera que hubiera querido simular un suicidio, antes de huir, al menos ponía el arma en la mano del fiscal o cerca de la mano” (…) “Todo el armado es de una endeblez asombrosa y quienes conocen al CMF, responden con los siguientes argumentos: 1) la Gendarmería no tiene experiencia en autopsias y cometió errores grotescos. “Dicen que Nisman tenía fractura de nariz, cuando se observa a simple vista que no tiene ni siquiera un hematoma ni rastro alguno de golpe. Ellos confunden en una radiografía, que no está sacada exactamente en el centro, con una fractura”. El informe de autopsia que luego confirmó la junta médica del CMF dice: “no hay lesión en el tabique nasal” (…) “2) Gendarmería no pudo establecer la cantidad de ketamina que tenía Nisman encima: en el informe dice N/C, que significa no cuantificable. Y admiten que se encontraron sólo trazas mínimas. Tampoco saben cómo se suministró la sustancia: la única forma de lograr efectos rápidos es con una inyección, pero en Nisman no hay rastros de que haya sido inyectado” (…) “3) En la autopsia se pasó el pool de vísceras por dos cromatógrafos, el aparato con el que se bombardean los tejidos en busca de sustancias. Se buscaron todas las de la biblioteca del cromatógrafo, entre ellas la ketamina. No había ketamina. Sí había clonazepan. De manera que lo que ocurrió es que el cromatógrafo de la Gendarmería seguramente estaba contaminado, porque ellos no se dedican a sustancias encontradas en cuerpos de personas fallecidas, sino a analizar las pastillas y cristales secuestradas en fiestas electrónicas”.

En su edición del 9 de noviembre, La Nación publicó artículos de Carlos Pagni (“Detrás de un cambio conceptual del peronismo”) y Emilio Cárdenas (“Irán amplía su influencia regional”).

Escribió Pagni: “El viaje de Mauricio Macri a Nueva York permitió ver las expectativas de los grandes inversores sobre el país. Hasta las elecciones legislativas la principal incógnita estaba referida a la consistencia de Cambiemos. El 22 de octubre la ciudadanía despejó ese interrogante. Ahora el acertijo es otro: qué capacidad tendrá el gobierno para mejorar la competitividad de la economía” (…) Para hacerlo enfrenta un desafío. Detrás de esos costos está el peronismo. O, para decirlo con Tulio Halperín Donghi, la Argentina peronista” (…) “El inconveniente para Macri es que no puede encarar reforma alguna sin negociar con el peronismo. Por lo tanto depende, para alcanzar el éxito, de un renunciamiento de sus opositores. Los peronistas también son presa de una paradoja. Enfrentan al gobierno desde la debilidad. Vienen de perder por segunda vez consecutiva su gran bastión bonaerense” (…) “Hoy el gobierno informará a los gobernadores las líneas generales de los cambios que pretende realizar. Será el comienzo de una negociación que se desarrollará en los próximos diez días. La premisa es que la discusión se limite a lo fiscal” (…) “Las autoridades nacionales pretenden que las demás provincias imiten este modelo. Para las más pequeñas no es dramático, porque la participación de Ingresos Brutos en su recaudación es mínima. Algunas, además, no tienen más remedio: están muy endeudadas con el Tesoro Nacional. Es el caso de Chaco, Tierra del Fuego, Corrientes, Neuquén, Chubut o Santa Cruz. En cambio, Córdoba y Santa Fe son las más reacias. Alrededor del 20% de sus finanzas dependen de Ingresos Brutos. Por eso era clave invitar a Juan Schiaretti y a Miguel Lifschitz a acompañar a Macri a Nueva York” (…) “El otro nudo a desatar es el Fondo del Conurbano Bonaerense” (…) “Para esta discusión el gobierno también debió disolver disidencias internas. Dos lunes atrás, durante un encuentro en la Casa Rosada, el radical mendocino Alfredo Cornejo le adelantó a Vidal que las provincias no cederían recursos para el conurbano. Arguyó que el resto de los argentinos no son responsables de que los gobernantes bonaerenses hayan malgastado un dineral durante años” (…) “Los gobernadores peronistas tienen un incentivo adicional para resistir la indispensable ayuda al conurbano. Cambiemos ya triunfó allí dos veces. Cuenta, además, con el liderazgo de Vidal, cuya popularidad ronda el 70%. ¿Además pretende plata? La idea de que el Gran Buenos Aires involucra en sus patologías a toda la Nación no parece evidente para el peronismo. A pesar de que-o raíz de que-esa degradación se haya profundizado durante un unicato del PJ que duró casi 30 años” (…) “En el PJ imaginan una salida para la exigencia bonaerense. Que Vidal obtenga un fondo del ahorro que realice el Tesoro con la modificación de la movilidad jubilatoria. La negociación se reduciría a dos actores: Macri y Vidal. Igual quedaría un problema a resolver. Buenos Aires necesita que los recursos adicionales sean estables para poder, a partir de ellos, emitir deuda. Por lo tanto, los ingresos que reciba deberían estar indexados a alguna variable objetiva, que podría ser la recaudación del impuesto a las ganancias” (…) “Al comprometer recursos federales, toda la transformación tributaria requiere una gestión compleja. Debe ser aprobada por las legislaturas provinciales. Sin embargo, el verdadero desafío es conceptual. Para tener éxito, Macri necesita convencer al peronismo de que, con su reforma, también se beneficiará de un mayor dinamismo económico en sus distritos. Significaría una revolución mental”.

Escribió Cárdenas: “El ahora ex primer ministro libanés, Saad Hariri, acaba de renunciar -por sorpresa- a su cargo. Lo hizo a través de un tenso discurso televisado desde Arabia Saudita, denunciando que se había preparado un atentado criminal contra su vida y atribuyendo esa contingencia al creciente intervencionismo y expansionismo de Irán en su país” (…) “Una vez más, la belicosa agrupación libanesa pro-iraní Hezbollah aparece como una clara amenaza regional. Más allá del sur del Líbano, que domina desde hace rato. Armada y entrenada por Irán y fogueada-y hasta envalentonada-por su triunfal actuación armada en la reciente guerra civil siria, la mencionada organización tiene una presencia política decisiva en Siria, donde-con el constante apoyo aéreo de Rusia-sostiene al hasta no hace mucho jaqueado presidente, Bachar al-Assad. Lo que, en los hechos, ha contribuido fundamentalmente a la supervivencia del asediado presidente sirio, que muchos no creían factible” (…) “La dimisión del premier libanés Saad Hariri abre, de pronto, un serio interrogante sobre el futuro inmediato de la actual coalición de gobierno de ese país” (…) “Irán, ante ello, se lava las manos. Y asegura públicamente “no tener nada que ver” con la política interna libanesa. Pero las cosas no lucen, ni parecen ser necesariamente así” (…) “Después de la dura derrota del Estado Islámico la presencia geopolítica y militar de Irán se esta expandiendo muy fuertemente en toda su región inmediata. No sólo en el Líbano, entonces. También en Irak, Siria y Yemen” (…) “En Irak, las milicias armadas iraníes hoy deambulan sin mayores problemas por buena parte del país” (…) “Ocurre que las milicias iraníes ayudan militarmente al gobierno central de Irak a recuperar algunos territorios en su noroeste que hasta no hace mucho estaban en manos de las milicias kurdas locales” (…) “Irán pareciera estar ahora replicando el “modelo” de Hezbollah en Siria y en Irak” (…) “Creando y sosteniendo a distintas milicias armadas que apoyan a los gobiernos locales con los que están aliadas. Con ese patológico mecanismo paramilitar, la influencia regional iraní ha crecido y sigue creciendo vigorosamente” (…) “Por el momento, la presencia miliciana iraní no confronta con las fuerzas norteamericanas desplegadas en Medio Oriente. Pero, con ellas, conforma una mezcla preocupante que hasta luce combustible y que, de pronto, podría generar conflictos. Si éstos aparecen, para los norteamericanos la situación podría no ser nada fácil” (…) “Irán es un riesgo que no puede dejar de tenerse en cuenta y seguirse muy de cerca. Las dos banderas que lo mueven son, primero, el predominio regional y, segundo, la expansión de la variante del Islam que Irán, firmemente liderado por su poderosa oligarquía clerical, ha abrazado: la del shiismo”.

En su edición del 9 de noviembre, Clarín publicó un artículo de Héctor Gambini titulado “Día uno: el verdadero comienzo del caso Nisman”. Escribió el autor: “A poco de despertarse ayer, Lagomarsino escuchó llorar a su mamá. Fue la señal más contundente que recibió el experto informático acerca de que el extenso letargo en que se había hundido la investigación por la muerte del fiscal Nisman se acababa de terminar” (…) “La primera reacción fue lógica: los abogados de Lagomarsino corrieron a Comodoro Py a presentar un pedido de eximición de prisión” (…) “En el caso de Lagomarsino, la idea fue anticiparse a una sugestiva frase del fiscal Taiano que pidió tomar “los recaudos necesarios” contra el experto informático deslizando que podría “entorpecer la investigación”. Llevada al empedrado, la frase significa que habría que detenerlo” (…) “Fue una tarde vertiginosa: el pedido de excarcelación de los abogados casi se chocó con la orden del juez Ercolini de ponerle a Lagomarsino una tobillera electrónica con GPS para controlarlo hasta el martes, cuando lo tenga frente a frente en su despacho” (…) “Ayer fue el día uno en que la enigmática muerte del fiscal Alberto Nisman fue investigada como un asesinato. La pericia de Gendarmería-hecha por 28 expertos en distintas disciplinas-habló de homicidio y el fiscal podía hacer tres cosas: desestimarla, ampliarla a otras opiniones o convalidarla. Eligió esta última opción y entonces la averiguación de muerte pasó a ser, en su consideración, un homicidio formal, hecho y derecho” (…) “Paradoja brutal y lógica: el caso avanza porque vuelve al principio” (…) “La estrategia del Estudio de Rusconi para Lagomarsino también fue la de ganar todo el tiempo que pudieran. Casi logran, incluso, que la causa se quedara en la justicia ordinaria, donde tenía ya puesto un rótulo inamovible de suicidio. Salió de ahí por obra y gracia de la querella, que fue empujando el expediente hacia la justicia federal, a pesar de las empecinadas maniobras de los jueces de Justicia Legítima que se aferraban a la causa para negar una y otra vez que la muerte de Nisman pudiera estar relacionada al menos remotamente con su función de fiscal. Un capricho ideológico que dio vergüenza ajena” (…) “La cuestión central es que Lagomarsino sólo quedaba afuera del círculo más comprometedor sobre la muerte si se probaba el suicidio. Cada paso en dirección al asesinato lo atraparía más. Es exactamente lo que está pasando ahora” (…) “El siempre lo supo, y por eso empeñó toda su energía inicial primero a que se cerrara el caso rápidamente como un suicidio y luego al juego eterno de las chicanas judiciales que postergaran, extendieran, prorrogaran” (…) “Tras la muerte del fiscal, se manipularon datos de su computadora de escritorio y se borraron los últimos mensajes de whatsapp de su celular” (…) “La investigación avanza también sobre los custodios que debían cuidar a Nisman justamente el fin de semana en que hallaron su cadáver. Dos del sábado-los que hablaron con Nisman y le fueron a comprar sushi-y dos del domingo, los que tardaron diez horas y cuarenta minutos en entrar al departamento para encontrarlo muerto” (…) “Un dato que enumera el fiscal Taiano es crucial para pensar en una zona liberada: Nisman quedó sin ningún tipo de custodia durante 15 horas, entre las ocho de la noche del sábado y las once de la mañana del domingo. Según las pericias, en esa ventana temporal lo asesinaron. Más Claro: cuando mataron a Nisman, no tenía custodia” (…) “El verdadero caso Nisman, el de su asesinato atroz cuatro días después de denunciar a la ex presidente, recién empieza”.

En las próximas horas un grupo de personalidades, entre las que se destacan Estela de Carlotto y Raúl Zaffaroni, presentará en el congreso una convocatoria a “defender el techo democrático común”. Se lee en Página/12: “Llevamos más de tres décadas de gobiernos democráticos, con sus virtudes y defectos, pero nunca como en este momento se han hallado en peligro las reglas básicas de nuestra convivencia plural”. La advertencia forma parte de la convocatoria a “defender el techo democrático común” que impulsa un grupo de personalidades encabezadas por Estela de Carlotto y Raúl Zaffaroni, quienes hoy a las 17 harán una presentación pública en el Congreso. “Estamos ante una emergencia jurídica, social y de paz. Está en juego la paz de la república”, advirtió el escritor Mempo Giardinelli, quien también será de la partida” (…) “La República cruje, la democracia y el pluralismo ideológico están en peligro, los límites al poder se borran, no es momento de discutir preeminencias ni de hacer especulaciones”, arranca la declaración, que nació de un encuentro entre la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Por sobre las posiciones particulares y respetables de cada persona, grupo, partido, sindicato, profesión, convocamos a todos y todas para defender el techo democrático común”, sostiene el texto que también firman el sociólogo Horacio González y las artistas Susana Rinaldi y Cristina Banegas” (…) “Hay dos problemas graves en la República. Uno es el desquicio judicial, el extravío de la juridicidad y del cumplimiento constitucional, avalado por una Corte Suprema completamente desprestigiada. Por otro lado, un poder mediático descomunal y muy maligno porque todo lo que hace es echar leña al fuego, generar mucho odio, y esto es malo para la paz de la república. Lo que vamos a hacer es un llamamiento en función de todo esto. Hay que tratar de generar conciencia”, explicó Giardinelli al portal La García” (…) “No se puede ser tan irresponsable de incendiar el país a través del fomento del odio, que es lo que están haciendo ciertos sectores de la oligarquía argentina, sectores muy cerrados, excesivamente ambiciosos, clasistas, muy racistas y fundamentalmente los sectores que están remilitarizando el país. Eso no es la mayoría ni es la gente que votó (a Cambiemos), la gente no votó eso, la sociedad argentina votó una ilusión”, interpretó Giardinelli, y agregó que “esto no los involucra como sí involucra a los dirigentes, una dirigencia de una irresponsabilidad absoluta, que camina al borde del abismo” (…) “Los jueces, custodios de la constitución y de nuestras libertades, han perdido imparcialidad, no investigan eventuales delitos sino que autorizan vejaciones públicas a opositores sin ninguna necesidad procesal. El Poder Ejecutivo reclama jueces propios y amenaza a todo magistrado desobediente a sus designios”, sostiene la convocatoria, difundida el sábado. “Se extiende el miedo, los artistas se sienten amenazados, se estigmatiza a los laboralistas como mafiosos, se proyecta la virtual derogación del derecho al trabajo, se amenaza la previsión social, se condena a subdesarrollos regionales por vía impositiva”, continúa” (…) “El organismo que debe orientar la política criminal está a punto de perder su autonomía constitucional, para quedar reducido a una dependencia del Poder Ejecutivo”, alertan los firmantes ante la renuncia de la procuradora Gils Carbó y el proyecto para reformar el Ministerio Público” (…) “Ante esto, convocamos a unirnos poniendo de lado las respetables diferencias que debemos discutir en democracia, para defender el espacio mismo en que debemos llevar adelante nuestras saludables discusiones”, concluyen”.

Escribió Moreau: “Desde 1983, los argentinos fuimos construyendo y sellando un pacto democrático que, alrededor del respeto irrestricto del estado de derecho, nos permitiera la convivencia y la resolución pacífica de los naturales conflictos de una sociedad” (…) “Ese acuerdo democrático, muchas veces implícito y en algunos casos explicitado, contenía el compromiso de dejar de lado la violencia política, respetar la legalidad, no judicializar la política, respetar la división de poderes y desterrar toda forma de persecución” (…) “Con sus más o con sus menos, puede decirse que todos los gobiernos que se sucedieron desde el 10 de diciembre del 83 en adelante, no alteraron estas reglas básicas” (…) “No llegamos al estado de una democracia superior porque quedaron materias pendientes, entre las que podemos mencionar: una mayor pluralidad informativa y una justicia desligada de los poderes dominantes. Pero lo que falta no inhabilita todo lo que ganamos en materia de ampliación de derechos y de ejercicio pleno de las libertades públicas. Hoy ese pacto democrático está en peligro. Sencillamente porque desde diciembre del 2015 se ha impuesto, en las relaciones de poder y de carácter institucional, la lógica de la extorsión mafiosa” (…) “La articulación de intereses oscuros entre sectores judiciales, mediáticos y gubernamentales ha dado lugar a que el estado de derecho desaparezca como continente y contenido de las relaciones sociales e institucionales” (…) “Cada vez que el gobierno tiene una necesidad electoral o de imponer (como ocurre en estos días) políticas que retrotraen a escenarios de expoliación y saqueo de las mayorías populares, aparece la Dra. Carrió amenazando al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, con un juicio político, que nunca termina de concretar, por actos de corrupción. Esto dispara que el titular de la Corte, como ocurrió en los últimos días, mueva su alfil, el Dr. Martín Irurzún, que hoy maneja dos Salas de la Cámara Federal, para que dicte una jurisprudencia contraria al principio de inocencia y el debido proceso” (…) “Esta metodología mafiosa se extiende a todos los niveles. Y el gobierno y sus socios, los grupos dominantes, creen haber encontrado la herramienta eficaz para modificar la estructura social de la Argentina” (…) “No hay nada que degrade más a la democracia que dirigentes políticos, sociales, sindicales o jueces y fiscales con miedo al poder. Somos muchos los que no estamos dispuestos a deshacer el pacto democrático que tan trabajosamente alcanzamos porque sería volver a la “ley de la selva”.

En su edición del 8 de noviembre, La Nación publicó un artículo de Morales Solá titulado “Los límites de la prisión preventiva”. Escribió el autor: “¿Hasta dónde la Justicia puede avanzar con las prisiones preventivas? ¿La filtración de una filmación en el momento de la detención, dentro de una casa particular, viola el Estado de Derecho y las garantías constitucionales?” (…) “Boudou fue detenido en la madrugada del viernes pasado por orden del juez Ariel Lijo por los delitos de asociación ilícita y enriquecimiento ilícito” (…) “Boudou fue un personaje ostentoso de riqueza y de poder en el auge del kirchnerismo. Sin experiencia política y con escasa sensibilidad moral, actuó siempre como si no hubiera tenido conciencia de que el poder es un bien restringido en el tiempo” (…) “Su mayor demostración de poder fue precisamente cuando se iniciaron las investigaciones por la sospechosa compraventa de la imprenta Ciccone” (…) “En una breve conferencia de prensa, ya como vicepresidente de la nación, echó de su cargo al entonces jefe de los fiscales, Esteban Righi, un jurista con prestigio en los tribunales que había conquistado el respeto de gran parte de la dirigencia política” (…) “El primer punto polémico es que el juez Lijo se respaldó en una resolución de la Sala II de la Cámara Federal, por la que ordenó la detención de Julio De Vido. La resolución de los jueces Martín Irurzún y Leopoldo Bruglia estipula que la prisión preventiva es posible cuando funcionarios que han tenido mucho poder conservan parte de él y están en condiciones de obstruir la pesquisa judicial. No obstante, la llamada “jurisprudencia Irurzún” no puede ser usada para cualquier caso. De hecho, esa resolución establece que deben existir “datos reales, concretos y objetivos” para probar que “pueden ser utilizados para entorpecer la investigación”. Y que “hará falta una conducta efectiva de obstrucción de justicia” para aplicar la prisión preventiva” (…) “El caso De Vido no es lo mismo que el caso Boudou. De Vido era diputado y presidente de la Comisión de Energía de la Cámara. Conservaba retazos del viejo poder” (…) “Al revés, Boudou no está ahora en ningún lugar del Estado, y aunque los cargos que tuvo son relumbrantes (Ministro de Economía y Vicepresidente de la Nación), lo cierto es que el peronismo y el kirchnerismo le soltaron la mano hace ya mucho tiempo. Su influencia es nula. Peor: ni siquiera puede caminar por la calle. En su resolución, el juez hace mención de cuatro causas: enriquecimiento ilícito; el caso Ciccone; un acuerdo con el gobierno de Formosa para que una empresa del entonces ministro lo asesorara para renegociar la deuda con el gobierno federal, y la compra de autos de alta gama sin licitación para la cartera de Hacienda” (…) “Son viejas causas, demasiado viejas, que Lijo agrupa para establecer el delito de asociación ilícita. La pregunta que cabe hacerse es por qué, si todo lo que está en la resolución de Lijo ya estaba, no lo detuvo antes” (…) “Uno de los argumentos de Lijo es que el Cuerpo de Peritos del Poder Judicial demoró dos años la evaluación del patrimonio de Boudou para establecer que su fortuna es inexplicable. Si realmente fue así, es hora de poner en duda la eficacia de esos peritos” (…) “El caso de Boudou se manchó aún más por el agregado de otros dos condimentos. El propio juez Lijo acaba de ser denunciado ante el Consejo de la Magistratura por el supuesto cajoneo de viejas causas” (…) “El otro elemento fue la filtración de una filmación que registró el momento de la detención de Boudou. Funcionarios del Ministerio de Seguridad señalaron que esa cartera fue responsable sólo de las fotos en el exterior del edificio donde vive Boudou” (…) “En la oficina del juez señalaron que no tienen ni idea de quién filtró esas imágenes. Varios funcionarios judiciales coincidieron en que el responsable final, por acción o por omisión, es el juez, porque el operativo fue ordenado por él” (…) “La humillación de un personaje público, por más antipático que sea, no está incluida ni justificada en el Estado de Derecho, que debe velar siempre por conservar la indispensable frontera, a veces confusa y difusa, entre la justicia y la venganza”.

En su edición del 8 de noviembre, Clarín publicó un artículo de Eduardo van der Kooy titulado “El conventillo peronista, dilema para Macri”. Escribió el autor: “El gobierno de Mauricio Macri enfrenta una encrucijada. La acción punitiva de la Justicia…le ha permitido transmitir a la sociedad su voluntad de no entorpecer el presunto saneamiento del sistema político y la vida pública. En aquel colectivo existe una sed de reparación contenida por décadas. Por esa razón, repara menos de lo que debiera en los presurosos procedimientos de algunos jueces. Pero aquella novedad dispara simultáneamente otra cara de la realidad: la sucesión de episodios judiciales ha comenzado a profundizar la dispersión opositora” (…) “Cambiemos sigue desplegando estos días aquí la propuesta de múltiples reformas (tributaria, laboral, previsional) que Macri comunicó hace diez días. El presidente está vendiendo a la par en su viaje por Nueva York el escenario de una Argentina apta para los inversores” (…) “Macri cuenta en el exterior con una ventaja. Contrapone su oferta a la memoria de la década kirchnerista. Cuando el país se encerró con reglas de juego propias sin atender ninguna de los demás. En un sentido similar también cuenta con un hándicap en el plano doméstico. Los rostros más visibles en la vidriera de la oposición continúan siendo los más impopulares. No sólo los de De Vido y Boudou entre las rejas” (…) “El caso D´Elía repuso también la dualidad de velocidades en el comportamiento del Poder Judicial. La toma de la comisaría, que incluyó agresión a policías y destrucción de instalaciones, se produjo en junio del 2004” (…) “La causa tuvo infinidad de dilaciones. Hasta llegó a ser prescripta por un fallo de la Sala I de la Cámara Federal que, entre otros, integró Eduardo Freiler” (…) “La Cámara de Casación, en mayo de 2012, revirtió la prescripción y dejó firme el procesamiento a D´Elía. Además, aconsejó dar un trámite urgente al asunto. Debieron transcurrir cinco años desde esa instrucción y trece desde el comienzo de la causa para que el dirigente piquetero resultara condenado en un juicio oral y público” (…) “Las municiones más pesadas en esa suerte de “guerra de guerrillas” en el interior peronista fueron lanzadas por el ex ministro de Planificación. De Vido, en su carrera epistolar en prisión, se despachó primero contra Cristina por haberle soltado la mano en la campaña” (…) “En otra carta, que acostumbra a escribir de puño y letra y luego transcribe su abogado en un ordenador, el ex ministro embistió contra la estructura formal del peronismo. El mundo que conoció bien. Al que, por ese mismo motivo, no le perdona lo que interpreta como una “traición”: la falta de su defensa en el Congreso” (…) “El pejotismo resulta un alma en pena. El partido fue definitivamente confinado por Cristina. Tanto que sus autoridades actuales serían reflejo casi perfecto de la derrota y el estado de desorientación” (…) “El senador (Miguel Pichetto) desea ordenar su bancada antes del 10 de diciembre, cuando asuma allí Cristina. Ordenar implica dejar al kirchnerismo aislado” (…) “Macri aspira a que el peronismo se rehaga cuanto antes para poder negociar las reformas que pregona. Con el conventillo de esta hora se le haría verdaderamente muy difícil”.

Anexo

LAS FUERZAS MORALES de José Ingenieros

Escribió el autor: “Después de pensar, querer. La decisión oportuna es el secreto de los grandes caracteres. Por el pensamiento medimos, en toda empresa, nuestras fuerzas ante los obstáculos; equivocarse es una culpa. Una vez pronunciado el ¡sí!-claro, recto, como un rayo de luz-la voluntad debe ser inflexible. Vacilar en mitad del camino es traicionar el pensamiento: desfallecer es repudiarlo. La voluntad sana jamás traiciona ni repudia; cuando falla, el hombre es una escoria. Sin la firmeza de conducta no hay moral; no puede haberla. Las buenas intenciones que no se logran cumplir son la caricatura de la virtud. Los hombres sin voluntad se proponen volar y acaban arrastrándose, persiguen la excelencia y se enlodazan en ciénagas, conciben poemas y ejecutan críticas, sueñan vivir intensamente y se agitan en perpetua agonía. Nunca dicen “hago”, que es la fórmula del hombre sano, prefieren decir “haré”, que es el lema de la voluntad enferma. Toda personalidad, grande o pequeña, posee principios que orientan su acción; sólo puede sentirse libre la que es capaz de seguirlos, sobreponiéndose a cuantas contingencias intenten desviarlas. La voluntad no es frágil juguete de un albedrío absurdo; su tensión es más grande cuanto más lógicamente responde a las premisas del carácter y su eficacia se multiplica al aplicarse a la realización de fines pensados. El que sabe querer puede querer”.

“La voluntad se prueba en la acción. Existen, ciertamente, empresas desatinadas y es de ignorantes el emprenderlas; pero es mayor el número de las que se miran como imposibles por falta de voluntad para ejecutarlas. Los holgazanes no emprenden nada y pretenden justificarse desacreditando las empresas ajenas; si algo comienzan, obligados por las circunstancias, nunca llegan al término de su obra. Vacilan y dudan, tropiezan o caen. Tenemos harina porque el segador no duda ante la espiga madura, y estatuas porque el dudar no paraliza la mano del artista, y ciencia porque no vacila el sabio al entrar en su laboratorio, y poemas porque el poeta no se detiene a discutir la utilidad de su canto, y amor, y prole, y moral, porque el corazón no duda al latir, ni el hijo al nacer, ni la virtud al obrar. Y todo ello es vida intensa, que sólo merecen vivir los hombres de rectilíneo querer. En las voluntades enfermas se apaga la esperanza de la perfección. La conquista de la personalidad y el entusiasmo por un ideal tórnanse imposibles cuando flaquea el esfuerzo que ponemos en perfeccionarnos. Las más frecuentes infelicidades arraigan en nuestra propia pereza. El barco no avanza si el marino soñoliento no abre sus velas en la hora propicia, se desvía de su derrotero si el piloto no da a tiempo el buen golpe de timón. Por eso la voluntad debe estar siempre lista para actuar; un solo minuto de vacilación puede perder al hombre, si en ese minuto coincide la oportunidad. Los necios se consuelan confiando en la Providencia; es más seguro, y más digno, confiar en las fuerzas propias. Es mejor ayudarse que esperar ilusorias ayudas. Para hacer lo que ha decidido, la ocasión suele sobrar al hombre; lo que le falta, generalmente, es la voluntad en el momento propicio”.

Hernán Andrés Kruse

Share

6 comments for “Macri y una nueva ola de incrementos altos

  1. Rodolfo_juan
    15/11/2017 at 9:47 PM

    Uuuufffff!!!!!!! que espantosa dearrea tenés Hernán! De tanto supositorio y enemas de copie y pegue del pasquín filoterrorista de Pagina 12 y otros diarios….no se te cae una sola idea para escribir si no es un copie y pegue. Parecés un novato que quiere pasar el examen copiandose de otros!!!! Que vergüenza grandulón zurdo y copión!!!
    Bueno, me voy a armonizar escuchando musica militar porque esta dearrea que emitís es imbancable!!!!!

  2. MACHACO PERDOJIAN
    15/11/2017 at 9:54 PM

    Kruse una nueva ola de incrementos altos !!!
    Incrementaste el n° de palabras
    Incrementaste el n° de caracteres
    Incrementaste el n° de paginas
    Incrementaste el n° de incoherencias
    Incrementaste el n° de los que te putean
    KRUSE ESTAS CON HIPER !!!!
    ¡QUE LO PARIO, DIJO MENDIETA!!!
    DON INODODORO: ¡¡CUIDATE DE LAS GOTITAS AMARILLAS !!
    LOS INODOROS NO AGUANTAN!!!

  3. Alexis Di Capado
    15/11/2017 at 10:42 PM

    A éste imbecil de Kruse no lo abrazaron de pibe

  4. Carlos de Lanús
    15/11/2017 at 11:01 PM

    QUE CADA UNO PAGUE LO QUE CONSUME.

  5. Dali
    16/11/2017 at 7:39 AM

    Dicen que lo bueno y corto es dos veces bueno, un consejo para el autor de esta “nota”. No la leeria conpleta ni que me pongan una pistola en la sien.

  6. jubilado
    16/11/2017 at 9:11 PM

    Cierto lo que dice…..que desastre nos dejaron la porota y sus secuaces….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *