Soberbios sin causa: La enfermedad de los “K”

soberbia-k

La soberbia es un envanecimiento o vanidad que nos hace creer que la ficción y la fantasía son realidades y obviamente los que no compartimos las realidades fantasiosas somos sus enemigos.

El gobierno de Kristina devaluó nuestra moneda de un valor de $ 4,90 por dólar en enero de 2013 al actual de 9,76 al 9 de diciembre pasado un 98%, lo más grave fue, como lo señaló Maxi Montenegro en “El Cronista”, que desde el 30 de enero del año pasado hasta este semana, el dólar aumentó sólo 21% frente a una inflación acumulada del 60%.

El dólar fue el único bien que no se vio afectado en su valor en pesos por la inflación, por dos razones: la primera, la venta de U$S 13 mil millones para ahorro, se usó para controlar el valor del dólar “ilegal”, como lo llamó Alejandro Vanoli en su tediosa renuncia y la segunda, para financiar el turismo emisivo, motivo de orgullo para Kristina.

La consecuencia fue que el Banco Central carece de dólares de “libre disponibilidad”, que son aquellos que se utilizan para controlar o administrar el valor de las divisas, por ese motivo hoy no se puede saber cuál es valor del dólar o el euro, por la sencilla razón que no hay.

Cuando falta un producto, es obvio que no tiene precio; cuando ese producto vuelva al mercado, me refiero al “dólar”, veremos la gente a qué precio está dispuesta a comprarlo y venderlo. Si fuera cierto que hay once mil millones de dólares en “silo bolsas”, habrá que esperar para saber cuánto valen en pesos esos “dólares”. Lo cierto que a 9,76 menos retenciones, no los cambiarán. Tampoco los cambiarían a ese precio neto, es decir sin retenciones. Y en el caso de los “silo sojas” habrá que ver con una retención del 30% a qué tipo de cambio se venderán. Si el precio actual del dólar “ilegal” es de $ 14.75, va de suyo que ese será el piso al que los tenedores de “silo bolsas” venderían sus contenidos. Pensemos que con una retención del 30% para la soja, el productor percibiría un TC de 10,32 por dólar. En ese caso el dólar solo tendría un valor superior al vigente en el MULC de $ 0,56

Hay algo seguro el piso del nuevo valor del dólar debería ser su valor actual en el MULC mas el atraso consecuencia de la inflación del 40% conforme vimos antes, pero debemos tener en cuenta que todos los países de la región devaluaron sus monedas con lo que nuestros productos quedaron fuera de mercado, es decir caros en dólares.

El gobierno gastó más de $ 830.000 millones sin pasar por el congreso, hecho que constituye un uso ilegal de la discrecionalidad admitida en el derecho administrativo, siendo posible que este hecho deba ser judicialmente investigado.

Kristina se fue dejando una deuda pública de U$S 240.000 millones y a esa deuda se debe sumar la deuda por insuficiencia de nuestra infraestructura total, energética, vial, ferroviaria, sanitaria y educativa.

No sólo la Provincia de Buenos está quebrada, como lo afirmó María Eugenia Vidal en su discurso ante la Asamblea Legislativa de la Provincia de Buenos Aires, la Nación también está en virtual estado de cesación de pagos.

Es difícil de explicar la soberbia de Kristina y los “K”, porque incluso no se puede ser soberbio sin causa y Kristina y su séquito lo lograron.

A propósito de Kristina, releyendo un viejo libro de Kunkel y Dickerson titulado “La formación del carácter”, que describe cuatro tipos de egocentrismo y uno de ellos lo llamaron “Nerón” que son aquellas personas con “su sentimiento nosístico casi enteramente inhibido a causa del desarrollo inconsciente de estas actitudes. Por tanto, juzga y valora su propio éxito y ventura como lo más excelso y sagrado, y al honor humano genuino lo conoce tan poco como el amor auténtico. En cuanto Al afecto, no ha aprendido a amar, simplemente porque no tolera que su corazón se doblegue ante ninguna persona, con confianza, afecto o devoción… el Nerón ha desarrollado un afán desorbitado de gloria, una necesidad de ser reconocido y aclamado mas allá de todo limite razonable”. Son seres, como lo es Kristina que muestran sobrestimación de sí mismos, la misma ilimitada autoconfianza y soberbia.

Kristina no tuvo reacción ante las tragedias de Cromañón, el accidente de Once y otras tragedias que afectaron a personas, tiene su sentimiento nosístico inhibido; sus autoreferencias son sus valores supremos, es irrespetuosa y disfruta de sus malos comportamientos, ignora el valor del verdadero amor y le teme a las personas que irradian autoridad porque jamás lograran alcanzar esa virtud.

Estas características se fusionan en otras tipologías de egocentrismo como las que se denominan “ENREDADERAS” que son esas personas que viven adheridas a otras temiendo que en cualquier momento ellos les falten. La mayoría de los colaboradores de “ella” tienen esa característica por eso se limitaban a “ESCUCHARLA”.

Pobre gente fueron soberbios sin causa…

Luis Alejandro Rizzi

Share

1 comment for “Soberbios sin causa: La enfermedad de los “K”

  1. Luisa
    10/12/2015 at 5:36 PM

    La soberbia pero sobre todo la exclusión fue lo que los llevó del “vamos por todo” al “quedamos sin nada”. Excluyeron al pueblo y se manejaron con militantes dando por sentado que el resto eran oligarcas y traidores. Una idea muy extraña que por lo visto no les funcionó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *