Mar del Plata con problemas para cubrir las vacantes en su policía local

Miguel Angel ReynosoUna verdad universalmente aceptada confirma a nuestra clase política en general en el rasgo que distingue a la calidad humana que señala a nuestra especie como la única en el reino animal capaz de equivocarse una segunda y muchas veces mas tropezando con la misma piedra o dicho de otra manera adoptando políticas ya puestas en práctica y fracasadas con anterioridad pensando que con un nuevo intento podrían variar los resultados.

Pero esto no sería novedad destacada si no fuera que esa vocación en equivocarse se diera con tanta asiduidad en algo de tanto peligro para la sociedad como lo es el manejo o la pretensión de manejo de la seguridad pública.

Tal como lo hemos señalado repetidas veces desde APROPOBA, no basta para incursionar en esta cuestión tener la voluntad o vocación de hacerlo si se siguen cometiendo los mismos errores que hemos señalado hasta el cansancio en la formación y manejo de las fuerzas policiales y especialmente cuando se designan en tareas de conducción a pretendidos especialistas que no tienen otra experiencia en el tema que haber mamado discursos biensonantes de algún que otro librillo de supuestos iluminados que por supuesto no pueden exhibir entre sus laureles ni el mínimo de experiencia en una realidad que encapricha en contradecir las más elaboradas teorías.

Un ejemplo claro lo tenemos en la incursión a la que con alma y vida se ha volcado el Intendente de General Pueyrredón (Mar del Plata, como dice la página web oficial de esa comuna), Contador Gustavo Pulti, quién convencido de que su sola voluntad podría contra el avance del delito en su ciudad principal en lugar de buscar el asesoramiento profesional sobre la cuestión y de puro capricho también por mostrarse contrario a los valores de la experiencia de la policía tradicional que abunda en su zona, optó por contratar nombres de trayectoria mediática que por supuesto en forma gustosa aunque no desinteresada se sumaron a su esfuerzo con su caterva de supuestas verdades de fácil ejecución y de prometedores resultados.

Hoy en día vemos en las publicaciones periodísticas de la ciudad balnearia que hasta esos mismos supuestos especialistas terminan por confesar públicamente que la cuestión se les hace cuesta arriba más que nada por el más que bajo nivel promedio de los aspirantes a formar la policía local que solucionaría todos los problemas de seguridad de los marplatenses. En su mayoría no aprueban los exámenes de ingreso y las repetidas convocatorias no alcanzan a cubrir las vacantes.

¿Y qué esperaban que ocurriera? ¿Acaso esto no es una demostración de la escasa capacidad de estos supuestos salvadores de lo poco enterados que están de una realidad que nadie medianamente informado escapa? ¿No debería alguien admitir que hubo equivocaciones y que esas equivocaciones a la hora de evaluar han sido por parte de quienes sabían todo y tenían la solución a la mano?

Lo cierto es que no se necesita ser un genio para saber que la convocatoria a integrar una fuerza policial local, como ocurre en todos los distritos, no interesaría a quienes tienen la capacidad de encarar una carrera universitaria gratuita o tienen la perspectiva de incursionar en algún trabajo menor remunerado, con mas seguridades, o alguna carrera debidamente estructurada, previsible y mejor remunerada. Ya de por sí es fácil de advertir que la salida laboral como favor político disponible en cantidades interesantes no obtendría lo mejor de lo mejor de la disponibilidad humana, porque precisamente esos buscan otros horizontes más prometedores y la institución policial, en este caso local, debe conformarse con lo queda.

En fin, triste consuelo nos queda a quienes nos toca nuevamente advertir que lo habíamos señalado y en más de una oportunidad, y que en la materia no puede improvisarse ni hay tiempo ni paciencia social para seguir con los experimentos. Quizás, solamente quizás, esto pueda servir de experiencia, no a la clase política a la que no turba el fracaso, sino a las instituciones sociales intermedias que tanto dicen estar preocupadas por la seguridad pública en advertir que como señalara hace más de cincuenta años el reconocido abogado y Comisario General de la Policía Federal Argentina Dr. Enrique Fentanes, que lo policial no es solamente un trabajo sino que constituye, tal como señala el título de su famoso trabajo, “LA CIENCIA DE LA POLICÍA”.

Miguel Ángel Reynoso

Secretario General

APROPOBA

www.apropoba.com.ar

central@apropoba.com.ar

Share

8 comments for “Mar del Plata con problemas para cubrir las vacantes en su policía local

  1. Bonito_Sueño
    01/07/2015 at 3:47 PM

    MAGISTRADOS A LA CARTA

    Todo se simplifica. Ahora, todo es “express”.

    Ya no son necesarios los complicados mecanismos que surgen de un librito delgado, de pocas páginas, llamado Constitución Nacional.

    Ahora, son vetustos esos anticuados conceptos (antes los llamábamos Garantías) de “juez natural” y de “debido proceso legal”.

    Ahora, es el cambio. El nuevo modelo de vida. El novel relato…
    Remover un magistrado judicial que no se adapte a la “nueva era”, por estos días, es cuestión de segundos.

    “¡Marche un juez abolicionista!”. “¿Para cuándo esos camaristas desestimadores?”. “¡Hace media hora que pedí un fiscal archivador!”… Y así.

    El Poder Judicial, hoy, está compuesto por sus cuadros permanentes y por una legión de “suplentes”, dispuestos a ingresar a la cancha cuando el técnico lo decida y “para lo que guste mandar”

    ¿Concursos de oposición y antecedentes? ¿Exámenes ante el Consejo de la Magistratura? ¿Acuerdo del Senado con mayorías preestablecidas en la Constitución?

    De ninguna manera. Esas son prácticas de la “vieja” Justicia, monárquica y corporativa, a la que hay que “democratizar”…

    Mientras tanto, se mantienen las vacantes en importantes cargos judiciales por años, se integran con magistrados subrogantes y, cuando éstos perjudican con alguna de sus resoluciones al gobierno, a los integrantes del gobierno, a los amigos o allegados de los integrantes del gobierno, etc., se los reemplaza por otros subrogantes o -directamente- por abogados de la matrícula o “conjueces”, consustanciados con el “modelo”.

    Se promueven leyes orgánicas del Ministerio Público en donde se establece la figura del fiscal coordinador de distrito, que es designado por la Procuradora General de la Nación, por dos años y es ese funcionario el que presenta un “plan” o un mecanismo para la asignación de los casos, que
    puede ser por turnos o por el sistema que se le ocurra.

    O también, se establece que la Procuradora General designe a los miembros del jurado para los concursos y prevé la creación de procuradurías especializadas…

    Es decir, ya se puede “elegir” juez o fiscal… Y si no nos gustan, los cambiamos!

    El panorama es sombrío. Pero estas breves reflexiones terminan con un dejo de optimismo.

    Siempre se puede estar un poco peor…

    Por ejemplo, el emperador Calígula nombró, con acuerdo del Senado de Roma, a su caballo Incitatus como Cónsul del Imperio.

    Marcelo Carlos Romero – Fiscal del Ministerio Público de la Pcia. de Buenos Aires – Miembro de Usina de Justicia

    • Javierferrero
      01/07/2015 at 4:07 PM

      Estimado

      No entiendo bien la frase “Siempre se puede estar un poco peor”. Entre Incitatus y algunos funcionarios designados, me quedo con Incitatus

  2. Emanuel
    01/07/2015 at 4:12 PM

    Soy de Mar del Plata y doy fe de lo escrito aquí. Brillante.

  3. Una coincidencia insólita ..????
    01/07/2015 at 4:20 PM

    Clarin.com 17/04/15

    Un jefe narco se instaló en el barrio donde vive el ministro de Seguridad

    Una coincidencia insólita en la provincia de Buenos Aires.Es el peruano “Marcos”, el capo de la villa 1-11-14, del Bajo Flores. Tiene un dúplex en el country de Ezeiza que habita desde hace décadas Alejandro Granados.

    A veces la realidad supera la ficción. Y en el mundo narco esto suele ocurrir con más frecuencia. Así lo demuestra un peculiar hecho, confirmado ayer por Clarín: el peruano Marco Antonio Estrada González –alias “Marcos”, condenado en tres causas como narcotraficante y líder del negocio de la droga en la villa 1-11-14 del Bajo Flores– vive en el mismo barrio privado que el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados.

    Tanto Granados como “Marcos” –quien actualmente está en libertad condicional– son vecinos de “La Celia”, un barrio privado ubicado en un ramal de la autopista Riccheri, a la altura del kilómetro 25, en Ezeiza. Ninguno está en la zona por casualidad: cada uno tiene su historia particular en el lugar.

    Granados fue intendente de Ezeiza y su familia reside en “La Celia” desde hace unas ocho décadas. Estrada González compró su primera propiedad en el lugar en 2005 y desde allí escapó a Paraguay en julio de 2007, cuando se ordenó su captura nacional e internacional como líder de una banda narco.

    Tanto Granados como “Marcos” –quien actualmente está en libertad condicional– son vecinos de “La Celia”, un barrio privado ubicado en un ramal de la autopista Riccheri, a la altura del kilómetro 25, en Ezeiza.

    En el country vive también la esposa del narco, Silvana Salazar. La mujer fue detenida en la misma causa por drogas que “Marcos”. Pero luego se le otorgó la prisión domiciliaria para que pudiera cuidar a sus tres hijos y volvió a instalarse en “La Celia”.

    “Marcos” finalmente fue detenido en noviembre de 2007 en Asunción. La cercanía de “La Celia” con el penal de Ezeiza, donde fue recluido el narco, facilitaba las constantes visitas de sus laderos a su mujer: iban y venían llevando mensajes de la cárcel al country.

    Fue precisamente cuando la Justicia federal de Capital corroboró el sistema de “correos personales” que funcionaba entre “La Celia” y el penal de Ezeiza que se decidió revocar la prisión domiciliaria que gozaba Silvana Salazar.

    Entre 2013 y 2014, tanto Salazar como “Marcos” lograron salir de la cárcel por la puerta grande. Gracias a la firma de dos juicios abreviados consiguieron condenas menores (ella, a 8 años de prisión y él, a 10) y se les otorgó la libertad condicional. En esa situación legal se encuentran actualmente.

    Ya en libertad, el matrimonio se afincó definitivamente en el country de Ezeiza. En el lugar, según fuentes judiciales y policiales consultadas por Clarín, viven en un dúplex pero también habrían comprado otros terrenos.

    Entre 2013 y 2014, tanto Salazar como “Marcos” lograron salir de la cárcel por la puerta grande. Gracias a la firma de dos juicios abreviados consiguieron condenas menores.

    “Incluso instalaron un local donde funciona un templo evangélico y ‘Marcos’ construyó una pista de skate para los hijos de los vecinos”, confió una de las fuentes consultadas por Clarín.

    En el barrio se cuentan muchas historias de “Marcos” y su familia dado que, al parecer, en “La Celia” también tendrían propiedades uno de sus hermanos y un sobrino. Una sostiene que hace poco el matrimonio Estrada–Salazar festejó en su dúplex el cumpleaños de su hijo menor y que, como souvenir y recuerdo de la fiesta, cada chico se llevó a su casa una tablet. Algunos padres la devolvieron, otros no.

    La historia del ministro Alejandro Granados en el barrio es mucho más antigua –su propiedad pertenecía a sus padres– y en ella resalta un episodio violento. En noviembre de 1999, tres ladrones intentaron robar su casa en “La Celia”. Cuando entraron, el entonces intendente los recibió a los balazos y frustró el asalto.

    Según pudo saber Clarín, el hecho de tener de vecino a uno de los narcos más pesados y conocidos de la Argentina no le provoca ninguna gracia al ministro.

    “Tenemos que poner mano dura: o caía muerto yo o caían muertos ellos”, dijo en aquel momento a la prensa, mientras mostraba la herida de bala que le habían provocado en una mano. “Era el malviviente o yo: ojalá le hubiera pegado. Lamentablemente tuve mala puntería”, agregó.

    Según pudo saber Clarín, el hecho de tener de vecino a uno de los narcos más pesados y conocidos de la Argentina no le provoca ninguna gracia al ministro. Pero la realidad es que puede hacer poco al respecto: las causas de narcotráfico contra “Marcos” no tramitaron en la Justicia bonaerense y Estrada González no está prófugo, por lo que puede estar en su casa sin ningún problema. Goza de libertad condicional y su pena vence en 2017.

    “Esta situación le es totalmente ajena al ministro y quien se debe ocupar de él (por “Marcos”) es la Justicia, que fue la que le otorgó la libertad condicional y la que frenó un pedido de la Dirección de Migraciones para expulsarlo del país”, dijeron ayer a Clarín fuentes del Ministerio de Seguridad.

  4. Ley de MIGRAICIONES YA
    01/07/2015 at 6:12 PM

    Para poder empezar solucionar el monstruo de la inseguridad, el tema debe encararse integralmente y cooperativamente.
    A los Legisladores :
    1) Modificación a la ley de migraciones, con mayor control al ingreso de extranjeros, con la expulsión de delincuentes extranjeros.

    2 ) Ley del arrepentido, con reducción de penas

    3) Incrementar las penas a policias y funcionarios acusados de corrupción.

    4) Echar al Director de la UIF, Unidad de inteligencia financiera (Sbatella) por negligente o complice al solamente investigar el 1 % de las operaciones sospechosas, cuando en cualquier país del mundo se investigasn entre el 60% y el (=%

  5. LAS POLICIAS LOCALES LAS COPAN LOS NARCOS
    01/07/2015 at 6:15 PM

    En la seguridad internacional, las policías municipales o locales no funcionan porque son fácilmente coptables.

    Esta es una aberración de la complementación de la seguridad ciudadana.

  6. A long blue road
    01/07/2015 at 7:35 PM

  7. La "justicia socialista-KK"
    02/07/2015 at 4:06 PM

    Denunciaron al juez Beltramone por escuchas ilegales

    Santa Fe, 2 de jul/15 (APROPOL) –

    En la mañana de hoy, Alberto Martínez acompañado por el Dr. Romeo Díaz Duarte concurrieron a una audiencia en el Tribunal Federal que investiga la denuncia de presunta sedición por los hechos ocurridos en diciembre de 2013. Se confirmaron escuchas clandestinas y la complicidad de la justicia provincial para incorporarlas de manera ilegal al armado de una causa contra Martínez.

    Respondiendo a la citación, el titular de nuestro gremio, Alberto Martínez junto a su abogado patrocinante el Dr. Romeo Díaz Duarte se presentaron ante el Juzgado federal Nº 1 a cargo del Dr. Reinaldo Rodríguez que debió incorporar la causa que se llevaba en la justicia provincial por una supuesta amenazas a través de mensajes de textos que denunció el gobernador Bonfatti y que la Corte Suprema de Justicia de la Nación estableció se adosaran a la otra causa donde se investiga una presunta sedición por los hechos del “Histórico Salariazo Policial de diciembre de 2013”.

    El tramite fue muy corto y en la audiencia Martínez reconoció los mensajes y pidió “se incorporen como elemento para su defensa ante las acusaciones” ya que dijo en su declaración:

    “Son la muestra más clara de que se pedía aumento de sueldos y no otra cosa”. También acuso al Fiscal Federal Walter Rodríguez (al que señaló ante medios periodísticos como ariete de la organización filo terrorista Movimiento Evita) que sesgó la prueba y no incorporó el primer mensaje que es el más explicito y demuestra lo que sostuvo nuestro dirigente. El funcionario tampoco estuvo presente en la audiencia.
    “Bonfatti me dio los números de sus teléfonos”

    Martínez declaro que: “No era la primera vez que enviaba mensajes a Bonfatti y que lo hizo a los mismos números de siempre y que el propio funcionario le dio para tal fin” recordó a la vez que subrayó que esta decisión de denunciarlo y allanarle su vivienda es una muestra de persecución política no solo a él o a APROPOL sino a los propios trabajadores que reclamaron por esos días un salario justo y digno”.

    Todo ilegal

    De la compulsa del expediente el Dr. Díaz Duarte advierte irregularidades que señalo en cuanto a la incorporación de las escuchas telefónicas al expediente que inició la justicia provincial y se denunció ante las autoridades federales.

    En este aspecto Martínez señaló en su declaración que tiene la certeza de que la causa esta armada para perjudicarme y que la SIDE hizo una vez más escuchas clandestinas que es grave pero que este hecho es mucho más grave por cuanto hoy constato que el juez Beltramone las incorporo ilegalmente violando la ley”.

    Nos escondieron el sumario hasta hoy

    Sobre este tema agregó que: “Ahora me termina de cerrar con grado de certeza el porque Beltramone nunca me atendió a mi ni tampoco a mi abogado en Rosario, esta claro que me ocultaron deliberadamente el sumario que es la primera vez que lo vemos” y siguió:

    “Esto no es una anécdota, es la violación mas palmaria de mis derechos esenciales a manos del gobierno provincial y sus acólitos en el Poder Judicial”.

    Luna una jueza de la servilleta socialista

    Martínez denunció que “violando el Código Procesal Penal Bonfatti mando a duplicar en dos juzgados la denuncia por lo que el sueña son amenazas y no me cabe la menor duda de que cuando lo hicieron en el juzgado de Instrucción 4ta de la ciudad de Santa Fe a cargo de la Dra. Luna es porque es una “jueza de la servilleta socialista” que en medio de la Navidad y e Año Nuevo del 2013 intentó desesperadamente detenerme para dejarme toda la feria detenido”.

    La mano de “Baraguirre”

    El líder del gremio recalcó: “Detrás de este montaje está la mano perversa del Procurado de la Corte Jorge Baraguirre que me persigue porque lo denuncié como uno de los funcionario que mando a violar la MAC de Luis Medina y que sabe más de lo que dice sobre el asesinato del comisario Guillermo Morgans” recalco.
    Se viene el reconocimiento a los sindicatos

    Finalmente declaró que “El 13 de Agosto próximo la Corte Suprema de Justicia de la Nación citó a “audiencia de conciliación” al sindicato SIPOBA (Buenos Aires) y al Ministerio de Trabajo de la Nación para avanzar en ver “como” se reconocerán los sindicatos policiales a nivel nacional” y remató diciendo que “Esto da por tierra el principal argumento del Fiscal Rodríguez en esta causa que dice que somos sediciosos porque no tenemos derecho a tener sindicato” concluyó.

    Oral y público

    APROPOL avanzara en las denuncias por esta ilegalidades y aspira a un pronto juicio oral y público donde se ventilen todas estas cuestiones de una gravedad institucional como pocas veces establecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *