Alberto Fernández y la legalización del aborto

En su discurso inaugural del centésimo trigésimo octavo período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, el presidente expresó: “Distintos son los desafíos que enfrentan las mujeres que desean tener a su hijo de aquellos que asumen las que deciden interrumpir el embarazo. Un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres para que estos procesos se desarrollen accediendo plenamente al sistema de salud (…) Desde 1921 la Argentina penaliza la interrupción voluntaria del embarazo en la mayoría de las situaciones. Cien años después, la jurisprudencia da cuenta de lo ineficaz que resulta la norma desde un criterio represivo. (…) La existencia de la amenaza penal no sólo ha sido ineficiente demostrando que el devenir social transcurre más allá de la misma norma. También ha condenado a muchas mujeres, generalmente de escasos recursos, a recurrir a prácticas abortivas en la más absoluta clandestinidad, poniendo en riesgo su salud y a veces su vida misma (…) En el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos. Por eso, dentro de los próximos diez días, presentaré un Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar”.

De aprobarse el proyecto-y es altamente probable que ello suceda-se producirá un punto de inflexión en la historia de la salud pública en nuestro país, comparable-aunque menos relevante-con el momento en que los médicos argentinos de hace cien años pudieron contar con la penicilina para curar graves enfermedades.

Anexo

Malentendidos sobre el efecto de la legalización del aborto

Anales de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Perú-vol. 76, núm. 4-octubre/diciembre, 2015.

Aníbal Faundes

Profesor titular de Obstetricia-universidad Estadual de campiñas, Sao Paulo, Brasil

SITUACIÓN LEGAL DEL ABORTO EN EL MUNDO

La situación actual sobre la legalización del aborto en el mundo ofrece un panorama que puede resumirse en que es permitido y accesible en casi todo el mundo desarrollado y que, en contraste, las leyes son restrictivas y el aborto seguro muy poco accesible en la mayor parte de los países menos desarrollados. En América Latina, los únicos países que tienen leyes ampliamente permisivas y aborto seguro accesible son Cuba y ahora Uruguay, además del Distrito Federal de México. Al mismo tiempo tenemos el dudoso privilegio de que, con la sola excepción de la isla de Malta, concentramos los países en que el aborto no es permitido ni siquiera para proteger la vida de la madre: Chile, Nicaragua, Honduras y El Salvador. Hasta hace poco incluía también República Dominicana, pero recientemente se aprobó una reforma del Código Penal de ese país en que se introdujo la permisión legal del aborto en caso de riesgo para la vida de la mujer embarazada. África al sur del Sahara tiene una situación parecida, con solo tres países con leyes liberales, Zambia, África del Sur y Etiopía, todavía luchando porque la ley se haga realmente efectiva, sobre todo en Zambia, donde más de 40 años después de sancionada una ley muy liberal todavía la mayor parte de las mujeres tiene que recurrir a un aborto inseguro porque los hospitales públicos no ofrecen esos servicios, con excepción del Hospital Universitario de Lusaka, donde se han hecho grandes progresos en los últimos años. Los países africanos tienen la excusa de que heredaron esas leyes de colonizadores europeos, de los que se liberaron en épocas recientes, en comparación con nuestros países latino americanos, que tienen todos ellos casi dos siglos de vida independiente.

CUÁLES SON LAS RAZONES PARA PROMOVER LEYES SOBRE ABORTO MUCHO MÁS LIBERALES

El principal motivo que se da para proponer leyes que liberalicen el aborto es la consecuencia de salud que tienen esas leyes restrictivas. El aborto inseguro es una de las principales causas de muerte materna en los países donde el aborto es ilegal y en algunos países ha llegado a ser la principal causa de muerte materna. Su importancia relativa como causa de muerte durante el embarazo, parto y posparto se explica por dos situaciones extremas diferentes: en algunos casos, hay una alta tasa de abortos provocados que se realizan en condiciones de mucho riesgo, como ocurre en algunos países de África al Sur del Sahara, como Kenya o Gabon, donde la mortalidad por aborto es tan alta como la mortalidad por hemorragia posparto y por eclampsia. En otros países, como Argentina y hasta hace pocos años en Uruguay, la alta proporción de las muertes maternas causadas por aborto se debe a que mientras las otras causas de muerte materna han sido más controladas y reducidas a niveles muy bajos, el aborto permanece o permanecía muy inseguro y con un alto riesgo de muerte, pasando a ser la primera causa. El surgimiento del misoprostol como un método más seguro de practicar un aborto clandestino ha tenido un enorme impacto en reducir ese riesgo de muerte materna, primero en América Latina y posteriormente también en África, aunque en menor grado. La disponibilidad del misoprostol ha salvado muchas vidas, debilitando así el argumento de la mortalidad materna al reducirse su importancia como causa de muerte. Así y todo, las últimas evaluaciones, de 2008, muestran que la razón de mortalidad materna por aborto, por 100 000 nacidos vivos, era 10 veces mayor en América Latina que en países desarrollados. En África, esa razón de mortalidad materna causada por aborto era 80 veces mayor a la de los países de Europa Occidental y su reducción en los últimos años ha sido muy lenta (Ahman & Shah, 2011). Por otra parte, las muertes por aborto inseguro son apenas la punta de un iceberg enorme cuya base está representada por todas las complicaciones leves y graves del aborto provocado en condiciones inseguras, sobre todo, cuando se complica con infección pélvica. Secuelas como esterilidad por obstrucción tubárica y dolor pélvico crónico, que eran frecuentes en América Latina hasta hace pocos años, continúan siendo de alta prevalencia en los países africanos. Tan importante como esas consecuencias para la salud física de la mujer son la ansiedad y desesperación de la mujer sin medios económicos que se ve con un embarazo no planeado que por distintas razones ella considera imposible de permitir que continúe. Esa mujer no encuentra respuesta en los servicios públicos de salud y tiene que buscar la clandestinidad, muchas veces sórdida y costosa, dado sus limitados medios económicos. Esto es particularmente doloroso para las adolescentes pobres que no encuentran apoyo ni de quienes las embarazaron ni de su propia familia, lo que causa que demoren en conseguir un aborto. Por eso mismo, es en este grupo donde se observa la mayor parte de los abortos tardíos, más difíciles de realizar y que causan las más graves consecuencias, incluyendo la mayor incidencia de muertes asociadas al aborto inseguro (Bartlett y col 2004). Además de todos esos costos personales para la vida y la salud física, emocional y social de la mujer, existe el costo en dinero para el sistema de salud y para las personas directamente afectadas. Diversos estudios han mostrado que la atención a las complicaciones del aborto es mucho más costosa que la atención de un parto y muchísimo más que la provisión de servicios de aborto seguro, sobre todo si se realiza sin internación hospitalaria, con aspiración manual intrauterina o con el uso de medicamentos. Todos estos costos personales y materiales pueden ser fácilmente evitados si el aborto dejara de ser un crimen y los servicios públicos de salud ofrecieran libre acceso a la interrupción legal y segura del embrazo, haciéndolo accesible a las personas de pocos recursos económicos.

POR QUÉ LAS LEYES PERMANECEN RESTRICTIVAS EN PAÍSES EN DESARROLLO, PARTICULARMENTE EN AMÉRICA LATINA

Mirado desde un punto global e histórico parece extraño que América Latina, que ha seguido la evolución de los países desarrollados en muchos otros aspectos, no haya tenido esa misma evolución con respecto a la legalidad y accesibilidad al aborto seguro. ¿Por qué no hemos sido capaces de cambiar las leyes en América Latina, a pesar de que hasta hace muy poco el aborto inseguro era una de las principales causas de muerte materna? Esta es una pregunta con varias posibles respuestas. La razón básica para que las leyes permanezcan muy restrictivas es que prácticamente a nadie le gusta que haya abortos, y a las propias mujeres que resuelven interrumpir el embarazo no les gusta la idea de abortar y, menos todavía, la de pasar por todo el proceso que eso implica en países en que el aborto es considerado crimen. Ese rechazo general del aborto determina muchos de los factores que pueden influir para mantener la situación actual. Pero, no hay duda que el factor principal es la creencia de que leyes restrictivas ayudan a contener el número de abortos y que frente a leyes más liberales las mujeres van a descuidar la anticoncepción y habrá un aumento en el número de abortos. Como a nadie le gusta que haya abortos, tampoco nos gusta que aumente su número y suponemos que mantener el aborto como crimen consigue reducir su número, o por lo menos evitar que aumente todavía más. Para los miembros del Parlamento, que habitualmente quieren ser re-elegidos en las próximas elecciones, también es muy importante conocer la opinión de la mayor parte de la población sobre una nueva legislación del aborto que sea más permisiva. Si revisamos las encuestas de la opinión pública, podemos verificar que es muy pequeña la proporción de la población que se declara a favor de una ley ampliamente liberal, justamente por el temor que esas leyes lleven a un aumento de los abortos. Todo esto no estimula a los legisladores a introducir cualquier cambio en la ley. En otras palabras, mientras se siga creyendo que mantener las leyes restrictivas inhibe a las mujeres con embarazos no deseados a abortar y que una liberalización de la ley va a aumentar los abortos, será muy difícil conseguir que una mayoría de las fuerzas políticas haga posible un cambio favorable a leyes más liberales sobre aborto. También, es importante considerar que mantener las leyes restrictivas afecta solamente a la parcela más desposeída de la población, que es la que tiene que recurrir a abortos inseguros. Esas mujeres pobres son también las que llegan complicadas a los hospitales públicos y ocasionalmente son denunciadas y no raras veces son encarceladas por el delito de aborto. Ese sector de la población no tiene poder de presión sobre los políticos y lo que les ocurre le importa muy poco a los que sí tienen ese poder. De hecho, ni el autor de este artículo ni los que lo lean somos afectados por esa ley, porque nuestras esposas, hermanas e hijas siempre tendrán acceso a un aborto seguro si llegaran a necesitarlo, independiente de lo que diga la ley. Lo mismo ocurre con los parlamentarios que hacen y reforman las leyes. Ese es, infelizmente, otro motivo para que la ley permanezca restrictiva.

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE LEGALIZA Y HACE ACCESIBLE EL ABORTO SEGURO?

Nadie pone en duda que el principal efecto de que el aborto deje de ser crimen y que el sistema de salud pública haga accesible los servicios de interrupción legal del embrazo, es la inmediata reducción de la morbilidad y la mortalidad asociada al aborto inseguro. Hay fuerte evidencia de que, al legalizar el aborto y hacerlo accesible a la población de bajos ingresos en los servicios públicos de salud, se consigue reducir drásticamente la mortalidad por aborto inseguro, como ocurrió, por ejemplo, en África del Sur, en la segunda mitad de la década de 1990 y en los años siguientes. En 1994, antes de liberalizar las leyes sobre aborto en África del Sur, se registraron 425 muertes asociadas a aborto en los hospitales públicos de todo el país. En los cuatro años que van de 1998 a 2001 hubo un promedio de 36 muertes por abortos al año en los mismos hospitales, lo que representa una reducción de 91%, a pesar de que todavía había dificultad para dar atención a todas las mujeres con embarazo absolutamente no deseado que solicitaban interrupción legal y segura del embarazo [Jewkes & Rees, 2005]. Ese no es un argumento suficiente para quien sostiene que el feto también tiene derecho a la vida y que una ley más liberal va a aumentar los abortos. Por eso es importante evaluar si efectivamente hay un aumento en el número y tasa de abortos cuando las leyes son menos restrictivas, comenzando por verificar si los países con leyes restrictivas tienen menos abortos que los países con leyes liberales. Ese estudio fue realizado por la Dra. Sedgh y colaboradores y publicado en la revista Lancet en 2012 [Sedgh y cols, 2012]. Estos autores dividieron los países del mundo en subregiones y calcularon el porcentaje de la población de cada subregión que vivía en países con leyes permisivas. Si todos los países de una subregión tenían leyes liberales, el 100% de las mujeres vivía en países con esa legislación. En el otro extremo, si ninguno de los países tenía leyes liberales, el 0% de las mujeres de esa subregión vivía en países con leyes de aborto liberales. La mayor parte de las subregiones tenía porcentajes intermedios. En seguida evaluaron la tasa de aborto provocado en cada una de esas mismas subregiones y, usando las subregiones como unidad de análisis, calcularon la asociación entre porcentaje de población que vive en países con leyes liberales y la tasa de aborto en la subregión correspondiente. El resultado fue que encontraron una relación inversa entre estas variables, o sea, que cuanto mayor la proporción de mujeres que vivía en países con leyes liberales, menor era la tasa de aborto. En otras palabras, los países que mantienen leyes restrictivas no han tenido éxito en reducir las tasas de aborto y, por el contrario, tienen tasas mayores, en general, que las de los países en que las leyes sobre aborto son más liberales. De la misma forma, si evaluamos lo que ha ocurrido con la tasa de aborto después de su legalización en los muchos países que pasaron por ese cambio legislativo en las últimas décadas, se puede verificar que en la mayoría de ellos la tasa de aborto se ha ido reduciendo unos pocos años después de la legalización [Allan Guttmacher Institute, 2005]. Hay algunas excepciones, como España y el Reino Unido, en que al contrario, la tasa ha aumentado, al parecer bajo la influencia de migrantes recientes, con mayor resistencia a la adopción de anticonceptivos modernos y eficaces. De cualquier forma, la experiencia de la mayoría de estos países muestra que, al contrario de lo que se teme, la liberalización de la ley que permite traer a la mujer que desea abortar al sistema de salud, favorece la reducción de las tasas de aborto. Este efecto, a primera vista paradojal, probablemente ocurre porque mientras el aborto es clandestino y comercial, quien se gana la vida haciendo abortos no tiene interés en evitar que se repita. Cuando la mujer que aborta puede hacerlo dentro del sistema público de salud, su atención incluye (o debe incluir) consejería en planificación familiar y el inicio inmediato de uso de métodos de alta eficacia, porque el sistema de salud está interesado en proteger a la mujer de un nuevo embarazo no planeado que la lleve a un nuevo aborto. Como cerca de la mitad de los abortos son repetidos, al reducirlos, cae la tasa general de abortos provocados. En otras palabras, las evidencias disponibles señalan que, al contrario de lo que se teme, la legalización del aborto y la disponibilidad del acceso al aborto legal y seguro no aumenta el número de abortos y, al contrario, puede contribuir a reducirlos si se cuida de incluir en el servicio de interrupción legal del embarazo un componente de anticoncepción post-aborto bien organizado. Este es seguramente el principal malentendido sobre el efecto de legalizar el aborto.

¿ES VERDAD QUE LA MAYOR PARTE DE LA POBLACIÓN ESTÁ REALMENTE A FAVOR DE MANTENER LEYES QUE CASTIGAN A LA MUJER QUE ABORTA?

Referente a lo que generalmente dicen las encuestas de opinión sobre las leyes acerca del aborto, sus resultados pueden ser muy engañadores. Cuando se pregunta en abstracto sobre lo que debe decir la ley, prevalece el concepto de que si apoyamos una ley más permisiva, estamos diciendo que somos ‘a favor del aborto’, posición en que prácticamente nadie está. La respuesta es diferente si salimos de un concepto abstracto y nos referimos a punir una mujer específica que se provoca un aborto. En dos estudios realizados en el estado de Sao Paulo, uno entre empleados públicos y el otro entre estudiantes de Medicina, también encontramos que solo una pequeña minoría se mostró favorable a leyes de aborto muy liberales. Sin embargo, al transferir la pregunta de un ámbito apenas teórico a otro más personal, los resultados fueron muy diferentes. En lugar de preguntar qué debe decir la ley, preguntamos si la ley debe ser aplicada, primero en general y luego a una persona conocida. En ambos grupos, alrededor de 60% de los que respondieron se mostraron en contra de penalizar a cualquier mujer que aborta. Cuando los llevamos a pensar en alguien conocido, casi 90% se mostraron en contra de castigar a esa persona conocida que se provocó un aborto [Faundes y cols, 2013]. En otras palabras, tendemos a estar en contra de leyes más liberales porque interpretamos que eso sería estar a favor del aborto, y prácticamente nadie está a favor del aborto. Sin embargo, aunque queremos que la ley se mantenga restrictiva, no queremos que la ley se aplique, mucho menos cuando se trata de una persona que conocemos. Algo parecido ocurre con los ginecólogos y obstetras. En un estudio que repetimos con dos años de intervalo, preguntamos qué hacían si una antigua cliente le consultaba por un embarazo no planeado y no deseado, solicitando ayuda para interrumpirlo. Repetimos la misma pregunta sobre qué haría si un familiar llegara con el mismo problema y pedido de ayuda. Un poco menos de 40% se mostró dispuesto a ayudar a una clienta, refiriéndola un colega que hacía bien los abortos o enseñándole a usar misoprostol. Poco más de 40% ayudaría a un familiar en las mismas condiciones. Preguntamos entonces si alguna vez ella (si fuera ginecólogo mujer) o su pareja (si fuera hombre) habían tenido alguna vez un embarazo absolutamente no-deseado. Entre un cuarto y un tercio dijeron que sí. Les preguntamos cómo se resolvió. En este caso 80% se practicó un aborto, obviamente sin que la ley los inhibiera de actuar como actuaron. Puede verificarse que cuanto más próximo a nosotros está el problema, más dispuestos estamos a entender que, aunque detestamos el aborto, hay circunstancias, que consideramos absolutamente excepcionales, en que el aborto aparece como el mal menor que contra nuestro deseo tenemos que aceptar [Faundes y cols, 2004]. Seguimos estando contra el aborto, pero lo aceptamos en circunstancias excepcionales cuando esas circunstancias nos afectan directamente, pero no entendemos que para cada mujer que aborta, las circunstancias que está enfrentando son igualmente excepcionales, desde su propio punto de vista, tanto que justifican el aborto. Esto no significa que ella deje de estar ‘contra el aborto’.

CONCLUSIONES

Prácticamente nadie está ‘a favor del aborto’ y ese es el otro malentendido fundamental. La diferencia está en que muchos creen que la solución es una ley punitiva, que no es efectiva en evitarlos, es injusta, porque afecta solo a las mujeres más pobres y las más jóvenes, que sufren las peores consecuencias. Otros evaluamos y aceptamos las evidencias que nos dicen que leyes más liberales no solo son más justas y protegen la salud de las mujeres, mas también pueden contribuir a reducir los abortos. Promover leyes más liberales no nos hacen estar ‘a favor del aborto’, menos aún si al mismo tiempo promovemos la educación en sexualidad responsable y la información y fácil acceso a anticoncepción moderna y efectiva, que son los medios que repetidamente se han mostrado efectivos en reducir los abortos.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Sedgh G, Singh S, Shah IH, Åhman E, Henshaw SH, Bankole A. Induced abortion: incidence and trends worldwide from 1995 to 2008. The Lancet. 2012; 379 (Issue 9816):625–32. doi: 10.1016/ S0140-6736(11)61786-8.
  2. Bartlett LA, Shulman HB, Whitehead SJ. Risk factors for legal induced abortion-related mortality in the United States. Obstet Gynecol. 2004;103: 729–37. 429 Malentendidos sobre el efecto de la legalización del aborto Aníbal Faundes
  3. Jewkes R, Rees H. Dramatic decline in abortion mortality due to the Choice on Termination of Pregnancy Act. South Africa Med J. 2005 Apr; 95(4):250.
  4. The Alan Guttmatcher Institute. Sharing responsibility: Women, Society and Abortion Worldwide. New York: The Alan Guttmacher Institute, 1999:1- 59.
  5. Faundes A, Duarte GA, Sousa MH, Camargo RPS, RC Pacagnella RC. Brazilians have different views on when abortion should be legal, but most do not agree with imprisoning women for abortion. Reprod Health Matters. 2013 Nov; 21(42):165-73. doi: 10.1016/S0968-8080(13)42726-X.
  6. Faundes A, Duarte GA, Andalaft Neto J, Sousa MH. The closer you are, the better you understand: the reaction of Brazilian-obstetrician–gynaecologists to unwanted pregnancy. Reprod Health Matters. 2004 Nov; 12(Suppl 24):47–56.

Hernán Andrés Kruse

Share
Subscribe
Notify of
guest
10 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Maria O'Connor
Maria O'Connor
8 months ago

Es un tema muy dificil. Una cosa es legalizar el aborto y otra despenalizarlo. Una cosa es un aborto en la etapa embrion y otra en la etapa feto.

Cuando el aborto se penaliza, raramente se castiga a quien le practica el aborto a la mujer, o a la persona que embarazo a la mujer. Generalmente, la unica castigada es la mujer, como sucede en El Salvador donde mujeres que sufrieron la perdida de su embarazo, fueron condenadas como si hubieran abortado.

En Republica Dominicana, se cambio la legislacion despues de dos casos. Recuerdo uno de estos, se trataba de una chica jovencita de unos 17 o 18 anos cuyos padres solicitaron aborto porque la chica podia perder su vida si continuaba con el embarazo. El caso se dilato y luego se lo nego. La chica y el feto murieron antes del 7mo mes de embarazo.

Generalmente, para legalizar el aborto se pone como razon que las ricas pueden abortar facilmente ya que pagan un professional para que lo haga de manera discreta o callada; mientras que las pobres pierden su vida en abortos clandestinos realizados por no-profesionales.

El asunto es que en los paises donde se lo legalizo como EEUU, donde yo resido las que abortaban eran las chicas universitarias de universidades caras.

La mayoria de las mujeres muy pobres y de minorias raciales no abortaron. Esto produjo un aumento de la poblacion no blanca y tambien de blancos pobres. Como consecuencia comenzaron a aumentar grupos supremacistas blancos temerosos de lo que ellos llaman el “genocidio blanco”

Desde los 1990s cada ano, se rebaja de manera considerable el numero de abortos en EEUU. La razon es que las chicas universitarias blancas que abortaban no lo hacen mas, ya que en todas las universidades hay guarderias y tambien la joven mama puede encontrar trabajo facilmente.

En el pasado ese nivel social, blanco de clase media alta para arriba obligaba a sus hijas a dar el bebe en adopcion porque existia una sanction social. Un ejemplo, es Steve Jobs cuya madre biologica era de clase media alta y fue obligada a darlo en adopcion. Paradojicamente, la mujer que lo adopto era de un nivel socio economico mucho mas bajo.

Habia excepciones, la madre de Obama a quien se le dijo que abortara se nego a hacerlo y tuvo un bebe bi-racial en una epoca en que en otros estados como los del SudEste estaba prohibido los matrimonios bi raciales. Logico, la mama de Obama vivia en Hawaii un estado mucho mas abierto.

El problema en Argentina es que los adolescents tienen mas libertades que en otros paises. Generalmente, se piensa que los chicos en EEUU o en otros paises desarrollados son mas precoces sexualmente, pero eso era en la epoca de los 70s, luego la cosa comenzo a cambiar precisamente porque aumentaron los embarazos adolescents.

En EEUU hay “toque de queda” a las 10 de la noche, en la mayoria de los estados. Si un menor est solo o con amigos de su edad tarde en la calle, la policia los puede detener y llamar a los padres.

En las clases de educacion sexual en EEUU se incentiva a los chicos a “esperar” a la mayoria de edad y con algun trabajo aunque sea de pocas horas. Se lo hace de manera disimulada y usando ciertas estrategias psicologicas.

El asunto es que antes en los 70s, los adolescents eran mas precoces que en la actualidad. A los chicos en la clase de educacion sexual les ensenaban sobre la pildora. Las adolescents se olvidaban de tomar la pildora. Cuando quedaban embarazadas y les preguntaban porque no habia tomado la pildora, contestaban que ellas pensaban que no se quedarian embarazada.

Ese pensamiento es tipico de adolecentes, se involucran en conductas de riesgo porque creen que a ellos no les pasara nada. El cerebro adolescente no esta desarrollado. El cerebro de los adolescentes actúan de manera diferente a los adultos estudios/scans del cerebro en acción muestran que los cerebros de los adolescentes funcionan de manera diferente a los de los adultos cuando toman decisiones y resuelven problemas. Sus acciones son guiadas más por la amígdala y menos por la corteza frontal.

“Los científicos han identificado una región específica del cerebro llamada la amígdala, la cual es responsable de las reacciones instintivas incluyendo el temor y el comportamiento agresivo. Esta región se desarrolla temprano. Sin embargo, la corteza frontal, el área del cerebro que controla el razonamiento y nos ayuda a pensar antes de actuar, se desarrolla más tarde. Esta parte del cerebro va cambiando y madurando hasta bien entrada la edad adulta.” (Fuente American Academy of Child and Adolescent Psychiatry –

Por esta razon, las adolescents que son activas sexualmente raramente se acuerdan de tomar la pildora, su cerebro no esta desarrollado.

Esto hizo que la Sociedad regresara un poquito atras, y comenzaran a trabajar sobre los adolescents para evitar la sexualidad precoz.
Las clases de educacion sexual de esto se trata en el 50% del contenido de lo que se ensena a los adolescents en paises desarrollados.

En la actualidad, si una adolescente queda embarazada en la escuela secundaria, la escuela llama a una trabajadora social del condado y esta visita la casa. Si la adolescente quedo embarazada de un mayor de edad, este va preso.

El tema de la legalizacion del aborto es muy dificil, ya que se mezclan creencias religiosas, costumbres, y esto dificulta un analisis imparcial del tema.

Por otro lado, tambien depende si el embarazo esta en la etapa embrion o feto. Hay religions protestantes, como la evangelica luterana que aceptan el aborto en la etapa de embrion pero no de feto. La Iglesia Prebisteriana en EEUU acepta el aborto.

La religion judia depende cual denominacion mientras los ortodoxos lo prohiben, los judios reformados lo aceptan.

Hay quienes ven al embrion como una semilla, ya que se puede congelar; pero ni un nino nacido, ni un feto se puede congelar sin que pierda la vida.

La religion catolica lo prohibe porque considera que la vida comienza en la Concepcion.

Ademas, de todo esto le agrega complejidad al tema, los “consejos” que los bancos de prestamo internacionales le dan a los paises deudores sobre la necesidad de legalizar el aborto. Ellos creen que asi bajan costos sociales.

Es un tema sumamente dificil y nunca se lograra acuerdos entre los diferentes segment os de la poblacion.

Mr. Chuenga
Mr. Chuenga
8 months ago

LA IZQUIERDA ESTUPIDA Y LAS FEMINAZIS AL IGUAL QUE LOS K APOYAN EL ABORTO SIN SABER QUE ES UNA CONDICION NECESARIA DEL FMI.
Que se desprende de un informe de Henry KISSINGER, (Gobierno del Demócrata y Católico PTE. KENNEDY) e impuesta desde la época de Mc NAMARA que siendo presidente del Banco Mundial, planteó entre otros puntos, aumentar los caudales de préstamos a los países pobres del Tercer Mundo bajo fuertes condicionamientos y uno de ellos era nada más ni nada menos que el aborto, a los que agregaba otros suplementos coloniales.
Desde ese momento hasta hoy las campañas siguieron su curso. No podemos dejar de mencionar a John Davison Rockefeller, quien desde su fundación ha apoyado, promovido y financiado las campañas pro aborto en el mundo entero, incluyendo a nuestro país.­- (ver informe del Secretario de USA KISSINGER a KENNEDY).-

Maria O'Connor
Maria O'Connor
8 months ago
Reply to  Mr. Chuenga

no es una cuestion de izquierda o derecha, por ejemplo en EEUU no fue la izquierda sino los grupos conservadores de tendencia eugenecista quienes legalizaron el aborto. El aborto fue legalizado bajo gobiernos conservadores republicano.

Primero, fue legalizado en California en 1969 bajo la gobernacion del conservador republicano Ronald Reagan quien luego fue president.
Luego, fue legalizado en todo el pais bajo el gobierno del conservador republicano Richard Nixon.

Las modelos y artistas que dicen ser feministas en Argentina, no tienen ni idea de lo que es el feminismo. Por empezar, el feminismo en EEUU nace siendo anti aborto y luego a fines de los 1960s se divide en pro vida (feministforlife.org) o pro eleccion. Ambos grupos conviven amigablemente en EEUU.

El feminismo nace de manera independiente en EEUU y en Francia a fines de los 1600s. En Francia estuvo relacionado con los derechos sexuales; pero en EEUU estuvo muy involucrado con las luchas contra la esclavitud, derechos laborales, abolicion del chantaje sexual, etc. El frances y el norteamericano, son dos enfoques totalmente diferentes.

Los bancos internacionales, “aconsejan” la legalizacion del aborto, rebajas de jubilaciones y a veces legalizacion de eutanasia a los paises deudores.

.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
8 months ago
Reply to  Mr. Chuenga

Kennedy y Kissinger solo tenian de comun la letra K de sus apellidos.

Argentina no es un pais con exceso de poblacion, asi que las politicas de reduccion de poblacion de Kissinger y otros, no se aplican en Argentina.

El aborto en EEUU fue legalizado bajo gobierno de conservadores republicanos, Reagan cuando era gobernador de California y Nixon cuando era presidente.

La mejor manera de reducir la poblacion en paises pobres sobre poblados no es el aborto, es la educacion a la mujer.

En los paises pobres sobre poblados existen lo matrimonios adolescents y a veces infantiles. Si una adolescente de 14 se casa, para cuando llegue a los 35 puede tener 12 hijos o mas. Ademas, al no ser educada no entendera el valor de la educacion para salir de la pobreza.

Casarse mas tarde y educarse es la major manera de terminar con el exceso de poblacion de paises pobres (no es el caso de Argentina).

En Argentina (y ahora tambien en algunos grupos en EEUU) ven todo en derecha vs izquierda, la obsesion ideologica es muy grande. La realidad, es que el control de la poblacion, las esterelizaciones, abortos obligados, etc tiene su origen en movimientos eugenecistas de extrema derecha, mucho antes de la Guerra fria, mucho antes que las sociedades se dividieran (artificialmente) en derecha vs izquierda

Los eugenecistas mal interpretaron a Darwin, por ej este biologo nunca dijo ‘sobrevive el mas fuerte”, a eso lo dijo Spencer.

Ellos buscaban hacer una especie de evolucion humana de manera artificial, buscando mejorar la humanidad geneticamente, eliminando poblaciones que consideraban inferiores y que creian diferente geneticamente.

La ciencia moderna desterro esas creencias. No hay diferencias en el cerebro en las diferentes “razas”. Ademas, ya se conidera el termino raza obsoleto

La realidad es que no hay razas puras y los seres humanos somos el resultado de la hibridacion de antiguos homonidos.

E

Sargento Martín Toro
Sargento Martín Toro
8 months ago

Para Legalizar la muerte del niño por nacer, o sea. el HOMICIDIO DE UNA PERSONA, AHORA EN MANOS DEL ESTADO. hay que REFORMAR LA C. N. Y RENUNCIAR A LOS TRATADOS INTERNACIONALES SUSCRITOS, AMÉN DE VOLVER A REFORMAR EL CÓDIGO CIVIL, TAMBIÉN. Voy a recordar las palabras del Comandante Chavez, ídolo de multitudes de zurdos que dijo respecto a la DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO: “En otras partes, aplican el aborto. Califíquenme de conservador, pero no estoy de acuerdo con el aborto para detener un parto. Sencillamente nació el niño, ahora hay que darle amor”

Maria O'Connor
Maria O'Connor
8 months ago

Sargento Martin Toro:

El aborto legalizado y las esterelizaciones obligadas son parte de la extrema derecha eugenecista; por eso es que los bancos internacionales piden aborto y eutanasia.

Fujimore era de derecha y obligo a esterelizarse a muchisimas mujeres bajo su gobierno. (esterelizacion forzada) Reagan y Nixon eran de derecha y bajo sus gobiernos se legalize el aborto en EEUU

Tambien bajo sistemas de izquierda se ha legalizado el aborto..

Hay que dejar de meter ideologias de derecha y de izquierda en todo, porque eso oscurece la vision.

Sargento Martín Toro
Sargento Martín Toro
8 months ago
Reply to  Maria O'Connor

No hable de IDEOLOGÍAS, SEÑORA, parece que usted todo lo ve a partir de esa cosmovisión, sino de VIOLAR LA CONSTITUCIÓN NACIONAL, TRATADOS INTERNACIONALES INCORPORADOS EN LA C. N. CON RANGO CONSTITUCIONAL Y EL RECIENTE CÓDIGO CIVIL, todo esto además, sin consultar al verdadero mandante, el pueblo, si esta de acuerdo con el homicidio del niño por nacer. Usted parece, por lo que trasunta en sus escritos que esta a favor de la matanza legalizada, dígalo con todas la letras y deje de ver Ideologías en cada escrito que no comulga con su pensamiento

Maria O'Connor
Maria O'Connor
8 months ago

Me sorprende Ud hablo de ideologia.
Yo solo describi lo que sucede. Es un tema controversial y no todos piensan igual
No todas las religiones piensan igual sobre cuando comienza la vida
No todas las feministas piensan igual sobre el aborto.
El aborto en la mayoria de los paises fue despenalizado bajo gobiernos de izquierda, pero son los gobiernos de derecha lo que lo legalizan.
Nunca me hice un aborto, ni aconsejaria a nadie hacerlo, pero sobre este tema hay muchas contradicciones. La gente confia en quienes los traicionaran, sobre este tema y otros

ARGUENZUELA
ARGUENZUELA
8 months ago

TODAS ESTAN DISTRACCIONES CON FINES DESTRUCTIVOS MALEVOLOS, COMO LA DEL ABORTO, EL PODER DE LA MUJER DESTRUYENDO AL HOMBRE Y POR ENDE A LAS FAMILIAS, QUEDARAN EN EL OLVIDO CON EL NUEVO ORDEN MUNDIAL A SUCEDERSE DESPUES DE LA PROFUNDA CRISIS ECONOMICA MUNDIAL, POSTERIOR (EXCUSA) DEL CORONAVIRUS.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
8 months ago
Reply to  ARGUENZUELA

La lucha por los derechos de las mujeres, no esta contra los hombres.
La gente debe ser juzgada por sus valores morales y no por su color de piel, raza, etnia, sexo/genero.
Concuerdo, q el asunto del aborto no es una prioridad en el caso de Argentina.
Si lo es terminar con las violaciones, pedofilos, violencia, consumo de drogas, desempleo, etc