Peras al olmo

“Repudiamos enérgicamente la militarización… y los desmanes que generaron las fuerzas de seguridad de este país”. Estas fueron, más o menos, las palabras del titular de la CGT, Héctor Daer, sobre los acontecimientos frente al Congreso de la Nación en oportunidad de tratarse la ley de Reforma Previsional enviada por Macri. El diputado Rossi y, en general, toda la oposición se expresó en los mismos términos. ¡Se puede ser más chanta! Quince autos destrozados, comercios saqueados, vidrieras destruidas por delincuentes encapuchados (armados con piedras, hondas y palos) no merecieron, siquiera, un mísero comentario de repudio de estos señores. De los gendarmes heridos, insultados y vejados, como es natural, nadie se conduele. En la Argentina, los integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad son ciudadanos de cuarta y ¡guay! de que alguno, ya en defensa propia o de un civil, toque a un encapuchado. Eso sí, el diputado Agustin Rossi se quejó amargamente por las vallas y la cantidad de efectivos que custodiaban el Congreso. Seguramente la intención de esos energúmenos (a los que llama “pueblo”) era ingresar al recinto. ¿Qué hubiese pasado? ¿Exagero si digo que hubieran colgado a los diputados oficialistas de los faroles? Se equivocan de medio a medio los que interpretan que fue un error de Macri el proyecto de ley de reforma previsional lo que enardeció a los violentos. Y a los diputados opositores. Además, cualquier excusa es buena para derrocar a un gobierno no peronista. El fogoneo del caso Santiago Maldonado tenía esa clara intención. Más bien se trató de un ensayo de golpe civil (a lo De la Rúa) monitoreado por sujetos, que de esto saben un montón, como Leopoldo Moreau.

Ahora bien, el oficialismo tampoco hace mucho por sí mismo. La diputada Elisa Carrió, por si llueve, apuntó contra Patricia Bullrich por el despliegue exagerado de la Gendarmería (“militarización”, Agustín Rossi dixit). No opinaría lo mismo, seguramente, si los encapuchados hubieran entrado al recinto. No se equivoca el diputado Moreau cuando pide la cabeza de la ministro de Seguridad de la Nación; en diciembre de 2001 pedía la de Domingo Cavallo como maniobra previa a exigirle la renuncia al presidente. Cuando defenestraron a De la Rúa, la Policía Federal fue la que puso el cuerpo para que “el pueblo” no lo “ajusticiara” dentro de la Casa Rosada; obviamente, los policías responsables ya recibieron su correspondiente condena. Si yo fuera gendarme pensaría dos veces antes de arriesgar mi vida para defender a políticos que luego me querellarán por haberlos defendido. Dado que este asalto al Congreso para impedir el tratamiento de una ley salió bien, todo conduce a pensar que vendrán otros y en escala mayor. La mayoría de la prensa reaccionó endilgando la responsabilidad de los hechos a la falta de cancha política del gobierno. De los energúmenos encapuchados ni una línea. Nelson Castro, por ejemplo, opina como si la Argentina fuera Disneylandia. Debiera poner en práctica sus ideas y hacer escuela vistiéndose de gendarme para enseñar cómo, con buenos modales y juiciosas palabras, se disuade a los señores encapuchados para que no lo lapiden o lo maten a palos.

El gobierno se hace trampas. Es que, en alguna medida, comparte la cosmovisión política que el kirchnerismo impuso a la clase política y a los opinadores profesionales. Si no fuera así, no hubiera reaccionado en contra del pedido de prisión preventiva que el juez Bonadío hizo de Cristina, Zannini, Timerman y demás. Constituye una hipocresía impúdica que el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se pronuncie contra dicho fallo cuando militares de 80 y 90 años sufren prisión preventiva de hasta 14 años. Pero si el Vaticano tiene terror a que lo corran por derecha los organismos de derechos humanos, ¿por qué no habría de tenerlo el presidente Macri? Es difícil tomar medidas económicas de derecha y posar de zurdo. Además, lo dijo el mismísimo Jaime Duran Barba: “Macri es de izquierda”. Bueno, pero entonces no le pidamos peras al olmo.

Mauricio Ortín

Share

11 comments for “Peras al olmo

  1. Cecilia
    16/12/2017 at 8:30 AM

    Como el 60% de los argentinos piensa como los peronistas y la izquierda ya sea por ignorancia, lavado de cerebro, falta de información y lecturas, cultura, fe, creencia, corrección política, miedo, que dirán, cobardía, celos, odio, ventajita, viveza criolla, fanfarronería, complejo de inferioridad, falsa justicia, etc, etc, etc, nunca van a salir de eso. Van a vivir todas sus vidas en esa ilusión sin saber como sus vidas podrían ser distintas y con posibilidades reales.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      16/12/2017 at 10:45 AM

      Señora: de poder eliminar de este Suelo Patrio a las personas que carguen con un par de TARAS con las que usted adjetiva solamente a un sector, quedaría el Territorio prácticamente despoblado.
      Si fuera real la supremacía en Valores del aparente 40%, el mal 60% no existiría.., porque el saber y EL EJEMPLO de un solo maestro induce conductas semejantes a muchos discípulos.

      Guillermo Alejandro Nietto Zukowski (“Guille”)

  2. Lara
    16/12/2017 at 10:33 AM

    SI NO HUBIERA ESTADO GENDARMERIA, AGUANTANDO, LOS DIPUTADOS IBAN A TERMINAR GOLPEADOS O HERIDOS O ALGO MUCHO PEOR.
    LILITA UBICATE, LA DELINCUENCIA INSURRECCIONAL, ESTA TRABAJANDO PARA LA TOMA DEL PODER UTILIZANDO HORDAS DE IGNORANTES. Y DELINCUENTES.
    ESTOY CON AMADEO.

    • petercat
      16/12/2017 at 12:14 PM

      Absolutamente de acuerdo. Es más, de una manera u otra a ese delincuente que se llama Leopoldo Moreau habría que pedirle el desafuero y meterlo preso ya mismo. Siempre fue un traidor a todo. Traicionó a Alfonsin y a cuanto uno se pueda recordar. Es trigo muy sucio. Seguramente lo van a nombrar Presidente del Partido Piquetero, al que también va a traicionar cuando le convenga.

  3. ALIANZA 2 REFRACASO TOTAL
    16/12/2017 at 6:29 PM

    por satisfacer a los prestamistas externos, sostenedoras de la patria financiera algo ya muy claro, nos llevan a ser Venezuela- que no insistan con la reforma jubilatoria que lejos de serlo solamente es un desfalco a los jubilados y resto de los trabajadores argentinos, en beneficio de la corporacion política con salarios de hasta 400000 pesos- no olvidemos que se tratan al unísono dos leyes más que son directamente lesivas para una sociedad que se precie de competitiva, moderna y preparada para los desafios del siglo xxi-

    no es licito que logren kkuorum cuando es claro que son comprados por el apriete del poder central desesperado-.al contrario es una burla y falta de respeto, de quienes son funcionales por recursos que tampoco les alcanzaran para seguir mucho tiempo mas-

    • ALIANZA 2 REFRACASO TOTAL
      16/12/2017 at 6:47 PM

      El bono compensatorio es corrupto en su esencia, ideas propias de gente corruptora y corrompida- Es como los sinverguenzas intentan comprar voluntades por distintos medios incluso logrando el kkuorum, que de lograrlo será gracias a esas practicas corruptas-

      Todo para terminar peor, por que de aca no se vuelve-

      ¡Argentinos despierten!

  4. francisco
    16/12/2017 at 9:39 PM

    ARGENTINOS TRAIDORES, COBARDES Y CORRUPTOS, SE LE VIENE LA NOCHE, SALUDOS DE LA “RAM”, QUE DIOS LOS PROTEJA.-

  5. Alberdi y Roca de nuevo
    17/12/2017 at 12:52 AM

    Ajustada exposición que refleja la verdad de los hechos en cuanto a los desmanes; el origen, objetivo e intención de quienes los provocaron, y la naturaleza, mentalidad y calidad humana de los comentaristas de esos hechos, sean integrantes de la cámara de diputados o periodistas, incluyendo a Carrió, por supuesto. Como ya dije en otro comentario, es el derecho a la legítima defensa el que ha sido borrado de las conciencias, en todos los estamentos sociales que puedan contemplarse para su análisis. La “doctrina” zafaroniana, impulsada, además de por el nombrado proxeneta, amoral y pedófilo, por Diana Conti y demás satélites de su cátedra universitaria, empeñados en deshacer cualquier noción de orden y paz social. Ese derecho a la legítima defensa ha sido borrado de la jurisprudencia y además de ser decapitado sistemáticamente en los tribunales empeñados en legitimar y cometer delitos desde sus despachos, fue suprimido para el resguardo de fronteras y defensa del territorio nacional. Es incontestable que de no haber actuado la gendarmería con la energía que lo hizo, los incidentes hubiesen terminado con muertos y heridos dentro y fuera del edificio del congreso. Un personaje que ciertamente nunca me simpatizó, Eduardo Amadeo, por el motivo que sea, expresó el criterio correcto para calificar la acción defensiva de la fuerza de seguridad. Pero se ve y escucha a periodistas, opinadores y legisladores hablar con furia y horror hablar de la “represión”, como si tuvieran claro que era lo que había de hacer, lo que seguramente por discreción y modestia no exponen. La estupidez y el cinismo de un Nelson Castro, cualquiera de la redacción de editorial Perfil, empezando por el impoluto Fontevecchia, y cualquier otro de los que habla y opina con ligereza tan criminal, nos han traído hasta este punto de pesadilla. Resta plantearse hasta donde todos ellos no son desde siempre auténticos golpistas, artífices de nuestra ininterrumpida decadencia. Y en lugar de analizar su actitud y su historia, nos resumimos a reconocerles autoridad y a creerles. Curioso nivel de conciencia masivo acerca de lo que es autodestrucción y su contraria.-

    • TIGRE
      17/12/2017 at 3:24 PM

      ¡¡ CUANTA VERDAD !! LOS ARGENTINOS ESTUPIDOS POR CONVICCION, LES CREEN A ESTOS POLITICOS Y PERIODISTAS NEFASTOS QUE NUNCA HAN APORTADO IDEAS COHERENTES A LA NACION.
      ELLOS DEBERIAN “ESTABLECER EL CORDON DE SEGURIDAD” DE QUE TANTO HABLAN Y CRITICAN.
      NUESTRO PAIS ES EL LIDER EN GENTE INUTIL EN EL MUNDO.

  6. pan de campo
    17/12/2017 at 11:31 PM

    No deben de escasear a los gendarmes. Todo lo contrario. Hay todo un plan en accion. Desde las universidades populares les lavan la cabeza a los estudiantes ” Formen cuadros para no dejar que se haga el ablande” esto es parte de una doctrina, es parte de lo que les enseñan. Hay un plan, que es el de tumbar este gobierno. Llamese jubilados, llamese maldonado, llamese el motivo que sea. El asunto es tumbar a Macri. Que debe hacerle frente a una administracion arrasada, en deudas, sin dinero para poder actuar.
    Nadie ha sido capaz de recuperar el tesoro , los millones de dolares y de pesos robados al pais.
    No estariamos ahora pasando por toda esta angustia. Mañana sera un dia muy feo, si no hay cordones de seguridad, infanteria, gendarmeria, policia….nada sera suficiente. Carrio, enfrente la realidad.

  7. EL CHUMBIAO
    18/12/2017 at 9:21 PM

    La Argentina dando marcha atrás el reloj de la historia, volviendo a 1968, al cordobazo y el rosariazo.
    Y todo pergeñado por políticos, obispos, curas, empresarios corruptos, sindicalistas millonarios, púeblo ignorante, imbécil, oligofrénico.
    La gordita Carrió, autora de la anulación de la leyes de obediencia debida y punto final, convertida en “fiscal de la república” por la estupidez de barrio norte.
    Todos colaboraron para la destrucción de las FFAA que en la década del ´70 les salvó el pescuezo a todos.
    Espero que la Gendarmería no se preste al juego de defender el pellejo de los cobardes y corruptos políticos, obispos y toda especie de canalla antipatria que se les parezca.
    Creo que la Argentina, lamentablemente, tiene pendiente una cuasi guerra civil en la que el ganador tenga derecho “hasta a la vida de los vencidos” -frase histórica, por cierto.
    Los argentinos decidirán el futuro que desean, pero después a no quejarse ni “llorar como mujeres lo que no supieron defender c como hombres”.
    GENDARMES, ABSTÉNGANSE DE PROTEGER A LOS MIERDAS DE LOS POLÍTICOS, SINDICALISTAS, CURAS Y OBISPOS, EMPRESARIOS DE LA PATRIA CONTRATISTA. TODOS ELLOS SON MUY MACHOS, QUE SE DEFIENDAN SOLOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *