Nuevo proyecto energético se necesita urgente

Este nuevo plan debe ser producto de una convocatoria amplia y generosa, que es responsabilidad del gobierno PRO-RADICAL, donde participen diversos sectores sociales, políticos, gremiales, con el objetivo de planificar una propuesta energética autónoma, eficiente, sostenible y accesible, en el marco de un nuevo proyecto nacional.

Esta propuesta parece ser una utopía en el contexto de Grieta en el que estamos viviendo los argentinos pero podemos hacer el esfuerzo para lograr ese objetivo superior que debemos fijarnos para construir un proyecto superador al hoy vigente en este tema y definir acciones concretas en pos de conseguir ese objetivo.

Para ello es necesario involucrar a miembros de la Iglesia, a trabajadores de las empresas energéticas, académicos, profesionales, a las distintas Defensorías del Pueblo, representantes de los Entes Reguladores, organizaciones sin fines de lucro, partidos políticos, asociaciones sindicales y ciudadanos en general, como si se convocara a una gran Audiencia Pública para repensar un nuevo modelo de prestación de esos servicios públicos definidos por la Corte Suprema como Derechos Humanos vitales para la vida en sociedad.

Necesitamos definir las políticas públicas que se aplicarán en materia energética que contemplen la disponibilidad y accesibilidad al uso eficiente y sostenible de esos recurso no renovables que nos permitan impulsar un modelo de desarrollo y crecimiento de la economía y la producción nacional considerando a la energía como un Factor Estratégico y no como un bien de cambio dentro del mercado.

No es sencillo que este criterio sea aceptado por la gestión del Ing. Macri atento a su pensamiento o filosofía política adoptada e internalizada después de tantos años de practicar principios contrapuestos al expuesto en la presente propuesta.

Pero hay momentos, como estos que vivimos, en que los gobiernos deben ser pragmáticos y abandonar la rigidez del pensamiento filosófico teórico que sucumbe ante la realidad de los hechos que demuestran una situación de equilibrio inestable para la calidad de vida y la economía de los argentinos. El gobierno tiene la obligación de escuchar la mayor cantidad de opiniones representativas sobre el tema energético para concluir en un proyecto consensuado que beneficie a todos los argentinos.

Estoy convencido que el momento oportuno era con motivo del tratamiento en el Congreso de esta ley de reestructuración tarifaria retrayéndolos valores a noviembre del 2016. No se aprovechó esa oportunidad y la oposición impuso su criterio y mayorías circunstanciales parlamentarias para recibir, como respuesta, la facultad constitucional del Poder Ejecutivo de VETAR esa norma.

Pero mañana ¿Cómo sigue esta problemática? ¿Cómo se va a solucionar este problema? Si está demostrada la imposibilidad fáctica que tienen las empresas y usuarios de esos servicios de afrontar los nuevos cuadros tarifarios, con el agravante que el Sr. Presidente y sus ministros afirman que las tarifas seguirán aumentando.

Me parece que el conflicto social va a ir creciendo y es responsabilidad de gobierno de turno mantener La Paz social en el país, caso contrario veremos enfrentarse pobres contra pobres en las calles y realmente quisiera estar equivocado sobre esta conclusión.

¿Por qué no se impulsó una auditoría de los contratos de concesión? ¿Por qué el Estado no realizó una evaluación integral de los contratos de las concesionarios? ¿Por qué sólo se limitó a recomponer el precio de los servicios concesionados garantizándole rentabilidad a las Empresas? ¿Por qué no obligó a las Empresas a blanquear su estructura de costos para determinar los costos de producción y de extracción del gas en boca de pozo y a partir de allí definir un porcentaje de renta razonable, más un porcentaje para ampliación de redes y servicios e incrementar las reservas de esos recursos No Renovables del pueblo Argentino?

Recién entonces avanzar con los cuadros tarifarios, conociendo los costos entonces se puede definir un precio, donde se establezca una diferenciación de las zonas geográficas según las isotermas (temperaturas y clima) que las afecten dentro de la región que ocupen en el país para fijar tarifas diferenciales en función de dichos parámetros. Dentro de ellas sectorizar por consumo y por actividad, para poder impulsar valores de fomento para las industrias, para las economías regionales, PyMES y también para atender la tarifa social priorizando los más vulnerables. En el mismo acto aprovechar para normalizar las tarifas con un criterio federalista donde no se subsidien a unas provincias en detrimento de otras como sucede hoy con el servicio de energía y agua potable subsidiadas con dineros del presupuesto nacional (de todos los argentinos) a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a la Provincia de Buenos Aires frente al resto de las provincias del interior que no reciben este beneficio.

Según el informe del Instituto del Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP) coordinado por Gustavo Lahoud – Claudio Lozano. Haber avanzado sólo sobre la recomposición de precios y rentabilidad de las Empresas ha generado que cientos de empresas pequeñas y medianas, comercios, empresas recuperadas y miles de hogares, sufren un deterioro que parece permanente y no concluye en una salida promisoria, ya que el golpe sobre los bolsillos resulta ya imposible de soportar.

La contracara de ello, son los balances de las empresas, que se han recompuesto durante 2017 (sólo en un año) con niveles de utilidades muy significativas.

Por ejemplo, Metrogas obtuvo utilidades por $ 774,8 millones, mientras que en 2016 había cerrado con pérdidas de $ 604,4 millones; Gas Cuyana, $ 588,4 de ganancias, un 136,6% más que en 2016; Gas Natural Ban, $ 542,9 millones, un 124,6% más que en 2016; Camuzzi Gas Pampeana, $ 824,9 millones de utilidades en 2017, frente a una pérdida de $ 207,4 millones en 2016; Transportadora de Gas del Norte, obtuvo una ganancia neta de $ 841,8 millones, frente a una pérdida de $ 256 millones en 2016. Incluso, hay casos como el de la distribuidora Gas del Centro, que obtuvo en 2017 utilidades por $ 770,5 millones, lo que representa un 444% más que el 2016. O el caso de Transportadora de Gas del Sur, que tuvo utilidades netas por $ 2.793 millones en 2017, contra $ 930,6 millones en 2016, lo que implica que triplicó la ganancia.

Si miramos el caso de la energía eléctrica, los aumentos incesantes del valor de la energía mayorista nos han dejado en una situación también vulnerable. Entre fines de 2015 y febrero de 2018, el precio mayorista se ajustó en un 327%, mientras que el costo variable del kw/h se ha incrementado en valores que oscilaron entre el 300% y el 1.000%, fundamentalmente en el área metropolitana.

A su vez, en las revisiones tarifarias integrales, se establecieron mecanismos para el reajuste de las tarifas, a través de la evolución combinada del índice de precios al consumidor, el índice de salarios y el índice de inflación mayorista, junto a la evolución del tipo de cambio. Por ende, las tarifas de energía eléctrica, al igual que las de gas natural, además de ajustarse en función de índices de la economía como los señalados, se indexan también en función de la evolución del tipo de cambio, cuya inestabilidad juega de manera muy negativa para los intereses reales de todos los usuarios, especialmente, residenciales y pequeños y medianos comercios e industrias.

Ingeniero Agrimensor Eduardo Difonso

Especialista en Políticas Públicas

Universidad Nacional de Cuyo

Share

6 comments for “Nuevo proyecto energético se necesita urgente

  1. Alvaro Estevez
    03/06/2018 at 9:08 AM

    Creo que una vez, lo vi a Usted arrastrando una Cadena, con diez fichas en su mano izquierda… ¿me equivoco…?

  2. ERUERU
    03/06/2018 at 9:43 AM

    el agrimensor quiere que los obispos se reunan para definir la politica energética. Todavia dura la resaca

  3. Ramon Bautista
    03/06/2018 at 10:13 AM

    ERUERU no hace falta pensar mucho para darse cuenta que la participación de la iglesia es para humanizar a los globoludos estos que no entienden que no alcanza el sueldo para pagar los aumentos
    Por la nota felicito al autor por la iniciativa
    Alguien tiene que proponer algo para que el pais crezca y no solo ajuste y cagarse de hambre
    Estos tipos no tienen ningún plan

    • Moisés Ortale
      03/06/2018 at 10:21 AM

      No por repetido, deja de ser verdadero: LA GLOBOLUDIZACIÓN GENERÓ EL APOCAPITALÍPSIS

  4. Moisés Ortale
    03/06/2018 at 10:17 AM

    Un paliativo a la falta de Combustibles podría ser: Usar todos los libros religiosos, (mentiras y falsedades imaginadas para joder gente), Biblias, Coján, Vedas, Kaghala, y todas las estupideces que se inventaron alrededor de los primeros. El Papel es un buen combustible, puede rendir las mismas calorías que la Empresa Ítalo, usando “Marlos”, (desecho del Maíz), en sus Usinas del Interior.

    Mas si el papel no alcanzare… se añadirían imágenes sotanas, altares, reclinatorios y todo combustible hallado en los Lupanares de la ICAR.

    Como dijo un Sabio: “La única Iglesia que ilumina, es la que Arde”.

  5. Miguel Ángel de Renzis
    03/06/2018 at 6:41 PM

    ¡FREUD, FREUD, QUé GRANDE SOS! ¡FREUD, FREUD, CUÁNTO VALéS!
    LA CULPA FUE DE PERÓN – Y DE FREUD. PORQUE FREUD SALVÓ A PERÓN

    El 1º de julio de 1974 el único argentino elegido tres veces presidente de la Nación, se transformaba en inmortal.

    Ya no festejaron como en el 55 pero sí siguieron insistiendo en que la culpa de todo era de Perón.

    Este 4 de junio se cumplen 75 años del segundo golpe de Estado, de los muchos que durante el siglo XX tuvo el país. La diferencia fue que esta vez un grupo de coroneles y tenientes coroneles lo transformaron en revolución.

    En 1930 el golpe de Uriburu contra Hipólito Yrigoyen se producía después de la semana trágica, de la Patagonia rebelde, de los episodios de Vassena. Era un caudillo popular de un partido que ya estaba en el escándalo por los negociados de las tierras del Palomar, del negocio con la compañía de electricidad que pagó la actual sede de la UCR en la calle Tucumán, y una situación económica insostenible.

    Pero Hipólito Yrigoyen seguirá siendo un caudillo popular.

    Después conservadores y radicales se pusieron de acuerdo en la llamada Concordancia y fueron responsables de la década infame.

    El radicalismo antipersonalista, los socialistas independientes, y los conservadores festejaban y alentaban su relación con Gran Bretaña.

    El 4 de junio 8000 soldados salieron de Campo de Mayo. Y la única resistencia estuvo en la Escuela Mecánica de la Armada, donde hubo 30 muertos y 300 heridos. Los jefes eran el conservador Arturo Rawson y el radical Pablo Ramírez.

    Rawson juró como presidente y tres días después era reemplazado por Ramírez, que duró ocho meses, hasta que se hizo cargo del gobierno el general Edelmiro J. Farrell.

    El coronel Juan Domingo Perón, viudo de María Aurelia Tizon, tenía 48 años. Y le dieron como destino una oscura oficina del Departamento de Trabajo.

    Si! La culpa fue de Perón.

    Desde allí por primera vez en la historia, los trabajadores encontraron un militar que no era tropa de ocupación de la oligarquía, que los contenía, que los trataba de “compañeros”.

    Si! La culpa fue de Perón.

    El Departamento de Trabajo se transformó en la Secretaría de Trabajo y Previsión. La figura del Coronel iba creciendo. Lo nombraron responsable del Ejército y vicepresidente de la República.

    Los generales decían: ¡hay que parar a este coronel!.

    El general Avalos, jefe de acantonamiento de Campo de Mayo, iba a pedir la cabeza de Perón. Y el mayor Desiderio Fernández Suarez lo buscaba para ejecutarlo. Perón salva su vida refugiándose en el Tigre, en lo de Ludovico Freud.

    De allí negocia, se entrega y es conducido a Martin García.

    Aquí conviene hacer notar que Desiderio Fernández Suarez en 1956 fue responsable de la policía de la provincia de Buenos Aires y de los fusilamientos de León Suarez.

    Y de pronto llegamos a la gloriosa jornada del 17 de octubre.

    Si! La culpa fue toda de Perón.

    Hace 75 años sin saberlo, nacía el peronismo.

    Tres años después, hace 72, Perón – Quijano juraban por primera vez como presidente y vice de la Nación.

    De los 75 años del peronismo solo lo tuvimos 31. Y hace 44 que no está, pero nadie le perdona su paso por esta tierra.

    Si! La culpa fue toda entera de Perón: porque nacionalizó la banca, los ferrocarriles, el gas, los teléfonos, la electricidad, y hasta el Banco Central.

    Si! La culpa fue enteramente de Perón. Porque en 1946 repatrió la totalidad de la deuda externa, porque la Flota Mercante fue la cuarta del mundo, porque Aerolíneas Argentinas estaba entre las diez primera compañías del mundo y nuestro país fue la quinta nación de la Tierra en desarrollo atómico.

    Si! La culpa fue entera de Perón. Por sus 120.000 obras públicas, por terminar con los conventillos, por tener pleno empleo, por desarrollar la primera moto, el primer auto, el primer rastrojero, la primer heladera de industria nacional.

    Si! La culpa fue entera de Perón. Por haber hecho los aviones de combate Pulky I y Pulky II, de los que se copiaron los rusos por hacer el Mig soviético. Por organizar los primeros juegos panamericanos y llenar el medallero en primer lugar, por la Ciudad Infantil, por la Ciudad Estudiantil, por el Hogar de la Empleada, por los créditos a 30 años para la primer vivienda, y su culpa fue mayor cuando se casó con Evita.

    A la obra monstruosa de la Fundación le siguió el trabajo incansable de las censistas para transformar a Perón en el verdadero Padre de la Democracia.

    Le dio a la mujer el derecho a elegir y a ser elegida.

    La culpa fue toda de Perón, y también de Evita.

    De la Constitución del 49, la primera en el mundo en establecer los derechos humanos: derecho del trabajador, de la niñez, de la ancianidad, de la mujer, derechos, derechos… pero también obligaciones. Había que producir al menos lo que se consumía, la tierra era para el que la trabajaba. Y el derecho a estudiar era obligatorio para todos y las escuelas – fábricas producían para el desarrollo industrial el personal necesario.

    No alcanza un artículo para echarle la culpa a Perón.

    El 26 de julio de 1952 Evita se transformó en la primer secuestrada del país. El 16 de junio de 1955 bombardearon Buenos Aires. No podían permitir que Perón fuera el culpable de tanta felicidad popular.

    El 16 de septiembre se inició el exilio y la resistencia peronista.

    Por culpa de Perón los jóvenes de hogares gorilas se hicieron peronistas.

    Dieciocho años después regresaba para ser presidente.

    Tampoco le perdonaron que la viuda María Estela Martínez de Perón bajara la deuda externa de 11000 millones de dólares a 8000 millones, el contrato de trabajo, la nacionalización de las bocas de combustibles, entre otras tantas cosas.

    Perón se casó con las tres Marías, María Aurelia, María Eva y María Estela. No tuvo hijos. Apenas fue el Padre de la Patria Justa, Libre y Soberana.

    Por eso, a 75 años del gran culpable, solo nos queda decir Perón, Perón, qué grande sos! Perón, Perón, cuanto valés!

    La seguimos mañana a las 6, por AM 650 Radio Belgrano.

    http://www.youtube.com/c/MiguelAngelDeRenzistv/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *