Para Macri la bandera y Belgrano no existen

Fue un 20 de junio atípico. No hubo desfile ni discursos de rigor. El Monumento a la Bandera fue un escenario demasiado grande, demasiado majestuoso, para el puñado de personas que se hicieron presentes para rendir homenaje a la bandera y a su creador. Ni el gobernador Miguel Lifschitz ni la intendenta Mónica Fein hicieron uso de la palabra. En pocos minutos todo había terminado. ¿Por qué actuaron de esa manera Lifschitz y Fein? ¿Tan dura fue la derrota del domingo pasado que les impidió hablar en un día tan especial para los rosarinos? ¿No saben que la derrota es una de las posibilidades cuando se trata de una competencia electoral? Así como hay que saber ganar, también hay que saber perder. Evidentemente, no supieron hacerlo.

¿Y el Presidente de la nación? No se hizo presente al tradicional recuerdo, en otra manifestación de falta de respeto por la bandera y la memoria de Manuel Belgrano. Pero lo peor no fue eso. Sí se hizo presente en Rosario para asistir a la cancha de básquet del club Ciclón del popular barrio Tablada. Rodeado de alumnos de primaria y de algunos adultos, pronunció un vulgar discurso de barricada, impropio para una jornada de esta índole. En ningún momento hizo alusión a nuestra insignia patria y a su venerable creador. Se limitó a decir lo de siempre pero agregándole un condimento especial: culpar de todos los males que aquejan a la Argentina al clan Moyano.

Dijo el Presidente: “Estamos trabajando con firmeza, que es el camino correcto. Y que esté costando más, que lleve más tiempo, no significa que no lo estemos haciendo. Significa que vamos en serio, que esto es a conciencia y que por primera vez en décadas estamos haciendo lo que había que hacer. Estamos diciendo “esto sí, esto no”. Eso sí queremos para nuestros hijos, esto de volver al pasado no es lo que nos sirve para el futuro. Y además decimos que no queremos más ocultamientos, mentiras, ejercicio patotero y prepotente del poder… No queremos volver a situaciones donde aquellos que conducen abusan del poder en beneficio propio. No queremos convivir más con la mentira, ni con el ocultamiento, ni con la corrupción ni con las mafias… La corrupción y la mafia nos arruina, todo lo que tocan lo destruyen… Tenemos que estar juntos dando batalla. Porque por ejemplo el narcotráfico es un flagelo al que le estamos dando batalla desde el primer día… Esas mafias que destruyen nuestra capacidad de crecer, impiden el crecimiento del país, del desarrollo y la generación de empleo en el país. Aquí me quiero referir a la patota del transporte. La Argentina tiene el costo de transporte más grande de la región… Es producto de privilegios acumulados en forma ilegal por Hugo y Pablo Moyano… Se tiene que terminar el comportamiento patotero. Seguimos apostando al diálogo, como lo hacemos desde que somos gobierno”.

La historia registrará este discurso como uno de los más lamentables pronunciados por un presidente desde la restauración de la democracia. Causó pena ver a Macri dominado por la ira en un ámbito ajeno a la lucha política. ¿Qué derecho tuvo de obligar a niños y niñas a escuchar sus diatribas? ¿Qué derecho tuvo de ignorar a Manuel Belgrano, uno de nuestros próceres más preclaros? ¿Qué derecho tuvo de utilizar una celebración tan importante para atacar a los jefes del poderoso gremio de los camioneros? Ninguno. Pero así es este presidente. No es más que un patrón de estancia, vulgar y mediocre, que se cree elegido por la providencia para salvar al país. Cree que su gobierno está marcando un punto de inflexión histórica. Cree que habrá un antes y un después luego de su retiro de la Casa Rosada. Cabe reconocer, para hacer honor a la verdad histórica, que varios de sus antecesores también se creyeron unos iluminados.

Macri descerrajó toda su furia contra las mafias, cuyos comportamientos patoteros han causado un gran daño al país. Justo él, un emblema de ese tipo de comportamiento. Hizo referencia al ejercicio prepotente del poder. Justo él, un emblema de la prepotencia y la petulancia. El presidente carece de autoridad moral para criticar a nadie. Sin embargo, cada vez que se dirige a la opinión pública lo hace desde el púlpito, como si creyera que es dueño de la verdad revelada. Cree que todos los problemas que aquejan a los argentinos es culpa de los Moyano y de Cristina Kirchner. La mala situación económica se debe a la mafia moyanista. Lo afirmó ayer en Rosario delante de niños que lo miraban incrédulos mientras una sarta de imbéciles de edad avanzada asentía desvergonzadamente.

Fue muy penoso lo que aconteció ayer en mi querida ciudad. Creo que ni Rosario, ni el Monumento a la Bandera, ni Manuel Belgrano, se merecían semejante destrato. Afortunadamente, el de ayer fue el último 20 de junio con Macri como presidente de la nación.

Hernán Andrés Kruse

Share

10 comments for “Para Macri la bandera y Belgrano no existen

  1. .....
    21/06/2019 at 10:37 PM

    Ahí, lamentablemente, tienen una historia de comerse gatos.
    Ojo, que tampoco faltaron demostraciones de amor, para el creador de la bandera.
    Quizás no eran los ámbitos , ni el momento.
    Pero parece que la agenda política, apresura y desinhibe.
    No problem. Algo pasajero. Ya volverá la mesura.
    Ojalá. Al menos, es de esperar.

  2. Carlos de Lanús
    21/06/2019 at 11:31 PM

    PARA KRETINA, BELGRANO SI EXISTE.
    Y SE LO QUIERE COGER, AUNQUE ESTÉ MUERTO.

  3. Tintorero
    22/06/2019 at 12:46 AM

    Ali gato.

  4. mari
    22/06/2019 at 8:24 AM

    Si tanto le molesta la mafia de Moyano porque no restableció el tren en todo el país que nos robo Menen?Los dos estuvieron en Rosario y los dos mostraron bajo nivel Uno fue aplaudido por los mayores presente y ella es aplaudida cuando habla de una nueva constitución sin saber como va a ser .Tal parece que hay una parte del pueblo que poco piensa y nada se cuestiona

    • 24/06/2019 at 12:34 PM

      che mari sos o te haces te crees que cuesta un belin volver a restablecer 100 mil km. de vias o sos dolobu vos y si te parece poco
      lo que hizo hasta ahora en trenes vota a la “siniestra”

  5. Machaco Perdojian
    22/06/2019 at 3:00 PM

    DON INODORO:¿VIO MENDIETA AL PRESI?
    MENDIETA: MAS CALIENTE QUE NEGRA EN BAILE !!
    ¡¡ EXPLOTO CONTRA LOS MOYANO !!!
    DON INODORO: ES EL PRIMER PRESI QUE LOS PUTEA DESDE EL PUBLICO !
    MENDIETA: ¡ POR FIN MUESTRA HUEVOS !!
    A LOS MOYANO LOS TIENE CONTRA LAS CUERDAS !
    DON INO: … Y LA POROTA DEFENDIEDO A LOS MOYANO !
    MENDIETA: ¡QUE LO PARIÓ, SE LES ACABO LA JODA A LOS DE “MION-CA”

  6. EL CHUMBIAO
    24/06/2019 at 4:06 AM

    Continúan vigentes las últimas palabras del General Belgrano:” Pobre Patria mía”. Una obra incuestionable de los políticos y gobernantes a partir de 1983 fue destruir el amor a la patria e instalar la ignorancia del pasado. Un pueblo que olvida es un pueblo que muere.

  7. KeyPunch
    24/06/2019 at 7:55 AM

    Que quieren de un presidente Mason y Judio encubierto. Ellos no tiene bandera ni nación . Así también negocios de venta en la patagonia, que ya no es nuestra (Plan Andina) , falta el desembarco y deuda monstruosa para el resto de los Argentinos. Si nos siguen metiendo Gato por Liebres siempre la vamos a pasar de rodilla .Algunos hablan de Rifle sanitario , creo que tiene razón .

    • mari
      24/06/2019 at 8:56 AM

      Si rifle sanitario si ,pero ara todos los políticos

  8. Guillermo Alfonso
    05/07/2019 at 2:59 PM

    Es cierto parece que el Presi no los tuvo muy en cuenta, menos mal que la “amante” lo recordó con erotismo. Este Señor Kruse al que no tengo el gusto de conocer, aparentemente tiene visión monofásica “bizco” que le dicen sistemáticamente ve un solo lado. Tomas de Aquino decía ” es te temer a los señores de un solo libro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *