La vacunación, el nuevo flanco débil del gobierno

La falta de transparencia y la improvisación del gobierno en el manejo de la lucha contra la pandemia exponen ahora a Alberto Fernández a un serio desgaste político. La difusión de que la vacuna Sputnik V no se aplicaría por ahora a los mayores de 60 años fue el detonante de una catarata de críticas que llueven sobre el gobierno. Razones para estas críticas no faltan. El gobierno dio distintas fechas para la llegada de las primeras dosis al país y también dio pautas diversas sobre la cantidad de dosis que llegarían en una primera etapa. En este marco de improvisación, se habló de un ambicioso plan de vacunación masiva pero hasta el momento nadie sabe en qué consistirá el plan ni qué personal y medios tecnológicos se utilizarán, ni a qué grupos se les aplicará primero la vacuna. Después de los groseros errores oficiales subestimando la cantidad de muertos que sufriría el país, era de esperarse que el oficialismo se esmerara mucho más en el manejo del tema vacuna, pero ocurrió todo lo contrario.

Como broche de oro de lo ocurrido hasta ahora, está la misteriosa negociación con Pfizer, que terminó frustrándose por motivos desconocidos. Es notable el hecho de que el gobierno no difundiera el costo por dosis de la Sputnik V, habiendo cerrado ya el acuerdo con el laboratorio que la produce.

Los precios

Como es obvio, se ha desatado una guerra por el mercado del Covid-19 entre las grandes corporaciones de laboratorios. Los precios son dispares: en un extremo está la vacuna de Moderna a US$ 25 y en el otro la de Oxford y Astra Zeneca a US$ 2,8. Pfizer es la única en un precio intermedio de US$ 19,5 y su megacontrato con el gobierno de los EEUU alcanza los 2000 millones de dólares. Casi cincuenta por ciento más barata es la Sputnik V, que cuesta US$ 10 las dos dosis por persona.

La información de cuál es el precio que pagará la Argentina por la vacuna rusa es un dato que no debería seguir siendo secreto porque en caso contrario aumentarían las suspicacias.

Mientras tanto, la Casa Rosada tendría en elaboración un plan de vacunación con la participación activa de los gobiernos provinciales para explotar políticamente al máximo la campaña de vacunación.

En medio marchas y contramarchas, se abriría paso la idea de que los movimientos sociales se encarguen de vacunar así como La Cámpora en sectores carenciados. También los gremios entrarían dentro del plan de la Casa Rosada y el presidente, luego de su fracaso de la politización del velorio de Diego Maradona, no escarmentaría y se propondría hacer de la vacunación un show político de primer nivel.

Carlos Tórtora

Share
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
VACUMS
VACUMS
7 months ago

JAJAJAJAJAJA….!!!!

ME HACES REIR TORTORA…

” La difusión de que la vacuna Sputnik V no se aplicaría por ahora a los mayores de 60 años fue el detonante de una catarata de críticas “

NADIE QUIERE NINGUNA VACUNA.

Que no me quieran joder
Que no me quieran joder
7 months ago

A esta altura, nadie medianamente informado en medios veraces del extranjero(porque aquí todos están alineados con el discurso hegemónico globalista de que el Covid19 es una terrible y mortal enfermedad, y la vacuna -cualquiera sea- es la milagrosa solución), considera que la vacuna es una medida sanitaria, sino política.
Es el típico recurso del tirano: crea el problema, insiste interminablemente con el mismo hasta que logra imponerlo, y luego, a partir de la manipulada y distorsionada percepción de las masas, gana poder y apoyo cuando ofrece la “solución”. Llámense las brujas, el comunismos, los judíos, y tantos otros que conocimos a través de la historia, ahora el Covid, ya tienen preparada de antemano la solución que les conviene, y al resto de los mortales nos hace la vida más difícil y en casos hasta casi imposible.
Estos mamertos del Alberso, pasaron de canillita a campeón con la cuarentena, y luego de haber dilapidado ese crédito que la sociedad muy generosamente le otorgó, creen que con la vacuna van a remontar por los años que dure el circo, la logística, la propaganda, las fuerzas sociales involucradas, la segunda ola, la otra dosis, qué hacemos con los irresponsables que no se vacunen, etc. Tenemos simulación e gobierno hasta que se les termine el mandato (si todo no explota antes).

Que no me quieran joder
Que no me quieran joder
7 months ago

Hace poco estuve hablando con alguien de La Cámpora (sí, existe…), y me anticipó que se están preparando para encuadrar a todos los que se nieguen a vacunarse, porque “el beneficio social está muy por sobre la libertad individual”.
Nadie medianamente informado duda que la vacuna es un verdadero riesgo para la salud, que se desconocen sus efectos, y que como desde hace décadas, el ANMAT no analiza ninguna vacuna, sino que aprueba los lotes mediante una declaración jurada. Llenás los pelpa, y tenés derecho a mandarle cualquier porquería a la gente por vena, estás liberado por ley de cualquier efecto que puede producir, y clin, caja, vamo y vamo, le damo a lo muchacho la astilla dellos, y les pedimos lo que queramos; sí veinte dosis a 100 dólares cada una, y persecución a los rebeldes, que no puedan moverse, cobrar, ni respirar…

Que no me quieran joder
Que no me quieran joder
7 months ago

Y esa gordita fulera con cara de adicta y mal contenta que nos machaca a todos continuamente, ahora contradice a los rusos, pues afirma que las va a traer, para aplicar a todos. Y la Fundación Huésped, portavoz de la Open Society de Soros, a través de esta mal parecida gordita y el don Pedro Cahn, marcan la agenda del gobierno, para que Black Rock les siga tirando unos verdes (por supuesto, que como con los de Macri, luego los tendríamos que garpar nosotros.

Que no me quieran joder
Que no me quieran joder
7 months ago

Y si alguien duda que la apuesta final de estos malnacidos es hacer de este país un rezago, vean los resultados de sus políticas en lo económico, cultural, educativo, salud, social, defensa, internacional, y mientras hacen mierda todo, siguen insistiendo con el aborto, las políticas de género, la supuesta igualdad.
Un dato de cómo nos quieren diezmar las fuerzas armadas: que hagan de conejitos de indias para las vacunas (hay experiencias recientes en USA e Italia, en las que murieron o quedaron con discapacidades “cientos de miles” de efectivos a partir de los programas de vacunación. Y si queda alguno vivo y coleando, le van a mandar un oficial traba de La Cámpora (que hizo una carrera meteórica) para que lo guíe en combate.