De muertos y…

En esta curiosa Argentina que hemos sabido construir, las causas judiciales que nacieron de muertes horrendas e inexplicables, a veces, casi por milagro, resucitan. Se debe a la presión de la sociedad y de los medios, pero en particular de algunos corajudos y honestos miembros del poder judicial.

Un poco de memoria: el atentado terrorista a la AMIA del 18/7/1994, dejó 85 muertos, que siguen esperando justicia. Hace ya 22 años y 5 meses. Tiempos del gobierno de Menem, en la SIDE Hugo Ansorreguy, el juez Galeano, el reducidor de autos Carlos Telleldin y más.

¡Los US$ 400.000! Se fue, se vino y se volvió a ir. No pasó nada. Los muertos de la AMIA no pueden descansar en paz. En el 2004, Néstor K, dispuesto a averiguar la verdad sobre el atentado, creó una unidad especial y nombró al fiscal Alberto Nisman a cargo, porque ya estaba siguiendo el caso.

En el 2006 Nisman llegó a la conclusión que el gobierno iraní planificó el atentado y que este fue ejecutado por Hezbollah. Pidió captura internacional y alertas rojas a Interpol. Ese año, ante la asamblea general de la ONU, Néstor K le exigió a Irán la entrega de los acusados. Desde 2007 hasta el 2012, Cristina reiteró ante la ONU el pedido.

El 27/1/2013, se firmó en Addis Abeba (Etiopía), el Memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán, para dilucidar el atentado a la AMIA. Los acusados iraníes debían ser juzgados en Irán, en una ¿comisión de la verdad? Los senadores y diputados argentinos lo votaron (FPV).

Ahmadinejad lo firmó, pero no lo envió a su parlamento. El hecho, por parte de Argentina fue inexplicable, lo es hasta el día de hoy. Sólo la idea de negociar muertos por el comercio que fuere, es inadmisible. Pero se hizo. Nisman quedó descolocado.

El 14/1/2015, Nisman presentó su denuncia contra Cristina K, Timerman, D’Elía, Esteche y otros, por el Memorándum, acusándolos de “traidores a la patria”. La denuncia le cayó al juez Ariel Lijo, que se excusó. Pasó a Servini de Cubría, que no habilitó la feria, de ahí pasó al juez Sebastián Ramos, que también se excusó. La Cámara Federal se la pasó al juez Daniel Rafecas.

Rafecas de vacaciones, recién se hizo cargo el 20/2/15, 2 días después de la muerte de Nisman. El fiscal Gerardo Pollicita pidió 49 medidas de prueba. Rafecas, después de leer las 300 páginas de la denuncia y escuchar cientos de grabaciones (¿lo hizo?), desestimó la denuncia. Y la causa también murió. Nisman tampoco descansa en paz.

Cambió el gobierno el 10/12/2015. Cambió el poder judicial. No sus integrantes, pero sí su manera de ver los hechos. Y con la DAIA como querellante y el coraje de los jueces Mariano Borinski y Gustavo Hornos, (Cámara de Casación Penal), y María Figueroa, se reabrió la causa.

¿Cómo es posible que Nisman se haya suicidado en el baño, disparándose desde atrás (un verdadero acróbata) y que no hayan quedado vestigios de pólvora en su mano? Supongamos que sí, que todos esos disparates fueron verdad, que se suicidó porque se dio cuenta que la denuncia no estaba fundada en nada serio (versión de los K), ¿entonces por qué no nos dejan conocer esa “ridícula” denuncia? No se explica.

La realidad es que el Memorándum fue una vergüenza nacional. Como la muerte de Nisman (que tenía 10 custodios… ausentes), para que no se presentara ante el congreso el día 19. Lo que se hizo en el departamento de Nisman ya muerto, lo que no se hizo con las pruebas, los desaguisados de la fiscal Fein, todo grita ¡homicidio! ¿A quienes les convenía Nisman muerto?

Respuesta fácil. Ayer, Pollicita imputó por encubrimiento en la causa AMIA a Julio De Vido, Carlos Zannini, Oscar Parrilli y Angelina Abbona (ex procuradora del tesoro), ninguno de ellos denunciados por Nisman. Ojalá se llegue a la verdad con el atentado a la AMIA y con la muerte de Nisman.

No sólo los muertos merecen descansar en paz, hay toda una sociedad que merece tener la tranquilidad de saber que hay Justicia en la Argentina.

Malú Kikuchi

La caja de Pandora

21 comments for “De muertos y…

  1. Mauri
    12/02/2017 at 3:31 PM

    Sra. no solo el juico de AMIA, lamentablemente aun está en veremos….el del Correo Central, menos mal que de un plumazo, con el gobierno de Macri, finalmente lo cerraron…….

  2. Javierferrero
    12/02/2017 at 4:09 PM

    La sociedad tiene la seguridad de saber que NO HAY justicia en la Argentina

    Existe un sistema de tramites administrativos-burocrático extremadamente lentos y complejos que jamás brindan una solución justa a los problemas planteados.

    En el caso de la llamada “justicia penal” el trámite está hecho para asegurar la impunidad de los culpables.

    Por lo tanto resulta inutil y una evidente pérdida de tiempo, reclamar por el esclarecimiento de hechos como la AMIA, la muerte del fiscal Nismal, el Memorandum con Iran o cualquier otro delito que haya tenido o no, difusion publica.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      12/02/2017 at 6:24 PM

      Correcto.
      Así funciona la Cosa.., y si hay dudas…, ¡¡a la pruebas me remito!!

      Guille

      • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
        12/02/2017 at 6:26 PM

        Y así funcionará, mientras sigamos insistiendo en tomar el “60” para llegar a Puente la Noria.

        Guille

  3. patricio
    12/02/2017 at 4:49 PM

    ¿Y la Embajada, y Rio Tercero,y los muertos por el contrato con Siemens, y…y…y?

  4. Belugablanca
    12/02/2017 at 4:50 PM

    Malú, la justicia tampoco “llegó” a tiempo al atentado al comedor de policía Federal ( 28 muertos, y 43 mutilados y heridos), al microcine del Ministerio de planeamiento (11 muertos, incluyendo niños y mujeres y 15 heridos y mutilados) y las más de 1000 víctimas inocentes asesinadas por la guerrilla montonera y erpiana,y los conseguientes heridos inocentes que suman más de 2.000 y que el estado Argentino los tiene totalmente olvidados.
    En los libros del Colegio Secundario no se hace ninguna mención a los actos cruentos y salvajes cometidos por las organizaciones guerrilleras.

    • Ctpan Ros
      12/02/2017 at 8:23 PM

      Coincido plenamente contigo.

    • petercat
      13/02/2017 at 11:29 AM

      Irónicamente declaro que, muy posiblemente, en los libros de estudio tanto primario como secundario, no hablan nada, absolutamente nada de todas estas barbaridades porque simplemente han decidido no gastar plata en tinta y papel para escribir …………… Pero hablando en serio, es una enorme vergüenza que nadie, absolutamente nadie que pertenezca a la franja etaria (hoy) entre los 12 y 35 años haya aprendido sobre las barbaridades cometidas por aquellos tristemente-celebres miembros de un “juventud maravillosa” de la que tanto hablaba el fundador de todas las maldades que vienen exitiendo desde 1946 en adelante. Que personajes siniestros como los Abal Medina, Garre, Taiana, Verbitzky y cientos más, sigan vivitos y coleando, y para colmo ocupando cargos en el Congreso como si fuesen grandes héroes. En realidad tendrían que haber sido fusilados oportunamente fueron todos ellos CRIMINALES de una guerra terrorista. No merecen estar libres. Porque los crímenes que cometieron no prescriben JAMAS!!!!

      • 13/02/2017 at 11:50 PM

        Así es Petercat, coincido 100% con lo expuesto.

  5. Mauri
    12/02/2017 at 5:10 PM

    Beluga….lamentablemente de esto hechos que Ud. menciona, todos se hacen lo otarios, no solo la justicia no llega, ni a tiempo, ni fuera….Solamente por conveniencia, cada tanto quizás van y tirarn flores al rio…….UNA VERGUENZA.

  6. Mauri
    12/02/2017 at 5:12 PM

    Los pobres viejos que salvaron al pais, de los criminales guerrilleros, siguen en las carceles, pese a las leyes vigentes, que ni siquiera intentan aplicar.

  7. Mauri
    12/02/2017 at 5:12 PM

    Beluga, insisto, el periodismo en su inmensa mayoria es complice y calla.

  8. Alberto Galeano
    12/02/2017 at 5:44 PM

    Estimada Malú:
    Creo que todas sus-nuestras dudas las puede aclarar el clarividente Sr. Kruse que gasta tinta a más no poder pero al cual solamente parecería que solo tiene una pasión morbosa por la destrucción cuando a nuestra Argentina le hace falta espíritus y voluntades constructivas.
    Cordialmente .
    Alberto.

  9. 12/02/2017 at 6:34 PM

    Señora Malu, Usted lo sabe muy bien, fue una disputa por intereses geopoliticos. Hace años que EEUU, quiere voltear a Irán,. El primer productor de gas y el segundo en petroleo del mundo, son un botín apetecible.

  10. EL CHUMBIAO
    12/02/2017 at 6:41 PM

    La Argentina, los poderes del Estado no son más que un reflejo de la calidad de sus habitantes. Fulera la cosa ¿no?

  11. EL CHUMBIAO
    12/02/2017 at 6:43 PM

    Como dijo un presidente conservador a su interlocutor mientras observaban a los inmigrantes que descendían de las bodegas en el puerto de Buenos Aires: “POBRE PAÍS EL DÍA QUE GOBIERNEN LOS HIJOS DE ESTOS”.

  12. Armando Wero
    12/02/2017 at 11:17 PM

    Parece que efectivamente Nisman fue un extraordinario acróbata, para pegarse un tiro y sobre todo para pasarse 11 años haciendo malabarismo con un puñado de mentiras funcionales a EEUU y el Estado Sionista.
    ¿Se sorprende que los jueces no hagan justicia? Investigue Sra. Los jueces siguen líneas políticas que se trazan allá lejos y se ejecutan aquí por corruptos y traidores. Por un combo de políticos, periodistas, jueces, oenegeses, fundaciones, etc a las que responden, perfectamente controlados desde las embajadas y sus servicios.

  13. 13/02/2017 at 6:51 PM

    Beluga, impecable lo suyo.
    Mauri: Con su silencio están siendo cómplices de semejante barbarie. Un día llegará que surja la verdad. Y pensar que este “poder” (el periodismo) ya no sabe que escribir y comentar sobre el affaire Correo (un vuelto dentro de todo lo que se ha visto). En fin, la rueda de nuestra p..a indiferencia (perdón por la palabrita ) sigue andando como si tal cosa, sin darnos cuenta que la estamos pagando y mal por ser tan cruelmente miopes en todo lo que concierne a la toma de conciencia de un país en serio.

  14. 13/02/2017 at 6:56 PM

    Refrendo lo de arriba. Escuchen lo de D”elía de hoy sobre la posible detención de la Sra. y cartón lleno. Un capítulo negro de este sainete argentino.

  15. El sobreviviente
    14/02/2017 at 1:53 AM

    Brillante su Pluma como siempre Malu , amerita una respuesta profunda , pero por ahora va mi beso en la frente y …porque no ? …uno en la mejilla ?

    Gracias !!! Por esta Nota , por tantas que nos han nutrido de ideas y pensamientos , por su trayectoria periodistiva independiente y en aras de la Libertad !!!

    Gracias !!!

  16. El sobreviviente
    15/02/2017 at 11:27 AM

    EDITORIAL LA NACION – DIFUNDIR POR FAVOR

    DEBATES ESCLARECEDORES

    Son de destacar la amplitud y el nivel de las discusiones planteadas en programas televisivos, aceptando las diferencias y con miras a la unión nacional.

    A lo largo de su historia, la Argentina atravesó graves conflictos y divisiones. Los años 70 marcaron dramáticamente a nuestra sociedad. Han pasado cuatro décadas y aún seguimos sufriendo por aquellas heridas.

    En consideración a la tan anhelada superación de esos viejos desencuentros, debemos destacar como un paso positivo hacia el reconocimiento de una más equilibrada versión de la historia la realización de una serie de debates televisivos que tuvieron lugar en el programa Intratables. Conducido con corrección y mesura por Santiago del Moro, pudieron apreciarse allí intervenciones que representaron el sonido de las dos campanas. A partir de una exhortación de Victoria Villarruel, del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv), para que sean también reconocidas las víctimas ocasionadas por las agrupaciones terroristas, se sucedieron exposiciones en las que no faltaron testimonios de quienes sufrieron de ambos lados las consecuencias de aquel gravísimo enfrentamiento.

    Con honestidad intelectual, Eduardo Anguita, que integró el ERP, recordó que se financiaban con secuestros extorsivos, asaltos a bancos y contribuciones de los militantes. Reconoció los intentos de copamiento de institutos militares, teniendo estas declaraciones y las demás del debate una amplia repercusión en las redes sociales. Mucha gente joven supo por primera vez de estos sucesos.

    Entre los testimonios causó también impacto el de Silvia Ibarzábal, hija del coronel secuestrado durante 300 días en una jaula y luego asesinado por terroristas. Fue uno de los tantos casos dramáticos, como el del coronel Argentino del Valle Larrabure.

    Los constituyentes de 1853, en circunstancias históricas de graves enfrentamientos internos, supieron elevar la mirada y proponer la unión nacional como pauta programática para la convivencia de los argentinos. Así lo estableció el Preámbulo de la Constitución nacional. El Acuerdo de San Nicolás había hecho posible superar las heridas del largo y doloroso período rosista que terminó con la batalla de Caseros.

    En el marco de la Guerra Fría, la Argentina, como otros países de la región, se vio sometida a la acción de grupos armados empeñados en imponer la revolución con orientación marxista leninista. El modelo era Cuba y sus operaciones no tomaban en cuenta la institucionalidad como valor a respetar. Enfrentaban tanto a gobiernos constitucionales como de facto.

    Después de aplicar la justicia sobre los delitos de las organizaciones armadas, el fuero penal antisubversivo fue suprimido en 1973 por el breve gobierno de Héctor Cámpora. A partir de entonces el terrorismo tomó impulso y desbordó las fuerzas del orden.

    La represión encarada desde el Estado adoptó procedimientos ilegales e inaceptables, como lo eran también los del terrorismo que se combatía. La interpretación errónea y orientada de que el terrorismo de Estado cargó sobre jóvenes idealistas y opositores a dictaduras militares se convirtió en relato oficial a lo largo de los últimos años. Tras una cifra falsa del número de muertos y desaparecidos para que alcanzara la categoría de genocidio, se trató absurdamente de equipararlo con el Holocausto, que se cobró alrededor de seis millones de víctimas.

    Toda manifestación contradictoria o enfrentada con el relato ha sido execrada por años, con demandas de inmediata retractación y denuncias judiciales. Así ocurrió frente a los dichos de Darío Lopérfido y de Juan José Gómez Centurión. En esta misma línea se ubica la presentación de un desatinado proyecto de ley hecho público estos días por la diputada kirchnerista Nilda Garré para configurar como delito el negar, minimizar, justificar o aprobar cualquier forma de genocidio o crímenes contra la humanidad.

    Es en este contexto donde luce como altamente positivo que en un programa de televisión se discutan con amplitud estos temas que ya pertenecen a la historia. Es de esperar que esto no sea un hecho aislado, sino el comienzo de un auténtico y necesario debate que contemple todas las voces sobre lo ocurrido en nuestro pasado reciente. El derecho a expresarse que todos tenemos debió haberse preservado siempre.

    Participantes y televidentes de Intratables pudieron percibir que estamos ante la posibilidad de una instancia superadora. Con pocas excepciones, nuestra ciudadanía quiere la concordia, aceptando las diferencias de pensamiento sin pretender imponer una única verdad. Esto nos permite soñar con un futuro de unión nacional, como la que pretendieron y lograron quienes plasmaron ese propósito en el Preámbulo de la Constitución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *