El PJ bonaerense se quedó con la interlocución política opositora ante el gobierno nacional y provincial

Gustavo Menéndez asumió la presidencia del PJ Bonaerense y no pierde tiempo. En apenas una semana hizo un raid impresionante para poner en marcha las nuevas autoridades locales de los consejos partidarios. Algunos de los sitios donde ha estado en las últimas horas se apilan de toda la geografía bonaerense. Desde el propio Merlo, pasando por Bahía Blanca, Monte Hermoso, San Isidro, San Miguel, Pilar, Luján y 25 de Mayo entre otros sitios. Al filo del 2018, el intendente de Merlo además fue parte de la reunión con Rogelio Frigerio en el ministerio del interior. La distribución de las obras públicas como eje central.

El nuevo presidente del PJ se propone darle visibilidad y una nueva impronta al partido que estaba adormecido en varios aspectos. La manera de moverse en los últimos días es una muestra que Menéndez busca con su hiperactividad aprovechar cada minuto de su nueva tarea para construir un espacio que sea parte central de la discusión política del peronismo que viene. ¿Suma a Massa? Por ahora, pareciera que no. Pero sí algo han logrado: convertirse en los nuevos interlocutores bonaerense con el gobierno nacional y provincial.

Datos que afirman la teoría. La reunión en Casa de Gobierno con el ministro del Interior Rogelio Frigerio donde llegaron Gustavo Menéndez, Martín Insaurralde, Mariano Cascallares, Bali Bucca y Diego Bossio. Es decir, los intendentes del nuevo grupo que conduce el PJ. Un signo del cambio de época es que el año pasado, para esta fecha, Frigerio se reunía con Sergio Massa y su equipo, encuentro que terminó en polémica por la foto que borró de la mesa el sushi.

Además, María Eugenia Vidal decidió avanzar en un acuerdo con los intendentes mencionados para lograr la aprobación de las leyes más importantes. Lo que antes le garantizaba el massismo en pleno, ahora lo cerró con los jefes comunales del PJ. Eso no significa que con Massa no establezca también sus entendimientos. Sabido que es la relación de Massa con Vidal es muy distinta que con Mauricio Macri y Marcos Peña. “María Eugenia es cuasi peronista”, suelen decir dirigentes del conurbano. Además su histórico vínculo político con Horacio Rodríguez Larreta la relaciona de otro modo con el líder del Frente Renovador.

Pero volviendo al tema partidario. En cada uno de sus recorridas, Menéndez suele mostrarse con un grupo cercano. Puede llegar con intendentes o ex intendentes, pero no suelen faltar el operador político Héctor Ruiz Díaz, el concejal de San Miguel Franco La Porta y en las últimas recorridas se lo vi mucho al ahora diputado y ex intendente de José C. Paz, Carlos Urquiaga. ¿Cómo repercute en la relación con Ishii? Ello está por verse. El alcalde paceño preside el PJ local pero se muestra más animado a seguir construyendo hospitales que a los menesteres partidarios. Así suele expresarlo. En el caso de Urquiaga, que asumió en la cámara baja en reemplazo de Horacio González, forma parte de bloque de los intendentes.

Es verdad que la relación institucional del PJ bonaerense con Cambiemos ya trae divergencias con los sectores más ultra K como La Cámpora que en la voz del procesado Cuervo Larroque salió a hablar de Unidad de manera peyorativa. A ello se sumaron voces como los intendentes de Ensenada Mario Secco y de San Antonio de Areco, Paco Durañona.

En medio de ello, también hay intendentes y ex intendentes que aceleraron sus encuentros para marcar posiciones a futuro. Y la duda de cuál será el rol de CFK es clave. La ex presidente ha dado una señal muy fuerte a fin de año. Encabezó en Avellaneda un cuasi acto de campaña. Mensaje claro. El peronismo deberá sortear primero a ella, para después pensar en destronar a Cambiemos. Así se va 2017.

Sebastián Dumont

Share

1 comment for “El PJ bonaerense se quedó con la interlocución política opositora ante el gobierno nacional y provincial

  1. Miguel Ángel de Renzis
    31/12/2017 at 6:12 PM

    ¡Cuán lindo! Tenemos interlocución política en vez de resistencia a muerte…

    Son todos iguales. Este es EL AÑO DEL TARUCA

    En la fauna económica de Cambiemos aparecerá en breve el Hippocamelus antisensis, que pertenece a la clase mammalia, integra la familia cervidae del orden artiodáctila.

    Usar la explicación científica para definir un animal nativo en extinción, vulgarmente conocido como el ciervo de los cerros, que es habitante habitual de la provincia de Salta conocido como taruca o venado, es lo mismo que la explicación económica vinculada a las metas y los objetivos con la que el trinomio de Nicolas Dujovne, ministro de Hacienda, Luis Caputo, ministro de Finanzas y Federico Sturzenegger, presidente del Central, junto con el cuarto mosquetero Marcos Peña, pretendió explicar en difícil el fracaso del plan económico.

    En la fauna de Cambiemos, taruca aparecerá valiendo cien pesos. Y quizás nunca tan bien elegido el billete y el valor, pues es un animal en extinción, al igual que los cien pesos.

    A Roca lo reemplazaron por Evita, y a los dos los reemplazarán por el taruca.

    Ya reemplazaron a Rosas por un guanaco y posiblemente escondan en el fondo la ilusión no difundida de un animal no autóctono pero sí representativo: el gorila, que en la meta de la desvalorización del peso, podría valer un millón.

    El traslado de los recursos de los que menos tienen a los que más tienen fue la mayor obra del despojo de los últimos dos años.

    Se liberaron las importaciones; quebraron una enorme cantidad de Pymes. Y se apostó a la Argentina pre peronista, es decir a la Argentina agroexportadora de materia prima e importadora del resto. Reemplazamos la industrialización por la timba financiera, y se pretendió bajar la inflación con recesión.

    Estos intentos fracasaron, y el país tiene una balanza comercial negativa de 10.000 millones de dólares con relación al año anterior, donde habíamos tenido un superávit de 2.000 millones.

    Caputo firmó deudas a cien años sin que nadie reaccionara en el Parlamento, y el Poder Ejecutivo endeudó a la Argentina en dos años en 100.000 millones de dólares más, a lo que hay que sumar endeudamientos en el exterior de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza, Jujuy, La Rioja. Por primera vez en la historia se endeudaron el Banco Provincia y el Banco Ciudad en el exterior. Y pagamos de intereses por día el equivalente a un moderno hospital bien instalado.

    Se sinceraron en la conferencia de prensa que van a seguir endeudando al país en 30.000 millones de dólares en 2018 y en 26.000 millones de dólares en 2019.

    Mientras tanto se produjo la más fenomenal transferencia de los que menos tienen a los que más tienen: jubilados, pensionados, veteranos de guerra, AUH, más los aumentos de gas, electricidad, agua, teléfonos, celulares, transporte, prepagas, ABL, impuesto inmobiliario, por nombrar algunos de los hechos resonantes de la colosal transferencia económica.

    Y ahora van por la reforma laboral para tener mano de obra barata para las transnacionales: coolíes. La falta de control de precios provocó el abuso de las cadenas de supermercados y más allá del Indec, el saber cuánto cuesta llenar un changuito comparativamente a años anteriores va a dar respuesta al gobierno de los globos, con un presidente que se toma muchas vacaciones cuando gran parte de la población está de vacaciones forzadas por falta de trabajo.

    So pretexto de que se necesita un dólar más caro para favorecer la exportación, terminan de devaluar el 10% el peso argentino. Ya no es que Roca o Evita valen menos: ya antes de salir, el taruca vale menos.

    La trampa es fácil de explicar. Las reservas están en dólares y las deudas, en pesos. Con la devaluación pretenden mostrar que hay respaldo para lo que se emitió.

    Pero esa no es la verdad. La verdad es el festival de Lebacs. Si hoy se pretendieran cobrar, no alcanzan las reservas para pagarlas.

    El presidente del Central es el mismo que el del megacanje en la época de De la Ruina. El ministro de Finanzas manejaba un fondo off shore en la Islas Caiman. Y un fondo amigo de Caputo compró parte de la deuda que firma el ministro. Y Dujovne declaró cuando asumió 96 millones de pesos de patrimonio de los cuales 74 millones los tiene en el exterior.

    Por más que Marcos Peña Braun se esmere, no son creíbles.

    Por eso pensamos que aunque no sea autóctono, en la fauna de Cambiemos, el gorila rendiría justo homenaje.

    La seguimos por este medio y por YouTube hasta marzo, en que volvemos a la radio.

    Es difícil desear un próspero año nuev. Pero al menos que sepan que no nos resignamos al despojo de la ceocracia.

    MIGUEL ANGEL DE RENZIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *