Saqueo consumado y violencia política

La Cámara de Diputados acaba de ser el escenario de uno de los saqueos más escandalosos de nuestra historia parlamentaria. Por 128 votos contra 116 y 2 abstenciones, la reforma previsional defendida a capa y espada por el presidente de la nación fue aprobada hace escasos minutos. Horas antes los argentinos observamos con estupor el retorno de la violencia política protagonizada por manifestantes y fuerzas de seguridad que transformaron la Plaza de los Dos Congresos en un campo de batalla. En su edición del 19 de diciembre Página/12 publicó un artículo de Luis Bruschtein titulado “Gas y pimienta”. Escribió el autor: “Eduardo Amadeo se esforzó por destacar los beneficios de la ley y acusar al kirchnerismo de los desmanes en las afueras del Congreso. Amadeo proviene del sector conservador de la democracia cristiana, se hizo peronista durante el menemismo, se fue del peronismo durante los gobiernos kirchneristas y ahora representa en el Congreso al gobierno conservador de los CEOS de las principales empresas del país. La diputada Mirta Tundis lo destrozó: con la fórmula anterior, impulsada por la gestión kirchnerista el jubilado que recibe la mínima cobraría 8300 pesos en marzo y con la que propone el gobierno, menos de 7600. Con la fórmula del gobierno, el aumento rondaría en poco más del cinco por ciento. Con la del kirchnerismo, que se quiere derogar, casi 14 puntos” (…) “Afuera, el debate se producía en otros términos. Gas pimienta en la estación de subte, palos y piedras” (…) “Los gobernadores peronistas que avalaron el proyecto oficial fueron duramente castigados. Se llevaron la peor parte. La diputada del peronismo María Emilia Soria fue categórica: “Se dicen gobernadores de las provincias y son prostitutas de Macri”. Le respondió el diputado Pablo Kosiner, ligado al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey: “nosotros no estamos de acuerdo con este gobierno en muchas cosas, pero el peronismo tiene la responsabilidad de construir una oposición constructiva” (…) “La extorsión a los gobernadores se mantiene y naturaliza, el federalismo pierde sentido”, enfatiza Bruschtein (…) “Hubo muchas columnas sindicales y de todas las centrales, incluso de la CGT. Muchos jóvenes en esas columnas. Pero también se podía ver a muchos jubilados que se sumaban en forma individual, algunos con bastones, todos con zapatillas, para correr en caso necesario” (…) “El oficialismo insistía en que la nueva fórmula era beneficiosa para los jubilados pero no podía explicar entonces cómo se ahorra el gobierno cien mil millones de pesos al año con esa medida. El diputado oficialista Sergio Laspina repitió una nota de Clarín: “Con la moratoria de los K se jubilaron señoras bien para salir con sus amigas”. Sin embargo, el investigador Daniel Schteingart, que no es kirchnerista, demostró en diversas publicaciones que “donde más aumentó la cobertura es en los hogares más pobres y, a la inversa, donde menos en los más ricos” (…) “Ya habían corrido más de seis horas de debate y más horas de enfrentamientos en las calles” (…) “El Congreso militarizado, blindado, el gas flotaba en el aire y el piso estaba sembrado con zapatillas perdidas y pedazos de baldosas que fueron usadas como proyectiles. Grupos de manifestantes desperdigados, miles de policías y gendarmes, camiones, hidrantes y motos. Y esta vez, cuando se disipaba el gas en el Congreso y los diputados se disponían a votar, empezó un cacerolazo poco a poco, hasta extenderse por la mayoría de los barrios porteños, masivo, tumultuoso. En el centro de ese caos, los diputados discutían la forma de bajar las jubilaciones. El mismo escenario que el jueves pasado. La misma película que en los ‘90”.

En su edición del 18 de diciembre, Página/12 publicó artículos de Eduardo Aliverti (“Otra vez bailando en el Titanic”) y Mempo Giardinelli (“Ideas para la reconstrucción”).

Escribió Aliverti: “Lo inseguro pero más probable es que el gobierno termine arreglándoselas para imponer eso que, en rigor, mal se denomina “reforma” previsional. Es lisa y llanamente un saqueo. Se rasca en el fondo de la olla jubilatoria y asistencial lo que le fue restado al fisco para compensar baja de retenciones, de impuestos a los ricos y una economía atada al alambre de endeudarse sin parar. La reacción cegetista, convocando al paro, agrega alguna cuota de suspenso o excitabilidad por la presión extra que significa. Dudoso que alcance, según los números parlamentarios que todos reconocen” (…) “Las imágenes de los alrededores militarizados del Congreso fueron de una potencia estremecedora que no se veía desde hace 16 años, cuando las jornadas del 19 y 20 de 2001. Pero ni siquiera admiten comparación con eso, porque entonces se trataba de un gobierno al borde de su trágico final mientras hoy hablamos de uno que ganó cómodamente las elecciones menos de dos meses atrás” (…) “Es complicado adjetivar la sensación provocada por decenas de carros policiales y de Gendarmería, apilados uno detrás de otro, a lo largo de varias cuadras. El miércoles, en actitud anticipatoria, ya se había desatado una represión que incluyó diputados heridos. No había por qué llamarse a sorpresa, entonces, cuando al día siguiente escalaron las balas de goma, los gases y los palazos, pero ya bastaba con esa imagen de las vecindades del Congreso tomadas por un despliegue inédito de fieras cebadas, gracias al discurso oficial que las habilita” (…) “Está inmejorablemente dicho en una composición circulante por las redes: “Ahora que viste cómo acciona Gendarmería, en pleno centro de CABA frente a todos los medios, ¿podés imaginar cómo “se ahogó solo” Santiago Maldonado?” La otra, la estrategia, a cada paso de las tácticas, es advertir lo que les espera a quienes se animen siquiera a atisbos de protestas importantes. Y menores también. Se conoce como disciplinamiento social a partir de alguna retórica de pensamiento crítico académico. Al igual que la posverdad. Pero es más o menos lo mismo desde que el mundo es mundo” (…) “¿Por qué se apuró el gobierno a lanzar esta provocación que podía tener el destino de efervescencia finalmente producido? Lo dijo Carlos Melconian con todas las letras: sólo importa la reforma previsional y en forma urgente. El resto es casi para la gilada. Pero la lógica sugería que pudieran esperar a febrero o marzo, vacaciones o el retorno; clima político, gremial y social quizá más adormilado” (…) “Primero, que avanzaron de puro bruto en la confianza del “refundarse, del “ahora o nunca”, tras el resultado de las elecciones. Segundo, que la transa consolidada en el Senado con el amigazo Pichetto y, en diputados, con la influencia de los gobernadores sobre varios de sus sensibles coprovincianos tras el pacto fiscal firmado en Casa Rosada a mediados de noviembre, garantizaría el quórum y la aprobación del hachazo. Tercero (en las horas previas a calcular la cantidad necesaria), que provocaría su efecto carpetear a algunos de los legisladores banelquizados-sólo una figura, por favor-pero conmovidos por un Congreso rodeado de gendarmes y represión. Cuarto, que en el cómputo oficial no estuvo la acción, persistente, de la bancada K, conducida sin desmayos por Agustín Rossi y capaz de sumar-entre otras-voluntades del Frente Renovador ya eximidas del casi retirado Sergio Massa. Quinto, que el gobierno perdió percepción de la tan mentada producción de subjetividad” (…) “Como fuere que esto vaya a resolverse en la coyuntura, lo que no tendría retorno es que la impericia y premuras del macrismo llevaron a un impensado reabroquelamiento de la oposición. Quedaron puentes tendidos entre lo que no pudo articularse antes de las elecciones, para evitar el triunfo de Macri. En sus alcances eso no es más que especulativo, desde ya. Lo es asimismo que frente a la persecución judicial de dirigencia opositora hubo inclusive la renuencia y denuncia de los grupos de izquierda, no sospechables de simpatías kirchneristas” (…) “Y después, aquella pregunta subyacente. ¿Qué tan de grave es el escenario económico de mediano plazo, como para que el gobierno se haya animado a jugarse de esta manera en lugar de administrar los tiempos? Salvo que el oficialismo crea de veras en que todo es producto de una mala comunicación, según se lee y escucha a través de sus voceros periodísticos. ¿Qué están especulando, ya, sobre el destino inevitable de la bomba del endeudamiento, como para haber querido aprovechar de esta forma, a lo bruto, el triunfo electoral? ¿Cuánto de amenazante es lo que ven como para arriesgarse a ser corridos a la izquierda por Carrió?” (…) “El periodista Hugo Presman ubicó la ¿avanzada? del macrismo bajo el retrato de unos tripulantes que se bajaron de una nave precaria para, estimulados por las urnas, subirse al Titanic. “Mientras el gobierno siga teniendo la posibilidad de endeudarse, y no ocurra alguna crisis internacional que suspenda el flujo de dólares especulativos, el iceberg sólo estará en el horizonte como potente amenaza. Y mientras ello ocurra en un tiempo impredecible, se va forjando una pesada herencia (esa sí: probablemente la más pesada de todas cuantas hayamos conocido, quizá peor aún que la del menemato si más luego no hay viento internacional a favor y una anomalía política que lo aproveche en beneficio de las mayorías) que costará levantarla a varias generaciones” (…) “Pero el iceberg, concluye Aliverti, no se mueve de ahí y el barco va en su dirección exacta”.

Escribió Giardinelli: “Casi todo el país se pregunta cuánto más. El hervor en las redes es notable. En Tuíter y en Guatsap sobreabundan envíos y reenvíos de implícitas dudas populares: ¿Cómo termina esto? ¿Cómo rescatar al país de las ruinas y el descalabro social y económico que van a dejar estos tipos? ¿Cómo recomponer el Estado de Derecho? Algunos también nos preguntamos por qué no se habla de fascismo. Porque el neoliberalismo, éste de aquí y ahora, hace décadas se llamaba fascismo. Ahora son más inteligentes y más cínicos, y ya no necesitan milicos en la Rosada. Pero la brutalidad represiva es en esencia la misma” (…) “Por eso forzar a que el Congreso sesione rodeado militarmente, además de evocar al infame Fujimori acaso también signifique el principio del fin del macrismo, encarnación actual de todo lo retrógrado que también es constitutivo de nuestro atormentado país. Y no es sólo una cuestión semántica. Fue un milagro que el jueves, cuando el macrismo y la derecha radical encontraron límites a sus mentiras y negociados, no haya habido muertos que sumar a los jóvenes Maldonado y Nahuel” (…) “Pero no son respuestas a aquellas preguntas lo que sobra. Unidad ciudadana…esperanza sólo a sus incondicionales. También se ofrecen el PJ no K, un radicalismo digno y popular pero minoritario, y la siempre invertebrada izquierda nacional” (…) “Pero no dejan de ser respuestas limitadas” (…) “Quizás por eso surgen otras, heterodoxas, en gestación algunas o ya consolidadas más allá de modestas dirigencias. Tal el caso de El Manifiesto Argentino, que con cero prensa y juntando monedas y esfuerzos ya está en todo el país como una luz tenue pero no vacilante, y con propuestas claras y precisas. Entre ellas una nueva Constitución Nacional y una Reforma Judicial absoluta, tendiente a sustituir el corrompido e incorregible Poder Judicial vigente por un Sistema de Justicia transparente y ágil, con Juicio por Jurados y una Corte Suprema reorganizada con por lo menos 9 miembros elegidos por votación popular y con funciones por 10 años, no renovables” (…) “Ese Ideario define a la salud, la educación y la previsión social como asuntos de responsabilidad del Estado y por lo tanto irrenunciables, indelegables e innegociables. Igual que los recursos naturales en todo el territorio argentino, en superficie y en subsuelo, los que nunca serán garantía de eventuales endeudamientos o negociaciones financieras” (…) “Se impulsa además una política de Transparencia y Anticorrupción basada en principios de realismo práctico y no de idealismo inconducente, así como una nueva política de medios de comunicación inspirada en el modelo antimonopólico que rige en los Estados Unidos” (…) “Va en paralelo la urgente derogación de la Ley de Entidades Financieras de la dictadura, precediendo a la inmediata creación de un sistema bancario nacional, así como cambiar el actual modelo agrario sojero, con concentración de tierras y rentas, por otro basado en una agricultura de rostro humano en la que el principal sujeto vuelva a ser el pequeño y mediano productor, con retenciones segmentadas e impuesto al latifundio coparticipable y acordado con las provincias. Y hasta un nuevo relevamiento catastral de la tierra en todo el país para saber cuánta tierra tiene cada argentino y cada extranjero” (…) “Estas ideas que circulan ya por el país incluyen reformular el Sistema Impositivo y la Política Fiscal, la reafirmación del Derecho a la Salud, así como de la Educación Pública, gratuita, obligatoria y con sentido nacional y social en todos los niveles, obligatoria hasta los preuniversitarios y con la educación privada como sistema complementario. Y garantizado el financiamiento educativo como lo fija la Ley 26.075, se propone la urgente renacionalización de la educación, entendida como el retorno a un Sistema Educativo Nacional Único con validez en toda la república” (…) “Finalmente, se plantea rechazar y repudiar el leonino endeudamiento externo constituido por el actual gobierno, advirtiendo “a todas las naciones y poderes económicos y financieros del planeta que la deuda contraída irresponsablemente no será reconocida”.

En su edición del 18 de diciembre, La Nación publicó artículos de Sergio Suppo (“Macri y el desafío de no malgastar poder”) y Claudio Jacquelin (“Políticas, intereses y paradigmas detrás de la discusión”).

Escribió Suppo: “Como un adolescente que descubre los repentinos cambios de su cuerpo, el golpe que se pegó con el tratamiento de la reforma jubilatoria obligó al gobierno de Mauricio Macri a medir con más cuidado la dimensión de sus nuevos límites” (…) “Cambiemos venía dulce desde el triunfo electoral del 22 de octubre hasta que descubrió que la situación política que le facilitaba su mejor momento tiene una cara adversa, áspera y peligrosa. Una trama de errores propios y un conjunto de intenciones salvajes se encontraron en la esquina de una votación clave, la semana pasada, para recordarle a Macri que gobernar la Argentina siempre será muy difícil” (…) “El presidente tiene una lección nueva por aprobar: no malgastar el poder que tanto le costó construir” (…) “Hay que saberlo. Una cosa es la eficacia o la torpeza de las fuerzas de seguridad para evitar el asalto al Congreso. Y otra, complementaria pero distinta, es el grado de responsabilidad de la izquierda y del kirchnerismo de mandar todos los días a decenas de militantes al macabro juego de los palos y las bombas molotov contra los balazos de goma. Tiene bastante más de perverso que de épico mandar gente a arriesgar su vida” (…) “El pasado no sólo sirve como blanco fácil, tal como kirchneristas y macristas hicieron con sus respectivos antecesores. Si Cambiemos hubiese mirado qué pasó cada vez que en el país o en una provincia se intentó cambiar un sistema jubilatorio habría encontrado que la violencia política fue siempre una inevitable protagonista. El pacífico paso del proyecto de reforma previsional por el Senado confundió todavía más al oficialismo” (…) “El termómetro basado en las redes sociales que el gobierno utiliza para iluminar sus pasos tampoco mostró que una ola de violencia llegaba por las calles y que un caldo de descontento se cocinaba en sus propias filas por el cambio de sistema de cálculo de haberes jubilatorios” (…) “La ventaja para Macri de tener a un peronismo dividido y sin liderazgo se terminó por convertir en un problema operativo serio. No hay quien le garantice los acuerdos por más de unas horas. La misma CGT, que firmó una reforma laboral hace menos de un mes, corre ahora en contra de su voluntad para el lado de las protestas radicalizadas y decretó un paro para hoy. El sindicalismo peronista viene perdiendo el control de las protestas callejeras a manos de la izquierda, su rival de toda la vida. Un peronismo anárquico es una oportunidad y también un problema. Macri sabrá si saca provecho o suma dramas. El PJ se completa con el kirchnerismo, el sector que lo hegemonizó durante una década y que ahora huye hacia delante y corre por izquierda al trotskismo. Cristina y los suyos están acorralados entre Comodoro Py y la pérdida de poder. La ex presidenta ya mostró la semana pasada como espera defenderse de ir ella misma presa: a los zarpazos”.

Escribió Jacquelin: “La batalla que se desató en el Congreso el jueves pasado por la reforma previsional y que continuará hoy excede largamente el proyecto que impacta sobre las jubilaciones. Expresa, al menos, tres dimensiones de la discusión y varios debates no saldados de la Argentina del último medio siglo” (…) “En el plano más evidente y superficial, hay una discusión política. En un segundo nivel, se manifiesta un conflicto de intereses. Y por último, aparece un choque de paradigmas, que es el más profundo, el menos visitado y el más decisivo” (…) “La discusión política resulta la más obvia: oficialismo versus kirchnerismo, adherentes de izquierda y del Frente Renovador. Para el primero, la aprobación de las tres reformas que propuso…implica traducir en hechos el capital acumulado en las urnas para multiplicar la densidad de su liderazgo y la posibilidad de la prolongación de su dominio político” (…) “Para los segundos, frenar el paquete de leyes significa la gran (y quizá decisiva) oportunidad de frenar su deterioro en el escenario político. El apoyo que logró inicialmente el gobierno para estas reformas y su aprobación sin mayores sobresaltos en el senado auguraba un largo período de hibernación…tanto para el kirchnerismo como para sus ahora aliados de la izquierda radical y del Frente Renovador. La impopular y mal explicada reforma previsional les abrió una luz de esperanza luego de la última derrota electoral” (…) “El conflicto de intereses expone el enfrentamiento no sólo entre quienes son afectados en forma directa por la reforma previsional, sino que suma a otros que directa o indirectamente obtienen algún beneficio con el statu quo o con la transformación más general, en un terreno que incluye las reformas fiscal y económica. Entre los conservacionistas del “nada para modificar” sobresalen los sindicalistas, sus obras sociales y los estudios de abogados asociados, a los que la trilogía reformista les quita no sólo ingresos reales, sino también potenciales” (…) “Para la Casa Rosada, no se trata sólo de darle sustentabilidad al sistema previsional, como ha tratado de justificar, sin ningún éxito por la falta de argumentos claros, sencillos y contundentes, sobre todo, de parte de comunicadores eficaces, capaces de ser comprendidos y aceptados por la opinión pública” (…) “El choque de paradigmas que expresa este conflicto saca a la luz un debate que hace casi cuatro décadas que la Argentina no se da de manera clara y directa. Es en definitiva el conflicto entre distribución y riqueza” (…) “Pese a la decadencia sostenida que registra el país desde hace 50 años…el bando de los distribucionistas se ha mantenido invicto hasta hoy en la batalla cultural bajo el paradigma del granero del mundo, la Argentina potencia y otros eslóganes” (…) “Por eso, cualquier discusión se ha reducido en estos años a disputar quién se apropia de lo que otro tenía o se creía tenía (renta, derechos, privilegios, beneficios)” (…) “Los intentos de cambiar ese paradigma no sólo no han sido exitosos, sino que, como ocurrió en la década del noventa, dejaron muchos más pobres cada vez más pobres y ricos mucho más ricos, con una destrucción del empleo y de la cultura del trabajo…un país mucho más injusto y más alejado para enormes mayorías de la fundacional idea de progreso social” (…) “Por eso, el macrismo está obligado a rendir examen de sensibilidad social y debe demostrar que todo proyecto de reforma que toque a sectores vulnerables no tiene por objetivo último favorecer a los más beneficiados, a los dueños del capital, a los grandes empresarios o como se los quiera llamar, sino hacer un país viable, con una economía sustentable, capaz de sacarlo de la decadencia y volver a generar progreso social, cultural y económico para todos”.

En su edición del 17 de diciembre, La Nación publicó artículos de Morales Solá (“La creación de un clima destituyente”) y Jorge Fernández Díaz (“Problemas de fondo de una crisis política”).

Escribió Morales Solá: “En la temprana mañana del jueves, día en que se realizó la reunión frustrada de la cámara de Diputados, hubo escraches. Pintadas, carteles y pasacalles con insultos y amenazas adornaban el entorno de las casas de los diputados peronistas que iban a votar las reformas económicas. La operación para tumbar la sesión había comenzado. Desde el miércoles, la izquierda trotskista, los movimientos sociales y algunos sindicatos habían desquiciado la vida de la ciudad” (…) “El clima que crearon todos ellos, funcionales a los intereses judiciales del kirchnerismo, fue claramente destituyente. Destituyente de las instituciones o de Mauricio Macri. Es lo mismo” (…) “En los próximos días se jugarán el destino de esas leyes y la suerte institucional del país” (…) “El presidente de la cámara de Diputados, Emilio Monzó, fue destituido de hecho cuando un grupo de diputados kirchneristas, liderados por el increíble Leopoldo Moreau, lo dejó sin micrófono, que es el único instrumento que tiene para poner orden en el recinto” (…) “El operativo de desestabilización comenzó dos días antes cuando boicotearon la reunión de la comisión de Previsión y Seguridad Social, que preside Eduardo Amadeo. Desde temprano, los agentes de seguridad de la Cámara advirtieron que estaban ingresando al edificio dos o tres personas por cada diputado kirchnerista. Al final, unos 20 manifestantes golpearon a la custodia de la Cámara e ingresaron brutalmente. Amadeo acordó entonces con Agustín Rossi que los asistentes serían 20 y que habría cinco oradores por la sociedad civil. Rossi no cumplió ningún acuerdo y la reunión tuvo el sesgo escandaloso, con cerca de setenta manifestantes, que sólo preanunció un posterior desenfreno en el recinto del cuerpo. No obstante, la comisión de Amadeo logró aprobar el proyecto de reforma previsional” (…) “El kirchnerismo está asustado. Su jefa, más que nadie. Si el juez Claudio Bonadio había puesto a Cristina en las puertas de la cárcel, el gobierno de Irán la empujó hacia detrás de las rejas. El documento oficial del gobierno iraní dio cuenta de que las negociaciones con la administración de Cristina Kirchner trataron sobre el levantamiento de las circulares rojas de Interpol, que posibilitan la detención de seis jerarcas del régimen de Teherán en cualquier lugar del mundo. El gobierno de Irán consideró en su carta que esas circulares ya no tienen vigencia. El acuerdo fue aprobado por los dos gobiernos y por los dos parlamentos, asegura, lo que conlleva una novedad: nunca antes se había sabido que el parlamento iraní aprobó el memorándum” (…) “La izquierda y los movimientos sociales prefieren la destitución del presidente que seguir tolerando su ideología. Existe una enorme aversión política e ideológica hacia el gobierno y existe también cierto odio por la extracción social de Macri. Prefieren ser funcionales a la creación de un clima de destitución del kirchnerismo que seguir tolerando a un gobierno que detestan” (…) “La presencia de las fuerzas de seguridad era necesaria. La intención de gran parte de los manifestantes era tomar la sede del Congreso y destruirla. Los diputados heridos por balas de goma o afectados por el gas pimienta se metieron entre los manifestantes. Los gendarmes no pueden distinguir en esos momentos de extrema tensión entre legisladores y revoltosos, cuando ambos son la misma cosa. Una mayoría social esperaba atemorizada, además, ver la presencia del Estado en una ciudad sitiada por el descontrol y el delirio. ¿Es necesario, acaso, que le prendan fuego al edificio del Congreso para que se considere oportuna la intervención de las fuerzas de seguridad? Fueron injustos las críticas y los insultos que recibieron legisladores oficialistas por defender la acción de los gendarmes. Era el estado o la anarquía” (…) “El clima de desestabilización se creó sobre un paquete de leyes, la reforma previsional entre ellas, que se redactó después de largas negociaciones y amplios acuerdos con todos los gobernadores y con senadores, que incluían, desde ya, a los peronistas. El gobierno que lo promovió acaba de ganar, hace menos de dos meses, la tercera elección nacional consecutiva” (…) “Los que instrumentan la desestabilización son una clara minoría” (…) “Mañana no será un día tranquilo. Es probable que los gremios cristinistas saquen más gente a la calle. El gobierno creyó que el no discurso sobre el tema previsional lo sacaría de la discusión pública. El vacío no existe en política. El discurso fue al final ocupado por el tremendismo cristinista, que describe a Macri fusilando jubilados en la Plaza de Mayo” (…) “Macri no es De la Rúa ni la situación de hace 16 años es la misma de ahora. El kirchnerismo, la izquierda, el massismo y los sindicatos han creado un clima ficcional de desestabilización, pero no por ello menos grave. El triunfo o el fracaso de ese proyecto demencial se resolverá en las próximas horas. La derrota de los rebeldes depende del peronismo serio y democrático. Y también de la capacidad del gobierno para apagar pacíficamente el fuego de la sublevación”.

Escribió Fernández Díaz: “María Matilde Ollier nos recuerda que quienes quisieron respetar las normas nunca consiguieron la gobernabilidad y quienes lograron la gobernabilidad nunca respetaron las normas. Lúcidos historiadores nos refrescan, a su vez, que sólo dos “shocks” económicos consiguieron ordenar todas las variables: la hiperinflación de 1989 y el crac de 2001; de esos incendios voraces y de sus dolorosas cenizas nacieron dos regímenes peronistas antagónicos pero igualmente permisivos con el saqueo, las violaciones institucionales y el irresponsable crecimiento del gasto público” (…) “Dentro de ese escenario de penas y de negaciones malsanas, donde ninguna administración fuera del “partido único y patriótico” logró terminar su mandato, los grandes actores de la comedieta nacional intercambiaban inepcias, soberbias, insultos, mentiras, piedras, molotov y balas de goma, y desarrollan un fabuloso torneo de demagogia para básicos” (…) “No se puede analizar en serio la crisis desatada por el bochorno del jueves sin describir una vez más estas condiciones objetivas de la historia contemporánea. Es que ciertos miembros del oficialismo, del círculo rojo e incluso amplios segmentos de la comunidad suelen comprar la quimera de que el 42% de los votos y la derrota de los kirchneristas han sepultado por fin al populismo y han asfaltado la pista de despegue. Partiendo de ese diagnóstico equivocado, el ritmo de la gestión les parece incluso cansino y las reformas, poco audaces. Módicas y todo, hubo que defenderlas con Gendarmería Nacional, y la sesión del Congreso no sólo naufragó por los desmanes de la patota, sino por su propia inviabilidad política” (…) “El gobierno eligió erróneamente diciembre para amargar el turrón y dio por perdida de antemano a la opinión pública” (…) “El jueves se vio cómo estos salvajes descuartizadores, que ahora venden curitas, han constituido una alianza con el trotskismo, que se presenta a elecciones sin creer en la “democracia burguesa”, consigue bancas en legislaturas que desprecia y luego actúa como si estuviéramos en una situación prerrevolucionaria. A esa nueva alianza destituyente y cada vez más violenta se acaban de sumar algunos desahuciados del Frente Renovador, que sin votos ni destino han decidido regresar a su cálida matriz y amancebarse con sus antiguos socios y verdugos. La foto de todos estos parientes cercanos, abrazándose unos a otros en festiva reconciliación, es una obra mayor del testimonio y de la plástica: debería colgarse en un muro de Bellas Artes, junto a las pinturas de Cándido López. Cambiemos, que se mandó múltiples macanas estos días, no se merece tanta suerte, pero la tuvo: impresentables de la angosta avenida del medio cruzándose de vereda, psicópatas que arrojaban adoquines, energúmenos que asaltaban el recinto con improperios y apretadas, y herederos multimillonarios de Lorenzo Miguel que disparaban amenazas desestabilizadoras. Porque ese es otro emergente del fenómeno: el viejo y rancio régimen asomó de nuevo con sus peores rostros para recordarnos que nunca se fue, que no se modernizará y que jamás admitirá su venalidad y su decadencia reaccionaria” (…) “El mecanismo recuerda los años ochenta, cuando el gobierno democrático debía hacer frente a un astronómico déficit heredado de los militares y estos mismos operadores de la izquierda y del peronismo, estos adalides de “los derechos adquiridos”, bloqueaban cualquier intento de ahorro y saneamiento, y trabajaban la moral de los gobernantes con la ayuda inestimable de la prensa “sensible”. La respuesta, llena de lógicos complejos progresistas, consistió en huir hacia delante y en fabricar billetes hasta la explosión incontrolada. Llegó entonces un mesías para ordenar el caos y para causar nuevos estropicios, pero nadie hizo mea culpa de la tenaza que ahorcó a Alfonsín, de las secuelas que aquella debacle provocó entre los más humildes ni de la larga década menemista que abrieron con sus intransigencias” (…) “El populismo sólo está para las buenas noticias y cualquier sacrificio le es inadmisible, puesto que vulnera la “felicidad del pueblo”. Esta hipocresía cobarde y mediocre, y este círculo maldito, son las grandes razones de nuestra recurrente calamidad”.

En su edición del 17 de diciembre, Página/12 publicó artículos de Martín Granovsky (“El balazo y la tijera”), Mario Wainfeld (“La derrota que puede ser bisagra”), Edgardo Mocca (“El cambio de régimen y sus problemas”) y Alfredo Zaiat (“Ahora sí van por la plata de los jubilados”).

Escribió Granovsky: “Nadie puede ser privado de un balazo de goma. Nadie puede ser privado de un recorte en sus haberes. Dos nuevos derechos universales que el gobierno quiere garantizar y que, obtusa, rechaza la oposición en sus distintas variantes, ahora con la CGT incluida” (…) “El ex diputado alfonsinista Eduardo Santín, un experto en la cuestión previsional, dijo ante la consulta de este diario que el recorte pensado por la Administración Macri es de alcance global. “El problema empieza desde antes de nacer, porque sufrirán una quita las embarazadas que reciben la asignación universal por hijo”, expresó. Su cálculo es que si se impone el proyecto oficial perderán unos 120 pesos por mes. Después se quedarán sin la cifra actual de la AUH. El recorte afectará a las familias que perciben hoy una suma por cada hijo a cambio de asegurar que vayan a la escuela y controlen su salud” (…) “También se van a preocupar los trabajadores en actividad, porque cambia lo que en el régimen provisional se llama fórmula de sustitución”, dijo Santín. Hoy la base del cálculo jubilatorio para los trabajadores que completaron treinta años de aportes y cumplieron 65 años (hombres) y 60 (mujeres) se realiza promediando los sueldos brutos de los últimos diez años de actividad. Lo habitual para esa franja es que la jubilación sea del sesenta por ciento de aquel promedio entre los últimos 120 sueldos, más otros ítems que se agregan al cálculo” (…) “Santín agregó que el daño llegará a jubilados más veteranos que los actuales, porque la jubilación podrá extenderse a los setenta para todos y todas. Fastidiará a los jóvenes, puesto que se dificulta su entrada al mercado de trabajo por falta de renovación. Y hasta los muertos se verán afectados. O sus familiares, en rigor: las pensiones por viudez serán podadas” (…) “Para quienes tengan un historial jubilatorio irregular la condena será severa. Hoy más del setenta por ciento de las trabajadoras mujeres llegan a los 65 sin haber completado todos sus aportes. El riesgo de no reunirlos podría aumentar. Lo mismo para el cincuenta por ciento de los trabajadores hombres” (…) “Santín señaló que el argumento oficial de “recorte versus bomba de tiempo” es falso: “Ningún dato revela que el sistema explotará, a menos que el Estado deje de aportar fondos a la seguridad social” (…) “¿No existe la chance de que el sistema explote porque el gobierno lo haga estallar? Santín: “Es posible. El gobierno puede estimular la creación de empresas de jubilación privada como un servicio adicional mientras dinamita el sistema público. En España hay cantidad de compañías de seguros ofreciendo retiros porque antes los gobiernos conservadores se encargaron de reducir el porcentaje de trabajadores formales de un 98 a un 75%” (…) “A tono con el FMI…el Ejecutivo dice que solo recortando puede bajar el déficit” (…) “El aporte de menos de cuatro mil millones de pesos es como un bono de fin de año. Una suma no remunerativa que alivia temporalmente pero no cura” (…) “El arreglo contempla una compensación para las jubilaciones de menos de diez mil pesos y para los que reciben la AUH. Según el Centro de Economía Política (CEPA), incluso si los jubilados terminan cinco puntos arriba de la inflación de 2018, tal como prometió Cambiemos, con el adicional acordado el resultado sería este: “Los jubilados de la mínima pierden en el acumulado anual un total de 4.138 pesos”. Todo eso “en caso de haber realizado aportes”. Si no realizaron los aportes correspondientes la pérdida será mayor, de 4.588 pesos. Antes del adicional todos perdían 4.888 pesos. O sea que el adicional supone una diferencia a favor de unos de solo 700 pesos por año y ninguna diferencia para los otros” (…) “A la luz de estos números…la invocación de “nuestros abuelos” o “nuestros viejitos” puede ser cínica, compasiva o cariñosa, según quien la formule, pero impide ver más nítidamente una realidad: el sistema jubilatorio o la carencia de cobertura involucran a los trabajadores. A los trabajadores desocupados, a los trabajadores informales, a los trabajadores ocupados (y futuros jubilados) y a los trabajadores que ya se jubilaron”.

Escribió Wainfeld: “La principal necesidad y urgencia del gobierno es aprobar la ley de Reforma Previsional, base de su programa económico-social: si se la frenara el resto se caería abajo. Conserva altas posibilidades de llegar al quórum y a la mayoría de diputados presentes. En el itinerario previo acumuló errores y reprimió ferozmente” (…) “El presidente Mauricio Macri forzó la marcha, dobló apuestas. Sobreestimó su fuerza, subestimó a los rivales en el Ágora, en la calle y en el recinto. Apostó a la desmovilización en principio y a atemorizar a potenciales manifestantes a la hora señalada” (…) “Los números en la cámara son la prioridad. Una imagen preocupa a la Casa Rosada: los diputados opositores abrazándose después de la sesión fallida. Otra lo enorgullece: gendarmes agrediendo con rabia, barbarie y modales de doberman a ciudadanos de variada condición. En un caso, acierta. En el otro, se equivoca. Los Robocops desatados son un riesgo para el sistema y también para el oficialismo que cree controlarlos cuando los ceba en el dolor y la sangre ajenos” (…) “Los estrategos macristas daban por sentado que “los gobernadores” disciplinarían un puñado de legisladores. No precisa tantos pero es muy costoso para ellos quedar expuestos. La diputada peronista entrerriana Mayda Cresto se sinceró (mezclando candor y cinismo) en su muro de Facebook: “Si fuera tan fácil compañeros pero estoy absolutamente condicionada por el gobernador (Gustavo Bordet). Si no la votamos, deja de recibir los fondos nacionales…Recorrí la provincia diciendo se viene el ajuste, se vienen las reformas, no me creyeron, perdimos…y ahora Macri lo condiciona a Bordet y al resto de los gobernadores”. La diputada incumple el mandato de las urnas por carácter transitivo. Se supone que los diputados representan al pueblo y los senadores a las provincias pero en el rectángulo de juego las diferencias pueden diluirse. El problema para aquellos es que deben disputar de nuevo el favor popular en dos o cuatro años” (…) “Socialistas, kirchneristas, massistas en tránsito, pejotistas no k, dirigentes del Movimiento Evita, otros de la izquierda dura remaron juntos. Cooperaron para entrar al Congreso pugnando cuerpo a cuerpo con uniformados que le cerraban el paso: uno de los símbolos aciagos que deparó la semana” (…) “El reingreso de Agustín Rossi como presidente del bloque de Unidad Ciudadana fortificó al espacio kirchneristas en más de un aspecto. Separó para evitar violencia física en la tumultuosa reunión de Comisión, mostrando pasables dotes de acróbata” (…) “Condenados” a remar juntos, los integrantes del archipiélago opositor enfrentan el desafío de la unidad en la acción” (…) “El jefe de Gabinete, Marcos Peña, comentó que jamás se había vivido una sesión así. Las hubo, empero” (…) “Lo que nunca se vio es la pseudo militarización vallando a muchas cuadras del Congreso ni el despliegue de maldad insolente de los uniformados. Gasearon, tiraron balas de goma, patearon a ciudadanos indefensos en el piso” (…) “En eso, parafraseando a Borges, obraron con imparcialidad: no se salvó nadie. Gente común que no participaba de la movida, personas en situación de calle que viven en las inmediaciones del Congreso, periodistas que ostensiblemente laburaban, legisladores” (…) “La paliza y el manoseo lascivo a una mujer indefensa fue una de las perlas de la performance de los Cascarudos” (…) “Es sabido cómo incitan la Superioridad y la conducción política a las “fuerzas del orden”. Se los adoctrina y enfurece anunciándoles que serán atacados por terroristas, se los mantiene encerrados durante horas, a veces sin dormir ni comer, eventualmente se los estimula por medios artificiales. El discurso justificatorio y encubridor redondea el círculo: Santiago Maldonado se cayó al agua y lo abandonaron los mapuches” (…) “Junto a académicos e intelectuales, anche opositores, el oficialismo vislumbró el cese de la movilización, correlato del resultado electoral. Olvidaron lo acontecido durante todo este año y este siglo. Dieron por cerrada una etapa, los perdió el optimismo y el ensimismamiento” (…) “El oficialismo combinó el despiste de la inteligencia con el optimismo de la voluntad. Supuso que había cooptado y sometido a los movimientos sociales con el pago del bono de fin de año” (…) “La represión evocó, en un contexto mucho menos crítico, a las del 19 y 20 de diciembre de 2001” (…) “El protagonismo y la profesionalidad de trabajadores de prensa, fotógrafos en especial, replicó al de la Matanza de Avellaneda en 2002 o el asesinato de Mariano Ferreyra en 2010. Proveyeron de material irrefutable, exponiéndose a la represalia de los uniformados” (…) “Para el oficialismo los kirchneristas son delincuentes golpistas, tanto como la izquierda trotskista. Ahora se les agregan los massistas en tránsito y una dotación creciente de peronistas que abandonan el perfil manso y transigente del primer bienio macrista. El oficialismo se jacta de dialogar mientras reduce el plantel de interlocutores y criminaliza al resto” (…) “Es más que posible que la reforma previsional se apruebe mañana. No hace falta ser meteorólogo o profeta para vaticinar que se avecina una lluvia de juicios por inconstitucionalidad. Solo es necesario tener memoria para proyectar qué impacto tendrá repetir los retrocesos del menemismo y la alianza. Las recetas neoconservadoras benefician a sus promotores, desamparan a los trabajadores activos o pasivos. Reducciones o supresiones impositivas para los empresarios, maná para quienes hacen bicicleta en dólares, baja de los haberes jubilatorios… Redistribución de ingresos, que conlleva la de poder. Ninguno de esos gobiernos, ni tampoco la dictadura, bajó el déficit fiscal. El actual aduce que quiere hacerlo pero hasta ahora no lo logra. Tal vez no sea un fracaso sino la consecuencia de privilegiar otros objetivos”.

Escribió Mocca: “Mauricio Macri tenía redactado el decreto para poner en marcha de esa forma la reforma previsional” (…) “Razonablemente, las escenas de salvaje represión estatal a manifestantes pacíficos y el dramático desarrollo de la sesión en Diputados ocuparon la atención. Pero lo que estuvo a punto de suceder, a saber, la decisión presidencial de colocar al parlamento en el lugar de las cosas inservibles, es un hecho de extraordinaria gravedad” (…) “Es un paso más en la dirección ya asumida de construir un nuevo régimen político en la Argentina. La Constitución y las leyes quedan subordinadas a la necesidad de “terminar con el pasado” que es el santo y seña de la pretensión de una refundación político-cultural del país. Esta vez este objetivo, que tuvieron todos los golpes de Estado ejecutados por las fuerzas armadas, no se pone en marcha desde un gobierno de facto sino desde uno surgido de una votación legítima” (…) “El actual es un gobierno de la opinión pública. Gobiernan las estadísticas que dictan las encuestas. A tal punto que la ampliamente negativa opinión sobre el ataque a los jubilados y jubiladas fue la que encendió las luces rojas en el gobierno. Y cuando las luces rojas se derivan al ministerio de Seguridad, entonces hay que prepararse para lo que sea” (…) “Pero Macri está dispuesto a doblar la apuesta; si consigue imponer en la opinión la justificación de que estamos en una emergencia por una conjura de delincuentes, ventajeros, vividores, violentos, indígenas, patrullas iraquíes y otros males, todos ellos articulados por el perverso kirchnerismo que quiere provocar otro diciembre como el de 2001, entonces todo el abuso legal e institucional le será perdonado y se despejará el camino hacia la refundación del país” (…) “El cambio progresivo de régimen político está a la vista. Lo caracterizan el autoritarismo presidencial, el desquicio del Poder Judicial y la colocación de las fuerzas de seguridad como guardia pretoriana contra la protesta popular. Pero el nuevo régimen tiene otro pilar, el dominio masivo de la información y la opinión. No es el dominio por parte del gobierno, como lo demuestra la evidente capacidad de extorsión que ejerce el grupo Clarín contra el Presidente y su equipo; es el dominio que ejercen los poderes fácticos, cuyos límites se han ensanchado considerablemente a partir de diciembre de 2015. El control de la información y la opinión equivale a la construcción de opinión pública. Es por eso que la clave de comprensión de los movimientos del gobierno está en la publicidad” (…) “El cuadro, sin embargo, no termina de cerrarse. Porque la opinión pública es un artefacto frágil e inestable, cuyo sustento es una estadística. Las estadísticas pueden dar fotografías muy precisas, pero no pueden captar movimientos profundos de la sociedad” (…) “La opinión pública es un número, en cambio el movimiento y el estado de ánimo de masas es un proceso continuo que parece estancado pero acumula experiencia y produce saltos y sorpresas” (…) “La escena de la disputa (en Diputados) está llamada a dejar huellas políticas importantes. Una de ellas es la certeza de que el gobierno no va a detenerse en el límite de la ley para abrir paso a su marcha” (…) “Otra consecuencia importante es el realineamiento político que está en ciernes en el Congreso. Porque si las cosas avanzan en esa dirección pueden pasar a expresar mejor en el ámbito institucional los humores sociales. La escena parlamentaria fue dramática como no lo era desde hace mucho. Es enternecedor el escándalo de algunos columnistas por los gritos, por la irreverencia contra la institución de la presidencia de la cámara y por alguna cachetada perdida en el aire. No se los ve tan alterados por el hecho triste de que nuestra democracia se carga de violencia oficial autoritaria y por la persecución política” (…) “Probablemente el gobierno salte este obstáculo pero más allá de lo que ocurra el lunes en el Congreso, parece que los hechos del jueves pasado pueden ser el anuncio de una nueva etapa política. Acaso la defensa del Estado de Derecho contra la judicialización y la militarización sea, en esta fase política, un requisito inexcusable para enfrentar el plan represivo en lo social, económico y cultural que está en marcha”.

Escribió Zaiat: “La resistencia social y política para defender el asalto a los ingresos de los jubilados y de los titulares de la Asignación Universal por Hijo pretende ser neutralizada con el anuncio de un “bono compensador”. Iniciativa que deja al descubierto el carácter regresivo de la reforma previsional. El gobierno ha estado presentando el Teorema de Tonelli (“los jubilados recibirán menos plata, pero no perderán poder adquisitivo”) como su principal estrategia de marketing de confusión. El costo fiscal de ese bono será de apenas 4000 a 5000 millones de pesos, cuando el “ahorro” total en seguridad social por el cambio de la fórmula de movilidad está estimado en 100.000 millones de pesos. Esta poda es sólo para el 2018 pero se seguirá acumulando en los años siguientes” (…) “Si el gobierno tuvo que anunciar un bono de una suma insignificante de 300 a 750 a jubilaciones de hasta 10 mil pesos revela que la nueva fórmula de movilidad perjudica a los jubilados. Ese monto no cubrirá la pérdida estimada de 5000 pesos en el año de la jubilación mínima en 2018, además no se integrará al haber ni se contará para el aguinaldo. Esto implica que la base de los futuros aumentos de las jubilaciones y de la AUH quedará devaluada con la que surja de la nueva movilidad. El bono por única vez es un engaña pichanga para que los jubilados caminen adormecidos por la inmensa maquinaria de propaganda pública y privada hacia el altar del sacrificio” (…) “El fondo de garantía de sustentabilidad es el reaseguro del sistema jubilatorio estatal, de reparto y de solidaridad intergeneracional. Nació de la eliminación del espectacular negocio financiero de las AFJP con el aporte previsional de los trabajadores” (…) “El gobierno, economistas promotores del regreso de las AFJP y analistas que exhiben sin pudor ignorancia acerca de la cuestión previsional afirman que el sistema está quebrado” (…) “El sistema jubilatorio está en tensión, como otros, por el aumento de la expectativa de vida y las transformaciones del mundo laboral, pero no está quebrado. Sin el desfinanciamiento deliberado que implementa el gobierno y con la fortaleza del FGS, el régimen de jubilaciones de reparto, incluyendo a los más de 3 millones de personas incorporados por moratoria, no es deficitario y es sustentable en el mediano plazo” (…) “El sistema previsional no está quebrado, el macrismo lo está debilitando al desfinanciarlo. Como se mencionó, las cuentas de la seguridad social eran superavitarias en 1,2 por ciento del PIB en 2015. Este año terminarían con un déficit de 0,6 por ciento” (…) “El desequilibrio fue provocado por no compensar la deducción del 15 por ciento de la masa coparticipable entre las provincias con destino a la Anses. Las cuentas previsionales también fueron afectadas por la denominada “reparación histórica” a los jubilados” (…) “Analistas y políticos de vertientes ideológicas diversas colaboraron en la confusión general al hablar de la “plata de los jubilados”. Para contrarrestar esa adulteración conceptual, merece subrayarse un aspecto central del sistema de reparto: la sostenibilidad del régimen de seguridad social depende del crecimiento económico y de su capacidad de generación de empleo registrado” (…) “El FGS fue constituido para garantizar el pago de las jubilaciones ante eventualidades negativas que lo pongan en riesgo. Es un fondo contracíclico de la Anses para cuidar el dinero de trabajadores y jubilados. Uno de sus principales objetivos es la preservación de los activos y para ello debe buscar una rentabilidad que permita su sustentabilidad” (…) “El gobierno está alterando el funcionamiento del sistema de seguridad social, que luego de enterrar a las AFJP había conseguido una cobertura previsional universal y ampliación de derechos sociales hasta alcanzar a 17 millones de personas” (…) “Para fortalecer el círculo virtuoso del crecimiento económico y sustentabilidad del sistema previsional de reparto, el FGS destinó poco más del 10 por ciento de los recursos a inversiones productivas y de infraestructura. De esa manera promovía el empleo formal, que implicaba mayores contribuciones al sistema de seguridad social, y generaba un efecto multiplicador en ingresos impositivos, incrementando así los recursos de la Anses contribuyendo a su sustentabilidad. El financiamiento de proyectos productivos aumentaba el nivel de actividad de la economía en general, subía el empleo y, en consecuencia, el consumo, que seguía así alimentando el círculo virtuoso”.

En su edición del 16 de diciembre, Página/12 publicó artículos de Luis Bruschtein (“el sablazo”) y David Cufré (“No cierra”).

Escribió Bruschtein: “Dicen que la economía estallará si no se aplica el sablazo a las jubilaciones. Pero podrían aumentar las retenciones, aplicar un impuesto a las operaciones financieras, o un tributo a las empresas mineras o a los artículos suntuarios o una escala de impuesto a las altas ganancias similar a la de los países nórdicos o aumentar los salarios para que aumente la demanda y el consumo y crezca la recaudación” (…) “Pero no pueden sacarle a los ricos porque el credo neoliberal dice que si les sacan, los ricos se enojan, entonces no invierten y se llevan la plata a otra parte” (…) “El gran dato de la macroeconomía es que les sacaron impuestos, les dieron grandes beneficios y a pesar de todos esos privilegios otorgados a los ricos, el macrismo consiguió cifras récord en la fuga de capitales, alrededor de 50 mil millones de dólares en dos años, más o menos la misma cantidad en que Mauricio Macri endeudó a ritmo vertiginoso al país” (…) “Para los que se llevan esa plata y los que hacen negocio con esa deuda, el país es una fiesta aunque las cuentas no cierren y el gobierno diga con razón que la economía está a punto de estallar. Pero en vez de apuntar a los que se la están llevando en pala, despoja a los más vulnerables y desprotegidos, los jubilados, los niños pobres, los pensionados y los discapacitados” (…) “Eso fue el trasfondo de las manifestaciones de la semana. La protesta ha sido legítima defensa frente a un gobierno de empresarios dispuestos a saquear el bolsillo de los trabajadores. Ni Carlos Marx imaginó una realidad tan esquemática prácticamente sin intermediaciones políticas, jurídicas ni mediáticas. De un lado las grandes empresas en el gobierno con las corporaciones de medios y gran parte del Poder Judicial, y del otro los trabajadores en la calle. Es una situación explosiva” (…) “Un gobierno dispuesto a reprimir a rajatabla aumenta la presión y enfatiza ese rumbo que puede llegar a un punto sin retorno” (…) “El país no está en esa situación, pero escenarios como el de esta semana vertebrados por el intento de usar los fondos de jubilados como variable de ajuste apuntan en esa dirección” (…) “Así fue el jueves: los trabajadores en la calle cambiaron la lógica de una negociación, que más que nada hasta ese momento había sido de extorsión y concesiones. Aprietes de la Rosada a los gobernadores y diputados, con amenazas de desfinanciamiento de las provincias y carpetazos. Resignaciones y votos forzados” (…) “El jueves el clima cambió y causó la primera derrota a un gobierno que se había agrandado después de las elecciones de medio término” (…) “El oficialismo está en apuros porque Macri está obsesionado con fondearse con los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH. Ni se plantea sacar fondos de otro sector. Y además el martes tiene un vencimiento de Lebacs por 350 mil millones de pesos que equivalen casi a la mitad de la base monetaria. Es el vértigo de la bicicleta financiera. Todo el esquema revienta si no consiguen que la mayoría de los tenedores renueve. Lo que tengan que pagar, deberán hacerlo con la maquinita de fabricar billetes que puede mandar la inflación a las nubes” (…) “Descartado el decreto de necesidad y urgencia hay coincidencia en la oposición de que el gobierno tratará de conseguir la aprobación en Diputados el lunes a la tarde” (…) “Pero quiere llegar al lunes con los gobernadores contra la pared” (…) “El plan de extorsión es obscenamente público: el saqueo de las jubilaciones a cambio de más dinero para sus distritos” (…) “La reforma previsional ya perdió en la disputa cultural. Fue criticada incluso desde los medios oficialistas que huelen la sangre en el terreno de la opinión pública. El gobierno tiene un déficit altísimo. Pero no quiere la plata de los jubilados para “reducir el gasto” sino para hacer política con los gobernadores y fundamentalmente con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y con el gobierno de la ciudad de Buenos Aires que son los más beneficiados en el reparto” (…) “Pero se instaló en la sociedad que la reforma implica una reducción de las ganancias de los jubilados, lo cual es cierto. Es una derrota fuerte en la disputa por los sentidos. Es difícil que un bono como el que proponen para maquillar la aplicación de la reforma altere el clima de malestar general con el proyecto del gobierno” (…) “La oposición vislumbró que a este gobierno también le entran las balas y que puede ser derrotado” (…) “La represión cimentó esa convicción” (…) “Concibe (el gobierno) el diálogo como una herramienta de control y no de consenso” (…) “Diciembre es un mes difícil en Argentina. Para muchos las escenas del jueves trajeron recuerdos, no tan lejanos, del 2001. Para los jóvenes que se incorporaron a la política en los años del kirchnerismo, el despliegue de la violencia represiva fue una amarga novedad. Pero es la realidad que deberán afrontar de aquí en adelante”.

Escribió Cufré: “El ajuste sobre las jubilaciones y la seguridad social que procura imponer el gobierno representa un ahorro fiscal de 100 mil millones de pesos el próximo año. La cifra es equivalente a la pérdida de recaudación que asume el oficialismo por la quita de retenciones al campo, la gran industria y la minería. Si el problema a resolver con la modificación de la fórmula de movilidad de los haberes previsionales es fiscal, el presidente Macri debería explicar por qué el Estado no busca recuperar ingresos cedidos a aquellos sectores en lugar de quitárselos a los grupos sociales más vulnerables” (…) “También debería justificar la nueva rebaja del impuesto a los Bienes Personales contemplada en el Presupuesto 2018. Ese gravamen recae sobre los contribuyentes con mayor patrimonio, por lo cual se lo conoce como el impuesto a la riqueza” (…) “La lista de transferencias a sectores empresarios sigue en 2018 con una nueva contracción de las retenciones a las exportaciones de soja del 0,5% mensual, hasta un total de 6 puntos al año. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, eso implica unos 1000 millones de dólares menos de ingresos fiscales, que supuestamente podrían compensarse en parte con la recaudación de otros impuestos Aun así, serán alrededor de 15 mil millones de pesos menos para las arcas públicas. Otra vez, por qué no postergar ese beneficio a los grandes pools de siembra en lugar de reducir la Asignación Universal por Hijo cuando la indigencia ha vuelto a crecer en el país, de acuerdo al informe de la Universidad Católica Argentina” (…) “La manipulación informativa por parte del gobierno y la prensa dominante es tan grosera que resulta necesario recordar estas obviedades. Una vez más. ¿Para qué bajar el impuesto a la riqueza y las retenciones a la soja en 2018 si hay tantas urgencias fiscales? La operación de confusión deliberada de la opinión pública ubica al sistema previsional como si se tratara de un compartimento separado del resto de los gastos del Estado. En esa lógica, el gobierno también podría proponer la caducidad de la educación pública gratuita y empezar a cobrar la escuela primaria, la secundaria y la universitaria para que se autofinancien. El razonamiento más elemental en una sociedad democrática que persigue la equidad social y la igualdad de oportunidades es al revés. El Estado debe asignar como prioridad el pago de buenas jubilaciones y proveer educación pública de calidad y para ello tiene que buscar la forma de financiarlo. Los funcionarios, en cambio, lamentan la inviabilidad del régimen previsional y reducen los impuestos a sectores concentrados. Entonces proponen una reforma previsional a través de la cual “los jubilados van a perder plata pero no poder adquisitivo” y avanzan con la quita de cargas a la seguridad social” (…) “Con la gambeta, la nueva estrategia oficial intenta hacer pasar una reforma cuyo único objetivo es reducir los gastos en jubilaciones y pensiones de manera permanente, en línea con el reclamo del FMI y de los financistas internacionales que exigen garantías de repago de los bonos que compran a tasas generosas” (…) “Otro interrogante que el gobierno deja sin contestar es por qué el año pasado aprobó la Reparación Histórica para algo más de un millón de jubilados sin sumar fuentes de financiamiento que pudieran compensar el mayor gasto. ¿O es que el año pasado el sistema jubilatorio no era inviable? En ese caso tendrían razón quienes advirtieron en 2016, cuando se aprobó la ley, que la Reparación Histórica no era más que un Caballo de Troya para facilitar el blanqueo de capitales de los amigos del poder” (…) “Un elemento más que expone el desvarío argumentativo de Cambiemos respecto de la cuestión previsional es que en agosto de 2010 el PRO, la UCR y el bloque de Elisa Carrió lideraron la aprobación parlamentaria del 82% móvil, también sin agregar mecanismos de financiamiento. Como se ve, esas fuerzas políticas utilizan a los jubilados como impronta populista desde la oposición y los someten al ajuste neoliberal cuando les toca gobernar” (…) “En cuanto a la ley de movilidad previsional, también es necesario recordar que las mismas fuerzas políticas que hoy gobiernan se opusieron tenazmente en 2008 a la fórmula propuesta por el kirchnerismo porque sostenían que era una estafa a los jubilados” (…) “Siempre ha actuado (la alianza Cambiemos) en la misma dirección en contra de los derechos de los jubilados. Para quien quiera ir más atrás en la historia, esos mismos actores avalaron la creación de las AFJP, en contra del régimen público, de reparto y solidario, y ahora dan incentivos fiscales a los trabajadores de mayor poder adquisitivo para que se vuelquen a seguros de retiro privado. Por más que Macri diga que su gobierno es el cambio, las políticas hacia los trabajadores, activos y pasivos, son siempre las mismas”.

En su edición del 16 de diciembre, La Nación publicó artículos de Eduardo Fidanza (“Desacoples que pueden ser trágicos”) y Héctor M. Guyot (“Un peronismo líquido embarra la cancha”).

Escribió Fidanza: “Una descripción posible de la tragedia contemporánea, basada en antecedentes sociales y literarios, es la de dos posiciones enfrentadas que se encaminan a una colisión frontal imposible de evitar” (…) “Cada cuerpo en su órbita inexorable se estrella contra otro y genera una explosión de consecuencias devastadoras. Son impactos entre objetos voluminosos, que se destruyen porque ninguno puede aminorar la velocidad o detenerse. En el plano político, a esta imagen física hay que agregarle un componente sociológico: cada parte en conflicto posee una porción de legitimidad. Tener poder y tener razón: dos atributos a los que es difícil renunciar a la hora de defender intereses que se consideran justos” (…) “El día estresante que vivió la política argentina hace 48 horas provoca una reflexión en esa línea: si los desacoples entre sistemas de valores y prácticas no se resuelven por la negociación, pueden culminar en tragedia” (…) “¿Qué se juega en estos conflictos, cuáles son las racionalidades en pugna, los valores irreductibles que cada parte reivindica? Se abordarán aquí tres confrontaciones típicas: 1) la lógica de las instituciones representativas versus la lógica de la protesta social; 2) la agenda de la política versus la agenda de la economía, y 3) la salud macroeconómica versus el bienestar social” (…) “Las instituciones representativas, expresadas en el Parlamento, son un pilar de la democracia, pero la Constitución también garantiza la protesta social pacífica. La agenda de la política, cuyo episodio estelar es la competencia electoral por cargos, con el requisito de popularidad para obtenerlos, constituye una parte sustantiva del sistema democrático, pero las decisiones de política económica importantes, resultan en ocasiones necesarias cuando los recursos son escasos y están mal administrados. Por último, la macroeconomía requiere un balance entre gastos, ingresos y fuentes de financiamiento, sin que ese equilibrio destruya el bienestar y la cobertura de necesidades” (…) “Con este enfoque se llega a una conclusión paradójica sobre el jueves de furia: los legisladores de Cambiemos tienen razón, pero los sindicatos y la oposición también la poseen. Y se revela asimismo la contradicción que incumbe a Macri: le asiste el derecho a la reelección, para lo cual debe evitar medidas impopulares, pero la economía ya no admite más laxitud fiscal” (…) “Por último, es legítimo e imperioso reducir el gasto público, pero también es legítimo preservar a los más vulnerables, a quienes la Constitución les asegura una serie de derechos y condiciones usualmente incumplidos” (…) “Por debajo de estos dilemas de prisionero se asiste a una lucha integral por el poder, de resultado incierto. Un gobierno que acaba de ganar las elecciones…no logra tramitar un programa de reformas económicas moderadas entre jugadores poderosos y corporativos “ (…) “Para agravar la situación, el sistema político está alumbrando una nueva izquierda radicalizada y a la defensiva: el kirchnerismo tardío” (…) “Tal vez falte aquí recordar el contexto histórico: transitamos una época innovadora. De novedad política, porque gobierna una coalición sin precedente, y de presión modernizadora, porque el mundo y la revolución tecnológica del capitalismo lo imponen. Sostenía Raymond Williams que la tragedia no ocurre en tiempos de estabilidad o de conflicto, sino de cambio. Si fuera así, es preciso redoblar el diálogo para evitar la desgracia. Se necesitan palabras, no balas; comprensión, no autoritarismo. E insistir con la antigua convicción reformista: para conciliar racionalidad económica con justicia social, el tiempo es mejor que la sangre”.

Escribió Guyot: “El jueves fue un día de furia en la vida política del país. En medio de las imágenes que se sucedieron sin respiro, hay una muy elocuente: la de los que celebran la conquista obtenida” (…) “Tras provocar el levantamiento de la sesión que iba a convertir en ley la reforma previsional, allí están, confundidos en un abrazo, el diputado kirchnerista Agustín Rossi y José Ignacio de Mendiguren, hombre de Sergio Massa” (…) “¿Qué festeja el grupo? Festeja lo que en verdad fue una de las jornadas más tristes y bochornosas que tuvo el Congreso desde el regreso de la democracia. Una minoría que no acepta perder dinamitó, hasta hundirla, una sesión en la que se iba a tratar y votar una ley con aspectos controvertidos, como el cambio de fórmula de actualización de las jubilaciones. Esa minoría desestimó el debate, despreció la palabra, le dio la espalda a las instituciones de la democracia y mediante actos violentos logró lo que se proponía” (…) “Pero la imagen dice algo más. Los sucesos de anteayer confirman que el problema del peronismo es también el dilema de este gobierno y de todo el país. Fragmentado, sin liderazgo, desorientado por las derrotas que lo alejaron del poder y resistiendo desde los bastiones territoriales que conserva, el peronismo vive en estos días su etapa líquida: hoy adopta una forma y mañana, otra” (…) “Los únicos que saben lo que quieren y apuntan decididos hacia allí son los kirchneristas, encolumnados detrás de la fiebre de su jefa. En ese mundo líquido marcado por el desconcierto y la derrota mal digerida, donde están en peligro privilegios decantados durante décadas, la convicción ciega de la ex presidenta puede confundir incluso a las cabezas más racionales, que junto a los oportunistas de siempre se aferran a Cristina para sentirse al menos un poco más sólidos” (…) “Impelido por la sombra de la prisión que se cierne sobre muchos, incluida la jefa, el kirchnerismo intenta por fuera lo que casi logra desde adentro: quebrar el sistema. La reforma previsional es discutible, como todo, pero el jueves ganaron los que juegan a destruir” (…) “Tanto se ha devaluado la palabra que la noción misma de hipocresía parece en vías de extinción. En la política y los medios hoy se escucha cualquier cosa. Las falsedades más flagrantes pasan si se sueltan con convicción, un brillo extraviado en los ojos y el puño cerrado en alto. La vida adquirió velocidad y hemos perdido la capacidad de unir causas y consecuencias” (…) “Muchos de los que ahora se rasgan las vestiduras por los jubilados son en verdad parte del problema” (…) “Eso no exculpa al gobierno, que tiene algo más que un problema de comunicación” (…) “Por detrás de las falencias graves de comunicación asoma un déficit de sensibilidad. Eso quedó de manifiesto, otra vez, en la trasnochada idea de sacar la reforma por la vía de un decreto. Sería un nuevo error. Y más pasto para el club del helicóptero”.

En su edición del 16 de diciembre Clarín publicó un artículo de Miguel Wiñazky titulado “Entre el neoanarquismo K y el ajedrez de los persas”. Escribió el autor: “Hay un club autoritario, una horda paleopolítica, un team de desastrosos pendencieros expertos en abrir la caja de Pandora de todos los peligros. El manicomio de diciembre tuvo su clímax este jueves dentro y fuera del Congreso. Adentro, Leopoldo Moreau se paró frente a Emilio Monzó, le gritó “hijo de puta” y lo convocó a luchar. Casi se trenzan” (…) “Afuera, los militantes de la irracionalidad se sentían vencedores. Y así se gatillaron las acechanzas, explotaron los balazos de goma, los hidrantes con pintura verde y una batalla insensata, imperdonable. Hubo de todo menos prudencia” (…) “El oficialismo y la oposición jugaron un ajedrez que atentó contra sí mismo, contra toda forma de inteligencia y que propició la sinrazón” (…) “Hablando de ajedrez y sinrazón: los persas inventaron el ajedrez, y el Pacto con Argentina para beneficiarse a sí mismos. Jaque mate. Ganaron” (…) “Irán movió primero. Y último. Teherán diseñó el pacto de la impunidad para los hacedores del atentado a la AMIA. Y finalmente confirmó abiertamente la vigencia de ese salvoconducto que Cristina Kirchner decidió otorgarles pisoteando la sangre de los muertos de la AMIA” (…) “Mientras tanto diciembre se presenta en la Argentina con esa sensación de “finis mundi” que dispersa paisajes delirantes, pero normales para nosotros” (…) “El martes empezaron las calles a aglomerarse de multitudes diversas y dispares” (…) “Era el día del hincha de Boca precisamente, pero también el de la protesta contra la Organización Mundial de Comercio” (…) “En tanto, Agustín Rossi se trepaba a una mesa del Congreso para disuadir a los agresivos tribuneros que insultaban a todo aquel que no fuera un representante K en la compleja discusión sobre las jubilaciones” (…) “El miércoles, la manifestación contra lo que denominaron los organizadores “ajuste neoliberal” fue masiva y sosegada. Preanunciaba sin embargo un temporal. Explotó el jueves. Violencia fuera y dentro del Congreso, los neoanarquistas consiguieron bloquear la discusión sobre la reforma previsional que es a la vez la llave de todo el modelo tributario del oficialismo” (…) “¿Qué relación tiene el Pacto de Impunidad con Irán con la indigencia y con la locura, con este manicomio? ¿Qué relación tiene todo esto con la violencia que vuelve a cubrir las calles en este diciembre tan ajetreado y argentino? En una partida de ajedrez cualquier pieza que se desplace produce efectos en todo el tablero. Una mala jugada impacta para mal en la partida entera. Pero no se trata de una mala jugada sólo el sentido estratégico, sino del mal moral. De ese daño que producen quienes roban y mienten a la vez. En toda esa Babel el presidente Macri no habló” (…) “Conclusiones: hay un neoanarquismo fogoneado por el kirchnerismo perdidoso, que retomó sin embargo en estos días las intensidades que fogonearon la construcción política instrumental de la desaparición forzada de Santiago Maldonado” (…) “Frente al neoanarquismo K que ignora el diálogo y prefiere la camorra y el griterío tribuneros, es mejor evitar los golpes al vacío. Es mejor un acuerdo real con los gobernadores que una trompada. Pero ese round no violento es más complejo que las piñas, es crucial y recién empieza”.

En su edición del 15 de diciembre, Página/12 publicó artículos de Horacio González (“Los ellos”), Werner Pertot (“Un gobierno en crisis”), Washington Uranga (“Saqueo a la democracia”), Atilio Boron (“Una “Contrarreforma temeraria”) y Martín Granovsky (“Juego fuerte”).

Escribió González: “Vimos las escenas en la plaza del Congreso artillada, con hombres acorazados y máquinas lanzagranadas, sórdidos motociclos con raras escopetas emergiendo del humo irrespirable. ¿A qué hacían acordar? Entre tantas cosas que retiene la memoria ciudadana, hacían acordar a la sorprendente visión que tienen los resistentes de El Eternauta cuando llegan a ese mismo lugar y ven el poderío lúgubre y ostentoso de los ocupantes. El cuadro expresionista que entonces dibuja Solano López incluye el clásico Monumento, inseparable de la memoria visual de Buenos Aires, junto a extraños bólidos lumínicos, dentro de los cuales actuaban los poderes de ocupación. Eran las fuerzas que tenían que enfrentar esas criaturas salidas de los barrios periféricos de la ciudad. Se encontraban frente a entes equipadas con extraños armamentos; venían de todos los rincones del cosmos. Eran la forma final de todo agresor, de todo dominador” (…) “Solo que los Ellos eran los dominadores de los dominadores. Todo dominado tiene a su vez alguien que lo engendró en el reconocimiento del amo que le dio vida o que lo capturó o que lo protegió para ponerlo a su servicio. Los Ellos traían el pensamiento general de quebrar la arquitectura económica, moral y cultural de un país. En la Plaza de los dos Congresos estaba el cuartel general de la invasión, donde los Ellos dirigían a todos los cautivos que, con su servidumbre voluntaria o sus deseos de ser señores a costa de convertirse en instrumento de los propios señores, actuaban para que todo el universo sea un mundo de sometidos. Mientras, en el recinto de Diputados, también estaban quienes también resistían a los emisarios de los Ellos” (…) “Los Ellos eran portadores de un “odio orgánico”. Esta es la expresión con que Oesterheld los había designado. No un odio circunstancial, un trato de la conciencia consigo mismo donde en un momento maldice y luego maldice su propia maldición. No, estos Ellos odiaban con organicidad, por eso una estría interna de ese odio los hacía hablar a veces con un tono angélico para hacer ver, cuando correspondía, cómo sabían usar todo su armamento contra la manifestación. La manifestación estaba compuesta por muchas vetas de la historia argentina. Sacudiéndose de encima los que aun reconociéndolo como “tarea ingrata” se habían puesto al servicio del invasor, los hombres y mujeres de la manifestación eran los que conseguirían devolverle al país su dignidad social, democrática y popular”.

Escribió Pertot: “El fracaso de la sesión extraordinaria de Diputados abrió una crisis en el gobierno nacional. En medio de la segunda jornada de represión, el presidente Mauricio Macri estuvo reunido hasta tarde con su mesa chica evaluando la posibilidad de saltearse el Congreso y sacar la reforma a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia” (…) “Más temprano, el jefe de gabinete, Marcos Peña, dio una conferencia de prensa en la que cuestionó a los “piqueteros del recinto”, como llamó a los diputados opositores. Caída la idea del DNU, el oficialismo volvería a la carga el lunes con la reforma previsional en Diputados” (…) “En público, por supuesto, no hubo un reconocimiento por parte del oficialismo de la dura derrota que supuso que se levantara la sesión de diputados en la que se jugaron todo para que se aprobara ayer la reforma previsional: adelantaron el tratamiento, intentaron hacer jurar a diputados del macrismo y no pararon de reprimir en las inmediaciones del Congreso desde el intento de iniciar la sesión hasta el anochecer de un día agitado” (…) “La línea general del oficialismo fue cuestionar “la violencia” por parte de la oposición. El jefe de Gabinete no tuvo palabras para revisar el accionar de Gendarmería contra dirigentes políticos, manifestantes y contra trabajadores de prensa. Según Peña, a los periodistas los hirieron los manifestantes y no los gendarmes. El ministro coordinador se ocupó de hacer responsable al kirchnerismo del clima violento que se vivió dentro y fuera del Congreso” (…) “No quisieron debatir. Se convirtieron en piqueteros del recinto. Optaron por la violencia. Cambiemos no va a seguir ese camino de la violencia, por eso se propuso levantar la sesión”, afirmó el jefe de Gabinete, quien sostuvo que “la gente se hartó de la prepotencia que gobernó por muchos años. No es a través de la violencia y la mentira que van a obtener una mejor situación para los argentinos”. “Tienen que tener la dignidad de sentarse y debatir y de perder”, les reclamó Peña” (…) “Cuando le preguntaron si revisarían la estrategia parlamentaria, contestó: “Sería muy triste para la democracia que por la extorsión de los violentos se modificara un debate. Estamos convencidos de que este es un proyecto que es bueno. Esa ley tiene que salir de esa forma” (…) “Cuando le preguntaron por los periodistas golpeados, se excusó: “Lamento si hubo alguna situación. No tengo información. Fueron agredidos también trabajadores de prensa por los manifestantes”. Tampoco repudió la represión a los diputados: “Se ve claramente que hay una intención de las declaraciones de algunos diputados y los que agredieron de hacer tierra liberada en la zona del Congreso. ¿O me van a decir que esos que tiraban piedras buscaban participar de un debate constructivo? Hay mucha hipocresía”, consideró Peña”.

Escribió Uranga: “La ciudadanía sufrió y asistió ayer a un saqueo a la democracia protagonizado por el gobierno de la alianza Cambiemos, emborrachado en su propio relato y obsesionado en rendir cuentas a los grupos de poder económico a los que responde” (…) “La imagen de un Congreso blindado por fuerzas de seguridad para impedir que los ciudadanos se acerquen para expresar públicamente su oposición y la cacería represiva ejecutada por orden del Ministerio de Seguridad contra los manifestantes, es un nuevo atropello a los directamente agredidos pero también y fundamentalmente a los titulares de los derechos que se pretenden vulnerar con las medidas impulsadas por el gobierno” (…) “Todo ello configura una realidad de saqueo a la democracia que la ubica al borde del precipicio” (…) “La exagerada militarización de la capital, la utilización desproporcionada e irracional de la fuerza por parte de los cuerpos armados del Estado no puede entenderse sino en el marco de una decisión política que los habilita a actuar de tal manera. Es un paso más en la escalada cruel que tiene antecedentes en la represión contra los trabajadores que desde el año pasado se expresaron contra el cierre de sus fuentes de trabajo y que no está desvinculada de la muerte provocada de Santiago Maldonado y del asesinato en manos de fuerzas de seguridad de Rafael Nahuel en el sur” (…) “Algo similar puede decirse de los procedimientos parlamentarios violatorios de la mínima ética política. La pregonada “institucionalidad” no es compatible con el “todo vale”, a pesar de que el relato construido por Marcos Peña intente endilgar “la violencia y la mentira” a la oposición” (…) “Lo que vivimos ahora no es apenas un episodio aislado. Es un paso más de un plan que es está ejecutando de manera sistemática como derrotero perverso buscando la aniquilación de derechos conquistados. Perverso por la malignidad que implica el engaño y la mentira sobre la que se monta” (…) “Desde el gobierno se naturaliza el despliegue de fuerzas de seguridad para acallar las voces disidentes porque “ganamos las elecciones”. También por eso se reprime “preventivamente” (…) “Hay que compatibilizar aquí parte de la victoria político-cultural del oficialismo y anotarla en la deuda y las incapacidades de las fuerzas opositoras para explicar y convencer de lo contrario. Y no perder de vista tampoco que quienes…recurren a la violencia como principal argumento político, terminan siendo funcionales a los objetivos del oficialismo” (…) “Pero al mismo tiempo puede decirse que Macri se construyó su propio laberinto y le costará encontrar la salida. Desde el punto de vista político los episodios del día anterior pueden significar un quiebre de importancia. Para el oficialismo gobernante porque quedó al descubierto que la fortaleza que enarboló tras las elecciones se le puede escabullir como agua entre los dedos” (…) “Carrió exhibe su poder, se sube su propia cotización política, pero insiste en aprobar una ley que perjudica a los sectores socialmente postergados. Es la cara díscola del oficialismo en base a supuestos principios éticos que solo ella comprende” (…) “Para la diputada capitalina, como para todo Cambiemos, quien discrepa, quien se expresa, quien se manifiesta en contra de los deseos oficiales, está “poniendo palos en la rueda”, es contrario a la democracia” (…) “En la acera de enfrente habrá que observar la evolución del hecho producido ayer en el Congreso mostrando a un importante sector de la oposición-de distintos signos políticos-alineada conjuntamente para impedir el avance de la ley. Quizás haya allí un germen-sin duda frágil y muy incipiente-de algún tipo de unidad en la acción para la defensa conjunta de derechos básicos” (…) “La democracia sitiada y jaqueada necesita de las fuerzas de seguridad en la calle, de la represión contra quienes opinan distinto para acallar la protesta. Necesita también reducir los debates a la casuística y presionar hasta la extorsión con el manejo de la caja amenazando a las provincias” (…) “Frente a la falta de argumentos, el oficialismo recurre a la fuerza. Esa también es la manera de instalar el miedo no sólo por la violencia física, sino como forma de amedrentar a quienes ensayen la autodefensa de la manera que sea, incluso con las ideas. La democracia saqueada y sitiada no es democracia”.

Escribió Boron: “La reforma previsional que quiere el gobierno de Macri ilumina con inigualable nitidez el carácter groseramente clasista de su gobierno. La mal llamada “reforma”, en realidad una cruel “contrarreforma”, es una nueva modalidad de acumulación originaria, o acumulación de desposesión, como la denomina David Harvey, mediante la cual se produce una gigantesca transferencia de ingresos desde la población de la tercera edad hacia el gobierno y los capitales concentrados que aquél representa. Se les quita a los jubilados una cifra que gira en torno a los 100.000 millones de pesos para bancar el déficit fiscal y las astronómicas deudas contraídas por el gobierno de Macri en su fallido intento de otorgar sustentabilidad a un programa que claramente carece de ella” (…) “Hoy son múltiples los sectores-tanto nacionales como los que prestan dinero al gobierno de Macri desde afuera-que se benefician de este gigantesco atraco que, ciertamente, no quedará impune. Las formaciones políticas que constituyen Cambiemos, su soberbia, su inescrupulosidad para violar el Estado de Derecho y su autoritarismo represivo, creen que la historia terminó el 22 de Octubre, el día en que el macrismo ganó las elecciones legislativas” (…) “No se dan cuenta que la historia recién comienza y que en menos de dos años, en el 2019, un pueblo empobrecido, con jubilados condenados a una perversa eutanasia social por la política gubernamental, vejado, privado de sus derechos más elementales, sometido a un apagón mediático e informativo sin precedentes en democracia, con dirigentes presos sin condena, luchadores sociales fusilados por la espalda u otros desparecidos y muertos en circunstancias aún no aclaradas. Un pueblo, en suma, que contempla azorado como la protesta social legítima y pacífica se reprime con saña para que los sectores más vulnerables e indefensos de la Argentina sean por ley obligados a pagar los costos del ajuste y que muy probablemente decida vengarse de sus victimarios en las próximas elecciones” (…) “Quien conozca la historia de la Argentina comprenderá que políticas como las que quiere imponer el gobierno de Macri-¡y de la forma en que pretende hacerlo!-siempre tropezaron con una formidable reacción popular. Y esta vez no será diferente; será aún más potente”.

Escribió Granovsky: “Un intenso día de política. Más allá de cómo se dirima el asunto de los jubilados, nadie podrá decir que entiende cómo funciona la Argentina sin tener en cuenta siete claves: 1) la voluntad presidencial de jugar fuerte y aprovechar el envión de las elecciones para producir la mayor cantidad posible de cambios conservadores lo más rápido que se pueda” (…) “2) la transformación del bloque de diputados del Frente para la Victoria en un factor político de primer orden. Tras la decisión de no dar quórum, el bloque conducido por Agustín Rossi, no dejó el Congreso. Vigiló la sesión” (…) “3) La capacidad movilizadora del kirchnerismo y la izquierda (y esta vez también de las centrales obreras) cuando hay una disputa concreta” (…) “4) La disposición acuerdista del gobierno con los peronismos provinciales y las dificultades de concretar la rosca cuando se hace evidente que el acuerdo producirá altísimos costos políticos. Según confiaron sus colegas, el diputado y dirigente petrolero Alberto Roberti dio quórum en un momento porque estaba cansado y se sentó” (…) “5) Las divisiones dentro del oficialismo. No hay más de un líder, Mauricio Macri, ni otro proyecto que un conservadorismo sostenido en el tiempo, pero hay juegos. Habrá que ver si esos juegos solo favorecen a Elisa Carrió, que se opuso a sacar por decreto a Alejandra Gils Carbó pero contribuyó a la campaña para demolerla, o si las fuerzas de oposición, con el FPV y un Frente Renovador más peleador sin Sergio Massa en el recinto, empiezan a dar pasos firmes aprovechando las fisuras de Cambiemos” (…) “6) La resolución de convertir a las cuatro fuerzas de seguridad en un martillo único capaz de saltarse las garantías constitucionales matando mapuches, deteniendo chicos a mansalva, golpeando diputados o baleando fotógrafos” (…) “La heterogeneidad. Mauricio Macri tiene un alto nivel de consenso. Parte de la sociedad, incluso en sectores de clase media y de trabajadores, se ilusiona con sus promesas de prosperidad individual” (…) “Todos juegan fuerte”.

En su edición del 15 de diciembre, La Nación publicó un artículo de Morales Solá titulado “Violenta alianza entre kirchneristas, massistas y la izquierda” y un editorial titulado “La violencia y el peligro de regresar al pasado”.

Escribió Morales Solá: “Nunca, como ayer, Leopoldo Moreau fue tan parecido a Luis D´Elía. En lugar de ocupar una comisaría, le quitó el micrófono y amenazó con pegarle al presidente de la cámara de Diputados, Emilio Monzó. Cruzó una línea roja del sistema democrático” (…) “El debate, duro a veces, pero nunca físicamente violento, es un atributo del parlamentarismo en las naciones civilizadas. Ese era el único símbolo que le faltaba romper a Moreau en su vida de trashumante político. Ayer se convirtió en un referente del antisistema” (…) “Sin embargo, eso no fue lo más grave que pasó ayer. El gobierno tuvo, le guste o no, el primer traspié importante en la resolución de leyes cruciales para su programa económico. Anoche frenó a última hora la decisión de sacarlas por decreto de necesidad y urgencia” (…) “El lunes volverá a intentar que sean aprobadas por el Congreso. Había tropezado en la tarde de ayer con una alianza no tan extraña ni tan inesperada: el kirchnerismo, el massismo y la izquierda trotskista. Todos se abrazaron al final de una sesión que debió ser levantada porque la aprobación de las leyes se estaba quedando sin votos” (…) “Sergio Massa volvió a demostrar su oportunismo en una actitud claramente demagógica. La izquierda había enloquecido el espacio público de la Capital Federal durante dos días de furia y el kirchnerismo, apoyado por el massismo, llevó el alboroto al recinto de los diputados” (…) “Al kirchnerismo y la izquierda (¿ahora también al massismo?) les da lo mismo estar dentro o fuera del sistema. ¿O no fue eso, salir y entrar del sistema, lo que hizo el cristinismo durante gran parte de su gestión de gobierno?” (…) “Lo más notable del caos institucional de ayer es que el gobierno contaba con los votos necesarios para aprobar las reformas. Contaba con ellos hasta que la batahola se fue llevando a los diputados peronistas que responden a los gobernadores” (…) “No hubo un lobo solitario; hubo una estrategia para derrumbar la sesión en la que perderían los que terminaron ganando” (…) “El presidente estuvo a punto de firmar un decreto de necesidad y urgencia luego de que los gobernadores les aseguraran a sus ministros que los votos de ellos estaban, pero sólo teóricamente” (…) “La cima del oficialismo pensó en el decreto ya no como una solución al problema fiscal. Fue una posible decisión institucional. “Es la autoridad del presidente la que está en discusión”, dijeron anoche a su lado” (…) “Hay un aspecto institucional, gravemente implantado desde ayer, y hay también un costado político. Este señala que la fragmentación del peronismo es más profunda que lo que cualquiera imaginaba. No quedó un solo liderazgo en pie” (…) “También la CGT es un satélite del peronismo igualmente fracturado” (…) “Pero ningún dirigente sindical está en condiciones de resistir la presión de la calle o de ignorar la coacción de la izquierda” (…) “El gobierno ha cometido algunos errores. Debió plantear públicamente desde el principio cómo serían los aumentos salariales de los jubilados y reconocer que había un período de inflación de tres meses de este año (el último trimestre) que debía ser compensado en marzo” (…) “El problema del sistema jubilatorio es que durante el mandato de Cristina Kirchner se duplicó el número de jubilados (pasaron de casi cuatro millones a ocho millones, la mitad sin aportes o con aportes muy parciales). Ese monumental aumento significó una grave afectación para los jubilados que aportaron durante toda su vida” (…) “La situación actual indica que cualquier decisión sobre los salarios de los jubilados requiere de una cantidad enorme de dinero en un país con un déficit ya insostenible” (…) “Haber frenado en el instante final el decreto de necesidad y urgencia fue una decisión acertada”.

Escribió el mitrismo: “Hechos de inusitada violencia propios de un pasado remoto que creíamos superado tuvieron lugar ayer e impidieron que sesionara la Cámara de Diputados para tratar el proyecto de ley de reforma previsional impulsado por el oficialismo” (…) “Luego de mucho tiempo, la violencia reemplazó al diálogo y el normal funcionamiento de la institución que simboliza la democracia. Privó la fuerza y obtuvo una triste victoria, al impedir el debate de ideas. Esa fue la intención de los activistas que actuaron agrediendo a las fuerzas del orden en el exterior del Congreso, alentados e impulsados por el kirchnerismo y fuerzas de izquierda” (…) “Pero el verdadero objetivo de estos verdaderos militantes de la violencia no era combatir la reforma previsional. El proyecto de ley fue la excusa para, lisa y llanamente, atentar contra el gobierno empleando como emblema de la lucha la defensa de los jubilados, que, para la oposición, se verían perjudicados con el nuevo régimen para el cálculo de los aumentos en sus haberes” (…) “Fueron elocuentes las imágenes que mostraron cómo continuaban los desmanes generados por los citados grupos cuando hacía mucho tiempo que se había levantado la sesión en la Cámara baja” (…) “Podrá discutirse si el oficialismo forzó los tiempos al convocar con tanta urgencia a la sesión de ayer sin tener plenamente asegurado el “quórum”, pero ello jamás disminuye un ápice la responsabilidad de los violentos y sus mandantes, los de afuera del recinto y los de adentro, porque pudo verse cómo diputados opositores corrieron a increpar al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, y trataron de arrebatarle el micrófono” (…) “El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que “hubo una voluntad mayoritaria de sesionar y acompañar” el tratamiento de la reforma previsional, y acusó a diputados de la oposición de “convertirse en piqueteros”. Quienes representan a la minoría, agregó, “tienen que actuar con decencia, respetando su investidura, y tener la dignidad de sentarse y debatir, pero no a través de la violencia y la mentira” (…) “Signado por las Fiestas y el fin de año, diciembre suele ser un mes propicio para los reclamos que los violentos sin votos intentan capitalizar y desbordar. Tanto el gobierno como el arco opositor deben mostrar en estos momentos madurez, voluntad de diálogo y firmeza en el rechazo de la violencia. En este sentido, fueron alentadoras las expresiones de Peña en su conferencia de prensa ayer. En cambio, es evidente que el peronismo en general y el kirchnerismo en particular no terminan de digerir las derrotas electorales ni de advertir que estas reflejan un cambio profundo en una sociedad harta de la prepotencia y la intolerancia que ayer volvieron a campear entre nosotros”.

En su edición del 14 de diciembre, Página/12 publicó artículos de Julio Maier (“Mentiras y posverdades”) y Julián Bruschtein (“Nos quieren disciplinar”).

Escribió Maier: “La palabra “posverdad” no figura en nuestro diccionario o, si se quiere, de lengua española. De tal manera, toda definición es errónea, aun la obtenida desde otro idioma. Conforme a ello, yo usaré la mía propia. Una mentira es nada menos ni nada más que eso: la afirmación de una realidad distinta a aquella que, según sabe quien afirma, existe, esto es, algo más que una falsedad, por la sencilla razón del dolo de quien la afirma. Esto es lo que parece caracterizar a los funcionarios del gobierno actual de la República Argentina” (…) “Tomemos como ejemplo al último cadáver que nos han regalado: tanto la Sra. Vicepresidenta como la Sra. Ministro de Seguridad afirman mentiras: la primera pretende convencernos acerca de que un disparo de arma de fuego con munición de guerra efectuado detrás del cuerpo de una persona-víctima situada entonces de espaldas al tirador-y desde abajo hacia arriba-contexto: en zona montañosa-, que provocó su muerte, no es un asesinato con alevosía y la segunda pretende que esa acción fue la respuesta a un ataque terrorista masivo con armas de grueso calibre” (…) “El terrorista atacante con armas de guerra poderosas es un aborigen mapuche de veintipico de años de edad, pobre de solemnidad, que vive en una casa de menor valor que una prefabricada en las afueras de Bariloche, barrio en el cual carecen de todo servicio urbano. En lugar de terrorista, la víctima parece ser un atrapado por el terror” (…) “Veamos…a quien el poder judicial “protege” mediante un desalojo compulsivo ordenado para ser llevado a cabo por un operativo conjunto de las fuerzas de seguridad federales y provinciales. Para los jueces las víctimas son, en un caso, un tal Sr. Benetton, al parecer italiano de nacimiento y residente en cualquier lugar del planeta Tierra, conocido universalmente por su riqueza individual y privada, que-me da vergüenza decirlo-llega en la Patagonia argentina a la friolera de poseer casi un millón de hectáreas que él nunca llegará a conocer en su íntegra vida, esto es, un territorio más grande que algún país europeo de los que él habita; en otro caso, un tal Sr. Lewis…amigo de nuestro presidente…que, en uno de los lugares más bellos del planeta, ha conseguido acrecer su “propiedad privada” con las tierras que rodean totalmente uno de los lagos más bellos de la cadena andina” (…) “Un jurista especialista en Derecho Constitucional me enseñaba hace unos días que el único derecho declarado sagrado por nuestra Constitución federal era el llamado “de propiedad privada”, derecho cuya violación parece enfrentarnos con Dios, núcleo del sistema económico y cultural engarzado por la Constitución. Por supuesto, ese derecho es todo lo opuesto y contradictorio con la llamada “propiedad colectiva”, que el art. 75, inc. 17, reserva para los territorios de los pueblos originarios que preceden no sólo a nuestra independencia como Nación, sino, antes bien, a la conquista y colonización europea de nuestro suelo” (…) “Y ahora la “posverdad”. No se trata de una comparación con la realidad existente, sino, antes bien, de aquello que debería ser real según alguna concepción del mundo de las relaciones interpersonales. Se trata, precisamente, del conflicto entre la propiedad privada, individual, y la propiedad colectiva, popular. El conflicto se arma cundo unos sostienen la primera, incluso a los extremos reproducidos, y pretenden borrar la otra, mientras los otros defienden a su comunidad de vida, reclamando que no sea arrasada por el dominio individual. El Sr. Mari…no ha mentido nunca, en cambio, cuando se trata de aquello que yo llamo “posverdad”. Allí fue claro cuando tildó de “curro” a los derechos humanos previstos en convenciones internacionales, por tanto despreció cualquier límite a la “propiedad privada” y mucho más aquel que procede de otra “posverdad” universal, aquella que consagra la igualdad real de todos los seres humanos como valor a aproximar en la realidad y en la mayor medida posible, siempre ha defendido el mérito económico adquirido de cualquier manera como signo de distinción entre seres humanos, ricos y pobres, europeos conquistadores e indígenas conquistados, en fin, blancos y negros” (…) “Toda nación necesita hoy para crecer, para alcanzar la felicidad de todos o, al menos, la satisfacción de quienes la integran, de una burguesía nacional ciudadana que crea en ella como tal” (…) “Nuestro país no lo consiguió hasta ahora de modo firme, pese a su bondad-o quizá a causa de ella-, que tolera que los hijos de extranjeros llegados al país tras la gran guerra europea, en primera generación, gobiernen su nación, respaldados por sus padres, a quienes todavía se les nota el acento extranjero al pretender hablar la lengua nacional. Por ello han sido denunciados como cipayos y apátridas, calificación que para nada está vinculada a un partido de fútbol, sino a la defensa irrestricta de la soberanía nacional en todos sus aspectos, sentimiento que, con claridad, no pertenece al modelo gubernamental. La única regla que los eriza es la de “costo/beneficio”, desprendida del ideal de la propiedad privada” (…) “Por eso el trabajo humano es una mercancía como cualquier otra” (…) “Ni la vida humana alcanza para superar, en el contexto del caso concreto, al valor de la propiedad privada y a sus reglas derivadas”.

Escribió Bruschtein: “La única jefa del operativo es Patricia Bullrich, y no va a hablar con vos”, fue la respuesta que obtuvo el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso de parte de los gendarmes que, al mismo tiempo, soltaron un perro para que lo agrediera. Una multitudinaria movilización de los movimientos sociales terminó con la única respuesta que parece tener el gobierno macrista para la protesta social: represión. “Nos quieren disciplinar a los palazos”, dijo a Página/12 el legislador apenas salió del hospital” (…) “Es inconcebible la generación de violencia de parte del estado. Fue una movilización masiva y pacífica y cuando quisimos hablar con el jefe del operativo para abrazar el Congreso la respuesta fue cagarnos a palos”, contó Grosso…”El mensaje político es muy fuerte cuando nos responden que la jefa del operativo era Bullrich y que no iba a hablar con nosotros”, señaló el dirigente sobre la respuesta y la violencia ejercida sin motivos por las fuerzas de seguridad” (…) “La respuesta son palos y no importan las consecuencias. Santiago Maldonado y Rafael Nahuel son víctimas de esta política”, afirmó el diputado…”Quieren disuadir a la gente con violencia para que no se movilice mañana. La movilización de la gente es cada vez mayor y esto se ve en los diputados que empiezan a rever su voto”, analizó Grosso, anticipando posibles cambios en la decisión de algunos legisladores ante la reforma previsional. “Quieren apurar la votación porque la presión empieza a ser muy fuerte. Va a haber mucha gente en la calle y el paro del viernes va a ser contundente”, agregó el dirigente del Movimiento Evita”.

En su edición del 14 de diciembre, La Nación publicó artículos de Carlos Pagni (“Los disgustos de acordar con el peronismo”) y Emilio Cárdenas (Gran Bretaña pierde la primera batalla del Brexit).

Escribió Pagni: “El Congreso asistirá hoy a una jornada alborotada. Se discutirá la nueva fórmula para actualizar las jubilaciones. Para el gobierno, es la clave de bóveda de toda la reforma fiscal. Y la plataforma de un eventual éxito electoral dentro de dos años. Conscientes de esa relevancia, los gobernadores peronistas esperaron esta encrucijada para renegociar los acuerdos que habían alcanzado con el Poder Ejecutivo” (…) “Todo el trámite legislativo desnuda la naturaleza del enfoque gradualista. Es una opción de política económica. Pero mucho antes que eso, es la imposición de un formato de poder. Si quiere atraer inversiones, Macri debe introducir más competitividad en la economía. Para eso debe bajar costos. En especial, dos: el costo fiscal y el costo laboral. El primero obliga a enfrentar a los gobernadores, ya que los principales impuestos se coparticipan. El segundo exige enfrentar a los gremialistas. Gobernadores y gremialistas son, en su enorme mayoría, peronistas. Y aquí está el inconveniente: los cambios que se pretenden no pueden realizarse sin la colaboración del peronismo, ya que Cambiemos está en minoría en ambas cámaras. Quiere decir que Macri debe aprobar sus reformas con el voto de las víctimas de esas reformas” (…) “Esta ley de hierro está vigente desde hace varios días. La confianza en que el peronismo parlamentario se limitaría a protocolizar los pactos de gobernadores y sindicatos con la Casa Rosada resultó ilusoria. El PJ esperó que la discusión llegara al Parlamento, que es donde Macri más depende de él, para volver a discutir las leyes acordadas” (…) “Ayer por la mañana, en la Casa de Gobierno, realizaron los últimos recuentos. Con la colaboración de Diego Bossio y de los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Hugo Passalacqua (Misiones), y Juan Urtubey (Salta), Emilio Monzó calculó que ya estaban los votos para sesionar. Esta vez el más difícil de convencer fue Urtubey. Hace una semana, Cambiemos le votó en contra su pacto fiscal en la provincia” (…) “La discusión tributaria demostró que el incentivo más poderoso de los gobernadores es la irreprochable defensa de los productores locales, que, además, son los que pagan las campañas. El oficialismo acertó, entonces, en su estrategia negociadora. Adornó las rebajas de impuestos o eliminación de aportes con medidas que afectaban las economías regionales. La discusión se concentró en estas últimas. El núcleo del paquete fiscal quedó intacto” (…) “El cambio de la fórmula jubilatoria es la más importante de las pretensiones oficiales. Con él se financiará el resarcimiento a las provincias por la eliminación del Fondo del Conurbano. De allí saldrán también los 65.000 millones de pesos que recibirá María Eugenia Vidal. Esa suma cobija, en parte, el sueño de Macri con la reelección. Estas peculiaridades explican que, si hoy no se aprobara la nueva ecuación, debería anularse toda la reforma tributaria” (…) “A las tormentas que siempre desatan las reformas previsionales en el mundo se agrega la ferocidad del kirchnerismo. Ahora se potencia en el pedido de prisión preventiva para su jefa, que tiene la ventaja de no estar referido a presuntos latrocinios. Además, incorporó en la Cámara baja a dos agitadores legendarios: Leopoldo Moreau y su yerno, Agustín Rossi. Sin embargo, el brazo kirchnerista más potente es el sindical. Las dos CTA arrastraron a la CGT a realizar una protesta” (…) “El otro factor de convulsión fue el conato de disidencia de Elisa Carrió. Cuando la diputada sugirió que podría no votar el cambio jubilatorio, no se puso en crisis su vínculo con Macri. Se puso en crisis el vínculo de Macri con el peronismo” (…) “El debate interno con Carrió puso en evidencia algunos errores de procedimiento. Para dialogar con la oposición es mejor tener asegurado el voto propio. Y los dictámenes jurídicos conviene pedirlos antes, no después de iniciar la negociación” (…) “Anoche, Macri estaba inquieto con la sesión de hoy. Tal vez no se deba sólo a la densidad de lo que se discute. El calendario volvió a burlarse de su ansiedad. Él había apostado a que el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea se anunciaría durante la reunión de la OMC, en Buenos Aires” (…) “Pero los europeos no definieron su oferta. Dijeron que debían consultar con los ministros de comercio de los países de la Unión. Se calcula que habría un anuncio antes de marzo” (…) “La otra demora ocurrió en la OCDE, una elite de países con estándares económicos e institucionales confiables para la inversión. Contra lo que algunos esperaban, en la reunión de hoy no se aceptará la candidatura de la Argentina ni la de Rumania. “Falta media milla”, dijo un diplomático desde París. Se refería a la aprobación de los Estados Unidos”.

Escribió Cárdenas: “El 23 de junio del año pasado el 51,9% de los británicos decidió salir de la Unión Europea. Los ingleses y galeses se inclinaron claramente en esa dirección. Los escoceses e irlandeses del norte prefirieron-en cambio-permanecer en la Unión Europea, pero perdieron la elección” (…) “El costo del divorcio estará ciertamente muy lejos de los 24 billones de dólares ofrecidos por Gran bretaña a la Unión Europea en un primer momento. Hoy se estima que la factura a pagar podría alcanzar una cifra que llegaría-en cambio-a unos 60 billones de dólares, que deberán abonarse en los primeros 4 años posteriores a la salida. Gran Bretaña hará frente a los compromisos asumidos por la Unión Europea mientras pertenecía a ella, incluyendo su endeudamiento externo y el sistema de pensiones del personal comunitario. Esto, se calcula, podría representar un costo inicial para cada ciudadano británico del orden de las mil libras esterlinas” (…) “Las otras dos “líneas rojas” anunciadas por Theresa May en 2016 en su discurso en Lancaster House, también debieron cederse. Me refiero a respetar los derechos de libre circulación de los 3.200.000 ciudadanos de la Unión Europea que residen en Gran Bretaña. Y los-algo más complejos-de los británicos que residen en los otros países de la Unión Europea” (…) “Gran Bretaña-no obstante-saldrá de la Unión Europea el 29 de marzo de 2019, a las 11.p.m. Antes de ese día deberá acordar cómo serán los términos de la relación comercial de ese país con la Unión Europea luego de la fecha referida” (…) “A lo que cabe sumar el golpe de realismo que supone constatar ahora que quienes no pertenecen a la Unión Europea no pueden naturalmente aspirar a operar con las mismas ventajas de las que gozan sus Estados Miembros entre sí” (…) “A lo que se debe adicionar que, durante el plazo de transición de dos años contados desde el 29 de marzo de 2019, las normas y los tribunales de la Unión Europea continuarán aparentemente operando con plena vigencia y/o jurisdicción respecto de Gran Bretaña” (…) “Si no aparecen avances realmente sustanciales en este tema a comienzos del año próximo, la fuga de empresas desde Gran Bretaña puede de pronto acelerarse y resultar tan inmanejable como costosa” (…) “El “Brexit” será-queda visto-más pesado para los británicos que lo inicialmente supuesto. Por esto hay quienes siguen insistiendo, con pocas probabilidades de éxito, que para los británicos lo mejor sería dar una pronta marcha atrás y permanecer en la Unión Europea. Es demasiado tarde” (…) “Si el Consejo de Europa aprueba lo hasta ahora convenido con Gran Bretaña en la primera fase de las conversaciones de divorcio se pasará a la segunda, relativa a la futura relación comercial entre las partes, cuyo contenido luce por lo menos tan complejo como el de las que se han venido realizando”.

En su edición del 13 de diciembre, Página/12 publicó artículos de Miguel Jorquera (“La reforma avanza a los gritos y empujones”) y Ailín Bullentini (“El balance es regresivo”).

Escribió Jorquera: “En un plenario de comisiones cargado de tensión, discusiones, trifulcas y discursos encendidos de oficialistas y opositores, Cambiemos logró en Diputados dictamen favorable a la reforma previsional que el gobierno pactó con los gobernadores peronistas y que podará entre 75 mil y 100 mil millones de pesos anuales a jubilados, pensionados, discapacitados, asignaciones familiares, beneficiarios de las asignaciones universales por hijo y embarazo, para tapar agujeros financieros de la administración central y las provincias. La oposición terminó por unificar un dictamen de rechazo entre el FPV-PJ, el Frente Renovador y los puntanos de Compromiso Federal a los que se sumarían el Movimiento Evita, el FIT y Libres del Sur a los que el oficialismo excluyó de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social” (…) “En Cambiemos evaluaban ayer adelantar la sesión para este jueves con el objetivo de evitar tratar la reforma previsional en medio de una marcha de protesta que convocarían sectores sindicales, sociales y políticos para el 19 de diciembre” (…) “Mientras el ex menemista y ahora macrista Eduardo Amadeo era ungido presidente de la comisión de Previsión Social, diputados de distintos bloques, dirigentes sindicales, jubilados y personas con discapacidad pugnaban por vencer el último piquete del personal de seguridad de la cámara Baja para subir el último piso y acceder a la sala más grande del Anexo C de Diputados” (…) “Ahí ya estaban los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, que serían los únicos oradores en defensa del proyecto oficial” (…) “Triaca comenzó su disertación apoyado por un powerpoint con un primer paño titulado “sustentabilidad previsional” con la firma de su ministerio y Presidencia de la Nación. Un numeroso grupo de jubilados y trabajadores de distintos gremios comenzaron a abuchearlo. “Es lo que votó el pueblo argentino unos meses atrás”, replicó el ministro y reprochó “el desprecio por los valores democráticos” (…) “Triaca no pudo continuar y un grupo de trabajadores identificado con el Apops (el gremio de la Anses) que reclamaban participación en la discusión se cruzaron con la seguridad de la Cámara. El jefe del bloque del FPV-PJ, Agustín Rossi, en una demostración de buen estado físico, saltó una mesa para interponerse entre los dos grupos y frenar la pelea” (…) “El bancario Sergio Palazzo advirtió sobre la inconstitucionalidad de la retroactividad de la ley y que no se trataba de “un ahorro para el estado sino una transferencia de recursos desde los sectores más vulnerables a favor de poderosos empresarios que dejan de pagar impuestos”. “Son un Robin Hood al revés: le roban a los más pobres para dárselo a los más ricos”, sentenció. Leonardo Fabre, de Apops, sostuvo que “es una reforma vergonzosa que desfinancia deliberadamente a la Anses que como en los ´90 aplican las recetas del FMI y privatizan el sistema previsional”. “Ustedes quieren cumplir solo con los extranjeros. No nos vamos a olvidar lo que firmen hoy”, sentenció” (…) “Es una gran estafa al pueblo argentino”, dijo Sonia Alesso, de Cetera, y advirtió que esta política previsional y económica termina como en 2001, con “maestros sin cobrar en las provincias, bonos y cuasimonedas para pagar los intereses de la deuda externa hambreando a nuestro pueblo y los trabajadores” (…) “Es un plan de ajuste terrible de Macri sobre los sectores más vulnerables que son los niños y los jubilados” y que “las cajas de jubilaciones provinciales también estarán afectadas por la ley de reparación histórica”, dijo el abogado previsionalista Cristian D´Alessandro” (…) “El diputado de Unidad Ciudadana Leopoldo Moreau le dedicó un párrafo de un discurso extenso y muy aplaudido a la reparación histórica: “sirvió solo para que en la lista de los amigos del gobierno y familiares del presidente blanquearan, que solo exteriorizaron pero no trajeron al país, tres mil millones de pesos que tenían en paraísos fiscales”.

Escribió Bullentini: “Ya pasaron dos años desde ese día que pusimos manos a la obra y empezamos a construir esa Argentina que soñamos, grande, justa, en la que cada argentino tuviera la posibilidad de crecer y desarrollarse”, dijo el presidente Mauricio Macri ayer al mediodía en el Museo del Bicentenario. Quizá la fórmula, que repite con matices en cada acto desde que asumió la Jefatura del Gobierno nacional, haga menos ruido en otras ceremonias de presentación de proyectos, reformas y decretos. Pero ayer, en el marco del lanzamiento del primer Plan Nacional de Derechos Humanos que elabora el país, hizo un poco de vacío. Por lo menos a la luz de las conclusiones del nuevo informe de Derechos Humanos que el Centro de Estudios Legales y Sociales presentará el próximo sábado y que denuncia una “preocupante convergencia de acciones y decisiones políticas y judiciales” que “erosionan” los derechos humanos en el país: los efectos negativos de las flamantes políticas económicas, la criminalización de la organización social, política y sindical, las “nuevas amenazas” de la nueva mirada sobre la seguridad interior y un “cambio de época” en materia de memoria, verdad y justicia son los principales ejes del documento” (…) “El informe, que el CELS presentará el sábado a las 19 en el Parque de la Memoria, analiza la situación de los derechos humanos en el país entre gran parte de 2016 y octubre de este año” (…) “El balance es regresivo y prende muchas señales de alerta”, advirtió en diálogo con este diario Gastón Chillier, director ejecutivo del organismo de derechos humanos” (…) “Ante este diario, Chillier advirtió que “hay varios puntos presentes en el plan que Argentina incumplió durante los últimos dos años”. Tampoco demostró el país respeto a los organismos internacionales de derechos humanos que exigieron medidas al Estado, como el traslado a su domicilio de Sala para que cumpla allí con su prisión preventiva-que la justicia jujeña sigue sin acatar-. “Son decisiones que van en sentido contrario a una política de Estado desde la transición a la democracia hasta el presente”, concluyó el referente del CELS” (…) “El informe plantea que durante el período recorrido la posición “adversa” a la protesta social “empeoró” en los últimos dos años. “Fueron frecuentes las detenciones, la multiplicación de denuncias, la activación de causas judiciales que estaban olvidadas-contra organizaciones, militantes y activistas por reclamar derechos-o su culminación con condenas, las multas y clausuras a las organizaciones sociales y sindicales”. En esta situación, el CELS advirtió una connivencia entre el Ejecutivo y la Justicia, que “utilizan dispositivos legales disponibles para actuar sobre reclamos y conflictos sociales, y exhibe si el sistema judicial protege o, por el contrario, persigue la organización social, política y sindical”. A esto hay que contextualizarlo en la “fuerte transferencia de ingresos hacia los sectores más poderosos” que planteó Cambiemos con su llegada a la presidencia” (…) “En este punto, Chillier advirtió que “lo más preocupante es la respuesta que ha tenido el gobierno frente a estos hechos”. En el informe citan a la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su renovada teoría de los dos demonios durante la cena televisada con Mirtha Legrand. Eso se suma al apoyo oficial a la versión de Prefectura durante el operativo en el que Nahuel fue asesinado, que llegó cuando el texto ya estaba impreso. “Los primeros que lo reciben son las fuerzas de seguridad, que suponen que está bien disparar y que van a contar con el apoyo político. Esto abre la puertas a que se vuelvan a repetir”, sostiene Chillier” (…) “En la política de seguridad, el CELS también advirtió como amenaza a los derechos humanos la “tendencia a profundizar el abordaje punitivo y a retroceder en las políticas orientadas a reducir la violencia social e institucional y a garantizar derechos” que propone el acercamiento a la agenda de Estados Unidos sobre todo. “El narcotráfico y el terrorismo se tornaron los ejes estructuradores de discursos, de rediseños institucionales y de despliegues operativos basados en “nuevas amenazas” que deja de lado la seguridad ciudadana y coloca la seguridad nacional y el orden público como bienes principales a ser tutelados” (…) “En cuestión de Memoria, Verdad y justicia, el CELS señala un “cambio de época en el discurso, las sentencias y las políticas”. Ven retrocesos claros también en cuestiones vinculadas al aborto y derechos migratorios”.

En su edición del 13 de diciembre, La Nación publicó artículos de Morales Solá (“Una mirada más amplia que marca una evolución”) y Loris Zanatta (“El malestar democrático de hoy es una crisis de crecimiento”).

Escribió Morales Solá: “Durante 34 años, la Argentina tuvo una política de derechos humanos. Su problema es que era una sola: la revisión de las violaciones cometidas durante la última dictadura. Mauricio Macri, que hasta ayer no había definido una política propia en la materia, lanzó el programa más ambicioso de los últimos años sobre esa cuestión crucial para cualquier nación moderna. Su política aparta la mirada exclusiva sobre los años setenta y se aboca también a los derechos humanos de nueva generación” (…) “El país había pasado de una época ensimismada en lo que hicieron los militares de 1976 a 1983, como fue el gobierno de los Kirchner, a una era en la que hablaba poco de los derechos humanos, que es lo que pasó en la administración de Macri. El gobierno actual estuvo más bien a la defensiva, ya sea porque carecía de experiencia propia sobre el tema o porque era falsamente acusado de complicidad con la dictadura” (…) “Según la Corte Suprema de Justicia, la revisión del pasado es una política de Estado. Raúl Alfonsín fue el presidente que la instauró con el juicio a las juntas, que fue la primera experiencia en América latina de enjuiciamiento de líderes militares que habían violado derechos humanos. Luego, acorralados por los movimientos carapintadas, Alfonsín y Carlos Menem debieron dictar el paquete de leyes de amnistía” (…) “Ambos presidentes habían colocado los crímenes de los setenta en la culpa de los dos bandos. Alfonsín los juzgó y Menem los perdonó, pero los dos aceptaron que hubo una confrontación de la que participaron dos facciones: el Ejército regular y los movimientos insurgentes armados” (…) “Las leyes de amnistía duraron poco, hasta que se hizo evidente que durante la dictadura hubo robo de niños, un delito que no había sido juzgado hasta entonces. Menem dejó que esas violaciones fueran investigadas por los jueces y, así, los juicios contra los militares se reiniciaron. No se detuvieron nunca más” (…) “Una consecuencia de esos juicios es la permanencia en prisión de ex militares ancianos y enfermos, muchos con prisión preventiva, sin condena firme” (…) “De todos modos, y ya sea por acción o por reacción, la dirigencia política seguía con la mirada colocada fijamente en los años setenta cuando se hablaba de los derechos humanos. Macri informó ayer que existe un nuevo catálogo de derechos humanos” (…) “Aunque nadie lo dice así, ese vademécum parte de dos premisas. La primera: no existe ya, felizmente, la más remota posibilidad de que los argentinos deban vivir bajo nuevos gobiernos militares. La otra: hay franjas enormes de la sociedad argentina que han perdido sus derechos más básicos para vivir con dignidad” (…) “Frente al discurso épico de los derechos humanos violados en los setenta, tan de Cristina Kirchner, Macri habló ayer del agua potable y de las cloacas como derechos humanos” (…) “A eso se refiere uno de los ejes de la nueva política: “Tener los mismos derechos y oportunidades”. Es decir, el Estado se compromete a resolver esa existencia nunca reconocida de dos Argentinas: una con servicios y oportunidades, cercana al Primer Mundo, y la otra con carencias tan elementales como la de los países más pobres” (…) “Era hora de que el Estado argentino se ocupara de los derechos humanos más allá del pasado. Esa omisión de los derechos humanos actuales fue producto también de que el kirchnerismo cooptó a las históricas organizaciones de derechos humanos. Estas se convirtieron en un instrumento político más que en una imprescindible referencia de la defensa de valores universales. Volver a hablar de los derechos humanos, sin tener que distinguir entre clanes políticos es (o sería) una importante conquista política”.

Escribió Zanatta: “¿Dónde va la democracia? Es la pregunta que todos nos estamos haciendo y que se hizo la Fondation Pour L´Innovation Politique, un prestigioso centro de estudios “liberal, progresista y europeo” con sede en París, que ha llevado a cabo una investigación colosal en Europa y Estados Unidos” (…) “Lo que emerge es la imagen más completa que yo conozca del estado de la democracia representativa: la gran enferma de nuestra época, para algunos; el finado, para otros” (…) “Era previsible que un estudio tan vasto no diera respuestas unívocas” (…) “Larga vida a la complejidad, que mantiene la mente despierta y obliga a nuestras sociedades a enfrentarla” (…) “¿Cómo está la democracia? La respuesta es: mal, muy mal, de mal en peor, dependiendo de lo que se esperaba. El 56% de los europeos y el 54% de los estadounidenses piensan que su democracia funciona mal, que votar importa cada vez menos, que los políticos piensan en sus intereses y son corruptos” (…) “Sin embargo, al mirar más de cerca los datos, salta a los ojos una imagen muy diversificada. Grosso modo, hay tres Europa” (…) “En Europa del Este, la transición democrática padece una avería; la Europa mediterránea está en una “depresión democrática”; en la del norte, la democracia resiste “más vigorosa”. De nuevo: son tendencias lógicas, incluso predecibles” (…) “¿Y cómo se expresa ese gran malestar democrático? Los síntomas son conocidos y la investigación los confirma: desconfianza en las instituciones, invocación del hombre fuerte, abstención electoral. En términos generales, se expresa en el voto por partidos populistas, partidos antisistema” (…) “¿Por qué sufre tanto la democracia? ¿Qué alimenta al populismo? No hay una sola respuesta y ay de aquellos que pretendan tenerla: es culpa de Internet, del Islam, de la globalización, de la desigualdad, del cambio climático, de la inmoralidad. La respuesta unívoca es la mejor incubadora de fanatismo. La verdad está un poco en todas partes, no en un solo lugar. Una cosa, sin embargo, surge claramente de la investigación: los factores económicos y sociales son importantes, pero no decisivos; no son prioritarios, sino accesorios. Los datos son claros: el populismo no es menos sólido en las sociedades prósperas y de rápido crecimiento, con poco desempleo, que en aquellas que más sufrieron la recesión” (…) “En realidad, el populismo aparece en todas partes como un fenómeno identitario y cultural, más que social y económico” (…) “Una sociedad a la que no estaban preparados (los europeos), de la que nadie les había advertido y que a menudo los molesta, los asusta o los desorienta. Los problemas de una sociedad así-donde se esfuman los valores comunes, se desvanecen los límites entre las clases sociales, se derriten como la nieve al sol los viejos partidos-son enormes, y al ser enormes ponen a prueba la legitimidad de quienes deben gobernarlos” (…) “¿Cabe deducir que el ciclo histórico de la democracia representativa que tomó forma a fines del siglo XIX está llegando a su fin? En ese caso, ¿qué vendrá después?” (…) “La investigación proporciona algunas pistas. Para el 67% de los europeos, la democracia no es sustituible, no hay modelos alternativos” (…) “Alrededor del 80% no tiene problemas con la pluralidad de tendencias sexuales, de grupos étnicos y culturales, de religiones, de opiniones políticas” (…) “La impresión, al final, es la que resume Reynié: la crítica a la democracia “atañe menos al valor de la política democrática que al incumplimiento de los principios en los que la misma se basa”. Si es así hay esperanza”.

En su edición del 12 de diciembre, Clarín publicó un artículo de Eduardo van der Kooy titulado “Mauricio Macri y el lado débil de los derechos humanos”. Escribió el autor: “La cuestión de los derechos humanos ha representado en estos dos años un incordio para Mauricio Macri” (…) “Los desmanejos del gobierno tuvieron un ejemplo icónico en estos días cuando la Argentina se convirtió en vidriera mundial por la realización de la cumbre interministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC)” (…) “Se adoptaron como corresponde, aunque resulten trastornantes para la vida cotidiana, extremas medidas de seguridad. Ciertas decisiones, sin embargo, parecieron traspapelarse y obligaron a una marcha atrás” (…) “El gobierno impidió el acceso de un grupo de ONG y activistas por razones de seguridad” (…) “El episodio generó un momento de tensión con la Unión Europea-The Guardian, periódico inglés, hizo un severo editorial-y levantó de nuevo la guardia de organismos mundiales que tienen enfocado al gobierno desde hace tiempo por tres razones: la detención de Milagro Sala, la muerte de Santiago Maldonado y el deceso de Rafael Nahuel” (…) “El episodio viene a cuento por un anuncio de Macri que debió tener un vuelo que, finalmente, pareció no tener: el Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos por tres años lanzado en la Casa Rosada (seguridad pública y no violencia; memoria, verdad, justicia y políticas reparatorias; acceso universal a derechos; cultura cívica y compromiso con los derechos humanos). El plan, que incluye la continuidad de los juicios a los militares por la violación de los derechos humanos, asoma mucho más ambicioso que todo lo que se ha conocido en la Argentina en las últimas décadas” (…) “Pese a todo aquello, existirían dos dificultades objetivas para el gobierno. El macrismo, la proa dentro de la alianza oficialista Cambiemos, es un partido nuevo que no reconoce vínculos fácticos, de lucha, con el último horror de la historia argentina, tampoco posee inserción en los organismos de derechos humanos locales e internacionales” (…) “Porque la cuestión está impregnada de un profundo cariz político-partidista” (…) “De hecho, la coreografía que circundó el anuncio de Macri en la materia resultó extremadamente módica” (…) “El gobierno continúa lidiando, mientras tanto, con casos que lo tienen a la defensiva. La Corte Suprema se pronunció la semana pasada por la confirmación de la prisión preventiva de la piquetera Sala” (…) “El Máximo Tribunal también notificó que debe cumplirse con la resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de aplicarle el arresto domiciliario” (…) “Otro problema para el gobierno es la muerte del joven Nahuel, en Villa Mascardi. Tanto la CIDH como la Comisión de DD.HH. de la ONU siguen de cerca la cuestión. Fueron las organizaciones que intervinieron activamente cuando se produjo la desaparición y la tragedia de Maldonado”.

En su edición del 12 de diciembre, La Nación publicó un artículo de Fernando Laborda titulado “Macri, sin excusas para no adelgazar al estado”. Escribió el autor: “Mauricio Macri no desconoce que acaba de iniciar algo más que la segunda mitad de su mandato presidencial. Sabe que su tercer año al frente del Poder Ejecutivo Nacional le ofrecerá una oportunidad única para liderar cambios estructurales. Sencillamente, porque 2018 no será un año electoral” (…) “Algunos hombres del oficialismo se muestran convencidos de que en la noche del 22 de octubre, cuando se conocieron los resultados de las elecciones legislativas que mostraron la derrota de Cristina Kirchner y el crecimiento de la coalición Cambiemos en todo el país, se afianzaron los cimientos de un nuevo gobierno” (…) “El escenario poselectoral exhibe un dato central: la incertidumbre política sobre el quinto gobierno civil no peronista desde el nacimiento del movimiento nacional creado por Juan Domingo Perón ha llegado a su fin” (…) “Como dato adicional, ha emergido del acto electoral una Cristina Kirchner en un estado casi soñado por la mesa chica de la Casa Rosada: lo suficientemente débil para volver a presidir la Nación, pero lo suficientemente influyente para bloquear y demorar la renovación del Partido Justicialista. Por si esto fuera poco, varias de las figuras supuestamente más competitivas del peronismo, como Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti y Sergio Massa, tuvieron opacas actuaciones electorales, al tiempo que los líderes provinciales del PJ a quienes mejor les fue, el formoseño Gildo Insfrán y el tucumano Juan Manzur, carecen de una mínima proyección nacional. Un combo ideal para que Macri vea despejado su camino hacia la reelección, si la economía no le juega una mala pasada” (…) “Alentado por el nuevo contexto político, el gobierno nacional ha lanzado una serie de reformas, que incluyen un capítulo laboral, tendiente al blanqueo de trabajadores no registrados y a bajar levemente los costos de las empresas; un capítulo previsional, que apunta a aliviar algo las arcas del estado mediante una nueva fórmula para el cálculo de los aumentos en los haberes jubilatorios, un pacto de responsabilidad fiscal con las provincias, con módicas metas para limitar el crecimiento del empleo público, y una compensación histórica a la provincia de Buenos Aires” (…) “En el gobierno se descuenta que, aun con dificultades, todas estas reformas serán, finalmente, aprobadas por el Congreso. Pero, les quedará a las autoridades nacionales un test no menor, que será clave para definir qué tan convencidos están los funcionarios macristas de dar el ejemplo y hacer el ajuste empezando por casa” (…) “El resultado de ese test se debería conocer bastante antes de que concluya el verano, entre enero y febrero próximos” (…) “Se sabría para esa fecha si se decreta una reforma en la estructura ministerial que, de acuerdo con lo que se proyecta en la Dirección de Diseño Organizacional, a cuyo frente está el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, achicaría en un 20 por ciento el número de cargos políticos, algo que ya está generando resistencia en varias carteras ministeriales. Se develaría también cuán dispuesto está el gobierno de Macri a dar una fuerte señal para resignar populismo y adelgazar un estado con récord de sobrepeso, en un año sin presiones electorales que no tolera excusas”.

En su edición del 12 de diciembre, Clarín publicó un artículo de Juan Gabriel Tokatlian titulado “Sin grieta: Argentina y las Coreas”. Escribió el autor: “La cuestión coreana después de 1945 fue objeto de atención en la política exterior argentina. Un hecho clave fue la guerra de Corea” (…) “Su análisis (Perón) de aquel evento está en los escritos que, con el seudónimo de Descartes, publicó entre 1951-53. Él estaba convencido de que una Tercera Guerra Mundial era inevitable” (…) “Consideraba la guerra en Corea como un “objetivo limitado” de Estados Unidos pues no tenía la intención de “extender la guerra a China ni a Rusia (Unión Soviética)”. Por ello creía poco probable que el conflicto de Corea degenerara en una confrontación mayor. Para él, la guerra en Corea era “una operación estratégicamente falsa” porque el centro geopolítico de la competencia entre Washington y Moscú se ubicaba en el continente europeo” (…) “¿Tenemos hoy un diagnóstico integral de las tendencias internacionales?” (…) “Estamos frente a un asunto que involucra un tipo de armas de destrucción distintas a las usadas en el conflicto de los 50´s y el recurso a una guerra preventiva por parte de Estados Unidos tendría implicaciones impredecibles. El estallido de un conflicto en esa zona sería difícilmente limitable” (…) “A los efectos de evaluar esta coyuntura el país cuenta hoy con un activo que no tuvo en otros momentos cuando abrió (1973) y después rompió (1977) las relaciones entre Buenos Aires y Pionyang: un acuerdo importante desde el advenimiento de la democracia respecto a temas como la no proliferación nuclear, la paz internacional y la aproximación a los asuntos de la península coreana” (…) “Puig (Juan Carlos) entendía que en política exterior es natural que haya disenso pues distintas coaliciones socio-políticas con diferentes modelos de desarrollo llegan al gobierno. Sin embargo, al analizar el comportamiento externo del país advertía que había simultáneamente elementos que mostraban “incongruencia epidérmica” y “coherencia estructural” (…) “En breve, hubo y hay determinada continuidad y ciertos consensos puntuales. Quizás la Argentina democrática haya logrado eso respecto a Corea del Norte y la cuestión coreana no sea una fuente adicional de la manida “grieta” (…) “Después de que Corea del Norte abandonara el Tratado de No Proliferación Nuclear, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en 2006 la resolución 1965 que deploró el abandono del TNP por parte de Corea del Norte y la resolución 1718 que impuso sanciones a Pionyang. La Argentina, que ocupaba un asiento no permanente en el Consejo, respaldó esas resoluciones. En 2013, cuando de vuelta fue miembro del Consejo, apoyó dos resoluciones (2087 y 2094) que reforzaron las sanciones” (…) “En 2014, la Argentina también votó favorablemente la primera resolución del Consejo sobre Corea del Norte en materia de derechos humanos” (…) “Si además se analizan las posiciones hasta la fecha en la Organización Internacional de Energía Atómica en referencia as Pionyang se observará que siempre acompañó las mayorías lideradas por Occidente” (…) “Las posturas de los gobiernos K y de Mauricio Macri no han diferido en esta cuestión pues en esencia la Argentina es un jugador responsable en materia de no proliferación y entiende los costos y peligros que tendría la deslegitimación de ese régimen internacional” (…) “Es preciso que se comprenda que estamos ante una coyuntura crítica que exige que la Argentina tenga una estrategia clara frente a la escalada que día a día alientan Kim Jong-un y Donald Trump”.

Hernán Andrés Kruse

Share

12 comments for “Saqueo consumado y violencia política

  1. Rodolfo_juan
    20/12/2017 at 11:51 AM

    Socorrooooooooo!!!!! que es esta diarrea letalmente infumableeeee!!!!! Hernán no entendés mi consejo, escribi por vos mismo sin copiar y pegar lo de otros zurdos inmundos. Como apañas a estos terroristas que el dia de mañana te apedrean a vos y familia y a tu casa si algo que escribis no les gustó? Por favor!!!! Fuera terroristas montoerpianos, y zurdos de toda laya de nuestro país. Y como te vas a defender? seguro vas a llamar a la Policía o a las FFSS.
    Es tanto el olor pestilente y desarmonico de esta diarrea zurdo montoerpiana k que me voy a armonizar escuchando mi musica preferida. Saludos!!!!

    • Maria OConnor
      23/12/2017 at 5:34 AM

      Estas atrasado. La lucha marxismo vs capitalismo termino; ninguno de estos gano. Cuando dos adversarios luchan por mucho tiempo, lucran los que observan la lucha, incitado a ambos extremos desde la sombras. Por aquello de divide y reinaras, estamos en la realidad sombria actual de la sintesis hegeliana que consiste en un neo-feudalismo global.

      tesis (capitalismo) vs anti-tesis (marxismo) = sintesis neo-feudalismo global (neo-feudalismo global, un sistema basado en un monopolio global, como era el marxismo, pero en vez de estatal privado en manos de unas 200 corporaciones transnacionales

  2. Lic. Carla Fridman
    20/12/2017 at 2:30 PM

    HERNAN UN PLACER COMO SIEMPRE SUS COLUMNAS.
    GRACIAS POR TAN BUENA INFORMACIÓN.
    BESOS.

  3. HERNÁN DE ROSARIO
    20/12/2017 at 2:54 PM

    MUCHAS GRACIAS CARLA POR SU APOYO. ES MUY GRAVE LO QUE ESTÁ PASANDO EN EL PAÍS.

    HERNÁN ANDRÉS KRUSE

  4. Lic. Carla Fridman
    20/12/2017 at 9:19 PM

    AUNQUE HACIENDO CRITICA CONSTRUCTIVA HERNAN , HACELOS MAS CORTOS PORQUE PARECE QUE LA UNICA QUE TE LEE SOY YO

    BESOS

    • Lic. Carla Fridman
      21/12/2017 at 8:49 AM

      HERNÁN ME CLONARON, JAMAS CRITICO SUS TRABAJOS YA QUE SON REFLEXIVOS Y COHERENTES CON LA REALIDAD.

  5. HERNÁN DE ROSARIO
    21/12/2017 at 9:41 AM

    ME LO IMAGINÉ CARLA. BESOS.

    HERNÁN ANDRÉS KRUSE

  6. Armando Lio
    21/12/2017 at 2:22 PM

    Cuanto besito trolo hay pòr acá. Carla Fridman es un Trolo consumado.
    Cuando la plata se la gastaban en populismo berreta, estos impresentables no decían nada, total la fiesta no la pagan los politiqueros.

  7. angel battioli
    21/12/2017 at 10:24 PM

    CRUSE, SOS EL MONUMENTO A LO VOMITIVO. CUANDO TE DESPERTÁS, DESAYUNÁS CON CICUTA????? PPPPRRRR…..

  8. Maria OConnor
    23/12/2017 at 5:17 AM

    Hay un movimiento internacional o global promocionado por el sistema financiero internacional, que exije a los paises un determinado modelo economico que consiste en bajar impuestos a los muy, muy ricos (1% de la poblacion) supuestamente para que empresarios puedan usar ese dinero para crear fuentes de trabajo. Ese mismo movimiento quiere terminar con las jubilaciones, educacion y salud publica, y tambien con las tierras fiscales de los paises. (todo debe ser privado).

    Este movimiento dice estar a favor del libre mercado, pero cuando algun gobernante adopta este modelo economico, lo primero que hacen es quitar las leyes anti-monopolio (anti-trust), y muchas veces lo hacen incluyendo este cambio en algun paquete de leyes donde se votan muchas al mismo tiempo y poco legisladores leen todo el paquete.

    Este movimiento globalizante, quiere destruir los estados nacionales, por eso es que le quita impuestos a los contribuyentes mas grandes y privatiza. El estado queda en manos de gobernantes que son simples administradores y siguen las direcciones de estos grupos que su verdadero interes es un mundo globalizado y monopolizado, donde la economia (y los recursos naturales internacionales) esten en una pocas manos, o sea en manos de unas 200 corporaciones transnacionales.

    Este movimiento no tiene patria, esta formado por gente que pertenece al 0.10% mas rico a nivel global; pero por supuesto no todos los magnates internacionales pertenecen o valoran este movimiento.

    Adam Smith dijo que el creia en el estado grande, pero que habia empresas e instituciones publicas que nunca deberian privatizarse porque crearian monopolios y estos son mucho mas perjudiciales que el estado grande. Esto nunca es mencionado por aquellos neoliberales que pregonan constantemente la liberalizacion total del mercado.

    Alisa Zinov’yevna Rosenbaum, mejor conocida como la novelista Ayn Rand era una immigrante rusa en EEUU. Esta novelista, era una extremista en contra del Social Security (jubilacion publica), el Medicare (seguro medico publico de jubilados) y contra educacion y salud publica. Odiaba a los empleados publicos y pensaba que el empleo publico debia desaparecer.
    Era tan extremista y odiaba tanto a los democratas que llego a decir que admiraba a un asesino violador de una nena de 12 anos, porque este carecia de empatia. Su lema era la empatia es un vicio, y el egoismo una virtud.

    Despreciaba a los pobres y los debiles; sus amigos eran ricos y poderosos. Ella escribia para ellos.

    Se enfermo de cancer, no pudo escribir mas, y perdio su trabajo, perdio el seguro medico que le daba el trabajo. Ningun seguro medico la aceptaba porque tenia una enfermedad pre-existente. Entonces, bajo su nombre de casada que era Ann O’Connor comenzo a recibir seguro social y medicare. Muy tarde en la vida, entendio que los extremos son todos malos, era malo el comunismo que hizo que su familia perdiera la fortuna en Rusia, es igualmente malo un sistema basado en el egoismo que ella promocionaba. Sus amigos ricos, cuando ella enfermo, se olvidaron de ella, no se dignaron a visitarla, La unica que la visitaba y la ayudaba era una trabajadora social, una empleada publica que ella en tiempos anteriores despreciaba.

    Este movimiento global, quiere un mundo sin fronteras, donde la economia y los recursos naturales globales, este en manos de unas 200 corporaciones transnacionales. Algo asi como un comunismo al reves.

    Como en el comunismo nadie podra ponerse una empresa o negocio, todos seran trabajadores o proletarios; pero en vez de trabajar para un monopolio estatal, trabajaran para un monopolio privado globalizado compuesto por unas 200 transnacionales.

    Este movimiento no quiere nada estatal, ni siquiera fuerzas armadas y policiales, que serian reemplazadas por seguridad privada.

    Recordemos, que los espacios comunes sean empresas, instituciones o parques publicos tienen menos de tres o cuatro siglos; antes todo estaba en manos de unos pocos senores; quizas a este movimiento anarquista globalizantes; algunos lo llaman neo-feudalismo.

    • Maria OConnor
      23/12/2017 at 5:24 AM

      Perdon dije que Adam Smith creia en el estado grande. Me “comi” el no.

      Quise decir: Adam Smith no creia en el estado grande, pero creia que habia empresas e instituciones publicas que nunca deberian privatizarse porque crearian monopolios y estos son mucho mas perjudiciales que el estado grande.

      Esto nunca es mencionado por aquellos neoliberales que pregonan constantemente la liberalizacion total del mercado.

  9. Maria OConnor
    23/12/2017 at 5:57 AM

    Discurso de John Kennedy donde advierte que en el mundo existen sociedades secretas que quieren dominar el mundo. (No obstante, aun antes hubo gobernantes en EEUU que advirtieron sobre el accionar de grupos monopolistas con intereses de dominar los recursos naturales y la economia global. Estos grupos, no pertenecen solamente a un pais determinado).

    “La propia palabra secreto es repugnante en una sociedad libre y abierta; y nos hemos opuesto intrínseca e históricamente a las sociedades secretas, a juramentos secretos, y a procedimientos secretos. Por que nos enfrenta en todo el mundo una conspiración monolítica y despiadada que se basa principalmente en medios encubiertos para expandir su esfera de influencia basada en infiltración en lugar de invasión, en subversión en lugar de libre elección.

    Es un sistema que ha usado vastos recursos humanos y materiales para construir una maquina eficaz estrechamente tejida que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas. Sus errores son enterrados, no salen en los periódicos, sus disidentes son silenciados, no elogiados.

    No se cuestionan los gastos, no se publican los rumores, no se revelan los secretos. Es por eso que el legislador ateniense Solón decreto como delito que los ciudadanos se desentiendan de las controversias. Pido su ayuda en la tremenda tarea de informar y alertar a la población norteamericana, confiamos que con su ayuda los hombres serán como han nacido, libres e independientes”

    http://www.newworldwar.org/neofeudalism.htm

    The very word “secrecy” is repugnant in a free and open society; and we are as a people inherently and historically opposed to secret societies, to secret oaths and to secret proceedings. We decided long ago that the dangers of excessive and unwarranted concealment of pertinent facts far outweighed the dangers which are cited to justify it. … Today no war has been declared—and however fierce the struggle may be, it may never be declared in the traditional fashion.

    Our way of life is under attack. Those who make themselves our enemy are advancing around the globe. The survival of our friends is in danger. And yet no war has been declared, no borders have been crossed by marching troops, no missiles have been fired.

    I can only say that no war ever posed a greater threat to our security. If you are awaiting a finding of “clear and present danger” then I can only say that the danger has never been clearer and its presence has never been more immanent.

    For we are opposed around the world by a monolithic and ruthless conspiracy that relies primarily on covert means for expanding its sphere of influence—on infiltration instead of invasion, on subversion instead of elections, on intimidation instead of free choice…

    It is a system which has conscripted vast human and material resources into the building of a tightly knit, highly efficient machine that combines military, diplomatic, intelligence, economic, scientific and political operations. Its preparations are concealed, not published. Its mistakes are buried, not headlined. Its dissenters are silenced, not praised. No expenditure is questioned, no rumor is printed, and no secret is revealed.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *