Garrido vs. Echegaray

Manuel Garrido, diputado progresista

Carlos Tórtora analizó con el diputado progresista Manuel Garrido la confirmación de Ricardo Echegaray en la AFIP, entre otros temas.

CAT: ¿Estamos dándole la importancia que corresponde a la confirmación de Echegaray en su cargo por Scioli? ¿Vos lo denunciaste?

MG: Yo lo denuncié en 2014 por difundir información impositiva, o sea, revelar el secreto fiscal. Lo hizo con los políticos de la oposición pero esencialmente con Eliseo Subielam a quien además lo mandó a denunciar en una causa que se desestimó a los dos minutos. Básicamente, el hecho que cuestioné fue la utilización de información que tendría que estar amparada por el secreto fiscal para evitar represalias y aprietes a voces críticas al gobierno. Esto no es una denuncia de corrupción pero es grave, porque esa información es la más delicada que dan los ciudadanos al Estado. Es uno de los cinco cargos con más poder del Estado y el tipo lo usa para apretar. Eso es lo que cuestioné en ese momento y denuncié especialmente el caso Subiela. Lo que pasa es que en el 2014 él volvió a hacer lo mismo hablando en un discurso sobre lo que tenían declarados algunos de los dirigentes políticos de la oposición. Me parece que era Pino Solanas y no me acuerdo quién más…

CAT: La presidenta lo hizo con una persona también.

MG: Ese tipo de cosas de abuso de poder a mí me parecen graves.

CAT: ¿Cuál es tu apreciación política?

MG: Mi apreciación es que cada candidato puede proponer a quien mejor le parece. El hecho de que Scioli esté confirmando funcionarios que tienen denuncias, que son sospechados de abuso de poder, de alguna manera muestra el perfil de lo que piensa que debería hacer en la gestión del gobierno.

CAT: ¿Vos creés que esto es el resultado de una permanente negociación minuto a minuto que está teniendo con Cristina, donde le concede cosas y le quita otras? Y por supuesto que no satisface las aspiraciones que tiene ella, que pretendería todo un gabinete propio como si no hubiera cambio de gobierno.

MG: Yo creo que hay una estrategia de Scioli de buscar el voto más crítico. Se hacen así anuncios que no se saben si son ciertos o no. En el caso de Echegaray, es grave, porque el propio Macri en algún momento lo defendió. Me parece que en este punto hay un problema de ambos, tanto de Scioli como de Macri.

CAT: ¿Tiene mandato establecido Echegaray?

MG: En el caso de la AFIP, no tiene ningún mandato. Depende de la voluntad del presidente la AFIP. No es un cargo como el del Banco Central. Claramente es criticable que propongan mantener en el cargo a funcionaros que han incurrido en el abuso de poder.

CAT: Aparece un gabinete como bifurcado; una parte es una mudanza de la provincia de Buenos Aires y la otra es una subsistencia del gabinete de Cristina. Es una combinación bastante poco armónica, ¿no?

MG: Son las características de la oferta política de Scioli. Es lo que está mostrando.

CAT: Daría la impresión de que esto alcanza un punto de equilibro con el kirchnerismo-cristinismo o, a tu juicio, ¿de cualquier modo vamos a una colisión por las decisiones que hay que tomar? Suponiendo que ganara, se precipitarían este tipo de problemas, ¿no?

MG: Su propuesta genera incertidumbre respecto del equilibrio entre los distintos sectores entre los que están en ese frente. Un equilibrio interno y cómo convivir con la figura de Cristina. Es una propuesta de campaña que puede cambiar tranquilamente en cualquier momento y le está dando entonces un poco a cada uno de los distintos sectores que son parte de esa propuesta política. Esto no te dice demasiado de, si llegara a ganar la elección, vaya a hacer lo que dice, si eso va a ser sostenible en el tiempo. Son puras incógnitas.

CAT: Batakis da la impresión de que es una persona ligada a Scioli y sin trascendencia económica propia, que podría hacer el ajuste como una especie de fusible.

MG: Sí, el ajuste está escondido detrás de los silencios de varios de los candidatos. Macri y Scioli, por lo menos. Para mí son iguales; por eso yo estoy en otro lugar.

CAT: En el caso de ballotage, ¿tu espacio qué ha reflexionado hasta ahora?

MG: Nosotros la verdad que no lo discutimos pero pensamos que nadie es dueño de los votos y que cada uno decidirá a quién va a apoyar o si no va apoyar a nadie. No hay debate interno, ya que nos parece prematura la discusión.

CAT: ¿Vos ves un resultado que pueda terminar discutiéndose en el escrutinio definitivo?

MG: Son especulaciones, pero las características del resultado de las PASO y el tema de los números que habilitarían un ballotage dan lugar a ese tipo de especulaciones. Es lógica la discusión. No dejan de ser especulaciones que se van a esclarecer cuando se vote. De hecho, en la CABA, nadie pensó que Lousteau iba a terminar tan cerca de Larreta. Las encuestas no lo marcaron. Me parece que estas especulaciones se hacen para tratar de inducir el voto. Hay varios que buscan llevar agua para su propio molino. También hay que llenar páginas de acá al domingo. Pero no me parece muy serio. Hay que esperar a que se vote y contar los votos. Sí, puede haber cifras estrechas en relación al ballotage o no, no lo sabemos.

CAT: Lo cierto es que la elección es extraña, con la presencia de tres fuerzas con gran cantidad de votos; que los candidatos se parezcan mucho también es extraño.

MG: Que los candidatos se parezcan no es extraño, porque cuando vos tratás de conseguir votos, como candidato, tratás de ubicarte en el centro de la franja. No son muy claros con las propuestas por miedo a espantar votantes. Esto no pasa sólo en la Argentina sino también en muchos otros países.

CAT: Ustedes se consideran que su propuesta es la única que se diferencia de los tres, ¿no?

MG: No sé si la única. La nuestra se diferencia claramente desde una posición de centroizquierda frente a ofertas que son claramente de distintos espacios de la derecha, más liberales o más peronistas.

CAT: Algunos encuestadores a los que consulté dijeron que no se modifican los porcentajes significativamente, o sea, que ustedes no están perdiendo votos, lo que también va contra otras predicciones.

MG: Es interesante esta elección, porque la discusión sobre el efecto que producen las PASO en el comportamiento electoral suele orientarse a que aquel que no está entre los primeros dos lugares tiende a desinflarse, porque los votantes apuntan a ubicarse entre los primeros dos candidatos. Pero acá, según lo que marcan las encuestas, no se habría producido ese efecto. Habría que analizar cuáles son las características de esta elección que hacen que mantengan sus votos las otras opciones. Una explicación es que se parecen bastante los primeros dos candidatos de las PASO; otra pasa por la alta imagen negativa que tiene Macri; entonces, hay muchos votantes que se resisten a quedar atrapados en esa opción.

CAT: Lo que pasa es que las PASO no suman más que dos experiencias presidenciales. La primera fue fulminante, con un 51% de CFK, que casi no dejó ni respirar y marcó que ya estaba definida la primera vuelta. Esta vez fue distinto, porque me parece que las PASO no marcaron nada definitorio, ya que todo el mundo siguió como si no hubiera existido.

MG: Sí, puede ser. Yo creo que influye mucho la alta imagen negativa de Macri, que tiene un techo bajo. Eso marcan las encuestas. Como tiene un techo bajo, le cuesta captar los votos que en las PASO fueron a otras opciones.

CAT: ¿Vos esperás que aparezca el llamado voto útil?

MG: No, nosotros pensamos que todos los votos son útiles y sostenemos que cada uno tiene que votar por sus opciones. Las especulaciones lo que apuntan es a manipular el voto y a que, en todo caso, ya habrá oportunidad para definirse entre opciones ajenas a las que prefiere uno en el ballotage.

CAT: Me da la sensación de que lo que ustedes están insinuando es que van a dar libertad de acción.

MG: Nadie es dueño de los votos. Nosotros no somos los dueños de los votos de la gente. Cada uno de los dirigentes de nuestro espacio manifestará su preferencia o su decisión de votar en blanco.

CAT: Se puede dar que el ballotage se defina por un punto.

MG: Son especulaciones… ¿Cómo saberlo?

CAT: En provincia de Buenos Aires, ¿ustedes ven la posibilidad de que pierda Aníbal Fernández?

MG: No sigo de cerca la provincia.

CAT: Tu evaluación es que lo de Echegaray es un error político, ¿no?

MG: Es una mala señal. Si busca ganar votos confirmando funcionaros que han abusado del poder, es una pésima señal y ratifica mi decisión de estar en un espacio político distinto. Nosotros pensamos que hay que renovar el plantel del Estado y no apoyaríamos la continuidad de alguien así.

CAT: No es el único que tiene denuncias, Urribarri también tiene las suyas, ¿no?

MG: A Berni, por ejemplo, yo lo denuncié por enriquecimiento ilícito.

CAT: Van a ser entonces “flamantes” funcionarios con causas que se reactivan, porque evidentemente el hecho de volver a jurar va a obligar a que los jueces hagan algo con las causas, ¿no?

MG: Sí, la causa que inicié contra Echegaray creo que está abierta. Los jueces nunca avanzan. Deberían avanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *