La descomposición del poder político torna al campo cada vez más relevante

El sector agroalimentario argentino es un complejo productivo que abarca desde la producción primaria hasta la investigación científica y biotecnológica de avanzada profundamente insertada internacionalmente, mediada por la actividad agroindustrial de una industria aceitera y de harina de soja que son las primeras del mundo. Este complejo responde por más de 70% de las exportaciones en 2022, y es el único proveedor en gran escala de divisas del país.

Debido al contexto mundial ampliamente favorable para la Argentina, las exportaciones superaran este año U$S 90.000 millones, las más elevadas de las últimas dos décadas. El sector realiza esta actividad con un nivel de productividad que es 30% superior al de los otros sectores, y que se equipara, o incluso supera, a los más avanzados del mundo, con especial referencia a Estados Unidos, la primera potencia agroalimentaria global.

En términos estructurales, el sector agroalimentario representa un estándar de productividad y competitividad que se ha transformado en el marco de la Argentina posible para las otras actividades productivas. A esto hay que agregar su carácter esencialmente nacional, al punto de haber incorporado a las principales empresas trasnacionales de los agroalimentos en el mundo, como expresión de un país potente, seguro de sí mismo y profunda e irreversiblemente insertado en el proceso de globalización.

Un sector semejante rechaza por necesidad una concesión meramente “corporativa” o “gremial” de los acontecimientos y necesita desarrollar una conciencia esencialmente política de la situación del país, con una dimensión de alcance global de lo que sucede en el mundo -sus tendencias y grandes cambios económicos y tecnológicos en primer lugar- incluyendo el significado de sus principales conflictos, como por ejemplo la Guerra de Ucrania y las sanciones internacionales impuestas a Rusia, que han desatado las tres grandes crisis globales de la época, que son la alimentaria, la energética y la inflacionaria.

Pero en especial requiere disponer de una visión lucida y acabada de la crisis política argentina, que está centrada actualmente en la fractura y descomposición del sistema de poder vigente desde el 10 de diciembre de 2019.

En las crisis políticas de la Argentina lo esencial es siempre lo que está a la vista y se manifiesta en la actividad de los protagonistas, sin importar, por completamente irrelevante, sus intenciones y subjetividades.

Lo esencial de la renuncia del ministro Guzmán es cuando señala que la fractura del sistema gobernante le impide enfrentar las variables decisivas del “dólar, la inflación y los servicios públicos”. Esto sucede cuando el piso de la inflación es 72% anual y se orienta a adquirir 3 dígitos a fin de año (100% o más), con un rechazo masivo y creciente de la moneda nacional, que se revela en una brecha cambiaria de casi 100%, que se acentúa al ritmo de la crisis política que provoca un auge exponencial de la incertidumbre, tanto en el mercado como en la ciudadanía.

En un sistema absolutamente presidencialista como el argentino, la completa desaparición de la autoridad presidencial del Alberto Fernández ha desatado un inmenso vacío de poder que paraliza todas las decisiones.

Ante esta situación, lo fundamental es advertir que todos los actores del sistema dominante se han quedado sin margen alguno de acción. El Banco Central ha perdido la totalidad de sus reservas, y opera ahora con un saldo negativo. También el gobierno se ve impedido de recurrir al endeudamiento internacional, así como al crédito interno en pesos moneda nacional, mientras ha demostrado su total incapacidad para acumular dólares en el Banco Central, a pesar de disponer de las mayores exportaciones de la historia argentina en las últimas décadas, con un precio récord de los commodities agrícolas.

El sistema de poder vigente se encuentra, en suma en una crisis terminal, con características de descomposición generalizada y creciente, en una situación de profunda impotencia política. En estas condiciones el papel estratégico político del sector agroalimentario es cada vez más relevante y su importancia crece en relación inversa a la incertidumbre que provoca la desintegración del régimen vigente. En Este contexto, corresponde situar la significación del paro agropecuario convocado por la Mesa de Enlace para el miércoles 13 de julio.

Jorge Castro

Share
Subscribe
Notify of
guest

10 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
siamesepeter
siamesepeter
1 month ago

Cualquiera podría decir que todos los astros se han complotado para «reventar a la Argentina». Es así que la Vice presidente eligió justito esta oportunidad para hacer su obra maléfica, pelearse con el inútil, y así JODERNOS BIEN JODIDOS A TODOS!!!
Piensen qué premio darle………………….realmente lo merecería!!!!!

Guillermo Alejandro
Guillermo Alejandro
1 month ago
Reply to  siamesepeter

El títere Alberto es un inútil.., pero de menor categoría de quien lo eligió para usarlo como garrocha para saltar sobre el Poder Judicial.
La ‘azotea’ de esa mala representante de las exitosas mujeres actuales, debe tener un ardor en el marote, como lo tendría en los ojos un condenado a pelar y picar cebollas.., sin gafas y con los párpados pegados a las cejas con cinta adhesiva, osea.., sin poder cerrarlos.

Guille

Epicardio
Epicardio
1 month ago

La solución es la renuncia irrevocable de ambos sátrapas: AAF y CEF vda de K. más todo elngabinete del PEN. Respecto del Congreso se verá si se lo interviene y el llamado urgente a votación de nuevas autoridades quienes al asumir revoquen todo lo actuado y den un giro de 180 grados a las barbaridades impuestas por esta administración.

Argento41
Argento41
1 month ago

Las señales que nos están enviando estos sres. de verdad que dan verguenza. Hemos. tenido malos; pero estos llevan el premio mayor. Si alguien quiere entretenerse mágica, pero cruelmente, les sugiero buscar un discurso de José Manuel Estrada (aquel de los manuales cuando éramos niños) del 13 de abril de 1890. Una vez leído tenemos la radiografía más patética de esta Argentina detenida en el tiempo. Algo así como ….¿aprederemos alguna vez?.

Guillermo Alejandro
Guillermo Alejandro
1 month ago
Reply to  Argento41

En cuanto me haga un poco de tiempo y descanso de corridas, me pongo a buscar el discurso de nuestro maestro de la infancia; lo estudio y le cuento.
Un abrazo, Profesor.

Guille

Adolfo H
Adolfo H
1 month ago

Todo bien respecto a la importancia del agro en la economía nacional…ahora que pretende el autor con su mención al paro?, querrá que asuma la presidencia la Mesa de Enlace?. Armen su partido y se presentan a elecciones o apoyen mas decididamente a Milei y Juntos por el Cambio. Sería mas interesante que Castro presente una alternativa para el desarrollo del país de 47 millones y no solo para los sojeros

Guillermo Alejandro
Guillermo Alejandro
1 month ago
Reply to  Adolfo H

Don Adolfo: Javier Milei tiene un cerebro privilegiado.., que le permite el acceso inmediato al dato, texto, fecha, etc, etc, que sea necesario en un momento cualquiera. Tiene un CORAJE INEXISTENTE EN LA ‘CASTA POLÍTICA’, Y TRES CUALIDADES MÁS QUE LOS CASTRADOS (perdón.., ‘castados’) NO TIENEN:
ES HONESTO
NO ES MENTIROSO
NO ES CHORRO
¿¿Que más necesitan??

Va una disculpa a los pocos incluídos, que son la «excepción que confirma la regla»

Guille

Joe Daltom
Joe Daltom
1 month ago

A muchos nos gusta lo que dice Milei. Lo que no nos gusta es lo que no dice.
Como por ej. qué hacemos cuando las hordas se desaten cuando no les den mas guita. Nos va a defender? Nos permitirá defendernos nosotros mismos? Se borrará y que cada uno se arregle?
Asusta un poco lo de «anarco», sea capitalista o comunista.

Guillermo Alejandro
Guillermo Alejandro
1 month ago
Reply to  Joe Daltom

Analice sus preguntas.., pregúnteselas a si mismo.
¿Nos indican hoy, como defendernos de las »hordas».., que ya se están gastando las pezuñas como toro por atacar?

¿Nos permiten, hoy, defendernos a nosotros mismos?…, ¿no recuerda que se ocuparon de desarmar al pueblo normal y honesto?

Tanto como a mi debe reventarlo que la ‘emperatriz de Calafate y Arroyo Gato’ se borre olímpicamente ante la menor posibilidad de un kilombito.

Lo del último renglón…, es para uno de los niveles de la gilada.., esos que no pueden cagar si no se les aplica un enema, con caldo hecho de folletos propagandísticos contra las derechas, pagados por los »derechos» que son sus patrones.

Guille

Javier
Javier
1 month ago

A futuro van a terminar produciendo alimentos para el bloque Chino-ruso-irani.
No sera produccion «global» sino para una faccion aborrecible.
Pero la alternativa no es mejor. Canada y paises bajos parecen indicar eso.