Un régimen: dos países

04-09-15-DSC_0105-2

Con la misma comparación que se escuchó en el Día de la Industria, “Clarín” (PRO) y “Página/12” (FpV) vivieron dos momentos opuestos. La misma, tal como recalcaron ambos, fue pronunciada por el titular de la UIA, Héctor Méndez, solo que para uno es un “retroceso de 40 años” y para el otro, nada menos que el mejor “elogio al desempeño del sector manufacturero durante la década kirchnerista”. El otro “gran” punto que destacaron fue Daniel Scioli, quien para el primero rozó el papelón, y para el segundo, fue el gran protagonista. Como sea, aprovechando la ausencia de Mauricio Macri y la visita previa de Sergio Massa, los funcionarios de Cristina coparon lo que, hasta el lunes, iba a ser un acto opositor. Según un estudio de la consultora Diagnóstico Político, en agosto se registraron un 27 por ciento menos de cortes de vías públicas por protestas, con respecto a julio. ¿Habrá sido efecto de la estrategia de Cristina Fernández de “congelar” todo hasta las elecciones PASO y generales? El ánimo social es un dato clave para el proyecto de Daniel Scioli, sin medidas de fondo el Gobierno parecería estar logrando su propósito de no generar cimbronazos en la economía a costa de un aumento en el gasto como los planes de pago en cuotas incentivando el consumo y los incrementos en los planes sociales.

Según el relevamiento mensual que hace la consultora Diagnóstico Político sobre las protestas con bloqueos de calles y piquetes -señal del ánimo social y la conflictividad de la sociedad- agosto fue el mes más ‘tranquilo’ desde febrero pasado cuando suele haber menos hechos de este tipo debido al receso y la baja actividad. Pero lo importante es que el mes pasado confirmó la tendencia a la baja de las protestas desde el pico de junio, un dato que parece confirmar que la estrategia de Cristina Fernández de “congelar” todo hasta las elecciones de octubre parece estar dando resultado en el ánimo popular, a pesar incluso de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires y las jornadas de movilización de los productores agropecuarios. Según Diagnóstico Político (DP) en su último informe, “la conflictividad social medida en cortes de vías públicas registró una fuerte baja en Agosto respecto al mes anterior (-27%). Tras los picos de junio y julio, fue el mes con menos piquetes desde febrero: 446. Además, hubo 29% menos de bloqueos respecto a igual mes de 2014. No obstante, en algunas provincias la conflictividad se mantuvo en un nivel alto”. “En cuanto a los distritos más conflictivos, la provincia de Buenos Aires (63) lideró la tabla por 17° período consecutivo, seguida por la Capital Federal (44), que repitió el segundo lugar. Más atrás, se ubicaron: Santa Fe (35), Tucumán (34), Jujuy (31) y Misiones (30). Nuevamente, las provincias menos conflictivas fueron San Luis y Santiago del Estero, con 2 cortes cada una”, precisó la consultora.

En relación a los actores que protagonizaron los cortes según (DP), “los grupos de vecinos autoconvocados se mantuvieron en el primer lugar (112) y las organizaciones sociales treparon al segundo puesto (74). Los trabajadores estatales cayeron al tercer lugar (66), seguidos por los trabajadores privados (46) y los grupos de desocupados y cesanteados (45). Los ruralistas experimentaron un fuerte crecimiento, alcanzando por primera vez en el año el sexto lugar (42). Más atrás se posicionaron fuerzas político-partidarias (33) y otros actores (28)”. El dato es una buena noticia tanto para el gobierno nacional como para Daniel Scioli. La administración Cristina decidió este año no tomar medidas de fondo sobre cuestiones clave como los holdouts, el dólar u otros temas apremiantes de la economía como inflación o subsidios. En cambio, se incentivó el consumo aún más con los planes de pago en 24 cuotas y aumentos en los planes sociales. Se mantuvieron los subsidios evitando subas de tarifas, especialmente en transporte, y se sigue aguantando al dólar y el gasto público sigue en aumento. Todo para llegar a octubre sin conflictos sociales, luego será problema del próximo gobernante.

“Desde 2002 hasta 2011, el crecimiento industrial ha mostrado un dinamismo histórico, marcando sin dudas un período fructífero para nuestra industria. Lejos de ser el punto de llegada, esto es una plataforma para el despegue: estas cifras muestran que recién recuperamos el nivel de producción per cápita industrial de 1974”. La frase podría haber sido pronunciada por el candidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, pero fue el actual titular de la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, muchas veces crítico con el Gobierno, quien sorprendió ayer al elogiar el desempeño del sector manufacturero durante la década kirchnerista al celebrar el Día de la Industria en la sede de la entidad fabril. En el auditorio lo escuchaban el propio Scioli y varios ministros del gabinete nacional, lo que convirtió la celebración de la UIA casi en un acto de campaña oficial, ya que el candidato opositor Mauricio Macri había anticipado que no estaría presente, mientras que Sergio Massa pasó a saludar el martes.” Así comienza la nota de “Página/12” que describe el mismo momento que el diario “Clarín” (PRO) cuenta de esta manera: “El presidente de la UIA, en un discurso que había sido previamente consensuado y que leyó, dijo que estamos, en materia de PBI industrial per cápita, en el mismo nivel de 1974. Un retroceso de 40 años. Y pidió, de cara al próximo presidente, “revisar la estructura impositiva, mejorar la infraestructura, asegurar el abastecimiento de energía, apuntalar la exportación de valor agregado, administrar inteligentemente el comercio, dar respuesta a las problemáticas de las economías regionales y promover el acceso al financiamiento”. De paso, resaltó: “El nivel de producción industrial para este año estará 4,5% debajo de 2011. Las exportaciones del primer semestre de 2015 fueron 16% menores que hace 4 años”.

“Méndez comparaba con 2011 y al final de su discurso concedió: “Para poder comprender cabalmente ni en 2011 vivíamos en una panacea ni en la actualidad estamos al borde del precipicio”. La sorpresa fue mayúscula cuando el propio Méndez le insinuó a Scioli si quería hacer uso de la palabra. El presidenciable le susurró, “no vinimos a contestarte”. Y la comitiva oficial, a la que se sumó Alejandro Vanoli (Banco Central), se retiró veloz.” Sin la presencia de Macri y Massa, “Página/12” (FpV) se atrevió incluso a mencionar que Daniel Scioli fue el gran protagonista de esa jornada y que la nutrida concurrencia a la misma se debió justamente a la expectativa que genera el candidato presidencial “no sólo porque va primero en las encuestas, sino porque además les prometió cuidar lo logrado”. “Las palabras de Méndez reflejaron esa buena sintonía entre gran parte de los industriales y el Gobierno. El titular de la UIA elogió el crecimiento manufacturero de la última década y resaltó que seguirán trabajando por “una industria potente, diversificada y tecnológicamente avanzada, cimentada en el incremento del consumo. No existe un país desarrollado que no sea un país industrial”“, mencionó el matutino para quien Scioli lejos del “susurro” se habría encargado de dejar en claro que “será él quien intente consolidar el despegue. Por eso convocó a “los industriales y a los productores para la próxima etapa de este proyecto, que es el gran desarrollo argentino”.”

jmgr-6915-001

Claro que eso lo dijo al llegar al lugar y ante los periodistas. Cierto es que no faltó ninguno: Daniel Scioli, Axel Kicillof; el jefe de Gabinete y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli; el secretario general de la Presidencia, Wado De Pedro; el presidente del Banco Nación, Juan Forlón; el ministro de Producción bonaerense, Cristian Breitenstein; y el referente económico de Scioli, Miguel Bein. Ninguno se perdió la foto, aunque todos debieron escuchar los “reclamos” para unos, “elogios” para otros. Por parte de la UIA, además de Méndez, estuvieron el presidente electo, Adrián Kaufman Brea; los vicepresidentes Luis Betnaza, José Urtubey y Guillermo Moretti; y los miembros del Comité Ejecutivo, Cristiano Rattazzi, Juan Carlos Sacco, José de Mendiguren y José Luis Basso. Los dirigentes de la oposición como Felipe Solá, tuvieron que conformarse con no subir al estrado. Lo acompañaban directivos de la UIA como su par de militancia política José de Mendiguren, Luis Betnaza (Techint) y Gabriel Romero (Emepa). Cerca del escenario se habían ubicado dirigentes de varias cámaras: Jorge Brito (bancos nacionales), Jaime Campos (AEA), Carlos de la Vega (Comercio), Miguel Blanco ( Foro Empresario), Luis Etchevehere ( Sociedad Rural), Diego Videla y Carlos Spadone (Cámara China). Hubo asistencia de diplomáticos como Teresa Castaldo (Italia) y Kristen Pisani (EE.UU.). Y no pasó inadvertido un hermano de Miguel Galuccio. Recibía inquietudes para ser transmitidas al CEO de YPF. Le preguntaban si es viable Vaca Muerta con un petróleo de US$ 40 el barril. Prometió responder.

El cóctel de la UIA había sido programado para diferenciarse del acto que por la noche organizó el gobierno en Tecnópolis. En aquel, la mandataria Cristina Fernández habló durante una hora y media sobre los “logros” de su gobierno y ante la ausencia de Adrián Kaufmann, gerente de Relaciones Institucionales de Arcor y Luis Betnaza, primer operador político de Techint. No es un dato menor. Lo dijo Méndez: Lo que le interesa a la UIA es, más que tender puentes con el Gobierno, hacerlo con el próximo, que convivirá con Adrián Kaufmann, futuro presidente de la entidad. Con un discurso que duró casi una hora y veinticinco minutos, la Presidenta Cristina Fernández convocó esta noche a “seguir con estas políticas” de fomento a la industria nacional e instó a “no volver para atrás”. “Convocamos a todos nuestros compatriotas a seguir con estas políticas, no queremos volver para atrás”, señaló la mandataria al disertar en la celebración del Día de la Industria en Tecnópolis. En un extendido discurso –por Cadena Nacional (¿Y van?)-, Cristina Fernández expresó su fuerte apoyo a los integrantes de la fórmula presidencial del FpV porque, aseguró, en ellos está “el ADN de la industria”. “Necesitamos seguir en este camino con el esfuerzo y la convicción de hombres como Daniel [Scioli] y Carlos Zannini, de hombres y mujeres del FpV, en quienes está el ADN de la industria”, dijo.

La Presidenta hizo énfasis en la inversión que se ha hecho durante los 12 años de gestión kirchnerista en el sector industrial: “La primera política de Néstor fue dar dinamismo al mercado interno apoyando el consumo mediante el aumento del ingreso”, recordó. Con una seguidilla de “índices notables” sobre la reactivación industrial, que comparó con otros países de la región, y el consumo, principalmente, Cristina aseguró que este último creció un 84% desde la asunción de Néstor Kirchner a la presidencia hasta la fecha. “Eso explica el aumento del PIB argentino, porque es la demanda la que guía la inversión. Pero necesitamos que el sector privado siga invirtiendo más”, expresó. En su repaso por los logros de su gestión en materia económica y social también estuvo la política energética, sobre la cual dijo: “Hemos aumentado la producción de energía; en los 90 la exportábamos, y eso no está mal, pero la exportábamos porque no teníamos aquí en qué usarla, la gente no tenía que enchufar”, aseveró. “Estamos ante desafíos maravillosos, nunca me han gustado las cosas fáciles: si ustedes se fijan el mundo se ha caído, nuestros socios comerciales se han caído”. Y comparó: “La caída de la industria en la Argentina en el 2015 es de 1,2% y la de Brasil de 8,3%. Vamos a tener que hacer un esfuerzo doble en política, en inteligencia y en cohesiones entre el trabajo y el capital para sustituir esas exportaciones”, continuó.

La primera mandataria también destacó la recuperación de las escuelas técnicas “como parte de un cambio cultural y productivo que se llevó en los últimos años”. “Desde 2005 tomamos la decisión de recuperar las escuelas técnicas, que habían sido desmanteladas en los años 90 y eso fue parte de un cambio cultural. Creamos 1530 establecimientos educativos de este tipo y 400 con especialización agropecuaria. Ha crecido la matrícula en estas escuelas un 25% y, además, se duplicó la matrícula femenina en el sector: en el 2003 una de cada cinco personas era mujer, hoy una de cada 3 personas matriculadas es mujer”. “Con commodities en baja, bolsas débiles y dólar frenado el escenario que se va abriendo para los inversores vuelve a presentar como mejor opción la compra de bonos. Hay una cantidad de títulos, públicos y privados, dando vueltas por el mundo, con vencimientos de acá a 10 o más años vista, con tasas de interés a término que permitirán defender el valor del capital y ganar algún puntito extra, no demasiados”, explicó Luis Varela, editor del servicio especializado SaberInvertir. La renta prometida por estos papeles, con vencimientos de acá a 2025 o incluso más allá, van del 4 al 10% anual en dólares. Claro que hay infinidad de valores con rentas del 2 al 3% anual, intereses si se quiere mínimos, pero que igualmente son muy bien recibidos en un mundo con pérdidas de valor por todas partes.

jmgr-6915-02

Casi no hace falta decirlo: para encontrar los bonos con tasas de interés a vencimientos más altos no hay que ir muy lejos. Dentro de todo el menú de posibilidades, la Argentina está con las promesas más seductoras: no paga el 20% anual que tiene que pagar Maduro en Venezuela, pero 9 o 10% se consigue en casi todos los papeles emitidos por Buenos Aires. La compra de papeles argentinos tiene en este momento dos problemas. Las cuentas públicas que recibirá el sucesor de Cristina Kirchner, sea quien fuere, tendrán un descalabro mayúsculo. Y no habrá acceso al crédito si no se resuelve el conflicto con los fondos buitres. Como si se tratara de una tragedia griega, Scioli, Macri o quien sea deberán afrontar desde la próxima Presidencia vencimientos de deuda (en pesos y dólares, con organismos multilaterales e intra sector público) por un total de casi US$ 85.000 millones, cifra calculada por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Arq. José M. García Rozado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *