Qué hacer hoy con el peronismo

Estamos a un año y unos meses de la elección presidencial del 2019 y el peronismo está totalmente disperso. Hay más caciques que indios pues los candidatos se multiplican.

Así, Duhalde después del cagadón que se mandó con Kirchner, sigue hablando y propone a Lavagna; Massa ya viajó a USA para recibir la bendición a su candidatura; Pichetto se subió al carro triunfal del abortismo, a la sanción de la extinción de domino pero sin tocar los bienes robados y al no desafuero de Cristina; Urtubey, también abortista, pasando por todos los medios que poseen la masonería y el sionismo; Solá, otro abortero, sin recordar que fue él cuando ministro de agricultura de Menem quien entregó las riquezas pesqueras a los barcos chinos, coreanos y españoles; los eternos candidatos como Mussa y Labaqué que no representan a nadie; el partido justicialista, después de la fallida intervención de Barrionuevo, quedó al servicio del partido Unión Ciudadana de la doctora; la CGT sin conducción y partida en varios grupos; las 62 organizaciones peronistas dividida en tres partes y sin constituirse aún.

En fin, un aquelarre.

Todos andan buscando candidatos, pero el poncho no aparece. Yo creo que el sujeto político del peronismo es el pueblo y sus necesidades y no los candidatos, y que, por lo tanto, se tiene que buscar constituir un frente con un programa mínimo de entendimiento que permita la convergencia de distintos sectores. Y el desarrollo posterior de ese programa nos dará el candidato en aquel que mejor lo desarrolle y lo despliegue en sus partes.

Eso sí, yo ya tengo dos candidatos a vicepresidente: la rosarina María Eugenia Bielsa, que fue vicegobernadora de Santa Fe y diputada provincial y a la chaqueña Graciela Camaño, ex ministra de trabajo y diputada nacional.

Reitero, el peronismo no tiene que buscar candidatos a presidente sino, primero converger en un frente con un programa de mínima que tenga al pueblo y sus necesidades como sujeto, y, recién después, sobre el mejor desarrollo de los puntos programáticos, buscar al mejor candidato.

Alberto Buela

arkegueta, aprendiz constante

buela.alberto@gmail.com

Share

12 comments for “Qué hacer hoy con el peronismo

  1. Lino Ux
    30/08/2018 at 8:44 AM

    Dedicate a analizar a tu partido que es la causa de desastres desde 1930 Abuela.

  2. Mabel
    30/08/2018 at 12:32 PM

    Estimado profesor: Ud, sabe como muchos, que el actual escenario político no es real, sino espectral, donde conviven e interactúan entes, cuya naturaleza es virtual u holográfica, ni siquera son un reflejo o copia de algo real. En consecuencia, no podemos esperar que en dicho escenario tenga significación el pueblo como “sujeto político”, puesto que pertenece a otra dimensión, donde se dan las condiciones de posibilidad de ese “sujeto político”. Es decir que con cierta “ataraxia” deberemos esperar que se toque fondo. Y allí y sólo a partir de allí, comenzar a pensarnos. Con respeto…

    • Armando Wero
      30/08/2018 at 3:39 PM

      La expresión “tocar fondo” es una muletilla retórica tan amplia que no significa nada, salvo considerando que ahora nos gobierna el Fondo lo que le daría un significado preciso. E FMI tiene una oficina en Balcarce 50.
      Se paga “deuda odiosa” y se roba como nunca, adquiriendo más deuda a niveles de delirio, impagables y con condiciones incumplibles en lo financiero y cumplibles a la fuerza según la ideología perversa de turno de degeneración y homicidio a la que la Argentina Profunda se resiste sin conducción política, moral ni religiosa, salvo pequeños segmentos escindidos de las otrora grandes instituciones.
      Los medios se ocupan de enrarecer la atmósfera impidiendo la visión del enorme aparato de agresión aplicado contra la Argentina, a todo nivel, las piaras corruptas de políticos, empresarios, jueces y jerarcas eclesiásticos, cagan y hozan su tierra con sus familias y sus pueblos.
      El sistemático vaciado ideológico del lenguaje, controlado y disciplinado, impide la inteligibilidad de lo verdadero y lo falso, lo bueno y lo malo, lo bello y lo feo. E impide con violencia expresarlo.
      La Argentina está desintegrada en multiculturas, afanes, locuras, y ocupada en su inteligencia, en su territorio, en sus recursos, sin defensas intelectuales, morales, armadas.
      El proceso está en el umbral del shock, que sobrevendrá con el reconocimiento del default (de una deuda reciclada ilícita e ilegal) al que han empujado a este gobierno de títeres engreídos, la declaración de la quiebra del Estado y el pago con recursos. En EEUU se ha elaborado una adecuación de la ley de quiebras de empresas para ser aplicadas a los estados “soberanos”. Con la aplicación de leyes reconocidas internacionalmente la ocupación será legal.
      La música de fondo será la blablalalia de los medios vociferando que no somos Venezuela, aunque la fábrica de papel higiénico también haya quebrado, porque “acá es muy distinto”, o, “no estamos como el 2001”.
      Mientras a los niños les enseñan a masturbarse en las escuelas y a las niñas a tomar misoprostol, violentando las protestas de los padres, podemos seguir pensando que no hemos tocado fondo. Tal vez ese fondo no exista. Seguramente el Tío Tom flagelado cruelmente en su cabaña pensaba que no había tocado fondo. Y murió esclavo.

      • Mabel
        30/08/2018 at 4:44 PM

        Es muy factible que ud, tenga razón, no me atrevo a contradecirlo. Es más, concuerdo con la descripción que hace de los avatares prácticos. Pero hete aquí, sin el afán de afirmar nada, que con relación al título de la nota, en cuanto a “que hacer hoy con el peronismo”, me surje el hecho que no se puede hacer nada. Que no podemos hacer nada en estas circunstancias. Ello debido a que el peronismo debe su existencia y su existir, en la medida en que representa lo abisal, lo originario, el subsuelo sublevado y hoy carece de esa representación. Lo abisal, lo originario, surje como capa geológica, desde el interior, desde el “fondo” (expresión que suele ser ambigua, como toda expresión lingüística), que pretendo sea entendida en el sentido que le doy, más allá de las posibles ocurrencias. El tocar fondo, lo tomo como una esperanza, como condición de posibilidad, para volver a conectar a ese sujeto profundo con el peronismo. Y desde allí poder empezar a hablar. No obstante a todo lo que digo, lo precede un signo de interrogación, y no pretende invalidar para nada, la inquietud que formula el Dr. Buela, y que nos permite pensar al respecto.

        • Armando Wero
          31/08/2018 at 5:28 PM

          El peronismo de otrora encarnó la gran aspiración nacional de país soberano, independientemente de los avatares de aciertos y errores de su líder, identificado con lo esencial de su raíz cultural, con logros tangibles en lo social y material; pero sin celo con relación a esa raíz.
          La creación de los gremios se hizo en oposición al sistema capitalista disociando en la práctica el capital del trabajo derivando hasta nuestros días en continua rivalidad, lo que obliga al Estado a arbitrar permanentemente, lo que hacen los gobiernos según su coloratura política o doctrinal. Ya sea en menoscabo de las conquistas sociales unos, o sacándoles a los ricos para los pobres otros; siempre en detrimento de unos contra otros, sin llegar nunca a la armonía (no fácil) y convivencia pacífica.
          El celo doctrinal se redujo a la Doctrina Peronista que no alcanza sin el celo por las raíces, cultivadas a nivel de pensamiento universal (en el sentido ontológico) en las universidades y escuelas de formación. En las universidades se filtró el materialismo dialéctico progre y disolvente subordinado a “internacionales” opuesto a todo pensamiento nacional. Esto se tradujo en libertad omnímoda cristalizada en una entelequia democrática donde todo vale menos la Verdad, con derecho a todo y sin obligación moral alguna, salvo la de acatar las consignas conductuales dictadas por las redes cual tiranía jamás vista.
          En este caldo la conducción se torna contubernio, corrupción y mafia. Mafias de partidos, mafias de sindicatos, mafias de empresarios, favores, prebendas, robos. Así la sana popularidad de un gobernante se torna populismo, relación viciosa que busca los favores de las masas votantes cada vez más envilecidas por la falta de formación y la inmoralidad que se le inyecta por los medios. Sexo, violencia, y la ejemplaridad de corruptos y degenerados que sueltan cualquier tema al aire “para la polémica”. Sin moral no hay códigos de comportamiento, y si ello no hay Política, no construimos la Polis. Piense que hoy la masa no quiere cumplir con ninguno de los diez mandamientos, primer código moral que el hombre de todas las épocas lleva ínsito en su interioridad.
          La legítima inquietud del maestro Buela deviene de chocar la oscura mezquindad de quienes pudiendo asumir, no digo las Raíces que él bien conoce, sino la Doctrina Peronista que representa a su modo una aspiración nacional soberana, prefieren el contubernio y el cálculo.
          La unidad la da la comunión de principios, la posesión de una Fe encarnada, no en la diversidad (salvo en lo contingente). La Patria es la unión concorde de individuos que creen en los mismos principios y finalidades trascendentes en un territorio heredado donde de padres a hijos se transmite el lenguaje y la Fe.
          La Argentina patriota existe y con capacidad de reacción como hemos visto, ante la agresión homicida del aborto. Es nuestra esperanza, la de la Argentina Profunda, pueblo y dirigentes lúcidos que han tenido oportunidad de visibilizarse, acompañados por otros pueblos hermanos hispanoamericanos que sufren la misma agresión. Argentina Profunda con mayorías peronistas que conservan sus raíces a pesar de sus dirigentes. Primero la Patria, luego el movimiento y después los hombres; desconocer ese peronismo es no tener inteligencia y no tener corazón.
          Hay quienes están en esta lucha con la Verdad en la mano. Hay que sumarse para que la esperanza no sea mera ilusión.
          Conozca Toda la Verdad Primero, canal TLV1:
          https://www.youtube.com/user/CanalTLV1
          El movimiento por la segunda república:
          http://www.proyectosegundarepublica.com.ar/

  3. KCYO
    30/08/2018 at 2:17 PM

    Cuando vuelve Disenso en TLV1, Alberto? lo esperamos con ansias

  4. EL BAMBINO VISIONARIO
    30/08/2018 at 5:32 PM

    ES ASI PROFE EL PERONISMO ES EL PUEBLO Y EL PUEBLO MOVILIZADO LE VA A MARCAR LA CANCHA A QUIEN FUERE

  5. Adolfo H
    30/08/2018 at 7:07 PM

    Viejito aprendiz, si hasta el funebrero Espert tiene 7% de intención de voto, cualquier don nadie puede opinar de politica, como vos o yo, de todos modos no estoy de acuerdo con la condena al aborto, cada uno es libre de decidir sobre su cuerpo y lo que lleva en el

  6. 30/08/2018 at 7:57 PM

    Creo que las diversas y multitudinarias movilizaciones provida son un fenómeno que no se puede dejar de visualizar y/o de comprender en el entramado y construcción del frente al que se refiere el Arkegueta.

  7. El loco de Turín
    01/09/2018 at 10:06 AM

    Perón murió.
    El Peronismo ha muerto.
    El peronista ha muerto!!!
    Quién los mató?
    Todos!
    Todos los hemos matado!!

  8. CESAR ANDRADA
    01/09/2018 at 7:35 PM

    Prof. Buela, los candidatos van a aparecer cuando hablen de Independencia economica, Justicia social, y Soberania politica. El candidato del Pueblo sera el que se anime a terminar con la corrupcion de los.politicos, jueces, empresarios y sindicalistas que traicionan al Pueblo.

  9. Jorge de San Miguel
    03/09/2018 at 9:06 PM

    Desde el asesinato del Juez Jorge Vicente Quiroga en 1974 se acabó la Justicia en este país.
    Ningún juez se anima a ser veraz ni independiente.
    Ninguno puede hacerse el valiente.
    Ninguno tiene forma de asegurar, no ya su propia vida, ¡la de su familia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *