Los viejos no son digitalizables

La ANSES tiene un listado de los jubilados profesionales. Pensemos en un grupo de miles de jubilados que tiene altos ingresos compensatorios y un bagaje enorme de experiencia profesional.

Carolina Stanley, desde Desarrollo Social, o Pancho Cabrera, desde Producción, podrían articular una solución que sirva como herramienta considerando la cobertura fiscal y legal para aprovechar este talento.

Esperamos que desde el estado faciliten el marco para que este tipo de iniciativa pueda ser factible.

Para sentarse con las empresas que aprovechen esta herramienta no se necesita ninguna ayuda del estado.

Si quieren competir en le 2019 hay que cambiar. Esto se hace en muchas partes del mundo, así que sería copiar lo bueno como innovación. Además, los jubilados también votan y tienen un bagaje de conocimiento que no se aprende fácilmente en Google.

Los jóvenes, de la mano de la tecnología en la que son nativos, y la ayuda de los veteranos pueden reducir notablemente los tiempos de investigación, desarrollo que desencadena más innovación.

Para que los subsidios a emprendedores no vayan a satisfacer las necesidades básicas en un supermercado, podemos poner a estos auditores con conocimiento, que entienden que el subsidio no es suficiente sin control, monitoreo y gestión. Sin esto las buenas ideas los buenos emprendimientos son sólo un motivo para pedir unos pesos y usarlos como un subsidio a la desocupación, en un espiral interminable que solo conduce a mas pobreza y esclavitud económica de la beneficencia interesada del estado.

Estamos hablando de personas retiradas que tiene la experiencia del hacer en el ADN y este es un camino para conducir hacia decisiones empresariales adecuadas de jóvenes en las empresas o en emprendimientos.

Estos recursos humanos no son solamente de base teóricos, no están presos en marcos abstractos, no son fotocopiadores de libros o apuntes, son en general hacedores que tienen mas calle que claustro estudiantil. Sin despreciar la formación academista que es una base indiscutible y que estos viejos también la tienen porque son la punta de la pirámide profesional de los retirados.

Miles de empresarios retirados, empleados jerárquicos son materia prima valiosa para Incubar empresas. Los chicos lamentablemente vienen con los vicios prendarios del país. El veterano esta desconectado y puede pensar en forma libre comprometido con el crecimiento y no con el aprovechamiento de la coyuntura subsidiaria de incompetentes.

Sólo con viáticos encendemos un motor de crecimiento con una inversión mínima que no tendría que poner el estado solo crear el marco.

Como coronación de la idea, promovemos el respeto del mayor y a su sabiduría. El estimular la utilización de estor recursos, que están ahí desaprovechados, se puede evitar empezar de nuevo de cero y cometer generalmente los mismos errores.

Muchos conocimientos especialmente los practico no sale en forma simple de los buscadores en internet, lo valorado en e futuro cercano va a ser lo que no se pueda digitalizar y “los viejos no son digetalizables”.

Guillermo Martínez Moreno

chinomartinezmoreno@gmail.com

Share

15 comments for “Los viejos no son digitalizables

  1. Augusto
    30/09/2017 at 9:43 AM

    Nunca me dieron la menor importancia, es más ni me respondieron cuando me ofrecí de asesor ad honorem en lo que era mi profesión… pasa que el Estado si postulan a alguien de su confianza se facilita la corrupción… simple

    • Age
      30/09/2017 at 12:36 PM

      Por esa razón no hay que apoyar a ninguno debilitarlos, nos fortaleze, en todo el espectro social. Piénsenlo.

    • rabino Adolfo H
      01/10/2017 at 1:59 AM

      En la frase “Sólo con viáticos encendemos un motor de crecimiento con una inversión mínima ” esta el secreto de la nota, engrosar un poquito la jubilacion, la obra social privada es cara para los viejitos (la gratuita de PAMI es bastante mala), asi que nada mejor que negrear con viejitos pero profesionales

  2. sergio
    30/09/2017 at 11:07 AM

    por experiencia , solo les interesan los que sean militantantes propios para armar sus propias carreras y puedan manejarlo , no buscan nadie que venga de afuera y tenga pensamiento propio..,.

    • Age
      30/09/2017 at 12:37 PM

      Por esa razón no hay que apoyar a ninguno. Debilitarlos nos fortaleze, no sólo como ciudadanos sino en todo el conjunto. Piénselo

    • César
      01/10/2017 at 9:56 AM

      Te apoyo y tenés la mucha razón, o porque te crees que lo rajaron a Prat Gay.

  3. Silvio Pizarro
    30/09/2017 at 11:55 AM

    Advierto en este interesante artículo una leve brisa de reconocimiento a la vejez, olvidada y desahuciada en estos difíciles tiempos que estamos transitando. Desde que el escritor cita a Carolina Stanley y Pancho Cabrera, dos altos funcionarios del gobierno, debo suponer que el excelente comentario puede ser compartido o bien, inducido,por aquellos servidores del Estado bastante alejados de la desafortunada acción castradora que realiza el organismo Anses.
    En verdad esta brisa nos reconforta moralmente pues nos habla de la experiencia y la sabiduría que los pueblos civilizados han sabido apreciar y distinguir desde tiempos inmemorables en la consideración de sus mayores. Parece que en este tópicoel gobierno también tiene sus grietas.

    • Age
      30/09/2017 at 12:40 PM

      Por esa razón no hay que apoyar a ninguno. Debilitarlos nos fortaleze, no sólo como ciudadanos sino en todo el conjunto. Piénselo

      Desde tiempos inmemoriales se usa a la juventud cuya mayoría no piensa para los objetivos políticos, incluso para la guerra.
      Según la moral esos objetivos pueden ser lícitos o no, En nuestro país son claramente ilícitos, por eso desplazan a los más capaces y creativos. En todos los ámbitos.

    • Toto
      30/09/2017 at 2:45 PM

      La gente que nos gobierna, salió de un sector de la sociedad Argentina. Debería ocurrir un milagro que lean y comprenda el contenido de la buena idea citada por el autor de la nota. Debería ser así , por que ellos forman parte de la xiristocracia que gobierna el País. Solamente así se explica que con 125 millones de toneladas de cereales , 50 millones de cabezas de ganado, 8 millones de porcino , otro tanto de ovino y más y más, con petróleo,gas , minerales , una escasa población , estemos como estemos .

  4. Age
    30/09/2017 at 12:55 PM

    En las sociedades serias no se pueden dar el lujo de perder la experiencia ni capacidades adquiridas en las distintas ocupaciones, que nada tienen que ver sólo con las carreras universitarias. Lo más substancioso está en los que crean, hacen, prueban, fabrican sueñan, en cualquier carrera o especialidad.

    Casualmente son a los que atacan incluso indirectamente y muchos de éstos reaccionan por su capacidad, escondiéndose como los soldados japoneses que no se rindieron nunca. Eludiendo todo lo que pueden por culpa de políticos saqueadores, que sólo buscan mantenerse en el poder, bajo cualquier medio o excusa. Como sucede ahora mismo. obviamente sostenidos por los más ignorantes de la sociedad, que sólo esperan que les den o solucionen.

    Incluso esa gente necesita aprendices jóvenes que entiendan que deben ser discípulos y no como ahora que el estado los margina distrayéndolos y ocupándolos, con tecnología mayormente inútil para el desarrollo cognitivo.

    En vez de dar subsidios gratis podrían hacer que los mayores desocupados, antes de la jubilación o incluso en su tránsito, se dedicaran a traspasar sus conocimientos a los desocupados en edad laboral o más jóvenes subsidiados.Estos tienen toda la semana para perder el tiempo, ¿por que no podrían ser canalizados a tener que asistir a clases de capacitación para cobrar el subsidio?
    De esa forma los mayores de 45 para arriba, antes capacitados o con experiencia comprobable, serían empleados “docentes” del estado y los menores de 45 desocupados(insisto) deberían asistir para cobrar el subsidio a los cursos que se adapten a su gusto o especialidad.

  5. 30/09/2017 at 2:59 PM

    En 1956 se usaba una regla de cálculo y una tabla de logaritmos, para hacer los cálculos de las grandes Obras de Ingeniería, y los errores que provocan derrumbes y accidentes eran mínimos, probablemente se debiera al Conocimiento profundo del método y los materiales; hoy con la tecnología accesible para cualquiera en Internet, hasta algunos Profesionales con Sólidos Conocimientos sucumben a la tentación de sitios que ofrecen cálculo y dimensionamiento con una “APP”, diseñada sin la experiencia necesaria, con errores graves.
    Con el “AutoCAD”, ya no se usan más Planos en tela, ni transparentes, toda la documentación de la Obra se presenta ante los Municipios EN UN COMPACT DISC, (lo que es una ventaja, ya no usamos “Rötring”, tiralíneas ni “paralela, escuadra ni compás…

    • Pehúen Curá
      30/09/2017 at 9:56 PM

      Sos de los míos, a eso hay que volver, Tablero, Rotring, lápiz, metro en obra, replanteo, pero para que; conversé con un antiguo compañero en Obras Públicas que todavía esta y me dijo “hoy si no tienen la computara libre, no trabajan,¿tablero? no se usa más, ni saben que es ni como se usa el tecnígrafo, pantógrafo, regla T o paralela. Pero, bueno, así es la tecnología introducida para mejorar, esas son cosas del pasado y elementos para coleccionistas.

  6. 30/09/2017 at 7:08 PM

    Brillante artículo. Ingeniosa propuesta.
    Al punto. Acabo de cumplir 76. En mi larga vida laboral, hice simultáneamente 27 en el Periodismo Deportivo, Docente Secundario Nocturno (45) y en la actualidad voy a cumplir 59 en mi Estudio Contable, al que ingresé como cadete. Debo decir con orgullo que hoy, junto a 2 socios ( de 65 y 50 años) damos vida a 18 familias, número de nuestros empleados, de distintas edades. Todavía , y a Dios gracias, dedico, a mis tareas de Asesor Contable y Administrador, 11 a 12 horas diarias. En el largo camino he recibido verdaderas enseñanzas de señores maestros de la vida y como plantea el artículo , hoy puedo transmitirlas a las nuevas generaciones. En tanto, no es sólo el aprendizaje técnico, sino el humano el que es dable infundir a los efectos de lograr los mejores resultados. Los jóvenes, aunque hoy están muchos algo desquiciados (por múltiples razones que no es del momento analizar) llegarán un día a comprender que no se puede tirar a la hoguera todo lo viejo y a los viejos; porque en ellos está la auténtica base de sustentación del equilibrio que debe regir la sociedad en su conjunto. Tanto se deberá trabajar sobre el particular, que a muchos hombres y mujeres de las tercera y cuarta edad, se les agotará, tristemente, el tiempo para ayudar a que esa juventud no caiga definitivamente en el abismo de la desorientación , de la que costará décadas rescatarla. De hecho que ojalá los mayores por desidia, enojo, frustración, no caigan en el pesimismo y abandonen la posibilidad de ponerse al frente de desafíos como el que se plantea en el editorial. Es obvio que el Estado en su conjunto deberá poner gran parte de su esfuerzo para que asuntos como este de sus frutos.
    Como consuelo debo expresar que en mi ciudad se ha implementado un plan “Más 45” que da emplea a los mayores de esa edad. Es un paso. Ojalá persista y se expanda al resto del país, ampliando la edad a los ya jubilados. Debo decir, como final, que no soy profesional. Sólo un humilde ciudadano del medio de la pampa al que la vida le dio la oportunidad y las fuerzas de ser útil, como pudo y como puede, a esta sociedad tan especial como la nuestra. El futuro , a pesar de todo, nos sigue esperando con los brazos abiertos. Gracias IP.

  7. Walter
    30/09/2017 at 7:54 PM

    Los ” viejos”, en muchos casos, somos viejos porque así lo indica el almanaque y ese detalle es irrversible. Algunos de nosotros aún estamos porque supimos hacer dos cosas, la primera es porque supimos cuidar el envase que nos contiene y la segunda consiste es no pensar en el mañana.
    En mi caso particular no añoro el pasado porque hice lo que quería hacer, estudié lo que quería estudiar, tuve una profesión hermosa, fui profesor universitario y un buen día (más malo que bueno) me jubilaron. Continué ejerciendo mi profesión durante casi una década más hasta que falleció mi mujer. Fue ahí que ante ese vacío y esa soledad me pregunté si realmente valía la pena seguir y tenía que optar entre una dosis letal de anestesia para caballo o encarar algo nuevo que me alejara defintivamete de mi mundo.
    Opté por lo seguno y comencé a ocuparme del jardín, a cuidar las plantas de mi mujer, a introducirme en su taller de alfarería sin saber nada sobre el tema. Poco a poco me fui metiendo en un mundo que sólo conocía de reojo, leí sus libros, comencé a hacer cosas que solamente ella sabía hacer, mal al principio y con el paso del tiempo un poco mejor.
    Inesperadamente había sobrevivido casi sin quererlo.
    Los “viejos” en realidad no somos una fuente de sabiduría porque no nos hemos adaptado al mundo actual.
    En ese orden de ideas es poco lo que podemos enseñarles a los que nos siguen en el camino de la vida porque es como si hubiésemos quedado congelados en un determinado momento y tampoco queremos o pretendemos abandonar ese lugar.
    La vida no se enseña, se vive y los conocimientos que hemos adquirido son nuestros y no podemos transmitirlos porque hablamos en un idioma distinto.
    La juventud actual deberá explorar en el pasado y rescatar o no lo que consideren de utilidad para sobrevivir en su mundo.
    Los viejos, aunque no parezca, estamos muy bien en el lugar que vivimos y realmente ya no estamos para perder el tiempo así que mi mejor consejo es no innovar y dejar que todo siga su curso.

  8. AJAJJJJJJJAAAAJ
    01/10/2017 at 12:59 PM

    ¡¡¡¡POR QUE NO SE VAN A LA MIERDA!!!
    DEJEN EN PAZ A LOS JUBILADOS
    ¡NO LOS JODAN MAS, NO LOS USEN MAS!
    QUE LOS INUTILES DE HOY VAYAN A CAPACITARSE AL RIACHUELO
    MANGA DE INSEVIBLES PELOTUDOS ¡VAYAN A LABURAR JUNTANDO MIERDA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *