La élite política cada vez más alejada del pueblo

Noche del miércoles 7 de junio de 2017. Un barrio cualquiera del gran Buenos Aires, da lo mismo porque la tragedia se ha apoderado de todo el conurbano. Sin embargo importa nombrarlo fue en Lomas de Zamora. Un trabajador lleva en brazos a su pequeño hijo de tres años. Son las 20 horas. Dos jóvenes delincuentes lo asaltan e inmediatamente parten raudos. Apenas dan unos pasos uno de ellos, endemoniado, se voltea esboza una sonrisa y dispara. La criaturita en brazos alcanza a decir “me duele papá”. Fueron sus últimas palabras. ¡Hay que ser hijo de puta! Que el lector me disculpe, no hallo otras palabras.

La sociedad argentina está destruida. Son escenas que se repiten una y otra vez y la élite política no reacciona. La élite intelectual tampoco. Hablan, opinan, pontifican pero no tienen la solución que el sufriente pueblo argentino demanda.

Hay una guerra civil no declarada. Y no se dan por enterados Un sector de la sociedad mata a otro y nadie los para. Es una guerra con todos sus componentes, incluso con vínculos que afectan la seguridad nacional. Y el Estado está ausente. Aquellos que siempre se han manifestado a favor de un Estado interventor, miran para otro lado. La cobardía y la hipocresía que los define no guarda parangón con ningún momento de nuestra historia.

Los que nos hacen la guerra cuentan con la ventaja de la voluntad y el desinterés por la vida y su avidez por el tránsito fácil y vertiginoso asociado al consumo de drogas y de indumentaria superflua que no están dispuestos a alcanzar por el trabajo digno o la changa pasajera, pues como decía Luca Prodán “no sé lo que quiero pero lo quiero ya.” No es el hambre lo que hace a un ser humano un asesino o una fiera. Es otra cosa. Cuentan además con un Estado Mayor Intelectual que son las organizaciones de Derechos Humanos, el kirchnerismo, la progresía, la gente bien pensante y la izquierda. Es un ejército en ofensiva. Incluso la cultura del delito traducida en canciones, vestimenta y habla nos dice que esta guerra ya está instalada en el plano de la cultura.

Si se quiere salir airoso de este gravísimo conflicto a los delincuentes hay que ir a buscarlos a sus guaridas asquerosas y vencerlos en los términos con que ellos nos pelean. No hay otra forma. Ya ocurrió en nuestra historia. Fue el general Julio Argentino Roca quien en su momento asumió la responsabilidad de dar seguridad interior y exterior al País. ¡Un liberal que pensaba que lo más importante era la seguridad de su pueblo y la tranquilidad de su Patria. Que por encima de las libertades individuales estaba el bien común. Muy duras parecen hoy sus palabras pero hacía más de cien años que los argentinos vivíamos la inseguridad de las pampas “Vamos pues a disputarles sus propias guaridas, lo que no conseguiremos sino por medio de la fuerza. A mi juicio el mejor sistema de concluir con los indios es el de la guerra ofensiva. Hay que ir a buscarlos a sus guaridas y causarles un terror y un espanto indescriptibles” Claro la diferencia con la actualidad es abrumadora eran políticos de coraje y largo aliento que no contaban con asesores de imagen ni coach sicodélicos. La imagen era la fuerza de sus argumentos y el compromiso social de realizarlos.

Da pena por no decir bronca escuchar al intendente de Lomas de Zamora, Martin Insaurralde, explicar por radio su inoperancia. Se atropellaba con las palabras, se encimaba con frases sin sentido, afirmó y aquí se halla la gravedad en la que nos encontramos que se trataba de una bandita conocida que llevaba adelante delitos menores, jamás pensamos que desencadenarían lo que estamos viviendo. Tomaban cerveza en las esquinas. Hubo que esperar que mataran para detenerlos. ¿Por qué no se los capturó antes? Finalmente admitió que más ya no puede hacer. ¿Es cierta esta afirmación? No, es falsa. ¡Sí que puede hacer más Insaurralde! Lo primero apartarse del Estado Mayor que conduce la guerra de los delincuentes: esto es el kirchnerismo y segundo plantear una guerra ofensiva contra el delito. Arrancarlos de sus aguantaderos que él conoce muy bien en su distrito.

Se equivoca también María Eugenia Vidal al sacar a la calle las últimas reservas policiales para hacerlas pasear por los centros comerciales más calientes. La ingenuidad no tiene antecedente. Los ladrones no estarán allí. Robarán colectivos a simples y humildes trabajadores, matarán porque se saben molestados pero no vencidos. ¿Con quién creen que están midiendo fuerzas?

No señores ustedes hacen lo mismo que el anterior gobernador Daniel Scioli, ponen policías en los cruces de avenidas y “’saturan” de uniformados las calles más transitadas. No sirve. No alcanza. ¡Hay que ir a buscarlos1

Ahora bien, la guerra civil que estamos viviendo no se gana solo en el terreno de las armas. Otras respuestas hay que dar en paralelo. Profundas, serias, revolucionarias. La inmensa mayoría de ni-ni que deambulan por las calles al borde del delito deben ser incorporados obligatoriamente a hogares-escuelas de oficio. Sin atenuantes. Como era el servicio militar obligatorio instaurado por el liberal Roca y como era la ley 1420 de enseñanza primaria obligatoria promulgada por el liberal Roca. Hay que invertir allí. Sabemos que los delinquen o están a punto de hacerlo padecen la ausencia de familia, al menos en su inmensa mayoría. Pues entonces si la familia no está debe estar el Estado y no como opción sino como obligación.

No hay tiempo para las medias tintas. Ni el kirchnerismo, ni el Pro, ni los radicales, ni el Frente Renovador, ni la izquierda tienen políticas para remediar o disminuir este flagelo. Se habla de bajar la edad de imputabilidad, está bien, una vez cometido el delito pero tenemos miles a punto de delinquir. Sobre los delincuentes, la guerra, sobre los ni-ni, hogares-escuelas obligatorios. He llegado a escuchar del ecuánime Daniel Arroyo (FR), al parecer joven y aplomado estudioso del asunto el disparate mayúsculo de qué hacer con los ni-ni y ¿cuál es su genialidad? pues ponerles un tutor. ¿Sabe el ecuánime Arroyo todos los tutores que hay que nombrar? No, la fantasía me supera.

Finalmente debemos convenir que en el caso de los delincuentes lo que abunda son los desescolarizados y sin familia. Sobre formas escolares novedosas que sustituyan la familia ausente y una variable de instituciones intermedias entre el individuo y el Estado se hallará la solución para quienes todavía no han ingresado a la antesala del delito y del crimen pero que la merodean.

Claudio Chaves

Share

14 comments for “La élite política cada vez más alejada del pueblo

  1. alan
    12/06/2017 at 1:21 PM

    EN EL ESTADO EN QUE ESTÁN LAS COSAS EL PRIMER REMEDIO ES EL DE METER BALAS A LOS DELINCUENTES, TAL COMO DIJO UN EX GOBERNADOR peruca.

  2. deepmen
    12/06/2017 at 1:28 PM

    hAGAN LO QUE HAGAN, ENSAYEN TODO LO QUE QUIERAN, PERO PERRO QUE MUERDE UNA VEZ, SIGUE MORIDIENDO POR MAS BIEN ATENDIDO QUE ESTE. ESTOS SERES HUYMANOS 50% Y ANIMAL EL OTRO 50%, DEBEN IR AL CIELO Y QUE DIOS LOS CUIDE. NOSOTROS NO PODEMOS.

  3. New World Order ex-Lic. Carla Fridman
    12/06/2017 at 1:45 PM

    CON NESTOR Y CRISTINA ESTO NO PASABA. AHORA CON LA FALTA DE EMPLEO, DESOCUPACION Y RECORTES SOCIALES QUE QUIEREN??’

    QUE TIENE EN LA CABEZA LOS BURGUESES Y LOS FACHITOS???

    EL PUEBLO (EL VERDADERO) NESESITA A CRISTINA PARA QUE LOS CONDUZCA HACIA LA FELICIDAD TOTAL.

    VOLVEREMOSSSSS

    • UKELELE
      12/06/2017 at 5:01 PM

      PEDRO!!! HACE QUE VENGA UNA CUADRILLA Y LE CORTE INTERNET, PARA QUE NO SIGA DICIENDO BOLUDECES!!!! JAJAJA

  4. San Seacabo
    12/06/2017 at 2:15 PM

    Excelente articulo sr. Chaves. Insisto necesitamos un SEINELDIN, pero de Presidente, el que tenemos, lamentablemente esta a la vista, NO SIRVE A LA PATRIA.

    • New World Order ex-Lic. Carla Fridman
      12/06/2017 at 3:41 PM

      PATRIA????? AJAJJAJAJAJAAJAJAJAJAJJ
      TE QUEDASTE EN EL SIGLO 18 FACHITO

      • A.Alonso
        13/06/2017 at 1:04 PM

        Copio y pego….
        …..A ESTA TAL lic.friedman es a la que deberíamos arrojar al Río de la Plata pero con las patas atadas con cadenas… no vaya a ser que se fugue… de paso se iría reduciendo la diferencia hasta poder llegar a los 30mil con los 22mil faltantes…—-Y SERÍA USTICIA.

  5. ARGUENZUELA
    12/06/2017 at 3:46 PM

    SI NO ARREGLAN EL PROBLEMA DE SEGURIDAD NO GANAN, PIERDEN LA ELECCION DENSE CUENTA .

    MIRTHA LEGRAND EN LA ENTREVISTA CON EL JEFE DE POLICIA, COMISARIO POLITICO DE LA PCIA DE BS AS.

  6. 12/06/2017 at 6:39 PM

    No es la elite politica es la oligarquia politica… de elite no tienen nada pues son chorros con aguantaderos como los del “Congreso Nacional”. La unica solucion es armarse, organizarse y empezar a fusilar a esta gente. Hay que formar el equivalente de la National Rifle Association” de los Estados Unidos, en donde la gente puede tener (y tiene) cualquier tipo de arma inclusive ametralladoras en sus casa. Entrar en las villas y mandar a sus lugares de origen a los que se apoderan de terrenos publicos: esto significa deportacion de extranjeros y mandar asus provincias originales a los que no tienen un trabajo estable a traves de un pasaporte interno( si, como tenian en Rusia)

  7. Alberdi y Roca de nuevo
    13/06/2017 at 1:57 AM

    “Retribución” enuncia una clave que todos conocemos y pasamos por alto. Estos “altos delincuentes” constituyen una oligarquía que llegó al extremo de derogar el artículo 18 de la Constitución Nacional, conculcando la vigencia de los más esenciales derechos individuales. Eso para evitar la reacción repetida en la historia argentina de golpes militares que venían a conjurar los hondos vacíos de poder generados por ellos cada vez que llegaban al gobierno. Se sumaron a la izquierda internacional para destruir y corromper fuerzas armadas y de seguridad. No aseguraron con esa demolición ninguna forma republicana ni institucional obviamente y aunque no haya un periodista político ni un constitucionalísta de nota dispuesto a señalarlo claramente. Reaseguraron sí la continuidad del crecimiento de su consabido vacío de poder, que a esta altura es dantesco y sin miras de revertirse en su curso de pulverización de cualquier noción de ley y orden. Estoy de acuerdo en que vivimos una guerra civil de facto, con ideólogos perfectamente identificables. Claudio Chaves los describe con exactitud. Los que vencieron militarmente a esos terroristas que nunca dejaron de serlo y siguen siéndolo, mueren en cárceles especialmente acondicionadas para consumar la venganza que es el centro de sus patéticas vidas. En las calles los ciudadanos que viven sin tomar conciencia de la barbaridad de la venganza que también los incluye como víctimas, han sido neutralizados por el terror instalado por vía de la inseguridad generalizada. Sembraron muerte y dolor en los setenta a raudales y lo repiten actualmente corregido y aumentado. Son desde que se dieron a conocer “Tanatos”. En algún momento “Eros” deberá llegar inexorablemente. Como llegaron Sarmiento, Alberdi y Roca, después de la larga noche de las guerras civiles que los precedió. Decía Lucilio: “Después de la luz espero tinieblas; después de las tinieblas, espero la luz”. Y estamos en plena tiniebla.-

  8. Monica
    13/06/2017 at 7:30 AM

    Esa “elite” miserable hay que dejar de votarla y veremos como se transforman en humanos comunes y corrientes.

  9. VULCANO
    13/06/2017 at 8:54 AM

    Es llamativo el silencio del regente de prostíbulos y ex miembro cortesano apellidado Zaffaroni. Tras años de pontificar acusando a la sociedad de ser la responsable de los asesinos, violadores, ladrones, etc., seguramente ha entendido algo de la terapéutica de mantener la boca cerrada. De todas maneras, sus grotescos “discípulos” en los estamentos judicial, parlamentario, policial y conexos siguen firmes como rulo de estatua…..

  10. Om
    13/06/2017 at 11:30 AM

    Según Mahatma Gandhi: “Si hay un IDIOTA en el PODER es porque quienes lo eligieron están BIEN REPRESENTADOS.

  11. EL CHUMBIAO
    13/06/2017 at 3:41 PM

    La criminal y antiargentina oligarquía política asociada al partido político de los derechos humanos, que es aprobado y sostenido por Inglaterra, destruyó el instituto del “patronato del estado” al derogar la lay n°10 903 privando al estado de las herramientas legales para asistir a la minoridad sin familia y abandonada a toda clase de peligros y corrupción. Esa maldita oligarquía destruyó toda institución del Estado destinada a proteger, sancionar y reeducar a la población menor de edad. Esa maldiga oligarquía atrasó a la Argentina 100 años en materia de políticas sociales. Esa maldita oligarquía destruyó las FFAA porque éstas les hacían peligrar la posibilidad de destruir y saquear la Nación Argentina, no fuera que las FFAA los sacaran como chicharra de un ala de los alfalfares del Estado. Esa maldita oligarquía fue, es y será funcional a los intereses de Gran Bretaña, Chile, y de todo país que quiera apoderarse de las riquezas argentinas y hasta de su territorio. Esa maldita oligarquía no merece que no la voten, merece un paredón. El cáncer se elimina cortando por lo sano. La metástasis continuará creciendo en la medida que no sea extirpe esa maldita oligarquía del cuerpo de la Nación Argentina. Es lo que harían San Martín, Güemes, Rosas, Urquiza, Sarmiento, Roca, Avellaneda, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *