Putin contra el mundo

Hechos. Vladimir Putin invadió Ucrania. La ONU reunió al Consejo de Seguridad para tratar el tema. Rusia vetó su propia condena y tenía derecho para hacerlo (está entre los 5 países con derecho a veto). La ONU llamó a sesión extraordinaria de emergencia que se realizó el 2/3/2022. La ONU está conformada por 193 países y cada uno de ellos tiene un voto. Para poder sancionar a un país se necesitan los votos de los dos tercios de los países.

Hechos. En la Asamblea General de la ONU 5 países votaron a favor de Rusia: Bielorusia, Corea del Norte, Siria, Eritrea y… Rusia. 12 países no se presentaron. 35 países se abstuvieron entre ellos China, y 4 países latinoamericanos, Bolivia, Cuba, El Salvador y Nicaragua, y 141 países condenaron a Rusia, entre ellos la Argentina.

Algunos hechos. EEUU bloqueó las empresas de defensa rusas y cerró su espacio aéreo a las aeronaves de ese país. Prohibió la importación del petróleo y gas natural de origen ruso. El Banco Mundial cesó todos sus programas en Rusia y Bielorusia. Japón congeló los activos de 4 bancos rusos. Presta ayuda humanitaria a Ucrania. También congeló los activos de Vladimir Putin y familia, del canciller Seguéiv Levrov y familia, del vicepresidente del Consejo de Seguridad Dimitri Medvédev y familia; del ministro de Defensa Seguéi Shoigú, del Jefe del Estado Mayor Valéri Guerásimov y del secretario del Consejo de Seguridad Nikolái Pátrushev.

Más hechos. La Unión Europea desconectó a 7 bancos rusos del sistema Swift y prohibió en su región la emisión de los medios rusos RT. También sancionó a Putin, Levrov y sus familias. Las 3 líneas navieras más importantes del mundo suspendieron las entregas de insumos a Rusia. Canadá sancionó a Putin, Levrov y sus familias. Turquía impide el paso de buques de guerra rusos por el Bósforo y los Dardanelos y envía sus drones al servicio de Ucrania.

Hechos. El Reino Unido bloqueó bancos rusos. Rumania bloqueó los sitios de Sputnik y de RT (transmisión y red rusas). Los proveedores de TV canadienses eliminaron RT de la red. EEUU sancionó a Putin, a Levrov, al ministro de Defensa, al Jefe del Estado Mayor y sus familias. Canadá prohibió la entrada de barcos rusos en sus puertos y aguas territoriales. Francia suspendió Sputnik (medio propagandístico ruso) y las redes sociales rusas en su país.

Hechos. Mercedes Benz no exportará sus autos a Rusia. Mastercard bloqueó todas sus operaciones en Rusia. General Motors suspendió la entrega de sus autos a Rusia. Siemens suspendió cualquier nuevo negocio con Rusia. Exxon Mobil se retiró de Rusia. Airbus suspendió el soporte técnico y el suministro de repuestos a las aerolíneas rusas. Lo mismo hizo Boing. Ford suspendió su empresa conjunta con Rusia. BMW suspendió la producción de autos en Rusia. Shell dejó de participar en el gasoducto North Stream.

Hechos. Apple dejó de venderle a Rusia. Google bloqueó las app de Sputnik y RT de la Play App Store en toda Europa. App Store retiró la aplicación de RT a nivel mundial. Instagram bloqueó RT en los 27 países de la Unión Europea. Louis Vuitton cerró sus 124 locals en Rusia.

Hechos. La FIFA y la UEFA suspenden a los equipos rusos de sus torneos. La Federación Internacional de Hockey suspende a los combinados de Rusia y Bielorusia de sus competiciones. La ISU excluye de sus competencias a los patinadores sobre hielo de Rusia. La World Athetic excluye de todos sus eventos a los atletas rusos.

Hechos. Imparable devaluación del rublo. Entre empresas y locales cerrados alcanzan los 200.000. Más de 270.000 desempleados. Todos estos países y empresas pierden dinero con estas medidas. Polonia ha demostrado su infinita solidaridad para con los ucranianos. Las ONG humanitarias presentes. Y las personas anónimas que regalan el tiempo de sus vacaciones para ayudar a los casi 2.000.000 de exiliados, en su mayoría mujeres y niños.

La guerra ya cumplió más de 2 semanas y sigue. Rusia mata civiles, bombardea desde escuelas hasta hospitales. Los videos lo muestran. Es obvio que Ucrania tiene identidad propia, idioma, valores, soberanía e independencia y nada de eso es ruso. ¿Qué le contó la inteligencia rusa que tiene fama de ser excelente a Putin? ¿Qué los ucranianos iban a recibir a los rusos con los brazos abiertos? ¿Qué Zelenski era un payaso y que los ucranianos lo odiaban? Y resultó que lo que odian los ucranianos es a los rusos, los han hecho sufrir demasiado a lo largo de años. Y aman y respetan a su líder, el abogado y además exitoso y gran comediante, Volodomir Zelenski. Lo votó el 73% de sus conciudadanos. Y la Constitución de Ucrania de 2019 dice desde el preámbulo y lo repite en 3 artículos, que el país debe formar parte de la Unión Europea y de la OTAN. ¡Qué desilusión! ¿Qué hará Putin con su sueño de reeditar la URSS?

La libertad de un país está en juego. ¿Implica también la de parte de Europa? Dejando de lado amores y odios, simpatías y antipatías, ideologías, paradigmas, prejuicios y preconceptos, se supone que todo adulto mentalmente sano conoce la diferencia entre el bien y el mal. Invadir un país está MAL.

Malú Kikuchi

Share
Subscribe
Notify of
guest

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Joe Daltom
Joe Daltom
5 months ago

Exelente nota Malú.

Improvisado
Improvisado
5 months ago

Revisemos la historia. Ucrania fue un país alineado con los nazis, contra la URSS. Gran parte de su población, siempre tuvo fuertes tendencias nacionalistas antisemitas y anticomunistas. En el reparto post Yalta les tocó a los soviéticos. Kruschev, que era ucraniano, agregó a esta «república socialista soviética», la zona de Crimea, mayoritariamente rusa, al igual que Luhansk y Donetsk.
Cuando cae la URSS, sucede lo mismo que en Rusia, los militares y servicios, aliados con capitales occidentales, se quedan con todas las empresas del estado, en particular con los medios de comunicación. La presencia yanqui siempre fue hegemónica, al punto que además de la presencia de la CIA, numerosos funcionarios y congresistas norteamericanos, arengaban abiertamente a la población, durante las crisis de poder que se sucedieron. Es muy llamativo el hecho de que el ex presidente de Georgia, corrupto pro yanqui, juzgado en su país por corrupción, se hizo ciudadano ucraniano, y fue rápidamente ubicado como gobernador de Odessa…
Es un error tomar partido; ambos países están gobernados por los oligarcas, a espaldas de sus pueblos, los que juegan sus propios juegos de poder, siempre apoyados por sus correspondientes cómplices extranjeros. Oligarcas rusos, con Putin ala cabeza, apoyados por los buróctatas chinos, versus oligarcas ucranianos, secundados por los intereses de la NATO (seguro que todavía está cobrando el hijo de Biden).
En un nivel más macro, esta situación está encuadrada en el reordenamiento del nuevo orden mundial, con la debacle del imperio norteamericano y el dólar, y el ascenso del modelo chino, las monedas digitales, y el sistema de créditos sociales. Era obvio que, la escalada de la NATO, iba a desencadenar esta inevitable reacción de autopreservación.
No olvidemos que Putin, es egresado del grupo de jóvenes líderes del Foro Económico Mundial, al igual que Macron, Merkel, Trudeau, Ardens, etc, etc. hasta el inefable Martín Guzmán, está inscripto, para lograr esta distinción.