¡Adiós, Cristina! Pero, por favor, ¡no se vaya del país!

Luis IlluminatiAsí como en el Himno Nacional Argentino cantamos “!Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”, ahora, la gran mayoría de los argentinos hemos comenzado a cantar “¡Adiós! ¡Adiós! ¡Adiós, Cristina!” para festejar su alejamiento.

No se registra en los anales de traspasos del mando en toda la historia argentina que un presidente saliente le ponga tantos obstáculos al presidente electo, como CFK lo está haciendo.

Lo que en estos últimos días está haciendo Cristina Fernández es una recalcitrante y mala obra de resistencia, obstinación y resentimiento. Una mala ópera u opereta. Parece una soprano en decadencia, con gripe y afonía. Se quiere parecer a Evita, pero si ésta viviera, hace rato que la habría sacado de los pelos del Sillón de Rivadavia.

Sí, ¡Adiós Cristina! ¡Adiós, discordia! ¡Adiós, fractura del país! Existe un viejo refrán que dice: “El que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen”. Este refrán para Cristina Fernández funciona de manera diferente. Y es así: “No vuelve ni es llamado nunca más quien se va echado y denunciado”. ¿Cree por ventura Cristina Fernández que su entorno más cercano la seguirá respaldando?

A mí me parece que este entorno más que amarla la odia. ¿Pero acaso Cristina Fernández se cree una heroína como aquella española Mariana Pineda o Medea, la falsa heroína de la tragedia griega que, a último momento, en la última escena se salva gracias al aparato teatral llamado “deus ex machina”?

Disculpe el lector, pero, paso, a continuación, a hablar directamente con la destinataria de esta nota.

Como Ud. bien sabrá Cristina, “deus ex machina” se le dice a un ridículo recurso teatral o literario -que es una aparato o maquinaria que desciende del cielo o plafond- que se utiliza para terminar una historia de forma abrupta cuando todo parecer perdido para el actor principal.

Entonces, tenga cuidado Cristina, con esos “fieles colaboradores” -entorno íntimo, como vulgarmente se le dice, o más bien, guardia pretoriana-, pues no son más que rastreros chupamedias, rapiñeros y carroñeros, ansiosos de poder, ratas que dentro de cinco días huirán como sucede cuando un barco se hunde.

Yo que Ud. Cristina, no confiaría tanto en estas alimañas que le han ayudado a destruir el país. Le aviso, Madame, si no lo sabe que, por estas horas, circula por las redes sociales una versión que dice que Ud. se estaría por tomar el palo a Venezuela para pedirle asilo político a Maduro -el del pajarito en el hombro- que ya tiene “podrido” a su pueblo.

Por favor Cristina, no se nos vaya a ir, queremos ver como se las aguanta a partir de las 0 horas del día 10 de diciembre que ya no tendrá más súbditos ni alcahuetes que la complazcan, ya no podrá más manipular, presionar e intimidar a la Justicia Federal.

Ya que es tan osada y valiente, queremos ver cómo soporta y se las arregla con la ola de causas que se le vendrán encima “el día después” (11 de diciembre) para que comparezca a dar cuenta de los innumerables hechos de corrupción que han impregnado todos sus actos de gobierno.

Pero bueno, si Ud. es tan correcta y ha obrado bien, como alega siempre de que, en contra suyo, existe un plan conspirativo y destituyente desde que comenzó a gobernar -léase destruir- a la Argentina, quédese tranquila entonces, me imagino que no tiene nada que temer.

¿O estará exagerando Carmen Reyes quien en una reciente entrevista con la revista Perfil, cuando le preguntaron: ¿Cuándo fue la campaña del 2011, los tres años de luto, el vestido de negro y la fuerza del amor, les creía?, contestó: ¡Mentira! ¡Mentira! ¿Usted sabe de qué murió Kirchner? ¿Alguien vio su cuerpo? Los argentinos teníamos derecho a ver a nuestro presidente, como vimos a Perón, Evita, Alfonsín. ¿Murió por una enfermedad normal o murió porque lo murieron? Si quiere poner, póngalo. El país se merece una explicación. ¿Cómo se dejaban maltratar por “esa mujer”? Yo sé porque se lo digo” (dichos de la entrevistada).

En este punto, yo le daría un consejo, Cristina (perdone que no le diga Sra. Presidenta), si Ud. no tiene nada que ver con lo que hace rato que se viene diciendo por las redes sociales y “sotto voce” en los servicios de inteligencia. Solicite Ud. misma la exhumación del cadáver de su extinto esposo para que se le practique la correspondiente autopsia y así despejar todas las dudas.

Luis Illuminati

7 comments for “¡Adiós, Cristina! Pero, por favor, ¡no se vaya del país!

  1. 07/12/2015 at 12:53 PM

    SR lofelicito por el articulo ,si la sra deberia pagar los desastres que nos hizo a todo el pais ,,seguido de lo que se robaron.Ojala pague por lo que hizo …y junto a ella todos sus adoradores. ud tiene razon si Evita viviera hacerato la hubiera echado….Fue la decada perdida para todo el puebloargentino.Dios Salve a la argentina de su regreso..Gracias

  2. Tigre
    07/12/2015 at 5:14 PM

    MACRI DIJO “ES MALA DE VERDAD”….MUY EDUCADO MAURICIO….
    ¡¡ ES DAÑINA, PERVERSA, MAL NACIDA !!……AHORA DEBERA CAMBIAR SUS MEDIOS DE TRANSPORTE COMO EL HELICOPTERO O EL AVION POR SU VEHICULO ORIGINAL…LA ESCOBA…….Y SEGUIR RECLUIDA EN SU CUEVA DE EL CALAFATE HASTA QUE LE ORDENEN UN CAMBIO DE DOMICILIO A LA CARCEL DE MUJERES DE EZEIZA…………..SIEMPRE Y CUANDO LOS INUTILES JUECES SE DESPIERTEN COMO “LA BELLA DURMIENTE DEL BOSQUE”….AUNQUE SUENE A CUENTO……..

  3. FEDERICO
    07/12/2015 at 5:32 PM

    AY KRETI, AY KRETI…TODAVIA NO HAS DIGERIDO QUE PERDISTE… NO PODÉS CON TU RESENTIMIENTO, TU REVANCHISMO, TU ODIO…Y YO DIGO , NO PUEDO CREER TANTA BAJEZA DE TU PARTE…CON TU ACTITUD DEMOSTRÁS QUE ENTREGAR LOS ATRIBUTOS AL INGENIERO MAURICIO MACRI, ES PARA VOS UNA HUMILLACIÓN, NADA MAS LEJOS….Y ENCIMA QUE TODAS LAS TAPAS DEL MUNDO HUBIERAN REFLEJADO QUE SE IBA UN GOBIERNO AUTORITARIO, QUE FUNDIÓ AL PAIS…UN GOBIERNO QUE SE QUISO PARECER A VENEZUELA O CUBA..PERO GRACIAS A DIOS NO FUÉ..ASÍ QUE BASTA DE MENTIR Y HACERSE LA VÍCTIMA…YA NO TE CREEMOS NADA DE NADA… LO ÚNICO QUE PRTENDÉS ES DEJAR LA MECHA ENCENDIDA Y SEMBRAR CIZAÑA PARA QUE EL DIA 10 DE SER POSIBLE HAYA INCIDENTES ORGANIZADOS POR TU SECUASES, Y VOS CARMELITA DESCALZA…ALLÁ EN EL SUR…NO SABÉS NADA…NO SEAS HIPÓCRITA!!!ESO ES LO QUE PRETENDÉS..Y COMO FRUTILLA DEL POSTRE TE NEGARON EL TANGO 01…JA,JA..PERO QUÉ TE CREES? YA FUISTE KRETI…QUE PARTE NO ENTENDÉS…ME ALEGRA SOBREMANERA QUE HOY LOS HERMANOS VENEZOLANOS HAYAN GANADO POR PALIZA…ASÍ SE HACE, ARRIBA!!

  4. Milciades L. Clementi
    07/12/2015 at 6:41 PM

    Exacta y justa y profética la nota de Don Luis Illuminati, una radiografía y una prognosis de lo que le espera a Cretina Fernández, mujer -si es que se le puede decir mujer- ya que ha demostrado palamariamente ser una bruja ridícula y en decandencia, como la definió el mismo autor, vieja loca que saldrá volando en su escoba de la Casa Rosada o de Olivos. Este esperpento moral e intelectual tiene las siguientes caractísticas: megalómana, díscola y resentida, belicosa, mala actriz, simuladora y, pa’rematar, corruptísima. ¿A quién quiere quiere hacerle creer que el presidente electo -a quien le guste o no debe guardarle respeto- la maltrató por teléfono, cuando todo el mundo sabe que ella es maltratadora por naturaleza? ¿Quién puede creerle a una sinvergüenza que dice ser abogada y hasta hoy nadie ha visto su diploma o su certificado? ¿Quién puede creerle a una simuladora que se mandaba la parte de viuda inconsolable por la muerte de su marido, cuando algunos miembros de la custodia se han “resfriado” y hablan en voz baja de que la muerte de Néstor ocurrió luego de una violenta discusión entre ambos?

  5. Carlos Salinas
    07/12/2015 at 6:56 PM

    Un papelón internacional, un baldón el capricho de esta neurótica enferma a quien no corresponde que nadie le diga “Señora Presidenta”, sino lisa y llanamente “Cristina, La Loca” o “La Fernández. Con ese nombre pasará a la Historia. De todas sus extravagancias, ésta es la más reveladora de su enfermiza megalomanía. Como dice el Sr. Illuminati, que no se registra en los anales de los traspasos del mando en la Argentina, un papelón semejante, provocado única y exclusivamente por un presidente que ya fue, que se está yendo. El mundo entero está observando su comportamiento errático y desquiciado, igual que el de la desdichada y enajenada Ofelia, la prometida de Hamlet, que perdió la razón. Tengo vergüenza ajena.

  6. Jorge de San Miguel
    07/12/2015 at 10:39 PM

    El problema de los nombres.
    Usurpación (del latín: usus rapere): arrebato o robo de un derecho o usufructo.

  7. 08/12/2015 at 10:45 AM

    EXELENTEEEEEEE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *