Carta abierta: Señora Hebe de Bonafini

CLAUDIO KUSSMAN

Mi nombre es Claudio Kussman, tengo 70 años de edad, soy Comisario Mayor (R) de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y desde el 28/11/2014, estoy alojado en la Unidad 31 del Servicio Penitenciario Federal con asiento en Ezeiza, imputado de los mal llamados o si usted prefiere bien llamados, Delitos de Lesa Humanidad. Ello gracias al armado falaz de una causa, en la ciudad de Bahía Blanca, torpe engaño debidamente documentado en esta misma página. Todas estas referencias me ponen en clara desventaja frente a usted ya que hacen que no me escuche ni le interese hacerlo. A pesar de ello, diré que con esta actitud se parece y tiene el mismo comportamiento que los medios de difusión, los miembros de la Iglesia, los políticos, los candidatos presidenciales y los legisladores sean del color que sea. A la mayoría de ellos usted los considera sus enemigos, como así también del actual gobierno. A todos les he escrito en reiteradas oportunidades, sin obtener respuesta alguna. No disimulan su hipocresía, “olvidando” u ocultando, su camaleónico pasado.

JUDAS

Me impulsan escribirle la presente, dos motivos primordiales:

Uno – Decirle que por lo menos en mi caso y en algunos otros, la están engañando, o usted simula que lo hacen, como así familiares de víctimas, o de presuntas víctimas. Presentan, un “autor” por otro u otros, que seguramente estarán gozando de libertad y hasta cargos en el gobierno como en el caso del General ® Martín Balza. Por eso yo no me voy a callar y así seguiré hasta mi último aliento. La próxima vez que miembros de la “justicia” la saluden y besen, pregúntese si quien tiene enfrente no es simplemente un Judas oportunista. Piense de lo que pueden ser capaces, cuando hoy si bien a favor de su lucha encarnizada, violaron juntamente con muchos legisladores, cuanto principio constitucional se les puso por delante. Lo puedo entender en usted como víctima, no en ellos como parte de los poderes del Estado.

YO LA INVITO

Dos – Quiero reiterarle las invitaciones que los días junio 23 y 24 del corriente año 2015, le hiciera mi hijo Fabián, desde la ciudad de Orlando, Florida, EEUU (país al que tanto odia) para que hable en la radio “Prisionero en Argentina” o escriba a esta misma página. En ambos sitios, puede hacerlo sin límite de tiempo alguno, sobre el tema que quiera y todas las veces que quiera. Se la respetará y todo saldrá tal cual usted se exprese. Sé que en los 70, no la dejaban hacerlo, pero tiene que reconocer que, hoy pasa exactamente lo mismo pero a la inversa. Ni aun pagando, diarios como “La Nueva” de Vicente Massot o “Clarín” de la familia Noble, sin escrúpulo alguno, me censuran. La gran diferencia está dada por el avance de la tecnología en las comunicaciones. Estas hoy rompen mordazas, e igual puedo poner en conocimiento de muchos miles de personas los martirios y las muertes de orden político que se están llevando a cabo en el país, por medio de la “justicia” prevaricadora imperante.

RESPETO SU FUERZA Y SU VALENTÍA

Yo por mi parte tengo que reconocer y respetar la fuerza y la valentía que a través de los años le ha puesto a su causa, por más que no concuerde con sus métodos actuales. Menos cuando terminó defendiendo a un Milani, un Boudou y a algunos otros impresentables como ellos. No me expediré sobre manejos de fondos, ya bastante lo hicieron los medios, imparciales o no. De cualquier forma, prefiero lo suyo y no el silencio de los temerosos, a quienes realmente desprecio. Estos entre otras muchas particularidades, son incapaces de defender o proteger tan siquiera a su familia y mucho menos tener algún ideal. Solo son obsecuentes al poderoso de turno, a quien por último traicionan, cuando les llega su ocaso. Destaco que el mismo siempre llega, es una ley que rige la misma vida.

NO AL PERDÓN

También concuerdo con usted, cuando dice que no tiene que haber perdón. Yo no lo necesito, solo utópicamente pido y exijo justicia. Asimismo yo no puedo perdonar, ni hay nada que me inspire a hacerlo, con quienes me privaron de la libertad ilegalmente y afectaron la estabilidad de mi familia. Para ello emplearon falazmente términos como: justicia, ley, derechos, defensa, democracia, lesa humanidad, etc.

Concordemos que es muy fácil hablar de perdón, cuando no se es la víctima, ¿no?

Dada su edad y la mía lamento que ambos, junto con otros muchos, vamos a dejar en mayor o menor medida la semilla para que en un futuro cercano vuelvan los enfrentamientos entre Argentinos, potenciados esta vez por el narcotráfico. Posiblemente sea su objetivo, no el mío. Me resisto a creer que tanto dolor y tantos muertos de ambos lados en los años 70, no nos hayan dejado enseñanza alguna, para no volver a cometer nuevamente el mismo error. Si reconozco que en este misterio que es la vida, hay hechos y acontecimientos dramáticos, que, son inevitables y en los cuales en la mayoría de los casos, nos toca ser actores voluntarios o involuntarios. Allí, lamentablemente, también estamos juntos usted y yo.

Atentamente.

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R)

Policía de la Provincia de Buenos Aires

www.PrisioneroEnArgentina.com

6 comments for “Carta abierta: Señora Hebe de Bonafini

  1. jose maria
    27/09/2015 at 7:58 AM

    No se entiende muy bien. Por momentos es un panegírico a hebe, hasta se equipara con ella. En definitiva ¿que le pide; perdón, alianza, olvido?. DEbería el comisario ser más claro

    • 27/09/2015 at 3:55 PM

      Coincido … No está nada claro para mí …
      Oro al SEÑOR q si es inocente, q todo salga a luz
      y se haga justicia …
      Tampoco me gusta su manera de ‘elogiar’ a Hebe,
      ni lo entiendo …
      Si es culpable, lo mejor es q se arrepienta y se ponga a cuenta con el
      TODOPODEROSO … y rinda su vida al SEÑORÍO de CRISTO …
      Al poner nuestras vidas en las manos del JUSTO y SOBERANO HACEDOR
      nuestro hacemos la mejor elección de la vida …

    • 23/10/2015 at 2:09 PM

      Pareceria que el sr. Kussman,sufriera el síndrome de Estocolmo.

  2. Cómo dice?
    27/09/2015 at 12:57 PM

    Coincido con el comentario de José Maria: la carta es un tanto confusa. Creo entenderla lo suficiente, pero da lugar a confusión. Lo único claramente entendible es que nadie ha aprendido un carajo en este país, desde los 70 hasta aquí. Y que los enfrentamientos volverán. Ya lo creo que volverán.

  3. 27.92015.
    27/09/2015 at 5:08 PM

    Sr. Comisario, por lo qp’ leí usted es inocente.Pero además,cualquier,jjurista sabe q’ no se puede aplicar “lesa humanidad ” a 40 años de los hechos, q’ las leyes no se anulan, q, se “derogan”, q’ se han vulnerado todos los principios del Dercho Penal. Que tener presos a personas q’ tien más de 70 y 80 años, cárceles q’ no están preparadas es causarles un sufrimiento y dolor imnecesario,algún día hay q’ revisar ésto…siga escribiendo.

  4. Jorge Juan
    28/09/2015 at 8:10 AM

    De que se lo acusa? Quién? Porqué? Que tiene que ver HB? En fin una ensalada. No queda claro de que escribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *