¡Ay, cómo han bastardeado una noble filosofía!

En los últimos días aparecieron publicados dos artículos, uno con la firma de Eduardo Aulicino (“A 30 años de la asunción de Menem: gloria y caída del peronismo liberal”, Infobae) y el otro con la firma de Eduardo Fidanza (“El voto argentino, un test que también mira el mundo”, La Nación) que coinciden en vincular el liberalismo tanto con el menemismo (Aulicino) como con el macrismo (Fidanza). Para Aulicino Menem fue el emblema del “peronismo liberal” y para Fidanza el presidente Macri es un “liberal”.

¿Es posible tildar de liberal al peronismo? ¿Es posible considerar a Macri un emblema del liberalismo? En mi opinión, es imposible. Para fundamentar esta afirmación lo mejor es empezar por recordar qué es en esencia el liberalismo. Es una cosmovisión, es una filosofía política, jurídica y económica que enarbola como estandarte la consideración del hombre como persona. El liberalismo político fue consagrado por John Locke y Montesquieu. El liberalismo político sostiene que el gobernante es legítimo cuando accede al poder por el voto del pueblo. Es la legitimidad de origen. Pero también existe la legitimidad de ejercicio que consiste en la obligación del gobernante elegido por el pueblo de respetar los derechos y garantías consagrados por la constitución. El liberalismo político consagra el principio de la división de poderes que impide el ejercicio concentrado y abusivo del poder. Un gobernante es liberal solo si goza de ambas legitimidades políticas: la de origen y la de ejercicio.

El liberalismo jurídico alude a la salvaguarda de los derechos humanos. Consagra el derecho de cada hombre a no ser arrestado arbitrariamente, a tener un juicio justo, a no ser condenado por los medios sin que la justicia se haya expedido con anterioridad. Consagra el principio de presunción de inocencia y el de defenderse de los atropellos del gobernante y de los jueces inescrupulosos que están al servicio del poder. Un gobierno que reprime a mansalva, que confisca diarios, que encarcela a opositores, que presiona a la Corte Suprema, que se desentiende de quienes están en situación de calle, no es liberal.

El liberalismo económico se sustenta en la propiedad privada y en la libertad económica. Está a favor de un Estado de pequeñas dimensiones que debe velar por la seguridad, la justicia, la educación y la salud. Proclama la competencia económica y la soberanía del consumidor. Es enemigo de cualquier tipo de monopolio. Los empresarios, en su afán por satisfacer las necesidades del pueblo, se ven obligados a competir entre sí. Aquel que logre convencer al consumidor que su producto es el de mejor calidad ganará la pulseada.

El liberalismo, en su aspecto filosófico, es enemigo de todo dogmatismo, de todo fanatismo, de todo autoritarismo. El liberal considera que su opinión es relativa y que quien piensa de otra manera puede tener razón. Todo conocimiento está sujeto a recusación, como enseñó Popper. Por eso el liberal es esencialmente una persona tolerante, que está siempre dispuesta a dialogar y, en caso de una disputa dialéctica, a reconocer, llegado el caso, la razón de su adversario.

Aulicino habla de “peronismo liberal” porque Carlos Menem aplicó durante su mandato la “economía popular de mercado”. Lo que hizo el presidente apenas asumió fue imponer un férreo capitalismo de amigos que aniquiló cualquier atisbo de competencia. El proceso de privatizaciones que ejecutó implicó pura y exclusivamente el reemplazo del histórico monopolio estatal por un monopolio privado. Lo que hizo Menem fue regalarles a sus amigos empresarios las empresas estatales. Para dotar de “juridicidad” a semejante desguace Menem amplió el número de miembros de la Corte Suprema para hacer del máximo tribunal de garantías constitucionales un órgano de poder adicto. Durante su largo reinado la “mayoría automática” se limitó a dictar sentencias a favor de los intereses presidenciales. ¿La independencia del Poder judicial? Bien gracias.

Menem fue un típico caudillo que se creía superior a la constitución. Ello explica su obsesión por reformar la carta magna para lograr la reelección en 1995. Para Menem no existía el principio de la supremacía de la constitución”. En su concepción política no existía el paradigma del “gobierno de las leyes”. Fue, en este sentido, un digno discípulo de Juan Domingo Perón. Menem jamás fue liberal y si aplicó la “economía popular de mercado” fue por puro pragmatismo.

Fidanza tilda de “liberal” a Mauricio Macri. El presidente es un claro exponente de la patria contratista, de esa clase de empresarios poderosos que supieron poner en práctica el “arte” de negociar con el gobernante de turno. Macri jamás compitió. ¿Cómo puede, por ende, ser considerado un liberal en lo económico? Además, aborrece tanto el liberalismo político como el jurídico. Su intención de hacer ingresar por la ventana a dos nuevos miembros de la Corte Suprema pone en evidencia su desprecio por la independencia del Poder Judicial. Macri es, además, un feroz dogmático. Al repetir hasta el hartazgo que “éste es el único camino posible, el único correcto” no hace más que demostrar su intransigencia y su fanatismo. Para el presidente sólo existe una manera de garantizar el desarrollo económico: el ajuste permanente. Que la historia económica de nuestro país y del mundo demuestra que ello es inexacto, lo tiene sin cuidado. Para Macri la economía empieza y termina en el Fondo Monetario Internacional.

Ay liberalismo, cuántos crímenes se han cometido en tu nombre. Ay liberalismo, qué injustos han sido contigo el sinnúmero de gobernantes que te invocaron para encubrir verdaderos genocidios económicos. Ay liberalismo, cómo deformaron y manosearon tus nobles principios a lo largo de la historia. Ay liberalismo, ojalá algún día se haga justicia y tu nombre reciba la reivindicación que se merece.

Hernán Andrés Kruse

Share

10 comments for “¡Ay, cómo han bastardeado una noble filosofía!

  1. ERUERU
    18/07/2019 at 10:08 AM

    ES LA SEGUNDA VEZ QUE LE DOY LA RAZON A KRUSE. NI MENEM NI MACRI SON LIBERALES. PERO AL MENOS NO ERAN ANTILIBERALES COMO CRISTINA Y EL KIRCHNERISMO DEL QUE KRUSE FORMA PARTE

  2. raul
    18/07/2019 at 11:37 AM

    El autor hace una reivindicación del liberalismo, y en artículos anteriores ha recordado a referentes notables como Hayek y von Mises, lo cual me parece fantástico. ¿Cómo puede entonces manifestar su abierta simpatía con un movimiento populista autoritario como el kirchnerismo?
    Y aún me debe la respuesta a una pregunta que le formulé hace tiempo. ¿Cómo haría para financiar el gigantesco gasto público si no es con emisión monetaria, deuda, venta de activos o consumo de capital? La única solución es bajar y racionalizar el gasto elefantiásico que lleva décadas, todo lo demás es demagogia barata.

  3. Ironics
    18/07/2019 at 12:04 PM

    Con respecto a Kruse, F. Kafka escribio una famosa obra que llamo La Metamorfosis.

    Algo similar le estaria pasando a Kruse, solo que en vez de convertirse en insecto, se convertira en Liberal.

    Bueno es que, demuestre su inteligencia cambiando sus ideas populistas por otras mas serias.

    • Maria OConnor
      18/07/2019 at 5:57 PM

      Locke vivio en otro tiempo, en un tiempo cuando existia la esclavitud y el la defendia. Es mas era consejero de un grupo esclavista norteamericano y era inversor de la empresa Royal African Company que se ocupa del secuestro y venta de africanos en el Caribe y otros lugares de America.

      En Irlanda le quitaron el derecho a propiedad, voto y educacon a los mal llamados catolicos irlandeses (aunque fueras agnostico te calificaban como catolico se eras de origen nativo irlandes). Se lo quitaron en los 1600s y esto prosiguio legalmente hasta fines de los 1700s, pero en practica continuo hasta la independencia de Irlanda en 1917. El sistema que se le impuso a Irlanda fue el libertarismo laissez faire.

      El liberalismo (en EEUU es comunmente llamado libertarismo, porque liberal en EEUU es sinonimo de progresista) es una ideologia economica creada para sociedades agrarias y no se si funciona en estos momentos. Tampoco funciona el marxismo.

      Quizas es tiempo de crear algo nuevo apropiado a los desafios que enfrenta el mundo en el Siglo 21 ?

      • Maria OConnor
        18/07/2019 at 5:59 PM

        Nombre a Locke porque el Sr Kruse lo nombra en su art.

  4. Alberto
    18/07/2019 at 4:50 PM

    Ideas aplicadas en estado puro no existen. El peronismo es un hibrido con componentes fascistas (comunidad organizada, sindicatos politicamente organizados…..Tambien incorpora la lucha de clases del judeo marxismo (condena y combate a la “oligarquia”, es decir Clases dirigentes Gentiles) Díel liberalismo toma, al menos teoricamente, el acceso al poder mediante elecciones, donde una persona, vale un voto. De ahi que todas las interpretaciones del peronismo pueden ser validas y asimismo pueden ser descalificadas. En si no es nada coherente, es la “avivada” de un tipo para decirle a cada uno lo que quiera escuchar. Y como no hay mucho rigor intelectual…..dale que va.

  5. Maria OConnor
    18/07/2019 at 5:36 PM

    John Locke hablaba de liberalismo economico pero no de libertad real porque en “Treatise” justifica la esclavitud y le niega a pueblos primitivos el derecho de propiedad privada.

    Locke fue secretario del consejo de plantaciones (esclavistas) “Council of Trade and Plantations”, fue un inversor mayor en la empresa Royal African Company que se ocupa de secuestrar nativos africanos y venderlos en Bahamas y otros lugares de America.

    En EEUU los esclavistas eran liberales (aqui se llaman libertarios) y creian que “comprar y mantener esclavos en sus campos era parte de la libertad de mercado”

    En Irlanda la tierra de mis ancestros el liberalismo Laissez faire estan relacionados con la paradojica quita del derecho de propiedad a nativos irlandeses mal apodados catolicos, y tambien la quita del derecho de educacion y voto. Recordemos que Locke como muchos liberales de su epoca creia que se podia esclavizar gente prisioneras de guerras (Irlanda fue invadida) y negarle el derecho de propiedad a nativos.

    Paso mucho tiempo y no podemos acusar a liberales o libertarios actuales de ser esclavistas, pero es importante que estas cosas se sepan en Argentina pais de ideologos ciegos sean marxistas o liberales.

    EEUU y Europa NorOccidental se desarrollaron con Keynesianismo, ni con marxismo, ni con libertarismo. El keynesianismo en Argentina esta defenestrado por izquierdistas y por derechistas y algunos aun lo relacionan con el peronismo; pero nos guste o no, Europa y EEUU bajo el periodo de Keynesianismo (1940-1986) tuvo el ascenso social mas alto de la historia. Millones pasaron de pobres a clase media y muchos de clase media a clase alta.

    El estado mas rico de EEUU es California y sigue siendo Keynesiana en el modo en que encara la economia, el Sud Este de EEUU es libertario y es pobre.

    Esto solo lo digo como informacion, como dije en algun otro comentario “no sigo ideologias sean politicas o economicas ciegamente” y no me meto en ningun extremo

    • Maria OConnor
      18/07/2019 at 5:40 PM

      Aclaro que en EEUU se llama liberal a los progresistas, y a lo que se llama liberal en Argentina en EEUU se los llama libertarian (libertarios).
      Es el mismo nombre “liberal” pero el concepto en EEUU y Argentina es diferente. Los progresistas democratas son “liberals”, un gran numero de los republicanos son “libertarians”.
      A Locke en EEUU se lo considera libertario porque ese es el nombre que se usa.
      EEUU tiene la mala costumbre de cambiar nombres y eso crea confusion en el resto del mundo.

      • General Lee
        18/07/2019 at 11:57 PM

        En Laferrere le dicen…

        • Maria OConnor
          19/07/2019 at 12:11 AM

          General Lee:
          Me parece que te equivocaste de comentario. Creo que respondiste a la persona equivocada.

          Quizas querias agredir a otra persona. Soy una mujer heterosexual y no soy peronista, (ni zurda, ni macrista ni nada que me puedan etiquetar porque soy independiente y centrista).

          Te informo que no acostumbro ni a agredir ni a responder agresiones. Solo te informo que no soy quien vos crees que soy, te equivocaste de comentario.

          El General Lee perdio la guerra civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *