Curso express de hidráulica

Susana MerloLo que no se logró con años de pérdidas de todo tipo, y con reclamos, más o menos insistentes, se está consiguiendo ahora en unas pocas semanas con lluvias torrenciales. Es que el agua se coló a pleno en la campaña política y los candidatos que hasta no hace mucho parecían impermeables a estos temas, de golpe se están viendo en la necesidad de tener que salir a decir algo, a explicar porque después de tanto tiempo (y con la misma administración), las obras aún no están completadas, y no se sabe que pasó con los fondos que se habían previsto para hacerlas.

Por supuesto que ahora tampoco hay tiempo para recuperar ni mínimamente el atraso, y que de aquí a las elecciones de octubre es poco y nada lo que se puede avanzar efectivamente. Sin embargo, los políticos, sobre todo los bonaerenses, saben que el tema de las inundaciones es un punto flojo, inevitable, y que va a ser usado por los opositores para pegar, sabiendo que se trata de uno de los aspectos más vulnerables.

Mala coyuntura, sin duda: fin de ciclo, fenómeno de El Niño aparentemente a pleno, y elecciones justo en primavera, uno de los momentos (con el otoño siguiente) en el que el fenómeno se expresa con mayor magnitud, o sea, con lluvias más abundantes.

El asunto es que el tema no es nuevo. Ni El Niño, un proceso histórico, ni las inundaciones periódicas. Por caso, un trabajo de CADIA (Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos) dice que: “en diciembre de 1890, el desborde del arroyo Cañada en Córdoba dejó 200 muertos y miles de heridos y damnificados. La crecida del río Uruguay en abril de 1959 dejó un saldo de 13 muertos y miles de evacuados. En marzo de 1983 la inundación de Victoria, Entre Ríos con miles de evacuados y un millón de hectáreas anegadas. En Formosa, en mayo de 1983, el río Paraguay alcanzó una marca de 10,73 (70.000 evacuados). Buenos Aires mayo de 1985: cayeron 300 mm en menos de 24 horas (600.000 afectados, 15 muertos). En San Carlos Minas, Córdoba en enero de 1992 el desborde del arroyo Noquinet dejó un saldo de 45 muertos. En Pergamino, provincia de Buenos Aires, el 7 de abril de 1995 una lluvia intensa durante 3 horas produjo la muerte de 3 personas y 13.000 evacuados. Santa Fe abril de 2003: el Salado desbordó y en pocas horas inundó a más de la mitad de la ciudad (60.000 evacuados y 130 muertos). En Buenos Aires en abril de 2013 cayeron 160 milímetros, murieron 8 personas y hubo 1000 evacuados. En el mismo año en La Plata miles de damnificados y una centena de muertos”.

También se podrían mencionar las lluvias extraordinarias de Pascua del ’98 (700 mm en dos días) que amenazaron con anegar la ciudad correntina de Goya, y otras tantas más.

El hecho es que en la historia de las últimas décadas fueron varios los casos, aunque los más recordados por los más graves daños económicos, se refieren a los que ocurrieron en el corazón de la Pampa Húmeda con desbordes del Río V que, desde Córdoba inundaba el nor-noroeste de Buenos Aires. Naturalmente los excesos del Salado a lo largo de todo su cauce y también la Laguna La Picaza, en el sur de Santa Fe, cuyo derrame también confluía sobre el norte bonaerense.

Estos últimos determinaron el acuerdo interprovincial que concluyó con la elaboración a fines de los ´90, del Plan Maestro, obra de 3 tramos, que serviría para normalizar, al menos, esta parte de la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, a poco de iniciarse comenzaron las alteraciones, de hecho, la parte nacional no registra avances desde 2008, y el fondo que preveía recursos “específicos” para estas obras los perdió por votación del Congreso que aprobó la “inespecificidad” de parte de los mismos.

Al momento, sólo se completó el primer tramo (aguas abajo), y una parte del segundo, mientras que el resto está pendiente e, incluso, varias obras complementarias se abandonaron.

Recursos del Fideicomiso de Infraestructura Hídrica. Período 2001-2011.

Asignación por área de gasto.

AñoÁreas ruralesÁreas urbanas
2001$ 47.781.256,06$ 0,00
2003$ 224.122.875,36$ 0,00
2005$ 684.325.095,68$ 0,00
2006$ 0,00$ 3.985.215,98
2007$ 0,00$ 248.353.355,10
2008$ 0,00$ 35.122.857,04
2009$ 23.153.185,29$ 437.720.526,50
2010$ 12.092.055,00$ 110.481.699,00
2011$ 3.710.566,83$ 237.846.290,70

 

La complejidad del trabajo ya había sido planteada, en 1884 por Florentino Ameghino, de las Secas y las Inundaciones en la Pampa, y entre sus conclusiones más importantes señalaba: “Cubrir la llanura bonaerense de represas, estanques y lagunas artificiales combinadas con canales y plantaciones de arboledas en gran escala sería indudablemente una obra más colosal que la proyectada de desagüe simple e ilimitado, pero de resultados benéficos que permitirían un enorme desarrollo de la ganadería y la agricultura que no estarían ya expuestas a los azares de las inundaciones y las secas, y aumentarían de un modo extraordinario el valor de las tierras en beneficio de cada uno y de la comunidad; mientras que el proyecto de desagüe simple e ilimitado no tan sólo no reportaría tales ventajas sino que por razones que acabo de manifestar, creo daría resultados desastrosos”(CADIA 2015)

El punto es que, además de las obras inconclusas, ante el “Estado ausente”, proliferaron los canales clandestinos para drenar anárquicamente las aguas (que luego se necesitan en épocas de seca), mientras que los reservorios naturales en muchos municipios (lagunas, etc.) se mantienen colmatados para su aprovechamiento turístico y deportivo, y no como salvaguarda para los excesos hídricos, y no hay nadie que finalmente controle todo esto.

Así las cosas, el agua les explotó en la cara a los candidatos que deberán cursar a paso redoblado Hidráulica I y II, aunque sea para intentar respuestas que no existen, igual que los legisladores que votaron la inespecificidad de los fondos que debían aplicarse a evitar que la provincia y el país siguieran perdiendo cantidades extraordinarias de recursos humanos y económicos.

Susana Merlo

Campo 2.0

6 comments for “Curso express de hidráulica

  1. 29/08/2015 at 12:13 PM

    Lo correcto; dragar desde aguas abajo hacia aguas arriba. Los canales no son clandestinos; un Intendente “sabe” lo que ocurre en su Distrito

  2. A long blue road
    29/08/2015 at 2:27 PM

    Nuevo fenómeno “El Niño” impactará en la campaña agrícola 2015-2016

    El episodio climático también conocido como “El Enzo” llegará más temprano de lo previsto a la Argentina y afectará por los vientos y la precipitación a la producción agrícola, según anunciaron diversos servicios meteorológicos del mundo.

    Un inicio temprano del fenómeno El Niño, de considerable intensidad, impactará sobre la campaña agrícola argentina 2015-2016, coincidieron este viernes la mayoría de los servicios meteorológicos del mundo. Durante las últimas semanas, el Océano Pacífico Ecuatorial continuó con un calentamiento por encima de lo normal lo que provocó el comienzo de El Niño (también denominado El Enzo), confirmó el especialista en agroclimatología Eduardo Sierra, en un reporte especial de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

    Explicó que “adicionalmente, se observa un calentamiento del Océano Indico, que podría estar asociado al desarrollo de una fase positiva del Dipolo del Océano Indico (IOD), lo cual suele acentuar los efectos de El Niño”.

    La influencia del calentamiento del Atlántico provocará fuertes tormentas sobre el Litoral Fluvial, “pero reduciendo, al mismo tiempo, la llegada de lluvias hacia el interior del área agrícola”, aseguró el especialista.

    Sierra dijo que “el calentamiento del Atlántico imprimirá una fuerte irregularidad a la marcha de las precipitaciones, haciendo que se alternen prolongadas rachas de tormentas, con riesgo de anegamiento de los campos bajos”.

    “Con igualmente prolongadas rachas de bloqueo, durante las cuales predominarán condiciones secas y calurosas, que consumirán las reservas de humedad de los suelos”, anunció.

    Se espera que, durante la presente temporada, la circulación polar se vigorice, con un incremento de las irrupciones de aire polar, frío y seco, que provocarán heladas intensas desde mediados del otoño hasta el inicio de la primavera.

    Los pronósticos indican el posible estado del Océano Pacífico Ecuatorial hacia el mes de octubre, o sea hacia el comienzo de la primavera. Desde octubre hasta marzo próximos, el este de la región del Chaco, la Mesopotamia, el centro y el este de la Región Pampeana y la República Oriental del Uruguay observarán tiempo cálido y húmedo, con precipitaciones superiores a lo normal, con alto riesgo de tormentas severas, con granizo y vientos.

    El norte de Cuyo y el centro y el sur del área agrícola chilena observarán precipitaciones normales a superiores a lo normal, aunque muy irregulares en su distribución, tanto en el espacio como en el tiempo.

    Contrariamente, el norte del área agrícola chilena, el sur de Cuyo y el sudoeste de la Región Pampeana observarán tiempo predominantemente seco y extremadamente caluroso, con precipitaciones inferiores a lo normal. Cada tanto, el tiempo seco y caluroso dará paso a cortas rachas de tormentas, que generarán el riesgo de granizo y vientos, pero cuyas precipitaciones serán insuficientes para compensar el consumo de humedad de los cultivos y pasturas.

    “Tal como sucede en los episodios de El Niño, las áreas montañosas recibirán buenas nevadas, asegurando un buen aporte de agua para riego cuando se produzca el deshielo primaveral”, manifestó Sierra.

    Durante la última parte del otoño se percibirán algunos efectos tempranos de El Enzo como intensas tormentas en el este del NOA; centro y el sur del Paraguay; Región del Chaco; norte y el centro de la Mesopotamia; sur del Brasil; nordeste de la Región Pampeana; y la mayor parte del Uruguay.

    El sistema climático de los vientos polares provocará heladas en la mayor parte del área agrícola argentina. Contrariamente, el centro y el oeste del NOA, Cuyo, el norte de la Patagonia Argentina y la mayor parte de la Región Pampeana observarán precipitaciones moderadas a escasas, con focos aislados de valores moderados. Durante el invierno 2015 se acentuarán los procesos que comenzaron a desarrollarse durante el otoño.

    Fuente BAE – NEGOCIOS

  3. Javierferrero
    29/08/2015 at 3:04 PM

    Siempre se consideró que las lagunas de la provincia de Buenos Aires eran una maldición que impedían la agricultura y que, como máximo, servían para la atraccion turistica (normalmente vinculada a la pesca)

    Pero nunca se hizo un proyuecto para utilizarlas para piscicultura generando una actividad altamente rentable que no dependiera del agro. Dicha pesca podría ser aprovechada en fresco, congelada o envasada.

    Asimismo, algunas de esas lagunas son el habitat natural de la nutria que se las caza por su piel. Pero no existen planes para organizar criaderos de nutrias y una industria peletera que pudiera dar trabajo de calidad a muchos habitantes.

    Por ahora, como dice el artículo, todos tratan de sacase el agua de encima lo mas rapidamente posible sin medir las consecuencias ni como la podrian aprovechar

    • Wenceslao - PEHUAJO
      29/08/2015 at 8:58 PM

      Estimado Javier, el problema no son las lagunas naturales, sino aquellas que eventualmente se forman debido a excedentes hídricos como consecuencia del desmanejo o del manejo descontrolado del agua. En mis 63 años no he conocido ni oído a ningún productor quejarse de las lagunas de Chascomús, Cochicó y Alsina (Guaminí) o las Mellizas (Pehuajó).
      Las que aparecen por la presencia de lluvias intensas y AUSENCIA de Estado inmenso pero inútil y desaparecen cuando la media anual vuelve a la normalidad, no sirven ni para la piscicultura ni para la explotación de nutrias ni para la agrícolaganadera, pues quedan bajos (por la depresión que la masa de agua imprime al terreno) compactos y la mayoría de las veces salitrosos que impiden cualquier actividad productiva, pues lo aconsejable es no moverlos hasta que se vayan recuperando solos, si el tiempo sigue acompañando..
      En cuanto a las nutrias, mientras hay agua, tenemos abundantes así como la visita de nutrieros furtivos y también faltantes de algún o algunos terneros, cuando no de herramientas o cualquier objeto dentro del mismo casco de los establecimientos. Pero estos simpáticos animalitos también se van o se apestan cuando el agua se evapora, se absorbe o escurre. Los no tan simpáticos nutrieros vuelven a sus planes “no trabajar” y a holgazanear por el pueblo, cuando no al raterismo.
      En definitiva, de lo que se trata no es “sacase el agua de encima lo más rapidamente posible” sino que un campo con buena aptitud agrícola y receptividad ganadera no se nos inunde para lo cual hace falta un Estado PRESENTE que con el dinero que nos sacan, vía pesada carga tributaria ordinaria y extraordinaria (retenciones), nos devuelva algo en OBRAS aprovechando los reservorios y lagunas naturales, como muy bien dice la autora, Ing. Susana Merlo.
      Mi afectuoso saludo y que pase un buen fin de semana.

  4. IGUAL QUE SCIOLI........
    30/08/2015 at 4:55 PM

    Sur de la Florida AGOSTO 28, 2015

    Florida se prepara para la llegada de la tormenta tropical Erika

    Empleados de Hollywood Public Works distribuyen bolsas de arena gratuitas para coches mientras los residentes de la ciudad se preparan para una tormenta tropical Erika el 29 de agosto de 2015…………………..EL NUEVO HERALD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *