Corsi e ricorsi

corsi-e-ricorsi-cuba

Mi homenaje al pueblo cubano.

Dejemos por un momento a Fidel Castro a un costado y pensemos un poco en el sufrido pueblo cubano.

Hace poco más de un siglo Cuba era la última pertenencia española en América. Y dados los tiempos de independencia que corrían por el continente, la Corona y los súbditos estaban preparando una pacífica y cálida despedida… la Libertad cubana estaba a las puertas.

Pero un “simple” detalle mercantil estaba al acecho para bloquear la consensuada apertura: La mayor riqueza de la isla era la explotación de la caña de azúcar, los grandes ingenios estaban en manos de consorcios norteamericanos y la inminente independencia cubana llevaría implícita la nacionalización de los mismos.

Los sucesos posteriores son dignos de una novela de espionaje. Estados Unidos no podía permitir la pérdida de semejantes fuentes de ingresos, tampoco que un país “neutral” bloqueara su salida al mundo, dado que el puerto más importante a esos años era Nueva Orleans en la desembocadura del Mississippi, que en su extenso recorrido recogía los frutos del país para su exportación. (Pocos años después Estados Unidos forzó la independencia de la provincia Colombiana de Panamá a cambio de controlar por un siglo el Canal y facilitar su llegada a oriente, Tratado Hay-Bunau-Varilla, 18/11/1903)

Fue así que su servicio secreto maquinó una trampa mortal para las aspiraciones independentistas de los isleños.

El acorazado “Maine”, surto en el puerto de La Habana, voló por los aires la mañana del 15 de febrero de 1898, lo que dio lugar a que Estados Unidos, sin permitir peritajes neutrales de ninguna especie, responsabilizara a España y le declarara la guerra con el conocido resultado de la absoluta derrota hispana. A la concientización del pueblo estadounidense, exigiendo la declaración de guerra, influyó, a través de sus cadenas de periódicos sensacionalistas, el magnate William Randolph Hearst… “remember the Maine to hell with Spain” era su arenga bélica.

Finalmente, derrotada España, el 10 de diciembre de 1898 se firmó en París el Tratado de Paz cuyos primeros artículos son del siguiente tenor:

Artículo I

España renuncia todo derecho de soberanía y propiedad sobre Cuba. En atención a que dicha isla, cuando sea evacuada por España, va a ser ocupada por los Estados Unidos, los Estados Unidos mientras dure su ocupación, tomarán sobre sí y cumplirán las obligaciones que por el hecho de ocuparla, les impone el Derecho Internacional, para la protección de vidas y haciendas.

Artículo II

España entrega a los Estados Unidos la Isla de Puerto Rico y las demás que están ahora bajo su soberanía en las Indias Occidentales, y la Isla de Guam en el Archipiélago de las Marianas o Ladrones.

Artículo III

España entrega a los Estados Unidos el archipiélago conocido por las Islas Filipinas, que comprende las islas situadas dentro de las líneas siguientes… Siguen las coordenadas filipinas…

Cuba no pudo siquiera dictarse su propia Constitución, dado que la misma fue redactada en Washington, desde donde por décadas manejaron gobiernos títeres en la isla.

Pasado más de medio siglo del hundimiento del Maine, el almirante H. G. Rickover, jefe de la División Nuclear de la Armada estadounidense, llevó a cabo una profunda investigación que dio como resultado que España no había sido responsable de la explosión.

Pero ya era demasiado tarde…

Y cuando finalmente los hermanos cubanos creyeron que con la caída y fuga de Fulgencio Batista acabarían sus pesares… Fidel, Raúl, Camilo, el Che y demás lacras se encargaron de prolongar sus pesadillas…

Van 120 años de penurias… Es hora que Cuba se ponga de pie, en paz y concordia por sus propios medios.

Dios así lo quiera.

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

7 comments for “Corsi e ricorsi

  1. Jorge de San Miguel
    30/11/2016 at 8:52 PM

    Muy buen artículo, muchas gracias.

  2. josé corvalán
    01/12/2016 at 12:09 AM

    Sí es buenísimo el artículo, repara en hechos que casualmente siempre pasan desapercibidos. Los verdaderos autores de la cruenta parodia como hecho desencadenante, sus auspiciantes y los motivos de estos últimos para provocar el resultado. También las muchas y humillantes consecuencias inmediatas y mediatas de ese curso histórico en la vida de millones de personas que vivieron esos acontecimientos decisivos y esencialmente pérfidos, con total inocencia. Algunas consecuencias mediatas van a parar a la misma bolsa de las aberraciones: Fidel Castro, Escobar Gaviria, Fulgencio Batista, Meyer Lanski y Lucky Luciano, son todos de la misma calaña, y no es casualidad que le den continuidad perfecta a la matriz de sometimiento y tiranía aún hoy vigente. El pagador inexorable es siempre el conjunto de pobladores de Cuba. Es como para desearles que alguna vez puedan conocer y defender con éxito la vigencia de libertades individuales en esa bonita y desafortunada isla.-

  3. EL CANTARO
    01/12/2016 at 8:25 AM

    A LA GENTE DE AQUI QUE AMO A FIDEL HABIA QUE IMITAR LO QUE HIZO , EN LA REVOLUCION NO HAY LUGAR PARA LA VAGANCIA LA POLITICA RENTADA , LEYES PARA HOMOSEXUALES COLEGIOS CON MAESTROS QUE NO DAN CLASE NI TAMPOCO EDUCAN, EL HOSPITAL NO ES GRATIS, NO VAN A PARIR MUJERES DE PAISES VECINOS
    HAY PAREDÓN Y CÁRCEL Y NADA DE SUBSIDIOS Y PLANES JUBILACIONES A LOS QUE NUNCA TRABAJARON, Y SON CIUDADANOS EXTRANJEROS FACULTADES TOMADAS POR PARTIDOS POLITICOS, DONDE SE VENDEN LOS EXÀMENES GOBERNADORES QUE SON CONNIVENCIA CON LOS NARCOS Y NARCOS ELLOS QUE SIN PATRIMONIO ALGUNO TENGAN FINCAS DIGNAS DE UN PRINCIPE QUE NADIE VA PRESO HAGA LO QUE HAGA DESDE UNA VIOLACION A UN DELITO ECONOMICO QUE ARRUINE LA ECONOMIA DE UNA PAIS, QUE SIN TRABJAR TENGA N 700 PROPIEDADES, EL SUELDO MENSUAL EN LA ISLA SON U$S 20 HOY NO PODRIAN VIVIR ALLI BARADEL D ELIA LOS PERSICOS Y LA MANGA DE VAGOS QUE REPRESENTAN Y VIVEN DE LA EXTORSION AL ESTADO

  4. EL CHUMBIAO
    01/12/2016 at 10:32 AM

    Se recomienda la lectura del libro “DOCTRINA MONROE-TRAYECTORIA DE UN IMPERIALISMO”, de Carlos Ibarguren. Explica la inquina de los pueblos americanos contra EEUU, lo cual no es un capricho sino una reacción contra las conspiraciones de los capitales y gobierno de EEUU para saquear las riquezas de los iberocamericanos, desde el norte del Río Grande hasta el Cabo de Hornos. Por supuesto que para ello contaron con la “colaboración” de políticos, militares y capitalistas locales. Tal cual ocurre hoy en nuestro país con la Barrick Gold, Chevron y oras empresas foráneas. Para eso los gobiernos locales sumen a la población en la ignorancia a fin de poder someterla fácilmente a sus ambiciones personales.

  5. preguntón II
    01/12/2016 at 1:05 PM

    El reduccionismo político raramente esclarece los fenómenos complejos. Como todo régimen populista, el de los Castro muestra luces y sombras. Si comparamos Cuba con otros países vecinos, vemos que la falta de libertad política y de opinión, la burocracia y el nepotismo, muestra en el otro platillo logros reales en educación, salud, seguridad, y satisfacción de necesidades básicas (una especie de pobreza digna, sin miseria) para toda la población. Como me manifestó una amiga cubana anticastrista: “hasta ahora Cuba estaba dividida 50% y 50%, lo que ha evitado una guerra civil; quizás ahora, con la muerte de Fidel y el ascenso de Trump, el partido gobernante permita una transición, que temo sea lenta y superficial” Creo los cubanos desena mayor libertad, e insertarse en el mundo, sin caer en el estado de maquila yanqui, custodiada por personeros de ese país.

  6. NICKI
    02/12/2016 at 10:54 AM

    Fidel Castro, otro comunista mitificado que no merece loas: fue un asesino además de dictador////DIARIO DIGITAL HISPANIDAD ,del día 01 /12/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *