Cristina y Alberto, atrapados sin salida

Carcomidos por sus egos, Cristina y Alberto están, como el gran Jack Nicholson, atrapados sin salida. El matrimonio por conveniencia armado por Cristina en mayo de 2019 cruje por todos lados. El sismo comenzó en julio de 2020 cuando la primera dama no tuvo mejor idea que celebrar en plena cuarentena su trigésimo noveno aniversario en la Quinta de Olivos. Fue una falta de respeto a todos los argentinos que, dominados por el miedo al coronavirus, no nos atrevíamos a salir de nuestros hogares. Al poco tiempo Cristina publicó su primera carta en la que afirmaba que había funcionarios que no funcionaban, es decir, que eran unos verdaderos inútiles. Luego, en el Estadio Único de La Plata, “aconsejó” a aquellos ministros que no ejercían sus funciones como correspondía, que se buscaran otro trabajo.

La relación entre Cristina y Alberto empeoró en 2021. Cristina manifestó su descontento a través de nuevas cartas que sacudieron al Poder Ejecutivo. La dura derrota del oficialismo en las PASO dinamitó la relación. La reacción de Cristina fue feroz: ordenó a los funcionarios que le responden que renuncien, quienes la acataron sin chistar. Se produjo un peligroso vacío de poder que, afortunadamente, se solucionó con la llegada de Juan Manzur a la jefatura de Gabinete en reemplazo de Santiago Cafiero. Pero la tensión continuó. El oficialismo volvió a perder en las elecciones de noviembre, lo que no hizo más que enrarecer aún más el caldeado ambiente.

A esa altura era vox populi el desprecio de Cristina por el equipo económico de Alberto, especialmente por la figura de Martín guzmán, el encargado de negociar el acuerdo con el FMI. El quiebre definitivo se produjo cuando los diputados y senadores trataron en el parlamento el texto del acuerdo. Luego de arduas negociaciones entre el oficialismo y la oposición, finalmente el acuerdo fue aprobado por amplia mayoría tanto en la Cámara Baja como en la Cámara Alta. Pero para el FdT se trató de una victoria pírrica ya que para tener garantizada la aprobación debió contar con el apoyo de los legisladores de Juntos en ambas cámaras. El voto negativo de Máximo Kirchner y el resto de los diputados de La Cámpora puso en evidencia la fractura expuesta del oficialismo.

El divorcio de Cristina y Alberto quedó nuevamente en evidencia el 24 de marzo, cuando se conmemoró el cuadragésimo sexto aniversario del derrocamiento de Isabel. Durante la tarde la histórica plaza fue copada por miles de militantes de La Cámpora, en una demostración de fuerza que sorprendió a más de uno. Sin embargo, aún quedaban esperanzas, pocas por cierto, de que el presidente y la vice participaran juntos en la conmemoración del cuadragésimo aniversario del desembarco de un grupo de militares argentinos en Malvinas. Aunque cueste creerlo, los egos pudieron más que el recuerdo de aquella gesta. El presidente homenajeó a los ex combatientes de Malvinas en el Museo Malvinas, mientras que Cristina hizo otro tanto en el Congreso.

El acto encabezado por la vicepresidente tuvo dos episodios que merecen destacarse. Aldo Leiva es diputado nacional chaqueño (FdT) y veterano de Malvinas. En un momento de su alocución se dirigió a Cristina como “mi presidenta”. Luego, la vicepresidenta le recomendó al presidente el libro “Diario de una temporada en el quinto piso” del sociólogo Juan Carlos Torre. El autor fue miembro del equipo económico del ministro de economía de Alfonsín, Juan Vital Sourrouille, y en su libro hace una detallada descripción de la intimidad de la fallida gestión de Sourrouille. Justo ese libro eligió la vicepresidente como regalo para el presidente. El autor fue un testigo privilegiado del fracaso estrepitoso de las políticas de ajuste implementadas por Sourrouille que terminaron en la hiperinflación del primer semestre de 1989, obligando a Alfonsín a adelantar la entrega del mando a su sucesor, Carlos Menem. El mensaje de Cristina fue claro y contundente: si el presidente no modifica el rumbo de la economía, lo que implica el reemplazo de Guzmán, de Kulfas y del presidente del BC, el gobierno se estrellará como lo hizo el gobierno de Alfonsín.

Evidentemente Cristina está convencida de que el gobierno, al igual que el Titanic, se estrellará contra el iceberg. Es probable que este temor explique, tal como lo sostienen varios analistas políticos, su intención de dejar solo a Alberto, de obligarlo a asumir toda la responsabilidad por el naufragio. Curiosamente-o no tanto-hace unos días la periodista Viviana Canosa anunció con bombos y platillos que el cristinismo está decidido a adelantar la elección bonaerense para marzo de 2023. Mientras tanto, en el medio estamos los argentinos. La inflación no da tregua-todo parece indicar que en marzo la inflación será de aproximadamente el 6%-, al igual que la inseguridad. Las escenas de violencia protagonizadas por delincuentes que registra a diario la televisión son escalofriantes. La descomposición social es evidente. Las encuestas son coincidentes: la inmensa mayoría de la población es pesimista respecto al futuro.

Este complejo y peligroso escenario favorece las chances electorales de políticos como el libertario Javier Milei, cuyo discurso antisistema gana adeptos a diario. Sería conveniente que la dirigencia política tradicional deje de subestimarlo. El pueblo está muy cansado de las mentiras de la clase política, de las roscas políticas y, fundamentalmente, de la corrupción. Para octubre de 2023 falta una eternidad y si la situación social y económica sigue agravándose-y todo parece indicar que se agravará-no sería extraño que Milei se transforme en un serio candidato a ganar las elecciones presidenciales.

Hernán Andrés Kruse

Share
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
ARGUENZUELA
ARGUENZUELA
1 month ago

ALBERTO Y MAZZA SIN DUDA EN LA TRAMPA SIN SALIDA.

CRISTINA SABRA SALTAR DE SU MISMA TRAMPA, Y NO ME TILDES DE KIRCHNERISTA, PERO SIN DUDA ES LA POLITICA MAS SAGAZ Y OSADA QUE NADIE CON DOS DEDOS DE FRENTE PUEDE IGNORAR.

POR OTRO LADO SEGUIR CON DISTRACCIONES, MEDIANTE MISCELANEAS DE LOS GOBERNANTES, MIENTRAS LA CONFEDERACION ENTONGADA DE POLITICOS SIGUE EMPOBRECIENDONOS, MEDIANTE POLITICAS ENTREGUISTAS ES FOMENTAR LA COMPLICIDAD INCLUSO ESGRIMIENDO, INTENCIONES INVOLUNTARIAS.

SI LA GENTE NO TOMA CONCIENCIA Y SIGUE PERMITIENDO TRANQUILAMENTE AUMENTOS DE IMPUESTOS, Y POLITICAS DE INGENIERIA FINANCIERA PARA SEGUIR SAQUEANDO EN LAS SOMBRAS, DEJANDO QUE SIGAN TRANZANDO CON LOS BUITRES EXTERNOS Y POR LO TANTO SEGUIR FOMENTANDO EL ENDEUDAMIENTO PERPETUO DE LOS COMPLICES DEL GOBIERNO; (POLITICOS,BUROCRATAS Y EMPRESARIOS), SIGUIENDO CON POLITICAS GENERALES SIMILARES A LAS DE MACRI, ES LA DESTRUCCION TOTAL DE TODOS LOS ARGENTINOS.
El personal del FMI vio que era obvio que Argentina no podía endeudarse más. A pesar de ello, prestaron a Argentina tanto dinero como fuera necesario para que los ricos argentinos pudieran tener un tipo de cambio suficientemente alto, o sea DOLAR BAJO como para poder sacar su dinero del país y convertirlo a dólares. Fue un gran subsidio para la fuga de capitales fuera de Argentina y convertido en deuda argentina denominada en dólares.
Cualquier análisis realista de la balanza de pagos habría demostrado que Argentina no podía pagar su deuda externa. El personal del FMI sabía que el dinero estaba siendo robado y sacado del país. Era como si le prestasen dinero a Ucrania. No era un error, esa era su característica por diseño PARA EL SAQUEO.
Ya en 1965, cuando trabajaba en Chase Manhattan, hice un análisis de la balanza de pagos argentina y de su capacidad para pagar su deuda. Mi trabajo fue calcular cuánto era capaz Argentina de tomar prestado en moneda extranjera. Primero calculé su capacidad exportadora y sus necesidades importadoras. Descubrí que Argentina ya estaba pagando toda la deuda que podía por lo que no podía permitirse endeudarse más.
Así que el FMI prestó el dinero para apoyar a la oligarquía y a la fuga de capitales. Esto es básicamente lo que EEUU y el FMI hicieron también en Ucrania, otro del los grandes grandes proveedores de granos junto a Argentina con el mayor endeudamiento, antes del conflicto inducido desde Washington, para inflacionar toda la economía mundial.Especialmente, haciendo confrontar a los europeos entre sí, y a ellos contra Rusia.
Así es como hemos llegado a la situación en la que el FMI prestó tanto dinero como fuese necesario para que las familias ricas argentinas puedan cambiar sus pesos por dólares. Esa fuga de capital deja al país vacío y corto de dinero. Esa es la verdadera filosofía del “libre mercado” del FMI..

Carlos 1950
Carlos 1950
1 month ago

Los únicos atrapados y SIN NINGUNA SALIDA A LA VISTA, somos los integrantes del pueblo argentino.

NO ES VERDAD QUE HAYA DIVORCIO ENTRE LOS FERNANDEZ…., a menos estas escaramuzas verbales se entiendan de esa forma.

Son trampitas del peronismo de las que no podemos zafar….

Y SI PENSAMOS UN POCO MÁS
Y SI PENSAMOS UN POCO MÁS
1 month ago
Reply to  Carlos 1950

UN RATITO MACRI, UN RATITO CRISTINA, OTRO RATITO MILEI.

JACK EL DESTRIPADOR
JACK EL DESTRIPADOR
1 month ago

AHORQUEMOS A MASSA Y ALBERTO CON

LAS TRIPAS DE LA VIUDA INCOGIBLE.

SOLARI PARRAVICINI
SOLARI PARRAVICINI
1 month ago

YA NO TENGO DUDAS, «EL HOMBRE GRIS» ES JAVIER MILEI.