Presidente, ¿cuándo arranca?

Tras 12 meses de gestión, las Cámaras Empresarias, prefieren disimular en público cualquier molestia y eligen redoblar su respaldo al Gobierno en vísperas de un año electoral. Pero preguntan ansiosos: ¿Cuándo arranca?

No dejan de reclamar en privado que la gestión Cambiemos convirtió los 23 puntos de inflación en 40 puntos de inflación, los 5 puntos de déficit fiscal en 8 puntos, los 29 puntos de pobreza en 32,2 puntos, los 7 puntos de desocupación en 10 puntos, una deuda publica que representaba el 38% ahora representa el 57% del PBI.

¿Cuándo arranca? Esa es, sin duda, la pregunta más repetida por los amigos del actual gobierno y por millones de independientes que tienen la esperanza de que al gobierno le vaya bien y pueda cumplir con las metas y objetivos propuestos.

¿Cuándo arranca esta economía tan deprimida? En la que no aparecen signos de que esté por despertar.

Sin embargo, la pregunta implica suponer que el vehículo está preparado para funcionar y solo falta un conductor que ponga la marcha y acelere.

Por eso esa pregunta, por definición, es una pregunta amigable.

Nadie que no creyera que el aparato económico esté en condiciones de ponerse en marcha la haría. Por eso es una pregunta de esperanza. Una esperanza en expectativa.

El gobierno, entonces, goza todavía de un clima de esperanza en expectativa. Son muchos los que le ofrecen a este gobierno esa actitud positiva de espera.

Aunque no es menos cierto que ese capital, con el transcurso del tiempo y sin resultados esperados, se va reduciendo y no rinde intereses.

El Sr. Presidente Macri, antes de visitar al Papa Francisco, puso en marcha la mesa de concertación entre trabajadores y sectores de la producción. Una decisión sensata más allá de lo que Macri espere de esa Mesa, a la que, a su retorno, se incorporan sectores de la iglesia. El problema es que no hay convicción en el gobierno, que este tipo de mecanismos funcione otorgando respuestas a la problemática de los sectores involucrados, de allí que no apuesta a las respuestas de esa Mesa por eso impulsa reuniones separadas del gobierno con el movimiento obrero, la CGT unificada. Esta semana se reunió el Ministro de Trabajo y el vicejefe de Gobierno con representantes de la CGT para tratar de acordar una posición por el tema de la ley de Impuesto a las Ganancias. Cuando esto debió llevarse a discusión a la Mesa de Concertación para que también se consideren los planteos empresariales.

La cultura del Encuentro y de la Concertación, la cultura de argumentar y pactar, es la vitalidad de la democracia.

Macri o sus funcionarios, cometieron los mayores errores de su gestión económica por el vicio de la imposición. Por ejemplo, la cuestión de las tarifas de gas o el pago de las escandalosas ganancias de la timba del dólar futuro. Ambas medidas han tenido y tienen, costos enormes e injustificables, y los funcionarios no han argumentado acerca de ellas y en consecuencia no han pactado. No han argumentado porque están convencidos, por una cuestión filosófica, que la conversación principal deben mantenerla con los concesionarios, de energía o banqueros, y es lo que hicieron, por esas acciones van agotando su crédito electoral. No se entiende; si crean y tienen la herramienta, ¿por qué no la usan? Simplemente porque no creen en ella.

Aranguren se negó a dar a conocer públicamente el costo del gas en boca de pozo y esa negativa informativa denota la ausencia de argumentos. De la misma manera el pago de 50 mil millones de pesos a los que recibieron gratis de manos del kirchnerismo el billete premiado del dólar futuro: solo hablaron con los banqueros. ¿En qué mesa de concertación, de consenso, se podrían haber “pactado” ambas decisiones? Imposible. No hubiera habido argumento para sostenerlas.

Ambas suponen unas transferencias de recursos escandalosas. Ambas han generado más inflación y menos actividad, intereses y costos de la energía.

La Mesa tripartita es un escenario en el que la cultura del lobby se neutraliza. El enorme poder de los concesionarios del sector público, los que viven del presupuesto, los que ejercen, por delegación del Estado, decisiones de impacto general, todos ellos que conforman la “oligarquía de los concesionarios”, no tienen compromiso con el país productivo. Y ejercen su enorme poder de lobby en beneficio de pequeños sectores. La Argentina que hoy sufrimos es hija de esa enorme distorsión del Bien Común promovida por los concesionarios.

Los dos ejemplos, el del gas y del pago del dólar futuro, ponen en evidencia la capacidad de lobby de los concesionarios energéticos y bancarios sobre el Poder formal. Nada de eso habría ocurrido si los temas hubieran sido sometidos a la Mesa porque no hubiera habido argumento decente para exponer.

La esperanza y las expectativas nacen como antídoto al espanto. No hace falta abundar en lo que implicaría, si no se ofrecen alternativas, que el fracaso o la demora interminable de la llegada de los hechos, termine con el abandono de las esperanzas o la inversión del signo de las expectativas.

Está cumplido el primer año y los anuncios de resultados, precios, empleo, producto, inversión, consumo, no llegan. Por eso son los amigos los que preguntan ¿cuándo arranca?

El ex ministro chileno Felipe Larraín, según lo relato uno de los ministros argentinos, preguntó el lunes por la noche ¿cuándo arranca? Una pregunta, como dijimos, amigable. Y el Ministro le respondio:́ “la verdad, no sé”.

La respuesta no fue sólo a Larraín, en la intimidad de los despachos, sino a las 360 personas que lo escuchaban ansiosamente en Puerto Madero y esperaban las palabras de uno de los responsables de la gestión PRO-RADICAL pero la noticia de cuándo arranca no llegó. Simplemente respondió categóricamente “no sé”.

Ante tal sinceridad nadie le preguntó ¿sabe cuál es el motor al que apostaron?

No hay medidas que indiquen que es el motor del consumo, tampoco lo es la inversión, que se espera caiga del cielo como “lluvia verde” Porque no hay nada que hayan hecho para que esos motores se muevan. Tampoco lo es el motor de la exportación, porque, en todo caso, de los sectores primarios el “gran salto” viene del lado de los términos del intercambio y ahora no estamos a la puerta de un boom como el que la economía internacional le ofreció a los Kirchner. Ese motor es el que puso en marcha el superávit fiscal vía retenciones en aquel momento,pero hoy están derogadas las mas importantes.

La pregunta ¿cuándo arranca?, tiene una respuesta optimista entre los consultores y algunos funcionarios. Ellos auguran, para 2017, un incremento del PBI de 2 ó 3 por ciento. Eso es “volver al pasado” porque en ese caso estaríamos retrocediendo al nivel del PBI por habitante de unos años atrás. Eso no es arrancar eso suena a reconocer el atraso que hoy tenemos y que se espera un rebote de la economía que esta cayendo por falta de medidas concretas. Hay que definir los motores que se van a utilizar ya paso un año.

Ingeniero Agrimensor Eduardo Difonso

Especialista en Políticas Públicas

Universidad Nacional de Cuyo

Share

15 comments for “Presidente, ¿cuándo arranca?

  1. Javierferrero
    20/12/2016 at 5:48 PM

    ¿Creerá de verdad que los sindicatos y los empresarios tienen algo que ofrecer en una mesa de concertacion? En la Argentina tanto los sindicatos como los empresarios SOLICITAN dinero al Estado via incrementos salariales (los vimos con ganancias) o via exenciones impositivas, creditos “blandos”, trabas a las importaciones, subsidios o algun otro beneficio similar.

    El gobiero apostó al campo y a las inversiones externas. La apuesta al campo está funcionando. Las inversiones externas no van a venir a un pais donde los empresarios y sindicalistas están dispuestos a poner todos los palos en la rueda que puedan.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      20/12/2016 at 8:00 PM

      Y cuando el “poder judicial” sea nada más, ¡¡comparando!!…, como los Tanques de Guerra de cartón con que el Mariscal Montgómery engañaba la Inteligencia Alemana en el Norte de África, durante la Segunda Guerra Mundial.

      Guille

    • RAmiro
      24/12/2016 at 11:01 AM

      Y a dejarla afuera… se entendió ferrero. Digamos las cosas completitas y no a mitad, aunque duela.

  2. Jorge de San Miguel
    20/12/2016 at 7:40 PM

    Cuando China disponga.

  3. VULCANO
    21/12/2016 at 5:38 AM

    Creo que ya arrancó y definitivamente. La ley de Emergencia Económica, Financiera y Piquetera, con generoso aporte de 30 mil millones de pesos de fondos públicos es la prueba irrefutable de ello, al par que la confirmación de que éste gobierno es más de lo mismo que los megachorros a los que sustituyeron hace un año.

  4. Oscar Enrique Sarsotti Iturraspe
    21/12/2016 at 4:15 PM

    El gobierno, esta sometido a enorme presiòn de la oposiciòn, tambien de los sindicatos y de los empresarios, escucha al Papa en temas polìticos especialista en los momentos pico de mostrar sus uñas, se encuentra solo, pues el pueblo que lo apoya no cuenta para nada, una justicia corrompida, indecisa de meter presa a la delincuente serial y a punto de soltar la coya ladrona y revolucionaria, dos desbocadas cada una a su manera que socaban su gestiòn. Sin gestos de autoridad seguiremos cayendo en el barril sin fondo, considero que hasta ahora el ejercer el poder es una opciòn suya, ojalà que lo decida pronto.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      22/12/2016 at 1:26 PM

      Su deseo es justo, Oscar, “que lo decida pronto”…, porque la opción es: PRONTO O NUNCA.
      Para eso debe contar con gente que reciba sus directivas (solo deben actuar de acuerdo a ellas), y tengan capacidad de dar las órdenes pertinentes. Todo lo demás es comidilla para charlatanes e interesados en alguna recolección de favores.
      Y si persiste en mantener ineficaces probados, y perder gente de valor como Isella Constantini, como diría algún creyente…__”que Dios nos ayude” (a nosotros).

      ¡¡¿¿VACACIONES??!!…, ¿¿puede abandonar el Quirófano un cirujano a las 24 Hs, porque a partir del próximo segundo comienza el “feriado”??

      Guille

      • RAmiro
        24/12/2016 at 11:08 AM

        Sr Guillermo, totalmente de acuerdo, solo difiero en un punto, cuando Ud. dice: …”Para eso debe contar con gente que reciba sus directivas …” Tambien aquí, por favor seamos honestos. Ud. piensa que el sr. Presidente sabe correctamente los variados temas? O quien piensa lo instruye? A mi entender es el personaje que se llama Marcos Peña Braun. Este señor al final es otro titiritero, tal como Zannini o hace mucho tiempo atrás lo era el monje negro de Isabelita o el Coty de Alfonsin. Lamentablemente mientras no existan personas probas e idoneas, seguiremos estancados como siempre. El pais no es un club de futbol y no nos merecemos esto, ni lo anterior.

        • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
          26/12/2016 at 1:35 AM

          Acepto y agradezco su respuerta Ramiro, porque es veraz lo que usted dice.
          “Recibir sus directivas” es lo correcto, lo normal, lo que corresponde, y es lo que quise destacar y tuve éxito; ahora…, si no tiene capacidad para darlas, significa que está ocupando un lugar que no le corresponde, es nada más que el que pone la cara que usan y abusan los que ,en realidad, creen mandar.
          Resaltar “gente que tenga capacidad para hacer cumplir las órdenes” es el último empuje-consejo que alguien fuera del Gobierno le puede dar, con el anhelo de una reacción que le permita rodearse de personas ajenas al conventillo político, a las apetencias personales (como en el deplorable caso de Malcorra), con las capacidades ya nombradas y con la grandeza de hacer lo que hay que hacer sin que se note el verdadero núcleo de la capacidad de acción. Más de esto no puedo escribir.

          Guille

  5. Pedro
    22/12/2016 at 10:14 AM

    Faltan huevos, decisión y empuje.

  6. 22/12/2016 at 6:37 PM

    Sr. Guillermo: Con dolor, tengo que seguir coincidiendo con Ud.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      22/12/2016 at 7:52 PM

      El dolor lo compartimos, distinguido Caballero, y no me queda más remedio que pisar el acelerador aunque el camino sea de montaña, para salir lo más rápido posible…, ¡¡o nos pesca la noche y nos tiran troncos en la ruta para desbarrancarnos!!

      Guille

  7. 22/12/2016 at 8:18 PM

    Excepción hecha de este pibe Ferrero, todos los que aquí
    vomitan sus quejas, ¿ se habrán quejado alguna vez en
    algún medio durante los doce años que duró la diarrea
    olorosísima llamada Kirchnerismo ?.
    Si alguien lo tiene agendado, que me lo pase ya, así no
    incurro en el error de difamar al cuete.

    Doce años de desastres, en un país donde se pudrieron
    hasta las piedras culpa de los hijos de putas que yo no
    voté pero el 54 por ciento de mis burros compatriotas
    votaba, no se pueden arreglar de un día para otro. Ni
    Mandrake lo lograría.
    Falta muchísimo por hacer, y se está haciendo aunque
    se cometan brutas cagadas, pero se hace, y se hace en
    una país donde hoy las cosas se discuten entre todos y
    no obedeciendo a los designios de una sola burra pelo-
    tuda que manejaba con piolines a sus castrados muñecos.

    Y basta, me caliento al pedo. Dale Mauri, no te pajees !!
    Yo sigo teniéndote fe, y si finalmente la pierdo porque veo
    que te tirás a retranca, seguiré feliz con la satisfacción de
    saber que la yegua reventada que yo no voté ya es un
    cadáver con calas incluídas.

    • Guillermo Alejandro Nietto Zukowski
      22/12/2016 at 10:51 PM

      No puedo dirigirme a usted usando el despectivo disfraz que usa para cubrirse, porque ofendería a cualquier Militar de esta Nación y del Mundo Entero. Y no defiendo situación personal porque no soy militar. De la misma manera no ofendería ninguna actividad o profesión lícita de cualquier habitante, pertenezca o no yo de ella.
      Lo que no respeto es al cobarde que insulta y difama a otros desde un reparo ficticio, que lo transforma, en ese específico caso (agresión), en un perfecto gil de cuarta.
      Identifíquese como yo lo hago, y tendrá respuesta sobre mi modesta actuación en ese “diarreico período político reciente”, y del cual también han participado pocos de los comentaristas de hoy día en este Medio, y muchos que lo han dejado porque es nauseabundo el hedor que despiden los que sacan de si las mugres propias que no saben autoarreglar.

      Guille

  8. roberto balcarce
    23/12/2016 at 2:23 PM

    clara respuesta lo expresado por Javier Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *