Acerca del Zar-Putin (no Rasputin)

Antes de remitirme al pie a la especie de súplica que escribí en 1983, titulada Libertad- La Punta del Ovillo, incorporada en mi librito Hacia El Uso de La Razón (1986), quiero sintetizar la siguiente reflexión:

Hitler fue una sola persona y no fue él el culpable que condujo a las consecuencias del nazismo (nacional socialismo). Lo fueron los millones de idiotizados imbéciles que lo apoyaron.

Hoy tampoco lo es el Zar Putin sino los miles que dócil y sumisamente cumplen sus destructivas órdenes, asesinando a sus hermanos ucranianos y destruyendo sus ciudades.

Sorprende que a esta altura de la civilización, estadistas y militares de ese gran país que es Rusia, acaten y ejecuten ciegamente tamaño acto criminal, emocionalmente incapacitados de plantearse y sostener una convivencia pacífica, armoniosa y productiva con sus vecinos países del continente europeo.

Rusia necesita de un salto evolutivo que le permita desprenderse de esa dependencia de sistemas autoritarios propias de la naturaleza del socialismo político con su inherente carácter despótico centralizador y concentrador del poder que perpetúa a sus tiranos y sus consecuencias.

Del socialismo económico poco va quedando en la Rusia actual, salvo sus derivas mafiosas.

En tanto los déspotas del mundo -y sus cómplices- buscan preservar sus privilegios, en el pueblo ruso ya están dadas (encorsetadas por el sistema) las condiciones para el suave estallido de una revolución liberal.

Quizás los aromas del levantamiento húngaro de 1956 y de la primavera de Praga de 1968 estén perfumando las mentes de una nueva generación rusa que suplante a la anquilosada gerontocracia.

*LIBERTAD (La Punta del Ovillo- 1983). Dije entonces:

Vivo, desde mis primeros pasos, en un mundo hoyado de trincheras ideológicas.

Desde un tiempo en el que el nazismo y el fascismo ascendían a la “gloria delirante” para terminar luego desbarrancándose en la más absoluta derrota y universal repudio.

El comunismo, más una larga ristra de dictaduras regionales, muchas de ellas sostenidas por “paladines” de la libertad, sustituyen aquella locura por otras nuevas.

¿Nuevas? ¿Es que en algo se distinguen entre sí los autoritarismos?

Quizás -y a lo sumo- en el grado de su brutalidad.

Desde siempre, pertenecer a alguna trinchera ideológica ha implicado la comodidad de tener un lugar de pertenencia, una forma de no quedarse solo.

Pertenecer a la trinchera reinante puede resultar (temporariamente) ventajoso. Pertenecer a la no reinante puede ser riesgoso.

Pero no pertenecer a ninguna tratando de ser un libre pensador que hace oír su opinión, parece ser la posición más desventajosa, difícil y riesgosa.

El libre pensador al no estar condicionado por incondicionalidad alguna, termina siendo un “amigo de nadie”, un enemigo de todos, un paria, un inadaptado con el que no se negocia pues solo representa una idea y al que no vale la pena escuchar. Un ser sujeto a la prevención, a la desconfianza y a la petulante indulgencia de muchos.

Por su parte las tétricas declamatorias de todos los tipos de autoritarismos han sido las culpables de convertir en enemigos a los amigos y hermanos, transformando afectos sinceros en brutal hostilidad y paraísos en desoladores infiernos.

Por razones (¿razones?) ideológicas se han elaborado tácticas y estrategias de muerte, de crímenes y guerras.

Fantasías delirantes que, pretendiendo sembrar amor y progreso, imponen cosechas de dolor y luto, de odio y destrucción.

Emociones perversas y desbordados fanatismos incapaces de detenerse en su furia devastadora.

¿Cómo explicarse tanta continuidad de barbarie?

¿Cómo entender -sino a través de un estado colectivo de enajenación mental- el que arrogantes líderes (¿líderes?) puedan alcanzar tan absurdo poder de adhesión y reclutamiento de muchos para ejecutar tan atroz sometimiento de todos, tanto que -para colmo de absurdos- incluye a esos muchos?

¿Qué enorme patología generalizada puede llevar a dilapidar tan torpemente algo tan fugaz e irrecuperable como lo es la propia vida, entregándola al servicio de esa barbarie?

¿Cómo es que los muchos no toman conciencia de su condición de marionetas manipuladas por unos poquísimos que huirían despavoridos – o quedarían sus cuerpos convertidos en alfombras pisoteadas- con solo el pueblo salir de sus trincheras de locura para caminar unidos en contra de aquellos?

Este común denominador de comportamiento solo puede explicarse por un condicionamiento interno, contenido y embebido en la raíz de nuestras personalidades, una esencia coincidente en el carácter de cada persona, un paquete sellado de “principios (dogmas) y categorías de conducta” que obnubilan toda visión y dan específica forma al bagaje de motivaciones e impulsos subyacentes en cada persona sometiendo la capacidad de albedrío a la dependencia de un ente rector que se convierte en imprescindible. (Esta epidemia no excluye al líder, el que, al sumirse como el elegido y el depositario de la verdad y arrogarse ese espacio de poder que la comunidad subyugada le cede, no hace más que convalidar su propio y coincidente grado de locura).

Son estas cargas las que conforman la particularísima estructura de comportamiento automático y de reflejos condicionados que caracteriza a nuestras comunidades sumergidas en autoritarismos. Somos la consecuencia del cotidiano adoctrinamiento impuesto por la tradición cultural y las costumbres vigentes.

Poco puede esperarse de un pensamiento forzado a depender de tan rígido corsé de mandatos y prohibiciones.

¿Cómo reaccionar? ¿Cómo salir de estas tinieblas?

Encontrar el camino de la razón implica una ardua tarea de depuración mental, un duro trabajo individual, una batalla estrictamente personal contra toda forma internalizada de autoritarismo, llámese dogma, prejuicio, creencia o principio irreflexivo, convertidos -por adoctrinamiento cultural- en irracionales “convencimientos y/o compromisos”.

Se trata de hacer despertar la capacidad anestesiada de nuestro consciente reflexivo para invadir -con método y razón científicos- ese reducto sometido del inconsciente.

Se trata de la libertad, de la libertad mental, del despojamiento de los condicionamientos y adhesiones emocionales que desvían y acomodan -a conveniencia de lo irracional- los argumentos con los que nos explicamos lo que “es” o lo que “debe” hacerse.

Es necesario comprender en nuestro interior (no en el de los demás) la diferencia entre el pensamiento libre y el pensamiento esclavizado y -en consecuencia- animarse a atravesar la tempestad hacia la luz, lo que sabiamente observó Arthur Koestler como la “inevitable neurosis de todo libre pensador”.

Roberto Fernández Blanco

Share
Subscribe
Notify of
guest

19 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Epicardio
Epicardio
5 months ago

Un maravilloso mensaje, un perfecto «reloj despertador de conciencias colectivas». Los dominadores lo son y están por voluntad sumisa de los dominados.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

Putin no conoce el pensamiento libre. Rusia nunca fue una democracia, Putin siempre fue un esclavo hasta que decidio ser el amo de los esclavos.

Hay dos tipos de esclavos: 1. El esclavo que quiere liberarse y al hacerlo liberar a los demas esclavos. 2. El esclavo que quiere liberarse, para convertirse en el nuevo amo de los esclavos.

Putin quiere crear un nuevo Imperio Ruso segun el molde zarista o sea mezclado con la religion ortodoxa; y quiere incorporar a este nuevo imperio Ruso a los paises que fueron miembros del Imperio Zarista y los que fueron miembros de la ex Union Sovietica.

No quiere que los paises q fueron miembros de la ex Union Sovietica se unan a la Union Europea y quiere recuperar de cualquier modo a los que ya se unieron a la UE.

Como no es democratico y no sabe lo que es una democracia no le importa si los pueblos que el considera parte de Rusia, piensan lo mismo. Arrasara por terror.

Si Putin no es capturado, habra guerra generalizada en Europa en el futuro proximo o mas lejano.

Last edited 5 months ago by Maria OConnor
EL CHUMBIAO
EL CHUMBIAO
5 months ago

Muy simplista la nota y el comentario de O´Connor. Parecen conclusiones extraídas del Reader´s Digest. Algunos se quedaron con las películas de Hollywood de la década de 1950. Maniqueísmo argentino y reflexiones del ejército de salvación.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago
Reply to  EL CHUMBIAO

OK danos tu reflexion

EL BAMBINO VISIONARIO
EL BAMBINO VISIONARIO
5 months ago
Reply to  EL CHUMBIAO

jajajajaja

Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
5 months ago

Los hijos de los líderes políticos de los partidos Republicano y Demócrata Biden, Romney, Pelosi y Kerry están en los consejos de dirección de empresas energéticas que operan en Ucrania. ¿Entiendes ahora de qué va el estado fallido de Ucrania?
ELÁNGULO OSCURO
Por Juan Manuel De Prada
La otra guerra de Ucrania

No creemos que se pueda reprochar a Rusia que decida intervenir para atajar una masacre de compatriotas en el DONBASS propaganda oficial pretende que la llamada ‘guerra de Ucrania’ ha empezado con la intervención del ejército ruso. Pero lo cierto es que se trata de una guerra sistemáticamente ignorada durante ocho años por LOS medios de cretinízación de masas. Una guerra hasta ahora localizada en la región del Donbass QUE hasta diciembre de 2021-citamos datos de la ONU- había costado 14.300 muertos y 38.000 heridos, DE los cuales 3.404 muertos y más de 8.000 HERIDOS han sido victimas civiles indefensas. Además DE esta masacre silenciosa, cientos de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares; y, en general, toda la población de la REGIÓN (que se reconoce como rusa, aunque ni SIQUIERA pueda expresarse públicamente en su lengua materna) ha sido sometida a bloqueo económico y bancario. Mientras la población civil del DONBASS era asesinada por el Gobierno UCRANIANO con el patrocinio y la provisión de armas estadounidense, los medios occidentales guardaban silencio;
y las colonias europeas en especial Francia y Alemania, que se comprometieron a ello no velaban por el cumplimiento de los acuerdos de Minsk.
Pero ha bastado que Rusia, tras ocho años de muerte y destrucción, haya lanzado una ofensiva para que, de repente, nos enteremos de la existencia de una guerra ante la que durante ocho años hemos cerrado los ojos. Los medios se han apresurado a divulgar (amén de muchas fotos y videos trucados) imágenes de civiles durmiendo en estaciones de metro; pero antes han ocultado durante ocho años las imágenes de civiles del Donbass en sớtanos en ruinas, porque sus casas habían sido bombardeadas.
Desde luego, a Rusia se le pueden lanzar muchos reproches. Se le puede reprochar, por ejemplo, haber pretendido resolver una amputación de su territorio, perpetrada al socaire del colapso de la Unión Soviética, mediante unos frágiles acuerdos de paz que mantenían a millones de rusos (toda
la población del este de Ucrania) bajo la férula de unas autoridades rusófobas. También se le puede reprochar que utilice ahora una retórica antifascista (o desnazificadora) cuando antes reconoció tanto a Poroshenko como a Zelenski, quienes han sufragado y militarizado a muchos grupos de extrema derecha. Y, desde luego, se le puede reprochar también a Rusia que su respuesta militar no se haya circunscrito al Donbass y regiones limítrofes (aunque, desde luego, si hubiese dejado operativos los centros militares ucranianos, tal vez se habría desatado una guerra más cruenta).
Se le puede reprochar, en fin que acabe en fracaso (o en guerra enquistada) lo que fue concebido como una «blitzkrieg’: pues entonces todos los pases fronterizos se incorporarán a la OTAN, que así estrechará más el cerco sobre Rusia, hasta asfixiarla.
En cambio, no creemos que se pueda reprochar a Rusia que decida intervenir para atajar una masacre de compatriotas en el Donbass que dura ocho años. Cuántos muertos más eran precisos para que la intervención rusa estuviese justificada?

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

Los ucranianos nunca se sintieron rusos, Putin no lo entiende.

No se si tienes amigos o familiares ucranianos, te diran que ellos nunca fueron rusos y lo dicen desde siempre.

Last edited 5 months ago by Maria OConnor
Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

La Ucrania pro-Europa es catolica (de rito bizantino) y la Ucrania pro-Rusia es ortodoxa que son catolicos pero con muchas diferencias.

Gente Ucraniana que conozco de la parte pro-Europa me dicen que la poblacion pro-Rusa son descendientes de migrantes rusos que se enviaron durante la epoca comunista.

Putin planea una especie de teocracia o sea un sistema de Religion unida al estado; pero con los ortodoxos. Los Ucranianos pro-Europa no se sienten identificados con los ortodoxos.

Entre los grupos evangelicos de extrema derecha de EEUU (pro Trump), existe o existia una admiracion grande por Putin por tratar de unir religion-estado.

Esta epoca desnuda como nunca la realidad que los extremos ideologicos derecha e izquierda; en realidad son mas parecidos de lo que parecen y que son funcionales los unos a los otros.

Putin fue admirado hasta la invasion a Ucrania por trumpistas norteamericanos, amarillos europeos y los partidarios de Bolsonaro por derecha, y por los lideres comunistas Diaz Canel (Cuba), Maduro y Ortega.

Last edited 5 months ago by Maria OConnor
Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
5 months ago

Kennedy y Putin

 

En octubre de 1962 se produjo la llamada “Crisis de los Misiles”, cuando Estados Unidos estuvo a punto de desatar un conflicto mundial porque Rusia iba a instalar unos misiles en Cuba.

Es exactamente lo mismo que hace ahora Rusia, defenderse de que la OTAN llegue hasta sus puertas e instale bases militares nucleares junto a sus fronteras.

Entonces crearon el famoso teléfono Rojo para tener conexión directa entre los presidentes ruso y estadounidense.

Solo dos veces en la historia se llegó al estado de alarma llamado DEFCON 2 por la inminencia de una guerra nuclear en el marco de la guerra fría entre esas dos potencias.

En abril de 1961, el presidente Kennedy intento invadir Cuba, poco de habla de esto y hace sólo 60 años.

La mayoría de los jóvenes no saben nada de esto, para ellos todo en nuevo, menos lo que ven en series de conquista de América y Alemania nazi mal contadas.

En aquel momento todos los que ahora se rasgan las vestiduras con la entrada de Rusia a Ucrania, vieron lógico que EE. UU, no le hiciera gracia tener misiles a pocos kilómetros de su frontera sur.

Llevan años diciéndolo y hubo acuerdos que así lo aseguraron, se firmaron y estaban a punto de incumplirse por parte de occidente. Rusia lo denunció muchas veces pero no salió en los noticieros.

Ignorar esto en los análisis sesudos de los expertos comprados de las TVs, es extremadamente malicioso y priva al ciudadano de un debate serio igual que han hecho con el Coronavirus.

Con esta historia infantil del malo maloso Putin y los buenos “europedos” y norteamericanos, una vez más nos engañan.

Las mismas cosas, invadir o no querer misiles a sus puertas, son buenas si las hacen unos, e intolerables si las hacen otros.

Después EE. UU. Invadió cuantos países quiso o lo intentó como Corea o Vietnam, pero da igual, porque después lo blanquearon haciendo magníficas películas de arrepentimiento, con soldados valientes aunque equivocados que sufren síndromes post traumáticos porque en el fondo son sensibles y humanos.

Los setenta vietnamitas que mató cada uno, que se fastidien, no salen en las películas.

Y así nos va con esta falta de criterio aumentado por un periodismo prostituido en el cual las redacciones y platós, son casas de lenocinio informativo cuyo fin es que la población mundial tenga explicaciones sencillas pero completamente equivocadas a cualquier cosa que pase en el mundo.

Así no hace falta estudiar, ni leer, ni investigar, ni contrastar……basta con encender las TVs del NOM y todo marcha.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

Rusia no quiere bases de OTAN cerca, pero Ucrania no quiere estar bajo los rusos.

Los ucranianos del oeste siempre se sientieron mas cercanos a polacos y eslovacos.

Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
5 months ago

EL ÉXODO DE UCRANIANOS LO CREARON LOS PERIODISTAS, NO LOS RUSOS

 

La pobre gente que ha huido de sus casas en Ucrania son víctimas de los periodistas que les han hecho creer que los rusos iban a bombardearlos y matar a la gente.

Eso nunca estuvo previsto y de hecho los que se han quedado están mucho mejor que los que se han echado a los caminos en pleno invierno.

 

La propaganda anti rusa de las TV y radios de Ucrania ha creado el pánico en los habitantes de Kiev obligando a muchos a huir ignorando que podían perfectamente haberse quedado en sus casas porque los rusos están tomando objetivos estratégicos exclusivamente y nunca tocando a los civiles.

 

Igual que en la falsas pandemia se inventaron al “Asintomático” y con ese personaje ficticio sembraron el pánico, ahora han creado al “refugiado” que huye de lo que le contaron que pasaría pero que en realidad nunca llegó a ver.

 

Esto es muy grave. Lean en lo blanco, observen que dan cifras de “refugiados” cuando si fuera tan grave como dicen hablarían de “muertos”.

Cambiar muertos por “contagiados” en un caso y por “refugiados” en el otro para inclinar a la opinión emotiva pública mundial hacia donde ellos quieren es la misma estrategia narrativa.

 

Asustando a la población ucraniana con los medios de comunicación durante las semanas previas diciéndoles sin parar que “vienen los rusos y le van a matar”, han creado una diáspora que es el auténtico problema humanitario. De nuevo mata más el miedo difundido por los medios que los rusos o el virus. Los males del mundo ahora mismo son los falsos periodistas vendidos.

 

Los ucranianos que han tenido la sensatez de no hacer caso a los medios están en sus casas mucho mejor que los que están pasando frío con sus niños en los campos. Tienen carencias, si, pero también paredes, calefacción, comida, agua y amigos. Los que hicieron caso a las TV están pasándolo muy mal por haber tenido miedo, no por los rusos.

 

Y vuelvo a insistir, explicar esto no significa que me parezca bien entrar en un país vecino con las armas. Pero creo firmemente que si no se analizan los problemas con todas sus connotaciones y contextos reduciendo cualquier conflicto mundial a un relato infantil de buenos y malos nunca llegaremos a soluciones eficientes.

 

Como en todos los temas el Globalitarismo crea dicotomías de blanco o negro, conmigo o contra mí, cercenando el pensamiento inteligente. Esto lleva a cronificar todos los problemas porque jamás se profundiza en las causas de forma científica.

 

Lo hacen con la desigualdad, la inmigración, la ecología o el racismo entre otros temas.

Esta actitud prepondera el que los que la practican queden bien ellos pero nunca consigan arreglar nada.

 

El análisis valiente y desacomplejado de cualquier problema humano es imprescindible para solucionarlo.

Lo políticamente correcto así como el impedir que los analistas valientes sean objetivos presionándolos con el ostracismo si osan matizar algo, tiene un resultado evidente: jamás se arregla nada.

 

Ahí entran las ONG, que viven del problema, crecen si este lo hace, y pierden su razón de ser si lo solucionan. Por eso siempre lo exageran para darse importancia y recibir más subvenciones de gobiernos y fundaciones (muchas de George Soros).

 

Y en esta rueda de hámster se ve envuelta la gente bien pensante que pasa de sentir pena por una cosa a sentir pena por otra mientras no ve que por debajo las víctimas reales son ellos.

 

Observando bares, una actividad fascinante que recomiendo, me he dado cuenta de que todos los alcohólicos se consuelan observado algo, siempre hay otro que bebe más.

 

La mente humana es proclive a olvidar que tiene el cuerpo lleno de trombos por haberse inoculado, que cada mes todo es más caro y que le están arruinando la vida, y fijarse en el sufrimiento de otros que ve lejanos. Pensar en los “pobres ucranianos” les hace olvidar lo que se han metido en las venas. 

Soldados rusos repartiendo alimentos entre la población ucraniana. Esto es lo que no quieren que sepas.


Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
5 months ago

El líder checheno ofrece sus tropas a Putin para el «cuerpo a cuerpo» de los inminentes asaltos a Jarkov y Kiev. Actualmente hay 12.000 soldados en Ucrania.
(A mi entender, esto viene a ser un aviso a las tropas ucranianas y paramilitares de lo que se les viene encima, pues los chechenos, que son musulmanes, son conocidos por su arrojo).
https://www.rt.com/russia/551246-kadyrov-chechen-troops-ukraine-plea/

Asi estaban bombardeando a Lugansk en año 2014.
https://youtu.be/dDbl9C8Xg04

Zelensky ayer dando los comentarios a los periodistas. BORRACHO! Mientras el pueblo esta sin comida y agua en los ciudades bloqueados.
https://t.me/RosselloCM/59370

URGENTE UCRANIAhttps://s.w.org/images/core/emoji/13.1.0/svg/203c.svg

https://s.w.org/images/core/emoji/13.1.0/svg/203c.svgCARTÓN LLENOhttps://s.w.org/images/core/emoji/13.1.0/svg/203c.svg

«TOTALMENTE BORRACHO», FRENTE A MILLONES DE ESPECTADORES, VOLODYMYR ZELENSKY, CONCEDIÓ ANOCHE UNA BOCHORNOSA ENTREVISTA TELEVISIVA.
EN TOTAL ESTADO DE EBRIEDAD, Y COCAINA ZELENSKY MANDA A LA MUERTE A MILES DE SOLDADOS UCRANIANOS, USA DE ESCUDOS HUMANOS A LOS NIÑOS RUSOS, Y BOMBARDEA POBLACIÓN CIVIL… ÉSTA ES LA «MORAL» DEL PRESIDENTE DE UCRANIA, UN SATÁNICO JUDEOSIONISTA, SIN ESCRÚPULOS!!!

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

El zar Putin fue defendido por Trump, Bolsonaro, Ortega, Maduro, Lukashenko. Lo que tienen todos en comun es la tendencia al pensamiento absolutista sea por izq o derecha.

Victor
Victor
5 months ago

Si sr roberto fernandez blanco usted tiene mucho q enseñarle a Rusia.

Maria O'Connor
Maria O'Connor
5 months ago

Rusia nunca fue una democracia. Ni bajo los zares, ni bajo el marxismo, ni despues de la caida del Muro de Berlin.

Rusia y Ucrania: cómo la “humillación” rusa por la desintegración de la URSS ayuda a explicar las ambiciones expansionistas de Putin – BBC News Mundo

Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
5 months ago
Reply to  Maria O'Connor

Como si en el resto del mundo hubiese Democracia.

La otra guerra de Ucrania, sistemáticamente ignorada por los medios durante ocho años

7 Marzo 2022

Por Juan Manuel de Prada

La propaganda oficial pretende que la llamada ‘guerra de Ucrania’ ha empezado con la intervención del ejército ruso. Pero lo cierto es que se trata de una guerra sistemáticamente ignorada durante ocho años por los medios de cretinización de masas. Una guerra hasta ahora localizada en la región del Donbass que hasta diciembre de 2021 – citamos datos de la ONU – había costado 14.300 muertos y 38.000 heridos, de los cuales 3.404 muertos y más de 8.000 heridos han sido víctimas civiles indefensas. Además de esta masacre silenciosa, cientos de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares; y, en general, toda la población de la región (que se reconoce como rusa, aunque ni siquiera pueda expresarse públicamente en su lengua materna) ha sido sometida a bloqueo económico y bancario.

Mientras la población civil del Donbass era asesinada por el Gobierno ucraniano -con el patrocinio y la provisión de armas estadounidense-, los medios occidentales guardaban silencio; y las colonias europeas -en especial Francia y Alemania, que se comprometieron a ello- no velaban por el cumplimiento de los acuerdos de Minsk. Pero ha bastado que Rusia, tras ocho años de muerte y destrucción, haya lanzado una ofensiva para que, de repente, nos enteremos de la existencia de una guerra ante la que durante ocho años hemos cerrado los ojos. Los medios se han apresurado a divulgar (amén de muchas fotos y videos trucados) imágenes de civiles durmiendo en estaciones de metro; pero antes han ocultado durante ocho años las imágenes de civiles del Donbass en sótanos en ruinas, porque sus casas habían sido bombardeadas.

Desde luego, a Rusia se le pueden lanzar muchos reproches. Se le puede reprochar, por ejemplo, haber pretendido resolver una amputación de su territorio, perpetrada al socaire del colapso de la Unión Soviética, mediante unos frágiles acuerdos de paz que mantenían a millones de rusos (toda la población del este de Ucrania) bajo la férula de unas autoridades rusófobas. También se le puede reprochar que utilice ahora una retórica antifascista (o ‘desnazificadora’) cuando antes reconoció tanto a Poroshenko como a Zelenski, quienes han sufragado – y militarizado – a muchos grupos de extrema derecha. Y, desde luego, se le puede reprochar también a Rusia que su respuesta militar no se haya circunscrito al Donbass y regiones limítrofes (aunque, desde luego, si hubiese dejado operativos los centros militares ucranianos, tal vez se habría desatado una guerra más cruenta). Se le puede reprochar, en fin, que acabe en fracaso (o en guerra enquistada) lo que fue concebido como una ‘blitzkrieg’; pues entonces todos los países fronterizos se incorporarán a la OTAN, que así estrechará más el cerco sobre Rusia, hasta asfixiarla.

En cambio, no creemos que se pueda reprochar a Rusia que decida intervenir para atajar una masacre de compatriotas en el Donbass que dura ocho años. ¿Cuántos muertos más eran precisos para que la intervención rusa estuviese justificada?

 

Roberto Fernández Blanco
Roberto Fernández Blanco
5 months ago

Estimado Estanislao Zeballos ¿No cree Ud. que lo más sano y productivo hubiera sido invertir el costo de esta guerra en trasladar a los rusos de Ucrania a ser rusos en Rusia, evitando esta masacre y destrucción?.
Permítame incluirle mi comentario a mi anterior artículo dirigido a Putin:
*Vladimirovich, hay dos formas de conquistar, una es por “seducción” y la otra por “sumisión”.
Seducción implica usar el método romántico, el varón con un ramo de flores, una caja de bombones, una Ferrari, una serenata o un buen poema/verso
La mujer con técnicas de atracción e insinuación.
Se trata de persuadir con halagos o atracción física.
El método de sumisión trata de imponer un vínculo, forzar una dependencia sustentada por miedo. Lo usaban los primitivos como fieras en busca de su presa, con un garrote en una mano y con la otra arrastrando a la elegida tomándola de los pelos.
Los modernos son los violadores, los que no han podido evolucionar psíquicamente. Son invasores. En lugar de un ramo de flores se presentan con una kalashnikov AK en el hombro.
Es más productivo el camino de la seducción.
Nunca es tarde. Nada supera a un buen vínculo natural, por sincronización espontánea (no forzada) de los respectivos pathos, esto es, por simpatía.
Mediante el temor se somete por un tiempo hasta que se genera la inevitable rebeldía y sublevación.

Estanislao Zeballos
Estanislao Zeballos
5 months ago

Comparto su artículo; sucede que lo de Ucrania, no es como lo pintan. Hay escuadrones de mercenarios venidos de EE. UU. entre otros y son los que usan a los ucranianos como escudos.
Para los que todavía no se han enterado de quién nos libró de la plaga del terrorismo islámico.
Habitantes de las ciudades sirias de Alepo, Homs y Damasco salen a la calle con banderas rusas a hacer la «Z»: símbolo de las fuerzas armadas rusas.
https://twitter.com/chi_hinm/status/1501553628426997766?s=2

ENORME VICTORIA PATRIOTA
EL «GRAN RABINO DE UCRANIA», ABANDONA KIEV Y ESCAPA A ISRAEL  JUNTO A CIENTOS DE «COBARDES SIONISTAS» QUE HUYEN COMO RATAS DEL BARCO QUE SE HUNDE.
MIENTRAS EL PRESIDENTE DE UCRANIA, EL SANGUINARIO JUDEOSIONISTA ZELENSKY, USA A LOS NIÑOS UCRANIANOS COMO ESCUDOS HUMANOS… TODA LA «MAFIA SIONISTA DE KIEV», ABANDONA UCRANIA.

DOS REFLEXIONES:

LA «MAFIA SATÁNICA UCRANIANA» HA CAÍDO… Y LOS «ENEMIGOS DE LA HUMANIDAD» BUSCAN REFUGIO EN SU ÚLTIMO BASTIÓN SIONISTA, EL «ESTADO GENOCIDA DE ISRAEL»

LO MISMO PASÓ EN ARGENTINA EN 1982, DURANTE LA «BATALLA INCONCLUSA» DE MALVINAS… «NI UN SÓLO JUDÍO COMBATIÓ EN ESA GUERRA». BUSQUEN EN LOS REGISTROS OFICIALES DEL GOBIERNO ARGENTINO…. EN 1982, TODOS LOS HEBREOS EN EDAD DE COMBATIR… HUYERON A ISRAEL

LA ÚNICA VERDAD, ES LA REALIDAD!!!

https://s.w.org/images/core/emoji/13.1.0/svg/203c.svg

CELEBREMOS ESTE GRAN TRIUNFO
https://s.w.org/images/core/emoji/13.1.0/svg/203c.svg

DIFUNDE LAS VICTORIAS
https://s.w.org/images/core/emoji/13.1.0/svg/203c.svg

https://uacd.tv/video/documental-censurado-en-europa-sobre-lo-que-hacia-ucrania-mientras-el-mundo-miraba-a-otro-lado/

Julio Roca
Julio Roca
4 months ago

El escritor ignora el uso del algoritmo como herramienta de captación de ideas. Las orienta capturando víctimas. Las maneja de una manera que lo beneficia con una gran audiencia. El nuevo tirano se llama ALGORITMO. Y sus víctimas son todos aquellos que creen que todos piensan igual que el. Los agrupa y los.conduce adonde quiere. La nueva libertad es huir de las garras de aquellos que se titulan promotores de las libertades . Que nos hacen creer que somos libres con solo seguirlos a ellos.