Horacio Verbitsky y el plan maestro de Macri

En su edición del 21 de mayo, Página/12 publicó un artículo de Horacio Verbitsky titulado “Una lección que no aprenden”. Sus párrafos salientes son los siguientes: “La rotunda victoria de Roberto Baradel en las elecciones de los docentes de la provincia de Buenos Aires echó por tierra la estrategia del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora María E. Vidal, que eligieron como antagonista al secretario general de Suteba, siguiendo las recomendaciones de sus estrategas de campaña. La idea de marketing era oponer al Ogro Malo con el Hada Buena, que es el arma electoral en la que basa sus esperanzas el gobierno para las próximas elecciones de renovación legislativa. A esos efectos, el oficialismo se basó en tres soportes: 1. El endurecimiento de las negociaciones paritarias, torpedeando la posibilidad de un acuerdo. 2. La denigración personal de Baradel sobre la base de informaciones falsas difundidas por medios adictos y redes antisociales. 3. El apoyo a la oposición interna en las elecciones de Suteba”.

“A pesar de su fracaso, el gobierno insiste. El Plan Maestro elaborado por el ministro de Educación y presunto candidato oficialista en la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, persigue la eliminación de la paritaria nacional docente consagrada en la ley de financiamiento educativo. El actual conflicto, que sigue abierto, se desencadenó por la decisión ministerial de delegar la paritaria docente en cada provincia, suprimiendo la previa paritaria nacional que debe fijar el piso de las negociaciones provinciales. Ahora el gobierno pretende que una ley demuela ese piso de derechos” (…) “A diferencia de lo que suele ocurrir en las negociaciones paritarias, en este caso ni el gobierno nacional ni el bonaerense procuraron llegar a un acuerdo. Por el contrario se hizo manifiesta su voluntad contraria. En parte por consideraciones fiscales, ya que la cifra en que cerraran los docentes sería tomada como piso por los demás gremios. Pero en parte también por la voluntad de propinar un escarmiento a todo el sindicalismo exhibiendo la derrota de los docentes como una poderosa herramienta de disciplinamiento para todos los trabajadores. La rebaja del costo salarial es el objetivo prioritario del gobierno de los CEOs: no sólo se niega a devolver en 2017 algunos de los 7 a 12 puntos de participación en el ingreso que perdieron las distintas categorías de trabajadores en el comienzo de la Revolución de la Alegría, sino que está decidido a incrementar esa pérdida. Con una inflación que ya se advierte que no bajará del 25 por ciento y podría acercarse al 30, la insistencia en paritarias del 18 por ciento y en cuatro cuotas es batir un tambor de guerra. Por alguna razón, el gobierno cree que ese es el sonido que acompaña un paso de vencedores” (…).

“El modelo de confrontación fue el de la estatua que apareció en Wall Street hace dos meses, en vísperas del día de la Mujer: la niña sin miedo que enfrenta a un toro intimidatorio. Por eso, una de las tácticas escogidas fue enfurecer a Baradel, con infracciones constantes al juego limpio. Cada vez que se convocó a una ronda de negociaciones, mientras los paritarios seguían discutiendo el gobierno difundió anuncios públicos alegando que había mejorado la oferta, cosa que no era cierta. Contaba con la dificultad general para entender fórmulas numéricas complicadas y con la ayuda mediática para presentar ese engaño como realidad” (…) “Pero además, en dos tramos de la negociación paritaria de 2016 y en uno de este año, en cada instancia se produjeron tremendas amenazas de matar a un hijo o un nieto de Baradel” (…) “Como única respuesta, Macri dijo en la Asamblea Legislativa, con una sonrisa torva, que Baradel no necesita que lo protejan” (…) “Al mismo tiempo el aparato oficial de desinformación se arrojó al cuello del sindicalista, en un intento desesperado de deslegitimación basado en mentiras directas sobre la vida y las calificaciones del imponente Roby, como figura contrapuesta al Hada Buena” (…) “Nada de eso era cierto. Es docente, tiene título y además es abogado. Siempre hizo los aportes correspondientes, todos sus viajes fueron para asistir a encuentros de organizaciones sindicales americanas e internacionales de las que forma parte, nunca estuvo en ningún destino turístico” (…) “Por último, el gobierno provincial operó en los medios adictos a favor de la opositora lista multicolor, conducida por el Partido Obrero. Pese a todos, la lista celeste-violeta obtuvo la reelección de Baradel e incluso mejoró sus resultados en comparación con los comicios de 2013” (…) “El endurecimiento discursivo y práctico puede fidelizar el núcleo duro que votó por Cambiemos en las PASO de 2015, pero a medida que se aleja en círculos concéntricos y desciende en la pirámide social, fortalece las opciones cuestionadoras”.

“Al margen de esa especulación electoral, el gobierno tiene objetivos muy claros y muestra una astucia para perseguirlos que no ha sido el rasgo distintivo de la derecha argenta. El borrador del Plan Maestro, que el gobierno presentó en marzo de este año, para recibir aportes hasta el martes 30 de mayo, es un proyecto de ley que consta de apenas cuatro artículos. El primero se propone “garantizar la igualdad de oportunidades de aprendizaje y apoyar las políticas de mejora en la calidad de la enseñanza, reafirmando el rol estratégico del derecho a la educación consagrado en el artículo 14 de la Constitución Nacional y los tratados internacionales incorporados a ella…El segundo dice que la ejecución del Plan “comprenderá el cumplimiento de las Metas establecidas en el anexo II, el cual forma parte integrante de la presente Ley”. El tercero designa al Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y a los Ministros de Educación provinciales como autoridad de aplicación y el cuarto es de forma. Es decir que para alcanzar la felicidad hay que ir a la letra chica de los anexos, una técnica legislativa horrible y apta para cualquier contrabando ideológico”.

“Por cierto todas las metas son estimables, pero poco se dice de los medios para alcanzarlas. Un rasgo perverso es que la derogación implícita de la ley de Financiamiento Educativo, que garantiza la negociación salarial centralizada, fue escondida bajo la meta de “Mejorar los salarios docentes”. El oblicuo ataque a la ley de Financiamiento Educativo, que es mencionada en tiempo pasado como si ya hubiera pasado a mejor vida, dice que en el acuerdo marco entre los gobiernos nacional y provinciales y los sindicatos nacionales “se fijaba anualmente un piso salarial para el cargo testigo de un docente de nivel primario que inicia su carrera”. Pese a que ese acuerdo marco ha logrado “definir anualmente el salario mínimo para todos los docentes del país con un incremento real en cada período”, en muchas jurisdicciones se ha mantenido lo que el proyecto llama “la conflictividad docente, lo cual ha afectado la cantidad efectiva de clases” (…) “La trampa aparece en el último tramo: “En el último acuerdo marco nacional, se acordó que el salario mínimo de un docente será siempre un 20 por ciento mayor al salario mínimo, vital y móvil definido anualmente por el Consejo del Salario y la Nación garantizará esto, con fondos del nuevo Fondo Compensador. Por otra parte, el Ministerio del Interior negoció con las provincias beneficiarias del antiguo Fondo Compensador la disminución gradual de los fondos girados por este concepto según la siguiente escala: 2016 mismo monto que en 2015; 2017=75% de este monto; 2018=50%; 2019=25% de este monto y en 2020 desaparece este concepto. De esta forma, cada jurisdicción, según sus posibilidades y realidad económica será responsable de negociar los salarios docentes en los respectivos acuerdos marco jurisdiccionales y la nación garantizará, a través del nuevo Fondo Compensador que el salario mínimo docente, independientemente de las condiciones de la provincia en donde el docente ejerza, se encuentre siempre como mínimo con 20% por encima del salario mínimo, vital y móvil”. Por tratarse de una ley posterior, su sanción derogaría la ley de Financiamiento Educativo, fruto de años de lucha de docentes pero también de padres y alumnos. Esto no sólo empobrecería a los docentes, sino también a la democracia argentina”.

En su edición del 20 de mayo, Página/12 publicó un artículo de David Cufré titulado “Salarios”. Sus párrafos salientes son los siguientes: “Los sueldos de los trabajadores estatales representados por UPCN perdieron la carrera contra la inflación por más de 10 puntos desde mediados de 2015 a la fecha. El aumento pactado desde junio de ese año a mayo de 2016 fue del 27,4 por ciento, período durante el cual la suba de precios llegó al 44,4 por ciento en la Ciudad de Buenos Aires, según el registro de la Dirección de Estadísticas del gobierno porteño. Eso implica un retroceso de 17 puntos. El año pasado, el incremento salarial se acordó en 31 por ciento a partir de junio, por doce meses, y la inflación hasta abril…se ubicó en 23,2 por ciento. El deterioro acumulado rondará entonces los 11 puntos cuando se conozca la inflación de este mes. Lejos de reparar esa situación, el gremio firmó esta semana un acuerdo para el próximo año por 20 por ciento, con cláusula gatillo de recomposición automática si el OPC supera esa cifra” (…) “Para acceder a la totalidad del nuevo plus por presentismo (1300 pesos brutos mensuales) los trabajadores no pueden faltar ni una sola vez, aunque sea de modo justificado-por ejemplo, por enfermedad o por cuidar a un familiar-, y si tienen más de diez inasistencias justificadas en un cuatrimestre-alguien con un tratamiento médico prolongado-, no recibirán el premio en todo ese período” (…) “En conclusión, el presentismo será un ingreso variable para la enorme mayoría, salvo los que tengan una presencia laboral del ciento por ciento al estilo Rogelio Roldán, aquel personaje de Alberto Olmedo que soportaba toda clase de hostigamientos de su jefe para cobrar un sueldo miserable. El presentismo en estas circunstancias es el Caballo de Troya de la flexibilización laboral” (…).

“UPCN no es la excepción sino la regla de la respuesta sindical frente al cambio de escenario económico desde que gobierna Mauricio Macri, con disparada inflacionaria y aumento de la desocupación. Cuando el Presiente haya completado en diciembre la mitad de su mandato, los trabajadores seguirán arrastrando caídas de ingresos reales frente a diciembre de 2015, de acuerdo a lo que surge de las paritarias que van firmando la mayoría de los gremios hasta ahora” (…) “Los acuerdos de entre 20 y 21 por ciento para los próximos doce meses como los de UPCN, Comercio y Construcción inhiben las posibilidades de recuperación de los sueldos y, en consecuencia, del consumo y la actividad económica. El Gobierno promueve esa política de contracción salarial al mismo tiempo que repite “lo peor ya pasó” y se muestra inflexible con los gremios que se resisten al ajuste, como el caso de los docentes. Esa situación de caída de la capacidad de compra se refleja en indicadores estadísticos y también por otras vías. El Ministerio de Trabajo, por ejemplo, es testigo de las dificultades que encuentran sus empleados para llegar a fin de mes. Más de la mitad cobra salarios por debajo de los 14 mil pesos mensuales, por ocho horas diarias de lunes a viernes. Así lo denuncia la agrupación Verde y Blanca de ATE en esa cartera. En función de las necesidades de los compañeros, ese colectivo viene organizando desde el año pasado la distribución de bolsones de 7 kilos de verduras orgánicas a 110 pesos, un valor que es menos de la mitad del que se consigue en el mercado. La demanda por los paquetes crece de manera vertiginosa”.

En la misma edición, Página/12 publicó un artículo de Horacio González titulado “Ure, el teatro como arqueología del dolor”. Sus párrafos más salientes son los siguientes: “El espectador, en el programa de mano de Puesta en Claro, la obra de Griselda Gambaro que Alberto Ure dirigió a mediados de los 80 en el Payró, se encontraba ante una rara explicación. Apenas con eso uno podía darse cuenta qué era para Ure el teatro. Decía algo así como que no lejos de los cimientos de ese Teatro de los Independientes, en desconocidas cavidades y remolinos de tierra, podrían encontrarse objetos remotos, quizás unas bayonetas oxidadas de viejas invasiones a Buenos Aires. El teatro era una forma de investigación total en el armazón de la memoria, una historia ya congelada o una biografía al parecer ya disecada. Para Ure todo era arqueológico en el drama presente. Por el absurdo nos hacía ser a todos buscadores de ruinas, las de la historia o las nuestras propias. Ure habló jocosamente para pensar los temas más graves. Buscó, teorizó y se revolcó entre paredes en nombre de una estética del teatro y la actuación nacional, que pasara de lo burlesco a lo doloroso. Esto estaba en su pensamiento teatral y en su pensamiento político” (…).

“Finalmente, como lo evidencia La familia argentina, deseaba devolverle a los trágicos antiguos lo que el psicoanálisis parecía haber capturado. ¿Cómo heredero? ¿Cómo usurpador? La obra es tragicómica y dolorida; el psicoanálisis está en su centro como un experimento de lenguaje que se pone a consideración del espectador moderno, que quizás encierre el secreto del espectador antiguo. A éste parece querer devolverle la palabra” (…) “El pensamiento de Ure partía de una desesperanza: suponía que no tenía la dicha de contar con interlocutores adecuados. Los que existían, estaban presos de una cárcel cultural en donde el lenguaje actuaba como una ficción inerte incapacitada de vomitarse a sí mismo su propio pasado ignoto, su telúrica violencia enterrada. Para Ure, el teatro, la interpretación, el estudio, las clases, la dramaturgia en general, debía ser el gran instrumento-casi de naturaleza filosófica-que pusiera el habla sobre sus auténticas bases sociales, conceptuales y existenciales. Hablar era representar un papel del que debe aflorar una verdad sustancial, pero se enreda absurdamente en eso”.

En su edición del 20 de mayo, La Nación publicó un artículo de Eduardo Fidanza titulado “Se alinean los factores de la popularidad presidencial”. Sus párrafos salientes son los siguientes: “Para los gobiernos democráticos de la actualidad la coyuntura es absorbente e incierta. Enfrentan problemas muy complejos, mientras se los somete a un escrutinio permanente que arroja el dato que más aprecian y temen: el nivel de popularidad. En ese valor se cifra la fortaleza o la debilidad, de él dependen las posibilidades y los proyectos. Es el parámetro para inferir la suerte en los próximos comicios. Hasta que llega el momento de votar, la popularidad la determina ese conglomerado multiforme y etéreo que se denomina “opinión pública” (…) “Aunque la popularidad del gobierno es crucial, algunos la necesitan más que otros. Los que hayan accedido al poder por una avalancha de votos y dispongan de mayorías en las cámaras legislativas podrán resistir mejor la adversidad si se vuelven impopulares. La mayoría dificultará un intento de destitución. Sus bancadas continuarán sancionando leyes para no trabar el funcionamiento de la administración. Otros gobiernos, con minorías y resultados electorales exiguos, necesitarán, en cambio, que los votantes nunca les bajen el pulgar” (…).

“A este cuadro, debe agregársele un fenómeno: la movilización popular. La gente en la calle puede compensar la fragilidad de un gobierno o acentuarla. Los planos de las fotografías y videos de las manifestaciones, y las vistas aéreas tomadas por drones, las magnifican. Multitudes que representan el 1% de los votantes pasan a ser la mayoría. Esa ilusión óptica ejerce sobre los gobiernos el mismo efecto que las encuestas: si la escenificación es favorable los tonifican, si es adversa los deprimen” (…) “Aún debe considerarse un factor más: la salud de un gobierno depende también de la salud de la oposición. En el juego frenético de fortalezas y debilidades, lo que uno pierde el otro lo gana. Así se enhebra la fortuna o la desgracia de los gobernantes: los hilos claves son el nivel de aprobación del gobierno, la distribución del poder legislativo, las manifestaciones populares y la situación de la oposición. Esa trama, sin embargo, nada dice sobre los motivos de apoyo o rechazo. Por lo general ellos dependen, en primer lugar, de la performance económica y, en segundo término, del desempeño político de gobernantes y opositores” (…).

“Si se va de la abstracción a la realidad, aparecen claros los contornos de la política argentina de estos días. El Gobierno tiene minoría legislativa, depende de su popularidad y del nivel de desgaste y desmembramiento de la oposición, representada por las distintas fracciones del peronismo. En medio de esa estrechez, recibió un importante apoyo popular, amplificado por los medios, el 1 de abril. A partir de ahí, retomó la iniciativa, le volvieron a sonreír los sondeos, recuperó el apoyo perdido luego de un final de verano desafortunado. Para expandir su dicha, el peronismo cometió errores, incurrió en escándalos, se distrajo en la interna” (…) “¿Por qué se alinean los factores de la popularidad presidencial? Como se observa, por razones políticas antes que económicas. Al votante medio, que no lo apasiona el Gobierno, menos lo seduce la oposición. Mientras no crea en el peronismo y no quiera volver a él, tolerará la ambigua economía de Macri, que ajusta lo imprescindible para no caer en la impopularidad, un desliz que no puede permitirse” (…) “el balance electoral luce parejo, la economía no es sustentable sin modificaciones y la corrupción latente amenaza a todos. Esto significa que, en el mejor de los casos, el Gobierno podría vencer en octubre por estrecho margen. Luego, con poder incierto, deberá profundizar las reformas económicas y la transparencia. Un libreto para buscar consensos, evitando la arrogancia de creerse ganador”.

En la misma edición, La Nación publicó un editorial titulado “Acusaciones en tiempos electorales”. Sus párrafos salientes son los siguientes: “La intensa corrupción gubernamental durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner dejó como otra pesada herencia una extendida presunción social de que cualquiera que ocupe cargos públicos es deshonesto salvo que demuestre lo contrario. Con pocos fundamentos o con ninguno se puede elaborar una acusación que permita poner a un funcionario bajo sospecha. Esto resulta suficiente para que gran parte de la población ya lo considere culpable, o al menos sospechoso, sin pretender más indagación. Los acusadores y los fiscales que toman la denuncia obtienen espacio en los medios de comunicación, y los jueces quedan inhibidos y temen, a su vez, ser acusados de colusión con el acusado” (…).

“Acusaciones falsas se producen en forma constante. Por ejemplo, cuando días antes de una elección, Enrique Olivera fue imputado falsamente de disponer de dinero no declarado en una cuenta en el exterior” (…) “Otro caso más complejo fue el affaire de la “Banelco”, que alcanzó al propio presidente Fernando de la Rúa. Luego de varios años la Justicia lo sobreseyó, coincidiendo esta sentencia con la apreciación de su honestidad personal de quienes bien lo conocen. Hubo casos con varias condenas judiciales bien fundamentadas y merecidas durante el gobierno de Carlos Menem. Pero en contraposición, algunas acusaciones sobre él carecieron de sustento. Tal es el caso del largo juicio para dirimir la acusación de fraude en la venta “a precio vil” del predio ferial de Palermo a la Sociedad Rural Argentina” (…).

“Lamentablemente, en un clima de descreimiento de la política y en vísperas electorales, será fácil emplear el arma de la acusación de corrupción contra personas honestas. No sería extraño que estos episodios sean iniciados no sólo por adversarios electorales, sino también por quienes efectivamente arrastran culpas anteriores de su proceder deshonesto. De esa forma podrán lograr un halo de virtudes que no practican, o lograrán disimular más fácilmente en la polvareda sus propias fechorías. Después de 12 años de populismo y corrupción, hoy el Poder Ejecutivo de la Nación está conducido en su gran mayoría por personas capacitadas y son honestas. Esto no los ha eximido de recibir denuncias infundadas, pero mediáticamente efectivas” (…) “Deberá evitarse imaginar corrupción sólo a partir de eventuales conflictos de intereses que o bien son corregidos o motivan la excusación del funcionario. A su vez, los funcionarios deben ser hasta exageradamente pulcros en el manejo de estos conflictos de interés. La corrupción debe ser juzgada, combatida y erradicada de la Argentina. La Justicia tiene que ser activa, pero a la vez cuidadosa para separar, con la menor dilación posible, la paja del trigo”.

Hernán Andrés Kruse

Share

13 comments for “Horacio Verbitsky y el plan maestro de Macri

  1. MARITO
    23/05/2017 at 6:17 PM

    Ji Ji Ji Ji ……………….. el perrito dice que el PRO apoyó a la opositora de Baradel en la
    elección reciente de SUTEBA. Qué cago de risa; hasta el heladero de la esquina sabe
    que el PRO le dió una mano al chancho barbudo sopesando el riesgo que significaba
    que ganara su opositora, la atorranta esa que es una zurda piojosa como el mamerto
    Verbitzky.

    • Machaco Perdojian
      24/05/2017 at 2:06 AM

      Todos contra el terrorismo
      por Jorge Azar Gómez • 23/05/2017

      El atentado en Manchester, no fue más que otra muestra del accionar individual y sigiloso de los adherentes voluntarios e incluso desconocidos por los mandos del Califato Musulmán que, a veces toma conocimiento de los mismos por los Medios y de inmediato los reivindica como propios, aunque sean pamplinas.
      Artefactos caseros que, pueden armarse con munición de metrallas como hace siglos, también nos acredita que no se requiere de tecnología sofisticada para provocar el caos y la desgracia en multitudes indefensas.
      Hasta ahora 22 muertos y mas de 60 heridos, es, hasta el momento, el saldo del criminal atentado de los terroristas internacionales en Manchester, no murieron en batalla , no murieron manifestando por una causa, murieron en el ejercicio de sus derechos como libres ciudadanos, murieron trabajadores, murieron estudiantes, murieron amas de casa, murieron niños que recién conocían la vida, murieron mujeres embarazadas ,murió gente como nosotros que lo único que querían era que se les respetara su primer derecho o sea el derecho a la vida.

      Más allá de las ideologías y de las posiciones políticas, el terrorismo internacional puede conducir a la humanidad al caos más inimaginable.
      Aumenta todavía más la conmoción, cuando grupos terroristas informan de su suicida pretensión de desatar en el mundo un plan de atentados basados en armas bacteriológicas.
      Ante esta alocada carrera de atentados sin control, llevados a cabo con una demencial y fría planificación, nos preguntamos:
      ¿Quién está a salvo de la demencia individual o grupal si se utiliza este tipo de recursos de destrucción masiva incontrolable?
      ¿Qué régimen o qué doctrina o qué sistema político puede permanecer al margen de situaciones como las indicadas?
      Es muy difícil la lucha contra el terrorismo internacional porque actuando normalmente dentro de una sociedad de masas cualquiera puede escudarse en ella mientras hace detonar un artefacto destructivo o difunde la muerte a través de agentes químicos.

      Pero más difícil se hace esa lucha si los terroristas cuentan con el apoyo logístico y la protección jurídica de Estados cómplices.
      La presencia brutal del terrorismo internacional niega y rompe con el sistema democrático y destruye el ambiente para la vigencia de los derechos humanos, la seguridad y la libre circulación, por lo que surge la necesidad de hacer un compromiso entre los gobiernos para prevenir y erradicar ese mal, no solo en el marco de los convenios de la ONU y la OEA, sino también a nivel bilateral.
      Uruguay, que vivió tempranamente los efectos del terrorismo, debe adoptar una firme actitud en la Asamblea General de ONU, reclamando el más firme cumplimiento de todas las resoluciones y recomendaciones emanadas de ese organismo, a nivel de comisiones que tratan el terrorismo internacional y en las cuales Uruguay a tenido una activa participación.
      Uruguay debe reclamar a la Secretaría General de ONU que regularmente transmita información a la Asamblea General y a sus miembros, sobre como atienden los países miembros las resoluciones del Consejo de Seguridad -y otros organismos- relacionadas con medidas para combatir a los terroristas.
      Uruguay debe comprometer a la Asamblea General a realizar el mayor esfuerzo dentro de sus atribuciones, para prevenir y combatir este fenómeno que amenaza la paz, la estabilidad y la seguridad nacional.
      Es necesario que Uruguay proponga establecer a nivel de ONU, un sistema mundial de información y una red de recopilación y transmisión de datos para hacer más eficiente el combate contra el terrorismo.
      Para ello se propondrán ante ONU todos los instrumentos legales a nuestro alcance para recuperar la seguridad de las naciones y de sus ciudadanos.
      Todos los aspectos del terrorismo constituyen crímenes contra la humanidad, el terrorismo es la forma más brutal de la anulación de los derechos humanos, por lo que no debemos ser cómplices silenciosos de las actividades de la más triste y aberrante profesión de nuestro planeta.

      Jorge Azar Gómez – Ex representante de Uruguay ante ONU

    • rossi carlos
      24/05/2017 at 12:43 PM

      Verbitzky no es mamerto…es ASESINO, coloco una bomba que mato a mujeres y niños en la decada del 70

    • Juan Carlos
      24/05/2017 at 1:06 PM

      ASIGNATURA PENDIENTE: Juicio y castigo a los integrantes de las organizaciones Terroristas Subversivas de la década del 70 que quedan vivos.
      El ERP y Montoneros causaron miles de muertes civiles y militares sin distinción de sexo, profesión ni edad. Se entrenaron con Fidel Castro, contaron con el apoyo de la República de Cuba, exportaron la revolución armada a toda Sudamérica y África particularmente Angola.
      En Argentina siguen representados por Firmenich, Garré, Kunkel, Invernizi (hijo de Eva Giberti) Anguita, Pérsico, Navarro, Osatinsky, Abal Medina, Raúl Magario (tesorero de Montoneros), Vaca Narvaja, Gorriarán Merlo, Perdía, los Kirchner, Verbitsky, Mattini, Galimberti, Bielsa, Patricia Bullrich, Santucho, Fermín Núñez (asesino de los Viola en Tucumán), Sigal, Gaviola, Albistur, Dante Gullo, Carlos Bettini y Taina entre otros. Estas personas también ejecutaron “terrorismo de Estado”, con el apoyo del Estado “República de Cuba”.
      JUICIO Y CASTIGO A LOS TERRORISTAS SUBVERSIVOS QUE ATACARON LA REPÚBLICA EN LA DÉCADA DEL 70

  2. EXTERMINATOR
    23/05/2017 at 6:32 PM

    Horacio Verbitsky es uno de los personajes más siniestros de la historia de la Argentina, no tanto por su ideología sino porque tuvo participación como ideólogo y ejecutor en la guerrilla que asoló al país en la década de 1970 y que intentó derribar al gobierno democrático de Estela Martínez de Perón.

    Se sobreseyó inexplicablemente a Verbitsky en la causa del atentado contra el casino de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal. El hecho ocurrió el 2 de julio de 1976 y produjo la muerte de 21 personas, todas integrantes de esa fuerza de seguridad, ese fue el atentado que más víctimas produjo, porque los explosivos estallaron cuando los policías se concentraban en el salón comedor para el almuerzo.

    El fallo de Servini de Cubría estuvo guiado por un dictamen del fiscal Jorge Álvarez Berlanda, quien tiene experiencia en este tipo de casos porque en octubre de 1999 postuló la declaración de la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad en el caso del asesinato del general del ejército chileno Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert, por ese crimen fue condenado a perpetua el ex agente de la DINA Arancibia Clavel. ese fallo fue ratificado en 2004 por la Corte Suprema.

    Pero, en el estallido del edificio de la Policía Federal, Berlanda adoptó un criterio contrario a la teoría que antes firmó con su puño, consideró que el artero ataque a la dependencia policial no podía catalogarse como delito de lesa humanidad, pues no cumplía con dos requisitos -a su entender-esenciales para esa identificación: 1) participación del Estado y 2) el Estado actuando fuera de los límites del control. Además, esgrimió que el “terrorismo nacional” difería del “terrorismo internacional”, por lo menos en lo que sucedió en la década del 70 en la Argentina, ya que fue consecuencia de una realidad diferente: gobierno de facto, discontinuidad constitucional, violación sistemática de los derechos humanos. En cambio, interpretó que el concepto de terrorismo internacional refiere a la idea de llevar la acción más allá de las fronteras y puede obedecer a muchas causas diferentes, por lo tanto, juzgó que no existe un presupuesto lógico que permita establecer la correspondencia entre actos de terrorismo y delitos de lesa humanidad.

    El criterio de Berlanda-Servini de Cubría es un anticipo de la línea que adoptarán los jueces, fiscales y hasta la Corte Suprema cuando les toque fallar sobre expedientes que tengan como imputados a ex integrantes de las organizaciones guerrilleras como Montoneros, algunos de cuyos ex militantes integran el staff del gobierno Kirchnerista. No es casual, entonces, que este fallo haya beneficiado no sólo a Verbitsky sino también a Mario Eduardo Firmenich, Marcelo Kurlat, Laura Sofovich, Miguel Lauletta, Norbeto Habegger y Lila Victoria Pastoriza, en una docena de acusados en la que figuran además, Rodolfo y Patricia Walsh. Pero Verbitsky también tomó parte en otros atentados, como el que tuviera lugar contra el edificio del Comando General del Ejército Argentino en marzo de 1976, en aquella oportunidad, Verbitsky -cuyo mote de guerra en Montoneros era “el Perro”- accionó el detonador a distancia de un explosivo de alto poder colocado convenientemente en el ingreso del edificio, a los efectos de provocar el mayor daño posible.

    Los resultados del operativo terrorista fueron los esperados, el conteo arrojó cuatro coroneles del Estado Mayor heridos, junto a otros 18 miembros del Ejército, entre suboficiales, soldados y agentes de civil, incluso falleció el conductor de un camión que transitaba por la avenida Paseo Colón, de nombre Blas García. Su familia -seguramente por no tener relación con grupos de defensa de los “derechos humanos”- jamás recibió indemnización ni compensación alguna. El dispositivo fue detonado a control remoto por el propio Verbitsky, quien se encontraba situado detrás de una columna sobre la avenida mencionada, punto estratégico desde el cual podía observar con detalle el escenario antes de la explosión.

    El currículum de Horacio Verbitsky es ciertamente impresionante, el ahora periodista era una de las cabezas de la célula de Inteligencia de Montoneros y en 1975 participó en el copamiento del Regimiento de Monte No. 29, ataque en el cual terroristas pusieron fin a la vida de numerosos conscriptos que se encontraban duchándose o en sus camastros, Verbitsky también está acusado de haber intentado asesinar al General Juan Domingo Perón en dos ocasiones -junio de 1973 y febrero de 1974-, en la última fecha mencionada, su intención era terminar con la vida del ex presidente argentino y también con la del ex dictador uruguayo Bordaberry. Pero el temible personaje también ha sido sindicado por sus compañeros de Montoneros como uno de los principales responsables del secuestro de los hermanos Born, y tuvo a su cargo -junto con otros operativos- el envío de los US$ 60 millones obtenidos por el rescate a la isla de Cuba, dinero que el ahora desahuciado dictador cubano, Fidel Castro, siempre se negó a retornar.

    En la última visita de la Primera Dama, Cristina Fernández de Kirchner, a Cuba, este dinero fue tema de conversación en la agenda, la reticencia de Castro frente al pedido de devolución de los fondos que se le hiciera, terminó por humillar a Fernández, quien en pocas palabras, había ido para tratar la cuestión de la deuda cubana con la Argentina, y en particular para reclamar el retorno de los “fondos Born”.

    Volviendo sobre Verbistky, lo descripto hasta aquí sería más que suficiente, pero sus andanzas se prolongan incluso hasta el copamiento del cuartel del Ejército de La Tablada, en el ataque se sindica su participación en operaciones de inteligencia sobre la base, en fechas previas al accionar de los terroristas comandados por Enrique Gorriarán Merlo, cabe recordar que los terroristas participantes -que en el operativo ejecutaron a conscriptos sin piedad- fueron indultados por el ex presidente Eduardo Duhalde, en una de las medidas más impopulares que se recuerdan de un primer mandatario argentino en los últimos años, el ex presidente Fernando de la Rúa también recibió numerosas presiones para liberar a los terroristas homicidas, pero por las razones ya conocidas no llegó a concretar la medida.

    Verbitsky tiene también un lado oscuro, no conocido, personajes relacionados con el doble juego que enfrentó a marxistas contra militares en tiempos pasados, también se ocuparon de revelar ciertos nexos del ex guerrillero con la Central de Inteligencia americana, solo en esta sospecha podría explicarse tamaña impunidad, es, a este respecto, observable la doble moral del supuesto periodista, quien no se cansa de despotricar contra el imperialismo y Estados Unidos, pero que a la vez no tiene empacho en visitar la embajada americana en Colombia cada 4 de julio, para participar del cóctel celebratorio clásico que tradicionalmente se lleva a cabo en ocasión de los aniversarios de la independencia de la Unión.

    El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que él mismo dirige, recibe fondos provenientes de la Fundación Ford -Ford Foundation, creada en honor al ex presidente estadounidense fallecido, Verbitsky jamás lo ha negado, la Fundación Ford fue investigada en forma independiente en Estados Unidos por supuesta triangulación de dineros negros manejados por la inteligencia americana. Finalmente, lo interesante acerca de Verbitsky tiene que ver con los relatos que provienen de sus propios camaradas, muchos de los cuales afirmaron oportunamente que “el Perro” nunca fue capturado por las Fuerzas Armadas pues había llegado a un acuerdo con aquellas para salvar su vida, a cambio de entregar a figuras encumbradas del terrorismo local, en el caso puntual del atentado que perpetrara contra el edificio del Ejército, sus ex camaradas tildaron su accionar de “cobarde”, pues luego de la ejecución puso pies en polvorosa, cuando otra de sus responsabilidades era la de coordinar una salida ordenada del resto de los operativos que participaron del ataque.

    Ámbito Financiero fue el único medio que refirió al sobreseimiento de Verbitsky por parte de la polémica jueza Servini de Cubría, y este detalle no es menor, pues ilustra el estado de la libertad de prensa en la República Argentina, ahora bien, la Justicia siempre aporta lo peor de sus vicios para solidificar su lamentable relación con la política. En la espinosa cuestión de sobreseimiento, expertos juristas oportunamente concluyeron que en nuestro país, la vara con que se miden los delitos de lesa humanidad ciertamente no es la misma. Al respecto del prontuario de Horacio Verbitsky, que también es periodista del impopular Página 12-, sería interesante conocer la opinión de los más encumbrados referentes de los “derechos humanos” en la Argentina, pero sería gritar palabras al viento, pues ni Hebe de Bonafini, ni Estela Barnes de Carloto, Claudio Lozano, Emilio Pérsico -comprometido en el secuestro de Luís Gerez- y otros elementos del quehacer extremista del país jamás emitirán juicio sobre estos temas, abandonados a su suerte por la “libre expresión” que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir.

    La noticia también deberá servir a los efectos de aleccionar a la narcotizada ciudadanía argentina, que pocas veces realiza un esfuerzo auténtico a la hora de comprender la calaña de que componen la dirigencia nacional y sus allegados, en este sentido, el rol de la Justicia también peca de gravedad y Servini de Cubría es uno de los íconos del estado actual de falta absoluta de credibilidad que caracteriza a la administración de justicia en la nación.

    Fuente: Ámbito Financiero y El Ojo Digital Política

    ……………………………………….

    Información Anexa:

    HORACIO VERBITSKY necesitaba dar un ejemplo de poder para demostrar a FIDEL CASTRO que aún tenía el control de la situación, que aún era factible mantener el desarrollo de la Guerra Revolucionaria en la Argentina. El Capitán “Perro Salchicha” se fijó como meta una operación tal que le permitiese mostrar capacidad táctica ante sus “superiores”. Para su realización tenía tres aliados de suma importancia al momento de reunir información y poder colocar un artefacto explosivo dentro del objetivo. (Como se recordará, el atentado mediante la colocación de explosivos era su metodología favorita de acción, dado el bajo riesgo personal que él corría, máxime si el artefacto explosivo lo colocaba otro integrante de la Organización Terrorista, asumiendo todo el riesgo que esa acción implicaba.) Recién en el año 1985 se tuvo conocimiento que sus principales informantes para la tarea fueron, entre otros, el Agente del Servicio de Inteligencia del Servicio Penitenciario Federal, Subayudante NÉSTOR CENDÓN (NG “Loli”) y el Personal Civil del Servicio de Inteligencia de Ejército (fotointérprete) OSCAR EDGARDO RODRÍGUEZ (NG “Zito”), quienes prestaban servicio “en comisión” en el 4º piso del edificio de Moreno 1417 de Capital Federal.

    Estos traidores “personajes”, que vendían información al mejor postor, habían sido presentados a HORACIO VERBITSKY por ROXANA VERÓNICA GIOVANNONI (NG “Muñeca”), Teniente del Ejército Montonero, perteneciente al Servicio de Inteligencia Nacional de la Organización Terrorista Montoneros. De suma importancia por ser sobrina del Coronel Dotti, Director Nacional del Servicio Penitenciario Federal.

    VERBITSKY logró que “Muñeca” se infiltrara como funcionaria en esa Dirección Nacional. El edificio de Moreno 1417, de nueve pisos y subsuelo, era la sede de la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal, donde se encontraba funcionando, entre otras dependencias, el Grupo de Tareas 2, la Central de Reunión e Inteligencia y la Central de Operaciones Tácticas Antiterroristas, dependencias de reciente formación (Directiva 1/75 impartida por el Consejo de Defensa con fecha 15 de octubre de 1975, como consecuencia de lo dispuesto por los Decretos 2770, 2771 y 2772/75).

    Estas dependencias tenían a su cargo la reunión de información, su posterior análisis, la realización de tareas de inteligencia complementarias, su difusión y archivo, y todas otras actividades tendientes a individualizar a integrantes, estructuras, logística, metodologías e infraestructura de la Organización Terrorista Montoneros a nivel nacional. Se canalizaba la información a través de la Dirección General de Inteligencia y la Jefatura de Seguridad Federal, que oficiaba como órgano de consulta del Consejo de Defensa en el suministro de la información necesaria para la planificación de las operaciones militares y de seguridad contra las Fuerzas Terroristas a nivel nacional, en los más altos niveles de la conducción militar. NÉSTOR CENDÓN y OSCAR EDGARDO RODRÍGUEZ suministraron a HORACIO VERBITSKY toda la información que poseían sobre las normas de restricción respecto del ingreso y circulación del personal en el interior del edificio, cuyos conocimientos se limitaban solamente a la zona a dónde ellos tenían acceso por estrictas razones de contrainteligencia —la Sala de Situación ubicada en el 4º piso de la dependencia, el hall de acceso al edificio y el comedor de personal—, y por “referencias indirectas” otras informaciones referidas a la ubicación de los Archivos, Registros e Informes, y la ubicación en los distintos pisos de los Departamentos y Direcciones Generales que más gravitación tenían en la actividad de inteligencia y operaciones desplegadas sobre la Organización Terrorista Montoneros y el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo, haciendo la salvedad de que esa Superintendencia investigaba desde 1959 a todas las Organizaciones Terroristas que tuvieron algún grado de desarrollo en el país, teniendo identificados a todos sus miembros y establecidas sus respectivas estructuras de funcionamiento.

    Con esta información en su poder, VERBITSKY pudo establecer el siguiente cuadro de situación: Casi la totalidad de los Departamentos que participaban de la actividad antiterrorista se encontraban ubicados en la parte posterior del edificio, es decir, del hall de acceso y ascensores hacia atrás. En el ala ubicada sobre el frente del edificio sobre la calle Moreno se encontraba situada la Jefatura de la Superintendencia y los despachos de los Directores Generales, y algunas oficinas administrativas y de personal. En el subsuelo se encontraba el principal archivo de la Superintendencia y otros de menor cuantía distribuidos en los diferentes Departamentos.

    En la planta baja, ubicado hacia el fondo, es decir, bajo toda la estructura que contenía los principales Departamentos que cumplían actividades Antiterroristas, se encontraba el comedor de personal, cuyas medidas de seguridad deberían vulnerarse para el ingreso de los artefactos explosivos. Este lugar fue el seleccionado por VERBITSKY, en razón de poseer sobre el salón dos importantes columnas que, con su ruptura, posibilitarían suponer el derrumbe de la estructura de nueve pisos ubicada sobre ese sector y, mediante otro explosivo con carga hueca y núcleo ígneo, la perforación de la losa hacia el subsuelo, logrando el incendio total del principal archivo del “aparato represivo”. Archivo que había logrado “sobrevivir”, junto con otros distribuidos por el edificio, a la incineración ordenada por el Dr. ESTEBAN RIGHI, Ministro del Interior del Gobierno de HÉCTOR CÁMPORA. El Capitán “Perro Salchicha” dispuso que personal de su estructura continuara con el estudio sobre el objetivo, realizando tareas de inteligencia sobre la zona, que por su cercanía con el Departamento Central de Policía exigía disponer de máximos recaudos.

    Esta tarea recayó en un integrante de la Organización Terrorista infiltrado en la Policía Federal: el Agente del escalafón Comunicaciones JOSÉ MARÍA SALGADO (NG “Japonés”), Subteniente del Ejército Montonero y estudiante avanzado de Ingeniería Electrónica. La Acción Terrorista y la oportunidad de su ejecución sería decidida por la Conducción Nacional previa evaluación de los informes que le proveía el Servicio de Inteligencia Nacional, conducido en ese entonces por RODOLFO WALSH (NG Comandante “Esteban”) y HORACIO VERBISTKY (NG Capitán “Perro”), a cargo de las Operaciones Especiales.

    Transcurrían los últimos meses del año 1975, y otros inminentes proyectos de Acción Terrorista concentraban toda la atención del Capitán del Ejército Montonero “Perro Salchicha”, luego de los atentados y ataques ya realizados que se caracterizaron por bien coordinadas operaciones de gran pericia técnica. Cada una de las Fuerzas Armadas había sufrido un golpe psicológico. Quedaba ahora desmoralizar a la principal Fuerza Federal Antiterrorista en operaciones a nivel nacional: la Policía Federal Argentina. Esta Fuerza Federal, junto con el resto de las instituciones armadas de la Nación, eran blanco periódico de ataques individuales por parte de integrantes de las Organizaciones Terroristas Ejército Revolucionario del Pueblo y Montoneros desde tiempo atrás, produciéndole numerosas bajas mortales.

    El día 3 de diciembre de 1975, el General de División (RE) Jorge Esteban Cáceres Monié, ex Jefe de la Policía Federal, que manejaba una camioneta en compañía de su cónyuge Beatriz Isabel Sasiaiñ, se disponía a atravesar en una balsa el arroyo Las Conchas, que cruza el camino que une Villa Urquiza con la Ciudad de Paraná, momento en que es chocado desde atrás por un vehículo y atacado con armas de fuego por cinco integrantes de un Pelotón de Combate de la Organización Terrorista Montoneros, el General Cáceres Monié, herido gravemente, fue sacado de la camioneta y rematado en el suelo por un hombre y una mujer jóvenes, posteriormente, los asesinos escaparon en un automóvil y con la camioneta en la que se hallaba herida la Sra. de Cáceres Monié. En la huida, los terroristas, después de recorrer aproximadamente 15 kilómetros, arrojaron a la señora en una zanja profunda ubicada a un costado del camino, posiblemente falleció desangrada, al día siguiente un lugareño, descubrió por casualidad el cuerpo, que presentaba dos disparos en el pecho.

    La inteligencia para el atentado fue realizada por el Servicio de Inteligencia Nacional de Montoneros, estando a cargo de la misma HORACIO VERBITSKY. Con este asesinato la Organización Terrorista Montoneros reafirmaba su concepción del Terrorismo Estratégico como tal, aproximadamente a un año de haber reanudado la lucha armada comenzando a considerar a militares y policías como blancos legítimos, sin importar rangos ni jerarquías que ostentasen. Después del asesinato del General de División Cáceres Monié, lanzaron publicaciones donde manifestaban: “…debemos reconocer a las tareas militares como el aspecto principal de nuestra acción, basados en la concepción de que si bien la guerra es la continuación de la política por otros medios, no se puede alcanzar objetivos políticos mayores si no se posee poder militar suficiente…” (Evita Montonera Nº 11, pág. 17). Continuaron diciendo: “…todos aquellos que hayan perseguido, asesinado o explotado al pueblo, tarde o temprano, estén donde estén, tendrán que enfrentarse a los fusiles montoneros…” (Evita Montonera Nº 11, pág. 20).

    Y en el mes de marzo de 1976 reafirmaron: “…los ataques contra todo representante de instituciones represivas se consideran justificados, desde el momento en que las Fuerzas Armadas tienen el mando operativo de todos los organismos de seguridad, cada hombre uniformado y armado —independientemente de su extracción de clase y de sus ideas— contribuye a la represión antipopular y es corresponsable de las atrocidades y asesinatos que comete la represión…” ( Evita Montonera Nº 12 “Tercera Campaña Militar Montonera”, pág. 32-35, febrero-marzo 1976).

    El 23 de diciembre de 1975 tuvo lugar la operación de mayor envergadura, por la gran cantidad de efectivos y medios empleados, que una Organización Terrorista llevó a cabo en el ámbito urbano, en esa fecha, aproximadamente a las 19:45 horas un Batallón del Ejército Revolucionario del Pueblo, atacó el Batallón de Arsenales 601 de Ejército “Comandante Domingo Viejobueno” ubicado en la localidad de Monte Chingolo, en el Gran Buenos Aires, provistos de morteros y armas pesadas. La Fuerza Guerrillera realizó operaciones de diversión y contención en varios puntos del Gran Buenos Aires.

    Hubo enfrentamientos y ataques a medios de transporte colectivo en Bernal, Villa Domínico, el llamado Camino Negro, Lanús, Puente Avellaneda, Puente Pueyrredón, Puente de la Noria, Puente Victorino de la Plaza, Puente Uriburu y principales cruces camineros y rutas de acceso a la Unidad Militar bajo ataque, como ser Puente 12 y Camino de Cintura. La Fuerza Guerrillera compuesta por unos 300-400 efectivos y grupos de apoyo, tuvo 140 bajas. Entre los muertos de las Fuerzas Armadas se encontraban: Capitán Luís María Petruzzi Teniente 1º José Luís Spinassi Sargento Ayudante Roque C. Cisterna Cabo 2º de la Armada Argentina Enrique Grimaldi Soldado Conscripto Roberto Caballero Soldado Conscripto Raúl Fernando Sessa Soldado Conscripto Manuel Benito Rúffolo De esta manera culminó la idea que había transmitido MARIO ROBERTO SANTUCHO a los integrantes del Estado Mayor del Ejército Revolucionario del Pueblo, de que la única forma de sacar del estancamiento en que se encontraban sus estructuras militares, era realizando un operativo de gran magnitud, que más que buscar un resultado militar, les permitiera exhibir una imagen de fuerza, de liderazgo revolucionario, que complicara la acción del gobierno nacional, dándole la sensación de que no podía controlar la situación respecto del desarrollo de la Guerra Revolucionaria en el país.

    Así, intentó llevar a una victoria necesaria a sus combatientes, en un esfuerzo por disminuir la presión sobre los mismos para darle tiempo a rearmar sus frentes militares. Esta decisión había provocado grandes disputas internas, en razón de que la mayoría de los mandos militares guerrilleros consideraban que los copamientos a unidades militares ya no tenían significado, y que se debía profundizar el trabajo político sobre las bases, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte de sus dirigentes, desarrollaban sus actividades en la clandestinidad. Pese a estas objeciones hechas por los dirigentes de todas las Regionales de la Organización Terrorista, en el Comité Central, dominado por MARIO ROBERTO SANTUCHO, no se cuestionó nada, decidiéndose la viabilidad de la operación militar, MARIO ROBERTO SANTUCHO estaba obligado a cumplir los compromisos internacionales, especialmente con Cuba, herir de muerte al gobierno peronista y sacar al Ejército Argentino de Tucumán, con un operativo militar importante, que demostrase que el Ejército Revolucionario del Pueblo todavía estaba en operaciones.

    La estrepitosa derrota de Monte Chingolo, marcó el inició de la definitiva derrota del Partido Revolucionario de los Trabajadores y del Ejército Revolucionario del Pueblo, porque tanto el lanzamiento de la operación, como la incapacidad para analizar críticamente el fracaso de la misma, demostró que habían perdido la iniciativa, a pesar de que continuaron a la “ofensiva”, cuando la situación militar indicaba la necesidad de un repliegue estratégico. La soberbia que caracterizaba a sus dirigentes hizo prevalecer la corriente militarista y toda ofensiva necesariamente se transformaba en una acción desesperada, que los llevaría al exterminio.

    El día 15 de marzo de 1976 se produjo el asesinato de Alberto Blas García en un atentado fallido contra el Comandante General del Ejército, Teniente General Jorge Rafael Videla. Aproximadamente a las 07:45 horas, un artefacto explosivo de gran poder (denominado mina vietnamita) detonó en el interior de un vehículo marca Citroën ubicado en la playa de estacionamiento del edificio Libertador, sede del Comando General del Ejército (en proximidades de la Plaza Cristóbal Colón), destrozando totalmente el vehículo, varias de cuyas partes y trozos de vidrio fueron proyectados junto con bolillas de acero, tuercas y bulones colocados en la masa del explosivo (construcción propia de la bomba) en un radio de aproximadamente 100 metros, produciéndose un incendio que se propagó a otros vehículos y resultando destrozados gran cantidad de cristales de las ventanas del edificio Libertador, del Ministerio de Economía, del Ministerio de Defensa, de Aerolíneas Argentinas y de la Casa de Gobierno.

    Según posterior informe de los peritos, la bomba detonada tenía un poder equivalente a 20 kilogramos de trotyl, y fue accionada por un sistema de control remoto, la explosión se produjo en el momento en que circulaban vehículos por las avenidas Madero, Paseo Colón y calles adyacentes, y su objetivo real había sido matar al Teniente General Jorge Rafael Videla, que minutos después ingresaba a la sede del Comando General por ese lugar. Se dedujo que el terrorista que debía “marcar” la presencia del blanco —al ver ingresar unos metros antes un vehículo similar—, se equivocó e hizo la señal convenida con anticipación. Como resultado de lo acaecido, el chofer de un camión, Alberto Blas García, de 30 años, perdió la vida, alcanzado por las esquirlas de la bomba. El camión conducido por la víctima salvó providencialmente la vida de los pasajeros de un colectivo de la línea 4 que circulaba paralelo al camión.

    Conforme con el comunicado oficial, resultaron heridas 26 personas: – 4 oficiales, entre ellos un coronel que perdió un ojo, – 6 suboficiales, – 5 soldados, – 6 empleados civiles pertenecientes al edificio Libertador, – 5 civiles que se desplazaban por el lugar. El atentado fue planificado y ejecutado por el Departamento Operaciones del Servicio de Inteligencia Nacional de la Organización Terrorista Montoneros, a cargo de HORACIO VERBITSKY (NG “El Perro” o “Larguirucho”), Capitán del Ejército Montonero, quién activó el dispositivo a control remoto (teleexplosor) ante una señal que le hizo un terrorista apostado en la plaza Cristóbal Colón, conforme con lo planificado por él mismo. Se encontraban otros integrantes de la Organización Terrorista en el lugar, quienes se dispersaron desordenadamente cuando HORACIO VERBITSKY (NG “Perro”, en adelante “Salchicha”), luego de accionar el dispositivo de disparo, ver la bola de fuego que formó la explosión y sentir los efectos de la onda expansiva y calórica (se encontraba tras una de las columnas del Ministerio de Economía a unos 100 metros del lugar de la explosión), huyó presa del pánico del lugar del atentado, abandonando a sus subordinados a su suerte.

    http://www.lajauria.supersitio.net/horacio-verbitsky.html

  3. Lic. Carla Fridman
    23/05/2017 at 6:46 PM

    HORACIO EL PUEBLO TODO TE AGRADECE POR LOS MUCHOS BENEFICIOS QUE PRESTASTE COMO METER EN CANA A TODOS LOS GENOCIDAS ENTRE OTROS ACTOS MEMORABLES.

    • Rudolf Spanner
      23/05/2017 at 8:06 PM

      Dos ejemplares interesantes Kruse y Verbitsky.
      Reines Jüdisches Fett o grasa pura de judío para la elaboración de jabones industriales.
      ¿Te agradaría donar algo de tu grasa en beneficio de la ciencia Carla?

    • Machaco Perdojian
      24/05/2017 at 1:59 AM

      Lic. Carla Fridman
      HORACIO EL PUEBLO YO TE AGRADEZCO POR LOS MUCHOS BENEFICIOS
      QUE ME PRESTASTE COMO METER EN MI BOCA ( lo que ya sabés)
      Y TODOS LAS IDEAS GENOCIDAS, PARA CON EL PUEBLO
      Y LAS FF.AA. Y DE SS. ENTRE OTROS ACTOS MEMORABLES.
      COMO EN ASESINATO DE 27 POLICIAS EN EL CUARTEL CENTRAL.
      EL APOYO A LOS DD.HH. DE HEBE Y CARLOTO …
      ¡¡¡¡ TAN RESTABLES !!!!
      CON LO QUE PUDIMOS SEGUIR SIN LABURAR

  4. Carlos H. Gómez
    23/05/2017 at 6:57 PM

    HoracioVerbitsky:
    Periodista y asesor presidencial. Originalmente reclutado por el ERP, pasó a las filas montoneras formando parte de la cúpula del aparato de Inteligencia con asignación de tareas sobre la Policía Federal.
    Organizó con Walsh la voladura del Comedor de la Superintendencia de la Policía Federal que costó la vida a 24 personas y quedaron heridas, mutiladas y ciegas otras 70. Era su estructura quien elegía los blancos y los determinaba según su valor estratégico y táctico, evaluando los réditos políticos y militares de llevarlos a cabo. Fue el autor material del atentado a la playa de estacionamiento de la Jefatura del Ejército, que resultó militarmente un fracaso ya que murieron civiles inocentes por la bomba detonada personalmente por él. Se lo acusa de entregador -principalmente a su Jefe Rodolfo Walsh-por sus propios camaradas de lucha, ya que de los 62 integrantes de la Inteligencia Montonera, sólo sobreviven 7 (él entre ellos).

  5. Lic. Carla Fridman
    23/05/2017 at 8:11 PM

    HORACIO EL PUEBLO TODO TE AGRADECE POR LOS MUCHOS BENEFICIOS QUE PRESTASTE
    SOBRE TODO A LA AERONAUTICA QUE TE TENÍA CONTRATADO COMO VOCERO DE ESA ARMA.
    GABRIELITO LEVINAS EN “EL DOBLE AGENTE” MOSTRÓ HASTA LAS FOTOCOPIAS DE LOS
    PARTES QUE REDACTABAS, DIENTUDO HIJO DE PUTA, TRAIDOR Y MALCOGIDO.

    • New World Order ex-Lic. Carla Fridman
      23/05/2017 at 10:44 PM

      DEJA DE PLAGIARME DEGENERADO NAZI.
      HORACIO ES UNA INSTITUCION PARA LA DEMOCRACIA Y PARA EL PUEBLO (EL VERDADERO) TODO.

  6. Adolfo Pérez Esquivel
    23/05/2017 at 9:04 PM

    Horacio es mi amigo. No sólo es una excelente persona, además es un amigo.
    En mis conversaciones con Fidel pude notar la gran admiración que él sentía por este patriota latinoamericano.

    Deberías arrancaros la lengua antes de vituperar a este emblema de lucha contra la barbarie.

    Adivinad quién era el ídolo del malogrado Jáuregui -a mi queridísimo Carlos hago mención- pues ni más ni menos que Horacio.

    Realmente una delicia que existan Hombres de la estatura moral de Horacio -Verbitsky claro está- porque seres de tamaña dimensión son un ejemplo a seguir en nuestra búsqueda de la perfección.

    • Machaco Perdojian
      24/05/2017 at 2:03 AM

      Realmente una delicia que existan Hombres de la estatura moral de Horacio -Verbitsky claro está- porque seres de tamaña dimensión son un ejemplo a seguir en nuestra búsqueda de la perfección.
      NADIE LA MAMÓ COMO ÉL A TODOS LOS QUE SIRVIÓ COMO MERCENARIO.
      .. Y EL ADOLFO ( FITO) ME LIGUÉ UN NOBEL !!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *