Principios ausentes en la acción de gobierno

NACIÓN – ESTADO Y SOBERANÍA

Debemos preguntarnos: ¿Por qué la experiencia fáctica nos demuestra que nuestros gobernantes no tienen en cuenta estos principios básicos y elementales?

¿Por qué no podemos revisar los contratos de las concesiones de los servicios públicos?

Muchas voces autorizadas de profesionales especializados afirman que no se puede hacer esa revisión porque afecta la seguridad jurídica que debe garantizar un Estado a las relaciones entre distintas personas jurídicas en un determinado País, Argentina en este caso.

Pero si justifican RTI -Revisiones Tarifarias Periódicas- tendientes a incrementar los valores tarifarios para los consumidores, nunca esas revisiones tienden a una disminución de los valores a pesar que las materias primas o recursos naturales utilizados son propiedad de los consumidores, pueblo argentino, y que muchas veces disminuyen su costos de producción, generación, Transporte y Distribución por mejoras tecnológicas en las distintas prestaciones y mayor eficiencia operativa. Todo ello controlado por el Estado.

Tampoco vemos que se apliquen reducciones tarifarias por traslados de eliminaciones o deducciones impositivas que surjan como decisiones de gobierno respaldadas por la norma jurídica correspondiente.

Del mismo modo se podrían obtener rebajas tarifarias si el Estado decidiera bajar el valor de sus Recursos Naturales para uso de los consumidores locales y se priorizara la ampliación de dichos servicios a mayor cantidad de personas de manera tal que sean más los que solventen los servicios de Transporte y Distribución.

Como vemos hay muchas maneras de tomar medidas que favorezcan a la NACION (Pueblo) pero para ello hay que respetar la SOBERANIA (Independencia) y ejerciendo el PODER (Estado).

Hoy, con el argumento formal de la Continuidad de la Persona Jurídica Estado, Argentino, independientemente de quien ejerza el gobierno, debemos cumplir con los contratos y obligaciones asumidas por gobiernos anteriores a CAMBIEMOS, aunque esos contratos contengan en sí mismos una posición dominante abusiva que avasalle derechos soberanos del ESTADO ARGENTINO, obligándolo al extremo de desconocer la Soberanía Nacional, extender la jurisdicción para que resuelvan nuestros convenios en sedes de gobiernos extranjeros porque no confían en nuestras propias instituciones y afectando los recursos naturales y hasta parte del propio territorio nacional.

Los gobernantes argentinos no sienten el país como propio, cada vez que hablan de Argentina es como que se refieren a otro país, y no solo los gobernantes, también hay muchos argentinos que reclaman derechos para sí pero no sienten obligaciones por con el resto de la comunidad.

A tal situación hemos llegado que los dirigentes toman préstamos a tasas usurarias internacionales sedientos soberanía y jurisdicción para judicializar los cobros en caso de incumplimiento. Como si el respaldo de un país, por pequeño que sea, no fuera suficiente.

Esto es lo que esperaba, la mayoría de los argentinos que apoyó el gobierno PRO-RADICAL, que cambiara esas viejas prácticas de entregar contratos con beneficios excesivos a empresarios prebendarios que garantizan rentas extraordinarias mediante Servicios monopolios naturales, sin competencia alguna para que exploten nuestros recursos por lo cual además pagamos un precio muy alto a costas de saber que estamos frente a Recursos No Renovables y por lo tanto considerados Estratégicos para el Desarrollo del País y para una mejor calidad de vida de su pueblo.

He pretendido dar unas ideas fundamentadas de porque debemos agudizar el ingenio, los argentinos, para CAMBIAR en favor de nuestro país todas esas prácticas abusivas que no nos permiten crecer con todo el potencial que acredita esta Nación. Siempre encontramos a otros argentinos que se encargan de suscribir convenios, acuerdos, contratos y otras formalidades que condicionan ese crecimiento esperado y querido por la gran mayoría de los habitantes de este bendito país.

Debemos romper con esa tradición y revisar todos los instrumentos que nos condicionan y que no han tenido presente ni respetan estos tres principios básicos y elementales que constituyen el bienestar de un pueblo en su propio territorio. NACIÓN-ESTADO Y SOBERANÍA.

Revisemos a conciencia todo lo actuado en los últimos cincuenta años bajo el parámetro de estos tres PRINCIPIOS, me parece que sería una saludable y honesta iniciativa que nos permita definir los POR QUE SI aún podemos ser una gran Nación.

El Gobierno de CEOs acreditaba trayectoria, antecedentes profesionales, respaldo patrimonial, como que muchos de ellos tienen aún la mayoría de sus patrimonios y depósitos en el exterior, para conducir el CAMBIO propuesto y deseado por todos, lamentablemente han demostrado no estar a la altura de las circunstancias y además arrastrar con una gran cantidad de “conflictos de intereses” que los ubican en ambos lados del escritorio por los contratos que entienden con el Estado desde antes de asumir a la gestión de gobierno.

Los únicos que parecen no entender esta situación son los representantes de la UCR que además tienen que justificar las acciones del PRO gestionando y notificándolos por los medios. Lástima no deberían renegar de sus principios y donde quedó aquella máxima “Que se rompa pero que no se doble”.

NOTA: En esta nota de opinión he creído conveniente destacar la definición de tres conceptos básicos que hacen a la Convivencia, Organización Institucional y Poder Soberano Independiente del pueblo.

Qué es Nación:

Nación es el conjunto de personas, pueblo, población, que se identifican con un territorio, idioma, raza y costumbres, constituyendo generalmente un país.

Qué es el Estado:

Estado es una forma de organización política bajo la cual se cohesiona la población de un territorio bajo una autoridad y leyes comunes, que se caracteriza por ostentar un poder soberano e independiente. En este sentido, se refiere a la unidad política que constituye un país o a su territorio.

El de Estado es un concepto jurídico y político que se refiere a la soberanía social, económica y política que detenta el conjunto de instituciones (poderes y órganos de gobierno) que regula la vida de una comunidad en un territorio delimitado por fronteras.

La palabra Estado es una forma de organización cuyo significado es de naturaleza política. Se trata de una entidad con poder soberano para gobernar una nación dentro de una zona geográfica delimitada. Se usa erróneamente como sinónimo de Estado la palabra Gobierno.

Qué es la Soberanía:

La soberanía es la autoridad más elevada o suprema donde reside el poder político y público de un pueblo, una nación o un Estado, sobre su territorio y sus habitantes. Por tanto, la soberanía es la independencia de cualquier Estado para crear sus leyes y controlar sus recursos sin la coerción de otros Estados.

Estos tres principios deberían estar siempre presentes antes de tomar cualquier definición o decisión política de todo gobernante. Respetando la Convivencia Popular, NACIÓN, la Organización Institucional, ESTADO y la Independencia del Pueblo, SOBERANÍA.

Al hacer participar estos tres principios en forma simultánea y complementariamente sin interpretaciones forzadas se garantiza que las acciones de un gobierno sólo favorecerán al pueblo que ocupa ese territorio, en este caso, Argentina.

Ingeniero Agrimensor Eduardo Difonso

Especialista en Políticas Públicas

Universidad Nacional de Cuyo

Share

3 comments for “Principios ausentes en la acción de gobierno

  1. Mamerto
    31/07/2018 at 1:03 PM

    Qué manera de hablar pelotudeces. Querés servicios pagalos. Querés que disminuyan el precio restale los impuestos que son escandalosos. Te parece buen negocio entonces renunciá a los privilegios y el sueldito seguro y tu estabilidad que se paga con esos precios que criticás e invertí en energía a ver cómo te va.
    Todos son magos aquí para resolver los problemas viviendo de arriba y sin tener la menor noción de lo que hablan.
    Asociate a ARGUENZUELA y realicen un microemprendimiento que si entre los dos suman tres neuronas capaz inventen la pólvora.

  2. Mamerto
    31/07/2018 at 1:09 PM

    Mirá, aquí tenés un artículo que por lo menos se aproxima un poco más al problema ya que carece te su sesgo demagógico:

    “Patagonia rebelde: ¿y a los noruegos quién los subsidia?”:

    https://www.cadena3.com/noticias/politica-esquina-economia/patagonia-rebelde-los-noruegos-quien-los-subsidia_119985

  3. Ramón Bautista
    31/07/2018 at 5:38 PM

    Mamerto Definición: Persona que tiene escasa inteligencia o habilidad. La estupidez de los mamertos los tiene exclavizados.
    Nunca mejor puesto el nombre o seudónimo. Le haces honor y no podes participar en un foro preparado para plantear un verdadero debate sobre cambio de modelos y sistemas en el pais. Para eso hace falta inteligencia y tener la mente abierta. No podes repetir lo que dicen todos ya que no se pueden obtener resultados diferentes haciendo siempre lo mismo y con los mismos elementos. Cero criterio de análisis independiente tienes Mamertooooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *