Sólo palabras

El gobierno y sus defensores son los que más hablan mencionando a cada instante la palabra “odio”; parecería que se han enamorado de ella y la repiten una y otra vez; así esa palabra y su significado se mantendrá vigente en el cuerpo social, cuando lo que se debería procurar es desterrarla.

En tanto, el presidente derrama por doquiera que se encuentre, discursos bonitos. En ellos señala lo que deberíamos hacer para vivir en un país, el nuestro, con inclusión, desarrollo y solidaridad. Se olvida que gobierna; se olvida que debe trazar políticas para que se alcancen esos deseados objetivos. Tal vez no sepa que la política debe ser mucho más que palabras; tiene que basarse fundamentalmente, inexorablemente, en hechos.

Jorge Augusto Cardoso

DNI: 7784561

jinete@outlook.com

Share
Subscribe
Notify of
guest

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Pedro Pérez Quevedo
Pedro Pérez Quevedo
17 days ago

De acuerdo. Así debe ser pero en el patológico régimen «K» entre las palabras y los hechos no hay ninguna relación.

Epicardio
17 days ago

Excelente definición de la descripcion que le antecede. No se le puede pedir a un burro que ladre ni a un perro que maulle y menos que ambos vuelen.