Mamá Hebe, la vergüenza y el juez

Malu KikuchiEl juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, ¿no sabía que Hebe y las Madres de Plaza de Mayo daban vueltas alrededor de la Pirámide de la Plaza los jueves por la tarde? Lo saben hasta los chicos de la primaria. Aparentemente, este juez, no estaba enterado. Mamá Hebe era llamada a indagatoria por 2° vez, porque no había asistido a la 1°. El juez esperó, luego mandó policía femenina y una ambulancia a buscarla a la sede de la Fundación.

¡Oh sorpresa! La puerta de la Fundación estaba bloqueada por militantes de DDHH y militantes K, advertidos por las redes sociales de la demanda del juez. Pretendía indagar a Mamá Hebe por las irregularidades en el proyecto de construcción de viviendas sociales llamado Sueños Compartidos. Del proyecto faltaron casas que no se construyeron, sueldos y aportes sociales que no se pagaron a los trabajadores y más de $ 200 millones.

El juez ordenó detenerla. Mamá Hebe no se dio por enterada. Fue a la Plaza y al día siguiente fue a Mar de Plata en camioneta, arengó a la gente, y el domingo volvió en camioneta. O sea que recorrió más de 800km en 24 hs. Habla muy bien de la salud de Mamá Hebe. El juez levantó la orden de detención. El juez, en la misma situación, ¿hubiera actuado igual con Rosa, Juan o Pedro?

Por supuesto que no. Los hubiera detenido. El juez, con una gentileza versallesca, fue a tomarle indagatoria a la sede de la Fundación de Madres, cercana al Congreso. Lo acompañaron la fiscal, dos secretarios y la fiscalía. Mamá Hebe, idéntica a sí misma, los recibió en la cocina de la Fundación. No declaró, ya lo había advertido. No importa quiénes fueran el juez, la fiscal o los secretarios, representaban al poder judicial de la Nación.

La Constitución Nacional (que Mamá Hebe quiere cambiar ya que la considera “burguesa”) dice que el estado está compuesto por 3 poderes, el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Que los 3 tienen la misma importancia y que deben controlarse entre sí. Eso hace a la república. Humillar a un juez, con una heladera de fondo, todos reunidos alrededor de una mesa de cocina, es humillar al poder judicial, una vergonzosa forma de humillar a uno de los 3 poderes de la nación.

El juez lo permitió. Gratuitamente. Mamá Hebe rebosante de salud debería haber ido a Comodoro Py. Este hecho la convenció de haber ganado una batalla, y la ganó. Y llamó a la resistencia (¿a qué?). En cuanto a la causa, el juez evaluará si se la procesa, se la juzga, se la declara con falta de mérito o inocente, el tiempo lo dirá. Y el juez habrá sido humillado en nombre de DDHH tuertos. Y Mamá Hebe insiste en que los Schoklender tienen la culpa de todo.

Pero los cheques estaban firmados por Mamá Hebe como presidente de la Fundación Madres. Puede que los haya firmado sin leerlos. Después de todo, Sergio Schoklender era prácticamente su hijo, y a un hijo se le tiene confianza. Esa relación madre hijo es para un estudio psiquiátrico y hubiera hecho las delicias de Esquilo*. Las madres moldean a sus hijos. La beligerante, combativa y comunista Mamá Hebe, educó a sus hijos a su imagen y semejanza.

Los empujó a la guerra. Una guerra demencial, perdida de antemano. Se los advirtió Perón después del atentado de Azul, diciéndoles que contra las fuerzas del Estado, no podría. En Cuba ganó Fidel porque sobre el final de la guerra, más de la mitad del ejército cubano los apoyó. Lo de Mamá Hebe con sus hijos fue un filicidio. Y ella adoptó a los parricidas. Un círculo muy imperfecto. Esa relación terminó, como terminaron los Sueños y las tragedias griegas, muy mal.

Mamá Hebe, ¿es provocadora, “revolucionaria”, resentida, desquiciada o simplemente inimputable? Es comunista, profunda y eternamente comunista. Está encerrada en su ideología, no sabe, ni quiere saber que el mundo cambió, que el comunismo perdió la partida por goleada. No le interesa, ella sigue fiel a su idea y nada, ni nadie se la va a cambiar. Dice “No nos fuimos, no perdimos”. Vive en otro país. Brindó con Cristina Kirchner “porque Macri nos tenga miedo”.

¿Habrá que tenerle miedo? Sí. Sí y sí.

Malú Kikuchi

La caja de Pandora

* Esquilo: dramaturgo, fundador de la tragedia griega y del diálogo dramático, 525/456 (aC).

Share

10 comments for “Mamá Hebe, la vergüenza y el juez

  1. Agustina
    14/08/2016 at 4:32 PM

    Sra. Kikuchi tiene toda la razon, pero me parece que el Ministro Garavano, por orden de alguien….tampoco desea se encarcelen o juzguen ciertos personajes….A muchos nos gustaria saber por que???????

  2. W.C.
    14/08/2016 at 8:08 PM

    El “cuis” de la cuestión no es tenerle o no tenerle miedo a “mami”, todo se limita a ponerla en su lugar y de eso se debería ocupar la Justicia y no la justicia minusválida que tenemos.
    Si bien el cuero todavía le da para hacer un viaje de 800 km, vociferar estupideces y destilar odio, sus años son los suficientes para que vaya pensando que la tumba la aguarda con sus fúnebres ramos. Por una cuestión meramente biológica pronto será comida para las hormigas y se transformará en un mal recuerdo.
    El problema es que los medios continúan ocupándose de su vida como si fuese un ser importante y diariamente la exhiben en la vidriera de notables en lugar de meterla en el inodoro que es su lugar por excelencia.
    Ya no importa si es es provocadora, “revolucionaria”, resentida, desquiciada o simplemente inimputable porque las evidencias indican que por añadidura es una delincuente común y debería ser tratada como tal, pero eso no va a suceder porque la “mamita en el afecto” de los parricidas principalmente es un terrorista y como todos sabemos los terroristas, en nuestro país, gozan de un trato preferencial, alejado de toda norma de vida civilizada y eso es justamente lo que no ha cambiado ni va a cambiar.
    Trato preferencial y reconocimiento por parte de las autoridades, quienes evidentemente avalan a otros individuos de la misma calaña que ocupan con indignidad cargos públicos en lugar de considerarlos casos policiales y tratarlos en consecuencia.
    Mamita se rasga las vestiduras por sus hijos supuestamente muertos pero se regodea pensando y recordando las “hazañas” de esos mal nacidos matando a los hijos de otros.
    Mamita es solamente un pústula purulenta digna de una mueca de asco, porque no ha sido el odio sino el asco lo que devoró mi vida y la de muchos miles de argentinos que a través de décadas infames observamos con pavor que la indecencia y la criminalidad son las credenciales necesarias y suficientes para ingresar al mundo de la política donde todo está permitido dentro y fuera de la Ley.
    Realmente todos dan asco porque son pálidos y sórdidos como insectos que sólo piensan en destruir todo lo que encuentren en su camino enarbolando banderas falsas e igualdades inexistentes.
    No esperemos que el actual gobierno cambie algo porque lo que debe cambiar es la actitud de la sociedad ante la vida y sus problemas y eso no se resuelve desde el poder sino desde el interior de cada uno de nosotros.
    Walter

  3. Pan de campo
    15/08/2016 at 8:36 AM

    La justicia se fue de vacaciones, sigue en estado de ” FERIA”
    algunos afiebrados quieren hacer una protesta frente al obelisco el dia 24 de agosto a las 18 hs.
    Vendra alguien? la descarga sera contra la impunidad, que dicen , la justicia esta muerta.
    Las cosas no funcan como deberian. Los que deberian estar presos estan alegres como chorizos fuera de la choricera.
    Y quienes deberian de jugarse, no tener miedo, hacer justicia y dejar de recostarse en lo que traigan los periodistas que de momento son los unicos que tratan de impartir justicia, avisando lo que pasa….el pescado sigue sin vender.
    La cosa no pasa de indagatorias, tirar papelitos sin siquiera preguntar nada, ni verse las caras y no estar dispuestamente espiritualizados a hablar….?¿
    Averiguen como hacen los rusos, que a los cuestionados les ponen un frasco, y ahi van depositando diente x diente, a base de tortones, hasta que se decidan a hablar.
    Aca no, les convidamos con mate y torta frita, o sino les damos una visita hasta en la cocina de sus moradas, a ver si cambian de opinion y deciden confesar….

  4. noca
    15/08/2016 at 9:11 AM

    LA JUSTICIA ARGENTINA ES UNA VERGÜENZA NACIONAL!!!
    LOS ARGENTINOS PEDIMOS JUSTICIA…QUE SE HAGA JUSTICIA DE UNA VEZ POR TODAS, PUES TODOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY!!!
    Y ESTAMOS ESPERANDO QUE TAMBIEN LA EX PRESIDENTE SEA JUZGADA CON TODAS LAS PRUEBAS DE CORRUPCION QUE HAY!!! O QUE ESPERAN!!! QUIZAS UN TEATRO MAS COMO EL DE BONAFINI???

  5. noca
    15/08/2016 at 10:49 AM

    OTRA VERGÜENZA PARA LA JUSTICIA ES EL JUEZ RAFECAS:POR QUE NO QUIERE REABRIR LA CAUSA SOBRE LA ACUSACION DE NISMAN CONTRA LA EX PRESIDENTE? NO SE LE PUEDE HACER UN JUICIO POLITICO YA QUE NO TIENE ARGUMENTACION ALGUNA PARA NO INVESTIGAR EL CASO Y ASI LLEGAR A LA VERDAD? QUE LE IMPIDE? NO QUEREMOS MAS IMPUNIDAD!!!HAY JUECES,ENTRE ELLOS,RAFECAS,QUE YA NO POSEEN CREDIBILIDAD…

  6. luisen
    15/08/2016 at 5:43 PM

    todo esta mal todo se malinterprete por parte de la justicia el ladro juzga al dueño de casa y culpa de lo mal que si o su robo ! no se entiende esta justicia

  7. VAS EN CANA MANCO
    15/08/2016 at 8:36 PM
  8. Ilde Fonso
    16/08/2016 at 7:08 AM

    SEEEEE!!!!! Todos vociferan contra Hebe, contra los jueces, contra nosotros mismos que somos siempre el felpudo de quien nos desgobierna….Pero en este caso concreto, parece que el que tiene la manija es el que continua de feria con su familia…no en Colifate, sino en Bariloche…mas paquete cheee!!! Pero como podran apreciar…casi…casi ….se igual!!! Viste!!!

  9. Ilde Fonso
    16/08/2016 at 7:09 AM

    Todo este chow, me hace acordar no el de Tinelli, sino al dicho de que ENTRE BUEYES….NO HAY CORNEADAS !!!! Viste!!!!

  10. Gracias Malu !!!
    16/08/2016 at 2:26 PM

    Una Nota de Tribuna de Periodistas , que amerita para cerrar la Nota de Malu.

    ¿Por Qué Cuando Hablamos De Hebe No Hablamos De Esto?

    LA ESTRATEGIA DE LA TITULAR DE MADRES

    En primer lugar, antes de hablar de Hebe de Bonfini, es necesario poner algunas cosas en claro. La inmensa mayoría de las personas, y el periodismo en general, cuando se refiere a la titular de Madres de Plaza de Mayo reivindica su labor durante los años de la dictadura y sus logros en materia de Derechos Humanos. Pero no seamos ilusos y mucho menos hipócritas.

    Hebe defendió, defiende y seguirá defendiendo al terrorismo. Montoneros era una banda de delincuentes terroristas, y de ninguna manera es loable defender el accionar terrorista, de ningún tinte político.

    Pero no solo eso. Reconozcamos de una buena vez que fueron precisamente los terroristas, a través de una acción militar, la operación del domingo 5 de octubre de 1975, cuando la organización guerrillera Montoneros realizó un ataque al Regimiento de Infantería de Monte 29, de Formosa, lo que determinó el comienzo de la guerra y lo que derivó en el golpe militar del 24 de marzo de 1976.

    No fueron ni los intereses monopólicos, ni el establishment, ni el imperialismo norteamericano, ni la situación de América Latina, ni el golpe de estado en Chile, ni las impunidades genocidas de la derecha argentina, no. La dictadura militar fue el producto de una generación loca, de una generación que no entendía nada y que quería hacer una especie de revolución abstracta, y los militares intentaron, con todos sus excesos, poner orden en una casa desordenada.

    Pero para que lo ante dicho quede bien claro, reflexionemos sobre lo siguiente: Supongamos que los “revolucionarios setentistas” hubiesen resultado vencedores en su “lucha armada”, ¿No hubiesen tomado el poder por la fuerza al igual que los militares? Y eso, ¿No sería también un gobierno de facto o una dictadura como la que supuestamente ellos combatían?

    Y esta pregunta me lleva a otra un tanto más profunda: ¿Qué hubiesen hecho los terroristas guerrilleros (en caso de haber vencido, por supuesto) con los militares? ¿No tendríamos otro tipo de desaparecidos?

    Y por último, quisiera que el lector reflexione y se haga a sí mismo las siguientes preguntas: ¿Los terroristas, no secuestraban, no mataban, no torturaban, incluso a personas inocentes?

    Eso es lo que defiende Hebe, además de defender, obviamente, la dictadura cubana, el régimen chavista en Venezuela y, lo más grave, el terrorismo islámico.

    Hasta aquí, una descripción clara, real y objetiva de Hebe, como para saber de quien estamos hablando; pero ahora Hebe cree que es Maradona, así como Maradona cree que es Hebe, y ambos creen que son dioses intocables, los cuales pueden decir y hacer lo que les venga en ganas porque los argentinos, precisamente, les hicimos creer que son intocables. No en vano, en relación a la situación de Hebe, Maradona dijo: “Me da vergüenza lo que hicieron y ni se les ocurra ir por Cristina”, y aquí está la clave de todo.

    Y como dijimos al principio, pongamos las cosas en claro. Al kirchnerismo, lo de Hebe le viene como anillo al dedo, y en función a eso, armaron una estrategia, a saber: En primer lugar, lo que están haciendo es un “globo de ensayo”, y enviándole un mensaje a la justicia, pero principalmente al gobierno. El mensaje, entre líneas, dice claramente: Miren lo que hacemos para defender a Hebe, imagínense lo que puede pasar si la pretenden encarcelar a Cristina. O sea, lo que dijo abiertamente Maradona.

    Y lo segundo es que esto es un pretexto justo para desestabilizar. El kirchnerismo busca represión, siguen buscando represión y un muerto.

    Los kirchneristas saben que están complicados, y que muchos de ellos, tarde o temprano, terminarán presos, y saben que de la única manera que pueden zafar es volteando al gobierno de Macri. Esa es su única preocupación, y su única tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *