Son los jueces federales inoperantes o encubridores

Jueces federales argentinos

Siempre es malo generalizar, porque seguramente los habrá honestos y probos, pero ¿Cuál es la opinión que tiene la sociedad sobre los casos que son de dominio público y que están en manos de jueces federales?

Sólo basta mencionar al juez estrella de estos últimos 12 años, en cuyo juzgado, gracias al bolillero mágico, recaían todas las causas que afectaban al gobierno, el recientemente jubilado juez Oyarbide, a la fiscal Fein con su lamentable actuación en la muerte del Fiscal Nisman, que contando con una prueba tan contundente como era que no había rastro de pólvora en la mano del fallecido, y que las pericias indicaban en claramente que al disparar el arma siempre dejaba rastro de pólvora en quien la accionaba, pero ella seguía tozudamente en su hipótesis de suicidio, sin llegar a ninguna conclusión en más de un año.

Posteriormente la decisión del juez Rafecas de archivar la denuncia del su colega muerto, y la del fiscal Javier de Luca, de “Justicia Legítima” de no apelar esta medida sembraron un manto de dudas sobre este gravísimo hecho.

Continuando con este mero análisis. En aquella oportunidad que vimos el programa televisivo de Lanata primero con Fariña, luego con Elaskar, el dueño de una financiera conocida como la rosadita, que contaba como había creado empresas fantasmas off shore, para sacar dinero de Báez fuera del país, unos 55 millones de euros, y hasta el siguiente programa donde se vio como se llevaban toda la documentación de esa oficina antes que se produjera la tardía orden de allanamiento del Juez Casanello, el concepto sobre la justicia federal fue cambiando, de malo a pésimo, dado que era por la investigación del periodismo independiente que se descubrían las cosas y no por la acción de la justicia como hubiera correspondido.

Posteriormente la imputación por lavado de dinero contra Fariña y Elaskar, dejando fuera a quien sería el dueño del mismo, el empresario Báez, evidenciaba cierta tendencia del Juez, a no involucrar a los amigos del poder. Como resultado de otro video donde se vio que gente del círculo intimo de este señor nombrado anteriormente, inclusive su hijo Martín Báez, contando montañas de dinero, no le quedó más remedio al mismo juez que imputarlo pero siendo cuidadoso de no seguir investigando hacia arriba, es más, se permitió opinar diciendo algo así como “Cristina no tiene nada que ver con esto”, considero que solo por esa opinión debía haber sido apartado de la causa.

¿De qué otra manera se podría enriquecer Báez y pasar de ser un humilde empleado bancario, dueño de un desvencijado Renault 12 a un empresario poderoso? ¿Por pura coincidencia su empresa empezó con los Kirchner y terminó cuando se acabó su gobierno? ¿No era conocida la amistad que existía entre Báez y Kirchner? ¿No tuvo en cuenta la denuncia contra Báez que hizo en su propio juzgado, el fallecido Horacio Quiroga, quien dirigía dos de las empresas petroleras de Lázaro, y dijo que el empresario recibía órdenes y dinero de Néstor Kirchner? La muerte de Quiroga acaecida el 10/05/06 calificada como muerte dudosa, cuando estaba solo en su departamento y fue encontrado sin vida en el baño (lugar común para morir de los denunciantes) tenía un fuerte golpe en la cabeza y un corte en la frente. Antes que esto le sucediera dio un reportaje a una conocida revista haciendo pública esta denuncia y pidió a Cristina Kirchner protección policial para él y su familia. ¿Se la dieron?

Pero sigamos con el análisis del proceder judicial, muchas de estas denuncias, por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación ilícita fueron presentadas en su gran mayoría por la Dra. Carrió en el 2008, es decir que durante 8 años prácticamente no se hizo nada, pero ahora que recién empieza a moverse, y de acuerdo también a los dichos de la diputada Carrió, toda la causa se investiga como lavado de dinero, que conlleva una pena mínima en caso de culpabilidad, seguramente sin prisión efectiva, pero se evita direccionarla como asociación ilícita, lo que significaría una mayor condena y la posibilidad cierta de cárcel para los involucrados.

Me pregunto: ¿Es tan difícil para los jueces encuadrar este mega robo descomunal que sufrimos los argentinos como asociación ilícita? ¿Es posible que una o más personas puedan perpetrar tamaños saqueo sin la complicidad de los organismos de control? ¿Esos organismos hacían la vista gorda y no veían nada, a aquellos señalados por orden superior que eran los intocables? ¿Cómo fue que esos organismos le permitieron a Cristóbal López quedarse durante tantos años con los impuestos que le correspondían a la nación por un monto de 8 mil millones de pesos? Si usted compra un auto viejo de los más baratos lo investigan para ver si no está lavando dinero. Pero Báez pudo adquirir una flota de 900 autos, muchos de ellos de colección y seguramente nunca fue molestado por AFIP para nada, pero si un ciudadano común se atrasa unos días en algún pago a ese organismo recibe de inmediato una intimación.

¿Nada de esto hace sospechar que hubo una asociación ilícita en el más alto nivel, entre funcionarios que adjudicaban obras, empresarios que alquilaban las habitaciones de los hoteles de los mismos sin que nadie las ocupara? Funcionarios como Jaime que compraban chatarra ferroviaria y recaudaban para la corona, y como todo aquel que hace gárgaras algo también tragaba.

Funcionarios como Julio De Vido y López en la obra pública, organizaciones sociales Madres de Plaza de Mayo con sueños compartidos, Milagros Sala y la Tupac, con los bolsos de dinero para el principito. Todo con un solo propósito recaudar de todos lados y los bolsos con dinero con un solo destino, la quinta de Olivos

Funcionarios como Sbatella, titular de la UIF, Unidad de Información Financiera, que retenía sin enviar a la justicia documentación donde figuraban millonarias transferencias de dinero de características sospechosas relacionadas con el empresario Báez ¿Acaso Lázaro era tan importante para protegerlo, o lo hacía por orden de Néstor y de Cristina?

El criterio común nos dice que nada de esto hubiese sido posible sin el paraguas protector de la impunidad brindado desde la presidencia de la nación

Hay un refrán que creo aplicable a la justicia para este caso. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver.

Estimo que la justicia fue muy denigrada en estos 12 años de gobierno Kirchnerista, y los argentinos necesitamos que sea transparente e independiente.

Finalizando esta nota, me acabo de enterar a través de TN de que la investigación por el escrache y apedreamiento que sufriera el vehículo que transportaba al presidente Macri y su comitiva, que fuera derivada al fuero Federal, encontró la negativa de la fiscal que debía hacerlo, porque dice pertenecer a la agrupación Kirchnerista llamada “Justicia legítima”… ¡Increíble!… ¡En manos de quienes estamos!… y quizás se sientan molestos cuando reciban alguna crítica

Por lo menos así lo veo yo.

Luis Razzolini

Share

9 comments for “Son los jueces federales inoperantes o encubridores

  1. noca
    19/08/2016 at 2:30 PM

    A MI ME DA LA IMPRESION QUE LOS JUECES FEDERALES SON COMPLICES DEL EX GOBIERNOK!!! SERA QUE ESTOS TAMBIEN RECIBIERON COIMAS???UNA JUSTICIA LEGITIMA NO SE NECESITA…SON NADA MAS NI NADA MENOS QUE EMPLEADOS DE LA EX PRESIDENTE Y POR LO TANTO PAGADOS POR ELLA!!!ES UNA VERGÜENZA TENER UNA JUSTICIA TAN DEGRADADA!

    • 20/08/2016 at 2:52 PM

      Copio y Pego de la web (tal vez ayude a interpretar lo que piensa la gente):

      La Justicia Federal es una verdulería donde los juzgados, las cámaras, tribunales orales y la corte, son locales con cajones de madera que ofrecen los mismos productos pero de diferente marca y precio
      Los productos son archivo de la causa, sobreseimiento, falta demérito, procesamiento en libertad, procesamiento con arresto domiciliario,procesamiento con prisión preventiva en cárcel común, años de condena de cumplimiento efectivo, años de condena en suspenso y la absolución
      Viejos verduleros comerciantes de la libertad, los jueces federales saben que esta tiene su precio. En los juzgados se paga con la plata que uno puede llevar en el bolsillo, en las cámaras la que pueden llevar en portafolios, en casación la plata hay que llevarla en carretilla y en la corte con un camión de caudales.
      En Argentina la administración de justicia es una entelequia, una utopía, una quimera
      La justicia es como la serpiente, pica a los que caminan descalzos porque los que tiene plata compran impunidad

      Esta lista circula en Facebook:
      Jueces, Fiscales, Defensores y Abogados corruptos y prevaricadores de Justicia Legítima y La Cámpora
      Gabriel Eduardo Casas
      Indiana Garzón
      Carlos Enrique Ignacio Jimenez Montilla
      Alejandro Slokar
      Juan Carlos Reynaga.
      Alejo Ramos Padilla
      Rodolfo Canicoba Corral
      Eduardo Freiler
      Sebastián Casanello
      Guillermo Molinari
      Martina Fons
      Jorge Ballesteros
      Fernández Veccino
      Guillermo Marijuan
      José Mario Triputti
      Pablo Alejandro Candisano Mera
      Gabriela Marrón
      Ricardo Emilio Planes
      Daniel Bejas
      Laura Mazzaferri
      Daniel Rafecas
      Jorge Ferro
      Fernando Luis Poviña
      Santiago Ulpiano Martinez
      María Alicia Noli
      José María Perez Villalobo
      Ana María Figueróa
      Martín Bava
      Pedro David
      Ángela Ledesma
      Miguel Hugo Vaca Narvaja
      Pablo Reale
      Carlos Rozanski
      Miguel Angel Palazzani
      Pablo Camuña
      María Laura Garrigós de Rébori
      Alejandra Gils Carbó
      Martín Vazquez Acuña
      Gustavo Caramelo
      Jose Nebbia
      Carlos Gonella
      María Roqueta
      Jorge Auat
      Daniel Adler
      Javier De Luca
      Juan Fégoli
      Mariano Gonzalez Palazzo
      Raúl Madueño
      Carolina Varsky (Procuraduría de Crímenes Contra la Humanidad)

  2. GRACIELA
    19/08/2016 at 2:37 PM

    Además de inúlites y legos son delincuentes mediocres criminalmente repudiables! SON GOLPISTAS?????????????????????

  3. epicardio
    19/08/2016 at 3:23 PM

    Basura y como tal, deben ser transformados en compost que, por lo menos, sean útiles como abono. Sus comportamientos fueron de lo más repudiables y siguen atornillados en sus funciones, como si fueran dioses intocables. También hay que decir ¡Basta! de esa lakra inmunda autoproclamada “justicia legítima”, cuando ni es justicia ni es legítima. Son una manga de borrachos de poder más parecidos a anacondas al acecho que funcionarios con nobleza de espíritu y ética en el ejercicio de sus cargos. Son la cara visible de la decadencia argentina en sus estratos sociales más elevados… ¡Dan asco!.

  4. A CAZAR POKEMONES KK !!
    19/08/2016 at 3:23 PM
  5. El chumbiao
    19/08/2016 at 8:22 PM

    Los jueces nacieron para “fallar” ¿o no? Le están demostrando a la sociedad argentina que están fallando y ¡vaya si fallan bien!
    Ellos protegen sus cargos que les mata el hambre, tienen privilegios y les hace creer que son “alguien” socialmente importante. Piojos pelechados. Son nombrados por los gestores de turno para que sean encubridores de sus negociados y delitos, por eso sus elevados sueldos que la mayoría no merece sino que debería pagar para estar donde están.
    Es la rebelión de las masas, diría Ortega y Gasset, de los que salieron con mucho resentimiento del subsuelo de la sociedad y quieren amasar alguna fortuna antes de volver al lugar de donde salieron. Por eso se aferran a sus cargos, no es para hacer efectivo el ideal justicia, sino por el morfi y porque son “buscadores de prestigio.”. Pobres pelafustanes que no valen ni un insulto.

    • deepmen
      20/08/2016 at 1:36 AM

      Y don Chumbiao……., totalmente de acuerdo, me ahorró el trabajo de escribir lo mismo.

  6. QUE NOS PASO ?
    19/08/2016 at 10:37 PM

    La borra del café y los jueces sin huevos

    El kirchnerismo es lo que es y nunca fue peor o mejor; solo hubo épocas con más o menos kirchneristas. Hoy lo que se ve es la nata del kirchnerismo. Moreno, D´Elía, Bonafini, Socklender, López, Larroque, Víctor Hugo, Sabatella, etc es la borra del café, en términos de residuos intragables. Sus procedimientos son el “estándar K” y el concepto que tienen de la democracia y las instituciones, encaja perfectamente en sus principios “republicanos”.

    Y algo dijo Bonaffini que es cierto: los jueces no tienen huevos, de ser así, todos ellos estarían presos y la justicia sería temida en vez de condicionada. (Por Rubén Lasagno)

    La sociedad y los medios nacionales se asombraron cuando Hebe de Bonaffini desoyó el llamado de la justicia, se rodeó de patoteros procesados en su mayoría y resistió un posible avance de las fuerzas del orden para hacer cumplir la orden de detención del juez.

    También se sorprendió cuando desde su guarida, la ex defensora de los derechos humanos, rió por la actitud indecisa del juez Martínez de Giorgi quien, luego de ordenar su detención suprimió la medida, por la edad, por “lo que representa” (¿?) y por no se cuántas excusas irrisorias.

    En agradecimiento, Bonaffini, ante las caras excitadas de los “revolucionarios” como Larroque, Boudou, Sabatella, D´Elía y otros ilustrados del régimen K, insultó al Juez, dijo que no tenía huevos, se rió de él y lo mandó “a la mierda”.

    No obstante hacer un arrepentimiento público por haber ofendido a los pañuelos blancos, el juez acató la orden de Bonaffini de ir a tomarle testimonio al Tribunal de las “Madres”, allí lo atendieron en la cocina y con una mirada de César la ilustrada maga que hizo desaparecer 700 millones de pesos, le dijo que se negaba a declarar.

    Y si, Hebe de Bonafini tiene razón: el juez no tiene huevos. En un país donde la justicia funciona con espasmos, donde los jueces actúan de manera culposa (o lo que es peor, no actúan) y donde no hacen lo que deben, con cualquier hijos de vecino o a un notable, no podemos hablar de “justicia” precisamente, porque es evidente que no somos iguales ante la Ley.

    En otros lados del mundo aún a los notables y a los famosos, que infringen la ley, lo hacen buscar por la fuerza pública y a los que lo protegen o se atrincheren a su alrededor, los detiene por encubridores. Pero eso pasa en otros lugares del mundo, no en Argentina donde, como dijo Bonaffini, los jueces no tienen huevos.

    Después de su batalla ganada a la justicia, Hebbe se trepó a lo más alto de la peligrosa ignorancia fascista y llamó a “tomar las calles”, “ocupar las plazas” y “sacar a estos hijos de puta”, en alusión al gobierno elegido por el pueblo, en una muestra más de la clara vocación republicana que tiene el kirchnerismo.

    Sobre esto, que encuadra dentro de la pena por sedición y apología del delito, tampoco hay un juez con huevos que nos proteja.

    Ni hablar del compadrito a destiempo, Guillermo Moreno, que le dan micrófono y pantalla para que haga desplantes, berrinches, eche a panelistas de los programas donde asiste y desafíe a pelear a cualquiera, sin que aparezca un hombre que lo ponga en su lugar en el mundo y un juez que lo procese por violento.

    Y podemos seguir, pero lo fundamental es visibilizar que esto es lo que queda del kirchnerismo; es la intragable borra del café; es la parodia de un tiempo que fue, los resabios del autoritarismo incorregible que nos gobernó por 12 años sin que despertáramos a la realidad; el que mantenía anestesiado a una buena parte de la sociedad, mientras sus manos largas nos robaban el futuro.

    Es el rezago, el descarte de un régimen que creció porque hubo y hay jueces sin huevos, como dijo Bonaffini. Todo esto se habría evitado si la justicia hubiera actuado desde el principio.

    Hoy Santa Cruz ha comenzado a ser el pocillo donde se resume esa borra del café, esa intragable muestra de lo que pudo ser y no fue. Por eso este kirchnerismo residual, busca recomponerse a costa de la caja provincial.

    Muchos de los vagos oportunistas que sostuvieron “el modelo” desde micrófonos, actos y negocios, como Bonafini, Moreno, VHM, Boudou, etc necesitan ser sostenidos desde nuestra provincia por los dineros públicos. Plata para los trabajadores no habrá, pero capital para armar las campañas del 2017 y 2019, no va a faltar.

    Lamentablemente, estimado lector, si algo hay que reconocerle a Hebe de Bonaffini, es que ha dicho una gran verdad: los jueces no tienen huevos, al menos para buscar, perseguir y enjuiciar a quienes tienen poder. Hay excepciones, claro, pero personalmente, me gustaría que la valentía, la independencia y la decisión de ir contra cualquiera, fuera una regla en los jueces de la nación.

    (Agencia OPI Santa Cruz)

  7. VULCANO
    20/08/2016 at 6:07 AM

    “Yo vivo de mi modesta jubilación y de alquilar anillos….” (Oyarbide).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *