Argentina insiste en imponer a Uruguay el bloqueo a las Falkland Islands

Argentina quiere que el actual gobierno uruguayo no permita que aviones militares del Reino Unido aterricen en sus aeropuertos en su ruta hacia y desde las Malvinas y que tampoco se puedan abastecer tanto aviones como barcos que cumplan esa ruta, en Montevideo.

Quiere, además, estar en alerta por la relación de los orientales y británicos, que suelen realizar ferias y misiones comerciales en un lado y otro y en la que las islas son tratadas con una categoría similar a las de un estado y como Falkland Islands.

Con todo, durante el bloqueo que el kirchnerismo le aplicó a las islas entre 2003 y 2015, los barcos que precisaban de sus puertos fueron recibidos igual pero camuflados.

A los argentinos les lavan el cerebro en la escuela para que acepten sin chistar el eslogan LAS MALVINAS SON ARGENTINAS. Y levanten banderitas en balcones de gobiernos que se caen a pedazos cuando acuden a ese lema.

La verdad es que de acuerdo a la legislación internacional, LA TIERRA ES DE SUS POBLADORES. Rige el principio de autodeterminación de los pueblos, y el pueblo de las Falkland-Malvinas, el que lo habita actualmente, tiene 9 generaciones de abuelos que la trabajaron y hoy duermen en su suelo, y sus hijos les continuarán. Y ellos quieren ser británicos. A la larga serán independientes adheridos al Commonwealth. Las poblaciones no se pueden tocar, ni presionar, ni trasladar, ni molestar de ninguna manera, y quien lo haga comete delito de lesa humanidad.

La historia puede escribirse y reescribirse de mil modos. Hay tantos argumentos a favor como en contra de Argentina (en realidad nunca hubo población argentina afincada en forma estable en las islas, esta población es la única que hubo allí en toda la historia). Los argumentos geográficos son traídos de los pelos, pues el mar territorial llega a las 200 millas según la ley y Malvinas está a 450. Al pueblo argentino le han versado para usarlos como carne de cañón.

Hoy con un nuevo gobierno que defiende la dignidad nacional y actúa con transparencia, es hora de que Uruguay acepte el derecho del mundo real en el que vivimos hoy y tender un puente cultural, comercial y político con los isleños para ser amigos y socios.

Un detalle no menor: Argentina quiere que Inglaterra se siente a negociar, pero dice que la soberanía es innegociable. Es una contradicción en los términos, que autoriza a Inglaterra a no sentarse.

Argentina debe decidir cuál es el orden de discusión en lo que respecta al asunto Malvinas: ¿se trata de la soberanía o de la participación en las riquezas petroleras existentes en el subsuelo? Si Buenos Aires acaso decidiera poner sobre la mesa primero el tema de la soberanía, perderá en la resolución final del conflicto pues discutir la soberanía ya o nada, es perfecto para los ingleses, pues responderán “nada”.

En relación a la imagen internacional de la Argentina, hoy en día, los habitantes de Malvinas no desean imaginar su futuro, una instancia en la cual Buenos Aires los trataría tal como lo hace con sus provincias y con el Uruguay.

Tan contradictoria es la Casa Rosada, que exigen a la República Oriental del Uruguay un bloqueo contra Malvinas cuando, 25 años después de terminada la guerra, en 2007, las legislaturas de Chubut y Santa Cruz prolongaron hasta 2047 la concesión en Cerro Dragón, que incluye parte del Mar Argentino, a Pan American Energy (Carlos Bulgheroni), una empresa conjunta compuesta por British Petroleum en un 60% y Bridas en un 40%.

Además, British Petroleum -con sede en Londres- cuenta, dentro de su flota al buque British Ruby, que participó en la carga de Gas Natural Licuado (GNL) hasta el Puerto de Bahía Blanca para regasificar a bordo del Express, de bandera belga.

También están los grupos accionarios relacionados a la minería en la Argentina; me refiero puntualmente a las firmas controlantes del 76 por ciento del paquete accionario de Barrick Gold, que opera numerosos yacimientos argentinos, que exhibe el 33% de la petrolera Rockhopper Exploration y de Borders & Southern Petroleum, el 25% de Desire Petroleum y el 37,8% de Falkland Oil and Gas. (NA).

Un tercer acto contradictorio, entre otros, es que los Tratados de Paz argentino-británicos relativos a la soberanía de las Islas Malvinas, instrumentados en el Acuerdo de Madrid que se firmara el 15 de febrero de 1990 (ocho años después de la guerra), otorga beneficios de garantía de inversión de nación más favorecida a innumerables empresas británicas que en la actualidad operan en territorio continental argentino. Mediante la Ley Nº 24.184 para la Promoción y Protección de Inversiones Británicas, promulgada el 24 de noviembre de 1992, se ratificaron los convenios suscriptos.

Uruguay debe tener presente cuál será el orden de discusión del tema Malvinas por parte de su vecino, si es soberanía primero y distribución de riquezas después, Montevideo debería alejarse del compromiso, pues Buenos Aires deberá elaborar una estrategia en la cual el punto primero sea la negociación por las riquezas y el acercamiento hacia los isleños.

Hoy, para el mundo, Argentina, diplomática y políticamente no es confiable, y los isleños y el Reino Unido se preguntan cómo sería posible llegar a un acuerdo con gente que no cumple y cambia de parecer permanentemente. Uruguay está padeciendo esta realidad en este momento, en virtud de pactos incumplidos que firmaran, los gobiernos del Frente Amplio, con la Casa Rosada.

Argentina es contradictoria, con lo que le pretende exigir al gobierno del Dr. Lacalle, es así que durante muchos años, posteriores a 1982, han ingresado a puertos argentinos numerosos buques británicos.

Después del ingreso del buque británico British Ruby, ingresó un nuevo barco inglés con Gas Natural Licuado al puerto de Ingeniero White (Rep. Argentina).

La novedad es que el British Emerald, que ya ha operado en andana con el regasificador Express en el muelle de Compañía Mega, es el segundo buque de bandera inglesa que llevó Gas Natural Licuado para regasificar en menos de dos semanas al puerto bahiense de la República Argentina.

Además, en esos momentos, había arribado el British Trader, junto al Emerald, integrantes de la flota de British Petroleum. Ambos barcos tienen como puerto de registro al de Douglas, en la isla de Man, territorio británico bajo cuya bandera llegó, el buque British Ruby, en febrero de 2012, en plena escalada entre el gobierno argentino y el británico por la soberanía de Malvinas, dos meses antes del trigésimo aniversario del inicio de la guerra por las islas.

Y mientras el gobierno argentino, pretende prohibir el aterrizaje de aviones británicos en Uruguay y los atraques, abastecimientos y reparaciones de buques británicos, Argentina los recibe y cobra por ello.

A todo lo mencionado anteriormente, se debe recordar otro arribo de buques británicos a puertos argentinos con la llegada al puerto La Plata (República Argentina) de dos buques ingleses con bandera noruega afectados a una misión exploratoria de búsqueda de petróleo en la cuenca oeste de Malvinas.

Se trata de los barcos “Normand Baltic” y “Normand Skarven”, que ingresaron al puerto La Plata, que funciona en Ensenada.

Ante tanto entreguismo de los 15 años de gobiernos frentistas, ante la falta de respeto a nuestra dignidad nacional, ante tanta ignorancia gubernamental, sin que me lo pidan me permito un consejo: es una verdad de Perogrullo que en la vida: pública, privada o política no se debe entrar donde no se sabe cómo salir.

Tal como lo expresara quien esto escribe en artículos anteriores, mencionando acuerdos de historieta, y nunca acuerdos históricos.

En el ámbito diplomático, según información que he intercambiado con personas muy allegadas a los gobiernos de Reino Unido y EE.UU., se refiere que la Argentina no se encuentra en condiciones de presionar y habría que preguntarle al gobierno argentino, hasta cuándo considera que debemos continuar acompañando el bloqueo que su país se esfuerza en interponer contra las Islas Malvinas.

Como dije antes, el gobierno de Buenos Aires ya no se encuentra en posición de vender más expectativas a su pueblo y a América Latina; es menester que se proponga desarrollar una política de Estado hacia adentro, y fortalecerse hacia el exterior si es que pretende superar diplomáticamente al Reino Unido.

Uruguay, por su parte, debería elaborar una política en relación a este tema, que involucre a la totalidad del espectro político y sus partidos.

Todo esto, parece bastante para quitar el sueño, pero no es todo, personalmente tengo una sensación, como todos tienen la suya y siendo sensación no se demuestra solo se cuenta: me pica, me duele, es muy salado, veo que nuevamente pretenden dominarnos, siento que intentan seguir con aquello de que, tu me das y yo te doy, que un encumbrado ex presidente lo menciona cada tanto, sin haber reaccionado, el gobierno argentino, que hoy Uruguay está gobernado por un presidente, Luis Lacalle Pou, que gobierna con total transparencia y dignidad, defendiendo la soberanía y los valores patrios.

Jorge Azar Gómez

Ex representante de Uruguay ante ONU

Share
Subscribe
Notify of
guest
13 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
juan assanelli
juan assanelli
3 months ago

Desde la gobernación del cabildo Las Malvinas estuvieron supeditadas al puerto de Montevideo Durante mucho tiempo hubo personal uruguayo habitando en las islas en parte del territorio comprado por Samuel Lafone Comerciante ingles con sede en Montevideo e intereses económicos en Argentina..La argentina no tiene ningun derecho sobre las islas ,quienes tienen el derecho son sus habitantes ; ellos eligen ser británicos no veo razón porque nosotros debamos ignorarlos porque a Buenos aires d se les ocurra Es mas Veo con buenos ojos que nuestro pais haga acercamiento y comercio como antes fue con las islas.Ya que en parte son también uruguayas .

gac
gac
3 months ago
Reply to  juan assanelli

INFORME KERSHAW, emanado del Comité ad- hoc de la Cámara de los Comunes, en 1983(a sólo un año de la guerra): reconoce que los británicos no descubrieron las islas -ya el documento R (DFS) 4146/66 de los Servicios Británicos de Información habían admitido eso, además del tardío y efímero establecimiento(PºEgmont) del siglo XVIII y la violenta usurpación de 1833-, avanza en nuevos reconocimientos (”estoppel”) al caso argentino. Así enuncia (párrafo 2.14) ”Si pudiera demostrarse que la Argentina sucedió sin interrupción en su título respecto de las Malvinas, y que efectivamente ejerció sus títulos hasta 1833, el reclamo argentino respecto de las islas, en 1833, tendría un peso considerable”
y(párrafo 2.15) concluye: ”Debemos concluir que el peso de la evidencia habla a favor de que los títulos argentinos respecto a las islas eran, al momento de la ocupación británica de 1833, de mayor sustancia que los que sostienen o han sostenido las fuentes oficiales del Gobierno del Reino Unido”

gac
gac
3 months ago
Reply to  juan assanelli

Duque de Wellington, primer ministro británico en 1834: “he revisado todos los papeles relativos a las Malvinas. De ninguna manera encuentro claro que alguna vez hayamos sido titulares de la soberanía de dichas islas”. 

Sidney Spicer, titular del Departamento América del Foreign Office en 1910: “…la actitud del gobierno argentino no es enteramente injustificada y nuestra acción ha sido algo despótica”. 

R. Campbell, secretario asistente del Foreign Office en 1911: “quién tenía el mejor derecho al tiempo que nosotros anexamos las islas? Yo pienso que el gobierno de Buenos Aires […] Nosotros no podemos hacer fácilmente un buen reclamo y astutamente hemos hecho todo lo posible para evitar discutir el tema en la Argentina”. 

Sir Malcolm A. Robertson, embajador británico en Buenos Aires en 1928: “las reclamaciones argentinas a las islas Malvinas en ninguna forma son sin fundamentos”…”el caso inglés no es lo suficientemente fuerte como para afrontar una controversia pública”. 

George Fitzmaurice, consejero legal de la cancillería inglesa en 1936: “Nuestro caso posee cierta fragilidad” …” debemos sentarnos fuerte sobre las islas, evitando discutir, en una política para dejar caer el caso”. 

John Troutbeck, alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores británico en 1936: “…nuestra toma de posesión de las islas Malvinas en 1833 fue tan arbitraria […] que no es por tanto fácil de explicar nuestra posición sin mostrarnos a nosotros mismos como bandidos internacionales”.

gac
gac
3 months ago
Reply to  juan assanelli

“Ocurren aquí las miserables Islas Malvinas, donde no se da trigo, donde no crecen árboles, islas abatidas por los vientos, que desde 1841 nos han costado nada menos que 45.000 libras esterlinas, sin retorno de ninguna clase ni beneficio alguno. Decididamente soy de parecer que esta inútil posesión se devuelva desde luego al Gobierno de Buenos Aires que justamente las reclama”. 25 de julio de 1848, Sir William Molesworth , Cámara de los Comunes Británica

Horacio
Horacio
3 months ago

Discurso masón, instando a Uruguay que asuma y proclame oficialmente el rol de isla Tortuga que le asignó su amo imperial.

gac
gac
3 months ago

Rosalyn Higgins, jurista británica, ex Abogada de la Reina (Queen’s Counsel)ex presidente de la corte internacional de justicia de La Haya, en su libro “Problems and process” en el capitulo séptimo acerca del principio de la libre determinación dice:”…debe decirse que el sujeto territorial viene en primer lugar, hasta tanto no sea determinado a quien pertenece la soberanía(de las Malvinas) no es posible esclarecer si los habitantes tienen o no derecho a la libre determinación.”

gac
gac
3 months ago

el término ”pueblos” es circunscrito por la Declaración
sobre la Concesión de independencia a los Países y pueblos coloniales de la ONU,en el
párrafo 6 que dice ”cualquier esfuerzo apuntado a la ruptura
parcial o total de la unidad nacional y la integridad territorial
de un país es incompatible con los propósitos y principios de
la Carta de las Naciones Unidas”.Cuando Gran Bretaña impulsa un referéndum en Gibraltar en septiembre de 1967 para que los residentes escojan entre la soberanía británica o española, el Comité Especial adoptó una resolución que sostiene que el referéndum contradice las provisiones de la Resolución 2231 (XXI) de Asamblea General la cual solicita ”con premura la descolonización de Gibraltar”
Mas tarde ese año, la Asamblea General adoptó una resolución casi idéntica por
el voto de 73 a 19, con 27 abstenciones. El preámbulo de esta resolución aplicó la
Resolución 1514 (XV), divida en párrafos 6, (la provisiones sobre integridad territorial),a la situación de Gibraltar. Esto significa que, por lo menos en Gibraltar,consultar a la población de un territorio acerca de sus propios deseos viola la prohibición contra la ruptura de la integridad territorial y la unidad nacional.Esto es particularmente importante en luz de las similitudes entre la situación en Gibraltar y de Malvinas.
Las resoluciones de la ONU
desde 1965 han estado al lado de la demanda Argentina y
contra la posición de Gran Bretaña en términos casi idéntico
a las resoluciones de Gibraltar, llamando a las negociaciones
entre Argentina y Bretaña para terminar la presencia colonial y meramente ”teniendo presente el interés” de la población local. Ni las resoluciones
sobre Gibraltar ni las de Malvinas incluyen provisiones que requieran libre
determinación. De hecho en 1973 la Asamblea aprobó una nueva resolución en la
que aceptó la disputa argentina explícitamente que ”la manera de acabar con esta
situación colonial es la solución pacífica del conflicto de soberanía” (o sea el traslado
de soberanía a Argentina) y expresó la Asamblea ”la gratitud para los esfuerzos
continuos hechos por el Gobierno de Argentina, de acuerdo con las decisiones
pertinentes de la Asamblea General, para facilitar el proceso de descolonización”.
La posición Argentina está inicialmente basado en una demanda a título histórico
que se origina antes de 1833 (cuando las islas se volvieron una colonia
británica), e invoca el párrafo 6 de la Resolución 1514 sobre integridad territorial,
Argentina entiende que la población que vive ahora en las islas no tiene ningún
derecho a la libre determinación porque ellos son una población colonial que
reemplazó a los anteriores y legítimos habitantes argentinos. Estos argumentos
han recibido un aplastante apoyo en la Asamblea General.

gac
gac
3 months ago

profesor italiano Antonio Cassese en su obra “Self-determination of peoples. A legal reappraisal”, expresa con toda claridad que, y cito: “los habitantes… De las Malvinas/Falkland… Son esencialmente de origen colonial (esto es, británicos)”

gac
gac
3 months ago

El jurista uruguayo Gros Espiell dice: “La integridad territorial del Estado argentino fue rota por la agresión británica de 1833 y una parte de su territorio fue escindida, de hecho, del territorio nacional. Por lo tanto, el respeto del principio de libre determinación, tal como ha sido regulado por las Naciones Unidas, obliga a reintegrar ese territorio -en el que no vive un pueblo- a su legítima soberanía, para que el pueblo del Estado argentino ejerza su derecho de libre determinación en todo el territorio del Estado”.

gac
gac
3 months ago

El distinguido jurista uruguayo Dr. Jiménez de Arechaga, (ex-miembro y presidente de la corte internacional de la Haya), en su obra “El derecho internacional contemporáneo”, expresamente señala que, por estas razones, el caso Malvinas constituye, precisamente, uno de estos casos de excepción al principio de libre determinación donde “la Asamblea General ha requerido a los estados interesados que negocien la cuestión de soberanía y la transferencia del territorio, y se ha negado a aceptar los efectos de un referendum o consulta a los actuales habitantes…”

Sergio
Sergio
3 months ago

Excelente gac su resumen!!! no tengo duda alguna de nuestros derechos sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwichs del Sur.
Pero convengamos que Don Jorge Azar dice unas cuántas verdades con respecto a la actitud ambivalente de nuestros gobiernos.
La “doble moral” es un plato bien argentino…

gac
gac
3 months ago
Reply to  Sergio

los gobiernos trabajan para el enemigo

gac
gac
3 months ago

”Traidores fueron los uruguayos, no los chilenos” Aldo Rico, VGM Comando Compañía 602, condecorado al mérito militar por acciones en Monte Wall. https://www.elobservador.com.uy/nota/-los-ingleses-recibieron-mas-ayuda-de-los-uruguayos-que-de-chile-20124220370