La geopolítica de la deuda externa

“Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación. Una es la espada, la otra es la deuda.” John Adams. 2do Presidente de los EEUU (1797-1801).

A modo de introducción: Niall Ferguson es un conocido historiador, escritor y profesor británico especialista en historia económica y financiera a cargo de la cátedra de Historia en la Universidad de Harvard y de Administración de Negocios en la Harvard Business School. Siempre ha mostrado un gran interés por los derroteros de la economía argentina; ya que sostiene que ella es una suerte de laboratorio en el que suceden cuestiones interesantes. Es más, asegura que muchas veces, éstas se adelantan a las que pasan a nivel mundial.

Concretamente, en su libro “The Ascent of Money” (El Ascenso del Dinero), (1) examina la larga historia del dinero, del crédito y de la banca; predice una crisis financiera como resultado de que la economía mundial y, en particular, profetiza que el uso excesivo del crédito por parte de los Estados Unidos están produciendo un gran burbuja, a punto de estallar.

Históricamente, sostiene que fue la República Argentina, en la que produjo el primer default de la historia y que llevó a la Casa Baring Brothers de Londres a la quiebra. Explica que éste se produjo por nuestro incumplimiento de pago de un empréstito contratado por el ministro de gobierno y de RRII de la Provincia de Buenos Aires, don Bernardino Rivadavia, en julio de 1824, por un total de un millón libras esterlinas. Dicho empréstito se terminaría de pagar 80 años después, durante la presidencia de Julio A. Roca.

Casi dos siglos después de nuestro 1er default, otro medio británico, “The Financial Times”, sostuvo, solo hace unos meses atrás, en su edición semanal, que la Argentina se aproximaba hacia su 9no default.

No es el objeto de este trabajo hacer un análisis económico-financiero de nuestros frecuentes y recurrentes defaults. Tampoco, hacer una prognosis del próximo. Nuestro ciencia de estudio principal es la Geopolítica. Por lo tanto, el objetivo es analizar a nuestra deuda externa desde el objeto y con las metodologías de esa ciencia.

***

Desarrollo: Antes de proseguir con nuestro análisis es menester definir qué entendemos por Geopolítica, ya que ella nos aportará el marco conceptual de este trabajo. En concordancia con su significado etimológico, a la Geopolítica, en términos generales, se le atribuye como objeto de estudio el impacto de la Geografía sobre la Política, y viceversa. Pero, con los años, este campo de acción se ha visto ampliado. Especialmente, se la ha orientado hacia el diseño de estrategias vinculadas al posicionamiento, al desplazamiento y al empleo de fuerzas en relación a las masas terrestres y a los espacios marítimos circundantes y a su mutua interacción.

Más recientemente, la Geopolítica al verse sorprendida por una serie de fenómenos, como la globalización, a su vez, contrapuesta a la fragmentación de los Estados, al avance tecnológico y a los efectos del Cambio Climático; debió adaptarse para explicar los nuevos escenarios. Entre estos intentos se destaca el de la Meta-Geopolítica propugnada por el neurólogo y filósofo Nayef Al-Rodhan. Una teoría que propone un estudio interdisciplinario que busca reconciliar la política realista del poder con un desarrollo sustentable para con la dignidad humana. (2) También, en esta marco se pueden inscribir los principios metapolíticos que guían el accionar del Papa Francisco. (3)

Pasando al tema que nos ocupa, es decir nuestra deuda externa; podríamos realizar un análisis exhaustivo de ella, pero creemos que tal esfuerzo excede los límites de nuestro trabajo y la paciencia de nuestros lectores. Por otro lado, creemos que el análisis de un solo de ellos, el primero, y sobre el que no pesan ya acusaciones políticas; bastará para explicar nuestra tesis. Que la deuda externa es tan injusta como impagable.

Nuestro primer default empieza a tomar forma cuando la Junta de Representantes de la Provincia de Buenos Aires, sanciona una ley el 19 de agosto de 1822, por la cual faculta al gobierno a: “…negociar, dentro o fuera del país, un empréstito de tres o cuatro millones de pesos a valor real”. Establece que los fondos serían utilizados para la construcción del puerto de Buenos Aires, el establecimiento de pueblos en la nueva frontera, la fundación de tres ciudades sobre la costa y dotar de agua corriente a la ciudad de Buenos Aires.

A los efectos de los manejos financieros, se creó un consorcio para manejarlo encabezado por: Braulio Costa, Félix Castro, Miguel Riglos, Juan Pablo Sáenz Valiente y los hermanos Parish Robertson. Ellos negociaron y contrataron con la firma Baring Brothers & Co. de Londres un empréstito por 1 M de libras esterlinas. Su colocación sería del tipo del 70%. Es decir que se estipulaba un empréstito por un total; pero del que sólo se recibiría el 70% del mismo. Por su parte, los negociadores del consorcio se llevarían 120.000 libras y otras 30.000 irían para la Baring en carácter de comisión.

Los intereses serían pagados, semestralmente, por la Casa Baring a nombre de Buenos Aires, cobrando una comisión del 1% por ello. El Estado de Buenos Aires, por su parte: “empeñaba todos sus efectos, bienes, rentas y tierras, hipotecándolas al pago exacto y fiel de la dicha suma de 1.000.000 de libras esterlinas y sus intereses”. Baring retendría 200.000 títulos al tipo 70 y vendería en bolsa los 800.000 títulos restantes, cobrando otra comisión del 1%.

Como no se había especificado como llegaría el dinero a la Argentina; el consorcio aconsejó a la Casa Baring que la mejor manera de hacerlo era la de enviar letras giradas contra casas comerciales de prestigio con garantías en Buenos Aires. Entre ellas, se destacó la de los hermanos Parish Robertson, integrantes del consorcio.

Le evitaremos al lector complejos cálculos de Matemática financiera para saber cuánto se recibió de lo prometido. Al final, del millón de libras que totalizaba el mismo, solo llegarían a Buenos Aires unas £570.000, en su mayoría en letras de cambio y sólo una parte menor en metálico.

Por su parte, las obras previstas nunca se realizaron; ya que cuanto el préstamo llegó, la Legislatura cambió de idea y resolvió que el dinero debía tener otro fin. Al efecto, fue entregado al Banco de Descuento para que lo entregara como créditos a sus clientes, a intereses mucho más bajos que los que pagaba la provincia por ese dinero. (Cualquier similitud con lo ocurrido durante el gobierno de Mauricio Macri y sus amigos del poder no es mera coincidencia).

Para hacer breve una historia larga, podemos sintetizar que para 1827, durante la gobernación de Manuel Dorrego, los servicios de la deuda equivalían al 120% de la recaudación provincial. Por lo que un default se veía como inevitable. Para demorarlo, en 1866 se reprogramó la deuda a más de 30 años. Finalmente, el empréstito solo se pagaría, por completo, ochenta años más tarde, durante la 2da presidencia de Julio A. Roca. No sin antes producir la grave crisis conocida como el Pánico de 1890. (4)

Justamente, resulta muy interesante cómo se terminó de pagar la deuda de nuestro 1er default; pues creemos que allí se encuentran, también, los criterios para la solución del próximo.

Tal como lo hicimos con la Geopolítica, es necesario hacer algunas distinciones respecto de la Economía. Una ciencia en las que, también, hay escuelas de pensamiento que tienen diferentes visiones sobre las deudas externas y qué hacer con ellas. Por ejemplo, la Económica ortodoxa, sostiene que se deben pagar como condición, sine qua non, para lograr la ansiada inserción internacional de países, la llegada de inversiones y su despegue económico.

Es la escuela más extendida de todas y es la sostenida por los organismos multilaterales de crédito como el FMI. Pero, no es extraño que ellos funcionen, en la práctica, como un lobby a favor de los acreedores de los países deudores. Esta presión es acompañada por consorcios de economistas locales que impulsan los contratos de deuda, aunque muchas veces estos sean ilegales por no responder al orden legal y/o constitucional del país en cuestión. Por ejemplo, cuando se insertan cláusulas en la que los Estados soberanos renuncian al uso de sus propios tribunales de justicia o a pedir la nulidad del contrato, si esto fuera necesario.

Conceptualmente, los sostenedores de la escuela ortodoxa no dudan en afirmar que su escuela es la única posible y no se cansan de repetir de que todo heterodoxia está fuera, incluso, de una sana discusión.

Pero, como trataremos de explicar, hay otras escuelas de pensamiento económico. Veamos.

Para empezar, podemos irnos muy lejos, cuando éramos, apenas, un proyecto de Nación. Ya que tal como lo dice el experto en economía americana, Carlos Louge, (5) desde la época de las Reducciones Jesuíticas, existía por estas tierras todo un sistema económico digno de ser estudiado. Uno que fue, luego, perfeccionado y continuado por Manuel Belgrano, Ernesto Tornquist y Silvio Gesell.

Concretamente, el sistema de economía jesuítica descrito por Louge estaba basado en las ideas de la Escuela de Salamanca. Una escuela que lejos de pasar desapercibida, ha sido reconocida por el economista austríaco, Joseph Schumpeter, como el mejor antecedente de su propia escuela, la muy conocida Escuela Austriaca.

Este reconocimiento no es extraño ya que desde el mismo seno del Imperio Austro-Húngaro, el de la dinastía de los Austrias como Carlos V de Alemania y Felipe II de España, las ideas de Salamanca eran muy conocidas y respetadas. Lo que permitió que, mutatis mutandi, se establecieran puentes que conectaban a ambos mundos. El americano con las exitosas experiencias jesuíticas y al europeo con sus ideas teóricas, por el otro.

Ello permitió que muchos siglos después dos pensadores americanos; pero de origen germano, revolucionaran, cada uno a su manera, el mundo de las teorías económicas.

Nos referimos a los ya mencionados, el banquero argentino Ernesto Tornquist y al economista argentino-alemán Silvio Gesell. Ambos son los responsables intelectuales de que durante la 2da presidencia de Julio A. Roca, se pudiera conjurar la crisis económica de 1890 producida por el default del empréstito contraído con la banca Baring en 1822, en los términos que ya hemos explicado.

Por aquella época, el mundo económico giraba en torno a la Libra Esterlina respaldada en el patrón oro. Pero, tanto Tornquist como Gesell, aconsejaron a Roca que la Argentina lo abandonara para salir de la crisis. Roca les hizo caso y para ello, el gobierno creó el Peso Moneda Nacional, unificando el sistema monetario argentino. La experiencia tuvo éxito.

Tras esa exitosa experiencia, que atrajo la atención mundial, Gesell gozó del raro honor de que uno de los mayores economistas de la historia, J.M. Keynes, sostuviera que sus ideas se basaron en las suyas; ya que afirmó que la posteridad más les debería a ellas que a las de Carlos Marx. (6) Nuestra última mención a Keynes no es casual. Pues, como todos sabemos, las ideas de éste fueron las que inspiraron al presidente norteamericano Franklin .D. Roosevelt para sacar a su país de la Gran Depresión de 1929.

Por eso es que antes de seguir, nos preguntamos, si en lugar de mirar hacia afuera, en busca de teorías y doctrinas ajenas. No ha llegado el momento de buscar en lo nuestro. Cuando, precisamente, teníamos algo que decir y éramos escuchados y respetados. Prefiriendo, de esa forma, a lo nuestro por sobre lo que nos es ajeno.

A veces, parecemos tener la sensación de Bill Murray en su famosa película: “El Día de la Marmota”. Ya que parece que cada vez que nos despertamos lo hacemos en un mismo día y a una misma hora. Sin importar cuanto hagamos para modificar nuestro destino, parecemos condenados a repetirlo. Pero, como el personaje de la película, también, nosotros queremos salir de este ciclo y conquistar a nuestra Rita. O en este caso, dejar de vivir en un país pobre; pues, como decían los romanos: no hay hombre rico en un imperio pobre.

Veamos, cómo podemos hacerlo.

La primero, es reconocer que la deuda externa argentina; por un lado, no tiene justificación administrativa, económica ni financiera; tal como lo sostiene uno de sus mayores estudiosos: Alejandro Olmos. (7) Por otro lado, hay que aceptar por cierto lo que sostiene el 2do presidente de los EEUU, John Adams, quien afirmó que: “Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación. Una es la espada, la otra es la deuda.” A confesión de parte, relevo de prueba, agregamos nosotros.

Lo segundo es adoptar una “Insubordinación Fundante” como lo afirma y lo fundamenta Marcelo Gallo. (7) Quien explica que siendo un país periférico como somos; nos caben dos actitudes posibles. Ser complaciente con los poderes establecidos o, por el contrario, diferenciarnos y construir el propio. Es más, lejos de cualquier xenofobia, es el mismo autor quien nos aconseja seguir la misma trayectoria de aquellos países que lo lograron; tales como: la Gran Bretaña de la Revolución Industrial y los EEUU de los federalistas como Alexander Hamilton. Al efecto, adoptar una política exterior realista basada en nuestros intereses nacionales y alejada de cualquier alineamiento automático. Si es necesario, por ejemplo, tomar la decisión de irnos del Mercosur. (9)

Lo tercero es recrear los criterios de aquel éxito económico que nos permitió superar nuestro primer default sin mayores problemas con las teorías económicas desarrolladas por Silvio Gesell.

Con el dinero no utilizado para el pago de la deuda externa y sus servicios emplearlo para reactivar nuestro aparato productivo, para ello:

  • Reactivar la economía real mediante medidas destinadas a reducir, drásticamente, los impuestos nacionales, provinciales y municipales, especialmente el IVA a los alimentos, a los combustibles y a las tarifas de servicios públicos. A los efectos, de que las familias y las PyMes cuenten con capital para volver a funcionar.
  • Poner en marcha toda la infraestructura estatal productiva de la que dispone el país, desde las fábricas militares hasta los astilleros, pasando por los laboratorios medicinales. También, las empresas mixtas de alta tecnología como el INVAP.
  • Rediseñar y poner a funcionar todos los modos de transporte estratégico disponibles al servicio del desarrollo nacional; tales como el ferroviario, el aéreo y el marítimo, potenciando, entre otros, los ferrocarriles, a Aerolíneas Argentinas y recreando ELMA.
  • Custodiar y explotar nuestro Mar Argentino para; por un lado, evitar su depredación por agentes pesqueros extranjeros y; por el otro, desarrollar y potenciar nuestra industria pesquera.
  • Nacionalizar la administración de nuestros recursos mineros mediante la creación de un organismo estatal que disponga de la capacidad técnica para monitorear y controlar a las poderosas compañías mineras que operan en varias de nuestras provincias.

Como lo que nos interesa, en esta oportunidad, es desarrollar el punto 3ro de nuestra lista, cuál es recrear los criterios de aquel éxito económico que nos permitió superar nuestro primer default sin mayores problemas. Vamos a seguir con este tema. Pero, antes de hacerlo, es fundamental que entendamos cual es el rol del dinero. Porque de eso se trata en el fondo. ¿Para qué sirve y para qué usamos el dinero y su correlato el crédito y cómo éste produce utilidades?

Para empezar, hay que decir que para los Antiguos el dinero era un medio de medios. El mejor de todos; ya que su posesión permitía adquirir casi todos los bienes y servicios disponibles en una sociedad. Sin embargo, Aristóteles siempre advirtió que el dinero no podía parir dinero. Vale decir que siempre debía ser empleado para el intercambio de bienes, no para quedar a resguardo a cambio de una tasa de interés. Con el tiempo se aceptó que se pagara una tasa por el dinero depositado, a través de diversos instrumentos financieros. Los que fueron desde la letra de cambio, inventada por los Templarios, hasta las actuales monedas virtuales como el BitCoin.

Convertir al dinero en un fin en sí mismo es un problema; pues si bien produce ingentes riquezas, su distribución era muy desigual y ello termina ocasionando graves crisis periódicas.

Las causas de esta desigualdad son muy fáciles de identificar. Ya que mientras la masa de nosotros vivimos de lo que se denomina la economía real o “Main Street”, hay una élite que vive de lo que producen los activos financieros o “Wall Street”. La razón estriba en la diferente tasa de crecimiento que disfrutan ambas economías. Mientras que la real sólo puede crecer en forma natural y aritmética. La segunda lo hace en forma artificial y geométrica. Veamos.

Tomemos, para ejemplo de la primera, a un productor vitivinícola. Si éste quiere mejorar su rentabilidad deberá perfeccionar sus procedimientos de riego, poda, cosecha, producción y comercialización. Pero, sus avances serán siempre modestos y supeditados a las alternativas de la duración de su ciclo productivo, el que es anual. Sin mencionar otros factores como los climáticos o las variaciones del precio de su producto por diversos factores ajenos a su voluntad.

Por el contrario, un inversor que invierta la misma cantidad de dinero que ese productor dispuso, por ejemplo, para la compra de vasijas vinarias de roble, en activos financieros; obtendrá una ganancia rápida y geométrica. Ni mencionar, si la “City” de este inversor es Buenos Aires; ya que podría llegar a una rentabilidad de tres dígitos medida en el término de días como ha sucedido en nuestro pasado reciente.

Alguien nos podría retrucar que, bueno, están son la reglas de juego y que el dinero del segundo (el inversor) es necesario para que el primero (el productor) pueda obtener un crédito para que, a su vez, lo pueda emplear para iniciar o mantener una actividad productiva. Y que para que ello funcione, debe existir una tasa de interés que justifique la inmovilización, momentánea, de ese dinero por parte del inversor.

Esto es parcialmente cierto, porque el problema radica en los distintos niveles de ganancia que recibe cada uno por su respectivo esfuerzo. Ya que el productor sólo podrá producir, más o mejor vino, pero siempre tendrá que producir algo concreto. Sus ganancias, en el mejor de los casos, serán de naturaleza aritmética. Mientras que el inversor, por simple hecho de mantener su dinero inmovilizado, recolectará intereses, que se multiplicarán de manera geométrica.

Otro problema que se suma, en nuestro país, son las altísimas tasas de interés que tenemos en nuestra plaza financiera. Ellas responden, entre otras cosas, no solo al precio del dinero, sino a la creciente deuda que produce el déficit crónico del Estado. Esto es así, porque al costo de cada bien o servicio (incluidos los servicios públicos) que pagamos, debemos sumarle los impuestos municipales, provinciales y nacionales. Buena parte de los cuales será destinado por el Estado al pago de los servicios de la deuda externa. Vale decir, la misma situación que nos llevó a la crisis de 1890.

Llegado a este punto, se hace evidente que debemos buscar mecanismos que permitan un equilibrio, basado en una mejor reciprocidad de cambios. De tal modo, que tanto el inversor reciba su ganancia; pero, que a la vez, que exista un incentivo para que no tenga “secuestrado” su dinero en una actividad especulativa. Igualmente, también, para que el productor obtenga su parte, para que, en definitiva, pueda seguir produciendo los bienes reales que todos consumimos.

El ya mencionado Silvio Gesell vio la necesidad de obligar a los tenedores de dinero a hacerlo circular para impulsar diversas actividades productivas. Lo denominaba “dinero sellado”, vale decir que se penalizaba su mera tenencia o sino era retirado de circulación cada dos o tres años.

***

A modo de conclusión: Como sabemos, han pasado muchos años desde la ideas de Gesell hasta nuestros días. Pero, hay una realidad que permanece subyacente. Cual es, la gran cantidad de recursos financieros, ya sea en dólares o en nuestra moneda que los argentinos retenemos, sin otra perspectiva que obtener inmensas ganancias depositándolos, a altísimas tasas de interés, en el caso de hacerlo en pesos o como atesorarlos como una reserva de valor, en caso de hacerlo en dólares.

Pues, ha llegado la hora de que ese dinero así inmovilizado se vuelque a la producción. Obviamente, que serán necesarias medidas políticas que favorezcan esta liberación. Pero, también, instrumentos contables que la permitan. Como la nacionalización y regulación de la banca y del comercio exterior.

Por ejemplo, tras la pasada crisis del 2001, una de las formas que encontraron las provincias para financiarse, fue el uso de las denominadas cuasimonedas. Las que, en buena medida, responden al concepto de “dinero sellado” inventado por Silvio Gesell. Una realidad, que parece estar a punto de repetirse en varias provincias argentinas, como es el caso de Chubut, Neuquén, La Pampa y Chaco.

Recordemos que no todas las cuasimonedas fueron un fracaso. Algunas como los bonos transables, tales como el “Patacón” bonaerense o el “Petrom” mendocino, funcionaron bastante bien, ya que al tener una fecha de vencimiento no se podían atesorar, había que gastarlos en la compra de bienes y servicios. Lo que produjo un auge productivo, a la par que aumentó la recaudación y permitió eliminar el déficit fiscal.

Tal vez, ha llegado el momento de volver a estudiarlas y, llegado el caso, a aplicarlas en forma perfeccionada.

NOTAS:

1) “The Ascent of Money: A Financial History of the World”. Penguin Press, Londres, 1994.

2) “Geopolitics and Global Futures”. https://www.gcsp.ch/topics/geopolitics-and-global-futures

3) BUELA, Alberto. “Francisco y el sentido metapolítico de Argentina”. http://www.alainet.org/es/active/74023

4) Para algunos autores como el economista Jorge Gaggero el empréstito Baring se terminó de pagar en 1947, durante la 1er presidencia de Juan Domingo Perón. Es decir unos 120 años después. Pero, nadie duda de que se demoraron muchísimos años en hacerlo.

5) “Keynes y Gesell ¿Nuevo Paradigma?” El orden económico natural y breve historia monetaria argentino. Ed. ERREPAR S.A., Buenos Aires, 2015.

6) KEYNES, John M. “General Theory on Employment, Interest and Money”. Ed. Berlín 1936, p. 300.

7) OLMOS, Alejandro. “Todo lo que Ud. Quiso Saber sobre la Deuda Externa y Siempre se lo Ocultaron. Quienes y Como la Contrajeron”. Ed. Continente, 5ta edición, Buenos Aires, 2004.

8) “La Insubordinación Fundante. Breve Historia de la Construcción del Poder de las Naciones”. 4ta Ed. Biblos, Buenos Aires, 2008.

9) SPERONI, Iris. “Ha llegado el momento de irnos del Mercosur”. http://www.laprensa.com.ar/471450-Ha-llegado-el-momento-de-irnos-del-Mercosur.note.aspx

Carlos A. Pissolito*

* Coronel (R) Ejército Argentino: Lic. en Estrategia y Organización y Postgrado en Defensa en el Institute of World Politics de los EEUU. Fue agregado militar adjunto en los EEUU y director del Centro Argentino para el Entrenamiento de Operaciones de Paz. Dicta conferencias internacionales en manejo de crisis complejas y de reforma del sector Defensa y Seguridad. Es autor de varios libros y de numerosos artículos sobre estos temas.

Share

27 comments for “La geopolítica de la deuda externa

  1. Tirando Palos
    18/02/2020 at 5:45 PM

    Hay “asuntos” CRUCIALES que no se exponen…
    o sea:………”SILENCIO de RADIO”….x ejemplo….
    …………https://youtu.be/HDA86ONM0Ls –
    El verdadero dueño de la Argentina y sus “socios”….
    *
    Y EL HABIDO y EJECUTADO…..
    …………https://youtu.be/YEmmSr2-kYk –
    El Fraude K con “YPF Nacional”, Eskenazi, Repson y los K…..
    lllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll

    • Que no me quieran joder
      20/02/2020 at 9:58 AM
      • La Marmota
        20/02/2020 at 1:03 PM

        Exelente documental digno de ver.
        Más claro échale agua.

      • La Marmota
        20/02/2020 at 1:08 PM

        Si lo dice perquins que es propietario
        De las mayores tierras en el sur
        Argentino junto Joe Lewis y otros
        No veo porque no creerle.

    • Alvaro Berta
      21/02/2020 at 11:15 PM

      Excelente, fomentar el trabajo y la vida decente. Abajo la especulación, el abuso y la estafa.

  2. ALUCARD
    18/02/2020 at 6:29 PM

    Denuncian que el argentino Eduardo Elsztaín es dueño de una empresa israelí que está fabricando los nuevos misiles que Gran Bretaña instalará en Malvinas

    “…..La fabricación de armas que Gran Bretaña instalará en Malvinas

    En 2017, el Reino Unido lanzó un millonario plan de compra de armas para las Islas Malvinas. En el segundo trimestre del mismo año, el Reino Unido llegó a un acuerdo con el departamento de defensa de Israel por U$S95 millones según informó el portal Mercopress.

    La proveedora es la empresa israelí Rafael Defense System, que como ya hemos se dicho, es manejada por la corporación israelí IDBD Holding que conduce el argentino Eduardo Elsztain. El sistema incluye una red de gestión de batalla, comando, control, comunicaciones e informática (BMC4I). Asociada a una empresa británica, suministrará un sistema de misiles para el año 2020, que será instalado en Malvinas, como parte de nuevo plan de defensa que Gran Bretaña en las islas.

    En el mes de septiembre de 2017, el presidente argentino se reunió con Benjamín Netanyahu, en la primera visita realizada por un primer ministro de Israel. Se firmaron diversos acuerdos, entre ellos profundizar las relaciones entre los servicios de seguridad de ambos países, pero no figuró en agenda la venta de armas de Israel a territorio argentino ocupado…..”

    http://agendamalvinas.com.ar/2019/06/26/denuncian-que-el-argentino-eduardo-elsztain-es-dueno-de-una-empresa-israeli-que-esta-fabricando-los-nuevos-misiles-que-gran-bretana-instalara-en-malvinas/

  3. ¡
    18/02/2020 at 8:55 PM

    ¿Quién no se tuvo que “tragar un sapo” alguna vez.
    La política es así.
    Tampoco es cuestión de pelearnos con los Israelíes.
    Al fin de cuentas los franchutes, les dieron las claves de los exocet a Maggie, en tiempos de las malvinas.
    ¿O no?

  4. Maria O'Connor
    18/02/2020 at 11:20 PM

    Hay varios tipos de esclavitud:

    Esclavitud forzada o chattel: Es la que la mayoria de la gente conoce, gente secuestrada, traficada y obligada a trabajar como fueron los gitanos en Europa, y los africanos y sus descendientes.

    Esclavitud sexual: Trata

    Esclavitud bonded, esclavitud “indenture” que es lo que se llama comunmente “esclavitud por deuda”.

    No se si en Argentina existio la esclavitud por deuda de individuos, me gustaria que me eduquen Uds sobre el tema.

    Solo les puedo decir lo que paso en EEUU y otros paises anglo parlantes.

    La esclavitud por deuda esclavizaba individuos para pagar una deuda, millones de alemanes, irlandeses, ingleses, franceses, escoceses, ingleses fueron esclavizados por deuda en EEUU, Australia, etc. En Inglaterra y otros paises europeos lo veian como una manera de “limpiar las ciudades de pobres”, asi que les prometian un viaje al nuevo mundo donde trabajarian para pagar eses viaje. La deuda aumentaba porque le cobraban en las plantaciones la comida (carisima), ropa (carisima), etc y esa deuda era heredada.

    Los descendientes de estas personas viven en la region de lo que se llama la Appalacchia en EEUU, la region mas pobre del pais. A lo largo del tiempo se los llamo de diferente maneras “hillbillies”, “white trash” (basura blanca), etc.

    La deuda la heredaban los descendientes.

    Los duenos de las plantaciones utilizaban a los afro descendientes como esclavos sin oficio y a los esclavos por deuda como obreros con oficio que generalmente habian aprendido cuando eran libres. Algunos duenos de plantaciones, a veces se casaban jovenes adolecentes esclavas por deuda de 14 o 15 anos, sin que esta pudiera negarse.

    La esclavitud por deuda en EEUU fue abolida despues de la esclavitud chattel o sea la esclavitud de los afro descendientes.

    La esclavitud forzada o chattel fue abolida en EEUU, December 6, 1865. La esclavitud por deuda en 1867.

    La esclavitud por deuda sin embargo continua en el mundo.

    Cuando un pais acepta un credito demasiado grande con pocas posibilidades de poder pagarlo, tiene que aceptar condiciones, en cierta manera vende su libertad como pasaba con los esclavos por deuda del pasado.

    https://ciudadanoraso.com/el-sistema-de-esclavitud-por-deudas/

    El sistema de esclavitud por deudas
    26 junio, 2012 | https://ciudadanoraso.com/el-sistema-de-esclavitud-por-deudas/

    El sistema de esclavitud por deudas no es algo nuevo en la historia del hombre. De hecho, se reproduce periódicamente y llega a su fin con una revuelta que consigue una distribución más equitativa de las riquezas.

    Ya en el siglo IV a.C., en la antigua Roma, esta forma de esclavitud era denominada nexum, y venía a ser un contrato por el cual el hombre libre ofrecía sus servicios como fianza de un préstamo. Si se imcumplía el pago, este hombre (nexus), a pesar de no encontrarse en la misma situación que un esclavo pues era considerado ciudadano y conservaba en teoría sus derechos legales, era obligado a trabajar al servicio de su acreedor como pago de su deuda. Además, debido a los abusivos intereses, lo habitual era que no se llegara nunca a saldar la deuda, por lo que ésta pasaba a los descendientes, lo que llevó a un aumento del número de nexi y desembocó en una sangrienta revuelta que finalizó con la abolición del nexum por la ley Poetilia, entre 326 y 313 a.C.

    Pero a lo largo de la historia son incontables las veces que se han repetido circunstancias similares, con endeudamientos de imposible cumplimiento como forma de esclavitud económica que derivan en desempleo, pobreza y hambre, desencadenando los consiguientes conflictos. Uno de los más recientes es la II Guerra Mundial, con imposiciones insalvables a los vencidos tras la I Guerra Mundial por parte de los aliados, pero hay otros muchos como la Revolución Mexicana, con el endeudamiento de por vida de los trabajores a través de las tiendas de rayas, convertidos de esta manera en esclavos, o la Revolución Francesa, con la deuda externa derivada del apoyo militar a la Guerra de Independencia de los Estados Unidos que llevó a una extrema desigualdad social con altos impuestos que los estamentos privilegiados -nobleza y clero- no tenían obligación de pagar.

    Históricamente,
    han sido los más hábiles tanto en sacar rentabilidad de los conflictos -financiando y convirtiéndose en acreedores-, como en evitar situaciones de esclavitud financiera, declarando las deudas odiosas (también execrables o ilegímitas), eludiendo de esta forma la obligación de devolver los préstamos. Lo mismo que pretendía SYRIZA en Grecia, realizar una auditoría de la deuda que considera ilegítima en parte, restableciendo la soberanía y dando prioridad a las personas, lo que ha hecho reaccionar a los medios de comunicación -controlados por el poder- tachándoles de anti-europeístas, dejando entrever posibles represalias a Grecia.

    Cambian los tiempos pero el hombre es siempre el mismo. La historia vuelve a ser fiel a sus ciclos, y en la actualidad nos encontramos con millones de nuevos nexi obligados a trabajar de por vida para pagar una deuda que no van a poder saldar. Obligados a no parar, a no poder atender a sus enfermos, a no poder acceder a determinados tratamientos médicos, a no poder recibir una educación en las mismas condiciones que sus acreedores, a pasar la vida entera pagando su hogar y a consumir únicamente los productos necesarios más baratos que los mercados decidan sacar a la venta, pues los bienes de primera necesidad son poco a poco monopolizados.

    El único consumo que subsiste es el elitista, el de los productos de lujo. El distanciamiento económico y social entre unos ciudadanos de primer orden y el resto, continua acrecentándose distribuyendo la riqueza de forma cada vez menos equitativa. Del consumismo vamos pasando a la esclavitud de las necesidades básicas. La historia se repite una y otra vez cuando se produce el abuso de las leyes de los hombres.

    https://ciudadanoraso.com/el-sistema-de-esclavitud-por-deudas/

  5. ¡
    18/02/2020 at 11:20 PM

    Y si seguimos mirando. Terminaremos teniendo, encono contra el resto del mundo.
    Y si uno se pelea con todo el mundo.
    El problema, no es el mundo. UNO es el que tiene problemas.

  6. susana querol
    19/02/2020 at 12:08 PM

    Lectores:

    No veo comentarios sobre este excelente artículo. Solo cuestiones no relacionados y que no entiendo. Aprovechen para criticar a este trabajo: Claro, preciso, conciso sobre nuestra deuda externa. El tema del momento. Y que nadie sabe qué hacer.

    Lectores a las cosas! Gracias.

    • Maria O'Connor
      20/02/2020 at 12:31 AM

      La esclavitud x deuda es una muestra de lo peligroso de las deudas. Supuestamente fue abolida en el mundo, pero si un pais pide un prestamo muy grande y se lo dan, estaras condicionado, asi q simbolicamente pierde su libertad.
      La moraleja, es hacer las cosas bien para no pedir prestamos

      • Wen Ross
        20/02/2020 at 3:57 PM

        Nobleza obliga, en esto coincido totalmente con Ud.

      • LA MARMOTA
        22/02/2020 at 2:45 AM

        Las calles de San Francisco están tan cubiertas de heces humanas que la ciudad ha creado una “brigada anticaca” para eliminarlas

        Melia Robinson,

        Business Insider
        16 Ago 2018 20:31h.

        San Francisco’s sidewalks are covered with human feces, so the city is launching a ‘Poop Patrol’ to deal with its No. 2 problem
        Melia Robinson/Business Insider

        Algunas de las calles de San Francisco están tan cubiertas de heces humanas que la ciudad ha creado una “brigada anticaca” para limpiar el desorden.
        La “brigada anticaca” patrullará el barrio de Tenderloin con la ayuda de un vehículo equipado con un limpiador de vapor.
        Los excrementos visibles en las calles de San Francisco son un claro síntoma de la crisis inmobiliaria que ha llevado a miles de personas a vivir en la calle.

        En la ciudad de San Francisco (California, Estados Unidos), los vecinos llaman al teléfono de atención ciudadana alrededor de 65 veces al día para denunciar las heces humanas que se acumulan en calles y aceras.

        En total se han registrado 14.597 llamadas por esta razón al teléfono 311 de atención al ciudadano entre el 1 de enero y el 13 de agosto, según publica el San Francisco Chronicle.

        Ahora, las autoridades de la ciudad han decidido tomar cartas en el asunto para tratar de solventar el problema que San Francisco tiene con los excrementos.

        A partir del mes que viene, un equipo de cinco empleados del departamento de obras públicas recorrerá las calles del barrio más afectado por este problema de San Francisco, el barrio de Tenderloin, en un vehículo equipado con un limpiador a vapor. Patrullarán por las callejuelas limpiando los montones de heces antes de que los ciudadanos tengan la oportunidad de quejarse sobre ellos, según detalla el Chronicle.

        El problema de de las heces se ha convertido en un asunto clave para la nueva alcaldesa London Breed, que creció en una casa de protección oficial en San Francisco.

        “Diría que hay más heces en las aceras de las que nunca haya visto creciendo aquí” dijo Breed a la NBC en una reciente entrevista. “Es un gran problema, y no solo estamos hablando de caca de perro, hablamos de heces humanas”.

        Las heces amontonándose en las aceras son un síntoma de un problema mucho mayor. San Francisco está en plena emergencia de su mercado de viviendas.

        El alquiler medio por una vivienda de dos habitaciones es de 3.090 dólares al mes, más del doble que la media nacional de 1.180 dólares y un reciente informe averiguó que solo un 12% de las familias de la ciudad pueden permitirse comprar una casa allí. Debido a diversos factores, entre los que se incluyen una escasez de viviendas asequibles y carencias en el sistema de cuidado mental estadounidense, hay más de 7.400 personas que están sin hogar en la ciudad y muchas de ellas ni siquiera tienen acceso a cuartos de baño u otras necesidades básicas.
        There aren’t enough public bathrooms in San Francisco to accommodate the city’s homeless population.
        No hay suficientes baños públicos en San Francisco para los sin techo de la ciudad. Jeff Chiu/AP
        ¿Un problema de salud pública?

        En febrero, el equipo de investigación de NBC Bay Area pasó tres días vigilando 153 bloques del centro de San Francisco para ver qué encontraba. La búsqueda reveló jeringuillas, basura y heces en concentraciones comparables a las de algunos de los barrios chabolistas más pobres del mundo.

        El problema de las heces no solo es antiestético , sino que además es potencialmente peligroso.

        Cuando la materia fecal se seca, algunas de las partículas que contiene se transportan vía aérea y pueden contagiar virus como el rotavirus, la causa más común de diarrea grave en niños de hasta 5 años. Respirar esos gérmenes puede ser fatal, según el Doctor Lee Riley, experto en enfermedades infecciosas en la Universidad de California en Berkeley. Hace un año en Los Ángeles, un brote de hepatitis A fue relacionado con la falta de retretes accesibles para los 50.000 sintecho de la ciudad.

        En San Francisco, Breed y el director de Obras Públicas, Mohammed Nuru, concibieron la idea de la “brigada anticaca” mientras hablaban sobre la suciedad de la ciudad.

        “Estamos intentando ser proactivos”, declaró Nuru al Chronicle. “De hecho estamos saliendo a buscarla”.

  7. ¡
    19/02/2020 at 1:54 PM

    A la conquista por la espada. Se la ayuda con la traición.
    Y por la deuda. Endeudándose de manera irresponsable.

  8. 19/02/2020 at 5:11 PM

    Excelente nota, de lo mejor en años, tal cual es asi, yo agregaria la frase de Thomas Jefferson
    “Las instituciones bancarias son mas peligrosas para nuestra libertad que los ejercitos enemigos”

    • Maria O'Connor
      20/02/2020 at 12:25 AM

      Asii es. Aun la novela que inspiro la pelicula infantil Mary Poppins se basaba en una critica sutil al mundo financiero.

      • Wen Ross
        20/02/2020 at 4:05 PM

        Generalizando y bajando a lo cotidiano, María, el sistema financiero es tan peligroso como tener una tarjeta de crédito, el gas, la electricidad, un arma blanca o de fuego, el agua, el fuego…. Recordando el viejo dicho campero “cuidado con la patada del caballo manso distraído”, si no se tiene prudencia y responsabilidad…. ¡la vida es peligrosa vivirla!

  9. Maria O'Connor
    20/02/2020 at 12:22 AM

    Sr. Pissolito :Excelente articulo.

  10. 20/02/2020 at 6:43 AM

    BREVE ANÁLISIS DE LA ÚLTIMA VISITA DEL EQUIPO DEL FMI.

    por Carlos Pissolito

    SITUACIÓN: Un equipo del FMI visitó Buenos Aires, del 12 al 19 de febrero de 2020. El informe sostiene lo siguiente:

    1ro. Que desde desde julio de 2019, el peso se ha depreciado en más de un 40%, el riesgo soberano ha aumentado cerca de 1100 puntos básicos, las reservas internacionales han disminuido alrededor de US$ 20 mil millones y el PIB real se ha contraído más de lo que había sido proyectado. Como resultado, la deuda pública bruta aumentó a cerca de 90% del PIB a fines de 2019, 13 puntos porcentuales más que la proyección en el momento de la revisión anterior.

    2do. Que el superávit primario que se necesitaría para reducir la deuda pública y las necesidades de financiamiento bruto a niveles consistentes con un riesgo de refinanciamiento manejable y un crecimiento del producto potencial satisfactorio no es económicamente ni políticamente factible. En consecuencia, se requiere de una operación de deuda definitiva, que genere una contribución apreciable de los acreedores privados, para ayudar a restaurar la sostenibilidad de la deuda con una alta probabilidad.

    En otras palabras: El FMI reconoce que desde julio del 2019 que el pago de la deuda externa era imposible. Por lo que es falso que lo que produjo el derrumbe de la economía fue el resultado de la PASO, celebradas en agosto de ese año.

    NUEVOS ELEMENTOS de JUICIO: Lo que resalta como inédito y como nuevo elemento de juicio es que el FMI reconoce que es corresponsable, junto con el gobierno de M Macri, de la actual situación.

    Por otro lado, no puede negarse la influencia de las ideas generadas por el Papa Francisco respecto de que los países no deben ser llevados a un sacrificio extremo para sus pagar deudas externas.

    CONCLUSIONES:

    1. Tal como lo venimos sosteniendo la deuda externa argentina es impagable.
    2. Lo nuevo es que lo ha reconocido el propio FMI. Pero, no lo hace en forma total, ya que le pide a los acreedores una “contribución apreciable” (léase quita”), pero no dice nada respecto sobre su propia deuda.
    3. Además, reafirma nuestra percepción de que las recurrentes crisis económicas han desarrollado una particular capacidad de la Argentina para encontrar soluciones innovadoras a este problema.
    4. Sin embargo, lo dicho no debe interpretarse que el problema esté solucionado. Todo lo contrario. Solo se ha reconocido que existe un problema y que la Argentina no es el único responsable.

  11. gac
    20/02/2020 at 9:34 AM

    los Parish Robertson eran representantes de la Baring…y agentes del Foreign Office, amigotes del mayor agente británico del ex virreinato: José de San Martín, uno de ellos estuvo en el combate de San Lorenzo y cenó con don José en la noche previa a la batalla. Todos soretes

    • 20/02/2020 at 10:01 AM

      Acá el único sorete es Ud. que lanza acusaciones sin probar. Para más detalles leer la excelente obra de Enrique Diaz Araujo: “San Martín: cuestiones
      disputadas.Buenos Aires: UCALP-Fondo Editorial San Francisco Javier, 2015. Tomo I: 621 páginas.Tomo II: 438 páginas.

    • ......................................
      22/02/2020 at 8:02 PM

      Cenar y luego dormir, antes de la batalla…que temple. ¡¡Esa es mi gente!!!

  12. Wen Ross
    20/02/2020 at 3:51 PM

    El autor y los comentaristas han expresado (salvo el último que tuvo la bajeza de insultar al Libertador Grl San Martin) edificantes apreciaciones, pero se olvidaron de algo tan prosaico y patente y es que el poder político ¡SE ROBÓ EL PAÍS!
    Sr. Cnl Pissolito ¿voy a poner en circulación mis ahorros para que los políticos de turno me lo roben?
    ¡Derramaré mi sangre por la Patria, pero me degüello con cuchilla mellada antes de seguir enriqueciendo a los vividores del contribuyente!

    • María O´Corman
      21/02/2020 at 6:35 PM

      O sea Don Ross…
      ¡¡ Me hago matar “por la mía ” !!!… El resto, que se arregle como pueda.

  13. Ruperto
    21/02/2020 at 5:54 PM

    No cabe seriamente la deuda como problema, ni la inflacion, ya que las dos son consecuencia de los deficit fiscales. Pero en la interpretacion generalizada de comunistas, peronistas y radicales, los deficit fiscales son “el motor de la economia”. Por otra parte las importaciones/ deudas se pagan con divisas obtenidas por exportaciones, pero Argentina es el unico pais de la tierra donde se las extrangula mediante Retenciones de magnitud que triplica en su porcentual los aranceles que intercambian EEUU y China en situacion de Guerra Economica. La retencion tiene el mismo efecto que las barreras arancelarias que te pone otro pais, con la difere ncia que en la retencion es el propio Estado que las impone contra la Economia de la Nacion y abarca a la totalidad de mercados externos. Reiteremos que las retenciones siempre fueron instigadas, promovidas y aplicadas por los sionistas.

    • Esteban
      23/02/2020 at 10:28 AM

      Ruperto, los intereses que cobran los bancos son el principal origen de la inflacion, por que los bancos al cobrar un dinero, sea 10% 20 0 100 % de usura sobre un prestamo estan cobrando o pidiendo dinero que NO FUE CREADO y que encarese todos los costos de produccion, y deir que la deuda no es problema en un pais cuya deuda era era de 64 mil millones de dolares en 1989 y hoy es 400 mil, denota de parte suya ignorancia supina o mala intencion. sus argumentos tipicos de liberales ya cansan

  14. María O´Corman
    21/02/2020 at 6:58 PM

    Cada uno sabe dónde le aprieta el zapato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *