La economía es la mayor preocupación de los argentinos

La inflación, las tasas de interés, la suba del dólar y la situación de los precios y salarios marcan la situación actual, la coyuntura inmediata. Explican la recesión, la desinversión y la declinación del país. Se ha aumentado la deuda externa sobre el trasfondo referido, resultado de una política que viene de lejos y que se ha reafirmado con todos los gobiernos.

La estabilidad económica es lo que la gente pide. Es difícil imaginarla pero se debe lograr en el próximo mandato. ¿Que pasara después de las elecciones? ¿Todo se hará, como siempre, a medias?

Se necesitan capitales, hombres de empresa, estabilidad monetaria, sistema financiero que provea el crédito necesario a tasas normales de interés, libertad para trabajar, invertir y eliminar las trabas con que el Estado lo impide. Suprimir impuestos distorsivos, reducir la inflación y la incertidumbre que ésta crea.

Una economía capitalista necesita no manipular arbitrariamente la moneda, promover las exportaciones mediante desgravaciones totales y otros estímulos. No vale provocar inflación emitiendo y tratar de contenerla a la vez con métodos compulsivos como el atraso de tarifas. Inflación reprimida es igual a estallido, explotan los precios y se nos viene la hiperinflación como ya, desgraciadamente, ha sucedido en nuestro país.

No ayudan a mejorar la economía declaraciones con intencionalidad política tanto de Aníbal Fernández como de otros líderes políticos. Y de parte del Gobierno deberían dejar de pedir confianza. Para lograr apoyo debe inspirarla el propio gobierno. No se oye ninguna mención a cambios concretos, a los que se refieren cuando hablan de avanzar con ellos. Se ignora, en realidad, qué se hará ni que es lo que se piensa. Cuando se pierde la confianza las proposiciones deben ser definidas concretamente, precisamente, y los compromisos, asumidos con toda claridad y franqueza.

La oposición, a sabiendas, tampoco anuncia un programa preciso. Nos tenemos que conformar con meras palabras, sin contenido.

Es necesario para salir del desánimo, una política seria en la cual crean los inversores tanto del país, como los extranjeros, quienes están en la gatera para ver qué pasa. Sería una lástima devaluar, creo que si podemos seguir así, manteniendo la situación actual, sería preferible aunque tengamos que recurrir a recursos transitorios. También decir que se va a liberar totalmente la economía, de golpe, es descabellado. Se necesita una preparación previa, instrumentar en los primeros meses de gobierno la liberación que se pretende, permitiendo a los distintos sectores de la economía prepararse para tal empresa y así lograr el apoyo a dicha política.

Si el ganador en las elecciones fuera Macri, se podría negociar mejor con el FMI un nuevo acuerdo, aprovechando la buena relación, que dé un poco más de respiro. Y, esta vez, apenas asumiera, debería anticipar el rumbo económico y las reformas estructurales que se quieren hacer, convenciendo a la sociedad y mostrando las consecuencias favorables que traerán a corto plazo. Habría, que conseguir apoyo mayoritario para poder mantener con energía un plan coherente, que revierta lo que hizo el kirchnerismo y que Macri mantuvo por falta de decisión.

La democracia, que ha dejado erróneamente, de ser valorada en algunos sectores, porque fue debilitada en la década kirchnerista, debe fortificarse. Históricamente podemos observar que la economía capitalista lleva a ella. El capitalismo para funcionar necesita de paz ya que la riqueza, cualquiera sea, tiene su fuente en las transacciones humanas y éstas se dan mucho mejor en un ambiente democrático, donde se pasee, orondamente la libertad.

Solo la institucionalidad y la acción ´política pueden disminuir la incertidumbre e inseguridad que son ineliminables en el mercado. Este necesita de confianza, estabilidad, credibilidad, no violencia, previsibilidad, responsabilidad, de la justicia (igualdad ante la ley) y de la democracia. Esta última, para crear consensos parciales y provisorios que conserven el orden. La democracia es un instrumento institucional destinado a crearlos, los partidos modernos cumplen con la tarea de coordinación, negociación y también de enfrentamientos entre grupos y propuestas. La base de la democracia es la multiplicidad de poderes que permiten una sociedad consensuada, por ello la economía de mercado conduce hacia ella. El presidente Macri, indiscutiblemente, ha tratado de fortalecerla, luego de una década en la que se hizo todo lo posible por desprestigiarla y debilitarla.

El candidato a presidente Alberto Fernández anuncia a quién va a cuidar y favorecer y a quién no. Esta actitud demuestra el autoritarismo que ya ejerció Cristina Kirchner. También en economía, decidirán a cuales sectores van a favorecer y a cuáles no. Ellos crearan las desigualdades. El mercado, en cambio, las genera espontáneamente como resultado de la competencia y de la libre elección de las personas, no son consecuencia de mandatos u órdenes del poder, para perjudicar o beneficiar a dedo.

La ex presidente, como su ex ministro de economía, rechaza la economía de mercado. La libertad se halla enlazada a la idea de propiedad, así como a la idea de igualdad ante la ley, requiere la noción de justicia independiente del poder. La ex presidente, y varios de sus cercanos ex funcionarios, se han manifestado por una reforma judicial que no tiene otro propósito que el de escapar del castigo, que por ley, merecen sus defraudaciones al Estado. Las previsibles consecuencias de sus oscuros proyectos pasan inadvertidas a buena parte de la sociedad.

Las elecciones, como la taba, mostrarán la suerte de los argentinos. Veremos cuán arraigado está la resistencia al capitalismo. Este sistema económico requiere mercados en expansión, acumulación incesante de capitales, técnica, ciencia, innovación y producción masiva. Poco se sabe en nuestro país, sobre su significado social, cultural e histórico.

Elena Valero Narváez

Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia

Miembro del Instituto de Economía de la Academia de Ciencias. Morales y Políticas

Premio a la Libertad 2013 (Fundación Atlas)

Autora de “El Crepúsculo Argentino” (Ed Lumiere, 2006)

Share

9 comments for “La economía es la mayor preocupación de los argentinos

  1. HERNÁN DE ROSARIO
    04/08/2019 at 12:35 PM

    Doctora Valero Narváez:

    usted dice que Cristina y Kicillof rechazan el capitalismo. Tiene razón. Pero Macri también lo rechaza porque siempre fue un emblema del corrupto capitalismo de amigos, la antítesis del genuino liberalismo. Los otros días releí un párrafo de Mises en La Acción Humana, donde expresa que en el capitalismo los empresarios deben sí o sí competir para satisfacer de la mejor manera posible las necesidades de los consumidores, los verdaderos soberanos. Me atrevo a preguntarle: ¿cuándo Mauricio Macri compitió?

    • Jorge
      04/08/2019 at 10:21 PM

      Macri cumplió muchas cosas… los que NO cumplen son el comercio, entre otros, que se arroja el derecho de decir “aumento las cosas porque se me da la gana”, asi que, en vez de arrojarle piedras al gobierno, piense que clase de gente hay en el pais: vivos, vividores, vagos de m., colgados, rastreros y ladrones.Pero eso obviamente, gente como ud y como muchos, no tienen los HUEVOS de asumirlo.

      • .....................................
        06/08/2019 at 9:21 PM

    • .....................................
      05/08/2019 at 10:32 PM

      MACRI NO ES CAPITALISMO ES COMUNISMO JUNTO CON
      BICICLETA USURERA.

      • Maria O'Connor
        06/08/2019 at 12:22 PM

        Comunismo = ausencia de propedad y empresa privada, todo pertenece al estado. Monopolio estatal.

        Macri no es comunista, es oportunista. Lo que en EEUU se llama “crony capitalism” o sea una alianza entre la clase politica y la empresarial.

        Hay diferentes formas de capitalismo y entre todas las diferentes formas de capitalismo, hay que elegir el modelo economico capitalista que realmente beneficia a la sociedad en su confunto.

        • .....................................
          06/08/2019 at 9:23 PM

          POBRECITA INGENUA SEGUÍ EN TU NUBE DE GAS QUERIDA … SEGUÍ ASI QUE VAS “BIEN”….JAJAJA

    • Maria O'Connor
      06/08/2019 at 12:15 PM

      Sr Hernan de Rosario:

      Totalmente de acuerdo con Ud. El capitalismo esta basado en la libre competencia y lo que existe actualmente en Argentina no es capitalismo.

      TAmpoco es capitalismo lo que existe en el mundo desde los 1990, ya que el sistema neolibeal (no liberal autentico) esta propulsado por las transnacionales y el sistema financiero y estos forman monopolios.

      Las transnacionales no compiten o compran la competencia, o se unen a la competencia “merging” y esto va contra las reglas del capitalismo. Quizas esto aun no se nota en Argentina, pero desde los 1985/90 que se implanto en el mundo esta nueva variante de capitalismo llamado neoliberalismo la empresa comun de todo tamano, se ha ido a bancarrota, es muy difcil poner empresas nuevas y todo esto ha sido reemplazado por monopolios de transnacionales. (del 1940/1985 el mundo occidental estaba bajo capitalismo keynesiano). Por eso, en el hemisferio norte se dice que despues del neoliberalismo llega el neofeudalismo.

      riggedgame.blog/2017/03/29/from-neo-liberalism-to-neo-feudalism/
      crookedtimber.org/2013/10/15/neo-liberalism-as-feudalism/

      Adam Smith el padre del libre mercado dijo que el creia en el valor de la empresa privada y en el estado chico, pero habia ciertas empresas estatales que nunca debian privatizarse porque si se lo hacia se crearian monopolios privados y estos son mucho peor que el estado grande.

      Creo, que en Argentina (y en el mundo) se debe dejar de hablar de capitalismo (en singular )y hablar de capitalismos (en pluraral), porque no todos los modelos capitalistas son iguales y algunos son muy beneficiosos y otros lamentablemente no lo son tanto.

    • .....................................
      06/08/2019 at 9:22 PM

  2. .....................................
    05/08/2019 at 10:30 PM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *