Uruguay-Venezuela: ¿Petróleo por alimentos?

Maduro-Tabare

Otra manera de potenciar la corrupción progresista.

El mundo aún no ha salido de su asombro frente al gran fraude del siglo, que fue el polémico y corrupto convenio “petróleo por alimentos” entre O.N.U. e Irak, que sirvió para financiar el terrorismo internacional y aumentar el monto de las cuentas bancarias de altos jerarcas de Naciones Unidas, algunos de ellos aún presos, cuando nos enteramos que Uruguay intenta potenciar el canje de petróleo por alimentos para cobrar la deuda que Venezuela tiene con las empresas uruguayas.

Llama la atención que dos países que pueden disponer libremente de sus productos tanto renovables (alimentos) como no renovables (petróleo), concreten a través del trueque, que se sabe que es una de las formas más corruptas del negocio internacional, el abastecimiento de sus necesidades.

La inmoralidad comenzó cuando Venezuela, por medio de la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA (Petróleos de Venezuela), llegó a Uruguay no a vender petróleo, sino que llegó para comprar alimentos y solicitó a las empresas uruguayas, que suban sus cotizaciones en mas de un 30%, que ellos se lo llevarían en “negro”, para llenar sus “cajas” personales, coima que ahora debe “cubrir” también el pueblo uruguayo.

Por un lado es inmoral, porque si en Venezuela no producen lo que comen se hunden, por mas que su dictador diga que hay reservas de petróleo para 100 años o más, y si Uruguay queda de rehén del petróleo de Venezuela, será su súbdito por los mismos años, dejando comprometido a los próximos gobiernos, situación también inmoral.

Es inmoral, para los venezolanos, que su gobierno este pagando con petróleo la factura de la comida importada, es una inmoralidad que Venezuela esté liquidando un activo fijo, un pedazo de la tierra venezolana que se saca del subsuelo y que se llama petróleo y que no regresa nunca más, un recurso no renovable, para pagar con eso comida, que es un recurso renovable.

Venezuela, bien gobernada, sin corrupción, no solamente debe exportar petróleo, debe también exportar comida y no debiera importarla, sino lo que no pueden producir ellos, como es el caso del trigo. Pero hay cosas, que por su clima y por su infraestructura las puede producir (leche, carne, aceite, etc.) y por lo tanto es inmoral que la esté trocando e importando.

Maduro, en lugar de fomentar la guerrilla en América Latina, de financiar células de ISIS en EEUU y perseguir a su pueblo, debería crear en su país un Estado mayor de guerra para estudiar y elevar la producción agrícola en determinados rubros específicos (maíz, oleaginosas, leche, carne, etc.), pues esas cosas sí las puede producir y reitero es inmoral importarlas en cualquier parte del mundo.

Lógicamente que el convenio “petróleo por alimentos” le sirve a los dos gobiernos, pues esto sustituye la “línea” Antonini hoy hundida en el fracaso y que ya fue tema para abogados y tribunales.

Sirvan estas líneas, para alertar a la oposición, al gobierno y al pueblo uruguayo, pues este sistema de trueque lo esta aplicando el dictador caribeño con varios países de Centro y Sud América, como método de dependencia energética, pues al fallarle la militar desde Bolivia sólo le queda enjaular a los gobiernos en su trampa del petróleo barato a través del antiguo y corrupto sistema del trueque.

Jorge Azar Gómez

Ex representante de Uruguay ante ONU

4 comments for “Uruguay-Venezuela: ¿Petróleo por alimentos?

  1. jose
    27/06/2015 at 2:46 PM

    El trueque , en si mismo, no es inmoral.
    Inmoral pueden ser las formas en que se instrumenta.
    Al igual que cualquier compra por un Estado.
    Incluso el trueque,en determinadas transacciones. Puede ser mas económico si se eliminan intermediarios.
    Desde ya que el trueque no sirve para todo.
    Pero el verdadero problema es la corrupción de ciertos funcionarios de gobierno.
    Los que muchas veces desvían para si , el esfuerzo del Pueblo.
    ¿ O nunca escucharon de funcionarios que entraron pobres a la función Pública.Y se retiraron multimillonarios?

  2. 27/06/2015 at 11:13 PM

    Excelente comentario. Expuesto con inteligente claridad

  3. Javierferrero
    27/06/2015 at 11:24 PM

    El artículo es sorprendente

    Dice que es INMORAL importar alimentos

    Pues Argentina ha exportado alimentos desde hace mas de 100 años. Y si la Argentina exportaba es porque otro IMPORTABA.

    Pero lo mas llamativo es que el articulo está escrito por un ex funcionario uruguayo. Uruguay tambien ha sido un exportador neto de alimentos y, en consecuencia, otro pais importaba.

    En cuanto a vender un recurso no renovable como es el petroleo habría que preguntarle la opinion a los arabes saudíes que venden el 40% del petroleo mundial.

    Otros paises exportan hierro, cobre, niquel, estaño que tampoco son renovables. ¿Uruguay es inmoral cuando IMPORTA cobre?

  4. Aníbal
    22/07/2015 at 7:00 PM

    1)Arranca la nota, con un caso de corrupción en Irak, como si con eso, justificara que todo intercambio de alimentos por petróleo, también tuviera que estar corrompido.

    2)No entiendo por qué el trueque es inmoral. Es la forma más antigua de comercio, al fin y al cabo, el uso de un papel moneda, sigue siendo un trueque pero que da ciertas facilidades.

    3)Venezuela es el único país de sudamerica que no es autosustentable en la producción de alimentos, pero ese no es un fenómeno actual, sino que tiene más de 50 años. Se puede decir que cuando comenzó la extracción de petróleo en Venezuela, se terminaron las políticas agrícolas.

    4)No sé de donde saca ni cuales pruebas ha usado para decir que Maduro financia al ISIS, pero sí parece habersele olvidado que fue EE.UU: quien apoyó en sus inicios al ISIS, al igual que hizo con Al Qaeda.

    Que la persona que escribe esta nota seudoperiodística, sea EX representante de Uruguay ante la ONU, pone en evidencia que se trata de alguien que se quedó sin empleo, desde que la izquierda llegara al poder en Uruguay. Atrás han quedado los tiempos en que recibía un sueldo y la desesperación del autor, se traducen en los panfletos que escribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *